que significa actos voluntarios

Seguramente estarás pensado que emborracharse es imposible sin consumir bebidas alcohólicas. Pero si padeces el síndrome de autodestilación, puedes ir ebrio sin ingerir ni una sola gota de alcohol. Ahora es cuando se te pasa por la cabeza lo barata que te podría salir la noche del sábado ¿me equivoco?

Es posible que a alguien le parezca divertido ir con el “puntillo” sin haber gastado ni un solo euro, pero ¿y vivir en una resaca constante? Tener mareos, náuseas, dolor de cabeza, etc. a diario no debe ser agradable. Éstos son algunos de los síntomas que sufren las personas que padecen esta enfermedad rara denominada síndrome de autodestilación.

Dicha enfermedad surge por un exceso de levadura en el intestino, que hace que este hongo transforme los hidratos de carbono y azúcares ingeridos en alcohol, y sean liberados en el torrente sanguíneo. Todos tenemos algo de levadura en el intestino, pero en cantidades muy pequeñas. Cuando comemos alimentos con azúcares o hidratos de carbono, aunque una parte se transforme en alcohol, el hígado elimina esta mínima dosis de alcohol, evitando así el estado de embriaguez.

Como en la mayoría de las enfermedades alimentarias raras, no existe un tratamiento que cure dicho trastorno. Lo único que pueden hacer los afectados por esta enfermedad es adaptar su dieta y evitar aquellos alimentos que contengan azúcares e hidratos de carbono.

Algunos pacientes han reconocido que padecer el síndrome de autodestilación ha alterado su ritmo de vida. Se ve reducido el rendimiento en las actividades cotidianas que se llevan a cabo, afectando a la vida laboral, social y personal.

Estar bajo los efectos del alcohol constantemente puede afectar a todo aquello que hagamos. Por ejemplo, si necesitas coger el coche para hacer la compra, puede que te resulte imposible realizarla.

Los afectados por el síndrome de autodestilación suelen vigilar continuamente su tasa de alcoholemia para controlar los efectos de su enfermedad. La manera más rápida y cómoda para determinar la concentración de alcohol en sangre que tiene el afectado, es realizar un test de alcoholemia mediante el uso de un alcoholímetro. Así podrán controlar los niveles de alcohol y determinar, por ejemplo, si pueden conducir o no.

El uso de los alcoholímetros tiene como objetivo determinar la tasa de alcoholemia de la persona sometida a la prueba. Pero después de leer este blog, verás que existen distintas utilidades muy interesantes.

Los alcoholímetros utilizados por personas que sufren el síndrome de autodestilación, tienen que ser dispositivos de calidad que tengan una gran sensibilidad para medir valores muy bajos de alcohol en sangre.

Los alcoholímetros recomendados para estas prácticas que requieren una elevada precisión, son los alcoholímetros profesionales.

El hecho de poseer un alcoholímetro puede ser útil para cualquier persona que conduzca, porque “mejor prevenir que curar”. Nunca está de más conocer su tasa de alcoholemia, para determinar si se encuentra bajo los efectos del alcohol y si puede conducir o no. Pero además, este dispositivo toma una gran relevancia para las personas afectadas por la enfermedad mencionada, haciéndose su uso imprescindible.

Existe una buena parte de la población, que cree que el alcohol en bajas dosis o con moderación, en especial cuando proviene de bebidas fermentadas tipo vino o cerveza tiene un efecto beneficioso para la salud.

No niego que determinados aspectos de nuestro nivel de salud puedan verse beneficiados por este tipo de consumo de bebidas alcohólicas, pero considero que sería injusto el tener en cuenta sólo estos beneficios sin prestar atención al mismo tiempo a los posibles riesgos. A fin de cuentas cuando se consume cualquier bebida alcohólica lo hacemos –siempre refiriéndome al terreno de la salud- para lo supuestamente bueno y también, indefectiblemente, para lo potencialmente malo.

Para todos aquellos que aun duden de los efectos de las bebidas alcohólicas, sean las que sean, en el conjunto de la salud les recomendaría que echaran un vistazo a un reciente documento de la Organización Mundial de la Salud (Alcohol in the European Union. Consumption, harm and policy approaches) que lamentablemente sólo está en inglés y que aborda de pleno las consideraciones salutíferas del alcohol, entre otros aspectos. He tenido el interés de haceros un breve resumen de algunos aspectos que me han parecido interesantes dentro de los respectivos apartados. Espero que al menos sirva para que aquellas personas más fundamentalistas con respecto a las alegaciones positivas en el consumo de bebidas alcohólicas se replanteen algunas cuestiones.

El consumo de bebidas alcohólicas es una de las tres prioridades más importantes en el ámbito de la salud pública en el panorama mundial. A pesar de que sólo la mitad de la población lo consume, el alcohol como factor de riesgo a escala global es la tercera causa de enfermedad y de muerte prematura tras el bajo peso al nacer y el sexo sin protección. En Europa, el alcohol es también el tercer factor de riesgo en relación con la salud y la mortalidad, por detrás sólo del tabaco y la hipertensión arterial. […]

Con independencia de que sea una droga capaz de generar dependencia, el consumo de bebidas alcohólicas se ha asociado de forma convincente con cerca de 60 tipos diferentes de enfermedades y circunstancias no deseables, incluyendo lesiones mentales y trastornos del comportamiento, afecciones gastrointestinales, cánceres, enfermedades cardiovasculares, trastornos inmunológicos, enfermedades pulmonares, enfermedades óseas y musculares, trastornos reproductivos y daños perinatales, incluyendo un mayor riesgo de alumbramientos prematuros y de bajo peso al nacer (enlace) […]

Aunque se ha demostrado un pequeño efecto protector entre el consumo ligero y moderado de alcohol sobre las enfermedades isquémicas, su consumo ha de considerarse como abrumadoramente tóxico para el sistema cardiovascular.

En 2007, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer concluyó que existía una relación causal entre el consumo de alcohol y distintos tipos de cáncer: cavidad oral, faringe, laringe, esófago, hígado, colon, recto y mama (enlace 1 y enlace 2). Todos estos tipos de cáncer mostraron una relación dosis-respuesta, es decir, el riesgo de cáncer aumenta de manera constante (enlace). La fuerza de esta relación con niveles de consumo medio de alcohol varía sensiblemente para los diferentes tipos de cáncer. […] Entre los mecanismos causales identificados para algunos tipos de cáncer, el efecto tóxico parece provenir del acetaldehído, un metabolito fruto de la degradación del alcohol.

La relación entre consumo de bebidas alcohólicas y diversos trastornos cardiovasculares es negativa, y este extremo está respaldado de forma contundente en especial con la enfermedad hipertensiva (enlace), el accidente cerebrovascular hemorrágico (enlace) y la fibrilación auricular (enlace). Para la enfermedad isquémica y el accidente cerebrovascular isquémico, la relación es más compleja. En cuanto al consumo crónico de bebidas alcohólicas, este está asociado claramente con resultados adversos cardiovasculares (enlace).

Por su parte, el consumo ligero a moderado parece tener un efecto protector en las enfermedades isquémicas (enlace). Este efecto resulta ser igual para las personas que sólo beben cerveza o sólo vino (enlace). Sin embargo, cada vez con más pruebas que lo respalden, este efecto sobre algunas enfermedades cardiovasculares parece que puede deberse a factores de confusión (enlace), apuntando la idea de que el consumo bajo o moderado de alcohol debe ser considerado más como un indicador de buena salud y una mejor posición social que una causa de la mencionada buena salud (enlace). En cualquier caso, el efecto protector desaparece totalmente cuando los consumidores realizan, un consumo excesivo de alcohol aunque sea una vez al mes (enlace). Además no hay ningún efecto protector para los más jóvenes, para quienes cualquier dosis de alcohol aumenta el riesgo de eventos isquémicos (enlace). En cuanto a las personas mayores, la reducción del riesgo de fallecimiento por enfermedad isquémica se obtiene de forma mucho más efectiva mediante la realización de actividad física y con una dieta más saludable que tomando una bajas cantidades de alcohol (enlace). […]

Después de esto que cada uno asuma su responsabilidad a la hora de recomendar el consumo de la cantidad que se quiera de cualquier bebida alcohólica por motivos de salud. Yo desde luego lo tengo claro: por motivos de salud, cuanto menos mejor.

Evidentemente, y siendo conocedores ya de los riesgos que tiene sobre la salud el consumo de bebidas alcohólicas (y no antes) se podrán considerar los aspectos sociales, culturales e incluso gastronómicos de su uso.

Nota: La mayor parte de esta entrada (aquella parte del texto en cursiva) es una traducción personal del mencionado documento de la OMS. Insisto que quien quiera revisarla tiene a su disposición el texto original en este enlace.

Aparte de los efectos sobre la salud, no entiendo por qué gusta tanto beber. A mí el alcohol me sabe horrible.

a ver si el próximo día hablas de las antenas de telefonía, por ejemplo. o del azúcar o de la leche.
o de los aditivos del tabaco.

Ésta claro que el alcohol ostenta un puesto muy alto en el ranking de drogas peligrosas solo superado por viejos conocidos como la Heroina y la Cocaina. Me meo de la risa cuando algún viejo me dice que las drogas son malas, que él solo consume alcohol.
La gente parece desconocer que el alcohol es una DROGA DURA; la única con un síndrome de abstiencia que puede causar la muerte y con un índice de adicción muy elevado. Además es de lejos causante de muchos más problemas sociales y de salud que viejos conocidos como el cannabis o los enteógenos.
No voy a preguntar por qué el alcohol es legal; de sobra se la respuesta.
Lo que me parece absurdo y reivindico desde aquí es la prohibición de alcaloides que no son susceptibles de abuso o que están consideradas DROGAS BLANDAS mucho menos peligrosas que el alcohol por la OMS.

> A mí el alcohol me sabe horrible.
Sí, creo que el Viña Tondoña o el Vega Sicilia saben a mierda.

Estoy totalmente de acuerdo, con el comunicado y posterior comentario, sobre el alcoholismo y sus consecuencias.
Yo soy un alcoholico, desde los 13 años, en la actualidad tengo 65 y he bebido de todo tipo de bebidas alcoholicas, en la actualida tengo lagunas de memoria, y estoy en procedimiento de una revisión de mi aparato digestivo, que no se lo que ocurrira, espero que todo salga bien.
Aparte, hace mas de un año, me diagnosticarón una protatitis que no se si sera producida por el abuso del alcohol.
Habiendo pasado, por centros rehabilitadores, como Alcoholicos Anonimos, Alcoholicos rehabilitados y otras asociaciones y consumiendo, la medicación Antabus y Colme, no dejo de beber, se que algun dia padecere un delirio tremens ó cualquier otra enfermedad que me llevara hacia el que creo las vides.
Me sirvio de mucho, las asociaciones de rehabilitación, pero donde vivo, la unica asociacón que tengo en el vino, ¿maldita sea?, esta puñetera aficción a este elemento, en que a veces, estoy bien si paso de el y otras soy una piltrafa, agarrandome a el. De mi parte a la persona que ha hecho este comunicado, quisiera mandarle un saludo.

joder que coñazo de informe o de articulo o de lo que mierda sea esto, se te quitan las ganas de beber … menudo amargamiento… a vivir que son dos dias!

Miles de sustancias matan y crean efectos, solo que no se estudian ni se publicitan tanto sus efectos:

Que el alcohol es malo, es relativo, una copa de vino (a ver entendamonos, no hasta arriba del vaso) genera más beneficios positivos que negativos, por lo que no se puede considerar mala.

libro de actos patrios

  • Verduras a la plancha, champiñones, cebolla.
  • Arroz integral hervido con aceite de oliva, sal y laurel.
  • Puedes seguir una dieta macrobiótica, en mis libros la puedes encontrar.

  • Patatas, pimientos, carnes rojas, fritos, mahonesas y salsas, tomates, espárragos, espinacas, remolacha.
  • Embutidos, lácteos todos, frutos secos, frutas y zumos de frutas tropicales, bebidas gaseosas, artificiales, bebidas frías, alcohol, helados, café.
  • Azúcar, miel, siropes y edulcorantes artificiales.
  • Cereales refinados, mejor comer cereales integrales y sin gluten como quinoa, arroz, amaranto, mijo.

Las infusiones que ayudan a limpiar el hígado intoxicado son:

  • En ayunas y después de cenar (mezclar todo junto): Boldo, sauco, romero, melisa, milenrama, hinojo, menta, tomillo, alcachofa.

Es mejor tomar esta infusión en ayunas por la mañana y después de cenar. Estas infusiones debes tomarlas durante un mes o hasta tener limpio el hígado.

Por todo ello, recuerda que si te sientes apático, depresivo, agresivo, cansado, piensa que puedes tener el hígado intoxicado, consulta a tu médico y cambia de alimentación.

hola me llamo daniel tengo 27 años,te doy la henorabuena por lo que as publicado,me siento identificado por que me pasa todo lo que mencionas,desde hace un año estoy desesperado,me tome un producto de gimnasio muy mal tomado y a lo bruto,lo peor de todo mencionar que en los analasis no aparece nada,todo perfecto,es mas de 10,e tendio que estudiar lo que me pasa por mi cuenta,y contando con varios profesionales de la homeopatia,asi dando fe de lo que pasa,en definitiva higado intoxicado,decir que sigo un dieta extricta para la limpieza y llevo mas de 7 mese y de momento nada no mejoro,e ido a peor,si me pudieras dar alguna respusta te lo agradeceria, un saludo y gracias de antemano

Hola Daniel
Te recomiendo cambiar tu actual dieta, debes eliminar los alimentos que comento en mi web, y tener paciencia pues es lento, pero muy seguro.
en cualquiera de mis libros encontrarás la dieta adecuada para llevar a cabo ese cambio.
besos

Hola! En el 2012 me detectaron una hernia de hiato y gastritis crónica con una endoscopia. Hace una semana me hice otra porque no aguanto el dolor de estomago y el resultado fue exceso de bilis en la zona abdominal, mas la hernia.
Hace 4 días me empezó a picar el cuerpo, como una urticaria constante que se agrava por la noche, estoy tomando un anti alergico para calmar el dolor y poder dormir. Ademas, hace 2 dias, empece a notar que me duelen los musculos de las piernas y brazos… Es posible que estos sintomas sean producidos por la bilirrubina alta. Gracias!!
Sabrina

Hola Sabrina
Tengo muy claro que debes cambiar tu actual dieta y en poco tiempo desaparecerán los dolores gástricos.
Sobre todo debes seguir una dieta según tu grupo sanguíneo.
Te recomiendo pasar por mi consulta, es por internet, busca más información en esta misma web.
Podemos solucionarlo de forma sencilla.
Besos

Hola Daniel. Veo que tu consulta es de hace casi dos años, pero al fin encuentro a alguien que le paso lo mismo,tambien tome cosas para el gym por solo un mes,todos los analisis y ecografias, estudios me dan bien y me dicen que los productos no pueden haberme hecho mal. hace un mes y medio que estoy igual, y mis sintomas son iguales a los descriptos aqui. ya no se que hacer, lo que mas me preocupa son las ojeras y el cansancio permanente, me duele la panza e incluso no quiero hacer ejercicio por miedo a estar peor. podrias contarme por favor si mejoraste y que hiciste para estar mejor. estoy preocupado.por el momento hare la dieta que recomiendan aqui. muchas gracias.

hola maribel
Sobre tus libros cual me recomiendas.
La dieta que llevo hace 8 meses asi resumeindo,son verduras que no producan gases,(alcachofa,judias verdes,zanahoria,calabacin,berenjena,ect..)pescado,pollo a la plancha sin piel,un poco de carne de ternera,para desayunar una tostada de pan integral con aceite de oliva,frutas(manzana,peras),muchas agua enbotellada,leches de soja,arroz,avena.
Doy fe que es muy lento, 1 año y medio llevo,hay que ser muy fuerte mentalmente,y lo peor que las analiticas perfectas,con lo cual a efectos de la gente estas muy sano,teniendo que aguntar a gente que sobre este tema no saben nada y no se lo explican,bueno gracias.

Hola Daniel
No me das muchos datos, no sé por qué sigues esa dieta.
Pero te recomiendo leer mi último libro, “FIBROMIALGIA QUÉ ES, POR QUÉ APARECE Y CÓMO SE CONTROLA”.
pienso que debes variar algunos alimentos, para llevar una dieta más adecuada.
en ese libro encuentras dos dietas diferentes que te pueden enseñar a seguir una dieta desintoxicante y muy sana.
besos

Hola Maribel
Gracias por contestar tan rapido,comprare este libro que me recomiendas,seguro que me ayuda bastante,ya te contare mi progreso,un abrazo

Hola Maribel, que interesante información gracias por compartirla tengo higado graso y me dijeron que es bueno tomar y comer la remolacha pero veo que la colocase en lo que se debe evitar. quisiera pedirle me ayude por favor como desintoxicar mi higado me duele la cabeza me siento mareado tengo los ojos rojos

Hola Antonio
Pues lo más importante es cambiar tus hábitos actuales de alimentación.
Sigue mis consejos y en unos meses notaras los cambios.
Un abrazo

Hola de nuevo,soy daniel cas de 27 años, escribi el primer comentario,pero no puse mis sintomas y mi historia, y hoy quiero compartirla por si le sirven a alguien en el futuro.
Decir que llevo 1 mes ahora siguiendo la dieta estricta desintoxicante,del libro de maribel ortells.
Mi historia se remonta 18 de diciembre del 2012,un chico sin ninguna enfermedad gonzando de buena salud,trabajando y deportista corriendo 40 km semanales,nunca fume,ni me drogue,ni nada de alcohol,y comiendo siempre sano.
Dia 17 de diciembre 2012,compro 1 bote de creatina(producto de gimnasio)su aspecto es como el del azucar.Dia 18 de diciembre dispongo a tomar dicho producto 27 gr al dia,noto que no se disuelve por mas vueltas que le doy,pero decido tomarmelo asi,gran fallo,era como tomar tierra finisima,por la mañana despues de desayunar,una hora despues me iba a correr.Dia 19 otros 27 gr de producto de la misma manera.Dia 20 otros 27gr.
Dia 21 otros 27gr,este dia corriendo empece a notar molestias en el lado derecho,pero una molestia que apenas le das importancia.Dia 22 otros 27 gr de producto,salgo a correr otra vez la misma molestia,me hace pensar que puede ser el producto este,al ser la molestia minima no las das importancia.Dia 23 otros 27 gr,este dia no hago nada.Dia 24no sali a correr,pero si hice pesas,notaba algun pinchazo en la espalda lado derecho,yo ya no sabia ni que pensar,ignorancia mia decia para mi, pues si que hace efectos,sin pensar en la que se me iba a venir encima.
Dia 25 otros 27 gr,este dia era navidad,sali con los amigos,pero no al no beber,me levante como un dia normal,me fui a correr mis 50 min como siempre.

Hola Daniel
Pienso que debes visitar al Doctor Juan Rubio del Instituto de medicina biológica en Alicante.
Su tf 965 145 673.
Tu caso es muy severo y grave.
No lo dudes y llama al Doctor Rubio, tiene consulta en Madrid, Castellón y Alicante.
Un abrazo

DIA 26 dia inolvidable,peor dia de mi vida,me levanto de la cama,con los siguientes sintomas,MAREOS,PRESION EN LA CABEZA.VISION BORROSA,PITIDOS O ZUMBIDOS EN LOS OIDOS,LA ENCIAS ME SANGRAN,BOLSITAS DE AGUA POR DENTRO DE LABIO(estas solo salen por la mañana recien me levanto despues desaparecen),ME CUESTA RECORDAR COSAS FACILES,PROBLEMAS PARA MEMORIZAR,DOLORES DE CABEZA,ADORMECIMIENTO DE PARTE DE LA CABEZA Y BRAZO DERECHO,OJOS SECOS,FATIGA SIN PODER LEVANTARME DEL SOFA,este dia por la noche directamente a urgecias,me estaba desmayando,pensaba que hasta aqui habia llegado mi vida,todo esto paso este dia,todavia no asimilaba todo esto.
Del dia 26 de diciembre del 2012 hasta el dia hoy 30 de junio del 2014(1 año y medio,sigo igual,decir que no hay un dia bueno,esto cada dia,segun pasaron los dias fui apuntando mas sintomas que el primer dia no me di cuenta,MAS SINTOMAS COMO,OLOR CORPORAL MUY FUERTE,CABELLO GRASO,CAIDA DE CABELLO,DIGESTIONES DIFICILES,DIARREA O ESTREÑIMIENTO,ECES CLARAS,CUELLO RIGIDO,NO PUEDES ESTAR DE PIE,LA FATIGA ES CRONICA,PERDIDA DE PESO DE 70 KG A 56KG.
Lo peor de todo esto en mi caso,que los analisis son perfectos,sin que te puedan ayudar los medicos de la medicina convencional,no saben que hacer,me han echo pruebas de todo tipo,todo perfecto,e cambiado de medicos haber si alguno sabia que hacer y nada,a un medico de medicina convencional no le puedes hablar de medicina natural,no lo contemplan,palabra testuales ellos no mandan esas cosas.

Decir que llevo 1 mes siguiendo a raja tabla la dieta desintoxicante de maribel,no e notado mejoria,pero aun es pronto llevo 1 año y medio con los sintomas,mas sintomas que se me habian olvidado,MANOS SECAS,PIES SECOS,DOLOR DE PECHO,DIAS CON DIFICULTAD PARA RESPIRAR(pero todo esta correcto)
Bueno haber si la proxima vez que escriba estoy recuperado,e querido poner mis sintomas,por si le sirven de ayuda un saludo y gracias

Hola Daniel yo he tenido varios síntomas como los tuyos a mi me descubrieron una enfermedad inflamatoria intestinal que me hace la vida muy difícil de llevar, pero he encontrado la forma de mejorar los síntomas regulando las hormonas a veces lo que comemos o los medicamentos nos alteran todo el sistema hormonal es bueno ir a hacerse pruebas para aquello. saludos ojalá te ayude en algo yo vi todos los médicos al igual que tú al final yo misma descubrí como autoayudarme 😉

hola daniel te cuento que en mi caso tengo un higado intoxicado y por dos semanas no soportaba el dolor. cuando tuve la respuesta de las ecografias empeze mi dieta. solo remolacha, calabazin, zanahoria,zapallito verde, todo hervido. entre las frutas pera, manzana hervida. 10 vasos de agua por día, te de boldo y manzanilla tostadas. nada de carnes ni pollo ni pescado. aceite y sal poco casi nada nada de pastas etc solo verdura, fruta ya que tambiem tengo calculos y en tres dias he mejorado inesplicablemente. a lo mejor sera en mi caso ya que habre no tengo sino que tengo muchas nauseas y en fin tambien estoy embarazada. por lo tanto no consumo antibioticos ni homiopaticos ni nada mas que si estoy molesta una buscapina simple es decir sin paracetamol ni ibuprofeno

Hola Daniel hace tiempo se que publicaste este mensaje, ojalá y ya estés bien de tu problema, yo ahora estoy pasando por lo mismo que tú tengo 4 meses con esos síntomas y los doctores me dicen que todo está bien pero siento muy mal y que no es así como ellos me dice, espero me puedas responder y si tú ya estás bien darme un consejo de que hacer, gracias! Paulina.

Daniel. Deberias hacerte Una prueba de deficiencia de alfa1 antitripsina por lo que comentas ya que tus sintomas de problemas respiratorios e higado se parecen a Los problemas que causa la ausencia del alfa1. Ve all medico

Hola como puedo tener una consulta con usted por Internet.

Hola Ricardo
Pues a través de la web http://www.hazlo.tv
Un abrazo

HOla que tal, queria saber si el higado se ve afectado por una vesicula biliar con calculos. Estos calculos me han producido dolores, razon por la cual tengo que operarme. Me identifico casi 100% con los sintomas mencionados. Como es el funcionamiento del higado con una vesicula con problemas?. Puedo tener problemas urinarios? ya que he tenido varios estudios (cultivos y demas) normales pero tengo sintomas de urgencia y ardor al orinar. Muchas gracias!

Hola
Por supuesto que al tener la vesícula obstruida se puede ver afectado el hígado y todos los demás órganos de limñieza del organismo.
Después de la operación te aconsejo seguir una dieta depurativa para que todos los órganos vualvan a funcionar correctamente.
Un abrazo

Hola yo tengo muchos de estos sintomas de hecho estoy aquí porque como daniel el que escribe mas arriba EH ido a los médicos me e realizado mil exámenes y supuestamente estoy 100% bien, lo cual es mentira les voy a contar mi caso y si lo logro solucionar que doy fe e así sera volveré a contar lo que fue. Tengo 23 años uruguayo siempre fui un muchacho deportista 0 alcohol ni drogas ni porquerías siempre saliendo a correr a la ruta y jugador de fútbol en un equipo aquí un di como cualquier otro me levanto para ir a estudiar a la universidad y al verme al espejo mi pelo había cambiado a una textura Pajosa y se me caía a ramales, el pelo del pubis y axilas lo tenia arrugado y decaído a partir de ese día no volví a ser el mismo me costa consentrarme en clase empeze a ganar peso de la nada pero lo que mas me asusto fue en un partido de fútbol la fatiga que tenia era impresionante nunca en la vida me había sentido así duraba 20 30minutos máximo ym moría cuando siempre aguante los 90 al ver eso dije tengo e entrenar mas pero no era ese. Problema por mas que entrenara cada ves era peor me cansa mas rápido sentía las piernas pesadas y iba perdiendo la velocidad que siempre me cacterizo al ver esto acudí al medico me mandaron exámenes tiroides,cortisol,testostona etc todo normal me dijeron es. Estrés tomate las cosas con calma y así hice me dije a mi mismo estoy bien pero cada ves era peor me esta mintiendo a mi mismo me deprimia al ver que por mas ejerció que hacia estaba gordo y cada ves mas cansado pero yo soy de las personas que luchan hasta el final así que no me deje vencer. Y seguí cada ves mas cuidando la alimentación y haciendo ejerció ya. Voy viviendo con esto ya 7 meses y la verdad es a pura voluntad y fuerza que se vive con esto el ejercicio físico bien hecho ayuda pero lo que mas ayuda es aceptar que estas mal superarlo y disfrutar de la vida sin centrarte en la enfermedad que hasta que no encuentre lo que de verdad me pasa no solucionare mi problema ahora el 8 tengo cita con iriologo me recomendaron vivo investigando por mi cuenta a ver si le doy con la tecla se que me recuperarare pero por mientras la vida sigue y no se gana nada llorando y lamentándose disfrutar de la gente que nos rodea y nos quiere nos hace mas fuerte me sentí identificado con el caso de daniel le deseo suerte y a todos los que están pasando por este mal momento
Cuando mme recupere volveré a escribirles puede que sea esto del hígado o otra cosa pero lo seguro es que volverán a saber de mi Besos….

Hola Gabriel
Si tu principal problema es la fatiga crónica debes insistir a tu especialista para que te hagan un análisis clínico por si tienes el virus epstein barr.
También te aconsejo tomar un suplemento de vitaminas del grupo B.
Además de seguir una de las dietas que propongo en mis libros.
Un beso

Mi problema es que ya me han visto varios doctores y me han diagnosticado crisis de ansiedad. Me dan episodios en los cuales se me eleva la presion arterial, taquicardia, dolor en el pecho del lado izquierdo, dolor de nuca y cabeza, he perdido peso, perdida d. encias, mal aliento, ojeras y en ocaciones se me ponen las manos y pies helados y me tiemblan. Ya estoy desesperada. He recurrido a la acupuntura, sin ver resultados positivos. Que me recomienda? Gracias de antemano.

Hola Sofia
Te recomiendo una consulta personalizada conmigo.
Entra en nuestra revisa cómo puedes acceder a una de mis consultas.
Besos.

Hola, tengo 28 años. Hace dos años me encontraba de vacaciones y tuve una quemadura de sol y a la noche bebi alcohol. Enseguida me empece a sentir fatigado y mareado, desconcertado. Desde ese entonces me siento un poco así. Tomo alcohol los fines de semana y creo que tengo el higado un poco inflamado. Mi pregunta es, hay alguna relacion directa entre tomar sol y el higado que produzca que me sienta mas mareado?

Hola Andres
Te aconsejo dos cosas; dejar de tomar alcohol pues no aporta nada a tu vida y tomar un suplemento de vitamina del grupo B.
Al tener el hígado saturado no metaboliza bien las vitaminas, entre otras cosas.
Los mareos seguramente desaparecerán con la ingesta de la vitamina B.
Un saludo

Hola tengo 31 años soy diabetica e hipertensa, hace unos meses que me he sentido mal con mucho cansancio sin ganas d hacer nada me da muchísimo sueño, pienso que puede ser depresión pero como ustedes comentan que podria deberse a problemas de higado, como puedo consultarlo?

Hola Ana
Te animo a cambiar tus hábitos alimentarios, en un mes ya se nota la diferencia.
Y si necesitas ayuda puedes pasar por mi consulta, es por internet sin desplazamientos y te aseguro que tu hígado lo agradecerá y tú te encontraras mucho mejor.Sigue los consejos que indico en mis libros y blog.
Un beso

que actos mercantiles

El gen específico responsable de la anomalía que causa la enfermedad de Wilson ya ha sido identificado y se denomina ATP7B. Sin embargo, aún no se ha desarrollado una prueba genética simple para detectar la enfermedad de Wilson. Las pruebas son complicadas debido a que existen muchas posibles mutaciones de este gen.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son reducir la cantidad de cobre en los tejidos y manejar los síntomas de la enfermedad. El tratamiento se debe continuar durante toda la vida.

Se pueden utilizar los siguientes medicamentos:

  • Acetato de zinc (wilzin), el cual bloquea la absorción (ingreso) del cobre en el tracto intestinal.
  • Trientina (Syprine), la cual se enlaza (quelar) al cobre y lleva a un aumento en la eliminación de éste a través de la orina.
  • D-Penicilamina (Cupripen), la cual también se enlaza al cobre y lleva a un aumento en la eliminación de éste a través de la orina.

Algunas veces, los medicamentos que quelan el cobre, especialmente la penicilamina, pueden empeorar la función neurológica de la persona. Existen otros medicamentos bajo investigación que, de manera prometedora, se enlazarán al cobre sin arriesgar el posible empeoramiento de la función neurológica.

Adicionalmente, se recomienda una dieta baja en cobre evitando el consumo de champiñones, nueces, chocolate, fruta seca, hígado y mariscos. Se sugiere el consumo de agua destilada, porque la mayoría de las aguas de grifo fluyen a través de tubos de cobre. Además, a los pacientes se les aconseja evitar el uso de utensilios de cocina hechos de cobre.

Los síntomas se tratan en forma adecuada con ejercicios o fisioterapia y medidas de protección para las personas que presenten confusión o que sean incapaces de cuidar de sí mismas.

En los casos en donde se presente daño hepático grave a causa de la enfermedad, los médicos podrían considerar la posibilidad de un trasplante de hígado.

Grupos de apoyo

Los grupos de apoyo para la enfermedad de Wilson se pueden encontrar en: http://www.geneticalliance.org/ y http://www.wilsonsdisease.org/.

Se necesita tratamiento de por vida para controlar la enfermedad, la cual puede causar efectos mortales, especialmente la pérdida de la función hepática y efectos tóxicos del cobre sobre el sistema nervioso. En aquellos casos en que el problema no es mortal, los síntomas pueden producir discapacidad.

Complicaciones

  • Hepatitis
  • Cirrosis
  • Muerte de los tejidos hepáticos
  • Disfunción del bazo
  • Anemia
  • Aumento en el número de infecciones
  • Lesiones producidas por caídas
  • Pérdida de la capacidad para interactuar con otras personas
  • Pérdida de la capacidad para desempeñarse en el hogar y en el trabajo
  • Pérdida de la capacidad para cuidar de sí mismo
  • Pérdida de la masa muscular (atrofia muscular)
  • Contracturas articulares u otras deformidades
  • Incremento en el número de fracturas en los huesos
  • Efectos secundarios de la penicilamina
  • Efectos secundarios de otros medicamentos utilizados para tratar la enfermedad

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica si hay síntomas que indiquen la posible presencia de la enfermedad de Wilson. Igualmente, se debe consultar con genetista si esta enfermedad está presente en la familia y la persona está planeando tener hijos.

Se recomienda la asesoría genética para las personas con antecedentes familiares de enfermedad de Wilson.

Epilepsia y convulsiones en las mascotas

Las convulsiones en los animales de compañía son un motivo relativamente frecuente de consulta al veterinario. Estos procesos causan gran preocupación en las personas que conviven con estos animales, pues si observar una convulsión es ya de por sí un hecho desagradable y angustioso, más aún si quien la padece es un ser querido. Realmente debe darse gran importancia a estos procesos, pues si no se controlan, pueden llegar a comprometer seriamente la vida del animal, lo cual no quiere decir que no podamos hacer nada por él, sino más bien al contrario. En la actualidad tenemos a nuestro alcance métodos diagnósticos y tratamientos con los que podemos identificar y tratar satisfactoriamente la gran mayoría de los casos.

Se calcula que la incidencia de los procesos convulsivos en la población canina se aproxima al 3%, y dentro de este grupo, en un 80% de los casos el diagnóstico final es de epilepsia, mientras que en el resto de pacientes las convulsiones son la manifestación de otro tipo de enfermedades. En el gato, la epilepsia es muy poco frecuente y, generalmente, los gatos que padecen convulsiones suelen tener otro tipo de patología que las origina.

Las convulsiones son procesos que pueden producir alteraciones en otros órganos como el corazón, pulmón o riñón, así como en el propio cerebro, que puede sufrir lesiones a causa de la propia convulsión. Por tanto, la presencia de convulsiones nos obliga a realizar un diagnóstico de la causa que las origina para poder instaurar el tratamiento de la manera más pronta posible. Para ello, como en otras enfermedades, pero quizá incluso con mayor motivo en estos casos, es fundamental la buena comunicación y colaboración entre veterinario y propietario.

¿Que se debe hacer ante una crisis convulsiva?

1. Mantener la calma.
2. Retirar los objetos que rodean al animal para evitar que se golpee.
3. Administrar la medicación que el veterinario ha recomendado.
4. Colocar al animal en un lugar fresco y ventilado.
5. Si tras varias dosis de la medicación la convulsión no cesa, acudir al veterinario.

1. Intentar agarrar al animal. No conseguiremos parar la convulsión y puede mordernos o arañarnos, pues no es consciente de lo que hace.
2. Administrar medicamentos no prescritos por el veterinario.
3. Dar de beber ni comer tras la convulsión.
4. Dar calor (estufas, mantas, etc.).

¿Qué es una convulsión?

Una convulsión es la manifestación clínica de un desequilibrio de la actividad eléctrica cerebral. La función de las neuronas, que son la célula principal del sistema nervioso, es transmitir y procesar información. Esto se lleva a cabo mediante la generación y transmisión de corrientes eléctricas y con la ayuda de unas sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Normalmente, en el cerebro existe un equilibrio entre los fenómenos de excitación y de inhibición en las neuronas.

Aunque el mecanismo por el que se origina una convulsión no se conoce en su totalidad, se sabe que tienen lugar debido a un exceso de estímulo excitatorio, a un aumento de la excitabilidad de las membranas celulares de las neuronas y a un fallo en los mecanismos de inhibición. Además, los neurotransmisores intervienen en la generación y propagación de la excitación. La consecuencia es un predominio del estado de excitación de las neuronas sobre la inhibición, lo que tiene como resultado la producción de una descarga eléctrica de tipo paroxístico en el cerebro, es decir, se produce una gran actividad eléctrica cerebral descontrolada. Esta actividad va a inducir los signos clínicos que observamos en un animal que convulsiona.

Se considera que un animal es epiléptico si padece convulsiones que se repiten a lo largo de su vida sin que exista una causa identificable, es decir, sin que exista otra enfermedad que sea el origen de estas convulsiones.

¿Cómo se manifiesta una convulsión?

No todas las convulsiones se manifiestan de la misma manera. La forma típica, que el propietario identifica fácilmente, es aquella en la que podemos observar una serie de signos: el animal sufre una alteración en su nivel de consciencia, se pone rígido, cae al suelo de lado, tiene movimientos de pedaleo con las extremidades, y de masticación con la mandíbula, puede existir salivación, dilatación de las pupilas, y defecación y micción incontroladas (puede ocurrir que aparezcan todos estos signos o sólo algunos).

Es frecuente que tanto antes como después de estos signos se observen alteraciones de comportamiento. En la fase previa el animal puede querer atraer la atención del propietario y estar intranquilo o, por el contrario, quedarse quieto o buscar un lugar para esconderse; tras la convulsión el animal puede tener también una fase de hiperactividad o de hipoactividad. Es frecuente observar que estos animales quieran beber agua o comer de modo exagerado (lo cual debe evitarse, pues pueden tener alterado el reflejo de la deglución y sufrir problemas respiratorios) y que sufran alteraciones transitorias en la visión o en la marcha que pueden durar minutos, horas o días.

Hay veces en las que estos movimientos involuntarios afectan sólo a un lado de la cabeza, a una sola extremidad, o a la extremidad anterior y posterior de un mismo lado, y puede parecer que no hay alteración en el nivel de consciencia del animal. Este tipo de convulsión puede, en un segundo momento, generalizarse y dar paso a una convulsión que involucre todo el cuerpo, como la mencionada anteriormente.

Existe otro tipo de episodios en los que quizá sea menos evidente para el propietario el identificarlos como procesos convulsivos. En estos casos los signos que se observan son movimientos y comportamientos estereotipados, como por ejemplo la marcha en círculo, correr en círculo persiguiendo la propia cola, perseguir sombras o moscas imaginarias, o tener accesos de agresividad. Estas alteraciones de comportamiento se observan particularmente en el gato. En estos casos es importante el diferenciar si estas alteraciones se deben a un problema neurológico, es decir, si la alteración que observamos tiene su origen en el cerebro, o por el contrario se tratan de un problema de comportamiento, ya que el manejo del paciente es diferente.

actos del dia del libro en madrid

Otras enfermedades del tracto digestivo (K90-K99)

12. Enfermedades de la piel

Dermatitis ampollosas (L10-L15)

Dermatitis y eccema (L20-L30)

Enfermedades papuloescamosas de la piel (L40-45)

Urticaria y eritema (L50-L54)

Otras enfermedades de la piel (L80-L99)

13. Enfermedades del aparato locomotor

Enfermedades de la columna vertebral y de la espalda (M40-M54)

Enfermedades de los tejidos blandos (M60-M79)

14. Enfermedades del sistema genitourinario

Enfermedades glomerulares (N00-N08)

Insuficiencia renal (N17-N19)

Otras enfermedades del sistema urinario (N30-N39)

Enfermedades del aparato genital masculino (N40-N51)

Enfermedades de la mama (N60-N64)

15. Enfermedades del embarazo, parto y puerperio

Enfermedades que pueden afectar al feto (O20-O29)

Complicaciones del embarazo y del parto (O60-O75)

Afecciones de origen perinatal (P00-P04)

Traumatismos durante el parto (P10-P15)

Malformaciones del sistema respiratorio (Q30-Q34)

Malformaciones de los labios, boca y paladar (Q35-Q37)

Otras malformaciones del aparato digestivo (Q38-Q45)

Malformaciones del aparato urinario (Q60-Q64)

Causas imprecisas de muerte (R95-R99)

19. Lesiones, heridas, intoxicaciones y otros factores externos (S00-S98)

Traumatismos de la cabeza (S00-S09)

Traumatismos del cuello (S10-S19)

Traumatismos en hombros y brazos (S40-S49)

Traumatismos en codos y anterbrazos (S50-S59)

Traumatismos de cadera y muslos (S70-S79)

Traumatismos de rodillas y piernas (S80-S89)

Lesiones no clasificadas en cuello, cabeza y otras partes (T08-T14)

Quemaduras y corrosiones (T20-32)

Intoxicaciones por sustancias no medicinales (T61-T65)

Añada usted a esto querido lector(a) el echo de que cuando sufrimos de molestias gástricas, nuestra primera respuesta es recurrir a un fármaco, en lugar de evaluar y mejorar los hábitos de vida y comprenderá por qué hoy en día la gastritis es una enfermedad frecuente y las úlceras pépticas también.

TRATAMIENTOS NATURALES PARA LA ÚLCERA

LA COL BLANCA Y LAS ÚLCERAS

El jugo de col blanca es un excelente remedio para tratar las úlceras estomacales e intestinales. También es útil para tratar a los pacientes alcohólicos que padecen del hígado y de problemas estomacales, señala el afamado antropólogo medico John Heinerman (4). Este autor cita un estudio del Journal of the American Medical Association (del 25 de noviembre de 1961) y dos artículos publicados en el Medical Journal of Australia (15 de diciembre de 1979 y 9 de febrero de 1980) que refieren la utilidad de la col para estos casos y atribuyen su eficacia al factor, o vitamina, U y a la presencia de aminoácidos azufrados.

Fue el Dr. Garnett Carnett Cheney el pionero del uso de la col blanca para tratar las úlceras pépticas (5). Mientras laboraba en la Universidad de Stanford, publicó desde 1949 una serie de reportes científicos sobre el tratamiento de úlceras estomacales y duodenales con jugo de col. Este médico norteamericano trataba los pacientes haciéndoles tomar 4 o 5 veces al día 250 ml. de jugo de col blanca crudo. Observaba que en un plazo máximo de 5 días desaparecían los dolores y las úlceras curaban en unos 14 días. Fue este médico quien habló del factor U (úlceras) de la col blanca.

El Dr. Cheney comenzó su trabajo con animales de laboratorio y posteriormente realizó estudios con seres humanos. En uno de sus estudios recetó el jugo de col blanca a 55 pacientes con úlcera gástrica, duodenal y del yeyuno. Todos, excepto tres, mejoraron. Pero además, el Dr. Cheney comunicó que en comparación con los tratamientos convencionales, su tratamiento reducía en 33% el tiempo necesario para tratar las úlceras gástricas y en un 83% para las duodenales. Posteriormente, llevó a cabo un estudio doble ciego con 57 pacientes en la prisión de San Quintín y obtuvo excelentes resultados: en tres semanas el 92% del grupo tratado con jugo de col blanca, mejoró contra un 32% del grupo que recibió placebo. Estos últimos, al recibir el jugo de col blanca, también mejoraron rápidamente (6).

Investigaciones posteriores han arrojado luz sobre el efecto anti ulceroso de la col blanca

– En los 60’s científicos húngaros señalaron que habían comprimido el factor anti ulceroso de la col blanca en tabletas y que podían tratar úlceras estomacales.

– Un grupo de científicos hindúes, dirigidos por el Dr. G.B. Singh, descubrieron en experimentos con animales de laboratorio, al observar los cambios celulares en diversas etapas de la curación de las úlceras, que el proceso de regeneración dependía del nivel de las mucinas estomacales. La mucinas son proteínas ricas en carbohidratos y son el componente básico de la mucosa que protege al estómago. Estos investigadores descubrieron que la col blanca es rica en sustancias análogas a las mucinas estomacales y atribuyeron a dichas sustancias el efecto preventivo y terapéutico del jugo de col blanca para las úlceras.

– En 1973 un grupo de científicos que investigaba los efectos de algunos fármacos anti ulcerosos, descubrió en las hojas de la col blanca sustancias idénticas a un fármaco que estimula las células de la pared estomacal encargadas de producir la secreción mucosa que conforma una barrera contra el ácido estomacal.

La col blanca es rica en vitamina C, vitamina K, ácido fólico y selenio, por lo cual, puedo afirmar que, contribuye a mejorar las defensas antioxidantes del organismo, a prevenir sangrados y a cicatrizar. La col blanca también tiene propiedades bactericidas y ayuda a expulsar gusanos intestinales.

Por lo demás, hay que decir que son numerosos los estudios modernos que han confirmado el papel protector de la col blanca contra el cáncer, especialmente de colon, de pulmón y de vejiga.

La glutamina de la col es considerada en la actualidad como el agente terapéutico clave de la col blanca para tratar las úlceras.

La glutamina es un aminoácido sumamente abundante en nuestro cuerpo, que entre otras funciones tiene la capacidad de regenerar la mucosa gastrointestinal y ejercer un apoyo antioxidante. El beneficio que la glutamina proporciona al revestimiento mucoso del tubo digestivo depende de varias acciones:

-Por un lado, constituye la fuente principal de energía para las células de las paredes del intestino delgado y del colon, y como sabemos el mantenimiento de niveles óptimos de energía en dichas células es para mantener el ritmo de regeneración continua que caracteriza a la mucosa gastrointestinal,

-Además, un buen aporte de glutamina fortalece uno de los más importantes mecanismos de defensa antibacterianos del tubo digestivo: ayuda a la secreción de las inmunoglobulinas de tipo A,

– La glutamina contribuye a proteger a la mucosa gastrointestinal de los efectos producidos por el stress oxidativo, al servir como precursor para la síntesis del antioxidante maestro glutatión.

-Digamos también, que el aporte de glutamina ejerce también un efecto benéfico sobre el sistema inmunológico, en particular incrementando la producción de algunas sustancias antitumorales y también sustentando la actividad de las llamadas células acecinas naturales. Así mismo, se sabe que fortalece la función de los neutrófilos y los monocitos, capaces de devorar agentes extraños al organismo.

¿ CÓMO TOMAR EL JUGO DE COL BLANCA?

Diversos autores coinciden en que la col blanca es útil cruda y en jugo (no cocinada, ni picada) para combatir las úlceras. El apio se puede combinar con el jugo de col, mejora su sabor y también muestra actividad anti ulcerosa (7), además es un gran alcalinizante.

El Dr. Cheney recomendaba tomar al día un litro de jugo compuesto por ¾ de jugo de col blanca y ¼ parte de jugo de apio. El jugo se debe repartir en 4 tomas de 250 ml. c/u (1 vaso) y prepararlo cada vez que se valla a consumir.

Otra posibilidad consiste en añadirle al jugo de col blanca jugo de zanahoria y aumentar progresivamente la cantidad de col blanca, no sólo para mejorarle el sabor, sino también para atenuar el efecto flatulento de la col blanca, además la zanahoria es muy eficaz para tratar las enfermedades gastrointestinales.

Un estudio doble ciego con 57 pacientes comparó la glutamina con la terapia farmacológica convencional: (antiácidos, antiespasmódicos, dieta blanda y leche).

La glutamina resultó ser más efectiva.

Veinticuatro pacientes tomaron 1.6gr al día de glutamina y el resto tomó el tratamiento convencional.

Doce de los 24 pacientes que tomaron glutamina presentaron una curación completa en dos semanas (según chequeo radiológico) y 22 de las 24 pacientes reportaron sentirse totalmente aliviados y curados en 4 semanas.

La glutamina actúa restableciendo la regeneración de las mucosas protectoras del estomago y de los intestinos. ( 8.nota 17 Murray y Pizzorno)

Los compuestos fenólicos son de los más abundantes en el reino vegetal. En la última década han sido objeto de atención por sus efectos protectores sobre la salud. Se ha demostrado que contribuyen a la prevención de diversos tipos de enfermedades: cardiovasculares, oncológicas, neurodegenerativas, diabetes, osteoporosis, padecimientos gastrintestinales, etc.. En cuanto al área gastrointestinal los polifenoles han demostrado ejercer efectos antioxidantes, anti ulcerosos y protectores de la integridad celular en tubo gastrointestinal. Debido, en parte, al fracaso del uso masivo de antibióticos y antiácidos en la lucha contra las gastritis y las úlceras, diversos centros de investigación han puesto su atención en los polifenoles como agentes anti ulcerosos, que además pueden ser utilizados tanto preventiva como terapéuticamente. Algunos de ellos también combaten al H. Pylori (9, 10)

¿ CÓMO INCREMENTAR EL APORTE DE FLAVONOIDES?

El primer paso es incrementar el consumo de frutas y verduras en nuestro consumo diario de alimentos debemos incluir al menos 5 porciones al día de alimentos vegetales ( frutas o verduras). Por otro lado, podemos utilizar algún suplemento rico en polifenoles, mencionemos por ejemplo, el extracto de té verde ( Camelia sinensis), rico en catequinas. Las catequinas han demostrado ser capaces de inhibir la producción y secreción de histamina en el estómago, sustancia que estimula la producción del ácido clorhídrico.

Para obtener estos beneficios debemos consumir algún suplemento a base de un extracto concentrado de té verde.

OROZUS (Glycyrrhiza glabra)

Esta planta ha sido ampliamente estudiada en el tratamiento y la prevención de las úlceras pépticas. La parte utilizada con fines medicinales es la raíz.

En diferentes estudios ha demostrado ser igual de efectivo o mejor que los medicamentos más comúnmente usados en estos casos como el Tagamet, o diversos antiácidos. Y esto es así tanto en el tratamiento a corto plazo como en el mantenimiento a largo plazo. Pero además no produce efectos secundarios y es más barato.

El orozuz, también conocido como licorice, actúa a través de diversos mecanismos que incrementan los factores defensivos a nivel del estómago. Se ha demostrado que ejerce un efecto antiinflamatorio, antioxidante, inmuno estimulante y al mismo tiempo, reduce la secreción del ácido estomacal.

En seguida reseño algunos de los interesantes estudios que se han realizado con esta planta en el área del tratamiento de las úlceras gastroduodenales.

NOTA: (El DGL es un extracto del orozuz en el cual se ha eliminado el ácido glicirrizínico que puede llegar a producir hipertensión en dosis elevadas. El primer estudio citado fue realizado por un equipo de investigadores de la universidad de Glasgow (11). El segundo estudio citado fue llevado a cabo por miembros de la Unidad de Endoscopía y del Departamento de Radiología del Hospital General Airdale en Yorkshire ( 12)

El tercer estudio resulta muy interesante dado el carácter extremadamente complicado de los casos tratados (13).

Existen algunos estudios preliminares, llevados acabo con animales, que demuestran los beneficios de la pulpa y de las semillas de la papaya para combatir las úlceras.

actos legales del matrimonio

  • Hepatitis C, Hepatitis B.
  • El consumo excesivo de alcohol.
  • Cirrosis.
  • La hemocromatosis hereditaria.
  • Obesidad.
  • Diabetes.
  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Esta enfermedad suele estar vinculada a la hepatitis B o la cirrosis de cualquier causa, y los pacientes afectados por lo general experimentan síntomas sólo después de que la enfermedad ha alcanzado una etapa posterior.

Cuando los síntomas – dolor abdominal, pérdida de peso, ictericia – se reconocen, el análisis de sangre puede revelar niveles anormales de varias proteínas que marcan el Carcinoma Hepatocelular (CHC) y las imágenes del hígado puede revelar una masa.

  1. Formación de imágenes de tres fases a través de resonancia magnética, con contraste dinámico.
  2. Trifásica, tomografía computarizada helicoidal (TC)

Con cualquier método, los resultados son suficientes para generar un diagnóstico formal de Carcinoma Hepatocelular.

La imagen con TC y RM es muy precisa con tumores de 2 cm o más, pero mucho menos precisa en la revelación de los tumores más pequeños.

Los tumores hepáticos pueden ser solitarias o múltiples en número. Ellos pueden invadir los vasos sanguíneos del hígado y/o haberse diseminado fuera del hígado (metástasis).

El tratamiento más adecuado para el Carcinoma Hepatocelular depende del tamaño del tumor, el número y la ubicación, la participación de los vasos sanguíneos, y de la gravedad de la enfermedad hepática subyacente.

Los tratamientos curativos potenciales incluyen la hepatectomía (resección quirúrgica) y el trasplante de hígado, pero sólo un pequeño porcentaje de los pacientes son candidatos apropiados para estos tratamientos.

Las terapias más comunes consisten en matar las células tumorales o retardar su crecimiento.

La ablación por radiofrecuencia (destrucción del tumor mediante ondas de energía eléctrica).

La inyección percutánea de etanol (aguja de inyección de etanol en el tejido tumoral, la deshidratación y la desactivación de la estructura celular).

Embolización transarterial (implantación de pequeñas partículas, esferas – en el tejido tumoral para detener su flujo sanguíneo, causando la muerte de los tumores, a menudo estas partículas están recubiertas con un fármaco de quimioterapia)

Radiación (destrucción de las células tumorales con energía láser).

La quimioterapia (productos químicos tóxicos introducidos por vía intravenosa o en forma de pastillas para matar las células cancerosas y combatir su propagación).

Los pacientes con Carcinoma Hepatocelular con frecuencia experimentan pérdida de peso y un cambio en los intereses y sensibilidades alimentarias.

Los pacientes deben tratar de mantener una dieta saludable que sea baja en sodio e ingesta adecuada de proteínas.

  • Deja de fumar.
  • Interrumpir el consumo de alcohol.
  • Realizar ejercicio suave.
  • Encontrar algo para reír todos los días.

Los quistes en el hígado son formaciones neoplásicas o tejidos anormales que se caracterizan por estar llenos de líquido.

En general, las formaciones de quistes en el hígado suelen provenir de la formación de los conductos biliares. Los más frecuentes son de origen genético, que poseen un revestimiento interno. Aunque, la clasificación de estos quistes es amplia, además del congénito; están: el de origen parasitario o Hidatídico (Equinococo) y el neoplásico; de ductos y los falsos quistes. Actualmente suelen relacionarse con algunos fármacos hormonales, tales como anticonceptivos y estrógenos. Sin embargo, ellos no suelen mostrar síntomas aparentes, pero pueden producir dolores abdominales; sangramiento y mareos. Para su diagnóstico se requiere una ecografía de hígado o TAC, seguida del análisis bacteriológico de las secreciones del quiste.

Dependiendo de la causa que produzca el quiste, se pueden encontrar varios tipos de quistes en el hígado. Mencionaremos los tipos de quistes en hígado más frecuentes:

Quiste Congénito. Es el más frecuente y del tipo benigno, por lo que no tiene mayores complicaciones.

Q. Neoplásico. Son formaciones asociados a tumores malignos o cáncer con metástasis en el hígado. En estos casos, se debe hacer diagnostico con contrastes para descartar.

Q. parasitario o Hidatídico, es provocado por el parasito llamado Echinococcus Granulosus, son tratables y responden positivamente al tratamiento.

Lo esencial para el diagnóstico, en estos casos de los quistes en el hígado, es identificar la localización exacta de estas formaciones y el grado de complicación que este presenta, respecto a las estructuras biliares y vasculares. Además de precisar si el quiste es benigno o maligno.

Para ello, lo que primeramente se suele indicar es una ecografía hepática. Con ella se precisa si es formación es quística o sólida, además de otras características, como el tamaño y la ubicación.

Si los quistes en el hígado llegan a presentar complicaciones, como engrosamientos, áreas sólidas o divisiones internas, suele identificarse como neoplásico. En este caso, aplica una TAC o resonancia magnética, para confirmar el diagnóstico.

Otros exámenes que pueden ayudar al diagnóstico son: la colangiografia intraoperatoria y la colangiografia retrograda endoscópica.

La mayor parte de los quistes en el hígado no reportan síntomas. Ya que muchos de estos son benignos, y no requerirán tratamiento alguno.

Un signo de relevancia, es su diámetro; ya que si supera los 5 cm empiezan a aparecer otros síntomas. Más aún, si el tamaño logra alcanzar 8 cm o más, estaríamos frente a complicaciones de mayor grado.

Pero, cuando el tamaño de los quistes en el hígado es menor a 4 cm y durante 2 o 3 años no cambian su tamaño, no requieren mayor atención.

Si aparece un dolor abdominal agudo, que suele darse en el lateral derecho; entonces puede estar acompañado de sangramiento; torsión del pedículo o ruptura del peritoneo y ocasionalmente con ictericia.

La presencia del dolor es determinante para el diagnóstico; ya que puede ser producto de alguna enfermedad el intestino, como el colon irritable; la enfermedad acidopéptica o angina de pecho, entre otras.

Otros síntomas a presentar pueden ser: fiebre, inflamación abdominal; vómitos o nauseas.

En el momento del diagnóstico, aproximadamente el 40% de los pacientes no presentan síntomas, ya que la mayor parte de los síntomas asociados al cáncer de hígado no ocurren hasta que la enfermedad es avanzada.

Los síntomas son inespecíficos y están fundamentalmente relacionados con la enfermedad crónica hepática si se desarrollan en este contexto. En los pacientes con cirrosis hepática que sin una causa aparente desarrollan ascitis, encefalopatía hepática, sangrado por varices esofágicas o fiebre de origen desconocido debe investigarse la presencia de CHC.

La ictericia puede deberse a la compresión de la vía biliar o debido a la infiltración tumoral difusa del hígado, aunque principalmente se deberá a la enfermedad crónica hepática de base.

Raramente, los tumores pueden romperse dentro de la cavidad peritoneal causando hemorragia intraperitoneal y peritonitis. En tumores grandes bien vascularizados puede auscultarse un murmullo vascular en la zona del hígado en un 25% de los pacientes.

Raramente, la trombosis de la vena hepática o de la vena cava inferior serán una manifestación inicial del CHC.

En la siguiente tabla se muestran los síntomas más comunes asociados al cáncer de hígado. Hay que resaltar que algunos de ellos pueden o no darse con frecuencia en función del tipo y, sobre todo, de la extensión del tumor. Por ello es recomendable asistir al médico de atención primaria ante la aparición de algunos de estos síntomas, especialmente si se prolongan en el tiempo, para poder realizar un diagnostico precoz y proporcionar el tratamiento más adecuado.

  • Dolores abdominales
  • Sensación de presión o plenitud en la parte superior del abdomen.
  • Pérdida de peso.
  • Ictericia: Coloración amarillenta en la piel, conjuntiva de los ojos, y membranas mucosas;
  • Murmullo vascular: Ruido anormal que se ausculta como resultado del flujo turbulento en un vaso sanguíneo reducido.
  • Ascitis
  • Sangrado esofágico
  • Fiebre de origen desconocido

El principal factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de hígado es la cirrosis hepática. Por lo tanto, cualquier enfermedad que pueda dar lugar a cirrosis hepática debe considerarse un factor de riesgo para el CHC.

Los principales factores de riesgo conocidos están bien definidos e incluyen, hepatitis crónicas víricas, tóxicos, enfermedades metabólicas del hígado, enfermedades hepáticas inmunitarias y enfermedades metabólicas hereditarias.

La presencia de más de un factor de riesgo aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de hígado.

El desarrollo del CHC requiere aproximadamente 10 años a partir del diagnóstico de cirrosis y aproximadamente 30 años desde la exposición al virus de la hepatitis C. La secuencia temporal para los otros factores de riesgo no ha sido definida pero un tiempo de evolución parecido puede ser aplicable a la enfermedad crónica secundaria a la ingesta de alcohol.

El amoníaco es una sustancia dañina que queda en la sangre después de la digestión. Normalmente, el hígado elimina el amoníaco de la sangre y lo convierte en urea, la cual es expulsada del cuerpo con la orina. Si un análisis de sangre muestra que el nivel de amoníaco es demasiado alto, este proceso de eliminación no está ocurriendo como debería.

La aspartato aminotransferasa es otra enzima producida por el hígado. También puede medirse mediante un análisis de sangre. Un alto nivel de esta enzima señala la existencia de lesiones en el hígado, especialmente si también hay un nivel alto de alanina aminotransferasa.

La bilirrubina es una sustancia amarilla que se produce cuando el organismo descompone los glóbulos rojos. El hígado recoge esta sustancia y luego la expulsa del cuerpo con las heces. Cuando hay algo que no funciona bien en el hígado o en los conductos biliares, la bilirrubina puede acumularse en el cuerpo. Esto produce ictericia (coloración amarillenta en la piel y en el blanco de los ojos). La bilirrubina se puede medir de dos maneras: bilirrubina total y bilirrubina directa. Un nivel alto de bilirrubina total significa que el hígado no está descomponiendo bien la bilirrubina. Un alto nivel de bilirrubina directa señala la existencia de una obstrucción en los conductos biliares.

Un análisis de sangre completo es una prueba en la que se miden los niveles de todos los componentes de la sangre (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas). Los resultados anómalos de estos análisis pueden ser señal de infección o enfermedad. También pueden indicar la existencia de un problema en el bazo, un órgano cercano al hígado que puede verse afectado por las enfermedades hepáticas.

Los ácidos grasos esenciales son nutrientes necesarios en el cuerpo. Los niveles de ácidos grasos esenciales pueden ser bajos cuando existe una enfermedad del hígado que le impide absorber y transportar correctamente dichos ácidos.

La gamma-glutamil transpeptidasa es una enzima que se mide a menudo junto con otras enzimas para evaluar los problemas del hígado. Esta enzima puede medirse con un análisis de sangre. Si tanto la fosfatasa alcalina como la gamma-glutamil transpeptidasa muestran ambas un nivel elevado en la sangre, esto es señal de que los conductos biliares del hígado pueden estar obstruidos.

La glucosa es azúcar en la sangre. Un hígado sano ayuda al cuerpo a mantener un nivel normal de glucosa. Si un análisis de sangre revela que el nivel de glucosa es bajo, esto puede significar que el hígado no está funcionando correctamente.

El tiempo de protrombina mide la capacidad de coagulación de la sangre. El hígado produce una proteína que facilita la coagulación de la sangre; por lo tanto, los problemas de coagulación pueden ser una señal de enfermedad hepática. Parte de este análisis de sangre es la llamada “relación internacional normalizada”, que mide el nivel de vitamina A.

El ácido biliar en suero es la cantidad de ácido biliar presente en la sangre. Un nivel alto de este ácido significa que los conductos biliares están bloqueados.

Las vitaminas A, D, E y K son vitaminas solubles en grasa absorbidas por el hígado con ayuda de la bilis. Si un análisis de sangre muestra que los niveles de estas vitaminas son bajos, esto podría significar que el hígado no está absorbiéndolas de forma adecuada.

El zinc es un nutriente que se absorbe en el hígado. Si el análisis de sangre muestra un bajo nivel de zinc, esto podría significar que el hígado no está absorbiendo el zinc correctamente.

Las enfermedades que afectan al higado podemos clasificarlas en infecciosas y no infecciosas:

A) CAUSAS INFECCIOSAS

I) Hepatitis Bacterianas

II) Clamidiasis (Psitacosis u Ornitosis)

IV) Protozoos

B) CAUSAS NO INFECCIOSAS

I) Hemocromatosis

IV) Aflatoxicosis

PROTECTORES HEPATICOS


Se denomina hepatitis a un conjunto de enfermedades que se caracterizan por una inflamación del hígado. Diariamente consumimos gran variedad de alimentos que nuestro cuerpo debe procesar a través de la digestión para que se puedan absorber las sustancias nutritivas.

El hígado es una glándula anexa que se encarga de producir bilis que es liberada en el intestino para favorecer la digestión y por otra parte es el centro del metabolismo energético corporal. El hígado se encuentra del lago derecho del cuerpo, en contacto con el intestino delgado y el diafragma en la parte superior. Está cubierto de una envoltura que lo protege porque es un órgano muy fiable.

Todas las sustancias absorbidas a través del intestino pasan por la circulación sanguínea del hígado, siendo procesadas, para almacenar o ser utilizadas según las necesidades de cada momento.

Los síntomas de hepatitis suelen ser: coloración amarilla de la piel, dolor abdominal, hinchazón, cansancio, orinas más oscuras de lo normal, picazón, náuseas, vómitos y pérdida del apetito entro otros. Los síntomas pueden variar dependiendo de la forma de aparición y la causa de la misma.

Frente a la aparición de alguno de los síntomas de hepatitis se deberá consultar al médico, el cual, dependiendo del cuadro clínico podrá solicitar algunos estudios para clínicos si lo considera necesario.

Algunos de los estudios para clínicos para el estudio de la hepatitis son la ecografía abdominal que permite obtener datos sobre el estado hepático, estudios de sangre para valorar el funcionamiento hepático y búsqueda de marcadores de infecciones virales. Existen estudios más complejos como una tomografía abdominal e incluso una biopsia para los casos que lo requieran según el planteo diagnóstico por parte del profesional tratante.

Algunas hepatitis son agudas, aparecen y se resuelven al cabo de pocos días, en cambio existen hepatitis crónicas que permanecen con la persona durante toda su vida.

Existen diversas causas que pueden provocar una inflamación del hígado que se denomina hepatitis. Las causas de hepatitis se pueden clasificar en inmunitarias, infecciosa o tóxica.

Un tipo de hepatitis menos frecuente es la causada por una causa inmunitaria (hepatitis autoinmune), se caracteriza porque el sistema inmune del cuerpo reconoce las células del cuerpo como extrañas y comienza a atacar al hígado. El daño del mismo es progresivo teniendo diferentes síntomas y evolución dependiendo del grado de la afectación.

Existen varias enfermedades autoinmunes que pueden acompañarse de una afección del hígado, siendo necesario utilizar medicamentos para detener el sistema inmune. La evolución de la hepatitis autoinmune es muy variable ya que depende de los resultados de los tratamientos y las características individuales. En algunos casos puede ser necesario el planteo de un trasplante de hígado.

Dentro de las hepatitis por tóxicos se destaca el consumo de alcohol, el mismo es una sustancia que provoca daño directo sobre el hígado, que es el órgano encargado de su metabolización. La hepatitis por consumo de alcohol no se produce en pocas semanas, requiere el consumo de bebidas alcohólicas a lo largo de mucho tiempo, incluso varios años.

Es una patología frecuente de las personas que tienen padecen de alcoholismo, llevando a padecer de cirrosis hepática en la última etapa de su enfermedad. Hay que tener en cuenta que a mayor consumo de bebidas alcohólicas mayor probabilidad de padecer de hepatitis tóxica, pero tampoco la padecen todas las personas que tienen problemas de adicción con el alcohol.

Las personas con una hepatitis alcohólica suelen presentar episodios en que el abdomen se les hincha por la acumulación de líquidos y coloración amarilla de la piel.

Además provoca que los movimientos peristálticos en el intestino grueso sean poco efectivos, por lo que deben trabajar en exceso los músculos de este órgano, este problema se hace más manifiesto en el ángulo hepático, la zona donde se forma el pliegue más agudo del colon, al lado del hígado y donde más se agrava este problema. Por lo que presentaba dolores abdominales en la zona derecha a la altura de este órgano. Confundiendo esto a muchas personas, que hablan de “dolor en el hígado”.

Además la intolerancia alimentaria a los almidones en muchísimas personas explicaría el problema de los dolores de cabeza, nauseas y vómitos.

Para el testaje utilizamos el kit de enfermedades de hígado y vesícula biliar, en el que nos salió la ampolla de cálculos biliares y la de colecistitis que es una inflamación de la pared de la vesícula biliar que se caracteriza por dolor en el cuadrante superior derecho, el cual puede ser tipo cólico o punzante.

Para ello, nuestra recomendación, a parte de una limpieza de hígado del tipo Hulda Clark, para limpiar las piedras de la vesícula y del hígado, es hacer una dieta baja en grasas y almidones y nunca, nunca la superabundancia y mezcla de ambos, sobre todo por las noches, ya que hemos visto que la mezcla es explosiva. No obstante conviene además usar para los cálculos las siguientes plantas:

  • Lino: Antiespasmódico, sedante, antiinflamatorio.
  • Manzanilla romana: Antiespasmódico, sedante.
  • Argentina, Boldo, Pasionaria.

Otros remedios y consejos serían:

  • El té de limón. Poner a hervir un limón con cascara cortado a la mitad, lavado en agua. Se pone en el fuego hasta que hierve, luego cuando se saca del fuego, se bebe tibio quitando parte de la pulpa para darle más fuerza. Se puede tomar 2 veces al día.
  • Beber agua mineral y agregarle zumo de limón para que ayude a depurar el hígado y se resuelva más rápido esta afección.
  • Beber zumo de limón, pomelo o naranja es realmente bueno para depurar, en especial por la mañana.
  • Las infusiones de laurel, menta o manzanilla también son útiles para los ataques de hígado. Se puede tomar 2 o 3 veces al día estas infusiones.
  • Seguir una dieta de alimentos ligeros y frescos, fundamentalmente verduras y frutas que no sean abundantes en almidones (patata, batata, etc.) por unos días es fundamental para poder recuperarnos rápido del ataque de hígado. También el pollo, pescado y el arroz son algunos de los alimentos mas recomendados. Todos los alimentos deben ser preparados sin salsas, aderezos, ni nada pesado para que resulte fácil su digestión.
  • Cuidado con los productos coleréticos, ya que provocan una mayor producción de bilis que puede agravar el problema, por lo que conviene evitarlo durante el tiempo que dure el problema. Ejemplo de ellas son: tilo, olivo, menta, agracejo, alcachofera, fumaria, boldo, rábano, diente de león, ajenjo, centaura menor, cúrcuma, genciana entre otras.

Este problema se puede evitar comiendo moderadamente y analizando que combinaciones hacemos, porque a veces no es la comida de un día lo que lo provoca, sino la de varios. Si tenemos pensamiento de hacer una comida pesada, debemos tomar después de la misma, un te digestivo.

Se sabe que el hígado, el gran depurador del organismo, ejecuta más de quinientas funciones diferentes aunque se sospecha que pueden ser muchas más. De ahí la enorme importancia de su estado para la salud. Con un hígado en mal estado es imposible encontrarse bien. Por eso es necesario ayudarle de vez en cuando con un ayuno moderado o una cura de desintoxicación. Le explicamos cómo hacerla.

Antes de explicar la eficacia de una desintoxicación hepática conviene recordar las características y actividades del hígado porque su función es absolutamente crucial para la vida. Hablamos de una glándula de gran tamaño -pesa alrededor de kilo y medio- que realiza multitud de actividades ligadas esencialmente al metabolismo intermediario. Podría decirse que es como una gran plataforma desde la que se liberan sustancias básicas para muy diversas funciones. Situada debajo del diafragma, ocupa la parte más alta de la cavidad abdominal, en el hipocondrio derecho. Su posición es además estratégica en la circulación ya que tiene una vascularización muy abundante.
Sus funciones básicas son cinco.
1) Actividad circulatoria. Se encarga de filtrar la sangre procedente del intestino depurándola.

2) Actividad secretora y excretora. Se encarga de producir bilis, sustancia encargada de:
-Facilitar la digestión de las grasas en el intestino.
-Permitir la absorción de vitaminas liposolubles.
-Metabolizar el colesterol y la bilirrubina.
-Equilibrar la acidez del quimo presente en el duodeno.
-Transportar la inmunoglobulina A a la mucosa intestinal.

3) Actividad metabólica. Participa en la metabolización de los carbohidratos, proteínas, lípidos, minerales y vitaminas. De hecho, el hígado es el encargado de convertir los carbohidratos y proteínas en grasas.
a) Las actividades específicas que desempeña en el metabolismo de los carbohidratos es la de:
-Almacenar glucógeno.
-Convertir galactosa y fructosa en glucosa.
-Elaborar distintos compuestos químicos.

b) En cuanto al metabolismo de los lípidos, sus funciones específicas son:
-La formación de la mayor parte de las lipoproteínas.
-La formación de colesterol y fosfolípidos.
-La gluconeogénesis

c) En cuanto a las proteínas se refiere, lo que el hígado hace es:
-Desaminar los aminoácidos.
-Fabricar urea para suprimir el amoniaco de los líquidos corporales.
-Formar la práctica totalidad de las proteínas plasmáticas.
Cabe añadir que aunque la mayor parte del metabolismo de los hidratos de carbono y de las grasas se produce en el hígado probablemente podríamos sobrevivir si esa función se interrumpiera; sin embargo, si el hígado no metabolizara las proteínas la persona moriría en pocos días.

d) Las otras funciones metabólicas del hígado son las de:
-Almacenar vitaminas.
-Almacenar hierro.
-Formar las sustancias que intervienen en el proceso de coagulación (fibrinógeno, protombina, factores VII, IX y X). -Eliminar o excretar los fármacos, hormonas y otras sustancias.
4) Actividad protectora y detoxificadora. En el hígado existen unas células conocidas como "células de Kupffer" -o macrófagos- que tienen la función de fagocitar (ingerir y digerir) parásitos, virus, bacterias y macromoléculas por lo que constituyen una barrera para las toxinas y microorganismos procedentes del intestino. Además juegan un papel fundamental en la formación de antígenos durante los procesos de inflamación e infección porque son las iniciadoras de la inmunidad mediada por las células B y T.
Cabe añadir que hay otras células -las llamadas "células de PIT"-, equivalentes a grandes linfocitos granulares y células asesinas, que tienen también funciones similares por lo que brindan protección contra las infecciones virales.

5) Actividad hematológica. Durante parte de la vida embrionaria -y en algunos estados patológicos en el adulto- se forma sangre en el hígado. Además, éste produce fibrinógeno, protombina y heparina; y destruye eritrocitos.

LA IMPORTANCIA DEL HÍGADO
Como el lector puede constatar, lo apuntado hasta aquí -de forma muy resumida- demuestra la enorme importancia del hígado. Hasta el punto de que desde la óptica de la Medicina Ortomolecular es impensable tratar cualquier alteración o disfunción sin antes pasar por una desintoxicación hepática. Es la piedra angular de cualquier tratamiento del que se pretenda salir exitoso.
Además -y sin entrar en patologías específicas-, teniendo en cuenta las actividades en las que está involucrado el hígado muchas actuaciones a nivel digestivo, pancreático, intestinal, renal, etc, pasan inexorablemente por una terapia normalizadora de la función hepática.

DESINTOXICACIÓN CELULAR
Normalmente los residuos de la alimentación son expulsados de las células y pasan a la linfa y a la sangre que los transportan a los órganos excretores -sobre todo al hígado y a los riñones- donde son transformados y conducidos a los órganos de evacuación. Pues bien, como el organismo lleva siempre un cierto retraso a la hora de efectuar la limpieza es evidente que no ingerir alimentos durante un tiempo -o, al menos, limitar su ingesta- le permite dedicar más energía a la depuración. Es más, cuando se efectúa un proceso de desintoxicación se aprecia en el hígado una pérdida importante de peso, lo que se debe a que el hígado quema tanto el glucógeno de reserva que contiene como buena parte de la grasa acumulada.

LA DEPURACIÓN
El buen estado de salud se da cuando el conjunto de actividades de los órganos y funciones corporales se realizan de forma correcta y en equilibrio siendo la ruptura del mismo lo que nos lleva a perder la salud. Por otra parte, la actividad de las células que forman nuestro organismo genera sustancias de desecho que eliminamos de forma natural cuando éstas no sobrepasan el nivel de tolerancia, algo que depende de cada individuo (edad, herencia, estado general. ).
Sin embargo, hay alimentos y productos como el café, el tabaco, diversas drogas, productos tóxicos, algunos aditivos alimentarios, contaminantes de las aguas, medicamentos, etc., que dificultan las actividades celulares e incrementan la cantidad de elementos de desecho por lo que los órganos eliminadores (emuntorios) se ven desbordados e incapaces de desembarazarse de un nivel elevado de toxinas.
En suma, se puede afirmar que la salud de un individuo depende de la capacidad de su organismo para eliminar los residuos perjudiciales, tanto de origen interno como externo. Y como quiera que hoy el ser humano no suele mantener una conducta que respete las leyes naturales en cuanto a alimentación, ejercicio, hábitos de conducta, etc, llega un momento en el que comienzan a aparecer signos de que se hace necesaria una depuración. Signos que unas veces se manifiestan como una enfermedad grave y en otras en forma de síntomas generales como fatiga, caída del cabello, pérdida de apetito, uñas quebradizas, dificultad para conciliar el sueño, decaimiento, astenia y otros signos subjetivos que indican falta de energía.
La depuración del organismo -y en particular la depuración hepática- es pues una de las primeras acciones que deberíamos tomar cuando nos planteamos el tratamiento de cualquier patología. Porque lo más eficaz es siempre comenzar "limpiando el terreno".

SÍNTOMAS DEL PROCESO DEPURATIVO
Depurar el organismo consiste en disminuir su nivel de toxemia. Y eso debe hacerse disminuyendo los tóxicos externos, por un lado, y ayudando a los órganos eliminadores a realizar su función estimulando la eliminación de toxinas, por otro.
Un buen drenaje debe durar entre 3 y 10 días. Depende del estado general (que evidenciará de un modo aproximado el nivel de toxemia), de la edad, de la constitución y de si existe o no alguna patología.
Hay que advertir, en todo caso, que un proceso depurativo conlleva a veces la aparición de lo que podríamos denominar una "crisis aguda", algo que patentiza que en el organismo se están produciendo cambios significativos. Durante esa crisis observaremos cómo se cumple la "Ley de Hering": cuando existe una sintomatología muy evidente todos los síntomas van cambiando, expresándose por orden inverso de aparición: primero los más recientes, después los más antiguos. Y antes los de las zonas inferiores que los de las zonas superiores.
Existen además una serie de signos que nos informan de la evolución del proceso. Así,
-la lengua se cubre de una gruesa capa de saburra blanca o amarillenta (en función de la composición de los residuos que se eliminan por esta vía). Cuando vuelve a ser sonrosada y la capa de saburra es blanca y fina otra vez es indicio de que la depuración ha finalizado.
-el aliento es fuerte, a veces hasta fétido. Cuando se ha depurado lo suficiente vuelve a ser fresco y limpio.
-La orina es más oscura y densa, con olor fuerte y diferente. Vuelve a ser clara al final de la depuración.
-Las heces son también más oscuras, concentradas y abundantes volviendo a su color y textura normales cuando finaliza la depuración. Hay que destacar que cuando la técnica utilizada consiste en un ayuno la cantidad de materia fecal no aumenta aunque también es cierto que generalmente hay deposición diaria, señal de que en el interior del intestino había residuos que no podían eliminarse con la defecación normal cotidiana (esto ocurre sobre todo en personas que de manera habitual son estreñidas o bien tienen divertículos en el intestino). Esta crisis puede acompañarse en ocasiones de diversos síntomas generales como:
-Dolor difuso y/o jaqueca, señal de alarma para el organismo que invita a la búsqueda de calor, reposo, rechazo de alimentos.
-Fiebre que tiende a disminuir con rapidez el índice de toxemia excesivo pues pone en marcha unas medidas excepcionales. Es el caso de un aumento de la frecuencia cardiaca, el incremento de la circulación sanguínea y el reforzamiento de la función respiratoria. Y dado que sabemos que la fiebre cumple una función de defensa orgánica, es importante no actuar nunca contra ella -a no ser que sea muy elevada- sino mantenerla controlada en todo momento; por ejemplo, mediante la aplicación de paños fríos acompañados de fricciones en la espalda o baños de agua fría. -
Aminoración de las funciones muscular y sensorial así como de la digestiva. Estos síntomas suelen aparecer con más intensidad cuanto más elevada es la toxemia y más riguroso el procedimiento adoptado mientras que se presentan de forma muy suave o incluso no aparecen cuando la toxemia es leve y/o la depuración se realiza lentamente, con supresión gradual y paulatina de bebidas estimulantes como el café o el té y la adopción de unos hábitos adecuados y de una dieta depurativa.
Dependiendo de cada individuo, podríamos encontrarnos con otros síntomas particulares como aumento de la sudoración, incremento de mucosidades nasales o faríngeas, lagrimeo, aparición de forúnculos, etc.
Lo más aconsejable, siempre que los síntomas no sean demasiado violentos o impliquen algún riesgo para el individuo, es encauzarlos mediante técnicas naturales y no suprimirlos ya que la propia naturaleza del individuo es la que elige la forma más adecuada para restablecer el equilibrio.

RECOMENDACIONES DURANTE LA DEXINTOXICACIÓN
-Consuma, si le es posible, alimentos de origen biológico.
-Consuma frutas como desayuno, almuerzo y/o sustituto de la cena.
-Prepare los alimentos al vapor, hervidos o a la plancha usando utensilios de acero inoxidable
. -Elimine el consumo de productos refinados, la carne roja y los productos lácteos y derivados.
-Evite el consumo de bebidas alcohólicas, excitantes, etc.
-Procure no tomar alimentos fritos, congelados, precocinados, etc.
-Tome algún tipo de caldo depurativo diariamente y fuera de las comidas.
-Trate de reducir la cantidad de alimentos a ingerir.
-Evite las situaciones de estrés.
-Mantenga una higiene externa e interna adecuadas.
-Realice una actividad física acorde con sus necesidades.
-Duerma un mínimo de horas para que el sueño sea reparador.
-Beba agua filtrada o embotellada.

ALIMENTOS ADECUADOS
Cereales integrales: aportan hidratos de carbono complejos y vitaminas del grupo B, elementos necesarios para el buen funcionamiento del hígado. Además, los H. C. que contiene constituyen el nutriente que con mayor facilidad metabolizará un hígado enfermo.
Frutas: son ricas en azúcares de fácil asimilación y vitaminas antioxidantes que favorecen el funcionamiento hepático y evitan la retención de líquidos.
Verduras: siempre que sea posible se deben tomar crudas o cocinadas con poca sal. Aportan potasio y otros minerales necesarios en caso de trastornos hepáticos. Además, aportan folatos necesarios para el metabolismo hepático.
Uvas: además de aportar azúcares naturales y vitaminas antioxidantes activan la función desintoxicadora del hígado y estimulan la producción de bilis. Asimismo, facilitan el retorno de la sangre del aparato digestivo al hígado con lo que disminuye la hipertensión portal que suele producirse como consecuencia de la cirrosis.
Manzanas: facilita el vaciamiento de la bilis y la descongestión hepática. Y poseen abundante fibra.
Ciruelas: evitan el estreñimiento y favorecen la eliminación de desechos orgánicos. Son bajas en sodio, grasas y proteínas. Facilitan el trabajo hepático.
Cerezas: son antioxidantes y depurativas de la sangre lo que facilita el trabajo hepático.
Nísperos: contienen provitamina A y minerales. Son descongestionantes y pueden reducir el tamaño del hígado cuando éste es debido a un cúmulo de sangre (hepatomegalia congestiva).
Alcachofas: por su contenido en cinarina y otras sustancias potencian la función hepática, desintoxican y facilitan la eliminación de sustancias nocivas. Aumentan la secreción de bilis y mejoran su vaciamiento al intestino. Alivian el mal gusto de boca y las digestiones pesadas debidas al mal funcionamiento hepático.
Cardo: contiene también cinarina lo que estimula la producción de bilis, descongestiona el hígado y facilita su buen funcionamiento.
Cebollas: gracias a su aceite esencial sulfurado estimulan la función desintoxicadora del hígado.
Rábanos: su esencia sulfurada de sabor picante estimula la función hepática y aumentan la producción de bilis haciéndola mas fluida y facilitando su vaciamiento.
Lecitina: contiene colina, un factor vitamínico indispensable para el metabolismo hepático y para evitar que se deposite grasa en el hígado.
Aceite de oliva: en cantidades moderadas favorece el buen funcionamiento hepático.
Fresas: mejoran la circulación venosa del sistema portal hepático y contribuyen a reducir la ascitis.
Achicoria, escarola y endivia: contienen una sustancia amarga que facilita el vaciamiento de la vesícula.
Berenjena: es un tónico digestivo que activa de forma suave la función de la vesícula.

COMPLEMENTOS
S-Adenosil metionina (SAM). Es un metabolito del aminoácido estándar L-metionina que mejora de forma notable el metabolismo del hígado. Algunas investigaciones han dejado patente su eficacia en los casos de hepatitis y cirrosis, además de actuar como antiinflamatorio.
Glutamina. Tiene capacidad para inhibir la acumulación de grasas en el hígado.
Colina. Actúa de forma muy efectiva eliminando y evitando la acumulación de grasa en el hígado.
Vitamina C. Actúa como antioxidante y produce acción antiinflamatoria.
Azufre. Además de los efectos neutralizadores de los radicales libres y como sustancia que ayuda a eliminar los metales pesados, el azufre desintoxica el organismo, especialmente a través del hígado. La alicina del ajo -una de sus sustancias activas- es un compuesto azufrado y aunque es muy inestable su degradación no la inutiliza ya que se convierte en otros compuestos azufrados activos.
Ácido alfa lipoico. Este antioxidante protege al hígado del daño debido a las toxinas.
N-Acetil l-cisteina: Forma potente del aminoácido L-cisteína, aumenta la producción de glutation compuesto antioxidante y desintoxicante).
Cardo mariano. Se ha comprobado que la silimarina, el principio activo de esta hierba, previene la toxicidad y estimula la función hepática. La ingesta de silimarina produce un incremento sustancial en los niveles de glutation en el hígado. Por su contenido en tiramina puede desencadenar crisis hipertensivas en pacientes que estén siguiendo un tratamiento antidepresivo con IMAOs.
Diente de león. La raíz de diente de león favorece la función hepática.

Hola Ágeles. Yo ambién soy enferma, en mi caso es Hipertensión Pulmonar Arterial. He encontrado tu blog por casualidad, buscando algo sobre los tribunales médicos. Y me parecido "exquisito", lleno de sensibilidad y sabiduría. Espero que esté bien, un saludo

Gracias amiga, desconozco en que consiste tu enfermedad pero todos los enfermos somos sufridores y sólo por ello ya nos une un vinculo, te agradezco tus palabras y te deseo lo mejor, si puede ser que te recuperes o al menos te mejores.
Un saludo.

Hola, interesante la pagina, me ha tocado pues mañana será un mes del fallecimiento de mi tia materna, a ella le hacian dialisis y de tanto medicamento se le estropeó el higado y le dió diabetes en fin su pie emanaba todo los medicamentos que ingería, es triste pero sabemos que por fin descansa y se ha liberado de su dolor.
Debemos tener mucho cuidado con lo que ingerimos y consumimos.

Siento mucho lo de tu tia y espero de corazón que estés un poco recuperada de su pérdida. Efectivamente tenemos que tener mucho cuidado con el exceso de medicamentos, pero eso habría que decírselo a nuestros médicos que creo que nos atiborran de cualquier cosa para callarnos la boca. Yo he seguido muchos tratamientos, pero hoy día son muy pocos los medicamentos que consumo. Soy consciente que no me hacen nada. Al menos en nuestra enfermedad funciona así, habrá otras que es más necesario un consumo continuado. Bueno, es mi opinión.
Gracias por tu aportación.

Hola me parece super interesante tu blog me inquieta un poco no quiero meterme ideas de que tengo algo asi apenas tengo 21 años y me mandaron a hacer estudios del higado dicen que algo anda as ya tengo 3 años mal he tomado medicamento desde que tengo 14 años y ya no he dejado de tomar tengo el síndrome de Guillain-Barré y he tomado miles de medicamentos hasta la fecha me asusta un poco que tenga algo mi higado me siento tan triste y sola todos dicen que yo siempre me quejo pero no saben lo feo que se siente estar asi no estar bien bueno disculpa por molestarte escribiendo esto solo que me siento sola en esto gracias por la informacion es muy util..

Puedes escribir siempre que quieras y comentarnos como te sientes. Este es un Blog de ayuda a enfermos y aunque no padezcas nuestra enfermedad, naturalmente puedes formar parte de este espacio. Si de alguna manera podemos ayudarte, no tienes más que decirlo. Desconozco por completo tu enfermedad, pero efectivamente el exceso de medicamentos, tal como reza este post, no es bueno para nadie, independientemente de la patología que padezcas. Debes llevar un control cuando te medicas durante tanto tiempo, aunque ya imagino que lo estas haciendo, existen análisis que controlan el daño hepatico, llevarlos a cabo con asiduidad te ayudaran también a que te sientas más tranquila. Habla con tu médico para que resuelva tus inquietudes. Un saludo.

Hola buen dia me encanta tu pagina hojala sigan comentando sobre todo de la medicina una pregunta yo tengo colesterol que medicamento puedo tomar y cuales no hojala me pudieran responder por su atención muchas gracias

Lo siento, yo no soy médico, soy una enferma y aquí se suele hablar de enfermedades, en efecto, pero sobre todo de las que llamamos invisibles socialmente, entre ellas sobre todo el SFC, la FM, la SQM, Etc. Un saludo.

Hola, buscaba información sobre.los daños que ocasionan los medicamentos, encontré esta página, que realmente es muy buena información, aunque a la misma vez me hace temer,desde muy pequeña e tomado medicamento yo ahorita, padezco de una inflamación fuerte en.mis ojos llamada uveitis, por tanto.estoy tomando metotrexato que que com.bien lo dices es dañino para el hígado, por eso temo, en fin vigilo cada tres meses con análisis para.saber su estado de mi hígado, espero que aparesca en ellos si algo anda mal y no lo oculten como tu lo mencionas, por di fuera.poco también tengo un problema con mis vías urinarias y mi riñón que creo también.es a causa de tanta medicación, aveces mo se que hacer yo creo mucho.en Dios y creo que lo que me queda es ponerme en.sus manos. Un saludo y gracias por la información

Me gustaria saber si el exeso de farmacos (relajantes musculares y antinflamatorios ) afectan el ciclo menstrual de la mujer en sspecifico su color y flujo. Gracias

Lo difícil es cuando dependes de medicamentos por lo menos en mi caso a si me pasa cada mes necesito para calmar el dolor de mi periodo sino esos días alrededor de 2 o 3 son realmente un infierno

Hola Angeles muy intructivo me sirvio de mucho esta informacion yo estoy padeciendo de los sintomas del SFC pero los medicos me estan mandando de un lado para otro mandandome muchos estudios medicinas las enzimas hepaticas elevadas y he dejado de tomar los medicamentos que como bien dices no me hacen nada muchas pruebas de las que me han hecho dan problemas de artritis tengo mucho dolor y me empeoro con cualquier actividad que antes era muy sencilla asta tuve que dejar el trabajo hace mas o menos un año que estoy padesiendo todo esto y no encuentro una respuesta muchos especialistas van y vienen con mas pruebas y medicinas y yo me sigo empeorando estoy desesperada deseando que alguien me de respuestas por favor si sabes de algun lugar donde pueda acudir aqui en Miami te lo agradeseria mucho gracias por tu tiempo

Buenos días, quería consultar de ser posible.
Tengo 51 años, 15 kilos de sobrepeso y actividad física moderada. el tema es que tomo 6 medicamentos diarios y es como mucho, tengo el hígado graso y me sinto pasado de remedios.
Los remedios son: Para la presión,para el colesterol, para el acido urico.
O sea me siento pasado de remedios y como que me estoy saturando. que recomiendan.

Muchos alimentos procesados y empaquetados están llenos de conservantes, y aún así contienen organismos dañinos en estado latente. Tan pronto como estos alimentos llegan al intestino los conservantes desaparecen y el virus empieza a crecer en el intestino. Evita especialmente las carnes en conserva.

7.- No comas si te sientes tenso o ansioso ya que durante estos estados la corriente sanguínea es desviada de los intestinos e hígado a otras zonas del cuerpo.

8 .- comprueba si cerca de tu zona puedes adquirir productos biológicos frescos y libres de pesticidas. Si consumes huevos y pollo, que sean siempre de corral.

Compra productos que contengan ingredientes naturales y evita los alimentos procesados que contengan sustancias químicas artificiales tales como conservantes, colorantes, aromatizantes y edulcorantes artificiales.

9 .- obtén las proteínas de diferentes fuentes, incluidas las legumbres. La Dieta de Limpieza del Hígado contiene algo de pollo (preferiblemente de corral), pescado y huevos [esto es para proveer a los recién llegados a la Vida Sana con un estado de transición - Editor.] De todas formas hay muchos platos en los cuales la proteína se obtiene de las legumbres, granos, cereales, frutos secos y semillas. Las proteínas de primera clase procedentes de la combinación de estas fuentes son tan completas como las proteínas de origen animal y contienen los 8 aminoácidos esenciales.

Las legumbres son las alubias (tales como la alubia de soja o las habas, etc.), los guisantes, los garbanzos y las lentejas, que aportan proteínas de gran valor, ácidos grasos esenciales, fibra, hormonas vegetales, minerales y vitamina B.

Si estas demasiado ocupado para cocinar alubias, puedes comprarlas en lata, hay una gran variedad para elegir. Si las alubias enlatadas contienen demasiada sal y azúcar antes de usarlas acláralas con agua.

Semillas - linaza, girasol, sésamo y calabaza, todas son unas excelentes fuentes de ácidos grasos esenciales, proteínas, hormonas vegetales y fibra.

Las nueces son muy ricas en grasas insaturadas y deberían comerse sólo frescas y crudas. Si han sido peladas y expuestas al aire durante un tiempo prolongado su aceite se habrá vuelto rancio. Compra nueces empaquetadas con fecha de caducidad o nueces con su cáscara.

10 .- elige bien el pan y el relleno. Es importante comer solamente pan de buena calidad en la Dieta de Limpieza del Hígado.

Vete a una tienda de comida natural y compra pan que no contenga sustancias artificiales. Si tienes el colon irritable, consume pan de harina molida, ya que tiene una textura fina, y está libre de pequeños granitos.

Prueba distintas variedades de pan para reducir alergias, prueba el de centeno, de trigo, de maíz, de avena, de cebada y demás que puedas encontrar en tiendas de alimentos naturales. Para algo más ligero, prueba crackers de arroz, de centeno o pan de pita sin levadura. Si eres alérgico a la levadura, consume pan sin levadura o una barra de masa agria.

Durante la Dieta de Limpieza del Hígado, es muy importante evitar la margarina y mantequilla, si necesitas algo para extender sobre el pan utiliza aguacate fresco, humus o tahín.

11.- evita el estreñimiento comiendo mucha fruta fresca y vegetales y bebiendo agua a lo largo del día. Evitando el estreñimiento evitarás el crecimiento de organismos no deseados en el intestino grueso. Para aumentar la cantidad de acidophilus benignos y otras bacterias lactobacillus, puedes consumirlos en forma de yogur de soja o en polvo.

12 .- evita las grasas saturadas o en mal estado Estas grasas insalubres pueden dañar el hígado con los cambios característicos de un "hígado obeso" similar a aquel de los consumidores de alcohol.

Muchas personas preocupadas por su línea intentan llevar una dieta completamente libre de grasa, aunque, si esto se practica durante más de cuatro semanas, empezaran a aparecer síntomas de deficiencia de ácidos grasos. Es más, las funciones del hígado y del metabolismo se ralentizarán y conducirán a un fácil aumento de peso.

Los síntomas de deficiencia de ácidos grasos

son: piel seca e irritada, eczema, pérdida de cabello, dolor articular, fertilidad reducida, incremento de la distracción, depresión y pérdida de memoria, lento índice metabólico con aumento de peso, reducción de las funciones inmunológicas, desequilibrio hormonal, degeneración del hígado, fatiga, problemas circulatorios, enfermedades degenerativas, adelanto del envejecimiento y alto porcentaje de triglicéridos.

Veo cientos de personas obesas y muchas no ingieren excesivas calorías; su problema es debido solamente al consumo equivocado de grasas. El hígado es el principal órgano encargado de consumir las grasas del cuerpo y si tú lo agredes con grasas en mal estado será incapaz de realizar sus funciones metabólicas y tu metabolismo general se ralentizará. En consecuencia, ganarás peso fácilmente, especialmente alrededor de la zona abdominal.

De manera sencilla, podríamos decir que un hígado saludable bombea la grasa fuera del cuerpo manteniéndote delgado.

Los malos hábitos alimenticios para el hígado causarán un desequilibrio en la producción de lipoproteínas del hígado, de esa manera tendrás demasiadas lipoproteínas de baja densidad (LDL) e insuficientes lipoproteínas de alta densidad (HDL). Esto incrementará el riesgo de arteriosclerosis, enfermedades coronarias y presión alta.

el tipo de grasa que ingerimos diariamente es importante para la salud y la longevidad y tendrá más influencia que ninguna otra cosa sobre el funcionamiento del hígado y el peso.

Los aceites dietéticos nos cuidarán si nosotros los cuidamos a ellos, reduciendo su exposición al calor, al aire o a la luz. Los aceites alimenticios naturales tales como los presentes en el pescado, semillas, nueces, aguacates, olivas y legumbres están protegidos de la luz, el aire y el calor gracias a la piel y cáscaras que los recubren y son más frescos y saludables que las versiones embotelladas. De todas formas, para sazonar ensaladas, fritos ligeros, etc., lo ideal es consumir aceite sin refinar que haya sido prensado en frío y conservado en botellas de cristal oscura para protegerlo contra la luz. Mantenerlo en el refrigerador. El aceite de oliva virgen es fácil de adquirir y es una buena elección ya que está prensado en frío y no ha sido calentado, refinado o blanqueado con lejías.

TERAPIAS NATURALES PARA EL HÍGADO

Aquellas personas cuyo hígado trabaja con dificultad a menudo metabolizan mal las grasas y puede que tengan altos niveles de colesterol. El psylio es una abundante fuente de fibra soluble que es, con toda seguridad, la mejor fibra reductora de colesterol disponible. Se aconseja tomar psylio al comienzo de las comidas.

es de uso extendido como tónico para el hígado en Norteamérica, Australia, Oriente y Europa. Se trata realmente de una hierba universal.

Aunque la acción específica del Diente de León es en el hígado, también es un tónico general para el cuerpo, La raíz de diente de león se ha usado para las molestias del hígado y bilis durante siglos. Desde el siglo XVI los alemanes han hecho uso extendido del diente de león para 'purificar la sangre' y para la congestión del hígado. Se ha usado como medicina herbal durante siglos en China, India y Nepal para las dolencias hepáticas. Hoy en día laxante, diurético, anti-inflamatorio, tónico amargo y tónico vesicular.

Las hojas de Diente de León pueden consumirse frescas en ensaladas, y la raíz de Diente de León en polvo es un componente del tónico en polvo para hígado para mezclar con zumos. La hierba seca puede tomarse en forma de cápsulas. La dosis varía entre 500 y 2000 mg al día. También se puede comprar té y café de Diente de León o hacer tus propias bebidas.

Esta hierba es conocida como un tradicional tónico para el hígado desde hace siglos y ha dado lugar a más de 100 publicaciones sobre investigaciones científicas, y un simposium sobre sus propiedades curativas. También se la conoce como cardo mariano o cardo de leche.

El Cardo de Santa María tiene múltiples acciones: protector y regenerador del hígado, anti-hipoglucémico, anti-inflamatorio y antioxidante. Se ha averiguado que esta hierba es capaz de reducir la degeneración del hígado por grasas tóxicas y también ayuda a reparar y regenerar células del hígado que han sido dañadas.

El Cardo de Santa María puede tomarse en cápsulas que contienen la hierba seca o como componente de tónicos para el hígado en polvo para mezclar con zumos. Las dosis varían desde 500 a 2000 mg. diarios.

La alcachofa es un tónico amargo con funciones protectoras y restauradoras del hígado. También se ha utilizado como purificadora de la sangre. Se puede ingerir en cápsulas, como hierba seca o como un componente en polvo de tónico para el hígado para mezclar con zumos. Las cantidades varían desde 300 a 500 mg. diarios.

El polvo de olmo americano forma una capa protectora en superficies inflamadas y mucosa ulcerada, es por lo tanto útil contra la gastritis y la úlcera de estómago y de duodeno. Tales problemas son frecuentes en personas con el hígado intoxicado y desórdenes en la producción de bilis. Puede tomarse tanto mezclado con zumos o como ingrediente de tónico para el hígado. Las dosis varían entre 150 y 1000 mg diarios, aunque, se puede consumir, sin peligro alguno, tanto como sea necesario.

Para evitar complicaciones crónicas graves como la cirrosis o el cáncer de hígado, es clave una selección adecuada de alimentos y complementos nutricionales

El hígado graso es una afección caracterizada por la acumulación de grasa en el hígado y es la enfermedad hepática crónica más común en el mundo occidental. En estos casos, una selección adecuada de alimentos y complementos nutricionales favorece la recuperación de los hepatocitos, las células hepáticas, y hasta puede conseguir que el trastorno revierta, según la fase de desarrollo. Los consejos nutricionales para combatir el hígado graso son claves. Se requiere una dieta con más fibra, sin azúcares simples, menos grasas malas y nada de alcohol. Además, los ácidos grasos omega-3 están considerados los protectores del hígado.

Los síntomas que pueden delatar un hígado graso son hinchazón abdominal después de comer, plenitud, digestiones pesadas y fatiga crónica

La composición de la dieta afecta a la acumulación de grasa y la inflamación hepática. En consecuencia, una alimentación adecuada, propuesta con precisión y conocimiento por un nutricionista, se convierte en la diana para la mejoría o la curación de esta dolencia.

En términos generales, el control de las calorías de la dieta es clave para favorecer la pérdida de peso en personas con sobrepeso y obesidad. A estas indicaciones se suman otras infalibles como: aumentar el consumo de fibra, reducir los azúcares simples y las grasas saturadas, aumentar los ácidos grasos omega-3 y suprimir sin dilación cualquier tipo de bebida alcohólica.

Más fibra: la fibra retrasa el vaciamiento gástrico. Esto provoca una gran sensación de saciedad que contribuye a controlar el apetito y, de forma indirecta, ayuda a reducir el peso. Además, la fibra limita el incremento de la glucemia tras las comidas y ayuda a controlar la resistencia a la insulina, habitual en las personas afectadas de hígado graso.

  • Exámenes de laboratorio.
  • Exámenes de la función hepática - serie de exámenes de sangre especiales que pueden determinar si el hígado funciona correctamente.
  • Biopsia del hígado - procedimiento en el que se toman muestras de tejido del hígado (con aguja o durante una operación) para examinarlas con un microscopio.

El tratamiento específico de la enfermedad del hígado inducida por el alcohol será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento es restablecer algunas o todas las funciones normales del hígado. Por lo general, el tratamiento comienza con una abstinencia completa de alcohol. El hígado tiene grandes propiedades de autorregeneración y a menudo puede reparar parte del daño provocado por el alcohol. En la mayoría de los casos, el único daño que no puede revertir son las cicatrices provocadas por la cirrosis.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Enfermedades del Hígado, la Bilis y el Páncreas

Las consecuencias del alcoholismo pueden ser físicas, psicológicas y sociales, y son más graves cuanto más frecuente es el consumo, tanto en adolescentes, como en jóvenes y adultos. Beber demasiado en una sola ocasión o frecuentemente puede tener serios efectos perjudiciales en tu salud.

Actualmente es especialmente preocupante en los jóvenes, los cuales han aumentado el consumo de alcohol en los últimos años.

La adicción al alcohol, o alcoholismo, se diagnostica médicamente como una enfermedad que se manifiesta con el uso frecuente del alcohol, a pesar de las repercusiones negativas y riesgos que tiene en la vida de las personas.

Los efectos a corto plazo al beber demasiado difieren dependiendo del peso de la persona, otras condiciones físicas y si consume o no en ayuno. Aunque al principio los efectos son agradables, pasado un tiempo llega la descoordinación, pérdida de memoria y de visión… Por otra parte, estos efectos a corto plazo puede ser aún peores si el alcohol se consume junto a otras sustancias psicoactivas.

El consumo excesivo a largo plazo de alcohol causa la muerte de células cerebrales, lo que puede conducir a trastornos mentales, así como un menor nivel de función mental o física.

El daño hepático causado por el alcohol puede resultar en cirrosis, una condición médica severa que puede requerir un trasplante de hígado. Además, se puede desarrollar pancreatitis, una grave inflamación del páncreas.

A continuación veremos las consecuencias físicas, psicológicas, sociales y personales/relacionales.

El alcohol es una sustancia soluble en agua y circula libremente por todo el organismo afectando a células y tejidos, comienza un proceso de cambios metabólicos, que en su primera etapa da lugar al acetaldehído que es más tóxico que el alcohol.

La oxidación del alcohol en los tejidos (principalmente en el hígado) determina una importante utilización de sustancias que existen en forma limitada e indispensables para el metabolismo adecuado de las grasas.

Cuando el consumo del alcohol es excesivo, el malgasto de estas sustancias provoca graves alteraciones en el metabolismo de las grasas, lo que da como resultado hígado graso o esteatosis hepática, que de no ser controlada con la supresión del consumo del alcohol llevaría posteriormente a la cirrosis hepática, una de las complicaciones más serias y frecuentes de los alcohólicos.

Algunas de las consecuencias físicas son:

Beber mucho puede provocar que disminuya la cantidad de oxígeno que llevan los glóbulos rojos.

Esta condición, conocida como anemia, puede provocar síntomas como fatiga, problemas de respiración o dolores de cabeza.

Beber frecuentemente (varias veces por semana) o beber demasiado en una sola ocasión puede provocar problemas en el corazón como:

  • Alta presión arterial.
  • Cardiomiopatías.
  • Arritmias.
  • Stroke.

En 2005, investigadores de la Universidad de Harvard, encontraron que el riesgo de muerte en personas que habían sufrido un ataque al corazón era el doble si bebían.

Beber alcohol frecuentemente puede provocar graves perjuicios en el hígado:

Aunque el alcohol no es determinante de cáncer por acción directa sobre los tejidos, sí es un disolvente muy efectivo para las sustancias cancerígenas y permite la libre circulación de estas por todo el organismo, lo que aumenta el riesgo de cáncer de lengua, boca, faringe, laringe, esófago e hígado, así como de cáncer de colon, recto, mama y pulmones.

El alcohol puede incrementar el riesgo de desarrollas ciertos tipos de cáncer:

Los científicos creen que el riesgo llega cuando el cuerpo convierte el alcohol en acetaldehido, un potente carcinógeno.

El riesgo de cáncer es aún mayor en los bebedores que también fuman.

El alcohol tiene como resultado final hipertensión arterial por la ingestión exagerada de lípidos y el efecto sobre las glándulas suprarrenales que producen cortisona.

El alcohol puede modificar el funcionamiento del sistema nervioso simpático, el cual controla la constricción y dilatación de los vasos sanguíneos en respuesta al estrés, temperatura o esfuerzo.

La alta presión arterial puede guiar a muchos otros problemas de salud: enfermedades del corazón, renales o infartos cerebrales.

La ingesta crónica de alcohol puede provocar la disminución de importantes funciones celulares en los pulmones.

El uso crónico y excesivo del alcohol esta asociado con un amplio rango de desordenes de la piel: urticaria, psoriasis, dermatitis seborreica y rosacea.

El consumo a largo plazo de alcohol puede provocar daños en el sistema nervioso central y en el sistema nervioso periférico, resultando en una pérdida de deseo sexual e impotencia en hombres. Esto se produce por la reducción de la testosterona por atrofia de los testículos.

Las bebidas alcohólicas son depresoras de la función sexual. En personas normales que ocasionalmente beben en exceso, el efecto depresor transitorio sobre el sistema nervioso, sobre el cerebro y médula espinal, actúa como bloqueador de los reflejos que determinan en gran parte la erección y la eyaculación.

Beber demasiado puede debilitar tu sistema inmune, haciendo que sea más sencillo que el cuerpo contraiga enfermedades.

Los bebedores crónicos tienen más probabilidades de contraer enfermedades como la neumonía o la tuberculosis que la gente que no bebe alcohol.

Por otra parte, beber mucho en una ocasión puede disminuir la habilidad de tu cuerpo para combatir infecciones, incluso 24 horas después de emborracharse.

Visita este artículo para aprender a subir tus defensas.

Es cierto que la investigación ha demostrado que el consumo moderado del alcohol puede tener ciertos beneficios. El consumo moderado sería una copa de vino al día o dos cervezas.

Por tanto, lo que no tiene ningún beneficio es el alcoholismo, es decir, el consumo frecuente y en exceso. Aunque me centraré más en los beneficios en otro artículo, uno de los beneficios del consumo moderado es la longevidad.

En 2010, un estudio a largo plazo en población de la tercera edad, confirmó los efectos beneficiosos de beber moderadamente. Tanto los abstemios como los alcohólicos, mostraron un incremento de la tasa de mortalidad del 50% sobre los bebedores moderados.

Otros estudios con animales han encontrado un incremento de longevidad con la exposición a varios tipos de alcohol.

Como mencioné en un artículo que escribí sobre la cerveza, lo recomendable es 2 vasos al día.

Otros posibles beneficios demostrados en investigaciones han sido (con consumo moderado, con consumo excesivo los beneficios se convierten en perjuicios):

Cuando un conjunto de personas no obtiene de su medio físico la satisfacción de las necesidades en el orden material, sufre consecuencias que se expresan en el orden médico; tenemos allí una "población enferma". Cuando estas necesidades insatisfechas operan en el orden social, nos encontramos con una "sociedad enferma". A este tipo de patologías se las engloba dentro de lo que se llaman enfermedades sociales.

Estas enfermedades son producto de la crisis que vive una sociedad. En la actualidad, nos encontramos con una sociedad materialista, consumista e individualista en la que se han trastocado los valores. Esta "era del vacío" es la generadora de enfermedades, en donde el sujeto no encuentra salidas sanas y busca válvulas de escape en el alcohol, las drogas y muchas otras formas de autoagresión.

Entre las enfermedades sociales describiremos:

Es una enfermedad que supone una intoxicación con alcohol etílico en forma prolongada y habitual y una dificultad para dejar de beber.

Durante los períodos de intoxicación se presenta un deterioro de la actividad y un aumento de la irritabilidad y de la agresividad.

Esta enfermedad comienza con un exceso en la ingesta de alcohol. La tolerancia significa que la persona se va acostumbrando a beber cada vez más y necesita ir aumentando la cantidad para obtener los mismos efectos a medida que pasa el tiempo. Durante este proceso, el individuo puede seguir haciendo su trabajo sin que nadie note que ha bebido.

La dependencia psicológica se manifiesta en:

* Predominio de beber por encima de otras actividades.

* La bebida ocupa el primer plano en la vida del sujeto; el resto (familia, trabajo, recreación, etc.) ocupa un lugar secundario.

* Compulsión a beber, sin poder parar. En este momento no se da cuenta de que ya no controla la ingesta de la bebida, ya no puede detenerse y fracasa en cada uno de sus intentos de dejar de beber. Si consigue abandonar la bebida lo hace por un corto período, los síntomas de la abstinencia se presentan rápidamente y hay muchas probabilidades de que vuelva a beber.

* La máxima manifestación de la dependencia la representa la abstinencia. Esta se manifiesta a través de un malestar general, sensación de desazón, anhelo de beber, temblor de manos, vómitos, mareos, etc. que se calman con la primera gota de bebida. El delirium tremens es un estado psicótico agudo producido tras un cuadro de abstinencia repentina. Este cuadro comienza con un período de ansiedad, inquietud, incoordinación motora y finalmente, delirios y alucinaciones. (vive como si soñara despierto, se siente perseguido por animales e insectos). Esta sugestión lo lleva a sentir que su habitación se agrieta, el techo se derrumba; a estas sensaciones se le agregan: aumento de tensión, de la presión arterial, temblores, deshidratación; hasta que finalmente cae al suelo, presentando un cuadro del tipo epiléptico.

Un problema habitual del alcohólico es que no reconoce serlo. Las consecuencias que produce el exceso de alcohol son: trastornos en el sueño (que van desde insomnio hasta pesadillas), gastritis, pérdida del apetito, anemia, agitación, hipertensión, trastornos hepáticos y sexuales, epilepsias de origen tardío.

Entre los factores psicológicos encontramos: episodios de confusión, pérdida de la memoria, sensación de que la gente lo mira mal, que no lo comprende, dificultades para mantener relaciones estables (pareja, hijos, amigos, compañeros de trabajo)

Algunos factores sociales que se observan en el comportamiento del alcohólico son: desavenencias conyugales, violencia, accidentes en la carretera, pérdida del empleo por marcados ausentismos; en casos límites se ha observado el vagabundeo y el suicidio.

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, cuando su concentración en la sangre se eleva, puede producir depresión y paros respiratorios y por este camino, la muerte.

Los jóvenes que consumen alcohol tienden a deshinibirse y a ejecutar acciones que habitualmente les avergonzarían: cortejar a una chica, entablar un diálogo o enfrentar una situación difícil. En un primer momento el alcohol actúa como euforizante, da coraje, reduce tensiones, etc. pero su efecto posterior es inverso, provocando estados de tristeza, ansiedad y depresión. El uso y abuso del alcohol se asocia con problemas emocionales y sociales, aunque los hijos de padres alcohólicos tienen una alta predisposición genética al consumo.

El alcoholismo es una enfermedad que no se cura, pero sí se rehabilita. El tratamiento consiste en dietas de desintoxicación y especialmente terapias individuales y grupales tanto para el enfermo como para su grupo familiar, ya que todo alcohólico está inmerso en una familia que necesita ayuda.

Droga es toda sustancia capaz de alterar el organismo y su acción psíquica la ejerce sobre la conducta, la percepción y la conciencia. La dependencia de la droga es el consumo excesivo, persistente y periódico de toda sustancia tóxica.

Existen cuatro características que definen la dependencia de la droga:

1- A medida que la droga se incorpora en el organismo, se genera un fenómeno biopsicológico denominado tolerancia: las células se adaptan y se acostumbran a funcionar con drogas. El adicto siente intensa necesidad de la droga y se altera cada vez más cuando se ve privada de ella. Utiliza cualquier medio para obtenerla.

2- El adicto se vuelve cada vez más tolerante a la droga y debe aumentar la dosis progresivamente para producir los mismos efectos que al principio. De esta manera se va generando una dependencia física.

3- En la mayoría de los casos el adicto se torna dependiente de la sustancia, a tal punto que la suspensión repentina de la misma produce síntomas de abstinencia (igual que el alcohólico). El uso prolongado de la droga ocasiona cambios fisiológicos del sistema nervioso que llevan a su deterioro. Las células del tejido nervioso (neurona) no se regeneran. La droga produce la muerte de dichas células, por lo tanto el daño neurológico es irreversible.

4- En última instancia, el drogadicto, la sociedad o ambos, sufren sus efectos.

Veamos en el siguiente cuadro los tipos de drogas:

Comentarios: 0 | julio 25th, 2014

A pesar de que el consumo y el abuso de sustancias ha aumentado en las últimas décadas, los recursos que se destinan para acabar con este problema son mucho menores que en el caso de otras enfermedades.

Las personas que abusas del alcohol y otras drogas enferman con mas frecuencia y más gravemente que aquellas que no consumen. El consumo de sustancias se ha relacionado con una mayor probabilidad de padecer cáncer; problemas de hígado, estómago, pulmón, piel y sistema urinario; daño cerebral y convulsiones; VIH, hepatitis, tuberculosis y problemas de salud mental. Así, las drogas son la quinta causa de muerte en el mundo. Además es más probable que las personas adictas tengan una mala alimentación, lo que aumenta las posibilidades de padecer cualquiera de las enfermedades arriba mencionadas.

Por otro lado, las personas dependientes sufren con mayor frecuencia lesiones y muertes debidas a accidentes. Esto se debe a que bajo el efecto de las sustancias se toman malas decisiones o riesgos innecesarios que llevan a perder el control.

También son más probables las relaciones sexuales sin protección, con los riesgos de embarazo no deseado y enfermedades de transmisión sexual que esto conlleva.

El consumo de sustancias es especialmente peligroso en las siguientes situaciones:

  • Personas que manejan máquinas o herramientas peligrosas.
  • Mujeres embarazadas o que dan el pecho.
  • Personas que cuidan de niños pequeños.
  • Personas que toman fármacos para el dolor, para dormir, anticonvulsivos o antipsicóticos.
  • Personas con problemas de hígado o riñones.

actos de jesucristo

Sin embargo, la enfermedad de hígado graso puede llegar a no evidenciar ningún síntoma. En este aspecto, la patología puede remitir cierta gravedad, ya que podrá evolucionar de forma totalmente silenciosa hacia niveles mucho más graves y que podrían poner en peligro la salud de la persona que la padece.

Allá en sus principios, se mantenía la teoría de que esta enfermedad tan solo aparecía en aquellas personas que consumían alcohol en grandes cantidades. Sin embargo, hoy en día, los estudios demuestran que no es del todo cierto. En este sentido, en la actualidad se relacionan unos potentes niveles de hígado graso con la obesidad, el colesterol y los triglicéridos, por lo que resulta fundamental seguir una adecuada dieta para el hígado graso. A continuación, señalamos algunos de los síntomas más comunes del hígado graso, en el caso de que se manifiesten, con el objetivo de servir de guía para el veraz diagnóstico de esta patología:

Lo más común es que la patología del hígado graso no llegue a evolucionar hacia niveles que pongan en peligro la salud del paciente. Es decir, estamos ante una enfermedad que tiende a ser benigna en el caso de que se detecte a tiempo.

Es por ello por lo que, una vez que se mantiene la sospecha de la existencia de hígado graso el especialista empieza a poner en práctica una serie de medidas totalmente necesarias para asegurar el control de esta enfermedad. La realización de una ecografía abdominal nos orientará en la toma de medidas destinadas a la reducción de la grasa acumulada en el hígado además de reducir las posibilidades de que esta enfermedad derive hacia una posible cirrosis o incluso cáncer.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Hay que señalar que, en la actualidad, aún no se ha desarrollado un tratamiento definitivo que nos ofrezca una solución a esta enfermedad. Sin embargo, existen determinadas recomendaciones centradas en la reducción del peso corporal del paciente, mediante la adopción de nuevos ritmos de vida basados en una dieta para el hígado graso que sea saludable y sana, rica en frutas y verduras.

Desde 55 €/mes con
Consulta tu cuota

Dr. Rafael León Montañés 10.500 €

Dr. Rafael León Montañés 11.250 €

Balón intragástrico en Castellón

Dr. Francisco Javier Martín Espinosa 3.900 €

Banda gástrica en Castellón

Dr. Francisco Javier Martín Espinosa 10.200 €

Cirugía de la obesidad mórbida (cirugía bariátrica) en Madrid

Dr. Marcos Rodríguez Martín 10.980 €

Gastrectomía vertical en Madrid

Dr. Marcos Rodríguez Martín 11.590 €

Bypass gástrico en Madrid

Dr. Marcos Rodríguez Martín 13.590 €

Balón intragástrico en Barcelona

Dr. Joan Pujol Rafols 3.970 €

Asimismo, la práctica de ejercicio de forma rutinaria le facilitará a nuestro organismo la ardua tarea de eliminar la grasa sobrante.

Una de las mejores alternativas, tanto para la adopción de una dieta como para la realización de deporte, es, sin duda, acudir a un nutricionista que nos guíe a lo largo de este proceso.

Por su parte, el especialista le aconsejará el seguimiento de una dieta orientada hacia la eliminación del hígado graso además de mantener perfectamente controlado el peso que se vaya perdiendo. Y es que la rápida e instantánea pérdida de peso está directamente relacionada con un daño mayor hacia nuestro hígado.

Tanto la repetición de unos hábitos nocivos como el seguimiento de un régimen alimenticio incorrecto repercuten en el desarrollo del hígado graso. Es decir, o cuidamos nuestra alimentación o aquellas personas afectadas de hígado graso serán incapaces de curarse de esta enfermedad.

En este sentido, bajo el objetivo de mejorar nuestra alimentación, son poco los esfuerzos que el paciente tendrá que hacer ya que la fórmula puede ser tan sencilla como incluir aquellos alimentos con capacidades óptimas para el tratamiento de esta patología, además de eliminar por completo de esta lista aquellos que originan problemas en nuestro organismo.

En un primer paso, merece la pena destacar que la mejor opción es optar por aquella dieta para el hígado graso que incorpore amplias cantidades de fibra y proteínas saludables. De esta forma, se conseguirá ralentizar la absorción de la grasa en nuestro organismo al tiempo de facilitar al metabolismo su función de procesamiento de este tipo de alimentos. A continuación, señalamos una lista en la que se incluyen, a nivel general, los productos que ofrecen mayores beneficios a nuestro hígado graso:

  • Avena.
  • Arroz integral.
  • Pan integral.
  • Espinacas.
  • Acelgas.
  • Espárragos.
  • Zanahorias.
  • Brócoli.
  • Lentejas.
  • Brócoli.
  • Manzanas.
  • Kiwis.
  • Piña.
  • Peras.
  • Naranja.
  • Limón.
  • Pomelo.

Siempre es recomendable, y más en estos casos, llevar una alimentación saludable a base de frutas y verduras.

Por otro lado, la forma en la que se lleguen a cocinar los alimentos que consumamos también va a determinar la cantidad de grasa que ingerimos con este producto en concreto. Múltiples son las alternativas:

En cualquier caso, los productos más sanos, y que disponen de amplios valores nutricionales, son tanto las verduras frescas como las frutas. A partir de este momento más nos vale optar por alimentos desnatados, además de reducir las cantidades diarias.

A pesar de que más adelante detallaremos cuáles son los alimentos prohibidos con el hígado graso, avanzamos que el consumo de aceite de oliva también queda restringido o, en su defecto, se podrá consumir en cantidades muy moderadas. Eso sí, de obligado cumplimiento serán los dos litros de agua cada día. Si sigues sin tenerlo claro, apunta el siguiente menú:

Es una entidad crónica, recidivante, de etiología y patogenia desconocida, que afecta desde la boca hasta el ano, con preferencia la región ileal, y abarca todas las capas de la pared intestinal (transmural), con presencia o no de granulomas no caseosos. Según la localización de la enfermedad, se presentan los síntomas y signos; la diarrea y el dolor en la fosa ilíaca derecha son los más frecuentes. 27-29

La incidencia de la enfermedad de Crohn oral es del 6 al 20 %, lo cual está muy relacionado con la actividad y el tiempo de evolución de la enfermedad. Se presenta con mayor frecuencia en pacientes jóvenes con edad promedio de 22 años. 24,30-32

En los pacientes con esta enfermedad, la estomatitis aftosa recurrente se presenta con una incidencia entre 10 y 20 %, incluso puede ser la lesión inicial sin otros síntomas intestinales. Se caracteriza por la presencia de aftas pequeñas, circulares, lineales (0,3- 0,5 cm de diámetro), cubiertas por una membrana blanquecina, de bordes enrojecidos, poco dolorosos, única o múltiples, localizadas preferentemente en las encías, los labios, el paladar blando o la úvula. Estas lesiones pueden cicatrizar y deformar la mucosa, dando imagen de empedrado de la cavidad bucal. 24,33,34

La estomatitis aftosa recurrente no es una entidad patognomónica de la enfermedad de Crohn. Su presencia también se relaciona con la colitis ulcerativa idiopática. 35

La etiopatogenia de las lesiones de Crohn oral es desconocida; se señala que estas surgen como resultado de una respuesta inmunológica exagerada de la mucosa, que resulta inapropiada para determinados agentes luminales. Histológicamente se caracteriza por la presencia de un infiltrado denso de linfocitos en la submucosa con o sin folículos linfoides, infiltración mononuclear perivascular, linfangiectasia, edema e hiperplasia neuronal. 36,37

Hay evidencias de que en la estomatitis aftosa recurrente asociada con la enfermedad de Crohn, existe un incremento o expresión aberrante de las células epiteliales ante los antígenos de mayor de histocompatibilidad (HLA) clase II, involucradas en la presentación del antígeno y la interacción celular. 38

En menos del 10 % de los casos con lesiones de Crohn oral, se presentan granulomas no caseosos acompañados de un intenso infiltrado de linfocitos, plasmocitos e histiocitos en la submucosa. 30,33,34

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca, descrita en 1888 por Samuel Gee, en niños, y posteriormente en 1932, por Thaysen, en adultos, es definida clásicamente como una enteropatía crónica generada por una anormal sensibilidad al gluten, con una lesión histológica característica, aunque inespecífica, de la mucosa intestinal, cuya consecuencia es la malabsorción real o potencial de todos los nutrientes y en la cual se observa una rápida mejoría clínica e histológica al eliminar el gluten de la dieta. 39-42

El mecanismo de toxicidad del gluten es desconocido, pero se señala que el componente tóxico para la mucosa intestinal es una porción de la molécula del gluten llamada gliadina.

Se reporta que en la patogenia de la enfermedad celíaca el sistema inmune está involucrado. En estudios inmunohistoquímicos se ha podido apreciar que la producción celular de IgA, IgG y particularmente IgM, está incrementada; asimismo, que existe un incremento en los niveles séricos de IgA y disminución en los niveles séricos de IgM, los cuales se normalizan al retirar el gluten de la dieta.

Las biopsias de los pacientes con enfermedad celíaca no tratada muestran un incremento de linfocitos y células plasmáticas en la lámina propia, y de linfocitos intraepiteliales. 39-42

La enfermedad tiene un espectro clínico muy amplio y variado, con diferentes formas clínicas; frecuentemente se presenta en la niñez y la adolescencia, e incluso el enfermo puede llegar a la edad adulta con escasos síntomas.

Los pacientes con lesiones graves de la mucosa, desde el duodeno proximal hasta el íleon terminal, manifiestan un cuadro intenso de malabsorción con gran afectación clínica; mientras que los pacientes con lesiones limitadas al duodeno y la parte proximal del yeyuno pueden no tener síntomas digestivos y la enfermedad suele manifestarse por síntomas y signos extradigestivos secundarios a la deficiencia de nutrientes como hierro, ácido fólico, etc.

Las estomatitis aftosa recurrente puede constituir una de las manifestaciones clínicas iniciales de la entidad, que obedece a la malabsorción de vitaminas y minerales, y también a la propia intolerancia al gluten.

Otras de las lesiones reportadas en estos pacientes son las úlceras bucales que se pueden presentar en el 20 % de los casos. 43

Esprue tropical

Desde la antigüedad es conocido con diversas denominaciones, entre ellas, afta tropical. Constituye un síndrome malabsortivo crónico de etiología desconocida, adquirida en áreas tropicales endémicas como el Caribe. Se caracteriza por una alteración progresiva de la estructura y función del intestino delgado, que responde al tratamiento con ácido fólico y tetraciclina.

Clínicamente se manifiesta por un cuadro diarreico crónico con esteatorrea, acompañado de estomatitis aftoide y anemia de tipo perniciosa, entre otros síntomas. 44,45

Se caracteriza por la presencia en la mucosa de la cavidad bucal de múltiples lesiones pequeñas (2- 3 mm), eritematosas, que en su superficie presentan minúsculas proyecciones papilares o vegetantes, con lesiones erosivas o microulceraciones en forma de fisuras con exudados fibrinopurulentos.

Este tipo de lesión es rara y se ha observado en pacientes con enfermedad de Crohn, localizada frecuentemente en las mucosas labial, yugal, gingival y palatina. Son lesiones poco dolorosas y de evolución tórpida. Desde el punto de vista anatomopatológico, se aprecian abscesos intraepiteliales con infiltrado neutrófilo y eosinófilo, algunas células acantolíticas y, ocasionalmente, infiltrado perivascular eosinofílico. 46,47

Este tipo de lesión es poco frecuente en la colitis ulcerativa idiopática, donde sí se presenta con mayor frecuencia el pioderma oral, semejante a las lesiones del pioderma gangrenoso presente en la piel de algunos pacientes con colitis ulcerativa idiopática y enfermedad de Crohn. Se trata de pequeñas lesiones (1,5- 2 cm de diámetro) muy dolorosas, de forma irregular, bordes elevados y recubiertas por un exudado grisáceo. En general, se asocian con estados de actividad de la colitis y tienden a desaparecer después del tratamiento quirúrgico. 46

Son lesiones raras que se observan en la mucosa de la cavidad bucal. Tienen el aspecto de ampollas o vesículas con contenido líquido en su interior, de aspecto variado. Se ha descrito su presencia en pacientes con colitis ulcerativa idiopática activa, con contenido hemorrágico en su interior, que se ulcera en 2 a 3 días. Desde el punto de vista histológico, se aprecian lesiones de necrosis vacuolizante, necrosis fibrinoide de las vénulas e infiltrado neutrófilo. 26

La lengua es un órgano musculomembranoso, con gran movilidad dentro de la cavidad bucal, inervada por el hipogloso mayor (nervio motor de la lengua). La función sensorial depende, en su porción anterior, del nervio lingual, que es una rama del nervio maxilar inferior, y en la parte posterior, del nervio glosofaríngeo.

En la lengua existen cuatro tipos de papilas: filiformes, fungiformes, foliáceas y caliciformes. Las filiformes y fungiformes están dispuestas en los 2 tercios anteriores de la superficie dorsal, desde la punta hasta la V lingual. Las papilas caliciformes se ubican en todo el trayecto en V, mientras que las papilas foliadas se hallan en los márgenes laterales de la lengua, en la unión de los 2 tercios anteriores con el tercio posterior, todas con funciones sensoriales a través de receptores táctiles, térmicos, dolorosos y gustativos. 48

Se ha descrito el aumento de tamaño y de grosor de la lengua, por inflamación, denominada glositis, que aunque no constituye un signo principal de afección digestiva, sí expresa la existencia de un trastorno anatomoestructural en algún segmento del aparato digestivo. Con frecuencia se describen alteraciones de la lengua relacionadas con algunas enfermedades digestivas, entre las que se encuentran: el síndrome de Plummer-Vinson, enfermedades inflamatorias crónicas del intestino y esprue tropical. 49,50

Glositis en el síndrome de Plummer-Vinson:

Es una entidad que se presenta con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres, con anemia ferropénica marcada, acompañada de disfagia, lengua lisa y de color rojo pálido, con atrofia de las papilas linguales. 51,52

Glositis en las enfermedades inflamatorias crónicas del intestino:

En la enfermedad de Crohn y en la colitis ulcerativa idiopática pueden existir estados carenciales importantes, donde la glositis puede constituir uno de los síntomas por los cuales los pacientes acuden a las consultas.

La variación del tamaño y grosor de la lengua se debe a la respuesta inflamatoria local, donde se destaca el edema como signo principal, lo cual depende del tiempo de evolución, la localización y el grado de actividad de la enfermedad de Crohn.

Una taza de té acompañada de una tostada de pan integral con una cucharada de mermelada sin azúcares añadidos. Dos rodajas de melón o sandía.

Una taza de caldo casero dietético al que se le puede añadir una cucharadita de levadura de cerveza o avena, una taza de puré de zanahoria y calabaza, un filete de pechuga de pavo o pollo a la plancha y una manzana o pera.

Un yogur desnatado y con un puñado de cereales integrales

Una taza de caldo, una ensalada grande con lechuga, brotes verdes, rúcula, espinacas y tomate, puedes añadirle clara de huevo cocida, y dos kiwis o una taza pequeña de macedonia.

Una taza de infusión, una tostada de pan integral con una cucharada de queso descremado y un vaso de zumo de frutas.

Una dieta basada en frutas y verduras se considera ideal para combatir esta patología hepática.

Una taza de caldo depurativo, una porción de pasta integral con verduras permitidas cocidas o a la plancha y un pomelo.

Un yogur desnatado y una barrita de cereales dietética casera.

Una taza de caldo casero dietético, un plato de alcachofas al horno, a la plancha o hervidas, un trozo de pescado blanco a la plancha y una naranja o pera.

Una taza de infusión de alcachofas o de diente de león, una tostada de pan integral con una cucharada de mermelada dietética y dos rodajas de piña

Una taza de caldo depurativo, una pechuga de pollo o pavo, una ensalada grande con lechuga, tomates, zanahorias y dos rodajas de piña.

Un yogur desnatado y sin azúcares con un puñado de cereales integrales.

Una taza de caldo casero depurativo, un plato grande de verduras al horno, a la plancha o cocidas como zanahorias, alcachofas, calabaza, calabacín, pimientos o cebollas y una macedonia o ensalada de frutas.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Aquellas personas diagnosticadas de hígado graso mostrarán dificultades para digerir aquellos alimentos bien elevados en grasas. Precisamente, este tipo de productos deberán reducirse en su consumo. En concreto, los alimentos prohibidos con el hígado graso y que, por lo tanto, han de evitarse son:

  • Alimentos fritos.
  • Alimentos horneados que incluyan quesos o grasas.
  • Productos lácteos.

Los fritos y los lácteos y derivados son algunos de los alimentos prohibidos con el hígado graso.

Además, aquellos productos ricos en azúcares naturales aumentan de forma natural los niveles de azúcar en sangre lo que, a su vez, afecta de forma directa al hígado. Estos alimentos, cuyo consumo debe ser más bien moderado, son:

  • Patatas.
  • Sandía.
  • Pasas.
  • Plátano.
  • Pan blanco.
  • Derivados de maíz.
  • Helados.
  • Yogurt de sabores.
  • Chocolate rico en carbohidratos simples.

Finalmente, además de los alimentos prohibidos con el hígado graso, el consumo de alcohol va a repercutir en la acumulación de grasa en las células del hígado. Es por ello por lo que los especialistas recomiendan el consumo nulo de alcohol en aquellos pacientes diagnosticados de forma previa de esta enfermedad. Y es que la acumulación de grasa en este órgano a niveles muy por encima de los normales comenzará a originar cicatrices en los tejidos, algo que puede llegar a originar un daño irreparable en nuestro hígado.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Desde 55 €/mes con
Consulta tu cuota

Dr. Rafael León Montañés 10.500 €

Dr. Rafael León Montañés 11.250 €

Balón intragástrico en Castellón

Dr. Francisco Javier Martín Espinosa 3.900 €

Banda gástrica en Castellón

Dr. Francisco Javier Martín Espinosa 10.200 €

Cirugía de la obesidad mórbida (cirugía bariátrica) en Madrid

Dr. Marcos Rodríguez Martín 10.980 €

Gastrectomía vertical en Madrid

Dr. Marcos Rodríguez Martín 11.590 €