actos mercader de venecia

Hola, espero que por favor puedas ayudarme.
No sé qué tengo.
Soy muy sano. No como animales ni derivados, ni bebo, ni fumo, ni me drogo, ni tomo gaseosa negra; y sin embargo he notado mis ojos amarillos con vasos rojos. Si consumo azúcar y harinas, pero igual creo que mi perfil no es el de un intoxicado del hígado. No tiene sentido.
Lo que sí me preocupa es que hace como un años estuve tomando pastillas para el acné.. no sé si será eso..
¿Qué me recomiendas hacer para que la esclerótica de mi ojo vuelva a la normalidad por favor?
Hace unos días estoy tomando boldo, té verde y de orégano, y limón en las mañanas, pero nada.

Hola Rem
Para saber por qué tienes ese color amarillo, debemos revisar tu dieta.
Mi recomendación es que pidas cita en mi consulta y juntos analicemos tu actual dieta.
Tranquilízate.
Un beso

Hola Maribel gracias por la información soy un chico de 38 años fue al medico para hacer analysis y me dijo que tengo el higado tocado traminasas un poco altas.todo lo que has dicho lo noto en me.el problema que el médico me dijo que no puede hacer nada.no se si me puedes ayudar??mil gracias

Hola Balzak
Cambia tu actual dieta, esa es la solución.
Tienes toda la información en esta misma web.
Un abrazo

prueben con la limpieza hepatica es lo mejor y es economica… en internet hay mucha informacio:limpieza hepatica…

El hígado desempeña una función muy importante en nuestro organismo. Por esta razón, conviene cuidar y llevar una vida sana y equilibrada para que no se deteriore. Entre las funciones más comunes del hígado destacan la regulación de las sustancias que compone la sangre, elaboración de los nutrientes y metabolizar los fármacos con el fin de que el cuerpo pueda ingerirlos sin problemas. Estas son solo algunas de las funciones del hígado, puesto que se ha demostrado que el hígado llega a cumplir más de 500 funciones en nuestro organismo. Una de las amenazas más comunes que sufre este órgano tan vital es el conocido como hígado graso. En el artículo de hoy os analizaremos el hígado graso: síntomas, causas y tratamientos. No obstante, también veremos qué es el hígado graso, los síntomas del hígado graso, las causas del hígado grado y los tratamientos para el hígado graso.

Conocido científicamente como esteatosis hepática, el hígado graso hace referencia al aspecto del hígado que se muestra moteado y blando. Puede parecer que el principal motivo de que se origine el hígado graso sea por una acumulación de grasas en el hígado, pero lo cierto es que este problema se debe a que se acumulan los triglicéridos. Aunque en los siguientes apartados veremos más en detalle las causas de este problema, podemos ir adelantando que una de las principales causas se debe a tomar alcohol, azúcar o grases en grandes proporciones.

Es importante detectar los síntomas de este problema, puesto que si no se interrumpe a tiempo puede ocasionar daños en nuestro hígado que afecten a nuestro cuerpo. Tanto es así que después de un largo período padeciendo este problema, es posible que aparezca fibrosis en el hígado y, como resultado, un 20% de cirrosis hepática y 2% de cáncer en esta misma zona. De hecho, en Estados Unidos, se ha convertido en el segundo motivo por el que se producen los trasplantes de hígado y está previsto que a largo plazo, se convierta en la primera causa.

Pero no hay por qué alarmarse porque existen diversos tratamientos que eliminan y limpian el hígado para que pueda seguir desempeñando su función. Por tanto, si empiezas a experimentar los síntomas que te contamos a continuación, lo mejor es que acudas a un médico especialista para que analice tu caso y elija el tratamiento más adecuado.

Los síntomas del hígado graso son bastante comunes entre otros problemas, pero el conjunto de síntomas nos da la clave de que una persona tiene el hígado graso o no. Para ello, si uno se encuentra mal, lo mejor es que analice qué es lo que ha cambiado de su cuerpo y acuda a un especialista para que le dé el tratamiento que se ajuste a su caso en especial. Entre los síntomas del hígado graso destacan los siguientes: dolor en el abdomen, coloración en el cuello y axilas, sentimiento generalizado de malestar, cansancio y fatiga crónica, pérdida de peso, sistema inmunológico débil, sentimiento de pesadez e incluso ictericia. Este último síntoma hace referencia al cambio del tono de piel a un color más amarillento, pero ocurre más frecuentemente en aquellos casos de hepatitis.

Recordamos que estos síntomas también son propios de otras dolencias, por lo que es mejor no preocuparse hasta que no hayan pasado unas semanas y continúen las mismas molestias que te impidan llevar una vida normal.

Aunque una de las principales causas del hígado graso sea por problemas con el alcohol, ésta no es la única causa que produce este problema. Como ya hemos comentado anteriormente, un consumo excesivo de azúcares y grasas también son una de las causas que provocan el hígado graso. Pero, ¿por qué con estos productos? La principal razón es porque el hígado cumple la función de metabolizar estas sustancias, por lo que, en el caso del alcohol, el tejido graso empieza a almacenarse alrededor y, con ello, poco a poco va contaminando al hígado, volviéndolo cada vez más débil a las toxinas que tiene que filtrar.

No obstante, a continuación os dejamos causas más concretas sobre este tipo de enfermedad. Por ejemplo, la obesidad y los trastornos metabólicos de familia también pueden ocasionar el hígado graso.

Asimismo, a la edad de 50 uno puede empezar a acumular más grasas en el hígado por unos malos hábitos alimenticios, por lo que se recomienda seguir una dieta equilibrada, como la mediterránea.

Por otro lado, abusar continuadamente de una serie de medicamentos también puede ser la principal causa del hígado graso en una persona. Entre los medicamentos que más se abusan encontramos los analgésicos, aspirina, antiinflamatorios, entre otros.

Además, hemos de tener muy en cuenta el consumo de triglicéridos, ya que si no se cuida el consumo de colesterol malo, puede acarrear grandes problemas acumulando un exceso de grasa en el largo plazo.

Y por último, la diabetes de tipo dos también puede provocar este exceso de grasa.

Existen diversos tratamientos para evitar el avance de este problema hepático. El primer tratamiento para el hígado graso consiste en hacer ejercicio de manera continuada cada semana, ya que de esta manera el organismo consigue depurarse y, además, se reduce el peso de manera notable, así conseguiremos reducir el nivel de grasa en el cuerpo.

Otro de los tratamientos más eficaces para el hígado graso se basa en eliminar el consumo de azúcares y alcohol y, además, combinarlo con actividad física con el fin de desintoxicar el hígado.

En el caso de las personas mayores, se recomienda llevar una dieta rica en vitamina E, puesto que esta vitamina es un antioxidante que limpia de manera natural el hígado.

No obstante, también existen tratamientos farmacológicos que ayudan a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, pero estos medicamentos necesitan complementarse con una dieta libre de alcoholes y azúcares o una serie de ejercicios diarios.

No hay de qué preocuparse. Si no te gustan los tratamientos con fármacos, aquí te dejamos una serie de remedios naturales para el hígado graso.


La lecitina de soja es un alimento muy adecuado para eliminar la bilis por medio del hígado consiguiendo que sea más fluida. Asimismo, las hojas de boldo también permiten estimular el hígado para que active sus funciones. Para conseguir los mejores resultados posibles mezcla 10 gramos de estas hojas por cada litro de agua y tómalo después de las comidas. Por otro lado, el rábano también tiene propiedades para reducir el hígado graso. Para ello, lava, pela y tritura el rábano mezclándolo en un vaso de agua, fíltralo y conseguirás un zumo que debes tomar cada dos días, es decir, día sí y día no.
Asimismo, el cardo mariano también nos permite acabar con el hígado graso. Tan solo mezcla dos cucharadas en una taza de agua caliente, como si se tratara de una infusión. Toma una taza de cardo mariano a diario y notarás los beneficios pronto. Este remedio también se puede aplicar mediante ensaladas. Añade las hojas de cardo mariano sin espinas en una ensalada y tómalo cada dos días.
Aunque constituyan remedios naturales para el hígado graso obtenidos a partir de productos naturales, acude en primer lugar al médico y consulta las distintas consecuencias que puede tener este tipo de tratamientos en tu organismo.

Las transaminasas en el hígado graso cumplen un papel fundamental. ¿Qué son las transaminasas? Para resumir, las transaminasas son enzimas que se encuentran en las células del hígado y que cumplen sus mismas funciones.


El incremento de transaminasas en el organismo produce un mal funcionamiento del hígado, por lo que no es capaz de filtrar correctamente y, por tanto, se producen enfermedades como puede ser el hígado graso o esteatosis hepáticas. La acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en estas células produce lo que conocemos como hígado graso.


En definitiva, si queremos evitar tener el hígado graso, debemos mantener las transaminasas controladas. Si quieres conocer más sobre las transaminasas, visita el artículo que dejamos al final de este contenido.

Como ya hemos comentado, el hígado graso puede deberse a diferentes factores: bien sea por una mala alimentación o por el consumo excesivo de alcohol. Ahora bien, ¿qué es la enfermedad del hígado graso no alcohólico? La diferencia versa en la fuente que produce el hígado graso, es decir, se debe a la acumulación de grasas pero que no deriva del consumo excesivo de alcohol. Por tanto, aquellas personas que padezcan esta enfermedad no guardan ninguna relación con el alcohol ni en el presente ni en el pasado.


¿A qué se debe entonces esta enfermedad? La enfermedad del hígado graso entonces tiene su origen en otro factor: la obesidad. En líneas generales, el hígado graso derivado de la obesidad no presenta ningún síntoma. No obstante, existe una enfermedad más grave que puede ocasionar insuficiencia hepática e incluso cáncer: la esteatohepatitis no alcohólica.


Aunque la obesidad sea una de las fuentes principales que ocasionan esta enfermedad, debemos aclarar que la diabetes, la prediabetes, una enfermedad en los intestinos, el colesterol alto, los triglicéridos elevados, una dieta inadecuada y la elevada tensión de las arterias también pueden ser el origen de esta patología.

Ahora que ya hemos visto los factores que se dan por motivos ajenos al alcohol, nos toca ver qué es la enfermedad del hígado graso por alcohol. Como su propio nombre dice, el alcohol es el principal causante de la enfermedad del hígado graso. Cabe destacar que el alcohol no afecta de igual manera en cantidades abundantes que en cantidades moderadas, por lo que nos referimos al consumo excesivo y repetido de alcohol.


Cuando consumimos alcohol en exceso, el hígado debe trabajar para conseguir eliminar el alcohol del cuerpo. No obstante, el proceso en el que el hígado descompone el alcohol se producen una serie de sustancias perjudiciales para nuestro organismo, que afectan principalmente a las células hepáticas mediante la inflamación y atacando a las defensas del organismo. El hígado graso por alcohol constituye uno de los primeros escalones de esta enfermedad. A medida que este consumo siga aumentando podremos llegar a padecer hepatitis alcohólica e incluso cirrosis.


Seguro que ahora te lo pensarás dos veces antes de tomar mucho alcohol los fin de semanas con los amigos. Para que no entres en pánico, cabe destacar que el consumo moderado en función de qué sustancias se consuman, llega a aportarnos factores beneficiosos para nuestro organismo, por lo que tampoco elimines por completo el consumo de alcohol, como una copa de vino, que se ha demostrado que es bueno para nuestro organismo.

Ahora bien, ¿hay algún colectivo más propenso a padecer esta enfermedad? ¿Quién puede sufrir la enfermedad del hígado graso? Aunque cualquier persona pueda llegar a pasar por esta enfermedad si no cuida su alimentación y su ritmo de vida, sí que es cierto que hay ciertos colectivos que son más sensibles a este tipo de situaciones.


Como ya hemos mencionado, las personas que presenten obesidad, hipertensión arterial o diabetes son más propensos a padecer hígado graso no alcohólico. En estos casos, lo mejor es acudir a su médico especialista en nutrición para que determine el tratamiento a llevar a cabo. Además, puedes presentarle los distintos remedios naturales para el hígado graso para que así valore todas las medidas a tomar. Existen más colectivos con este tipo de enfermedades, como por ejemplo, aquellos pacientes que toman medicamentos habitualmente (corticoides), las personas que son capaces de reducir su peso rápidamente, pacientes con hepatitis C, con colesterol y triglicéridos altos, etc.

Por otro lado, los jóvenes también suelen presentar estos problemas. No obstante, la mayor parte de la población que los padece se debe a hígado graso por exceso de alcohol. Como todos sabemos, cada vez los jóvenes empiezan a consumir alcohol antes de tiempo y en cantidades muy abundantes. Una buena concienciación del menor puede suponer menos problemas en el futuro.

También existen diversos tratamientos naturales (con cardo mariano, jengibre y pomelo) que funcionan como desintoxicantes de todas las sustancias tóxicas que pueda tener nuestro cuerpo.

También te pueden interesar los siguientes artículos:

La bilirrubina se forma en nuestro cuerpo de forma natural, y cumple funciones imprescindibles en nuestro organismo como eliminar las grasas o ser un antioxidante celular. Aun así, la bilirrubina alta, cuando se concentra en exceso en la sangre, puede provocar icteria y ser señal de problemas en el hígado o en la vesícula, así como en el páncreas.

¿Quieres saber qué causa el aumento de bilirrubina en sangre y cómo tratarlo? ¡Aquí te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre este trastorno para tratarlo en condiciones! ¡Causas, síntomas y mucho más!

¡Pincha en lo que más te interese!

La degeneración de la proteína conocida como hemoglobina, encargada de transportar el oxígeno por el organismo, produce un pigmento amarillo conocido como bilirrubina. Este surge de los glóbulos rojos en mal estado y empieza en el bazo, encargado de destruir las células sanguíneas viejas.

En general, el resultado actúa como antioxidante celular y ayuda a que las células se desgasten menos, así como a digerir las grasas. Aunque surge por la destrucción celular, es conveniente que nuestro cuerpo tenga el nivel adecuado de bilirrubina para cumplir otras funciones imprescindibles.

actos mercader de venecia

Los enfermos de cirrosis pueden convivir muchos años con la enfermedad. Incluso cuando surgen complicaciones, existe tratamiento. Muchos de estos enfermos han sobrevivido con el trasplante de hígado y continúan haciendo vida normal. Los enfermos de cirrosis deben abstenerse de beber alcohol. Se cree que la mala alimentación, particularmente si está asociada al alcohol o al abuso de drogas, tiene mucho que ver con la aparición de la cirrosis, aunque continúa la investigación al respecto. Entre tanto se recomienda una dieta sana y equilibrada.

American Liver Foundation, 75 Maiden Ln., Ste. 603,

Toll-Free (800)223-0179; (800)GO-LIVER

Primary Biliary Cirrhosis Support Group,

1430 Garden Rd., Pearland, TX 77581 http://pbcers.org/

U.S. National Digestive Diseases Information Clearinghouse,

2 Information Way, Bethesda, MD 20892-3570 Telephone (301)654-3810 Toll-free 800-891-5389 Facsimile (301)907-8906

El término hígado graso se refiere a una amplia gama de alteraciones del hígado. La alteración fundamental es la acumulación excesiva de grasa en las células del hígado. Lo mas corriente es que se deba al consumo de alcohol. Sin embargo, en los últimos años se ha reconocido que una gran parte de los pacientes con hígado graso no beben. Por lo tanto, se ha acuñado entonces el término hígado graso no alcohólico (HGNA). El término “no alcohólico/a” se utiliza porque el HGNA y la esteato hepatitis no alcohólica (EHNA), determinan alteraciones del hígado en muchos aspectos similares a las que se pueden ver en personas que beben alcohol en forma excesiva aunque ocurren en los individuos que no consumen alcohol o lo hacen en cantidades mínimas. En esta sección se entregan los datos fundamentales sobre el HGNA aunque muchos de ellos son aplicables para el hígado graso producido por el consumo exagerado de alcohol.

¿CUÁL ES EL ESPECTRO DEL HGNA?

El espectro de alteraciones propias del hígado graso no alcohólico (HGNA) comienza con el hígado graso simple, considerada la anormalidad inicial en el HGNA. El hígado graso simple implica la sola acumulación de grasa en las células del hígado sin la presencia de inflamación o cicatrices en el órgano (fenómeno también llamado fibrosis hepática). La grasa se acumula en gotas dentro de las células del hígado y se compone principalmente de un tipo particular de grasa llamada triglicéridos. El hígado graso simple es una condición (benigna) e inofensiva, que significa que por sí mismo, no causa ningún daño significativo del hígado. La etapa siguiente en grado de severidad en el espectro del HGNA es la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA ). Afortunadamente, solamente una fracción pequeña de los pacientes con hígado graso simple desarrollará EHNA. Según lo mencionado, la EHNA implica la acumulación de la grasa en las células del hígado así como la presencia de inflamación del hígado. Las células inflamatorias pueden dañar o destruir las células del hígado (necrosis hepatocelular). La evidencia disponible sugiere que la EHNA, en contraste con el hígado graso simple, no es una condición inofensiva. Esto significa que la EHNA puede conducir en última instancia a que ocurran cicatrices en del hígado (que resultan de la muerte de las células de este órgano) y se progrese entonces a una fase avanzada e irreversible en la que el hígado tiene extensas cicatrices, se endurece y no puede funcionar normalmente. Ello corresponde a la cirrosis. La cirrosis causada por la EHNA es la última y más severa etapa en el espectro de HGNA. La cirrosis puede dar origen a complicaciones graves que incluyen el cáncer hepático y pueden determinar la necesidad de un trasplante. Aun no se conoce con exactitud la dinámica de progresión desde HGNA simple a EHNA y de EHNA a cirrosis. Sin embargo, individuos que desarrollan cualquiera de las tres etapas del HGNA (hígado graso simple, EHNA, o cirrosis, Figura 2) poseen factores de riesgo comunes.

¿CUAL ES LA CAUSA DEL HGNA?

La causa fundamental del HGNA parece ser la llamada resistencia insulínica. Esto significa que el organismo no maneja apropiadamente el azúcar que se consume en la dieta. Ello produce un exceso de azúcar en la sangre similar, pero menos marcado, a lo que ocurre en la diabetes. El Hígado y el páncreas detectan el exceso de azúcar en la sangre lo que produce un aumento de la insulina y finalmente acumulación de grasa en el hígado. El hígado acumula el exceso de azúcar en forma de grasa pues esta es la forma de almacenar energía cuando hay exceso de ella.

¿CUALES SON LOS FACTORES DE RIESGO PARA EL HGNA?

La obesidad y el sobrepeso son, sin duda, los factores más relevantes en el desarrollo de HGNA. Otros factores importantes son la presencia de diabetes, elevación de los niveles triglicéridos en la sangre y factores genéticos no del todo conocidos. La presencia de antecedentes de diabetes en familiares es un factor de riesgo importante.

¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS DEL HGNA?

El HGNA no produce síntomas por sí mismo por lo que es considerada una una enfermedad “silenciosa”. Se ha comunicado que algunos pacientes con HGNA refieren dolor o malestar inespecífico en el costado superior derecho del abdomen. Como no produce síntomas, en algunos pacientes el hígado puede dañarse en forma inadvertida por años o décadas.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL HGNA?

El HGNA se diagnostica generalmente por accidente, cuando el paciente se realiza exámenes por otra causa. Las alteraciones mas frecuentes son elevaciones leves de los exámenes hepáticos (bilirrubina, transaminasas [SGOT/SGPT, ALAT/ASAT] o GGT). Es también común la detección de hígado graso mediante un examen de imagen (generalmente una ecografía abdominal). Una vez realizado el diagnóstico de HGNA algunos pacientes pueden requerir la realización de una biopsia hepática. Por ello, los pacientes con HGNA deben ser evaluados por un médico especialista (hepatólogo).

¿QUIÉNES DEBEN CONSULTAR?

En principio, todo paciente con HGNA debe ser evaluado por un médico con el propósito de hacer un diagnóstico preciso de su condición y los factores asociados a ella.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DEL HGNA?

Desafortunadamente, en la actualidad no se dispone de tratamientos probadamente efectivos para el HGNA. Sin embargo, hay medidas que el paciente puede tomar para prevenir o revertir, al menos en parte, el daño hepático. En particular, si usted tiene HGNA debería:

  • Perder peso
  • Evitar totalmente el alcohol
  • Ejercitarse regularmente
  • Consumir una dieta balanceada y saludable y buscar consejo dietético especializado
  • Evitar el consumo de medicinas innecesarias
  • Ser evaluado por un especialista con el propósito de valorar su riesgo de enfermedad hepática y descartar otras enfermedades del hígado

  • El HGNA y la EHNA es grasa en el hígado con o sin inflamación y daño.
  • El HGNA y la EHNA se produce en personas que beben poco o nada de alcohol. Afecta a un porcentaje importante de la población
  • El HGNA y la EHNA también puede presentarse en niños.
  • Es posible que las personas con EHNA se sientan bien y que no sepan que tienen una enfermedad en el hígado.
  • El HGNA y la EHNA puede provocar cirrosis, una enfermedad en la que el hígado queda dañado para siempre y puede no funcionar correctamente.
  • Se puede sospechar de EHNA si los análisis de sangre muestran niveles altos de enzimas del hígado, o si un ultrasonido o prueba similar demuestra la presencia de grasa en el hígado.
  • En la evaluación de la EHNA en ocasiones es necesario examinar un pequeño trozo del hígado que se saca a través de una aguja. Este procedimiento se llama biopsia hepática.
  • Las personas con EHNA deben bajar de peso, hacer una dieta balanceada, realizar actividad física y evitar el consumo de alcohol y de medicinas innecesarias.
  • No hay un tratamiento específico para el HGNA y la EHNA. Los tratamientos experimentales incluyen antioxidantes y medicinas antidiabéticas.

PROBLEMAS DE SALUD COMO ESTE SE PUEDEN PREVENIR Y REVERTIR CON UN CAMBIO DE HABITO NUTRICONAL PARA BAJAR DE PESO Y EJERCICIO

NUESTROS PRODUCTOS SON LA MEJOR OPCION EN NUTRICION PARA BAJAR SALUDABLEMENTE DE PESO

para Ciudadanos de Guatemala

La infección inicial con el VHB o el VHC puede causar una enfermedad sintomática aguda, pero muchos pacientes no presentarán manifestaciones clínicas. 1, 2

Si se presentan síntomas, éstos serán similares independientemente del tipo de hepatitis. La única manera definitiva para determinar el tipo de la infección viral es para llevar a cabo análisis serológicos 3

  • Cuando ocurren, los síntomas agudos de VHB o VHC pueden incluir: 3-6
    • Fiebre
    • fatiga
    • disminución del apetito
    • náuseas
    • vómitos
    • dolor abdominal
    • orina oscura
    • heces de color gris
    • Artalgias
    • ictericia
  • Dado que las PVVIH con infección con el virus de la hepatitis son frecuentemente asintomáticas, deben de realizarse los análisis apropiados. 5 Consulte la sección de herramientas de diagnóstico para más detalles:

  • En la población en general:
    • El período de incubación de VHB varía de 30 a 180 días, con un promedio de 90 días 6
  • El VHB se puede detectar 30-60 días después de la infección, y puede persistir durante períodos de tiempo muy variables.
    • el VHB puede sobrevivir fuera del cuerpo durante una semana, y puede causar infección durante este tiempo 6
    • Al igual que ocurre en la infección aguda asintomática por VHB, los pacientes con hepatitis B crónica pueden no tener manifestaciones clínicas por décadas después de ser infectados. 1
  • El desarrollo de síntomas puede indicar una enfermedad hepática avanzada en un individuo crónicamente infectado 4
    • 15-40% de los pacientes con infección crónica por el VHB se desarrollará consecuencias graves durante lavida 7
  • Los pacientes co-infectados con VHB-VIH con frecuencia tienen altos niveles de VHB-ADN, la enfermedad hepática más grave y el aumento de las tasas de mortalidad relacionada con el hígado que las personas solamente infectadas con el VHB 7
    • en pacientes co-infectados VHB-VIH, los niveles de las enzimas hepáticas (alaninaaminotransferasa[ALT] por ejemplo), que se utilizan como una medida de la inflamación hepática, frecuentemente no se elevan a pesar de que exista enfermedad grave 8
  • En la población en general:
    • El período de incubación de VHC varía de 14 a 180 días, con un promedio de 45 días 3
    • Las estimaciones sugieren que la infección aguda por el VHC es asintomática en el 50-90% de casos 2
    • La infección crónica ocurre en 55-85% de los individuos infectados 3
  • La mayoría de las personas que desarrollan infección crónica por el VHC no tienen conocimiento de la infección o del subsiguiente daño hepático a largo plazo 2
  • El 70% de los individuos con infección crónica por el VHC desarrollan enfermedad hepática crónica 3
  • La progresión de la enfermedad hepática se acelera en las personas co-infectadas con el VHC-VIH en comparación con los individuos infectados por el VHC que son VIH-negativo 2

Las características de suero / plasma que pueden indicar un daño potencial viral del hígado relacionado con hepatitis incluyen:

  • Marcadores séricos de fibrosis, o combinaciones de marcadores, incluyendo el ácido hialurónico, Fibrotest (enlace a http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17592566), Fibrometer (enlace a http://www.ncbi.nlm.nih.nih.gov/pubmed/18973845), Hepascore (enlace a http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16055434), la aspartatoaminotransferasa (AST) índice de la relación de plaquetas (APRI), el FIB- índice 4, el índice de Forns y otros índices 5
    • pruebas como Fibrometer, Fibrotest y Hepascore puede predecir la fibrosis hepática con mayor precisión que las pruebas bioquímicas simples como APRI, FIB-4 o Forns 5

Los marcadores de la función hepática pueden desempeñarse bien en la detección de fibrosis significativa, pero no funcionan tan bien en la detección de un menor grado de fibrosis

  • La combinación de varios marcadores mejora la precisión para detectar fibrosis 2
  • Los marcadores de la función de síntesis hepática que pueden indicar daño potencial viral del hígado relacionado con hepatitis incluyen: 5,9
    • pruebas de coagulación
    • Las concentraciones séricas de albúmina 9
      • concentraciones séricas de fosfatasa alcalina (ALP) > 147 UI / L
      • niveles elevados de alaninaaminotransferasa (ALT) en comparación con los promedios de la edad y el sexo

    • Concentraciones en suero de gamma-glutamil trans peptidasa (GGT)> 51 UI / L
    • Niveles de bilirrubina total de suero> 1,9 mg / dL.

    Para obtener información sobre la detección del VHB y el VHC, consulte la página de herramientas de diagnóstico.

    1. Organización Mundial de la Salud (OMS). La introducción de la vacuna contra la hepatitis B en los servicios de inmunización infantil. Directrices de gestión, incluida la información a los trabajadores de salud y los padres. Consultado el 2 de diciembre de 2011.
    2. Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL). Guías de práctica clínica: la gestión de la infección por virus de la hepatitis C. J Hepatol 2011;. 55:245-264 consultado el 1 de diciembre de 2011.
    3. ImmunizationActionCoalition. Hepatitis A, B y C: Conozca las diferencias. Consultado el 1 de febrero de 2012.
    4. Organización Mundial de la Salud (OMS). Hepatitis C: Hoja de datos 164. Consultado el 1 de diciembre de 2011.
    5. Sociedad Clínica Europea del SIDA (EACS). Directrices Versión 6.0. Consultado el 30 de noviembre de 2011.
    6. Organización Mundial de la Salud (OMS). Hepatitis B: Hoja de datos 204. Consultado el 1 de diciembre de 2011.
    7. Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas (AASLD). Guía de Práctica. La hepatitis B crónica: update 2009. Consultado el 1 de diciembre de 2011.
    8. Peters MG. Diagnóstico y tratamiento del virus de la hepatitis B y la coinfección por el VIH. Top VIH Med 2007; 15:163-166.
    9. EE.UU. Biblioteca Nacional de Medicina y los Institutos Nacionales de Salud. Medline Plus: Pruebas de función hepática. Consultado el 2 de diciembre de 2011.
    • Consideraciones claves
    • Herramientas de diagnóstico

    © 2013 Asociación Internacional de Médicos en la Atención del Sida. Todos los derechos reservados. Este sitio web ha sido creado con el respaldo financiero de ViiV Healthcare Ltd., que no aporta datos editoriales ni posee control sobre el contenido.

caracteristicas de los actos de comunicacion

Los antiácidos. Los antiácidos como Maalox, Mylanta y otros fármacos que reducen el ácido del estómago puede empeorar candida mediante la creación de una deficiencia de ácido del estómago. Estos incluyen Prilosec, Protonix, Tagamet, Zantac Nexium, Pepcid, Mylanta, Malox, Riopan, Rolaids, Tums y muchos otros.

7. El exceso de carbohidratos en la dieta, especialmente los azúcares y los granos, en algunas personas. Estas infecciones por cándida animar por varias razones:

A) Las glándulas suprarrenales regulan el azúcar en la sangre. Los azúcares en la dieta debilitan las glándulas suprarrenales, causando grandes fluctuaciones de azúcar en la sangre. Las glándulas suprarrenales debiles causan un empeoramiento del desequilibrio de cobre, por lo que los problemas de la Candida empeoran.

B) Comer azúcares refinados, en particular, agota vitaminas del complejo B, así como el zinc, manganeso, selenio, y muchos otros nutrientes vitales. Esto puede empeorar la respuesta inmunológica del cuerpo y otras defensas contra las candidas y otros microorganismos parasitarios.

C) El azúcar es también el alimento que nutre las levaduras. Más de uno come azucares refinados, por tanto más “combustible” que está disponible para el crecimiento de las levaduras en el intestino. Algunos de los azúcares que uno come puede incluso activar levaduras que viven en la vagina, en la piel o en otros lugares.

Reacciones de Mortandad

De hecho, el azúcar común y la falta de carbohidratos puede ser la llamada de los microorganismos para la cena. Esto puede sonar extraño. Sin embargo, cuando son privadas de los azúcares o hidratos de carbono, la levadura en el intestino y en otros lugares empiezan a morir, produciendo la liberación de sustancias tóxicas. Estos causan los desagradables síntomas que pueden incluir náuseas, ansiedad, fatiga y muchos otros. Comer azúcares o almidones, puede producir estos síntomas desagradables, a menudo rápidamente. Por lo tanto, el problema de alimentación tiene un efecto saciante temporal, provocando una conducta adictiva en relación con azúcares en la dieta. Esta es una situación muy común que la mayoría de la gente no entiende en absoluto.

Muchas, muchas personas comen en exceso alimentos ricos en carbohidratos en la actualidad. Muchos no se dan cuenta de todos los alimentos que son ricos en azúcares o almidones. Las más comunes son el azúcar, miel, dulces, galletas, arroz, pan y patatas. Otros incluyen leche, fruta, zumos, la mayoría de alimentos procesados, las bebidas azucaradas como Gatorade y embotelladas, refrescos, mantequilla de maní, jugos, etc

8. Los metales tóxicos.

Excesiva cantidad de mercurio a menudo acompaña a la toxicidad del cobre. El mercurio puede estimular la tiroides, lo que provoca un desequilibrio suprarrenal. El mercurio también puede alterar la respuesta inmune del cuerpo.

El cadmio es un metal común y altamente tóxico que interfiere con el zinc en el cuerpo. Esto puede contribuir a un desequilibrio de cobre porque el cobre y el zinc deben permanecer en la proporción adecuada en el cuerpo. El cadmio también se acumula en el hígado y puede deteriorar su capacidad de sintetizar ceruloplasmina y otros productos químicos vitales necesarios para controlar el crecimiento excesivo de la candida.

El plomo interfiere con la toxicidad del metabolismo del calcio y en algunos casos en la respuesta inmune. La toxicidad crónica por plomo es muy común hoy en día.

Colonias de Mobilia Albicans (Candida ALbicans) en placa de agar EG después de incubación de 4 días a 37 ° C en condiciones anaeróbicas.

Productos Químicos

8. Tóxicos. Estos se encuentran en todas partes. Algunos de ellos se acumulan en el hígado y afectar la secreción de la bilis, la digestión, y por lo tanto puede afectar la capacidad del cuerpo para protegerse contra el crecimiento excesivo del candida.

9. Flora intestinal inadecuada Esto es muy común y con frecuencia contribuye a las infecciones por cándida. Las razones importantes para este grave problema hoy en día son los siguientes:

A) Un uso excesivo de los antibióticos. Estos a menudo dañan la flora normal del intestino. Los antibióticos pueden permanecer en el cuerpo durante años. Hay trazas de ellos también en el suministro de agua y alimentos, especialmente carne y productos lácteos.

B) Los productos químicos tóxicos para la flora intestinal humana. Estos son demasiados para nombrarlos individualmente. Van desde todos los metales tóxicos de los fármacos de diversos tipos, a la fluoración y la cloración del agua.

C) Las infecciones bacterianas, víricas e intestinales. Estas pueden ir desde simples virus del resfriado y la gripe que pueden dañar la flora intestinal, de los parásitos intestinales y otros. Las infecciones no necesitan estar en los propios intestinos.

D) La actividad intestinal alterada y lenta. Los alimentos deben pasar completamente a través de los intestinos y sale del cuerpo dentro de 18 a 24 horas o menos. Esto, sin embargo, es raro hoy en día en los países occidentalizados o desarrollados. Cuando el alimento permanece más tiempo, está sujeto a la decadencia. Las proteínas tienden a pudrirse y fermentar los hidratos de carbono. Ambos procesos producen sustancias muy tóxicas que dañan la flora intestinal.

Tiempo de evaluar el tránsito intestinal. Para probar el tiempo de tránsito intestinal, comer una gran parte de la remolacha roja en una comida y tenga en cuenta el tiempo que toma para que el color rojo a aparecer en las heces. Es importante señalar que uno no sólo puede acelerar el tiempo de tránsito intestinal con la voluntad, el uso de laxantes u otros productos a base de hierbas o farmacéuticos. Puede producir diarrea, pero esto no es una solución saludable. En su lugar, comience un programa de equilibrio nutricional. A medida que el intestino grueso y delgado sana, pueden absorber más nutrientes y funciona correctamente, y el tiempo de tránsito intestinal, naturalmente, va a disminuir.

Hábitos intestinales normales. Se necesita por lo menos varios años (no es una errata) en el programa de equilibrio nutricional de los intestinos en la mayoría de las personas para recuperarse de años de abuso. Los productos químicos tóxicos de los alimentos y el agua, las infecciones y otros problemas, tales como la química del cuerpo desequilibrado se deben corregir primero.

10. Una dieta rica en fermentos, tales como vino, cerveza, chucrut, el té de Kombucha, y otros. Algunos médicos creen que el consumo de ciertos alimentos fermentados contribuye al crecimiento de los hongos. Si lo hace y creo que es una causa indirecta solamente. Los alimentos fermentados, mientras que tenien algunos beneficios, todos los productos contienen algunas toxinas como los aldehídos. Estos pueden afectar el hígado y por lo tanto pueden contribuir a algunos casos de Candida albicans, pero probablemente no demasiados.


“Alcoholismo” debido a la infección por Candida

El alcohol producido por la cándida puede contribuir a la fatiga, desubicación, deterioro del juicio, problemas emocionales y de aprendizaje y trastornos de conducta en los niños. Esto puede ser la razón por que comer azúcares y almidones puede producir fatiga y los síntomas mencionados anteriormente. Los hidratos de carbono que uno come, más alcohol que se produce, serian la causa. Esta es también una razón por la que muchos alcohólicos son adictos al azúcar sin entender la conexión. Esto también puede explicar por qué dejar el azúcar o reducir los carbohidratos en la dieta básicamente puede producir síntomas de abstinencia. Pueden ser debido a una reducción en la producción de alcohol en los intestinos, por lo que son algo similares a la abstinencia de alcohol, con ansiedad, temblores y otros síntomas extraños. Lamentablemente, esto lleva a la gente de vuelta a los azúcares para mejorar la producción de alcohol. Otros factores también pueden contribuir a la adicción al azúcar.

Demencia por Candidiasis

Una de las causas más comunes de obnubilacion del cerebro y en algunos casos de demencia es la presencia de cándida o otras levaduras en el cerebro. Este hecho no es apreciado por la comunidad médica, en mi experiencia. Los síntomas mejoran a menudo cuando se comienza un programa para eliminar la cándida del cuerpo. Se puede tomar algún tiempo, pero por lo general funciona muy bien. No recomiendo las drogas anti-candida, sin embargo, ya que son muy tóxicas. Un método natural es mucho mejor y, a menudo aún más eficaz en el tiempo.

Respuesta inmunológica alterada y Candida

Otros factores de desequilibrio del cobre y del azúcar también puede afectar la respuesta inmunológica del cuerpo, reduciendo su capacidad de defenderse frente a Candida y otras infecciones intestinales. Las causas más comunes son las diabetes, las deficiencias de nutrientes y el exceso de metales tóxicos o sustancias químicas tóxicas.

Corrección de la Candidiasis Cronica.

reglamento impuesto sobre transmisiones patrimoniales actos jurídicos documentados noticias juridicas

•Cuando se trate de un grupo habitual de amigos, establece un sistema de turnos para que siempre una persona del grupo permanezca sobria y sea la que maneje de vuelta.

•No subas a un vehículo si sabes que el conductor ha bebido. Convéncelo además que entregue la conducción a una persona sobria.

•Para los padres y en el caso de los adolescentes y las fiestas, asegura tu tranquilidad proporcionándoles un medio de transporte seguro de regreso: un acuerdo con un transportista escolar, un bus arrendado entre todos, un grupo de padres que hagan turnos para recogerlos y repartirlos a sus casas, un radio taxi, etc.

•No ofrezcas bebidas alcohólicas a quien tú sabes que tendrá que conducir.

Doctor, me puedo tomar un vinito de vez en cuando.

Esta es una pregunta frecuente que nos hacen los pacientes, o sus esposas cuando van a consulta.

El hígado es el órgano más grande del cuerpo después de la piel (si a esta la consideramos un órgano). Pesa entre un 1,5 y 2 kg en el hombre y algo menos en la mujer.

En los niños recién nacidos el hígado pesa unos 150 g, y es mayor en proporción con el tamaño total del cuerpo.

El hígado está localizado en el cuarto superior derecho del abdomen, debajo del diafragma, y tiene dos lóbulos principales, el derecho y el izquierdo que es más pequeño y que cruza la línea de demarcación y se apoya sobre el estómago.

Estos dos lóbulos se dividen en lóbulos menores, en los que hay pequeños vasos sanguíneos que desembocan en la vena hepática. Esta vena lleva la sangre a la vena cava inferior, vena que conduce la sangre a la mitad inferior del cuerpo. Además el hígado posee un canal para recoger la bilis que se origina, y sale del lóbulo en dirección opuesta.

El hígado tiene numerosas funciones, y es el mayor procesador químico del organismo. Es el órgano que debe tratar las sustancias tóxicas tanto internas como externas del organismo.

Además de estas funciones se ocupa de la descomposición de elementos químicos complejos; otra de su función es la de síntesis de moléculas proteicas. El hígado es un depurador de las toxinas del organismo, desactivando hormonas y drogas. Las células de Kupffer del hígado limpian al organismo de organismos infecciosos que vienen del abdomen.

Antes de nacer un bebé, y algunas semanas después del nacimiento, el hígado forma glóbulos rojos y blancos. Incluso si un adulto tiene problemas con la producción de sangre, el hígado puede volver a recuperar su antigua función de formador de sangre.

Cuando una persona produce o consume sustancias tóxicas endógenas o exógenas, el hígado es el encargado de modificar esas sustancias biológicamente activas para que pierdan su efecto biológico. En otras palabras el hígado es el órgano detoxificador por excelencia. Un ejemplo de esto lo tenemos en el alcohol. El alcohol tiene que se detoxificado en el hígado. Esto explica porqué el consumo excesivo de alcohol daña las células del hígado.

Un ejemplo de lo que puede ocurrir cuando el hígado enferma lo tenemos en el aumento de hormonas como la aldosterona y estrógeno. Si el hígado está enfermo ya no puede neutralizar correctamente estas hormonas. La aldosterona tiene la función de mantener el correcto nivel de sal y de líquidos en el organismo. Cuando se produce una enfermedad hepática, aumenta la actividad de la aldosterona y provoca la hinchazón de los tejidos y la retención de agua.

Por otra parte, el exceso de estrógeno (hormona femenina) lleva al desarrollo de rasgos femeninos en hombres con enfermedades hepáticas, como por ejemplo la ginecomastia (desarrollo del tejido del pecho).

En el caso de los medicamentos también hay que tener un especial cuidado cuando el hígado está enfermo, ya que no tiene la suficiente capacidad para detoxificar la toxicidad que produce en el organismo ciertos fármacos.

Tarde o temprano los elementos nutritivos que el cuerpo recibe gracias a la alimentación y digestión pasan por el hígado. De la glucosa absorbida por el intestino el hígado fabrica glucógeno, y si hay un exceso de glucosa se transporta a las células adiposas del cuerpo para que se acumule como grasa. Por otra parte, la grasa que viene de los intestinos al hígado se utiliza con diversos fines; uno de estos la fabricación de colesterol, necesario para la elaboración de hormonas.

El hígado se encarga de elaborar un buen número de proteínas. Pero el hígado hace más que elaborar proteínas de los aminoácidos que proceden del intestino, también descompone los aminoácidos no deseados y los transforma en otros que el organismo más tarde si pueda necesitar.

Sabemos que lo que diferencia a las proteínas de los hidratos de carbono y de las grasas es que las proteínas en su composición contienen nitrógeno. Como el hígado tiene esta función de elaborar proteínas a través de los aminoácidos que le llegan del intestino, en este proceso se forma nitrógeno libre en forma tóxica, amoniaco. Pues bien, el hígado lo transforma en urea para después llevarlo a la corriente sanguínea donde los riñones terminarán de filtrarlo y eliminarlo.

En este brevísimo repaso de algunas funciones del hígado notamos la importancia de este órgano vital para nuestra salud. Para su correcto funcionamiento es preciso que la estructura básica del hígado no esté alterada, de modo que los hepatocitos cumplan correctamente su función.

Al hígado le da igual que tipo de alcohol se consuma, sea cerveza, vino o whisky. Metaboliza el 95% del alcohol que se ingiere.
La primera fase de enfermedad hepática por consumo de alcohol es el incremento de grasa en las células del hígado. El hígado graso tiene un aspecto grande y amarillo, pero gracias a que el hígado es un órgano con un gran poder de recuperación, si se deja de beber alcohol, el hígado puede volver a la normalidad.

Una segunda fase de enfermedad hepática por consumo de alcohol lo tenemos en la hepatitis alcohólica aguda. Por hepatitis se entiende la inflamación de las células hepáticas que puede llegar incluso a la muerte de estas células. Si se llega a esta fase el hígado es, por lo general, grande y blando. Entre los síntomas del paciente son: malestar, estado febril y a menudo se pone amarillo. En algunas ocasiones se puede desencadenar una encefalopatía hepática, es decir, el hígado falla por completo y aparece el coma.

La hepatitis alcohólica aguda puede llevar a una cirrosis hepática. Se puede llegar a esta situación sin que se presenten síntomas muy visibles, pero al final aparecerá el típico color amarillo de la piel causado por la ictericia, y las funciones del hígado empezarán a fallar.

Sabemos que el hígado tiene una gran capacidad de autocuración ante sus enfermedades, pero con la cirrosis hepática el problema se agudiza. La razón es que en la cirrosis hepática se forma por toda la estructura del hígado una fina red de tejido cicatrizal (fibrosis). Esta cicatrización fina divide las células del hígado en pequeñas islas o nódulos. Hemos señalado antes que es muy importante para la salud del hígado que se mantenga su estructura celular de forma regular, pero la fibrosis de la cirrosis provoca una interrupción permanente de esta estructura, la cual provoca la pérdida de la función del hígado.

Cuando se presenta una cirrosis hepática suele aparecer una complicación común: aumento de la presión de la vena porta. Los nódulos del hígado obstruyen los afluentes de la vena hepática e incrementan la resistencia al fluido sanguíneo, y por tanto elevan la presión de la vena porta.

Debido a esta hipertensión portal la sangre no fluye por el hígado de forma normal, de manera que la sangre se abre otros caminos para conseguir que la sangre de los intestinos vuelva al corazón por otras vías. Esto provoca toda una cascada de problemas. Estas venas agrandadas que se forman son anchas y de paredes finas. Suelen aparecer en el revestimiento del estómago, donde se denominan varices esofágicas. Otro problema es que debido al aumento de presión el bazo aumenta de tamaño. Pero el mayor peligro es que este tipo de venas se pueden romper, en especial las del esófago. Cuando sucede esto se produce una hemorragia a menudo difícil de solucionar, y la tasa de mortalidad por la hemorragia de varices esofágicas es muy alta.

Al principio la enfermedad es silenciosa sin dar síntomas durante meses o años. Las células hepáticas se están lesionando de forma silenciosa y lenta. Después aparecen los primeros síntomas:

  • Falta de apetito
  • Náuseas ante los alimentos grasientos
  • Estreñimiento acompañado de diarreas
  • Desarrollo anormal de gases en el intestino
  • Decaimiento y pérdida de peso
  • Síntomas claros de la cirrosis hepática
  • Después de estos primeros síntomas encontramos los síntomas más graves:
  • Adelgazamiento
  • Aumento del volumen del vientre provocado por el derrame del líquido ascítico en la cavidad abdominal (hasta 15-20 litros).
  • Reducción del tamaño del hígado
  • Engrosamiento del bazo
  • Ictericia
  • Prurito
  • Hemorragias frecuentes por roturas de venas esofágicas y gástricas, etc.

  • Insuficiencia cardiaca y renal
  • Y si el enfermo no ha fallecido ya, infecciones intercurrentes (pulmonías, septicimias, etc.)

Las enfermedades del sistema circulatorio son la principal causa de muerte en el mundo, según índices de la OMS. Provocando la muerte de más de 17 millones de personas al año. Y no precisamente en personas de edad avanzada, ya que más de la mitad frecuentan tener menos de 70 años.

El sistema circulatorio está compuesto a su vez por el sistema cardiovascular y el linfático. Incluyendo entonces entre sus estructuras al corazón, las arterias, las venas, la sangre, los capilares sanguíneos, la medula ósea, los órganos linfáticos, entre otros. Por lo tanto es el único encargado de la circulación y distribución de la sangre en todo el cuerpo.

A través de la sangre y la linfa, el aparato circulatorio se encarga de mantener las células del cuerpo dotadas de nutrientes esenciales y de oxígeno. Para que estas a su vez, realicen correctamente sus funciones. Además, tiene la capacidad de activar y mantener el sistema inmunológico.

Las principales causas de las enfermedades el sistema circulatorio yacen en el sedentarismo, la alimentación desbalanceada y los malos hábitos como el consumo excesivo de tabaco, alcohol y otros químicos. Lo que termina originando trastornos letales, como la aterosclerosis y la arteriosclerosis, los ataques al corazón, la hipertensión, la insuficiencia cardíaca, las arritmias, los dolores en el pecho, etc.

¿No te gusta leer? ¡Mira el video, te lo explicamos brevemente!

Estas son las enfermedades del sistema circulatorio más comunes, los síntomas y sus tratamientos.

La insuficiencia cardíaca es una afección directa del corazón, que consiste en el bombeo insuficiente de sangre.

Sucede cuando las bombas alojadas en el corazón, que están encargadas de distribuir sangre al resto de los órganos, comienzan a fallar. Lo que produce una acumulación de sangre en los pulmones y en las venas.

Los síntomas son distintos dependiendo de qué lado del corazón deja de bombear. En el caso del lado izquierdo, este va asociado con la sangre que va a los pulmones. Por lo que si falla la persona presenta disnea o dificultad para respirar.

Y en el caso del lado derecho, hablaríamos del bombeo al resto de las venas sanguíneas. Causando así la hinchazón de la venas, arritmias cardíacas la retención de liquido e hinchazón en las extremidades y abdomen.

El tratamiento para la enfermedad consiste en la visita periódica al médico, al menos cada 5 meses. También se aconseja reducir el consumo de sal, controlar el peso corporal, eliminar el consumo de tabaco, dormir lo suficiente y reducir la ingesta de alcohol.

Comúnmente llamado ataque al corazón o paro cardíaco, constituye una lesión del miocardio por la llegada insuficiente de sangre.

Lo que se conoce como miocardio, son los músculos del corazón encargados del bombeo de sangre. El paro cardíaco ocurre cuando las arterias coronarias se obstruyen y producen la muerte del tejido muscular.

La obstrucción puede estar generada por coágulos de sangre o colesterol. Dando como resultado, que el tejido cardíaco no reciba suficiente oxígeno, muera y se ponga rígido, siendo incapaz de contraerse y bombear sangre.

El tratamiento inmediato para un ataque al corazón incluye la intervención médica. Lo que puede significar que el paciente viva o muera si no se realiza a tiempo. Ya que por esta vía se busca la salvación de la mayor cantidad de tejido muscular. Esto es posible mediante la administración de oxígeno y medicamentos para disolver los coágulos de sangre.

En casos extremos se recurre a una cirugía de corazón abierto para destapar las arterias bloqueadas.

La hipertensión arterial es tal vez la más frecuente entre las enfermedades del sistema circulatorio. Esta caracterizada por el aumento en la presión sanguínea, y ocurre más que todo en personas de edad avanzada. Siendo más frecuente en hombres que en mujeres.

Los niveles de presión arterial normal van de 120/80 mm/Hg, significando 120 mm/Hg de presión sistólica y 80 en presión diastólica. Siendo la presión sistólica y diastólica, la máxima y la mínima presión ejercida en las arterias respectivamente. Ambas evidenciadas durante el proceso de bombeo y contracción del corazón. Por lo que si los niveles de presión son superiores a los normales, se considera hipertensión arterial.

El tratamiento para la hipertensión consiste en un control y un monitoreo constante de la presión. Una vez detectada, hace falta mantener hábitos saludables para su prevención y control. Como por ejemplo, una dieta balanceada; ejercicio constante; peso corporal adecuado; abandono de hábitos nocivos como el cigarrillo y la ingesta de medicamentos que normalicen los niveles de tensión arterial.

La aterosclerosis consiste en la obstrucción de las arterias por los niveles elevados de colesterol. Lo que ocasiona el endurecimiento y la pérdida de elasticidad en las mismas. Y por ende, el flujo sanguíneo deja de ser óptimo, generando hipertensión, ataques cardíacos, fatiga muscular y en casos severos la muerte.

Los tratamientos de carácter preventivo incluyen la mejoría en los hábitos alimenticios, reduciendo el consumo de colesterol. También existen alternativas para aliviar los síntomas, como los medicamentos para bajar la tensión y prevenir que se formen coágulos en la sangre.

Al ser causada por la cantidad excesiva de colesterol en la sangre, la enfermedad es más común en personas obesas. Al igual que la mayoría de las enfermedades del sistema circulatorio.

Aunque existen patologías como el caso de la hipertensión, que pueden estar ocasionadas por herencia familiar. Por lo que es recomendable siempre mantenerse en control con médicos especialistas, en caso de sospechar alguna anomalía.

  • Intentar no exceder el peso conveniente a la constitución física de cada uno de ellos.
  • Realiza ejercicio: Te ayudará a mantener un peso equilibrado y por supuesto ayudará a reducir el colesterol dentro de tu cuerpo.
  • Nada de drogas: Fumar, consumir drogas o ingerir bebidas alcohólicas puede llegar a ser muy perjudicial para nuestra salud en general, por lo que la recomendación es ¡no hacerlo!.
  • No utilizar jeringuillas no descartables.
  • Seguir una dieta alimenticia pobre en grasas sobresaturadas y rica en frutas y verduras.
  • Eludir las emociones fuertes, el nerviosismo excesivo, estrés o ansiedad.

Cada vez los números son mayores en las personas con problemas de circulación en la sangre y por tanto propensas a enfermedades que incluso pueden llegar a ser mortales. Y uno de estas causas es la falta de cultura y disciplina alimenticia. Además algunas empresas nos han hecho mucho daño con productos demasiado procesados. Lo ideal es llevar una dieta balanceada y rico en alimentos naturales, como los siguientes:

  1. Jengibre
  2. Limón
  3. Jitomates
  4. Manzana
  5. Curcuma
  6. Chile
  7. Frutos secos y semillas
  8. Naranja

Gracias al alto contenido de vitaminas y minerales de estos alimentos, nos ayudarán a mantener una salud general en óptimo estado. Además, gracias a ser increíbles antioxidantes mantendrán nuestro cuerpo limpio y libre de toxinas.

  • Fuente:OMS (2004)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts

Para asegurar la eficacia de las medidas deben considerarse los siguientes aspectos:

  1. La drogodependencia y las enfermedades mentales afectan con frecuencia a una misma persona.
  2. El tratamiento debe ser accesible para todo aquel que lo necesite.

Mayor incidencia de procesos infecciosos.

teoria de los actos juridicos separables

La efectividad de varios medicamentos se encuentra reducida en pacientes fumadores.
La nicotina tiene un efecto poderoso en el estómago, que genera dificultades de la digestión. También incrementa la secreción de ácido clorhídrico por ese órgano, incrementando la posibilidad de sufrir acidez.
El fumar ha sido asociado a los ronquidos y a la apnea del sueño (detención de la respiración cuando duerme). En mujeres fumadoras, el ronquido es 17 veces más frecuente que en aquellas no fumadoras. También el vello facial es 7 veces mas frecuentes en mujeres que fuman que en aquellas que no lo hacen.

Fumar no es sólo un hábito, también es una drogadicción, ya que el hecho de fumar tabaco cumple con todos los criterios que definen al consumo de sustancias como tal:

  • Existencia de Tolerancia (necesidad de fumar cada vez mas cantidad para saciarse)
  • Dependencia (necesidad imperiosa de seguir fumando)
  • Síndrome de Abstinencia en ausencia de la misma (síntomas que aparecen al suspender el cigarrillo)
  • Comportamiento compulsivo

El máximo responsable de la dependencia es la nicotina, sustancia con gran poder de adicción, similar al de otras drogas como la heroína o cocaína. La forma de dependencia que genera el hábito de fumar es física, responsable del síndrome de abstinencia; psicológica ya que el cigarrillo se ha convertido en una compañía en todo tipo de situaciones (después de las comidas, con el café, al hablar por teléfono, mirando TV, etc) y parece difícil modificar esta relación; y social ya que se practica
en grupos, en ciertas reuniones de ocio, tras cenas con los amigos, y sobre todo sigue siendo un hábito que distingue a cierto grupo de adolescentes dándoles un valor social de rebeldía y de madurez malentendidos.

Se estima que en los Estados Unidos aproximadamente 53.000 muertes por año son el resultado de fumar en forma pasiva. 37000 de estas muertes ocurren por enfermedad cardiovascular. En la República Argentina mueren 6.000 según el Ministerio de Salud y Ambiente, 4.000 de las cuales son debidas a patologías cardiocirculatorias.

El efecto de inhalar el tabaco es tan perjudicial, si no peor en no fumadores que en los fumadores. Todos los riesgos a los que se encuentran expuestos los fumadores, son también sufridos por los fumadores pasivos. La parte final que se quema del cigarrillo tiene partículas más pequeñas y mas peligrosas que el cigarrillo. Estas pequeñas partículas al ser inhaladas llegan a la parte profunda del pulmón y generan mayor daño.

El monóxido de carbono inhalado por los fumadores pasivos causa pérdida de oxígeno de la sangre, lo que genera que los pulmones, corazón y cerebro no funcionen adecuadamente. En forma crónica, se generan cambios en las estructuras de estos órganos.

La convivencia con un fumador incrementa 2 veces el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón o enfermedad cardiovascular. Los niños fumadores pasivos están mas expuestos a este problema que los adultos, desarrollando facilmente problemas pulmonares (alergias, asma, bronquitis crónica, problemas cardíacos) Se registran más hospitalizaciones por estas patologías comparándose con hijos de padres no fumadores. Muchos desarrollan cáncer cuando son adultos.

Estimulación del Sistema Nervioso Simpático: esto genera aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, y por lo tanto aumenta el consumo de oxígeno por el corazón. El transporte de oxígeno por la sangre se halla dificultado, ya que el monóxido de carbono incorporado por el cigarrillo lo desplaza de la hemoglobina que es el transportador de estos gases.

Constricción de las arterias coronarias y de todo el organismo por sustancias (prostaglandinas, vasopresinas, catecolaminas) estimuladas por el cigarrillo, sobre todo en los vasos con lesiones ateroescleróticas. Este (la alteración de la circulación) es un temible efecto pues también repercute en los vasos periféricos con el consiguiente aumento de la presión sanguínea y el trabajo cardíaco.
Aumento de la actividad de las plaquetas, lo que facilita un fenómeno favorecedor de la formación de trombos que causa infarto de miocárdio o formas severas de angina de pecho.

Liberación de catecolaminas por la médula adrenal con una rápida producción de arritmias cardíacas graves, algunas causantes de muerte súbita en pacientes coronarios. Reducción de la capacidad de la sangre para disolver sus propios coágulos (fibrinolísis).
Modificación del transporte de lipoproteínas con tendencia a aumentar el colesterol sanguíneo.

A los 20 minutos:
La presión arterial baja a su nivel normal.El ritmo cardíaco desciende a la cifra normal.
La temperatura de los pies y de las manos aumenta a su punto normal.

Pasadas 8 horas:
La concentración de monóxido de carbono en la sangre baja a su nivel normal.
La concentración de oxígeno en la sangre sube a su nivel normal.

A las 24 horas:
Disminuye el riesgo de sufrir un infarto.

Luego de 48 horas:
Las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse. Aumenta la agudeza del olfato y el gusto.
Caminar se vuelve mas fácil.

De 2 a 3 semanas:
Mejora la circulación. La función pulmonar aumenta hasta un 30%.

De 1 a 9 meses.
1) Disminuyen la tos, la congestión nasal, la fatiga y la falta de aliento.
Vuelven a crecer cilias en las células bronquiales, lo que aumenta la capacidad de arrojar flemas y resistir a las infecciones.
Un año después, el riesgo de padecer insuficiencia coronaria es 50% menor que el de un fumador.
Síntomas de Abstinencia

El cigarrillo es un estimulante y un sedante del Sistema Nervioso Central, que produce síntomas al dejarlo. El más habitual es el dolor de cabeza, pero suelen aparecer los siguientes:

Ansia de fumar – Mareos y vértigos – Irritabilidad -Temblor interior – Falta de concentración – Temblor de manos – Pérdida de apetito – Dolor de ojos – Náuseas y vómitos – Cambios de sabor – Ansiedad para comer – Cansancio Contracciones musculares – Debilitamiento – Sudor de manos – Hormigueos en la piel – Estreñimiento

La ansiedad de fumar aparece en picos de diferente intensidad, los más fuertes suceden entre las 48/72 hs. de estar sin fumar, debe de controlarlos con su fuerza de voluntad y con agua o jugos de fruta, a veces haciendo inhalaciones profundas de aire o con actividad física. El oxígeno es un buen tranquilizante de los nervios. Puede apoyarse en este período con complejos vitamínicos B.

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud y muchos gobiernos luchan contra el tabaquismo por medio de la concienciación de la población (Día Mundial Sin Tabaco —cada 31 de mayo—, publicidad, etc.), y la prohibición de fumar en lugares públicos o cerrados.

Contra la industria tabacalera luchan también numerosas asociaciones, habiéndose ganado importantes juicios contra ésta en Estados Unidos, por prácticas como agregar nicotina extra al tabaco natural. Además, se ha criticado duramente a estas empresas por dirigir su publicidad hacia niños y adolescentes, utilizar intensamente publicidad engañosa, como en el caso de los cigarrillos light, y haber patrocinado numerosos estudios supuestamente científicos que demostrarían efectos beneficiosos del tabaco, que luego resultarían no ser tan ciertos.

Los problemas que hacían insostenible su presencia en casa llevaron a José a probar el alcohol a los 12 años. Los golpes, gritos e insultos eran para todos en la familia; ninguno se salvaba. A los 14 tuvo su primera borrachera y su vida siguió envuelta en botellas de vino y problemas, hasta que a los 26 años se le paró el aparato digestivo por las altas cantidades de alcohol y fue a dar al hospital, grave. Entonces se enteró de que tenía diabetes, de que el páncreas ya no le funcionaba y de que el alcohol le había ocasionado todo mucho antes de cumplir los treinta.

José es jalisciense y comparte con muchos paisanos una realidad preocupante: hasta septiembre de 2013, Jalisco ocupaba el primer lugar nacional por número de casos probables de enfermedad alcohólica del hígado, con mil 041 personas afectadas, así como el segundo lugar por número de probables intoxicaciones agudas por alcohol, de acuerdo con el Sistema de Notificación Semanal de Casos Nuevos de Enfermedades de la Secretaría de Salud federal (SSa).

Hablar de caso probable tiene que ver con el diagnóstico del médico que recibe al paciente, el cual tiene todos los datos clínicos para determinar que sus síntomas son de intoxicación por la bebida, o que su problema a nivel hepático es causado por la ingesta de alcohol y no por una cuestión genética.

Si la medición se hace en tasa por cada 100 mil habitantes, Jalisco baja al cuarto lugar nacional en casos probables de enfermedad alcohólica del hígado y al séptimo por número de intoxicaciones agudas por alcohol probables.

Aun así, permanece en el top ten nacional, detrás de Hidalgo, Colima y Yucatán en casos de intoxicación aguda por alcohol.

José ahora tiene 66 años de edad y ya cumplió 26 como miembro de Alcohólicos Anónimos grupo Morelos, en Guadalajara, con el mismo tiempo sin probar alcohol. Mantiene estable su salud y, gracias a que se atendió a tiempo, no fue parte de las estadísticas de muerte.

Según datos de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), el alcohol es responsable directo de por lo menos mil 900 muertes al año, sólo al tomarse en cuenta la cirrosis y los accidentes automovilísticos, que representan la sexta y séptima causas de defunción en el Estado, respectivamente.

El alcohol, entonces, causa más muertes que los principales tipos de cáncer, como el de mama, el de pulmón y el de próstata, que durante 2012 mató a mil 550 jaliscienses.

Requiere excluir otras causas de enfermedad hepática, como las hepatitis víricas (VHB, VHC, VHA), lesión por fármacos, tóxicos o alcohol, enfermedades metabólicas como esteatohepatitis no alcohólica, y enfermedades por depósito de metales (hereditarias) como enfermedad de Wilson o hemocromatosis. El diagnóstico se establece por los datos de los análisis, de la biopsia y de los síntomas del paciente. En los estudios analíticos destacan las transaminasas elevadas, a veces como si se tratase de una hepatitis aguda. Es casi constante la presencia de las inmunoglobulinas elevadas (hipergammaglobulinemia) sobre todo con elevación de la llamada IgG. Se detectan títulos elevados de autoanticuerpos (anticuerpos producidos por el organismo contra sí mismo), como los antinucleares (AAN), antimúsculo liso (AML o SMA) o anticuerpos antimicrosomales del hígado y riñón (anti LKM-1). Estos autoanticuerpos se consideran marcadores diagnósticos de la enfermedad, pero no son específicos de la misma. Además no existe correlación entre el título o elevación de los autoanticuerpos y la gravedad de la hepatitis autoinmune. En el estudio de la enfermedad es recomendable la realización de una biopsia hepática, en la que suelen destacar la gran actividad inflamatoria y las abundantes células plasmáticas dentro del tejido hepático. Apoya la sospecha diagnóstica de hepatitis autoinmune el hecho de que los pacientes presenten otra enfermedad autoinmune asociada (tiroiditis autoinmune, por ejemplo) y también la respuesta favorable al tratamiento inmunosupresor.

Es importante que todos los pacientes con hepatitis autoinmune sean valorados por un médico especialista en enfermedades hepáticas. Deben tener un seguimiento con análisis, y ecografía si procede. Deben llevar una vida saludable. La dieta debe ser normal y equilibrada, sin restricciones específicas. Se suprimirá la ingesta de alcohol y se evitará el consumo de fármacos que puedan lesionar el hígado, así como de productos de herboristería no controlados. En general, se recomienda vida activa, sobre todo en aquellos pacientes con riesgo de osteoporosis, que empeora con el sedentarismo.

Salvo excepciones, deben tratarse todos los enfermos independientemente de la forma de presentación. Rara vez la hepatitis autoinmune mejora espontáneamente. El objetivo del tratamiento es evitar la progresión de la enfermedad.

Los especialistas están de acuerdo en que el tratamiento inicial de esta enfermedad será con corticosteroides (prednisona, metilprednisolona), a dosis variables, para conseguir la remisión de la enfermedad. Los corticoides tienen efectos secundarios, algunos sólo cosméticos (cara de luna llena, aparición de vello corporal, abdomen grueso) y otros más relevantes como disminución de la masa ósea (osteoporosis), diabetes e hipertensión arterial, entre otros. La mayoría ceden al suspender los fármacos. Para evitar estos efectos secundarios se puede iniciar el tratamiento con corticoides a dosis más bajas que las habituales, asociando otro fármaco inmunosupresor, como la azatioprina. Esta tarda varias semanas en actuar y por ello no se recomienda como único tratamiento de comienzo. Sin embargo, una vez conseguida la remisión o inactivación de la enfermedad, se suspenderán los corticosteroides continuando la azatioprina como mejor tratamiento de mantenimiento para prevenir las reactivaciones. La azatioprina puede tener también efectos secundarios como producir depresión de la médula ósea, por lo que es imprescindible hacer periódicamente análisis de sangre (glóbulos blancos y rojos, plaquetas, transaminasas, etc.), mientras dure el tratamiento.

La curación de la hepatitis autoinmune es rara. Más del 70% de los enfermos necesitan el tratamiento inmunosupresor de por vida. Nunca se debe suspender por cuenta propia. El médico indicará la dosis mínima eficaz que mantenga la enfermedad inactiva, con el mínimo de efectos secundarios posibles. La respuesta al tratamiento se valora fundamentalmente por la normalización de las transaminasas y de las inmunoglobulinas. Si se intenta suspender el tratamiento, se suele repetir la biopsia hepática.

Aproximadamente el 30% de los pacientes no responden al tratamiento o presentan efectos secundarios graves con el mismo, por lo que deben ser tratados con otros fármacos inmunosupresores (micofenolato mofetil, ciclosporina, tacrolimus, 6-mercaptopurina). Los pacientes con cirrosis hepática avanzada con complicaciones de la hipertensión portal o los pacientes cuyo debut de la enfermedad es como hepatitis fulminante son candidatos a trasplante hepático.

El embarazo no está contraindicado, aunque suele ser menos frecuente por cierto grado de infertilidad que presentan las pacientes. Es importante mantener el tratamiento inmunosupresor durante el mismo. No se recomienda la lactancia.

L. García-Buey y R. Moreno-Otero

Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Universitario de La Princesa. Madrid

¿Pueden padecer cirrosis los perros?

L&S.- La enfermedad denominada «Enfermedad de Dupuytren» o «Contractura de Dupuytren», también conocida como Fibromatosis de la aponeurosis palmar o Contractura en flexión, es una afección de carácter permanente y de origen desconocido que se produce en las manos. Se trata de una flexión forzada e irreversible de uno o más dedos hacia el interior de la palma lo cual provoca el cierre progresivo a causa de una retracción por engrosamiento y contractura (indoloros) de la aponeurosis palmar superficial, una lámina triangular de tejido fibroso situada entre la piel de la palma y los tendones. El vértice de la forma triangular que forma este tejido está en la muñeca y su base se extiende hacia los dedos con prolongaciones que llegan a cada uno de ellos.

En la enfermedad de Dupuytren generalmente se ven involucrados los dedos anular y/o meñique y/o corazón (cordial), aunque eso no significa que no pueda afectar a otros o a todos los dedos de las manos.

Esta afección se llama así en honor a Guillaume Dupuytren que fue el cirujano que describió por vez primera en el siglo XIX tanto la anatomía patológica de la enfermedad, como su posible etiología y posible tratamiento.

Es un tipo de afección que aumenta su incidencia a partir de los 40 años. Principalmente se ven afectados los hombres, aunque también se produce en mujeres. La proporción es significativa: de cada 10 hombres que padecen la contracción de Dupuytren, 1 mujer la presenta.

Hay que resaltar que su mayor incidencia se produce en poblaciones descendientes de los vikingos y normandos. En un 60-70% de los casos diagnosticados tienen una evidente predisposición genética.

Aparte de una predisposición genética, se cree que la diabetes, el tabaquismo, el consumo de alcohol, las enfermedades hepáticas, la epilepsia o la tuberculosis pulmonar, pueden ser desencadenantes.

Como ya hemos dicho, la enfermedad de Dupuytren es de causa desconocida. Al parecer, no tiene su origen en traumatismos ni es de tipo laboral. Lo que sí se cree al respecto, es que el manejo de maquinaria pesada podría incrementar el riesgo a desarrollarla.

Los primeros síntomas de la Contracción de Dupuytren es la aparición de un molesto pero indoloro nódulo duro en alguna zona de la palma de la mano el cuál generalmente es confundido con un callo. Esto hace que raramente se produzca una consulta médica en sus inicios. Poco a poco lo que parecía un callo duro, se va transformando en una cuerda con dirección a los dedos. Más adelante, va cerrando la mano hasta el grado de hacer imposible ciertas tareas.

La contractura de Dupuytren puede también ir acompañada de otros síndromes fibrosos. Uno de ellos es la enfermedad de Peyronie o fibromatosis del pene, fibromatosis plantar o enfermedad de Lederhose, etc., aunque la más limitadora de todas las fibromatosis es la enfermedad de Dupuytren.

Se conocen personas famosas que padecieron la enfermedad de Dupuytren. Algunos d ellos son Ronald Reagan, Margaret Thatcher, José Feliciano, etc. y aunque es una enfermedad que predomina en la raza caucásica(como ya hemos dicho), también hay negros caribeños que pueden presentar esta condicionante afección.

La contracción de Dupuytren tiene un comienzo indoloro. Puede continuar así durante años. Y aunque contraídos, los dedos pueden tener movimientos libres y con poca disminución. Con los años, empeora la movilidad y la operatividad de la mano. Sobre todo para agarrar objetos y para abrirla y apoyar la palma en una superficie plana. Algunos enfermos, no pueden separar los dedos. El problema puede llegar a evolucionar a más. Puede llegar a tener los dedos comprometidos. La mano puede parecer una garra, siendo imposible de extender.

Uno de los principales problemas que presenta la enfermedad de Dupuytren es que se dificultan las tareas normales de la mano. Cosas tan simples como abrochar un botón, hacer el lazo de los cordones, estrechar la mano a alguien, maquillarse, afeitarse, peinarse, etc. puede ser un suplicio o simplemente iemposible.

El diagnóstico precoz es importantísimo. Si se observa un nódulo duro o un dedo tirante en alguna parte de la palma de la mano, hay que acudir a un traumatólogo lo antes posible. La recuperación, o el que la enfermedad no avance va a depender de eso.

El tratamiento de la enfermedad o contracción de Dupuytren estará focalizada en recuperar la movilidad de los dedos contraídos. Desde hace una década, estos tratamientos han evolucionado y en las fases primeras de la enfermedad son tratamientos eficaces en un 80% de los casos y en un 70% cuándo hay ya un bloqueo de las articulaciones.

  • Cirugía (en los casos de severos)
  • Terapia de radiación (en estadios más tempranos)
  • Aponeurotomía de agujas (afloja la contractura)
  • Triamcinolona (kenalog), sus inyecciones proveen alguna mejoría

La enfermedad puede volver a presentarse pasados unos años después de practicar cualquier tipo de cirugía. En un 50% de los casos reaparece.

Hay una técnica experimental en espera de ser aprobada por la FDA, que son las inyecciones de colagenasa, una enzima que actúa sobre el tejido conectivo y principalmente sobre células musculares, aparte de degradar al colágeno. Se tiene esperanza de que se convierta en un eficaz tratamiento para la Enfermedad de Dupuytren.

Referencias

Complejo liberador de células madre y factor de crecimiento de Cerule.

Consta de 3 productos que actúan en total sinergia:

En el momento del diagnóstico, aproximadamente el 40% de los pacientes no presentan síntomas, ya que la mayor parte de los síntomas asociados al cáncer de hígado no ocurren hasta que la enfermedad es avanzada.

Los síntomas son inespecíficos y están fundamentalmente relacionados con la enfermedad crónica hepática si se desarrollan en este contexto. En los pacientes con cirrosis hepática que sin una causa aparente desarrollan ascitis, encefalopatía hepática, sangrado por varices esofágicas o fiebre de origen desconocido debe investigarse la presencia de CHC.

La ictericia puede deberse a la compresión de la vía biliar o debido a la infiltración tumoral difusa del hígado, aunque principalmente se deberá a la enfermedad crónica hepática de base.

Raramente, los tumores pueden romperse dentro de la cavidad peritoneal causando hemorragia intraperitoneal y peritonitis. En tumores grandes bien vascularizados puede auscultarse un murmullo vascular en la zona del hígado en un 25% de los pacientes.

Raramente, la trombosis de la vena hepática o de la vena cava inferior serán una manifestación inicial del CHC.

Hola, el viernes tuve consulta y el medico me dijo que la metformina, medicina para el azúcar, ha enfermado mi hígado, no se que hacer por favor ayudame

Primero, lo primero, y en este caso, lo primero es que te calmes, de lo contrario, todo va a ir a peor, ¿Te parece bien, Grace?

Aquí lo primero es saber qué medidas tomó el médico al respecto. Es decir, ¿Te retiro el medicamento?

Eso por un lado, por otro lado, podrías limpiar el hígado, hay varios métodos, pero eso depende de la persona, un método que a mí me gusta, tanto por lo efectivo, como por lo sencillo es:

Espero que mejores, si me mantienes informado, mucho mejor.

Ayuda por favor, mi mami esta enferma del hígado pero no quiere ir al doctor por el dinero, que hagoooooo.

Ayudenme por favor con alimentos o dietas. Les estaré muy agradecida.

Entiendo el problema del dinero, pero la salud es mucho más importante que el dinero, así que haz todo lo humanamente posible por que tu madre acuda al médico.

También puedes usar este remedio para recuperar el hígado:

Y también trata de reducir al mínimo los alimentos, es decir que coma poco y use esa mezcla, podrían ayudarle mucho, sin embargo, insisto en la necesidad de buscar ayuda médica, cueste lo que cueste.

Un saludo y gracias por comentar.

Que artículo tan instructivo, estoy agradecida por encontrarlo.

Mis exámenes de sangre salieron muy bien, pero se observa hepatomegalia, una hernia hiatal deslizante y una retrolistosis 1 – L5.

Yo me acerque al médico por fuertes dolores en el lado superior derecho del abdomen.

Por lo que leí en el artículo me sorprendió ver tantos síntomas que he tenido por largos años, como el rostro enrojecido.

Y el peso que aumenta cada día.

Vivo a dieta me alimento sin grasas, mucha legumbres y vegetales, pollo, pescada, fibra.

Sin embargo, tengo 44 y me siento de 60.

A raíz de conocer lo de la retrolistosis no me atrevo a hacer ejercicios físicos.

¿Será que puedo hacer bici?

Me podrán dar algún buen consejo.

Me enviaron un ultrasonido de hígado que me falta hacerlo.

Que artículo tan instructivo, estoy agradecida por encontrarlo. Mis exámenes de sangre salieron muy bien, pero se observa hepatomegalia, una hernia hiatal deslizante y una retrolistosis 1 – L5. Yo me acerque al médico por fuertes dolores en el lado superior derecho del abdomen. Por lo que leí en el artículo me sorprendió ver tantos síntomas que he tenido por largos años, como el rostro enrojecido. Y el peso aumenta cada día, vivo a dieta me alimento sin grasas, mucha legumbres y vegetales, pollo, pescada, fibra. Sin embargo, tengo 44 y me siento de 60. A raiz de conocer lo de la retrolistosis no me atrevo a hacer ejercicios físicos. Me podrán dar algún buen consejo. Me enviaron un ultrasonido de hígado.

Jacobo, buenas tardes, sabes me quede impactada con lo que acabo de leer, y a la vez mi y triste de no haber sabido esta información hace casi 3 años ya que mi mama por un mal diagnóstico falleció, el día 2 de agostó 2014.

Y tengo miedo dejame decir, ya que sufrió mucho y al final nos informaron que tenia cirrosis cuando no tomaba, pero si se automedicaba mucho, además de presentar sus ojos cierto matiz amarillento y sus puntitos rojos muy pequeños que ella decía eran lunares.

Como te expresó tengo miedo ya que yo vivo de milagro por una peritonitis aguda que sobreviví yo y mi hija hace 24 años, y pues me gustaría vivir sana, que me aconsejado.

Últimamente he tenido muchos malestares intestinales y me salta a la cabeza estos hechos tan trágicos que vivimos mi hermana y yo.

Me gustaría tu consejo. Gracias

Hola, Vane!
Lo primero es determinar la causa de los malestares intestinales, ¿Cuál ha sido el diagnóstico médico? Sin embargo, de entrada, te recomiendo que vigiles tu alimentación, más de un alimento es lo que está causando los malestares intestinales que sufres.
Además, sería conveniente que comenzarás a ayunar, el ayuno que sugiero es el ayuno frutal, es decir, compras unas tres o cuatro variedades de frutas y el Sábado te alimentas exclusivamente a base de las frutas que has comprado.
Procura no comprar más de 4 variedades, de tal forma que le des un respiro mayor al sistema digestivo.
Un saludo, gracias por comentar y necesito tu apoyo en la fanpage de la web con un ME GUSTA.
Jacobo.

Es realmente interesante e importante este articulo.

Ante la sospecha de que esa tumoración sea hidatídica o exista clínica sugestiva especialmente en zonas endémicas (¡ojo a las crisis de urticaria inexplicable unidas a dolor abdominal!), se debe realizar un estudio analítico que debe comprender un hemograma y pruebas inmunológicas (anticuerpos contra el gusano de la hidatidosis) que nos darán el diagnóstico biológico de hidatidosis. En el hemograma, suele existir un aumento de las cifras de leucocitos eosinófilos por encima del 5% (eosinofilia). El test de hemaglutinación y el test ELISA, constituyen las pruebas inmunológicas de mayor especificidad y sensibilidad.

El estudio diagnóstico debe completarse con la realización de una ecografía si no se había realizado previamente y de una TAC abdominal, que nos permitirán confirmar la hidatidosis y nos proporcionarán datos valiosos sobre situación, compromiso vascular, diseminación secundaria, quistes asociados o contenido del quiste, aspectos de gran interés a la hora de planificar una estrategia terapéutica adecuada. La resonancia magnética (RM), también aporta datos muy precisos en este sentido.

¿Cómo se trata la hidatidosis?

Se trata de una enfermedad de tratamiento quirúrgico. El tratamiento médico tiene interés sólo como preparación preoperatoria y como complemento postoperatorio, especialmente si ha habido una diseminación en el peritoneo. Se utiliza el albendazol, en tres tandas de cuatro semanas de tratamiento, con un descanso entre ciclos de dos semanas. No debe administrarse en embarazo y lactancia y debe asociarse a anovulatorios en mujeres en edad fértil por ser teratógeno. Es necesario hacer un control analítico para controlar las transaminasas, que suelen elevarse durante el tratamiento.

Como decíamos, el tratamiento de elección es la intervención quirúrgica. Únicamente los quistes pequeños, calcificados y con pruebas biológicas negativas pueden dejarse sin operar, así como aquellos pacientes en los que exista una contraindicación quirúrgica formal por procesos generales, en los que se debe recurrir al tratamiento médico con control evolutivo. La finalidad de la intervención es la eliminación completa del parásito y de las lesiones que ha producido, todo ello de la manera menos agresiva posible para evitar una alta tasa de complicaciones en una enfermedad que es benigna.

La vía de abordaje debe ser amplia para permitir una correcta exploración del quiste y su órgano hospedador, así como de toda la cavidad torácica o abdominal. Antes de proceder al tratamiento del quiste, es necesario aislarlo y protegerlo mediante compresas empapadas en una sustancia escolicida, evitando así derrames y vertidos incontrolados que puedan producir siembras secundarias.

Por lo que respecta a las técnicas a realizar, lo ideal es extirpar el quiste completo con su adventicia. Esto se conoce como quistorresección, que puede ser cerrada (quiste entero sin vaciar) o abierta (quiste vaciado previamente por punción). Así como esta técnica se realiza fácilmente en el pulmón (técnica de Pérez Fontana), no siempre se puede llevar a cabo en el hígado, especialmente en quistes centrales o profundos por su relación con estructuras vasculares importantes, que podrían desencadenar hemorragias cataclísmicas. En estas situaciones, tras puncionar, vaciar y esterilizar la cavidad con un escolicida, no queda otro remedio que realizar una periquistectomía parcial, es decir quitar parte de la adventicia que rodea al quiste, dejando su porción más profunda y peligrosa. Incluso en ocasiones ni siquiera puede quitarse algo de adventicia, teniendo que plicar la cavidad residual (hacer un pliegue) sobre un tubo de drenaje (tunelización). En estos casos de tunelización o resección parcial de la adventicia, es necesario buscar, localizar y suturar las fístulas biliares si es que existen, para evitar fugas en el postoperatorio. En ocasiones, por razones de vecindad, es obligado extirpar también la vesícula biliar.

¿Puede reproducirse un quiste hidatídico?

Sí, y ello puede ser debido a varios factores entre los que destacan los siguientes: En las técnicas sin resección de la adventicia o si ha sido parcial, puede ocurrir que si ha habido vesiculación exógena, es decir, con formación de vesículas hacia fuera y no hacia dentro del quiste como es habitual, alguna de ellas quede sin extirpar y sea causa de recidiva. Lo mismo ocurre en casos de quistes multivesiculares en los que una pequeña vesícula pueda quedar alojada en un recoveco de una adventicia anfractuosa, creciendo posteriormente y recidivando el quiste. Estas posibilidades constituyen el argumento principal de los que defienden las técnicas radicales, mucho más agresivas y peligrosas, aunque la tecnología actual gracias al bisturí ultrasónico, la ecografía durante la operación y el bisturí de argón, reduzca sus complicaciones de una forma notoria.

28 de julio de 2013 | 3:55 pm

Los virus A, B, C, D y E de la hepatitis representan un gran riesgo para la salud mundial, sin embargo, la hepatitis C es una enfermedad silenciosa hasta que se presentan complicaciones como cirrosis, principal causa de trasplante hepático.

Ante esta enfermedad de salud pública se celebra cada 28 de julio el Día Mundial de la Hepatitis, jornada establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de fomentar la toma de conciencia sobre las hepatitis virales y las enfermedades que se desencadenan.

En esta oportunidad, la jornada mundial brindará la posibilidad de enfocarse en medidas específicas, como el fortalecimiento de la prevención, la detección y el control de las hepatitis virales y las enfermedades conexas. Por otra parte, se impulsará la ampliación de la cobertura de vacunación contra la hepatitis B y su integración en los programas nacionales de inmunización.

Según la OMS, entre 130 y 170 millones de personas en el mundo se encuentran infectadas con el virus de la hepatitis C, y más de 350,000 mueren cada año como consecuencia de enfermedades hepáticas relacionadas con la hepatitis C, un virus que se transmite principalmente a través del contacto con sangre infectada.

La OMS indica que, luego de la infección inicial con el virus de la hepatitis C, cerca del 80 por ciento de las personas no manifiestan síntomas. Cuando éstos aparecen en una persona con la infección crónica, puede ser indicio de una enfermedad hepática avanzada. Se estima que los síntomas de la hepatitis C crónica pueden tardar hasta 30 años en desarrollarse, tiempo durante el cual, el daño hepático puede producirse en forma silenciosa. Se trata de una enfermedad silenciosa hasta que se presentan las complicaciones tardías. La infección por hepatitis C puede derivar en serias complicaciones como la cirrosis o el cáncer de hígado.

Muchas personas con hepatitis C no experimentan síntomas durante la fase aguda de la infección, por lo que no saben que están infectadas. No obstante, el virus puede detectarse en la sangre mediante pruebas de laboratorio. En el marco del Día Mundial de la Hepatitis es clave el reforzamiento de la prevención, la detección y el control de las hepatitis víricas y las enfermedades conexas.

La infección por el virus de la hepatitis C puede producir síntomas que van desde una enfermedad leve que dura sólo algunas semanas, hasta una enfermedad crónica y de por vida que puede derivar en una cirrosis o un cáncer de hígado.

Datos de la OMS muestran que estadísticamente entre el 60 y 70 por ciento de las personas con infección crónica presentan enfermedad hepática crónica; entre el 5 y 20 por ciento desarrollan cirrosis, y entre el 1 y 5 por ciento de los casos mueren como consecuencia de cirrosis o cáncer hepático.

El tratamiento de la hepatitis C busca eliminar el virus, reducir los síntomas de la enfermedad y evitar sus complicaciones. Actualmente, el tratamiento estándar para la infección por virus de la hepatitis C es el uso combinado de dos medicamentos. Si bien esta enfermedad en general se considera como curable, no lo es para una gran cantidad de personas.

Afortunadamente, en la actualidad los avances científicos y los adelantos en investigación han permitido obtener nuevos antivirales orales que, en combinación con el tratamiento estándar, actúan contra la infección causada por el virus de la hepatitis C.

El futuro parece muy prometedor con respecto a la obtención de fármacos orales específicos contra el virus de la hepatitis C que sean más eficaces y mejor tolerados, según información publicada por la OMS.

Se trata de una enfermedad crónica e irreversible de hígado secundaria a una agresión externa. Se caracteriza porque la arquitectura normal del hígado se altera progresivamente como consecuencia de una cadena de eventos cuyo inicio es la aparición de inflamación. Su mantenimiento en el tiempo conduce a la aparición de bandas de tejido fibroso que tienden a unirse formando nódulos. De esta manera la arquitectura del hígado se altera, las células hepáticas dejan de realizar sus funciones (insuficiencia hepática) y los vasos sanguíneos se distorsionan. La sangre no puede circular normalmente por el hígado, aumenta la presión en la circulación prehepática y la sangre busca otros circuitos para completar su ciclo habitual (fenómeno de escape). Como consecuencia de estos dos fenómenos: insuficiencia hepática y alteración de la circulación sanguínea hepática, aparecen las manifestaciones clínicas de esta enfermedad.

La cirrosis hepática es una enfermedad de etiología variable, además es bastante frecuente en el mundo y posiblemente dependa de factores individuales en regiones diferentes. Existen algunos estudios donde la incidencia varía entre el 7 % y el 10 % de la población general, y muchos pacientes no saben que la padecen, hasta que sufren una descompensación y entonces se hace evidente.

La edad de aparición también varía generalmente. Se la detecta hacia la cuarta o quinta década de la vida y aunque es infrecuente encontrarla en niños o jóvenes, también existen. Datos epidemiológicos han demostrado que es más frecuente en el sexo masculino y esto quizás dependa de que los varones sean más proclives a beber en dosis mayores que las mujeres.

  • Temperatura.
  • Indegestión.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Ictericia(enfermedad del hígado que produce una coloración amarilla).
  • Ascitis(líquido en la cavidad abdominal).
  • Anemia.
  • Inflamación del hígado.
  • Problemas de la vesícula biliar.
  • Pérdida del apetito.
  • Vómito con Sangre.
  • Encefalopatía o cambios del estado de conciencia, los que pueden ser sutiles (confusión) o profundo (coma).
  • Virus de hepatitis B, hepatitis C, y hepatitis D.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Hígado graso no alcohólico (también llamada esteatohepatitis no alcohólica): Condición frecuente en la población general, asociada a diabetes y obesidad.
  • Enfermedades hereditarias o congénitas como:
    • Hemocromatosis, en la cual se acumula hierro dentro del hígado dañado el tejido.
    • La enfermedad de Wilson, la cual es causada por una alteración en el transporte del cobre, acumulándose en el hígado y en otros tejidos.
  • Ausencia de proteínas específicas o enzimas para metabolizar diferentes substancias en el hígado, como la deficiencia de alfa 1-antitripsina.
  • Reacción severa a drogas o medicamentos.
  • Exposición prolongada a agentes tóxicos en el medio ambiente.
  • Ciertas enfermedades del corazón (insuficiencia cardíaca).
  • Obstrucción prolongada del conducto biliar, como la colangitis esclerosante.

La historia clínica, examen físico y las técnicas radiológicas, generalmente la ecografía abdominal, son las herramientas habituales para realizar el diagnóstico. Con frecuencia es además necesario realizar una biopsia del hígado (toma de una muestra de tejido hepático mediante una punción) con el objetivo de examinarlo microscópicamente y poder asegurar el diagnóstico y, en muchas ocasiones, determinar su causa, lo que permitiría eventualmente implementar tratamientos que, aunque se trate de una enfermedad irreversible, pueden enlentecer o detener la evolución de esta enfermedad.

  • Várices esofágicas sangrantes.
  • Hipertensión portal.
  • Encefalopatía hepática.
  • Confusión mental.
  • Coma.
  • Retención de líquidos abdominales (ascitis) e infección del líquido (peritonitis bacteriana).
  • Sepsis.
  • Cáncer hepático (carcinoma hepatocelular).
  • Insuficiencia renal (síndrome hepatorrenal).

El tratamiento en esta etapa y con adherencia adecuada a las recomendaciones de su médico puede llevar a una mejoría de los síntomas, con lo que el paciente puede llevar una vida y actividades normales.

Cuando la cirrosis no es descubierta a tiempo, el pronóstico puede ser menos favorable con respecto a tener una mejoría y las complicaciones como la ascitis y la hemorragia son más frecuentes.

  • Evite el uso de bebidas alcohólicas. El alcohol destruye las células del hígado.
  • El grado de regeneración de las células del hígado varia de persona a persona. Un daño previo al hígado por virus desconocidos o sustancias químicas pueden afectar el proceso de regeneración.
  • Tome precauciones al usar productos químicos.
  • El hígado tiene que procesar mucho compuestos químicos que no existían en el pasado. Se necesitan más investigaciones para determinar el efecto de estos compuestos.
  • Cuando use productos químicos en su trabajo, al limpiar su casa o al trabajar en el jardín tome las siguientes precauciones:
    • Asegúrese de que haya buena ventilación.
    • Use el producto siguiendo las instrucciones.
    • Nunca mezcle substancias químicas.
    • Evite el contacto de estas substancias con su piel, pues se pueden absorber a través de ella y lávese prontamente si esto ocurre.
    • Evite inhalar substancias químicas.
    • Use ropa que lo proteja.
  • Busque ayuda médica.
  • Manténgase bajo cuidado médico si desarrolla una hepatitis viral hasta que su mejoría esté asegurada.
  • El hígado es un órgano grande, con gran reserva funcional, capaz de seguir desempeñando sus funciones vitales aunque esté dañado. También tiene la capacidad de repararse a sí mismo en cierto grado. Las células que mueren pueden se reemplazadas por otras nuevas. Si la causa de la cirrosis puede ser eliminada, estos factores ayudan a tener cierta mejoría y a desempeñar una vida normal.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

DEPARTAMENTO DE GASTROENTEROLOGIA
FACULTAD DE MEDICINA
Pontificia Universidad Católica de Chile

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una enfermedad del sistema gastrointestinal que forma parte de las denominadas enfermedades inflamatorias intestinales. Esta enfermedad puede afectar cualquier parte del tubo digestivo y tiende a tener un compromiso segmentario o “salteado”. Las zonas más frecuentemente comprometidas son el intestino delgado distal (íleon), el colon y la región perianal. En esta enfermedad se produce una inflamación de toda la pared del tubo digestivo, la que se evidencia por una pared inflamada (enrojecida), con presencia de erosiones, aftas, úlceras, estenosis (estrechez) o perforaciones del intestino manifestadas por fisuras, fístulas o abscesos.

¿Cuál es la causa de la enfermedad de Crohn?

La causa de la enfermedad de Crohn es desconocida y probablemente multifactorial, en la que pueden influir factores genéticos o hereditarios, factores ambientales como el tabaco, las infecciones gastrointestinales, medicamentos como los anticonceptivos o los antinflamatorios, asociado a una respuesta de defensa (inmune) del organismo alterada. Los factores psicológicos o emocionales y de la dieta podrían también en algunas personas jugar un papel aunque la evidencia científica a este respecto no es categórica.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Crohn?

Los principales síntomas de la enfermedad de Crohn son la presencia de dolor abdominal y diarrea la que puede ser líquida o estar acompañada de sangre y mucosidad. Junto a esto otros síntomas frecuentes son el malestar general y la presencia de fiebre. El dolor abdominal puede ser cólico o permanente y en ocasiones pueden ser debidas a obstrucciones del intestino. Un sitio de compromiso de esta enfermedad es la región adyacente al ano en la que puede haber fisuras, fístulas o abscesos perianales. Es frecuente la existencia de síntomas en órganos fuera del intestino. Es importante señalar que existen otras enfermedades intestinales diferentes de la enfermedad de Crohn que pueden tener síntomas y presentaciones similares.

¿Es curable la enfermedad de Crohn?

Como la causa se desconoce no existe una terapia que pueda curar esta enfermedad y por lo tanto tiende a tener un curso crónico. Sin embargo, para la mayoría de los pacientes los tratamientos farmacológicos disponibles permiten mantener completamente inactiva la enfermedad y por lo tanto los pacientes con esta enfermedad pueden en general desarrollar una vida absolutamente normal. La cirugía esta indicada frente a las complicaciones de la enfermedad de Crohn.

  • Medicamentos para revertir la intoxicación. La insuficiencia hepática aguda causada por sobredosis de acetaminofeno o intoxicación por hongos se tratan con medicamentos que pueden revertir los efectos de la toxina.
  • Trasplante de hígado. La insuficiencia hepática aguda es irreversible en muchos casos. En estas situaciones, el único tratamiento puede ser un trasplante de hígado. Durante un trasplante de hígado, el cirujano extirpa el hígado dañado y lo reemplaza con un hígado sano de un donante. Leer más.

Su médico trabajará para controlar los signos y síntomas que está experimentando y tratar de evitar las complicaciones causadas por la insuficiencia hepática aguda. Esta atención puede incluir:

  • Aliviar el exceso de líquido en el cerebro. Edema cerebral causado por la insuficiencia hepática aguda puede aumentar la presión en su cerebro. Los medicamentos pueden ayudar a reducir la acumulación de líquido en el cerebro.
  • Detección de infecciones. Su equipo médico tomará muestras periódicas de sangre y orina para ser probado para detectar signos de infección. Si su médico sospecha que usted tiene una infección, usted recibirá medicamentos para tratar la infección.
  • Prevención de hemorragias graves. Las personas con insuficiencia hepática aguda a menudo desarrollan úlceras sangrantes en el tracto gastrointestinal. Su médico le puede dar medicamentos para reducir el riesgo de sangrado. Si se pierde una gran cantidad de sangre, se puede requerir transfusiones de sangre.

Para reducir el riesgo de insuficiencia hepática aguda en el cuidado de su hígado, trate de:

  • Siga las instrucciones de los medicamentos. Si usted toma paracetamol u otros medicamentos, consulte el prospecto para obtener instrucciones sobre la dosis recomendada y no exceder de la dosis.
  • Dígale a su médico acerca de todos sus medicamentos. Dígale a su médico acerca de los medicamentos a base de hierbas que esté tomando. Estos pueden interferir con los medicamentos recetados que esté tomando.
  • Beber alcohol con moderación, en todo caso. Limite la cantidad de alcohol que se consume a no más de una bebida al día para las mujeres y no más de dos bebidas al día para los hombres.
  • Evite los comportamientos de riesgo. Busque ayuda si usted usa drogas intravenosas ilegales. No comparta agujas para inyectarse drogas. Si usted decide tener relaciones sexuales, use condones. Si usted decide tener tatuajes o piercings en el cuerpo, tener cuidado con la limpieza y la seguridad cuando se trata de seleccionar una tienda.
  • Vacunarse. Si usted está en mayor riesgo de contraer la hepatitis, si ya ha sido infectado con algún tipo de virus de la hepatitis o si tiene una enfermedad hepática crónica, hable con su médico sobre la vacuna contra la hepatitis B. La vacuna también está disponible para la hepatitis A.
  • Evite el contacto con la sangre de otras personas y los fluidos corporales. Virus de la hepatitis se pueden propagar por pinchazos accidentales o limpieza inadecuada de la sangre o fluidos corporales. También es posible infectarse al compartir cuchillas de afeitar o cepillos de dientes.
  • No comer setas. Puede ser difícil distinguir un hongo comestible de una venenosa.
  • Tenga cuidado con los aerosoles. Cuando se utiliza un limpiador en aerosol, asegúrese de que la habitación se ventila, o usa una máscara. Tomar las medidas de protección similares al pulverizar insecticidas, fungicidas, pinturas y otros productos químicos tóxicos. Siga siempre las instrucciones del fabricante.
  • Mira lo que pone en su piel. Cuando el uso de insecticidas y otros productos químicos tóxicos, cúbrase la piel con guantes, camisas de manga larga, un sombrero y una máscara.
  • Elija una dieta saludable. Elija una dieta basada en plantas con una variedad de frutas y verduras. Limite los alimentos altos en grasa.
  • Mantenga un peso saludable. La obesidad puede causar una enfermedad llamada enfermedad de hígado graso no alcohólico, que puede incluir el hígado graso, hepatitis y cirrosis.

La insuficiencia hepática aguda se produce cuando el hígado pierde rápidamente su capacidad de funcionar. Más comúnmente, la insuficiencia hepática se desarrolla lentamente durante el curso de años. Pero en la insuficiencia hepática aguda, insuficiencia hepática desarrolla en cuestión de días.

Los signos y síntomas de insuficiencia hepática aguda pueden incluir:

  • Coloración amarillenta de la piel y ojos (ictericia)
  • Dolor en la parte superior derecha de su abdomen
  • Náusea y vómitos
  • Una sensación general de malestar
  • Dificultad para concentrarse
  • Desorientación o confusión
  • Somnolencia

La insuficiencia hepática aguda puede desarrollarse rápidamente en una persona sana, y es potencialmente mortal. Si usted o alguien que usted conoce de repente desarrolla una coloración amarillenta de los ojos o la piel, dolor en la parte superior del abdomen o cualquier cambio inusual en el estado mental, la personalidad o el comportamiento, busque atención médica de inmediato.

La insuficiencia hepática aguda se produce cuando las células del hígado se dañan significativamente y éste ya no es capaz de funcionar. La insuficiencia hepática aguda tiene muchas causas potenciales, incluyendo:

  • Sobredosis de paracetamol. Tomar demasiado acetaminofeno es la causa más común de insuficiencia hepática aguda. La insuficiencia hepática aguda puede ocurrir si usted toma una dosis muy grande de paracetamol a la vez, o puede ocurrir si usted toma dosis mayores a las recomendadas cada día durante varios días, especialmente en personas con enfermedad hepática crónica.
  • Medicamentos recetados. Algunos medicamentos recetados, incluyendo antibióticos, medicamentos anti-inflamatorios no esteroides y los anticonvulsivos, pueden causar insuficiencia hepática aguda.
  • Suplementos de hierbas. Medicamentos a base de hierbas y suplementos, como kava, efedra, solideo y poleo, se han relacionado con la insuficiencia hepática aguda.
  • Hepatitis y otros virus. La hepatitis A, la hepatitis B y la hepatitis E puede causar insuficiencia hepática aguda. Otros virus que pueden causar insuficiencia hepática aguda incluyen Epstein-Barr, citomegalovirus y el virus del herpes simplex.
  • Toxinas. Las toxinas que pueden causar insuficiencia hepática aguda incluyen las setas venenosas Amanita phalloides, que a veces se confunde con especies comestibles.
  • Enfermedad autoinmune. La insuficiencia hepática puede ser causada por la hepatitis autoinmune – una enfermedad en la cual el sistema inmunológico ataca las células del hígado, causando inflamación y daño.
  • Enfermedades de las venas en el hígado. Las enfermedades vasculares, tales como el síndrome de Budd-Chiari, pueden causar bloqueos que se forman en las venas del hígado y conducir a insuficiencia hepática aguda.
  • Enfermedad metabólica. Enfermedades metabólicas raras, como la enfermedad de Wilson y el hígado graso agudo del embarazo, con poca frecuencia causan insuficiencia hepática aguda.
  • Cáncer. El cáncer que comienza en el hígado o el cáncer que se disemina al hígado desde otras partes de su cuerpo puede hacer que su hígado falle.

Muchos de los casos de insuficiencia hepática aguda no tiene una causa aparente.

La insuficiencia hepática aguda a menudo causa complicaciones, incluyendo:

  • Exceso de líquido en el cerebro (edema cerebral). El exceso de líquido ocasiona presión por acumulación en el cerebro, que puede desplazar el tejido cerebral fuera del espacio que normalmente ocupa (hernia). El edema cerebral puede privar a su cerebro de oxígeno.
  • Trastornos de hemorragia. Una insuficiencia hepática no es capaz de producir cantidades suficientes de los factores de coagulación, que ayudan a que la sangre coagule. El sangrado de úlceras en el tracto gastrointestinal o en otros lugares es difícil de controlar porque la sangre no se coagula rápidamente.
  • Infecciones. Las personas con insuficiencia hepática aguda tienen un mayor riesgo de desarrollar una variedad de infecciones, sobre todo en la sangre y en las vías respiratorias y urinarias.
  • Insuficiencia renal. La insuficiencia renal a menudo se produce después de un fallo hepático, especialmente en casos de sobredosis de paracetamol, lo que daña tanto su hígado y sus riñones.

Las pruebas y los procedimientos utilizados para el diagnóstico de la insuficiencia hepática aguda incluyen:

  • Análisis de sangre. Exámenes de sangre para determinar qué tan bien está funcionando el hígado pueden incluir la prueba de tiempo de protrombina, que mide el tiempo que tarda la sangre en coagular. Si usted tiene insuficiencia hepática aguda, la sangre no coagula tan rápido como debería.
  • Pruebas de imagen. El médico puede recomendar pruebas de imagen, como la ecografía, para evaluar el hígado. Las pruebas de imagen pueden aparecer daños en el hígado y pueden ayudar a su médico a determinar la causa de sus problemas en el hígado.
  • Examen de tejido hepático. Su médico puede recomendar un procedimiento para extraer una pequeña muestra de tejido del hígado (biopsia hepática). Las pruebas de los tejidos del hígado pueden ayudar a su médico a entender por qué su hígado está fallando. Para las personas con un riesgo de sangrado durante la biopsia, tales como aquellos con insuficiencia hepática aguda, el médico puede realizar una biopsia hepática transyugular. Para ello, una pequeña incisión en el lado derecho de su cuello y un tubo delgado (catéter) se pasa en una vena grande en el cuello, a través de su corazón y hacia abajo en una vena que sale del hígado. Luego, el médico inserta una aguja hacia abajo a través del catéter y recupera una muestra del tejido del hígado.

Las personas con insuficiencia hepática aguda son tratadas en la unidad de cuidados intensivos de un hospital. Cuando es posible, su médico trabajará para tratar la insuficiencia hepática aguda. Pero en muchos casos, el tratamiento implica el control de las complicaciones y dar tiempo al hígado para curar.

Los tratamientos de la insuficiencia hepática aguda pueden incluir:

  • Medicamentos para revertir la intoxicación. La insuficiencia hepática aguda causada por sobredosis de acetaminofeno o intoxicación por hongos se tratan con medicamentos que pueden revertir los efectos de la toxina.
  • Trasplante de hígado. La insuficiencia hepática aguda es irreversible en muchos casos. En estas situaciones, el único tratamiento puede ser un trasplante de hígado. Durante un trasplante de hígado, el cirujano extirpa el hígado dañado y lo reemplaza con un hígado sano de un donante. Leer más.

Su médico trabajará para controlar los signos y síntomas que está experimentando y tratar de evitar las complicaciones causadas por la insuficiencia hepática aguda. Esta atención puede incluir:

  • Aliviar el exceso de líquido en el cerebro. Edema cerebral causado por la insuficiencia hepática aguda puede aumentar la presión en su cerebro. Los medicamentos pueden ayudar a reducir la acumulación de líquido en el cerebro.
  • Detección de infecciones. Su equipo médico tomará muestras periódicas de sangre y orina para ser probado para detectar signos de infección. Si su médico sospecha que usted tiene una infección, usted recibirá medicamentos para tratar la infección.
  • Prevención de hemorragias graves. Las personas con insuficiencia hepática aguda a menudo desarrollan úlceras sangrantes en el tracto gastrointestinal. Su médico le puede dar medicamentos para reducir el riesgo de sangrado. Si se pierde una gran cantidad de sangre, se puede requerir transfusiones de sangre.

Para reducir el riesgo de insuficiencia hepática aguda en el cuidado de su hígado, trate de:

  • Siga las instrucciones de los medicamentos. Si usted toma paracetamol u otros medicamentos, consulte el prospecto para obtener instrucciones sobre la dosis recomendada y no exceder de la dosis.
  • Dígale a su médico acerca de todos sus medicamentos. Dígale a su médico acerca de los medicamentos a base de hierbas que esté tomando. Estos pueden interferir con los medicamentos recetados que esté tomando.
  • Beber alcohol con moderación, en todo caso. Limite la cantidad de alcohol que se consume a no más de una bebida al día para las mujeres y no más de dos bebidas al día para los hombres.
  • Evite los comportamientos de riesgo. Busque ayuda si usted usa drogas intravenosas ilegales. No comparta agujas para inyectarse drogas. Si usted decide tener relaciones sexuales, use condones. Si usted decide tener tatuajes o piercings en el cuerpo, tener cuidado con la limpieza y la seguridad cuando se trata de seleccionar una tienda.
  • Vacunarse. Si usted está en mayor riesgo de contraer la hepatitis, si ya ha sido infectado con algún tipo de virus de la hepatitis o si tiene una enfermedad hepática crónica, hable con su médico sobre la vacuna contra la hepatitis B. La vacuna también está disponible para la hepatitis A.
  • Evite el contacto con la sangre de otras personas y los fluidos corporales. Virus de la hepatitis se pueden propagar por pinchazos accidentales o limpieza inadecuada de la sangre o fluidos corporales. También es posible infectarse al compartir cuchillas de afeitar o cepillos de dientes.
  • No comer setas. Puede ser difícil distinguir un hongo comestible de una venenosa.
  • Tenga cuidado con los aerosoles. Cuando se utiliza un limpiador en aerosol, asegúrese de que la habitación se ventila, o usa una máscara. Tomar las medidas de protección similares al pulverizar insecticidas, fungicidas, pinturas y otros productos químicos tóxicos. Siga siempre las instrucciones del fabricante.
  • Mira lo que pone en su piel. Cuando el uso de insecticidas y otros productos químicos tóxicos, cúbrase la piel con guantes, camisas de manga larga, un sombrero y una máscara.
  • Elija una dieta saludable. Elija una dieta basada en plantas con una variedad de frutas y verduras. Limite los alimentos altos en grasa.
  • Mantenga un peso saludable. La obesidad puede causar una enfermedad llamada enfermedad de hígado graso no alcohólico, que puede incluir el hígado graso, hepatitis y cirrosis.

Los síntomas de la enfermedad del hígado en perros son a menudo sutiles en las primeras etapas y tienden a ser un poco variables en diferentes perros. Algunos de los síntomas comunes de la enfermedad hepática de perros se discuten en el artículo siguiente. Sigue leyendo para saber más acerca de los síntomas de la enfermedad hepática canina y su tratamiento.

Una de las causas principales de la muerte en los perros son las enfermedades de hígado. El hígado es un órgano vital que realiza un número de funciones esenciales. La función principal del hígado es la desintoxicación de la sangre, la eliminación de productos de desecho del sistema y la secreción de la bilis para ayudar a la digestión. El hígado también ayuda a llevar a cabo varios procesos bioquímicos, también ayuda a curar las enfermedades del sistema inmunológico. Como se puede ver, las enfermedades del hígado tienden a paralizar la mayoría de las funciones del cuerpo, ya que el órgano ya no es capaz de realizar su capacidad óptima. Es importante detectar síntomas de la enfermedad de hígado del perro tan pronto como sea posible. Esto es porque el tratamiento temprano significa que el hígado tiene la oportunidad de superar cualquier enfermedad y realizar bien sus funciones.

Causas de la enfermedad hepática del perro

Existen varias causas que llevan a la enfermedad hepática en los perros. Algunas de las causas más comunes de la enfermedad hepática en perros son:

  • Infección por agentes bacterianos, virales o parasitarios como la leptospirosis, hepatitis y gusanos del corazón.
  • Hepatopatía tóxica en perros debido a daños en el hígado por la exposición a las drogas, productos químicos, toxinas tales como corticoides, aspirina o envenenamiento.
  • Cáncer de hígado
  • Cambios en el hígado congénitos o adquiridos
  • Trauma debido a un severo golpe directo en el abdomen como en un accidente de coche
  • Pancreatitis, inflamación del páncreas que se propaga al hígado
  • Anemia hemolítica que causa disminución en el suministro de oxígeno a las células del hígado
  • Hepatitis crónica del hígado debido al almacenamiento de cobre, medicamentos anticonvulsivos, cirrosis, etc.

Síntomas de la enfermedad del hígado del perro

La enfermedad del hígado canino es uno de los asesinos más grandes de los perros, que no se detecta en las primeras etapas. El hígado tiene la capacidad de regeneración y, por tanto, los síntomas que aparecen son muy sutiles. Por lo tanto, sólo los perros que son llevados a un veterinario con regularidad, son diagnosticados con enfermedades del hígado en sus etapas iniciales. En el momento en que los síntomas de la enfermedad del hígado son más prominentes, la enfermedad ya se encuentra en desarrollo, y la función del hígado está reducida. Algunos de los síntomas de la enfermedad de hígado en perros son los siguientes:

☛ Síntomas gastrointestinales
La primera indicación de la enfermedad hepática en perros es la pérdida de apetito, es decir, la anorexia. El perro empieza a comer menos de lo normal. Junto con la pérdida de apetito, el perro muestra signos de trastornos gastrointestinales como diarrea, vómitos, e incluso a veces estreñimiento. Esto se produce debido a un metabolismo incorrecto de los hidratos de carbono, proteínas y grasas debido al mal funcionamiento del hígado. La pérdida de peso se suma a los problemas del perro. A medida que el perro sufre de mal funcionamiento metabólico, sufre de anemia. Por lo tanto, se vuelve muy débil, inactivo y aletargado.

Cambios neurológicos
Los altos niveles de toxinas que circulan en el cuerpo producen un sinnúmero de trastornos neurológicos, así como cambios de comportamiento en el perro. Por lo que el hígado es incapaz de filtrar las toxinas de la corriente sanguínea, las toxinas se acumulan en el cerebro. Esto lleva a la encefalopatía hepática. Por lo tanto, lleva a una serie de cambios en el comportamiento como la agresividad, desorientación, agitación, estupor, presión de la cabeza, convulsiones, babeo excesivo, sensación de vértigo, ataxia, torpeza mental, vagar sin rumbo y en casos graves coma.

Ictericia
Cuando la secreción de la bilis desde la vesícula biliar está obstruida, esto lleva a la acumulación de bilirrubina en la sangre. Esto lleva a la ictericia en los perros. Entonces, la parte blanca de los ojos de los perros, así como las membranas mucosas de la lengua y las encías, se ponen amarillas. El perro comienza a pasar orina de color brillante amarillo-naranja debido a la bilirrubinuria.

Color de las heces
Las heces se convierten pálidas de color gris. La bilis secretada contiene electrolitos, colesterol, ácidos biliares, bilirrubina, así como globulinas. Es muy importante para la eliminación de los fármacos, la absorción de grasa desde el intestino hacia el torrente sanguíneo, así como la recirculación de las células rojas de la sangre. La bilirrubina es una sustancia tóxica que se desintoxica en el hígado y es excretada. Sin embargo, cuando el hígado no logra desintoxicar y excretar bilirrubina del sistema, el perro pasa heces pálidas grises, loo que indica una obstrucción completa de las vías biliares, debido a una enfermedad hepática.

Trastornos de la coagulación
La enfermedad hepática causa problemas de coagulación en el animal. Esta condición se llama coagulopatía. Cuando un perro sufre de una enfermedad del hígado, ésta afecta a su estómago y el duodeno. Por lo tanto, el perro sufre de hemorragia gastrointestinal y se observa sangre en las heces del perro. A veces, la sangre se detecta en la orina del perro, así como vómitos.

-No Ingiera alimentos difíciles de digerir como por ejemplo las carnes rojas, en sustitución de ellos trate de comer pescado, ya que es mucho mas fácil de digerir.

-Evite el alcohol y los cigarrillos y otras sustancias peligrosas.

-No abuse de los medicamentos.

Y sobretodo traten de estar contentos y felices, sean optimistas esto tiene solución.

buenas tardes, canaria despues de criar se encuentra decaida, con las alas abajo y torpe al caminar, que puedo suministar para recuperar su salud

Canario apenas ve por ninguno de los ojos, esta siempre abajo de la jaula que puede ser? No se mueve tan apenas

canario con desgarro bastante grande en cabeza y cuello,ha perdido bastante piel.Que podemos hacer?

Tuve un pichón que se murió y no supe el motivo, presentaba perdida de plumaje, cansancio, perdida del equilibrio (no tenia fuerzas en las patas. Jamas supe que tipo de enfermedad tuvo.
¿Me pueden ayudar a saber cual era?

canario abatido,en la comesura del pico pelado y abra el pico como si bostesara repetidamente

porque contestan por favor

Tengo un canario joven que es de comer poco como si le costara pelar las semillas. Hace tres días le dio una parálisis y se quedó con la cabeza ladeada. No come nada y tampoco bebe.Tampoco pía y no mantiene el equilibrio en el palo.Acudimos al veterinario, se le administra comida por sonda, pero no hace por comer.Esperando diagnóstico.Alguien podría decirme algo de lo que le pasa?Gracias.

Hola buenas, no tengo ninguna experiencia en canarios, tengo uno que el año pasado rescate de la piscina. Desde hace un par de semanas le ha dado por meterse en la bañera y se queda ahi parado por un largo tiempo, despues sale y esta lo mas normal, y al rato de patas a la bañera, es normal este comportamiento?. Muchas gracias

tengo un canario que lleva mas de un año mudando las plumas y no hace mas que rascarse come bien y no ha dejado de cantar

Hola. a mi canario le han salido unos bultos muy raros. uno en cada hombro. k es eso?

Hola mi canario esta extraño, esta embolado, duerme y esta débil come poco que puede ser, me tiene muy preocupada y triste:(

Hola, micanario lleva algun tiempo con diarreas y ahora le he visto un bulto negro en el abdomen, hasta ahora comia bien, pero lleva unos dias que come poco y hace diarrea pero en menor cantidad que antes

buenas noches.Tengo un problema y sí me podéis ayudar.Tengo canarios y los pollos me salen muy débiles y con un punto negro en el lado derecho del vientre y se mueren los pollos o los padres no le dan de comer y quisiera saber como solucionar este problema.Por favor seriedad.Gracias

ola necesito obtener el libro de veterinaria completo

Hola mi canaria acaba de terminar una puesta y tiene el pico y patas palidas,tambien tiene la cloaca amarillenta blanquecina,esta embolada y ni come ni bebe.Espero respuesta,Gracias

mi canario esta extraño, esta embolado, duerme y algo débil. me podrían decir que le esta pasando. GRACIAS

¿Cómo puedo suministrar un baño antiparasitario de forma correcta? Cada vez que pongo una disolución de vinagre y agua no se bañan, he de aplicarla con spray obligatoriamente.

tengo una canaria, tuvo 3 crias lindas y bellas ya tienen cuatro meses se encuentra en una jaula sola, nunca abandono el nido hasta ayer, pero no se sostiene, tiene temblores y no controla la cabeza que podre hacer.

Tengo un canario de aproximadamente 14 años de edad y hace aproximadamente 2 semanas un ojo se le inflamo y al parecer le sangraba y se le formo una costra tapandole por completo el ojo, a los pocos dias le sucedio lo mismo en el otro ojo, yo pense que se iba a morir, pero no, que debo hacer?

Tengo un canario adulto (14 años) y se le pusieron los dos ojos como el que esta en la portada (enfermedades de canarios), que debo hacer. Gracias.

Buenas, he comprado una canaria para hacerle compañía a mi canario, esto hace un tiempo, pensé que ya estaba en época de celo, aunque se veía un poco desaliñada y sus alas caídas, además de pasar gran parte del día quieta, y sus alas entre abiertas, hacer unos extraños movimientos con la cola como tratando de botar algo, y perdidas de algunas plumas alrededor de la cloaca algo sucia, pensando que podría ser estreñimiento le he dado unas gotas de aceite de ricino, pero no mejora, no ha perdido peso, pero sigue igual

Bueno días, mi canario refleja una inchasón en la cabeza de lado derecho, por arriba de su ojo, a dejado de cantar, y en ocasiones se ve como si estuviera inflado. que puedo
hacer

tengo un mixto jilguero al que le ha salido una especie de grano de aspecto seboso entre la base del pico y el ojo, ha ido creciendo hasta alcanzar el tamaño de un guisante ¿quien me puede orientar? el pajaro esta en perfectas condiciones, como si no tubiera nada

Buenas tarde tengo un canario que tiene micosis y cual es el antibiotico que tendria que darle. Saludos y gracias

Tengo un canario que se está quedando pelado y esta muy delgado, estoy muy preocupada. Que puedo hacer?

tengo varios pichones con diarrea blanquecina y embolados,¿ que podría darle? gracias.

pichones con heces blancas y embolados, ¿ que les puedo dar?

Hola buenos días tengo una canaria y la tuve junta con un canario 4 días ahora está todo el día en el suelo de la jaula y sin moverse que le puede pasar gracias

doblale la cabeza para atras y pegale un golpe seco, con eso morira de una vez

  • Falta de deseo sexual
  • Desequilibrios de la
  • glucosa
  • Necesidad de comer
  • carbohidratos y dulces
  • Menstruaciones fuer-tes o irregulares
  • Fibromas
  • Vaginitis
  • Aumento de peso
  • Hipotiroidismo
  • Osteoporosis

Deficiencia de nutrientes


Cala H. Cervera
Nutricionista Ortomolecular

Descubre como curar tus ovarios poliquisticos de forma fácil, rápida y totalmente natural con el mejor tratamiento

cuales son los actos ejecutivos

Qué comer. El 70% -80% de verduras cocidas deben constituir la base de su dieta. Esto es útil para casi todo el mundo. Es un gran cambio en la dieta, pero no es difícil en absoluto una vez que se acostumbre a él. Los productos lácteos crudos son generalmente buenos, pero la leche no mucho, porque la leche es naturalmente alta en azúcares. Algunos quesos crudos o el yogurt de leche cruda o kefir son buenas. Si usted no puede obtener la prima láctea, a continuación, Horizonte o Cadia marcas de productos lácteos orgánicos parecen ser las mejores.

Azúcares. Este cambio en la dieta es fundamental en la mayoría de los casos. El cambio más importante en la dieta es eliminar todos los azúcares. Esto significa la eliminación de todas la glucosa, sacarosa, maltosa, fructosa y productos como la miel, jarabe de arroz, jarabe de arce, jarabe de maíz, néctar de agave, malta de cebada, y otros productos dulces de la dieta. También, proponen la eliminación de todas las frutas y los jugos de fruta sin duda. La mayoría de la gente todavía puede tomar un poco de jugo de zanahoria, que es una buena fuente de calcio. Otros jugos y batidos son perjudiciales. Mantenga todas las frutas a un mínimo.

Esto es un gran cambio en la dieta para la mayoría de la gente. Sin embargo, vale la pena el esfuerzo, no sólo para reducir la población de cándida, pero hay muchos otros beneficios. Los alimentos dulces son extremadamente yin en la medicina china y no saludable para la mayoría de los parte.

Edulcorantes no calóricos. Si es posible, no sustituyen a los edulcorantes artificiales o no calóricos, cuando se eliminan los dulces de su dieta. Si tiene que usar algo, stevia, xilitol o manitol son edulcorantes naturales que son un poco mejor, ya que no contienen más absorbible azúcar.

Estrictamente evitar los edulcorantes artificiales como el aspartamo, la sacarina y debido a sus problemas de muchos otros Splenda. Lo ideal es dejar todo el uso de edulcorantes, ya que todos mantienen el sabor dulce vida y tienden a confundir el cuerpo en algún grado.

Granos Cereral. Reducción de la mayoría de los granos puede ser muy útil, así, al menos por un tiempo. Una vez que el cuerpo se ha curado, algunos granos son excelentes alimentos como el arroz integral, arroz basmati blanco, orgánico hojuelas de maíz azul con sal de mar, la quinua, el amaranto e incluso el centeno, la avena y la cebada. Sin embargo, evite todos los productos derivados del trigo, ya que no son saludables en la actualidad. harina de trigo se encuentra en cientos de alimentos preparados como la mayoría de los panes, pastas, alimentos fritos, sopas de crema espesa con harina, galletas, pasteles y galletas. Algunas personas deben eliminar todos los granos por un tiempo, incluso el arroz y los blue chips de maíz, lo que solemos recomendar con moderación. Más tarde, volviendo a añadir algunos granos enteros es útil para la mayoría de la gente.

Fruta. En los últimos años, he encontrado más y más problemas con todas las frutas. sugiero evitando por completo la fruta si uno tiene un problema de candida

Las legumbres. frijoles y las legumbres son muy almidonados. Reducir granos más secos como pintos, lentejas, frijol negro y el maní. mantequilla de maní es muy dulce y es mejor evitarlos. Almendras tostadas, castañas de cajú o mantequillas de semillas de girasol son mucho mejores en pequeñas cantidades, especialmente mantequilla de almendras tostadas, en la mayoría de los casos.

Otros alimentos fermentados. Algunos libros candida recomendar la eliminación de todos los alimentos fermentados tales como queso, vino, conservas, chucrut, pan leudado.Esto normalmente no es necesario a menos que uno es alérgico específicamente a todos los hongos. Sin embargo, no se recomienda el trigo, en cualquier forma, y la reducción de los alimentos fermentados no es una mala idea ya que muchas personas son sensibles a los fermentos en estos alimentos. Se trata de un alimento fermentado, pero suele ser muy útil para cualquier persona con candida.

Bebidas. Beba pura de manantial o agua destilada, o leve té sin azúcar solamente. No use agua destilada durante más de seis meses, ya que puede filtrarse algunos minerales vitales del cuerpo. Evite la mayoría de otras bebidas como la leche, que tiene un alto contenido de azúcar. Un poco bruto, certificados de suero de leche está bien, sin embargo. Estrictamente evitar todas las bebidas gaseosas, Kool-Aid, ponche, jugos de frutas, Gatorade, recarga, el agua alcalina, y limitar estrictamente el jugo vegetal a alrededor de 10 onzas por día. Evite también los tés endulzados o café, limonada, vino y bebidas alcohólicas más. Como se mencionó anteriormente, una pequeña cantidad de jugo de zanahoria o vegetales, mientras que dulce, puede ser muy útil para ayudar a la curación.

Evite dietas vegetarianas estrictas. De hecho, puede empeorar el problema, mientras que las carnes naturales, aves, huevos, un montón de verduras cocidas, y unas cuantas nueces y queso de vaca o cabra orgánica suelen ser mejores. En algunos casos, la dieta muy estricta en la levadura de los libros es a menudo innecesario si se sigue un programa de equilibrio nutricional para corregir las causas subyacentes. La mayoría de las personas informan que tienen pérdida de peso severa y los antojos de alimentos en la dieta candida muy estrictas.

HÁBITOS ALIMENTARIOS

Las siguientes sugerencias le ayudar a la digestión y acelerar enormemente la reconstrucción de los intestinos:

  • · Coma cuatro, cinco o más comidas al día, si usted tiene hambre,
  • · No refrigerio todo el día, sin embargo. Coma reales sentado las comidas.
  • · Mastique bien y comer despacio en un ambiente relajado y tranquilo.
  • · No coma demasiado a la vez. Salir cuando saciado.
  • · Tome una siesta o dos cada día. Un buen momento es después de una comida. En efecto, basta 10 minutos más o menos.

ESTILO DE VIDA

Descansar y dormir. estilo de vida juega un papel fundamental. Un montón de descanso y el sueño son importantes, como la falta de descanso hace hincapié en las glándulas suprarrenales. Ir a la cama a las 9 pm todas las noches y la mayoría de conseguir 9 o más horas de sueño diario. estimulantes tales como el uso ejercicio de la cafeína o grandes diezma las glándulas suprarrenales.

Respiración y la postura. respiración profunda y una buena postura ayuda la oxigenación del cuerpo que inhibe la candida.

La reducción del estrés. Reducción de todo tipo de violencia física, emocional, estrés económico, social y otros restos de las glándulas suprarrenales y ayuda a mejorar el metabolismo del cobre.

Emociones y pensamientos positivos. Rodéate de materiales positiva, edificante y más orientada espiritualmente, tales como libros, CDs y películas. El trabajo en sus actitudes y emociones negativas, decidir que no vale la pena aferrarse a, no importa lo “verdadero” que parecen a ser. Suelte rencores, iras y odios. Su actitud es la altitud.

La necesidad de un programa de curación completa

Muy a menudo, la infección por candida es sólo un síntoma de desequilibrios sistémicos más profundos en el cuerpo. La gran ventaja de un programa de equilibrio nutricional es que no es un enfoque sintomático. Se ocupa de muchos desequilibrios y las causas más profundas, al mismo tiempo. Por esta razón, muchas personas encuentran el equilibrio nutricional efectivo cuando todos los otros métodos, incluyendo otros métodos de curación natural, no han podido lograr los resultados deseados.

Referencias

Atkins, R., Dr. Atkins Diet Revolution.

Crook, MD W., La conexión de la Candida.

Trowbridge, J., El síndrome de la Candida.

Truss, O., The Missing Diagnosis.

Estos libros viejos ofrecer más información en profundidad sobre la candida albicans síntomas, criterios diagnósticos, tratamientos diferentes y mucho más. Sin embargo, ninguno de ellos se recomienda un programa de equilibrio nutricional, por lo que les visión un tanto escéptica.

También puede UD. tomar una cita desde Doctoralia:

La cara amarilla o Ictericia, no es en si ninguna enfermedad; pero si es un signo que puede ser la señal de múltiples enfermedades.

Entre las enfermedades que muestran una cara amarilla, se encuentran: El alcoholismo; hepatitis viral; cáncer hepático o cirrosis, entre muchas otras. También es frecuente, observar este signo en bebés recién nacidos; que en cualquiera de los casos adultos o bebés, revelación el incremento de la bilirrubina en el cuerpo. La bilirrubina es una sustancia amarillenta, que se produce en el hígado, tras el rompimiento de algunos glóbulos rojos. Además de la cara amarilla y; color amarillento en la piel de forma generalizada, suele acompañarse de ojos amarillos y otros síntomas, dependiendo de la enfermedad subyacente.

Entre los casos más frecuentes de ver la Ictericia o cara amarilla; más aún, en todo el cuerpo es, en algunos recién nacidos. Esto debido a que, el proceso de eliminación de la bilirrubina es más lento en el recién nacido;y por la poca maduración del hígado o; que esta es absorbida por los intestinos, en lugar de desecharse con las heces. Este signo, generalmente desaparece en pocos días en un niño sano.

En los adultos, cuando ocurre la afección de la ictericia; además, de tener el signo de lo amarillo en cara y ojos; suelen estar presente otros síntomas como haces pálidas y orina oscura.

Dependiendo de la enfermedad de base, pueden aparecer variedad de síntomas. Por ejemplo, en casos de hepatitis viral; se acompaña con vómitos y fatiga exacerbada.

De cualquier modo, hace falta que el médico haga un certero diagnóstico, que se acompaña generalmente con exámenes de orina; de sangre; heces o biopsia hepática. Pues, si sólo es solamente la cara amarilla o el color amarillo generalizado, puede ser causado por un exceso de betacarotenos. Esto debido a la alta ingesta de alimentos como: zanahorias; calabaza, albaricoque o mangos; ricos en este antioxidante.

Producto de la anormal descomposición y metabolización de la bilirrubina por el hígado, se produce la ictericia. Pero esta alteración orgánica, puede deberse entre muchas enfermedades a las siguientes:

Dra. Pino Navarro, directora Endocrinología y Nutrición del Instituto Bernabeu.

La cirrosis hepática es aquella condición en la que el tejido normal y sano del hígado es reemplazado por un tejido cicatrizal que bloquea el flujo de sangre a través del órgano e impide que este funcione adecuadamente. Como concepto general la cirrosis es un proceso largo al que se llega en la medida que el hígado se expone largo tiempo (años o décadas) al daño y acumula cicatrices en su tejido (fenómeno también llamado fibrosis hepática). Cuando las cicatrices son extensas la forma y funcionamiento del hígado se alteran severamente lo que recibe el nombre de cirrosis.

La cirrosis es una enfermedad grave, aunque el pronóstico individual depende de la fase de su evolución en la que se realice el diagnóstico. Los enfermos con cirrosis "compensada" (sin complicaciones graves) tienen una probabilidad del 50% de seguir vivos a los 10 años, siendo su pronóstico mucho mejor si no hay várices en el esófago. Por otra parte, los enfermos "descompensados" tienen una mortalidad del 70% al cabo de 3 años. Por ello, todo paciente con cirrosis, o con sospecha de ella, debe ser evaluado por un médico con experiencia en las enfermedades del hígado.

La cirrosis tiene muchas causas. En general cualquier condición dañina para el hígado que se mantenga en el tiempo puede causar cirrosis. Las causas mas frecuentes incluyen el consumo crónico y exagerado de alcohol, el hígado graso, las hepatitis crónicas por virus B y C, las enfermedades autoinmunes del hígado, algunas enfermedades hereditarias y otras causas mas infrecuentes entre las que se incluyen algunas reacciones graves a los medicamentos recetados, la obstrucción o bloqueo de los conductos que drenan la bilis desde el hígado, una exposición prolongada a toxinas ambientales, la infección de parásitos llamada esquistosomiasis y repetidos ataques de insuficiencia cardiaca.

Muchas personas con cirrosis no presentan síntomas al principio de la enfermedad. Sin embargo, a medida que el tejido cicatrizal reemplaza las células sanas, la función del hígado comienza a fallar y la persona puede tener los siguientes síntomas:

  • agotamiento
  • fatiga
  • falta de apetito
  • náusea
  • debilidad
  • pérdida de peso
  • dolor abdominal
  • vasos sanguíneos en forma de araña (angioma de araña) que se desarrollan en la piel

A medida que avanza la enfermedad, pueden presentarse complicaciones. En algunas personas, éstas podrían ser los primeros signos de la enfermedad.

Para hacer un diagnóstico de cirrosis el médico se basa en los síntomas, pruebas de laboratorio, la historia clínica del paciente y su examen físico. Por ejemplo, durante el examen físico, el médico puede detectar que el hígado está más duro o más grande de lo habitual y entonces ordena análisis de sangre que puedan comprobar la presencia de la enfermedad.

Además, generalmente el médico solicita que se realice exámenes de imagen, como una ecografía de abdomen (ecotomografía), una tomografía axial computarizada (escáner o TAC), o una resonancia magnética (RM). Si es necesario, el médico puede también decidir realizar una biopsia de hígado para confirmar el diagnóstico o la causa de la cirrosis.

COMPLICACIONES DE LA CIRROSIS

Cirrosis Hepática: Como se explicó, la cirrosis hepática consiste en la destrucción de la arquitectura normal del hígado, en la que el tejido sano es reemplazado por un tejido cicatrizal que forma múltiples nódulos en el órgano (Figura 2) e impide que éste funcione adecuadamente.

Cuando existe cirrosis se generan problemas de diversa índole (Figura 3), que a su vez dan origen a situaciones que requieren atención médica especializada. Uno de los principales problemas es que se bloquea el normal flujo de sangre a través del órgano, generando una situación de alza en la presión sanguínea sectorizada, en las venas del abdomen. Esto se denomina HIPERTENSIÓN PORTAL. Ello puede llevar por una parte a la acumulación de líquido en el abdomen, (lo que se conoce como ASCITIS, y por otra parte a la dilatación de las venas ubicadas en el interior del abdomen. El aumento de la presión en dichas venas condiciona la aparición de venas dilatadas en el esófago (VÁRICES ESOFÁGICAS) o estómago (VÁRICES GASTRICAS).

La cirrosis también lleva a la pérdida progresiva de las múltiples tareas que el hígado realiza, como son la formación de proteínas, tanto estructurales como de defensa; la regulación de los niveles sanguíneos de variadas moléculas como por ejemplo la glucosa, insulina, hormonas sexuales, colesterol o triglicéridos; la formación de la bilis para la digestión de alimentos; la depuración de bacterias o toxinas, como fármacos o el alcohol; además del rol de almacenamiento de nutrientes, minerales y vitaminas. Esta situación se hace evidente sólo cuando el daño del hígado es severo, apareciendo coloración amarilla de la piel o mucosas (ICTERICIA). También el paciente puede experimentar alteraciones de conciencia (perdida de memoria, pérdida de la orientación en el tiempo o el espacio, pérdida del equilibrio, temblores, o somnolencia) lo que se llama ENCEFALOPATÍA HEPÁTICA, la que se cree se debe a una suerte de "intoxicación del cerebro", muchas veces asociado a síntomas generales como pérdida de peso y/o debilidad.

Finalmente, la cirrosis es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de CÁNCER DEL HÍGADO (llamado también HEPATOCARCINOMA). En nuestro país la gran mayoría de los cánceres del hígado se desarrollan en un hígado cirrótico (sobre el 85%).

Los detalles más relevantes de las complicaciones de la Cirrosis son:

1. La hemorragia digestiva alta por rotura de várices esófago gástricas, complicación grave que siempre tiene un riesgo elevado de morir directamente por ella o por complicaciones asociadas. Por ello requiere siempre de terapia precoz, con endoscopia y fármacos específicos, así como de ingreso en una unidad de cuidados intensivos. La mortalidad global por ella, esta entre el 15 y 30%, dependiendo de la experiencia del equipo médico, así como de lo avanzado que esté el daño hepático en el individuo.

2. La acumulación de líquido en el abdomen, conocida como Ascitis, suele tener una cuantía variable e instalarse lentamente en la mayoría de los casos. Su aparición es señal de una enfermedad hepática avanzada, con un pronóstico de vida pobre a 5 años plazo. La ingesta de sal excesiva así como algunos medicamentos, especialmente anti-inflamatorios suelen agravarla o desencadenarla. Su tratamiento es con reposo, dieta pobre en sal, y diuréticos.

3. El deterioro neurológico conocido como encefalopatía hepática o coma hepático, caracterizado por un trastorno funcional y reversible del sistema nervioso. Se produce por la menor capacidad del hígado para eliminar toxinas con efecto sobre el cerebro; la más conocida es el amonio. Pueden desencadenarlo una multitud de situaciones clínicas, las mas importantes son la hemorragia digestiva, las infecciones, y la insuficiencia renal, también pueden hacerlo el estreñimiento, las trasgresiones alimentarias, las pérdidas de líquidos o sales (vómitos y/o diarrea), y el uso de sedantes o inductores del sueño. Los síntomas suelen ser muy variados desde leves alteraciones del lenguaje, del ánimo, de la motricidad fina o del equilibrio, hasta el coma, pasando el comportamiento francamente inadecuado, la desorientación, el lenguaje incoherente y la somnolencia. El tratamiento requiere de suspensión temporal de diuréticos y psicofármacos, acelerar el transito intestinal, a veces con enemas, mas una dieta baja en carnes, todo ello unido a fármacos específicos. Según la magnitud de cada caso se podrá tratar en forma ambulatoria u hospitalizada.

ADVERTENCIA; LA DETECCIÓN DE UNA DE ESTAS COMPLICACIONES; ASCITIS, ENCEFALOPATÍA, HEMORRAGIA DIGESTIVA POR VÁRICES, O DE UN HEPATOCARCINOMA, CAMBIA Y ENSOMBRECE DRAMATICAMENTE EL PRONOSTICO DE VIDA DEL PACIENTE, POR LO QUE SIEMPRE DEBE EVALUARSE EN ÉL, LA FACTIBILIDAD DE EFECTUAR UN TRASPLANTE DE HÍGADO.

LO QUE TODO ENFERMO DEL HIGADO DEBE SABER O NO PUEDE DESCONOCER

Hay algunas complicaciones determinadas por el daño hepático que en si mismas tienen un alto riesgo de mortalidad, y que pueden ser prevenidas o tratadas a tiempo, mejorando mucho su pronóstico.

Ellas son la hemorragia digestiva, las infecciones y el desarrollo de un cáncer hepático.

HEMORRAGIA DIGESTIVA POR VARICES ESOFAGO GASTRICAS

La principal causa de muerte en los cirróticos sigue siendo la hemorragia digestiva por varices esófago gástricas

Esta complicación se debe a la rotura de las venas dilatadas del esófago o estómago, la que se manifiesta por vómito de sangre o de color café negruzco, o deposiciones negras y/o con restos de sangre. Esta complicación tiene una mortalidad alta especialmente, si no se actúa rápidamente. Siempre hay que hospitalizar y realizar estudio y tratamiento para detener el sangrado e impedir que nuevas complicaciones se agreguen.

¿Cómo prevenirla? Esta complicación puede prevenirse si se detectan a tiempo várices grandes o con señales de riesgo alto de rotura en su pared (manchas rojas). Ello se hace con un estudio endoscópico del esófago y estómago.

Por ello todo paciente enfermo del hígado debe hacerse precozmente este estudio de endoscopia para evaluar la existencia o no de varices.

De existir várices grandes o con signos de riesgo debe iniciarse un tratamiento que prevenga esta complicación, lo que se puede hacer o con un fármaco que hay que tomar diariamente, o con un procedimiento endoscopico de sellado de las várices (ligadura elástica).

El primer contacto del futuro enfermo con el alcohol es el CONSUMO OCASIONAL DE ALIVIO, se considera a las bebidas embriagantes como una droga tranquilizadora.

1. PALIMPSESTOS ALCOHOLICOS:

normal, debido a que el alcohol empieza a serle un articulo de primera necesidad.

Todos estos estados los ahoga con el alcohol.

6. EVITA TODA REFERENCIA AL ALCOHOL:

cultural de su poseedor, se ha visto infinidad de casos en los que el

ba el alcohol entra en la fase CRITICA; estos casos no ofrecen ninguna

El enfermo no se percata que la “fuerza de voluntad” no la ha perdido para otras cosas de la vida cotidiana, pero para dominar el alcohol DEFINITIVAMENTE SI.

2. RAZONA SU COMPORTAMENTO DE BEBEDOR:

Racionalizar quiere decir convertir los pretextos en razones y todo bebedor trata de encontrar

tiene; pero al transcurrir del tiempo tiene que invertir mentiras esto le da seguridad para

Es evidente que su conducta ya es objeto de recriminaciones en el hogar, recomendaciones

conductual” poniendo toda clase de excusas.

Seguramente estarás pensado que emborracharse es imposible sin consumir bebidas alcohólicas. Pero si padeces el síndrome de autodestilación, puedes ir ebrio sin ingerir ni una sola gota de alcohol. Ahora es cuando se te pasa por la cabeza lo barata que te podría salir la noche del sábado ¿me equivoco?

Es posible que a alguien le parezca divertido ir con el “puntillo” sin haber gastado ni un solo euro, pero ¿y vivir en una resaca constante? Tener mareos, náuseas, dolor de cabeza, etc. a diario no debe ser agradable. Éstos son algunos de los síntomas que sufren las personas que padecen esta enfermedad rara denominada síndrome de autodestilación.

Dicha enfermedad surge por un exceso de levadura en el intestino, que hace que este hongo transforme los hidratos de carbono y azúcares ingeridos en alcohol, y sean liberados en el torrente sanguíneo. Todos tenemos algo de levadura en el intestino, pero en cantidades muy pequeñas. Cuando comemos alimentos con azúcares o hidratos de carbono, aunque una parte se transforme en alcohol, el hígado elimina esta mínima dosis de alcohol, evitando así el estado de embriaguez.

Como en la mayoría de las enfermedades alimentarias raras, no existe un tratamiento que cure dicho trastorno. Lo único que pueden hacer los afectados por esta enfermedad es adaptar su dieta y evitar aquellos alimentos que contengan azúcares e hidratos de carbono.

Algunos pacientes han reconocido que padecer el síndrome de autodestilación ha alterado su ritmo de vida. Se ve reducido el rendimiento en las actividades cotidianas que se llevan a cabo, afectando a la vida laboral, social y personal.

Estar bajo los efectos del alcohol constantemente puede afectar a todo aquello que hagamos. Por ejemplo, si necesitas coger el coche para hacer la compra, puede que te resulte imposible realizarla.

Los afectados por el síndrome de autodestilación suelen vigilar continuamente su tasa de alcoholemia para controlar los efectos de su enfermedad. La manera más rápida y cómoda para determinar la concentración de alcohol en sangre que tiene el afectado, es realizar un test de alcoholemia mediante el uso de un alcoholímetro. Así podrán controlar los niveles de alcohol y determinar, por ejemplo, si pueden conducir o no.

El uso de los alcoholímetros tiene como objetivo determinar la tasa de alcoholemia de la persona sometida a la prueba. Pero después de leer este blog, verás que existen distintas utilidades muy interesantes.

Los alcoholímetros utilizados por personas que sufren el síndrome de autodestilación, tienen que ser dispositivos de calidad que tengan una gran sensibilidad para medir valores muy bajos de alcohol en sangre.

Los alcoholímetros recomendados para estas prácticas que requieren una elevada precisión, son los alcoholímetros profesionales.

El hecho de poseer un alcoholímetro puede ser útil para cualquier persona que conduzca, porque “mejor prevenir que curar”. Nunca está de más conocer su tasa de alcoholemia, para determinar si se encuentra bajo los efectos del alcohol y si puede conducir o no. Pero además, este dispositivo toma una gran relevancia para las personas afectadas por la enfermedad mencionada, haciéndose su uso imprescindible.

Existe una buena parte de la población, que cree que el alcohol en bajas dosis o con moderación, en especial cuando proviene de bebidas fermentadas tipo vino o cerveza tiene un efecto beneficioso para la salud.

No niego que determinados aspectos de nuestro nivel de salud puedan verse beneficiados por este tipo de consumo de bebidas alcohólicas, pero considero que sería injusto el tener en cuenta sólo estos beneficios sin prestar atención al mismo tiempo a los posibles riesgos. A fin de cuentas cuando se consume cualquier bebida alcohólica lo hacemos –siempre refiriéndome al terreno de la salud- para lo supuestamente bueno y también, indefectiblemente, para lo potencialmente malo.

Para todos aquellos que aun duden de los efectos de las bebidas alcohólicas, sean las que sean, en el conjunto de la salud les recomendaría que echaran un vistazo a un reciente documento de la Organización Mundial de la Salud (Alcohol in the European Union. Consumption, harm and policy approaches) que lamentablemente sólo está en inglés y que aborda de pleno las consideraciones salutíferas del alcohol, entre otros aspectos. He tenido el interés de haceros un breve resumen de algunos aspectos que me han parecido interesantes dentro de los respectivos apartados. Espero que al menos sirva para que aquellas personas más fundamentalistas con respecto a las alegaciones positivas en el consumo de bebidas alcohólicas se replanteen algunas cuestiones.

El consumo de bebidas alcohólicas es una de las tres prioridades más importantes en el ámbito de la salud pública en el panorama mundial. A pesar de que sólo la mitad de la población lo consume, el alcohol como factor de riesgo a escala global es la tercera causa de enfermedad y de muerte prematura tras el bajo peso al nacer y el sexo sin protección. En Europa, el alcohol es también el tercer factor de riesgo en relación con la salud y la mortalidad, por detrás sólo del tabaco y la hipertensión arterial. […]

Con independencia de que sea una droga capaz de generar dependencia, el consumo de bebidas alcohólicas se ha asociado de forma convincente con cerca de 60 tipos diferentes de enfermedades y circunstancias no deseables, incluyendo lesiones mentales y trastornos del comportamiento, afecciones gastrointestinales, cánceres, enfermedades cardiovasculares, trastornos inmunológicos, enfermedades pulmonares, enfermedades óseas y musculares, trastornos reproductivos y daños perinatales, incluyendo un mayor riesgo de alumbramientos prematuros y de bajo peso al nacer (enlace) […]

Aunque se ha demostrado un pequeño efecto protector entre el consumo ligero y moderado de alcohol sobre las enfermedades isquémicas, su consumo ha de considerarse como abrumadoramente tóxico para el sistema cardiovascular.

En 2007, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer concluyó que existía una relación causal entre el consumo de alcohol y distintos tipos de cáncer: cavidad oral, faringe, laringe, esófago, hígado, colon, recto y mama (enlace 1 y enlace 2). Todos estos tipos de cáncer mostraron una relación dosis-respuesta, es decir, el riesgo de cáncer aumenta de manera constante (enlace). La fuerza de esta relación con niveles de consumo medio de alcohol varía sensiblemente para los diferentes tipos de cáncer. […] Entre los mecanismos causales identificados para algunos tipos de cáncer, el efecto tóxico parece provenir del acetaldehído, un metabolito fruto de la degradación del alcohol.

La relación entre consumo de bebidas alcohólicas y diversos trastornos cardiovasculares es negativa, y este extremo está respaldado de forma contundente en especial con la enfermedad hipertensiva (enlace), el accidente cerebrovascular hemorrágico (enlace) y la fibrilación auricular (enlace). Para la enfermedad isquémica y el accidente cerebrovascular isquémico, la relación es más compleja. En cuanto al consumo crónico de bebidas alcohólicas, este está asociado claramente con resultados adversos cardiovasculares (enlace).

Por su parte, el consumo ligero a moderado parece tener un efecto protector en las enfermedades isquémicas (enlace). Este efecto resulta ser igual para las personas que sólo beben cerveza o sólo vino (enlace). Sin embargo, cada vez con más pruebas que lo respalden, este efecto sobre algunas enfermedades cardiovasculares parece que puede deberse a factores de confusión (enlace), apuntando la idea de que el consumo bajo o moderado de alcohol debe ser considerado más como un indicador de buena salud y una mejor posición social que una causa de la mencionada buena salud (enlace). En cualquier caso, el efecto protector desaparece totalmente cuando los consumidores realizan, un consumo excesivo de alcohol aunque sea una vez al mes (enlace). Además no hay ningún efecto protector para los más jóvenes, para quienes cualquier dosis de alcohol aumenta el riesgo de eventos isquémicos (enlace). En cuanto a las personas mayores, la reducción del riesgo de fallecimiento por enfermedad isquémica se obtiene de forma mucho más efectiva mediante la realización de actividad física y con una dieta más saludable que tomando una bajas cantidades de alcohol (enlace). […]

Después de esto que cada uno asuma su responsabilidad a la hora de recomendar el consumo de la cantidad que se quiera de cualquier bebida alcohólica por motivos de salud. Yo desde luego lo tengo claro: por motivos de salud, cuanto menos mejor.

Evidentemente, y siendo conocedores ya de los riesgos que tiene sobre la salud el consumo de bebidas alcohólicas (y no antes) se podrán considerar los aspectos sociales, culturales e incluso gastronómicos de su uso.

Nota: La mayor parte de esta entrada (aquella parte del texto en cursiva) es una traducción personal del mencionado documento de la OMS. Insisto que quien quiera revisarla tiene a su disposición el texto original en este enlace.

Aparte de los efectos sobre la salud, no entiendo por qué gusta tanto beber. A mí el alcohol me sabe horrible.

a ver si el próximo día hablas de las antenas de telefonía, por ejemplo. o del azúcar o de la leche.
o de los aditivos del tabaco.

Ésta claro que el alcohol ostenta un puesto muy alto en el ranking de drogas peligrosas solo superado por viejos conocidos como la Heroina y la Cocaina. Me meo de la risa cuando algún viejo me dice que las drogas son malas, que él solo consume alcohol.
La gente parece desconocer que el alcohol es una DROGA DURA; la única con un síndrome de abstiencia que puede causar la muerte y con un índice de adicción muy elevado. Además es de lejos causante de muchos más problemas sociales y de salud que viejos conocidos como el cannabis o los enteógenos.
No voy a preguntar por qué el alcohol es legal; de sobra se la respuesta.
Lo que me parece absurdo y reivindico desde aquí es la prohibición de alcaloides que no son susceptibles de abuso o que están consideradas DROGAS BLANDAS mucho menos peligrosas que el alcohol por la OMS.

> A mí el alcohol me sabe horrible.
Sí, creo que el Viña Tondoña o el Vega Sicilia saben a mierda.

Estoy totalmente de acuerdo, con el comunicado y posterior comentario, sobre el alcoholismo y sus consecuencias.
Yo soy un alcoholico, desde los 13 años, en la actualidad tengo 65 y he bebido de todo tipo de bebidas alcoholicas, en la actualida tengo lagunas de memoria, y estoy en procedimiento de una revisión de mi aparato digestivo, que no se lo que ocurrira, espero que todo salga bien.
Aparte, hace mas de un año, me diagnosticarón una protatitis que no se si sera producida por el abuso del alcohol.
Habiendo pasado, por centros rehabilitadores, como Alcoholicos Anonimos, Alcoholicos rehabilitados y otras asociaciones y consumiendo, la medicación Antabus y Colme, no dejo de beber, se que algun dia padecere un delirio tremens ó cualquier otra enfermedad que me llevara hacia el que creo las vides.
Me sirvio de mucho, las asociaciones de rehabilitación, pero donde vivo, la unica asociacón que tengo en el vino, ¿maldita sea?, esta puñetera aficción a este elemento, en que a veces, estoy bien si paso de el y otras soy una piltrafa, agarrandome a el. De mi parte a la persona que ha hecho este comunicado, quisiera mandarle un saludo.

joder que coñazo de informe o de articulo o de lo que mierda sea esto, se te quitan las ganas de beber … menudo amargamiento… a vivir que son dos dias!

Miles de sustancias matan y crean efectos, solo que no se estudian ni se publicitan tanto sus efectos:

Que el alcohol es malo, es relativo, una copa de vino (a ver entendamonos, no hasta arriba del vaso) genera más beneficios positivos que negativos, por lo que no se puede considerar mala.