videos de actos para el dia de las madres

Cidra 40 calorías por 100.CC

Veamos que pasa después de ingerirlo

Al beber alcohol este se reparte entre el estómago y el intestino en la siguiente proporción

20% de alcohol en el estomago

80% de alcohol en el intestino delgado

¿Y luego qué?

El alcohol pasa al flujo sanguíneo donde llega a todo el cuerpo humano (salvo la grasa) por consiguiente la velocidad de absorción dependerá

A mayor graduación, mayor velocidad

Si el estómago está lleno, la absorción será más lenta

Si la bebida lleva gas o la acompaña con una que la tenga se absorbe a mayor velocidad

¿Quiénes toleran mejor el alcohol?

Las mujeres tienden a tener más grasa y puesto que en la grasa no se disuelve el alcohol la absorción será menor y mayor nivel de alcohol en la sangre.

Tras la absorción del alcohol este finalmente abandona el organismo en la siguiente proporción

5% por los pulmones o respiración Aliento alcohólico

90% por el hígado convertido en ácido acético Velocidad inalterable y provoca alteraciones

5% en los riñones a través de la orina.

Veamos las fases por la cual pasa el bebedor

a.- Fase de euforia y de la excitación

Nivel de alcohol en sangre 0.5 a 0.8 g/L.

Equivale a un litro de cerveza o 3/4 litro de vino o 3 vasos de whisky (144 ml)

En el sistema nervioso central actúa sobre

A nivel del cuerpo calloso y el hipotálamo la acción se traduce

Desinhibición del comportamiento

Enlentecimiento del proceso de la información de los sentidos.

Inhibición del razonamiento

Descontrol de las emociones

Seguimos tomando y pasamos

B.- Fase hipnótica o de confusión

Nivel de alcohol de sangre 0.8 a 1.5 g/L

Eso equivale a 2 litros cerveza o bien 1.5 litro de vino o bien 270 de whisky 6 vasos

En el sistema nervioso central actúa sobre

actos de comercio en venezuela ejemplos

En lugar de morir, las células cancerosas continúan creciendo y forman nuevas células anormales.

El hecho de que crezcan sin control e invadan otros tejidos es lo que hace que una célula sea cancerosa.

Las células cancerosas pueden también invadir o propagarse a otros tejidos, algo que las células normales no pueden hacer.

Las células se transforman en células cancerosas debido a una alteración en el ADN.

El ADN se encuentra en cada célula y dirige todas sus actividades. En una célula normal, cuando se altera el ADN, la célula repara el daño o muere.

Por el contrario, en las células cancerosas el ADN dañado no se repara, y la célula no muere como debería.

En lugar de esto, esta célula persiste en producir más células que el cuerpo no necesita.

Todas estas células nuevas tendrán el mismo ADN dañado que tuvo la primera célula.

Algunas veces, la causa del daño al ADN es algo obvio, como el fumar cigarrillos, una alimentación incorrecta. No obstante, es frecuente que no se encuentre una causa clara. A saber.

Las personas pueden heredar un ADN dañado, pero la mayoría de las alteraciones del ADN son causadas por errores que ocurren durante la reproducción de una célula normal o por algún otro factor del ambiente, alimentario, químico, fármacos, etc.

En su lugar, estas células cancerosas afectan la sangre, así como los órganos productores de sangre y circulan a través de otros tejidos en los cuales crecen.

En la mayoría de los casos, las células cancerosas forman un tumor. Algunos tipos de cáncer, como la leucemia, rara vez forman tumores.

Las células cancerosas a menudo se trasladan a otras partes del organismo donde comienzan a crecer y a formar nuevos tumores que remplazan al tejido normal.

A este proceso se le conoce como metástasis. Ocurre cuando las células cancerosas entran al torrente sanguíneo o a los vasos linfáticos de nuestro organismo.

Independientemente del lugar hacia el cual se propague el cáncer, siempre se le da el nombre del lugar donde se originó.

Por ejemplo, el cáncer de seno que se propagó al hígado sigue siendo cáncer de seno y no cáncer de hígado.

Asimismo, al cáncer de próstata que se propagó a los huesos se le llama cáncer de próstata metastásico y no cáncer de huesos.

Los diferentes tipos de cáncer se pueden comportar de manera muy distinta. Por ejemplo, el cáncer de pulmón y el cáncer de seno son dos enfermedades muy diferentes.

Crecen a velocidades distintas y responden a distintos tratamientos. Por esta razón, las personas con cáncer necesitan un tratamiento que sea específico a la clase particular del cáncer que les afecta.

De aquí que siempre aconsejamos que es de máxima utilidad el uso de la Trofología (Plan trofológico completo o personalizado). Según la gravedad. Si se desea tener la máxima garantía y eficacia terapéutica.

El hígado es un órgano sólido de color marrón situado en la parte superior derecha del abdomen, escondido detrás de las costillas.

El hígado es un órgano grande situado en el lado derecho del abdomen y está protegido por la caja del tórax.

Fundamentalmente se encarga de destruir, transformar y eliminar muchas sustancias del organismo, sobre todo la bilirrubina y otros pigmentos, y de fabricar gran cantidad de elementos.

La eliminación de las sustancias se realiza por los conductos biliares hacia el intestino o por liberación de las sustancias metabolizadas al torrente sanguíneo.

Recibe sangre de la arteria hepática y sobre todo de la vena porta (por la que sale casi toda la sangre procedente del intestino).

El cáncer de hígado es una enfermedad en la que las células del hígado se hacen anormales, crecen fuera de control y forman un tumor canceroso.

Este tipo de cáncer se llama cáncer primario de hígado. El cáncer primario de hígado se llama también hepatoma maligno o carcinoma hepatocelular.

Niños muy pequeños pueden desarrollar otra forma de cáncer de hígado que se conoce como hepatoblastoma.

Conforme crece el cáncer, se puede presentar dolor en la parte superior del abdomen en el lado derecho y se puede extender a la espalda y al hombro.

Algunas personas pueden sentir una masa en la parte superior del abdomen. El cáncer de hígado puede también llevar a una inflamación del abdomen y a una sensación de llenura o abotagamiento.

Algunas personas tienen episodios de fiebre y náuseas o desarrollan ictericia, una condición en la que la piel y lo blanco de los ojos se ponen amarillos y la orina se hace oscura.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden ser causados por cáncer primario o metastásico en el hígado, por un tumor benigno (no canceroso) en el hígado o por otras condiciones menos serias.

Las tasas de supervivencia se basan con frecuencia en los resultados previos de un gran número de personas que tuvieron la enfermedad; sin embargo, no pueden predecir lo que sucederá en el caso particular de una persona.

Resulta importante conocer el tipo y la etapa del cáncer de una persona para estimar su pronóstico.

Sin embargo, muchos otros factores también pueden afectar el pronóstico de una persona, tal como la salud general de una persona (especialmente si tiene o no cirrosis) y cuán bien el cáncer responde al tratamiento.

actos biologicos

-Otros síntomas muy frecuentes: Erupciones en la piel, picazón, manchas de color marrón, piel amarillenta, ojeras, picazón y blanqueamiento en los ojos, sudoración excesiva, mal olor corporal, heces pálidas, pedida de peso, dolor que se extiende hacia el hombro, orina oscura, síntomas gripales y dolor abdominal en la parte superior derecha.

Si tiene los síntomas que describimos a continuación tiene que acudir urgentemente a un médico.

-Dolor intenso y persistente.

-Dolor en el abdomen superior derecho acompañado con falta de respiración.

-Trastorno de la alimentación.

a) Ingerir demasiado acetaminofén (Paracetamol): Cuando una persona ingiere demasiado paracetamol o acetaminofén puede causar lesiones al hígado. El acetaminofén o paracetamol es una sustancia analgésica que se encuentra en muchísimos medicamentos en el mercado para tratar el dolor de cabeza, alergias, dolores musculares, y muchas cosas más.

b) Cáncer de hígado: El cáncer de hígado se detecta cuando la enfermedad ya está muy avanzada. Se produce por un crecimiento anormal de las células del hígado. Para prevenir esta enfermedad, se tiene que evitar el desarrollo de una cirrosis hepática o de una hepatitis, ya que la gente que padece de estas afecciones tienen más posibilidades de tener cáncer de hígado.

Síntomas: Se agranda el hígado provocando dolor, hay una perdida importante de apetito y de peso acompañado de una gran debilidad y fatiga, náuseas y vómitos, dolor abdominal superior derecho, decoloración de la piel acompañado de un emblanquecimiento de los ojos.

Tratamientos: Inyectar alcohol a los tumores, transplante de hígado, quimioterapia, radioterapia, criocirugía y otros muchos tratamientos que considere el médico.

c) Ingerir demasiado alcohol: Este fenómeno también se conoce como cirrosis hepática. Esta afección sucede con la ingesta desmesurada de alcohol durante años.

Síntomas: La gente que sufre de cirrosis hepática sufre síntomas tales como, confusión, dolor abdominal, fatiga, sed, ictérica, fiebre, náuseas, perdida del apetito, aumento de peso, agitación, heces negras con sangre debido al sangrado en los intestinos y esófago, palidez, dificultad de concentración, movimiento lento, moratones fáciles, cálculos biliares, orinar de color marrón, picor en pies y manos, desarrollar una diabetes con resistencia a la insulina, desarrollar un cáncer de hígado, sensibilidad a la medicación, y otros muchos más síntomas.

Tratamiento: El tratamiento para esta enfermedad, es dejar de consumir alcohol por muy difícil que le resulte al paciente. Tiene que ir a terapias de ayuda, y tomar medicamentos para facilitar el funcionamiento correcto del cuerpo durante el periodo de abstinencia.

Consumir alimentos saludables ricos en calorías, carbohidratos y proteínas, acompañados con una buena tanda de complementos vitamínicos, también ayudan a combatir esta enfermedad.

En el caso de que el hígado este muy afectado y ya no funcione, la solución es practicar un trasplante de hígado.

d) Quistes hepáticos: Los quistes hepáticos, no comportan ningún riesgo para la salud. Se tratan de quistes llenos de líquido que pueden crecer y causar molestias.

Síntomas: Molestias y dolor en el abdomen del lado derecho. Los quistes hepáticos que crecen y no se han detectado nunca pueden causar infección de las vías biliares y agrandamiento del hígado acompañado de dolor.

Tratamiento: El médico receta una serie de medicamentos para reducir los quistes, en el caso de que no se reduzcan pueden eliminarse.

e) Fibrosis hepática: Cuando una persona ingiere mucha cantidad de alcohol y desarrolla una cirrosis hepática, como consecuencia se genera la fibrosis hepática, que es la última fase de la cirrosis hepática. En esta enfermedad se forman tejidos fibrosos y nódulos, que provocan una mala circulación sanguínea en el hígado, destruyendo poco a poco.

Síntomas: Cansancio, dolor abdominal, perdida de peso acompañada de perdida de apetito, picor en pies y manos, formación de venas rojas debajo de la piel, orina de color oscura, piernas hinchadas.

Tratamiento: Si la persona es fumadora y consume alcohol, tiene que dejar de hacerlo de inmediato para frenar la degeneración del hígado. Se recomienda consumir alimentos saludables bajos en grasa y hacer deporte con regularidad, evitar la ingesta de analgésicos tales como la aspirina o ibuprofeno.

f) Hepatitis: La hepatitis es la inflamación del hígado causado por daños en las células hepáticas. Existen varios tipos de hepatitis tales como la, A, E y la B. En el caso de padecer de hepatitis B, se aumentan los riesgos de padecer cáncer de hígado.

Síntomas: Los síntomas incluyen orina oscura, fiebre, diarrea, dolores musculares, agrandamiento del hígado, vómitos, fiebre.

Tratamiento: El médico le rectará una serie de fármacos para tratar y curar la enfermedad, entre ellos antivirales.

g) La enfermedad del hígado graso: La enfermedad del hígado graso consiste en tener un índice demasiado elevado de grasa en el hígado. Este tipo de enfermedad normalmente la padecen gente con sobrepeso, gente que tiene diabetes, colesterol alto y también puede ser hereditario.

Síntomas: Los síntomas pueden ser varios, fatiga, perdida de peso acompañada de perdida de apetito, nauseas, debilidad, orinar de color oscuro, dolor abdominal, y otras muchas cosas más.

Tratamiento: El tratamiento para reducir la grasa del hígado es aumentar la actividad física y hacer una dieta equilibrada. En los casos más graves en los que no hay solución un transplante de hígado puede solucionar el problema.

h) Colangitis esclerosante primaria: Se trata de la inflamación de los conductos biliares. Esta inflamación hace que se formen tejidos fibrosos en el hígado.

Síntomas: Fatiga intensa, síntomas de cirrosis, infección del conducto biliar.

Tratamiento: El médico le recetará una serie de medicamentos para tratar la infección de los conductos biliares. Si con los medicamentos no se arregla el problema, se puede recurrir a cirugía y hacer un transplante de hígado.

Comentar
Publicado en Enfermedades por Bonomédico

El alivio de los síntomas del hígado graso está directamente relacionado con la alimentación que solemos llevar. Es decir, nuestros hábitos alimenticios rutinarios van a condicionar la mejora de esta afección, por lo que, sin dudas, la modificación en estos hábitos será de vital importancia para devolvernos nuestra salud hepática.

En concreto, definimos la patología de hígado graso o esteatosis hepática como aquella enfermedad de carácter benigno que incorpora una serie de síntomas además de un tratamiento específico de obligado cumplimiento para potenciar la reducción de la grasa en el hígado.

La principal característica que diferencia a esta patología es la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas de nuestro organismo. Los síntomas más habituales del hígado graso son dolor en el área superior derecha del abdomen, malestar generalizado, fatiga crónica o sensación de pesadez, especialmente justo después de comer.

En una dieta para el hígado graso han de evitarse a toda costa una serie de alimentos perjudiciales.

actos ilícitos civiles

La ictericia es la coloración amarilla de la piel y de la parte blanca del ojo debido a un nivel de bilirrubina (pigmento biliar) anormalmente alto en el torrente sanguíneo, que luego es excretada a través de los riñones. Los niveles altos de bilirrubina pueden atribuirse a la inflamación, a otras anormalidades de las células del hígado o al bloqueo de los conductos biliares. A veces, la ictericia es causada por la degradación de una gran cantidad de glóbulos rojos, lo cual puede ocurrir en los recién nacidos. La ictericia suele ser el primer signo, y a veces el único, de una enfermedad hepática.

¿Qué es la colestasis?

La colestasis es la disminución o interrupción del flujo biliar. “Cole” hace referencia a la bilis y “estasis” significa “mantener en el mismo nivel”. El flujo biliar puede estar bloqueado dentro del hígado, fuera del hígado o en ambos sitios. Otros síntomas pueden incluir:

* ictericia
* orina oscura
* heces claras
* pérdida de tejido óseo
* sangrado fácil
* picazón
* vasos sanguíneos pequeños visibles en forma de araña en la piel
* bazo agrandado
* líquido en la cavidad abdominal
* escalofríos
* dolor en el tracto biliar o el páncreas
* vesícula biliar agrandada

Algunas causas de colestasis incluyen:

* hepatitis
* enfermedades hepáticas metabólicas
* efectos de drogas
* una piedra (o cálculo) en el conducto biliar
* estrechamiento del conducto biliar
* atresia biliar
* inflamación del páncreas

¿Qué es el agrandamiento del hígado?

El agrandamiento del hígado (hepatomegalia) suele ser un indicador de enfermedad hepática. No suele haber síntomas asociados con un hígado levemente agrandado. Los síntomas de un agrandamiento del hígado marcado incluyen malestar abdominal o “sentirse lleno”.

¿Qué es la hipertensión portal?

La hipertensión portal es el aumento anormal de la presión sanguínea de la vena porta, que transporta a la sangre del intestino al hígado. La hipertensión portal puede deberse a un aumento de la presión de los vasos sanguíneos portales o a la resistencia al flujo sanguíneo a través del hígado. La hipertensión portal puede llevar al crecimiento de vasos sanguíneos nuevos (llamados colaterales) que conectan el flujo sanguíneo del intestino con la circulación general, pasando por alto el hígado. Cuando esto ocurre, las sustancias que normalmente son eliminadas por el hígado pasan a la circulación general. Entre los síntomas de la hipertensión portal se incluyen los siguientes:

* distensión de la cavidad abdominal (ascitis)

* sangrado de las venas varicosas localizadas en el segmento inferior del esófago y en el revestimiento del estómago

¿Qué es la ascitis?

La ascitis es la acumulación de líquido en la cavidad abdominal causada por la pérdida de líquidos de los vasos de la superficie del hígado y el intestino. La ascitis debida a enfermedad hepática suele acompañar a otras características de la enfermedad hepática como la hipertensión portal. Los síntomas de la ascitis pueden incluir la distensión abdominal, que causa malestar y disnea.

¿Qué es la encefalopatía hepática?

La encefalopatía hepática es el deterioro de la función cerebral debido a la acumulación en la sangre de sustancias tóxicas, que normalmente son eliminadas por el hígado. La encefalopatía también es llamada encefalopatía porto-sistémica, encefalopatía hepática o coma hepático.

Los síntomas pueden incluir:

* cambios en el pensamiento lógico, personalidad y comportamiento
* cambios del estado de ánimo
* falta de sentido común
* somnolencia
* confusión
* habla y movimiento lentos
* desorientación
* pérdida del conocimiento
* coma

¿Qué es la insuficiencia hepática?

La insuficiencia hepática es el deterioro severo de la función hepática. La insuficiencia hepática ocurre cuando una gran porción del hígado se encuentra dañada debido a cualquier tipo de trastorno hepático. Los síntomas pueden incluir:

* ictericia
* tendencia a sangrar o sufrir contusiones fácilmente
* ascitis
* alteración de la función cerebral (encefalopatía)
* aumento de peso y crecimiento pobres
* fatiga
* debilidad
* náuseas
* pérdida del apetito

Archivado en: Inicio » Hepatitis C (HCV) » Síntomas de enfermedad hepática

Se manifiestan con menor o mayor intensidad, dependiendo de la etapa de desarrollo en que se encuentre la enfermedad. Los principales sintomas del higado inflamado son:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de higado
  • Malestar general
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Ictericia
  • Falta de apetito
  • Heces blanquecinas
  • Dolor de espalda

  • Consumo excesivo de alcohol
  • Hepatitis viral
  • Consecuencia de medicamentos recetados
  • Dieta rica en materias grasas
  • Cirrosis
  • Leucemia

  • La zona cervical derecha
  • Molestias en el hombro y brazo derecho
  • Cefalea tensional
  • Piel grasa
  • Colesterol alto
  • Dispepsia

  • Carnes. Magras, pescados y mariscos.
  • Vegetales. Todos, sobre todos cocinados al vapor.
  • Hidratos de carbono. Especialmente si son integrales: arroz, pastas y panes.

  • Chocolate
  • Naranjas
  • Manteca
  • Embutidos
  • Fiambres
  • Carnes grasas
  • Pescados grasos

Para evitar complicaciones crónicas graves como la cirrosis o el cáncer de hígado, es clave una selección adecuada de alimentos y complementos nutricionales

El hígado graso es una afección caracterizada por la acumulación de grasa en el hígado y es la enfermedad hepática crónica más común en el mundo occidental. En estos casos, una selección adecuada de alimentos y complementos nutricionales favorece la recuperación de los hepatocitos, las células hepáticas, y hasta puede conseguir que el trastorno revierta, según la fase de desarrollo. Los consejos nutricionales para combatir el hígado graso son claves. Se requiere una dieta con más fibra, sin azúcares simples, menos grasas malas y nada de alcohol. Además, los ácidos grasos omega-3 están considerados los protectores del hígado.

Los síntomas que pueden delatar un hígado graso son hinchazón abdominal después de comer, plenitud, digestiones pesadas y fatiga crónica

La composición de la dieta afecta a la acumulación de grasa y la inflamación hepática. En consecuencia, una alimentación adecuada, propuesta con precisión y conocimiento por un nutricionista, se convierte en la diana para la mejoría o la curación de esta dolencia.

En términos generales, el control de las calorías de la dieta es clave para favorecer la pérdida de peso en personas con sobrepeso y obesidad. A estas indicaciones se suman otras infalibles como: aumentar el consumo de fibra, reducir los azúcares simples y las grasas saturadas, aumentar los ácidos grasos omega-3 y suprimir sin dilación cualquier tipo de bebida alcohólica.

Más fibra: la fibra retrasa el vaciamiento gástrico. Esto provoca una gran sensación de saciedad que contribuye a controlar el apetito y, de forma indirecta, ayuda a reducir el peso. Además, la fibra limita el incremento de la glucemia tras las comidas y ayuda a controlar la resistencia a la insulina, habitual en las personas afectadas de hígado graso.

Consejos prácticos: elegir el pan integral, al igual que el resto de cereales (como el arroz, la pasta o el cuscús). Sustituir los cereales de desayuno por muesli o por copos de avena o maíz al natural, sin azucarar. Incluir legumbres, según tolerancia, entre 2 y 3 veces por semana, así como añadir las verduras a cada comida. Las de hoja verde son idóneas para la protección hepática.

Sin azúcares simples: una alimentación rica en azúcares simples disminuye la sensibilidad a la insulina y aumenta el nivel plasmático de triglicéridos y ácidos grasos libres, lo cual conduce a esteatosis hepática. Por su asociación directa en los trastornos metabólicos, el papel nocivo de la fructosa y la sacarosa (el 50% es fructosa) se ha revisado con amplitud. Estos azúcares se concentran de forma mayoritaria en el propio azúcar usado para endulzar o en aditivos edulcorantes (como jarabe de maíz o fructosa) que se añaden a alimentos procesados azucarados (bollería, chucherías, refrescos, zumos. ), pero también están presentes en alimentos que son dulces por naturaleza, como las frutas.

Consejos prácticos: prescindir de todo tipo de alimentos azucarados y recetas que contengan azúcar. El objetivo es aprender a cocinar dulce sin recurrir a la adición de azúcar. Como endulzante se puede emplear la estevia. Incluso, será conveniente limitar de forma temporal el consumo de fruta fresca por su aporte de fructosa a la dieta.

Si tras realizar el TC sigue habiendo dudas sobre el diagnóstico o si el paciente es alérgico al yodo, el médico puede realizar una resonancia magnética.

Los pacientes que tengan cáncer de páncreas pueden recibir tres tipos de tratamientos:

Tal y como especifica Maraculla, el tratamiento quirúrgico del cáncer de páncreas se utiliza con dos objetivos: para resecar los tumores que están ubicados en la cabeza del páncreas y para extirpar aquellos situados en la porción del cuerpo y la cola del páncreas.

“En el caso de los tumores localizados en la cabeza del páncreas la técnica quirúrgica es la duodenopancreatectomía cefálica. En el caso del tumor de la cola o el cuerpo del páncreas, la cirugía es la pancreatectomía parcial o distal”, afirma.

  • Duodenopancreatectomía cefálica u operación de Whipple: Consiste en la extracción de la cabeza del páncreas, parte del intestino delgado y algunos de los tejidos que lo rodean. Se deja una porción suficiente del páncreas para que el órgano continúe produciendo jugos digestivos e insulina.
  • Pancreatectomía total: En esta intervención el médico extirpa todo el páncreas, parte del intestino delgado, parte del estómago, el conducto biliar, la vesícula biliar, el bazo y la mayoría de los ganglios linfáticos de la región.
  • Pancreatectomía distal: En este caso el especialista extrae el cuerpo y la cola del páncreas. Si el cáncer se ha diseminado y no puede ser extirpado, el médico puede operar con el fin de aliviar síntomas.
  • Desvío biliar: Si el cáncer está bloqueando el intestino delgado y se acumula bilis en la vesícula biliar, el médico puede desviar toda la vía biliar o parte de ella. Durante esta operación, se corta la vesícula biliar o el conducto biliar y se une al intestino delgado.

Maraculla advierte en la página de la SEOM, que tras la realización de una duodenopancreatectomía total o parcial, el paciente puede tener algunas complicaciones:

  • Retardo en el vaciamiento gástrico con digestiones pesadas y plenitud gástrica.
  • Mala absorción de las grasas o insuficiencia pancreática exocrina. Como consecuencia, en muchas ocasiones los pacientes tendrán que tomar suplementos de enzimas pancreáticas.
  • Absceso abdominal.
  • Fístula pancreática.
  • Infección de la herida quirúrgica.
  • Debido a la resección de parte o de la totalidad del páncreas es muy común que el paciente desarrolle intolerancia a la glucosa, y posteriormente diabetes.

Los especialistas utilizan la quimioterapia para tratar el cáncer de páncreas en tres situaciones:

  • Como complemento a la cirugía: Cuando el paciente ha sido sometido a una intervención quirúrgica el especialista puede completar el tratamiento con quimioterapia adyuvante (complementaria) durante seis meses.
  • En tumores de páncreas con metástasis: En estos casos la terapia que se utiliza es la quimioterapia en combinación con otros fármacos.
  • En tumores localmente avanzados: En estas circunstancias se utiliza la quimioterapia en combinación o no con la radioterapia.

Se utiliza en combinación con la quimioterapia en dos ocasiones:

  • Complementando a la cirugía: La especialista explica que hay estudios americanos que demuestran que el tratamiento de la radioterapia en forma concomitante a la quimioterapia puede tener beneficios en los pacientes que han sido sometidos a cirugía.
  • Cáncer de páncreas localmente avanzado: En estas circunstancias la radioterapia puede ayudar a controlar el tumor y a reducir el dolor que presenta el paciente.

Según la Asociación Española Contra el Cáncer, la supervivencia tras este tipo de cáncer es escasa ya que en ningún país del mundo supera el 10 por ciento a los cinco años.

La supervivencia en España es similar a la media europea, que se sitúa en torno al 4 por ciento para los hombres y al 5 por ciento para las mujeres.

Las personas que acaban de ser diagnosticadas suelen tener una reacción de shock y alcanzar niveles muy elevados de estrés. Estas reacciones pueden dificultar la relación entre el médico y el paciente. Por este motivo, es importante que el afectado emplee sistemas (anotaciones escritas o grabadas) para recordar las indicaciones del médico y -si lo cree necesario- todas las preguntas que quiera efectuar. Las distintas formas de enfrentarse a la enfermedad pueden consistir en:

  • Contar con el apoyo de grupos de ayuda. También es aconsejable que el paciente se ponga en contacto con alguna de las asociaciones dedicadas a asesorar y ayudar a las personas afectadas por este tipo de enfermedades.
  • Seguir una dieta equilibrada puede ayudar al paciente a sentirse mejor, a tener energía para enfrentarse al tratamiento y a sobrellevar la enfermedad lo mejor posible.
  • Estar inmerso en un entorno social (amigos y familiares) que ofrezca comprensión y soporte moral.

La bilirrubina se forma en nuestro cuerpo de forma natural, y cumple funciones imprescindibles en nuestro organismo como eliminar las grasas o ser un antioxidante celular. Aun así, la bilirrubina alta, cuando se concentra en exceso en la sangre, puede provocar icteria y ser señal de problemas en el hígado o en la vesícula, así como en el páncreas.

¿Quieres saber qué causa el aumento de bilirrubina en sangre y cómo tratarlo? ¡Aquí te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre este trastorno para tratarlo en condiciones! ¡Causas, síntomas y mucho más!

¡Pincha en lo que más te interese!

La degeneración de la proteína conocida como hemoglobina, encargada de transportar el oxígeno por el organismo, produce un pigmento amarillo conocido como bilirrubina. Este surge de los glóbulos rojos en mal estado y empieza en el bazo, encargado de destruir las células sanguíneas viejas.

En general, el resultado actúa como antioxidante celular y ayuda a que las células se desgasten menos, así como a digerir las grasas. Aunque surge por la destrucción celular, es conveniente que nuestro cuerpo tenga el nivel adecuado de bilirrubina para cumplir otras funciones imprescindibles.

La bilirrubina en sangre un poco alta, de forma generada, además de ir al hígado y almacenarse en la vesícula para formar parte de la bilis, se encarga de dar color a las heces y a los hematomas.

Pero… ¿qué significa tener la bilirrubina alta? Suele ser señal de un problema en el hígado, la vesícula o el páncreas. Además su síntoma más común es la ictericia es decir, el color amarillento en la piel o en los ojos.

La hiperbilirubinemia se relaciona con la forma en la que viaja la bilirrubina por el torrente sanguíneo.

Dependiendo de cómo lo haga, disolviéndose o no con el agua, podemos distinguir tres tipos de bilirrubina:

También llamada no conjugada. Este pigmento no se disuelve en el agua y viaja hasta el hígado. Es aquí donde se transforma en soluble y se elimina junto a las excreciones. Un nivel de bilirrubina indirecta normal tiene que rondar entre los 0.2 a 1.2 mg/dL.

Surge en el hígado a partir de la bilirrubina indirecta y también recibe el nombre de conjugada. Este tipo sí se disuelve en el agua y se une a la bilis, junto a la cual terminará eliminandose. Un nivel normal de bilirrubina directa ronda entre el 0 y 0.3 mg/dL.

Este tipo se compone de los dos anteriores, la indirecta y la directa. Por norma general, suele referirse a esta cuando se habla de la bilirrubina sin especificaciones. La bilirrubina total tiene que tener unos niveles de 0.3 a 1.9 mg/dL para considerarse como valores normales. Un nivel superior a 2.5 mg/dL suele producir ictericia.

Teniendo en cuenta que hay dos tipos de bilirrubina, podemos encontrar diferentes causas para el aumento de este pigmento según se vea afectada la bilirrubina directa o la bilirrubina indirecta.

Las más comunes son las siguientes que citamos a continuación.

Al tener como destino el hígado, es común que se relacione con otro tipo de enfermedades, como las arteriales o las que tienen que ver con la descomposición de las células.

que son actos y condiciones subestandares

1 ó 2 Umeboshi a la semana nutre el hígado gracias a su sabor ácido. Esta ciruela actúa como emulsionante de las grasas pesadas que le sobrecargan y favorece la digestión de las proteínas. Además tiene un gran efecto alcalinizante.

Una cucharada de picles al día depura el cuerpo, especialmente los intestinos, ya que aporta enzimas para un correcto funcionamiento de la flora intestinal.

Es bueno tener en cuenta el índice de histamina que estamos consumiendo. El exceso de histamina en el cuerpo es responsable muchas veces de estos cuadros alérgicos.

Si no hemos estado a tiempo de hacer una dieta depurativa preventiva y la alimentación rica en depurativos se nos hace corta, la suplementación natural nos puede ayudar aliviar muy bien ciertos síntomas propios de la alergia, la astenia o la bajada de defensas de la primavera.

El DHA (que activa la producción de prostaglandinas y eicosanoides), tiene un efecto antiinflamatorio ante las alergias primaverales. Además, ayuda a subir nuestro estado de ánimo. Por otro lado, lo mejor que podemos hacer ante la astenia primaveral aparte de nutrirnos mejor, es salir más al aire libre, practicar más ejercicio físico y entablar más contacto social.

Artículo escrito por la nutricionista Neus Elcacho

Aorta abdominal: palpitaciones en el abdomen. Dolor abdominal pulsante.

Diferencia quistes de tumores

Diferencia calcificaciones de alteraciones vasculares

Detecta problemas vasculares

Incluye Postproceso en Color del tejido

Dieta blanda la noche anterior al examen

Venir en Ayunas, excepto por 1 litro de agua que debe ingerir 10 minutos antes del examen, y no orinar desde ese momento

Aplicar un enema evacuador travad (o similar) intra rectal (NO ORAL) de un (1) litro tres (3) horas antes de la cita. Retenerlo 15 minutos y evacuar.

No colocarse talcos ni perfumes en el cuerpo, excepto desodorante en las axilas.

Rasurar la zona genital con tijeras (no tiene que ser a ras)

consulta gratis sobre ABDOMEN

TELEFONOS 571-2487018 y 57-3102536047
CL 73 10-10 OF 404 - BOGOTA, COLOMBIA

Lunes a Viernes no festivos, 7:30 a 17:30 EST

Antibióticos
Los antibióticos tanto en polvo como en inyectable (en casos extremos de no poder salvar al animal), solo se tienen que usar como último remedio, ya que afectan a la flora intestinal. Para ello una vez tratado el pájaro, administraremos probióticos, existen varios en el mercado (Prolyte, etc.), durante una semana y complejo B. Siempre se debería administrar antibióticos una vez efectuado un antibiograma para estar seguros de que realmente padece una infección bacteriana, lamentablemente muchos pájaros fallecen por ser mas costoso tratar al animal en un buen veterinario que reponerlo por otro, esta errónea idea del "secretismo" pajarero en cuanto a los medicamentos ha hecho que muchos mueran por no existir historiales amplios de enfermedades cotidianas que muchas veces se tratan de oído (este me ha dicho, el otro me ha aconsejado etc.).

quiero saber sobre engfermedades en los oidos de las aves.muy bueno este espacio

hola: quisiera información sobre una enfermedad de un pájaro silvestre que encontre de pichón y que ya tenía una pequeña deformación en el pico, en la parte interna, como un granito con una punta y que luego le aparecieron de forma simétrica en las alas en la articulación media, y como consecuencia no tiene plumas o nacen como canutos rígidos. Se alimenta bien pero no come solo y no logra ponerse de pie, tiende a mover constantemente las alas y no sé qué hacer. graciasaurora

hola al mio le pasa igual pero lo encontré ayer pero también tiene tumores

hola me llamo sandra, hace cuatro dias me encontre un pichon pero no se que clase de ave es, lo he tenido en una canasta con un nido siempre mantiene calientico pero hoy cuando nlo alimentaba me di cuenta que tiene una bolsa de aire bajo su ala izquierda le abarca la parte superior del musloi y debajo del nacimiento de su alita, podrian decdirme de que se trata porque no se que hacer, el pichoncito todavia no camina bien no come solo entonces no sabria decir si tiene algun sintoma. gracias

Hola, pudiste tener respuesta a tu pregunta…tengo una torcaza con el mismo sintoma, la rescate, parecia haber sido atacada. si sabes algo te lo agradecería

un amigo le puso a my cotorro 4 miligramos de penicilina y ala media hora se dio bueltas y se murio seria demasiada medisina?

Hola, es la rotura de un saco aereo, generalmente por un trauma, Hay que picharlo suavemente y vaciarlo. Aca pueden guiarte: https://www.facebook.com/refugio.de.aves.pajaros.caidos/?fref=ts

estoy bien preocupada he leido todo esto y estoy realmente preocupada., tengo 2 canarios uno ke tiene 3 años y ya no canta nadita pero bien platicador le hablo y mecontesta jaja se llama anilo. y me avisa cuando hay peligro. ke anda algun gato su forma de comunicarse es diferente. y el otro tengo pokito con el me lo regalaron el dia de la amistad., cantaba hermoso pero de repente dejo de cantar. y tengo un cadernal rojo. tambien estaba muy sano de pronto. dejo de cantar y ahora va de mal en peor tiene una enfermedad en los ojos., parece una tela blanca y no se trepa al palo siempre esta. abjo en el suelo de la jaula y tiene una rara enfermedad ke parece ke no ve?? y lo pior eske no tengo dinero para llevarlo alveterinario y tengo miedo ke se mueran. me gustan mucho las aves., tengo 3 cotorros australianos y esos estan en perfectas condiciones. no se si llevarlo pronto o esperarme asta el fin de semana para llevarlo a consultar. no kiero ke se muera el cadernal. y creo ke dinero tendre asta el fin de semana. bueno gracias por este espacio. la verdad no sabia ke las aves pudieran enfermarse mas ke un humano., me asuste al leer de todo lo ke pueden enfrmar…,, si ke es una responsabilidad enorme tener aves… gracias y estoy ala orden ….atte.. Lu……!!

LES AGRADEZCO SI ME ORIENTAN, MI CENZONTLE DE REPENTE COMO SI NO VE, LE TENGO TODO EN PERFECTA LIMPIEZA, LE DOY A DIARIO MANZANA Y PLATANO MANZANO CON CRECIMIENTO Y HOY COMO QUE NO VE ¡¡ AYUDNME X FAVOR MI CORREO ES _____ tova5860@hotmail.com gracias x su ayuda

¿Qué indica los niveles elevados de enzimas hepáticas?

» La ictericia, es el signo más evidente de la elevación de los niveles de las enzimas hepáticas. Es el resultado de la coloración amarillenta de la piel, la parte blanca de los ojos y las membranas mucosas presentes en el interior de la boca. A menudo es acompañada por:

  • La debilidad general
  • El agotamiento
  • La fatiga
  • La orina oscura
  • Dolor abdominal

El hígado libera la bilis, un jugo digestivo en el intestino para la absorción de las grasas en el cuerpo. Si el conducto biliar se bloquea, entonces el jugo digestivo fluiría a través de la sangre en lugar de los intestinos. Como resultado, se producen las heces de color oscuro.

» Los picores localizados de la piel leves a graves, són otro síntoma que es bastante común. Debido al mal funcionamiento del hígado, las toxinas presentes en el cuerpo, son eliminadas y ya no se acumulan en la piel y la sangre da una sensación de un picor continuo.

» Un hinchado anormal en la parte inferior del cuerpo, como los tobillos, los piés y las piernas, indica los niveles altos. Esto ocurre principalmente, porque la materia de desecho del cuerpo, no se gestiona adecuadamente.

Las opciones de Tratamiento

» El tratamiento consiste principalmente en curar el trastorno de la salud, que interfiere con las funciones del hígado. Una vez que la enfermedad se trata con éxito y el funcionamiento normal del hígado se restaura, el nivel de las enzimas bajará.

» Si el problema es causado por los efectos secundarios de algún medicamento, la persona afectada deberá considerar una alternativa, después de consultar con su médico.

» Las personas diagnosticadas con las enzimas hepáticas elevadas, tienen que llevar a cabo algunos cambios en su dieta y su estilo de vida. Tienen que comer frutas y verduras frescas, que son ricas en vitaminas antioxidantes y reducir el consumo de los alimentos ricos en grasas. Se debe hacer ejercicio regularmente para mejorar la condición de la salud general. Los médicos también recomendan reducir el consumo de alcohol, con el fín de reducir los niveles de las enzimas.

Algunas personas no identifican los síntomas, debido a la falta de conocimientos y desarrollan complicaciones graves de la salud más adelante. Ahora que usted ya conoce estos síntomas, si usted nota cualquiera de estos, usted debe visitar a un médico inmediatamente para el tratamiento adecuado.

Los síntomas de la enfermedad del hígado en perros son a menudo sutiles en las primeras etapas y tienden a ser un poco variables en diferentes perros. Algunos de los síntomas comunes de la enfermedad hepática de perros se discuten en el artículo siguiente. Sigue leyendo para saber más acerca de los síntomas de la enfermedad hepática canina y su tratamiento.

Una de las causas principales de la muerte en los perros son las enfermedades de hígado. El hígado es un órgano vital que realiza un número de funciones esenciales. La función principal del hígado es la desintoxicación de la sangre, la eliminación de productos de desecho del sistema y la secreción de la bilis para ayudar a la digestión. El hígado también ayuda a llevar a cabo varios procesos bioquímicos, también ayuda a curar las enfermedades del sistema inmunológico. Como se puede ver, las enfermedades del hígado tienden a paralizar la mayoría de las funciones del cuerpo, ya que el órgano ya no es capaz de realizar su capacidad óptima. Es importante detectar síntomas de la enfermedad de hígado del perro tan pronto como sea posible. Esto es porque el tratamiento temprano significa que el hígado tiene la oportunidad de superar cualquier enfermedad y realizar bien sus funciones.

Causas de la enfermedad hepática del perro

Existen varias causas que llevan a la enfermedad hepática en los perros. Algunas de las causas más comunes de la enfermedad hepática en perros son:

  • Infección por agentes bacterianos, virales o parasitarios como la leptospirosis, hepatitis y gusanos del corazón.
  • Hepatopatía tóxica en perros debido a daños en el hígado por la exposición a las drogas, productos químicos, toxinas tales como corticoides, aspirina o envenenamiento.
  • Cáncer de hígado
  • Cambios en el hígado congénitos o adquiridos
  • Trauma debido a un severo golpe directo en el abdomen como en un accidente de coche
  • Pancreatitis, inflamación del páncreas que se propaga al hígado
  • Anemia hemolítica que causa disminución en el suministro de oxígeno a las células del hígado
  • Hepatitis crónica del hígado debido al almacenamiento de cobre, medicamentos anticonvulsivos, cirrosis, etc.

Síntomas de la enfermedad del hígado del perro

La enfermedad del hígado canino es uno de los asesinos más grandes de los perros, que no se detecta en las primeras etapas. El hígado tiene la capacidad de regeneración y, por tanto, los síntomas que aparecen son muy sutiles. Por lo tanto, sólo los perros que son llevados a un veterinario con regularidad, son diagnosticados con enfermedades del hígado en sus etapas iniciales. En el momento en que los síntomas de la enfermedad del hígado son más prominentes, la enfermedad ya se encuentra en desarrollo, y la función del hígado está reducida. Algunos de los síntomas de la enfermedad de hígado en perros son los siguientes:

☛ Síntomas gastrointestinales
La primera indicación de la enfermedad hepática en perros es la pérdida de apetito, es decir, la anorexia. El perro empieza a comer menos de lo normal. Junto con la pérdida de apetito, el perro muestra signos de trastornos gastrointestinales como diarrea, vómitos, e incluso a veces estreñimiento. Esto se produce debido a un metabolismo incorrecto de los hidratos de carbono, proteínas y grasas debido al mal funcionamiento del hígado. La pérdida de peso se suma a los problemas del perro. A medida que el perro sufre de mal funcionamiento metabólico, sufre de anemia. Por lo tanto, se vuelve muy débil, inactivo y aletargado.

Cambios neurológicos
Los altos niveles de toxinas que circulan en el cuerpo producen un sinnúmero de trastornos neurológicos, así como cambios de comportamiento en el perro. Por lo que el hígado es incapaz de filtrar las toxinas de la corriente sanguínea, las toxinas se acumulan en el cerebro. Esto lleva a la encefalopatía hepática. Por lo tanto, lleva a una serie de cambios en el comportamiento como la agresividad, desorientación, agitación, estupor, presión de la cabeza, convulsiones, babeo excesivo, sensación de vértigo, ataxia, torpeza mental, vagar sin rumbo y en casos graves coma.

Ictericia
Cuando la secreción de la bilis desde la vesícula biliar está obstruida, esto lleva a la acumulación de bilirrubina en la sangre. Esto lleva a la ictericia en los perros. Entonces, la parte blanca de los ojos de los perros, así como las membranas mucosas de la lengua y las encías, se ponen amarillas. El perro comienza a pasar orina de color brillante amarillo-naranja debido a la bilirrubinuria.

Color de las heces
Las heces se convierten pálidas de color gris. La bilis secretada contiene electrolitos, colesterol, ácidos biliares, bilirrubina, así como globulinas. Es muy importante para la eliminación de los fármacos, la absorción de grasa desde el intestino hacia el torrente sanguíneo, así como la recirculación de las células rojas de la sangre. La bilirrubina es una sustancia tóxica que se desintoxica en el hígado y es excretada. Sin embargo, cuando el hígado no logra desintoxicar y excretar bilirrubina del sistema, el perro pasa heces pálidas grises, loo que indica una obstrucción completa de las vías biliares, debido a una enfermedad hepática.

Trastornos de la coagulación
La enfermedad hepática causa problemas de coagulación en el animal. Esta condición se llama coagulopatía. Cuando un perro sufre de una enfermedad del hígado, ésta afecta a su estómago y el duodeno. Por lo tanto, el perro sufre de hemorragia gastrointestinal y se observa sangre en las heces del perro. A veces, la sangre se detecta en la orina del perro, así como vómitos.

Trastornos de la piel
Las toxinas acumuladas en el cuerpo también afectan a la piel de los perros en gran medida. Cuando uno observa un trastorno de la piel llamado el síndrome hepatocutaneous en los perros, es señal de una enfermedad hepática avanzada. El perro desarrolla llagas ulceradas, costrosas en las almohadillas de las patas. Sufre de dolor en el pie y tendrá problemas para caminar o levantarse. Los pies pican y se observa un eritema (enrojecimiento) entre los dedos. Incluso se puede observar úlceras y lesiones en las orejeras, la mucosa bucal, los ojos y codos.

Otros síntomas
Además de los síntomas mencionados anteriormente, incluso es posible observar:

  • Vientre hinchado (ascitis)
  • Sed excesiva
  • Micción excesiva
  • Agrandamiento del hígado
  • Mal aliento

Tratamiento para la enfermedad de hígado del perro

Una vez que el veterinario sospeche enfermedades del hígado, llevará a cabo una serie de pruebas. Estas pruebas incluyen análisis de sangre, respuesta de los ácidos biliares, rayos X y ecografía. Los resultados muestran el tipo y la gravedad de la enfermedad hepática en perros. El tratamiento de la enfermedad del hígado depende de la causa de la condición. En caso de una infección bacteriana, el perro recibirá antibióticos. Si los medicamentos o suplementos llevan al daño hepático, serán cambiados. El perro puede tener agentes antifibróticos como la colchicina para tratar la cirrosis hepática. Los medicamentos antiinflamatorios pueden ser recetados en caso de la inflamación del hígado y los fármacos inmunosupresores como la azatioprina también pueden ser dados. Los perros con cáncer pueden tomar fármacos quimioterapéuticos que combaten el cáncer.

Además de los medicamentos, el médico también le recomendará un cambio en la dieta del perro. Se ajustará la cantidad de vitaminas, hidratos de carbono, grasas, minerales o proteínas dados al perro. Las hierbas naturales como el cardo mariano y la bardana ayudan a proteger el hígado de sustancias tóxicas, y le ayudan a rejuvenecer. La enfermedad hepática canina también puede estar asociada con otras enfermedades como la diabetes, problemas cardíacos o cáncer. Por lo tanto, estos aspectos también tienen que ser tomados en consideración mientras se trata la enfermedad del hígado de perro.

Los síntomas de la enfermedad del hígado generalmente comienzan con la pérdida de apetito y pérdida de peso. Al poco tiempo, se puede observar que el perro bebe más agua de lo habitual y orina con la misma frecuencia. La orina suele ser de color naranja o de color oscuro. La diarrea y los vómitos son de forma intermitente recurrente y el color de las deposiciones suele ser de color gris claro. La ictericia es un signo clásico de la enfermedad hepática canina. Siempre hay que estar alerta con respecto a estos síntomas. Un poco de conocimiento le ayudará a salvar la vida de su perro. Asegúrese de darle a su perro una buena salud.

El hígado es un órgano grande, ubicado a la derecha de la cavidad abdominal, responsable de varias funciones vitales en nuestro cuerpo. El hígado puede ser afectado por varias diversas enfermedades, entre las causas mas comunes del hígado inflamado incluyen hepatitis, cirrosis, y el cáncer. Muchas de las enfermedades del hígado tienen síntomas en común, porque a pesar de tener distintos orígenes, terminan cometiendo las mismas funciones del hígado.

En este texto abordaremos los 12 síntomas más comunes que pueden presentar los pacientes con problemas del hígado inflamado. Este artículo trata los síntomas del hígado en general, si deseas más detalles sobre problemas específicos del hígado, lee a continuación:

En los casos de enfermedad hepática severa, especialmente en la cirrosis, el hígado se somete a un proceso de fibrosis (cicatrización y endurecimiento del tejido del hígado) que puede causar la obstrucción de la vena porta, impidiendo la llegada de la sangre por este florero grande. La sangre de los órganos digestivos necesitan ir a través de la vena aorta y por el hígado antes de continuar su camino hacia el corazón. Si se bloquea la vena aorta, habrá una gran sangre congestión y aumento de la presión en la vena aorta, como en todas las venas del tracto gastrointestinal. Este cuadro se llama hipertensión y es responsable de varios de los signos y síntomas que se explicará más abajo.

Los pacientes con daño hepático suelen presentan una variedad de síntomas generales e inespecíficos, como náuseas, pérdida de apetito, pérdida de peso y desaliento. En los casos de hepatitis aguda, el paciente también puede tener fiebre, que además contribuye a la aparición de este malestar.

Un sabor amargo en la boca es un síntoma popularmente atribuido a problemas del hígado, pero una quejas muy inespecífico, que puede ser desencadenada por muchas otras causas, tales como reflujo, gastritis, lesiones de los dientes, encías lesiones, infecciones en la faringe o las amígdalas, la deshidratación, prolongado ayuno, medicamentos, cigarrillos… Si el paciente no presenta ningún otro síntoma, es poco probable que la sensación de boca amarga sea un signo de un problema hepático pertinente.

Los síntomas del hígado # 2 fatiga

Un síntoma frecuente en cualquier tipo de enfermedad hepática es fatiga o cansancio. Esto afecta a los pacientes con hepatitis, cirrosis y esteatosis hepática. El más avanzado es el daño al hígado, se siente más pérdida del apetito del paciente.

Después de establecer el diagnóstico de hipoglucemia, debería determinarse la causa de ésta. Clásicamente las hipoglucemias se han clasificado en aquellas relacionadas con el ayuno y aquellas relacionadas con la ingesta, aunque esta clasificación no resulta práctica para los pacientes críticos. Por ello a continuación presentaremos una clasificación basada en las causas productoras de hipoglucemia en los pacientes críticos. Dentro de esta clasificación la administración de insulina exógena, el alcohol y las drogas, las disfunciones orgánicas, la nutrición parenteral total, el tratamiento de la hiperkalemia con insulina y los quemados extensos son las causas más frecuentes de hipoglucemias encontradas en el paciente crítico.

A. Estados de hiperinsulinismo:

- Administración exógena de insulina (con terapia convencional, o bien perfusión continua de insulina).

B. Hipoglucemia inducida por etanol que puede ocurrir tras la ingesta de alcohol en pacientes sanos o alcohólicos crónicos.

C. Hipoglucemia inducida por drogas. Las drogas que pueden inducir hipoglucemias incluyen las sulfonilureas, quinina, propranolol, disopiramida, fenilbutazona y salicilatos. Hay otras muchas drogas que ocasionalmente se han descrito como productoras de hipoglucemia, aunque su relevancia es mucho menor.

- Enfermedades hepáticas. Estas incluyen cirrosis hepática, insuficiencia hepática fulminante, congestión hepática severa secundaria a fracaso cardíaco congestivo, hígado graso del embarazo y enfermedades infiltrativas hepáticas ( metástasis, amiloidosis ).

- Enfermedades renales. Las hipoglucemias pueden ocurrir en la insuficiencia renal crónica cuando se asocia a enfermedad hepática, fallo cardíaco congestivo, sepsis, etc.

- Sepsis. La hipoglucemia puede observarse en sepsis por Gram negativos, colangitis, abscesos hepáticos, SIDA resultado del ayuno, insuficiencia adrenal y tratamiento con pentamidina.

E. Nutrición parenteral total y tratamiento insulínico para la hiperkalemia.

F. Grandes quemados junto a sepsis, shock o fracaso renal agudo.

G. Causas endocrinas, tales como hipopituitarismos e hipoadrenalismos pueden ser causas de hipoglucemias.

I. Hipoglucemia facticia producida por inyecciones de insulina o ingestión de antidiabéticos orales de forma voluntaria. Tabla 3

J. Hipoglucemias alimentarias secundarias a la cirugía gástrica son frecuentes en pacientes sometidos a gastrectomías, gastroyeyunostomías o vagotomías y piloroplastia.

K. Tumores productores de sustancias parecidas a la insulina, tales como tumores mesenquimales, sarcomas, tumores hepatocelulares, etc. Los tumores mesenquimales productores de hipoglucemias pueden ser benignos o malignos.

H. Hipoglucemia idiopática o funcional. Este tipo de hipoglucemia postprandial se diagnostica por exclusión del resto de causas de hipoglucemia y es infrecuente en pacientes críticos.

Las manifestaciones clínicas de la hipoglucemia son muy variadas e inespecíficas. Los síntomas derivados se pueden clasificar en dos grupos, aquellos que resultan de la descarga simpática secundaria a la activación del simpático y las derivadas de la neuroglucopenia. Dentro de los síntomas derivados de la descarga simpática destacan las palpitaciones, temblor, sudoración, palidez y ansiedad. Dentro de los síntomas derivados de la neuroglucopenia destacan la fatiga, hambre, trastornos del comportamiento, síntomas visuales, focalidad neurológica y coma.

En pacientes diabéticos controlados con insulina, los síntomas de la hipoglucemia no siempre se presentan, así los pacientes con una diabetes de larga evolución pueden no presentar los síntomas típicos de hipoglucemia hasta que los niveles de glucemia alcanzan niveles muy bajos. Por otro lado, los diabéticos mal controlados pueden desarrollar síntomas de hipoglucemia con niveles de glucemia más elevados que los que se presentan en el ayuno. Así pues, los diabéticos insulíndependientes deberían tener mucho cuidados con la cantidad de insulina que se administran, el lugar de la inyección, los hábitos alimenticios, la cantidad de ejercicio que realizan, así como la toma de drogas y alcohol.

Las hipoglucemias que se presentan con el ayuno o después de realizar ejercicio sugieren una hipoglucemia orgánica reflejo de una enfermedad grave. Al contrario, los síntomas y signos que ocurren después de la ingestión de comida, hipoglucemias postprandiales, es muy probable que sean reactivas y por lo tanto de mejor pronóstico.

Con la aparición de la hipoglucemia, los signos que aparecen son el resultado de la descarga adrenérgica y la neuroglucopenia. La rápida mejoría de los síntomas y signos con la administración de glucosa confirmaría el diagnóstico de hipoglucemia. Los signos físicos usuales durante una hipoglucemia incluirían la taquicardia, dilatación pupilar, palidez, piel fría, signos neurológicos tales como hemiparesia, reflejo cutáneo plantar extensor, afasia transitoria, convulsiones, posturas de descerebración o decorticación y coma. Las alteraciones del comportamiento y de las funciones cognoscitivas, demencia senil y otros síndromes orgánicos de la personalidad pueden presentarse tras episodios repetidos y desapercibidos de hipoglucemias. Otras alteraciones secundarias a la hipoglucemia serían alteraciones en la presión arterial, arritmias cardíacas, alteraciones en la temperatura corporal y neuropatía periférica. Durante los episodios de hipoglucemia hay un aumento en la presión arterial sistólica, aunque la diastólica puede subir también. Contracciones auriculares y ventriculares prematuras también pueden presentarse. La fiebre por encima de 38º C también puede presentarse y se correlacionaría con convulsiones o edema cerebral.

Es muy importante recordar que entre los episodios de hipoglucemia el sujeto puede estar libre de síntomas y signos. También sería de interés a la hora de la exploración física hacer hincapié en el hallazgo de signos físicos compatibles con enfermedades sistémicas, tales como enfermedades hepáticas o renales. De igual forma debería buscarse signos físicos de hipopituitarismo, hipoadrenalismo e hipotiroidismo en pacientes afectos de hipoglucemia.

3. 6. HALLAZGOS DE LABORATORIO

Alteraciones en la analítica sanguínea electrocardiograma y en el electroencefalograma pueden observarse en la hipoglucemia. En la analítica sanguínea puede observarse un aumento en el hematócrito y hemoglobina, además inmediatamente antes de la aparición de la hipoglucemia hay un aumento en los linfocitos seguidos posteriormente de neutrofilia. Las alteraciones electrocardiográficas incluyen depresión del segmento ST, alteraciones de la onda T y prolongación del intervalo QT. Las anormalidades encontradas en el electroencefalograma consistirían en una disminución de las ondas alfa y un aumento en las ondas delta.

Los niveles de glucemia en plasma son generalmente un 15% más altos que lo que correspondería a la glucosa en sangre completa. Las muestras de plasma deberían usarse para la determinación posterior de las concentraciones insulina, péptido C y proinsulina una vez documentada la hipoglucemia.

La hipoglucemia espúrea debe ser excluida especialmente cuando la hipoglucemia no se correlaciona con la clínica y no encontramos una causa desencadenante. Los niveles de glucemia en sangre total descienden unos 10-20 mg/dl/h debido a la actividad metabólica de los leucocitos y eritrocitos, si los tubos son dejados a temperatura ambiente durante un periodo de tiempo largo. La separación del plasma rápida es eficaz para impedir la glucolisis. Un aumento en las células sanguíneas provocado por procesos leucémicos, reacciones leucemoides o policitemia vera pueden ocasionar niveles bajos de glucemia. La presencia de heparina o anticuerpos antiinsulina en plasma también falsean las determinaciones de insulina.

En pacientes con diabetes insulíndependiente la hipoglucemia debería considerarse siempre en el diagnóstico diferencial de los pacientes con alteraciones en el nivel de conciencia o coma. Hay una serie de hechos de la historia que son útiles para identificar los pacientes con riesgo de desarrollarla, entre los que se encontrarían una administración excesiva de insulina, ingestión de alcohol, ayuno, ejercicio físico, deficiencia crónica de cortisol u hormona de crecimiento, o bien la presencia de títulos elevados de anticuerpos antiinsulina en suero. Las alteraciones en los mecanismos de contrarregulación también juegan un papel importante en la producción de hipoglucemia, especialmente en los pacientes diabéticos insulíndependiente. La administración de beta-bloqueantes junto con alteraciones en la secreción de glucagón pueden favorecer la hipoglucemia.

El diagnóstico de insulinoma se realizaría por la demostración de niveles elevados de péptido C y proinsulina en plasma. Las exploraciones para la localización del insulinoma incluirían la ecografía, la tomografía computerizada, la resonancia magnética nuclear y la arteriografía.

En todas las situaciones de hipoglucemia espontánea la ingestión de alcohol debería tenerse en cuenta. En las hipoglucemias inducidas por drogas la historia clínica tiene un papel fundamental a la hora de realizar el diagnóstico.

Debido a la pobre relación existente entre la extensión de la enfermedad hepática y la hipoglucemia, en todos los pacientes con glucemias basales o postprandiales menores o igual a 40 mg/dl debería estudiarse la posibilidad de enfermedad hepática. En los pacientes con insuficiencia renal crónica e hipoglucemia es importante excluir problemas hepáticos, hipopituitarismos, hipoadrenalismos o hipoglucemias inducidas por drogas mediante la historia clínica y las pruebas de laboratorio pertinentes. En los pacientes sépticos la hipoglucemia debería siempre considerarse dentro del diagnóstico diferencial en caso de alteración del nivel de conciencia o trastornos del comportamiento. De la misma forma si hay sospecha de alteraciones endocrinas deberían realizarse las pruebas de laboratorio para descartar hipopituitarismo, hipoadrenalismo, déficit de glucagón o hipotiroidismo. La hipoglucemia de ayuno, junto a malnutrición, puede verse aún en nuestros hospitales. Estos pacientes pueden desarrollar una hipoglucemia resistente al tratamiento. Habrá que tener en cuenta a las embarazadas y lactantes, las cuales pueden desarrollar una hipoglucemia más rápidamente cuando se reduce el aporte nutricional.

Ciertos tumores, entre los que se encuentran particularmente sarcomas, hepatomas y tumores del tracto biliar pueden secretar factores de crecimiento parecidos a la insulina que producen hipoglucemia, a menudo en presencia de caquexia.

La hipoglucemia facticia es el resultado de la administración inadecuada de insulina o antidiabéticos orales, lo que produce una elevación de los niveles de insulina en plasma, pudiéndose diagnosticar la situación erróneamente como insulinoma. En la hipoglucemia generada por la administración inadecuada de insulina los niveles plasmáticos de péptido C están bajos, cuando los niveles de insulina permanecen altos; igualmente la aparición de anticuerpos contra la insulina, en sujetos que no necesitan la administración terapéutica de ésta, nos indicaría la utilización inadecuada de insulina (con la utilización de insulina humana la detección de anticuerpos contra la insulina, generados con la utilización de insulinas animales, ha perdido su valor). En sujetos que desarrollan hipoglucemia por la ingesta inadecuada de antidiabéticos orales, presentan niveles altos de insulina y péptido C en plasma, simulando un insulinoma; sin embargo la búsqueda de metabolitos de las sulfonilureas en plasma y orina confirmaría el diagnóstico.

Las hipoglucemias producidas tras la ingesta alimentaria se asocian en muchas ocasiones a cirugía gástrica previa, aunque en algunas ocasiones se desarrolla sin antecedentes de cirugía gástrica; en estas ocasiones, el vaciado gástrico rápido puede ser demostrado por tránsitos digestivos baritados o estudios isotópicos del tracto digestivo superior.

En todo paciente en coma debería administrarse glucosa intravenosa. Inicialmente de 25 a 50 ml de glucosa al 50% debería ser administrada rápidamente, seguida de una perfusión de glucosa al 10% tanto tiempo como fuera necesario hasta que apareciera hiperglucemia leve o persistente. En algunos pacientes es necesario suplementar la perfusión de glucosa al 10% con bolos intermitentes de glucosa al 50%.

De cualquier forma el paso más importante en el tratamiento de la hipoglucemia es la búsqueda de la causa desencadenante, y por lo tanto buscar la posible duración y severidad de la misma.

En las hipoglucemias inducidas por drogas una perfusión prolongada de glucosa al 10% puede ser necesaria para mantener unos niveles de glucemia en sangre en torno a 200 mg/dl. Si estos niveles de glucemia no pueden ser mantenidos con la perfusión glucosa al 10% a un ritmo de 200 ml/h, habrá que mantener la perfusión junto a:

1. 100 mg de hidrocortisona y 1 mg de glucagon por cada litro de glucosa al 10% administrada durante el tiempo que sea necesario.

2. Además una perfusión de 300 mg de diazóxido en glucosa al 5% administrado durante un periodo de 30 minutos y repetidos cada 4 horas hasta que los niveles de glucemia aumenten y se sitúen por encima de 200 mg/dl (la administración de diazóxido disminuye la secreción de insulina). Conforme los niveles de glucemia se van elevando la hidrocortisona, el glucagón y el diazóxido se suspenderán y la velocidad de infusión de glucosa al 10% se disminuirá. Cuando se presenta hiperglucemia persistente a pesar de la infusión de glucosa al 5% se suspenderá la glucosa durante un periodo de 24 horas.

Los enfermos de cirrosis pueden convivir muchos años con la enfermedad. Incluso cuando surgen complicaciones, existe tratamiento. Muchos de estos enfermos han sobrevivido con el trasplante de hígado y continúan haciendo vida normal. Los enfermos de cirrosis deben abstenerse de beber alcohol. Se cree que la mala alimentación, particularmente si está asociada al alcohol o al abuso de drogas, tiene mucho que ver con la aparición de la cirrosis, aunque continúa la investigación al respecto. Entre tanto se recomienda una dieta sana y equilibrada.

American Liver Foundation, 75 Maiden Ln., Ste. 603,

Toll-Free (800)223-0179; (800)GO-LIVER

Primary Biliary Cirrhosis Support Group,

1430 Garden Rd., Pearland, TX 77581 http://pbcers.org/

U.S. National Digestive Diseases Information Clearinghouse,

2 Information Way, Bethesda, MD 20892-3570 Telephone (301)654-3810 Toll-free 800-891-5389 Facsimile (301)907-8906

El término hígado graso se refiere a una amplia gama de alteraciones del hígado. La alteración fundamental es la acumulación excesiva de grasa en las células del hígado. Lo mas corriente es que se deba al consumo de alcohol. Sin embargo, en los últimos años se ha reconocido que una gran parte de los pacientes con hígado graso no beben. Por lo tanto, se ha acuñado entonces el término hígado graso no alcohólico (HGNA). El término “no alcohólico/a” se utiliza porque el HGNA y la esteato hepatitis no alcohólica (EHNA), determinan alteraciones del hígado en muchos aspectos similares a las que se pueden ver en personas que beben alcohol en forma excesiva aunque ocurren en los individuos que no consumen alcohol o lo hacen en cantidades mínimas. En esta sección se entregan los datos fundamentales sobre el HGNA aunque muchos de ellos son aplicables para el hígado graso producido por el consumo exagerado de alcohol.

¿CUÁL ES EL ESPECTRO DEL HGNA?

El espectro de alteraciones propias del hígado graso no alcohólico (HGNA) comienza con el hígado graso simple, considerada la anormalidad inicial en el HGNA. El hígado graso simple implica la sola acumulación de grasa en las células del hígado sin la presencia de inflamación o cicatrices en el órgano (fenómeno también llamado fibrosis hepática). La grasa se acumula en gotas dentro de las células del hígado y se compone principalmente de un tipo particular de grasa llamada triglicéridos. El hígado graso simple es una condición (benigna) e inofensiva, que significa que por sí mismo, no causa ningún daño significativo del hígado. La etapa siguiente en grado de severidad en el espectro del HGNA es la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA ). Afortunadamente, solamente una fracción pequeña de los pacientes con hígado graso simple desarrollará EHNA. Según lo mencionado, la EHNA implica la acumulación de la grasa en las células del hígado así como la presencia de inflamación del hígado. Las células inflamatorias pueden dañar o destruir las células del hígado (necrosis hepatocelular). La evidencia disponible sugiere que la EHNA, en contraste con el hígado graso simple, no es una condición inofensiva. Esto significa que la EHNA puede conducir en última instancia a que ocurran cicatrices en del hígado (que resultan de la muerte de las células de este órgano) y se progrese entonces a una fase avanzada e irreversible en la que el hígado tiene extensas cicatrices, se endurece y no puede funcionar normalmente. Ello corresponde a la cirrosis. La cirrosis causada por la EHNA es la última y más severa etapa en el espectro de HGNA. La cirrosis puede dar origen a complicaciones graves que incluyen el cáncer hepático y pueden determinar la necesidad de un trasplante. Aun no se conoce con exactitud la dinámica de progresión desde HGNA simple a EHNA y de EHNA a cirrosis. Sin embargo, individuos que desarrollan cualquiera de las tres etapas del HGNA (hígado graso simple, EHNA, o cirrosis, Figura 2) poseen factores de riesgo comunes.

¿CUAL ES LA CAUSA DEL HGNA?

La causa fundamental del HGNA parece ser la llamada resistencia insulínica. Esto significa que el organismo no maneja apropiadamente el azúcar que se consume en la dieta. Ello produce un exceso de azúcar en la sangre similar, pero menos marcado, a lo que ocurre en la diabetes. El Hígado y el páncreas detectan el exceso de azúcar en la sangre lo que produce un aumento de la insulina y finalmente acumulación de grasa en el hígado. El hígado acumula el exceso de azúcar en forma de grasa pues esta es la forma de almacenar energía cuando hay exceso de ella.

¿CUALES SON LOS FACTORES DE RIESGO PARA EL HGNA?

La obesidad y el sobrepeso son, sin duda, los factores más relevantes en el desarrollo de HGNA. Otros factores importantes son la presencia de diabetes, elevación de los niveles triglicéridos en la sangre y factores genéticos no del todo conocidos. La presencia de antecedentes de diabetes en familiares es un factor de riesgo importante.

¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS DEL HGNA?

El HGNA no produce síntomas por sí mismo por lo que es considerada una una enfermedad “silenciosa”. Se ha comunicado que algunos pacientes con HGNA refieren dolor o malestar inespecífico en el costado superior derecho del abdomen. Como no produce síntomas, en algunos pacientes el hígado puede dañarse en forma inadvertida por años o décadas.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL HGNA?

El HGNA se diagnostica generalmente por accidente, cuando el paciente se realiza exámenes por otra causa. Las alteraciones mas frecuentes son elevaciones leves de los exámenes hepáticos (bilirrubina, transaminasas [SGOT/SGPT, ALAT/ASAT] o GGT). Es también común la detección de hígado graso mediante un examen de imagen (generalmente una ecografía abdominal). Una vez realizado el diagnóstico de HGNA algunos pacientes pueden requerir la realización de una biopsia hepática. Por ello, los pacientes con HGNA deben ser evaluados por un médico especialista (hepatólogo).

¿QUIÉNES DEBEN CONSULTAR?

En principio, todo paciente con HGNA debe ser evaluado por un médico con el propósito de hacer un diagnóstico preciso de su condición y los factores asociados a ella.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DEL HGNA?

Desafortunadamente, en la actualidad no se dispone de tratamientos probadamente efectivos para el HGNA. Sin embargo, hay medidas que el paciente puede tomar para prevenir o revertir, al menos en parte, el daño hepático. En particular, si usted tiene HGNA debería:

  • Perder peso
  • Evitar totalmente el alcohol
  • Ejercitarse regularmente
  • Consumir una dieta balanceada y saludable y buscar consejo dietético especializado
  • Evitar el consumo de medicinas innecesarias
  • Ser evaluado por un especialista con el propósito de valorar su riesgo de enfermedad hepática y descartar otras enfermedades del hígado

  • El HGNA y la EHNA es grasa en el hígado con o sin inflamación y daño.
  • El HGNA y la EHNA se produce en personas que beben poco o nada de alcohol. Afecta a un porcentaje importante de la población
  • El HGNA y la EHNA también puede presentarse en niños.
  • Es posible que las personas con EHNA se sientan bien y que no sepan que tienen una enfermedad en el hígado.
  • El HGNA y la EHNA puede provocar cirrosis, una enfermedad en la que el hígado queda dañado para siempre y puede no funcionar correctamente.
  • Se puede sospechar de EHNA si los análisis de sangre muestran niveles altos de enzimas del hígado, o si un ultrasonido o prueba similar demuestra la presencia de grasa en el hígado.
  • En la evaluación de la EHNA en ocasiones es necesario examinar un pequeño trozo del hígado que se saca a través de una aguja. Este procedimiento se llama biopsia hepática.
  • Las personas con EHNA deben bajar de peso, hacer una dieta balanceada, realizar actividad física y evitar el consumo de alcohol y de medicinas innecesarias.
  • No hay un tratamiento específico para el HGNA y la EHNA. Los tratamientos experimentales incluyen antioxidantes y medicinas antidiabéticas.

PROBLEMAS DE SALUD COMO ESTE SE PUEDEN PREVENIR Y REVERTIR CON UN CAMBIO DE HABITO NUTRICONAL PARA BAJAR DE PESO Y EJERCICIO

NUESTROS PRODUCTOS SON LA MEJOR OPCION EN NUTRICION PARA BAJAR SALUDABLEMENTE DE PESO

para Ciudadanos de Guatemala

La infección inicial con el VHB o el VHC puede causar una enfermedad sintomática aguda, pero muchos pacientes no presentarán manifestaciones clínicas. 1, 2

Si se presentan síntomas, éstos serán similares independientemente del tipo de hepatitis. La única manera definitiva para determinar el tipo de la infección viral es para llevar a cabo análisis serológicos 3

  • Cuando ocurren, los síntomas agudos de VHB o VHC pueden incluir: 3-6
    • Fiebre
    • fatiga
    • disminución del apetito
    • náuseas
    • vómitos
    • dolor abdominal
    • orina oscura
    • heces de color gris
    • Artalgias
    • ictericia
  • Dado que las PVVIH con infección con el virus de la hepatitis son frecuentemente asintomáticas, deben de realizarse los análisis apropiados. 5 Consulte la sección de herramientas de diagnóstico para más detalles:

  • En la población en general:
    • El período de incubación de VHB varía de 30 a 180 días, con un promedio de 90 días 6
  • El VHB se puede detectar 30-60 días después de la infección, y puede persistir durante períodos de tiempo muy variables.
    • el VHB puede sobrevivir fuera del cuerpo durante una semana, y puede causar infección durante este tiempo 6
    • Al igual que ocurre en la infección aguda asintomática por VHB, los pacientes con hepatitis B crónica pueden no tener manifestaciones clínicas por décadas después de ser infectados. 1
  • El desarrollo de síntomas puede indicar una enfermedad hepática avanzada en un individuo crónicamente infectado 4
    • 15-40% de los pacientes con infección crónica por el VHB se desarrollará consecuencias graves durante lavida 7
  • Los pacientes co-infectados con VHB-VIH con frecuencia tienen altos niveles de VHB-ADN, la enfermedad hepática más grave y el aumento de las tasas de mortalidad relacionada con el hígado que las personas solamente infectadas con el VHB 7
    • en pacientes co-infectados VHB-VIH, los niveles de las enzimas hepáticas (alaninaaminotransferasa[ALT] por ejemplo), que se utilizan como una medida de la inflamación hepática, frecuentemente no se elevan a pesar de que exista enfermedad grave 8
  • En la población en general:
    • El período de incubación de VHC varía de 14 a 180 días, con un promedio de 45 días 3
    • Las estimaciones sugieren que la infección aguda por el VHC es asintomática en el 50-90% de casos 2
    • La infección crónica ocurre en 55-85% de los individuos infectados 3
  • La mayoría de las personas que desarrollan infección crónica por el VHC no tienen conocimiento de la infección o del subsiguiente daño hepático a largo plazo 2
  • El 70% de los individuos con infección crónica por el VHC desarrollan enfermedad hepática crónica 3
  • La progresión de la enfermedad hepática se acelera en las personas co-infectadas con el VHC-VIH en comparación con los individuos infectados por el VHC que son VIH-negativo 2

Las características de suero / plasma que pueden indicar un daño potencial viral del hígado relacionado con hepatitis incluyen:

  • Marcadores séricos de fibrosis, o combinaciones de marcadores, incluyendo el ácido hialurónico, Fibrotest (enlace a http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17592566), Fibrometer (enlace a http://www.ncbi.nlm.nih.nih.gov/pubmed/18973845), Hepascore (enlace a http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16055434), la aspartatoaminotransferasa (AST) índice de la relación de plaquetas (APRI), el FIB- índice 4, el índice de Forns y otros índices 5
    • pruebas como Fibrometer, Fibrotest y Hepascore puede predecir la fibrosis hepática con mayor precisión que las pruebas bioquímicas simples como APRI, FIB-4 o Forns 5

Los marcadores de la función hepática pueden desempeñarse bien en la detección de fibrosis significativa, pero no funcionan tan bien en la detección de un menor grado de fibrosis

  • La combinación de varios marcadores mejora la precisión para detectar fibrosis 2
  • Los marcadores de la función de síntesis hepática que pueden indicar daño potencial viral del hígado relacionado con hepatitis incluyen: 5,9
    • pruebas de coagulación
    • Las concentraciones séricas de albúmina 9
      • concentraciones séricas de fosfatasa alcalina (ALP) > 147 UI / L
      • niveles elevados de alaninaaminotransferasa (ALT) en comparación con los promedios de la edad y el sexo

    • Concentraciones en suero de gamma-glutamil trans peptidasa (GGT)> 51 UI / L
    • Niveles de bilirrubina total de suero> 1,9 mg / dL.

    Para obtener información sobre la detección del VHB y el VHC, consulte la página de herramientas de diagnóstico.

    1. Organización Mundial de la Salud (OMS). La introducción de la vacuna contra la hepatitis B en los servicios de inmunización infantil. Directrices de gestión, incluida la información a los trabajadores de salud y los padres. Consultado el 2 de diciembre de 2011.
    2. Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL). Guías de práctica clínica: la gestión de la infección por virus de la hepatitis C. J Hepatol 2011;. 55:245-264 consultado el 1 de diciembre de 2011.
    3. ImmunizationActionCoalition. Hepatitis A, B y C: Conozca las diferencias. Consultado el 1 de febrero de 2012.
    4. Organización Mundial de la Salud (OMS). Hepatitis C: Hoja de datos 164. Consultado el 1 de diciembre de 2011.
    5. Sociedad Clínica Europea del SIDA (EACS). Directrices Versión 6.0. Consultado el 30 de noviembre de 2011.
    6. Organización Mundial de la Salud (OMS). Hepatitis B: Hoja de datos 204. Consultado el 1 de diciembre de 2011.
    7. Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas (AASLD). Guía de Práctica. La hepatitis B crónica: update 2009. Consultado el 1 de diciembre de 2011.
    8. Peters MG. Diagnóstico y tratamiento del virus de la hepatitis B y la coinfección por el VIH. Top VIH Med 2007; 15:163-166.
    9. EE.UU. Biblioteca Nacional de Medicina y los Institutos Nacionales de Salud. Medline Plus: Pruebas de función hepática. Consultado el 2 de diciembre de 2011.
    • Consideraciones claves
    • Herramientas de diagnóstico

    © 2013 Asociación Internacional de Médicos en la Atención del Sida. Todos los derechos reservados. Este sitio web ha sido creado con el respaldo financiero de ViiV Healthcare Ltd., que no aporta datos editoriales ni posee control sobre el contenido.

Además de los síntomas comunes con los otros tipos de hígado graso, los pacientes con EHNA pueden sufrir náuseas, vómitos, y coloración amarillenta de la piel (ictericia).

Si no se trata, la EHNA puede afectar a la funcionalidad del hígado y sufrir un eventual fallo hepático.

Pese a que sea poco común, la grasa puede acumularse en el hígado durante el embarazo. Las causas tampoco se conocen con certeza, pero los cambios hormonales podrían jugar un papel determinante como causante de esta situación.

La esteatosis hepática aguda es una complicación del embarazo que puede ser potencialmente mortal. Generalmente, los síntomas empiezan en el tercer trimestre:

  • Náuseas y vómitos persistentes.
  • Dolor en el abdomen superior derecho.
  • Ictericia.
  • Malestar general.

La mayoría de las mujeres mejoran después del parto y no vuelven a padecer síntomas.

Puede ser capaz de prevenir esta enfermedad si:

  • Mantiene un peso saludable.
  • Realiza un mínimo de actividad física.
  • Reduce el consumo de alimentos altos en grasa.
  • No bebe alcohol en exceso.
  • Siempre toma la dosis recomendada de sus medicamentos.

Debido a que actualmente no existe tratamiento específico ni cirugía para resolver esta condición, los científicos se encuentran investigando si ciertos medicamentos podrían ayudar. No obstante, en la mayoría de los casos mejorará si toma medidas contra sus causas.

Gestionar correctamente la diabetes, dejar de beber y fumar, controlar su peso corporal, realizar ejercicio con regularidad y tener una dieta saludable son los mejores remedios para combatir contra el exceso de grasa en el hígado y reducir el riesgo de posibles complicaciones.

  • Hemorragias nasales y los moretones
  • musculares frecuentes y en las articulaciones

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo: se encarga de procesar y eliminar los productos de desecho para evitar que se acumulen a través de su participación en procesos como el metabolismo o la función inmunitaria. Cuando la actividad del hígado se ve afectada de forma grave, la vida de la persona corre un riesgo muy elevado.

En este artículo hablaremos de las causas, los síntomas y los tipos de esteatosis hepática o hígado graso, uno de los trastornos más comunes de este órgano, que predispone a la aparición de cirrosis (cicatrización patológica del hígado) si no se trata adecuadamente mediante cambios en el estilo de vida, en particular la abstinencia del alcohol.

La esteatosis hepática es una enfermedad, con frecuencia asintomática, que consiste en la acumulación de grasas en las células del hígado; las más habituales son los triglicéridos, que se relacionan con la aterosclerosis y la hipercolesterolemia. El nombre más utilizado por la mayoría de personas para designar este trastorno es “hígado graso”.

Se trata de una enfermedad de carácter reversible, puesto que su evolución depende por lo general de que se produzcan cambios en los hábitos y en el estilo de vida, como la adopción de una dieta saludable o la interrupción del consumo de alcohol. No obstante, la esteatosis hepática puede progresar hacia la cirrosis si no es manejada de forma adecuada.

La prevalencia de este trastorno varía en gran medida en función del país al que nos refiramos; mientras que en algunos es de aproximadamente un 10%, en muchos países ricos esta cifra supera el 20% de la población. En cualquier caso la esteatosis hepática es una enfermedad muy habitual, en especial en personas con obesidad.

Con frecuencia la esteatosis hepática se manifiesta como un trastorno asintomático, o bien aparecen tan sólo síntomas inespecíficos como cansancio o malestar en el vientre. Es por esto que muchas personas no son conscientes de que tienen este problema si ningún examen físico detecta un signo característico: un ligero aumento del tamaño del hígado.

La mayoría de los síntomas del hígado graso se asocian a la inflamación de este órgano. Cuando esto sucede es habitual que aparezcan síntomas como la sensación de fatiga, la debilidad física, la confusión, el dolor en el abdomen, la disminución del apetito y en consecuencia la del peso corporal.

El hígado tiene una cierta capacidad de autorrepararse. Este proceso se da a través de la generación de nuevas células hepáticas que sustituyen a las que se encuentran dañadas. Sin embargo, si el hígado es forzado en exceso puede producirse una cicatrización crónica de los tejidos; cuando la esteatosis evoluciona hasta este punto hablamos de cirrosis hepática.

Cuando las grasas se acumulan en exceso en el hígado, el funcionamiento de este órgano se ve alterado; esto hace que nuestro cuerpo no pueda eliminar correctamente las sustancias de desecho que se introducen en nuestro organismo, en especial a través de aquello que comemos y bebemos.

El abuso y la dependencia del alcohol son las causas más habituales de la esteatosis hepática, puesto que el consumo excesivo de esta sustancia provoca lesiones en el hígado. Cuando éste es el principal factor causal en la aparición de la enfermedad se utilizan los términos “esteatosis hepática alcohólica” e “hígado graso alcohólico”.

Algunos de los factores de riesgo más relevantes para la aparición del hígado graso son la obesidad, las dietas ricas en azúcares y grasas (que pueden provocar diabetes tipo 2 e hiperlipidemia) y tener una edad avanzada; la mayoría de casos se dan entre los 40 y los 60 años. La herencia genética y el consumo de aspirina o esteroides también se asocia a este trastorno.

Por lo general los casos de hígado graso se clasifican en función de si su causa es el consumo excesivo de alcohol u otra distinta. No obstante, también existe una variante especial que merece la pena mencionar: la esteatosis hepática aguda del embarazo.

La esteatosis hepática no alcohólica se asocia generalmente con trastornos en la descomposición de grasas; esto hace que se acumulen en el hígado. El criterio básico que se utiliza para diagnosticar esta variante del hígado graso es que al menos un 10% del tejido de este órgano esté compuesto por lípidos.

El alcoholismo daña las células del hígado e interfiere en su funcionamiento; esto incluye la descomposición de lípidos. Si una vez detectada la esteatosis hepática alcohólica el consumo de alcohol se mantiene es muy probable que el trastorno evolucione hasta pasar a ser una cirrosis; en cambio, tras unos dos meses de abstinencia la esteatosis remite.

Este tipo de esteatosis hepática es una complicación poco frecuente que aparece en el tercer trimestre de gestación. Los síntomas tienden a desaparecer después del parto, e incluyen una sensación de malestar general, dolores en la parte alta del vientre, náuseas y vómitos y la ictericia, que consiste en la coloración amarillenta de la piel y de las mucosas.

La acumulación de grasa en el hígado, técnicamente llamado esteatosis hepática, es un problema bastante común que puede ser causado por factores de riesgo como obesidad, diabetes, colesterol alto y consumo excesivo de bebidas alcohólicas

A pesar de que ni siempre el paciente presente síntomas, puede sentir dolor en el lado derecho del abdomen, la barriga hinchada, náuseas, vómitos y malestar general. Si hay presencia de estos síntomas se debe consultar un hepatólogo para realizar exámenes que evalúen el funcionamiento del hígado y la gravedad de la enfermedad.

La grasa en el hígado puede ser controlada con alteraciones en la dieta y la practica regular de actividad física, siendo importante seguir el tratamiento adecuado para evitar complicaciones como la cirrosis.

La acumulación de grasa en el hígado puede ser clasificada de acuerdo con su gravedad como se muestra a seguir:

  • Grado 1 o Esteatosis hepática simple: el exceso de grasa es considerado inofensivo. Generalmente el paciente no presenta síntomas y solo descubre el problema a través de un examen de sangre de rutina;
  • Grado 2 ou Esteatosis hepática no alcohólica: además del exceso de grasa el hígado se inflama. Generalmente el paciente presenta síntomas como dolor en el lado derecho del abdomen y la barriga hinchada;
  • Grado 3 o Fibrosis hepática: existe grasa e inflamación que causa alteraciones en el órgano y en los vasos sanguíneos a su alrededor, pero el hígado todavía funciona normalmente;
  • Grado 4 o Cirrosis hepática: es la fase más grave de la enfermedad y surge después de años de inflamación, siendo caracterizada por la alteración en todo el hígado que causa reducción de su tamaño y dejan su forma irregular. La cirrosis puede evolucionar para cáncer o muerte del hígado siendo necesario en estos casos transplantar el órgano.

Así además de evaluar la cantidad de grasa en el hígado, también es importante verificar la presencia de inflamación, ya que es la principal causa de muerte de las células de este órgano. Para evaluar la progresión de la enfermedad, se puede utilizar la Elastografía Hepática, que es un examen rápido y sin dolor.

Normalmente durante las primeras etapas de la enfermedad el paciente no siente ningún síntoma, descubriendo el problema ocasionalmente a través de exámenes para diagnosticar otra enfermedad. Sin embargo, en las etapas más avanzadas puede surgir el dolor en el lado superior derecho del abdomen, pérdida de peso sin explicación, cansancio, malestar general, náuseas y vómitos.

En caso de cirrosis, otros síntomas también pueden surgir como piel y ojos amarillentos, comezón en el cuerpo, hinchazón de la barriga, piernas y tobillos.

El riesgo de acumular grasa en el hígado no ligado al consumo excesivo de alcohol es mayor en los casos de:

  • Obesidad;
  • Diabetes tipo 2;
  • Hipertensión;
  • Colesterol alto;
  • Edad mayor a 50 años;
  • Fumar;
  • Hipotiroidismo;
  • Cirugía bariátrica.

La cirugía bariátrica y otros procedimientos para adelgazar aumentan el riesgo de acumular grasa en el hígado debido a alteraciones en el metabolismo causadas por la pérdida rápida de peso. Además de esto, este problema también puede surgir en personas que no tienen factores de riesgo, niños y mujeres embarazadas.

Los cambios en el hígado pueden detectarse inicialmente mediante un análisis de sangre que evalúa las sustancias producidas por ese órgano. En la presencia de valores alterados que indiquen que el hígado no está funcionando bien, el médico puede pedir exámenes complementarios como un ultrasonido, una tomografía, una elastografía hepática, resonancia magnética o una biopsia.

  • Sobrepeso y obesidad
  • Diabetes
  • Altos niveles de triglicéridos en la sangre
  • Hígado graso
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Ciertas hierbas y suplementos
  • Ciertos medicamentos recetados
  • Sexo sin protección
  • Perforaciones en el cuerpo
  • Tatuajes
  • Inyección de drogas con agujas compartidas
  • Trabajar con químicos o toxinas sin seguir las medidas de seguridad
  • Un trabajo que te expone a la sangre y fluidos corporales de otras personas
  • Transfusiones de sangre antes de 1992

Entre los síntomas de cáncer de hígado están: pérdida inexplicable de peso, fatiga, sentirse lleno después de comer poco, falta de apetito, dolor abdominal persistente, inflamación del área estomacal, coloración amarilla en la piel y ojos y una masa que puede sentirse en el hígado.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de hígado puede ser difícil debido a que es un órgano vital y muchas de las enfermedades que causan cáncer debilitan al hígado. Cuando no es posible una cura, el tratamiento puede ayudar a aliviar síntomas y mejorar la calidad de vida.

Hay tres estrategias principales de tratamiento:

1. La cirugía para eliminar una porción del hígado

2. Radiación

3. Quimioterapia

La cirugía es la única forma de realmente curar el cáncer de hígado. Si el cáncer se ha extendido más allá del hígado, no es posible curarlo con cirugía.

La criocirugía, en la que el tumor literalmente es congelado hasta matarlo, también ofrece una nueva esperanza en algunos casos.

Los trasplantes de hígado son una opción para pacientes en las primeras etapas del cáncer.

  • Vacunarse contra la hepatitis B (incluidos los niños).
  • Prevenir infecciones de hepatitis C.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Encontrar y tratar enfermedades hereditarias que causan cirrosis.
  • Sigue estos 8 consejos para prevenir el cáncer

El cáncer de hígado puede detectarse con análisis sanguíneos, ultrasonido, tomografía, resonancia magnética y biopsia.

El exceso de grasa causa inflamación y daña las células hasta desarrollar la condición conocida como hígado graso.

El hígado es la glándula u órgano más grande del cuerpo humano.

Es, después del cerebro, el órgano más complejo ya que realiza más de 500 funciones.

Una de las cuales es el metabolismo, o sea, la transformación de las grasas, carbohidratos, proteínas y minerales obtenidas de los alimentos.

La enfermedad del hígado graso es una condición caracterizada por una cantidad excesiva de grasa acumulada en el hígado.

Cuando la grasa acumulada es más del 5% – 10% del peso del hígado, se da un efecto adverso sobre la salud en general.

Hay dos tipos de enfermedad de hígado graso:

Enfermedad de hígado graso alcohólica (EHGA) causadas por el abuso del alcohol

Enfermedad de hígado graso no alcohólica (EHGNA) en personas que no consumen de forma excesiva bebidas alcohólicas.

Una dieta cargada de alimentos grasientos, frituras, alimentos ricos en azúcar y la falta de actividad física son las principales causas de la EHGNA.

El hígado graso no tratado puede conducir a enfermedades hepáticas más serias como la hepatitis y cirrosis hepática.

La obesidad, las dietas malsanas y consumir alcohol regularmente en cantidades moderadas o fuertes aumentan el riesgo de dicha enfermedad.

Otras afecciones que pueden causar hígado graso son:

Colesterol alto y triglicéridos.

Factores genéticos, es decir, la herencia familiar.

La desnutrición y una rápida pérdida de peso también pueden provocar que se presente la condición.

Las personas con sobrepeso de mediana edad con alguna de las condiciones anteriores se clasifican en el grupo de riesgo elevado.

No hay muchos síntomas visibles de esta enfermedad.

Puede haber dolor abdominal principalmente en la parte central o superior derecha del abdomen, cansancio, debilidad, pérdida de peso, pérdida del apetito, agrandamiento del hígado y decoloración de la piel en el cuello o debajo de los brazos.

La condición generalmente es diagnosticada por chequeos regulares de salud.

El diagnostico inicial se basa en un examen de sangre que incluye pruebas de función hepática.

La diagnosis puede ser confirmada por un ultrasonido, una tomografía computada y/o la biopsia respectiva del hígado.

Conocido como Yakrit en el Ayurveda, el hígado es considerado como el punto de origen del sistema circulatorio.

actos biologicos

Después de dormir, como siempre, me levanté de la cama sin novedad. A los diez minutos sin haber probado ningún alimento, me comenzó una furiosisima picazón en mi espalda, tomé dos pastillas contra la alergia, me pasó el horrible escozor, pero luego se me apoderó un malestar y angustia que si tenía un arma me disparaba. Mi malestar continua. Agradezco a todos los comentaristas.

hola hace dos años a la fecha he estado muy estresada por problemas familiares y con insomnio y de la nada empecé con comezón en la cara, manos pies bueno en todo el cuerpo pero con mucha desesperación y ansiedad y hay días en que se retira pero me vuelve otra vez e da por las noches en los dedos de pies, los dedos y palmas de las manos, detrás de las rodillas y en brazos hasta en mis partes intimas, es algo muy estresante, ya tengo 4 meses con dieta y el te de diente de león y unas pastillas que se llaman simplex pero ha sido poco el resultado, ahora que me siento ya un poco mas tranquila la comezón no cede y mi piel esta un poco reseca y no uso jabon en el cuerpo solo esponga… alguien que me pueda decir que es porque mi medico solo dice que es solo estrés. gracias

martha: Te dejo un enlace a un tema más específico: La piel y los efectos del estrés

Manuel MM: Te aconsejo que lo consultes con un médico, en primer lugar para saber si el brote de alergia está relacionado con el posterior trastorno anímico, o este último pudo ser un efecto adverso de la medicación. En ocasiones no se toman en serio estos problemas, especialmente cuando se resuelven rápidamente, pero siempre es necesario consultar para saber las causas y evitar que estos episodios se repitan en el futuro.

Hola hace 15 dias q me empezo a picar las manos y el pie la parte de la planta pero aun es mas las molestias en las manos me pica horrible y es mas por las noches pero no erupciona nada solo me pica y cada ves q me lo rasco se me incha mis manos y en mis manos hay una calor interno muy fuerte, y no puedo dormir por las molestias cual seria el problema en mi caso gracias por las respuesta

tengo 23 años y pregunta es normal que la piel de uno le pique a cada rato y cuando me pica me empiezo a rascar y no quiero parar, he leido que a veces se debe a problemas con el higado pero todos los sintomas mencionados ninguno tengo y ya empiezo a tener marcas en mi cuerpo me siento mal ya que soy blanca de esta picazón que es interminable ya me he marcado mucho mi panza mucho,los lados de la cadera más se me han marcado y manchados ayudenme por favor no he visto medico porque me siento saludable no tengo vicio pero quisiera una gran ayuda

belgica: No siempre que se produce picazón en la piel se debe a problemas en el hígado, puede tratarse de alergia o algún tipo de dermatitis. Tienes que consultar a un médico para que observe la piel porque no existe ninguna otra forma de saber cual es la causa. Necesitas un tratamiento y seguramente te indicarán un medicamento para calmar la picazón y alguna crema para que apliques sobre las lesiones. No sigas perdiendo el tiempo sin consultar porque luego será difícil quitar las manchas y marcas.

Yo tengo una picazón desde ayer en las manos y planta de los pies lo cual no me ha dejado dormir, es una picazón que me eriza todo el cuerpo, me han mandado Hidrocortisona y Difehidramina, veremos si se me pasa, pero esto es traumático e insoportable, no me hacen análisis hasta pasado dos días, no es fácil.

he leído todos los comentarios y créanme existen varias causas por la que te da picazón y debes de considerar siempre descartar causas y motivos, en mi caso empecé con ligero salpullido en la garganta, al ir con el doctor me dijo que eran los nervios y estrés, fui con el dermatólogo y descarto origen viral, dijo es por estrés y me quería medicar con tranquilizantes, pero algo me decía que ese no era la causa, porque analizando resulto que me daba en especial en la época de frio, ya que soy de presión baja y esto provocaba una deficiencia en la circulación. Entonces ocurrió que me comí una hamburguesa y me incremento la comezón y empezaron los problemas estomacales, por comer picante, frituras, lácteos, todo en pocas palabras, hasta que comí una salchicha y empecé a tener más comezón y se me reseco la piel de la espalda, el pecho, la cara, inclusive los testículos y bajo mi capacidad sexual, me estaba envejeciendo prematuramente entonces asumí como químico que soy que había algo en esos productos que me estaba envenenado y a consecuencia mi hígado estaba saturado, a carne le ponen muchas sustancias y ahora la conservan con nitrógeno mas nitritos o conservadores en fin eso me costo una diarrea continua y estar desintoxicando mi cuero lentamente, pero los verdaderos resultados fueron cuando me quite la carne roja, solo como queso panela y nada enlatado con conservadores y la verdad he mejorado tremendamente, mi hígado ya esta trabajando bien y les recomiendo trabajar en la parte de los sentimientos no se guarden nada, sáquenlo de preferencia sin hacerse daño. Desde luego que son muchas las cosas que intervienen en esto por lo que les recomiendo no dejen de atenderse ya que el hígado podrá procesar los medicamente o no y hacerte beneficio o mal, ayúdense con alternativas y crean en el proceso de cambio para ser mejor.

Hola buenas tardes, tengo mi nena de 8 años y tiene mucha picazón, le salen como ronchitas en la mano, ya tiene un mes ya tomó medicamento y no le pasa por favor me puede dar un consejo?, que le puedo dar? gracias

hola la razon por que copio este mensaje es por que tengo una roncha cerca a mi ombligo y ya lleva varias semanas y no se me cura. asi mismo una picason siempre. ¡Sera Esto malo o es normal¡

SANTIAGO: No tengo forma de saber de que se trata como para poder decirte si es algo malo o normal, pero para que tengas una idea te digo que una roncha en la piel (cerca del ombligo o en cualquier otra zona) puede deberse a una picadura de insecto, una infección causada por hongos, alergia o dermatitis por contacto (puede pasar en el lugar donde haya roce de la piel con una hebilla de cinturón o botón de los pantalones), una eczema y existen aún más causas probables. Como comprenderás la única forma de saber la causa del problema es consultando a un médico para que observe la lesión, puedes consultar a cualquier profesional y no es necesario que sea un dermatólogo.

Buenas tardes mi molestia es de mucha picazón en el todo el cuerpo la cara,cabeza senos, axilas. Piernas todo manos, la palma de las manos es horrible alguien que me ayude no puedo ir al médico por $$, en las noches me da mucha más que hago gracias y que Dios bendiga;(

Susana G: Quisiera poder ayudarte con alguna sugerencia pero es imposible porque lo primero tendría saber cual es la causa de esa picazón. En el artículo explicamos que algunos problemas del hígado pueden causar picazon en la piel, pero lo mismo puede ocurrir por alergias, urticaria, dermatitis, etc.
Intenta comer sano, suprime grasas, fritos, huevo, tomate, naranja, chocolate y prueba unos días para ver si disminuye la picazón, en caso contrario trata de consultar a un médico, no es necesario que sea especialista porque cualquier profesional puede ayudarte.

mi picazón comenzó en las piernas y pies subió la comezón a los brazos y el cuerpo y en la cabeza eso hace que me lacere la piel y también la cabeza es insoportable me lacero la cabeza y esto no tiene hora cuando me lubrico la piel con crema he sentido alivio por poco, en la cabeza por la noche me pongo alcohol en la cabeza y cuello, orejas el alivio es relativo, he tomado loratadina y ya no siento efecto en el imss dice la médico que estoy bién del hígado en gran parte dudo del imss que debería yo de tomar que medicamento.

Lo que pasa es que siempre que me acuesto en mi cama me empieza a dar picazón en la espalda y generalmente en el brazo izquierdo. Y quisiera saber porque me pasa esó!!

Buenos dias, tengo picazon hace una tres mas o menos es una picazon en todo mi cuerpo, me rasco donde me pica y cuando lo hago mucho se vuelve rojo y cuando dejo de frotarme y evito no rascarme despues de unas buenas horas mi piel vuelve a su normalidad. Pienso que es por algo que comi o por que la anterior semana toque cosas viejas y talves es una alergia a la polilla, polvo, etc. Lo que mas me preocupa es que persiste esta picazon. Graciassssssss

Yeya: Te recomiendo que consultes al médico para que te observe, por lo general la picazón se calma tomando antihistamínicos (antialérgicos) y es posible que el profesional te los recete, pero lo más importante es conocer la causa del problema para tratarlo como corresponde.

hola, hace más de 4 meses estoy sufriendo un picor en todo el cuerpo, en un principio como adoptamos un cachorrito y aparentemente le habían diasnosticado sarna escarcótica o algo así, adjudiqué la picazón a la sarna, por lo que comoncé el tratamiento con detebencil, crema dos veces por día como era difícil de usar me recomendaron la loción sumado a esta los antihistanímicos, mientras los usaba se reducía el problema pero luego de dejarlos otra vez a lo mismo así probé con 3 pomos de detebencil dos de locón y nada la dermatóloga que me vio apuntó a tratar la sarna como primera instancia y me volvió a recetar una crema y otro antihistaminico y como conocía yo el resultado … opté por tomar ivometrina una toma, y por dos días parecía que había resultado pero nó y eso que la tomé e igualmente usé la crema y el antihistamínico recetados por la dermatóloga además de veneir desde los inicios del problema lavando toda ropa a 60 grasos y planchandola y nada aquí sigo rascate que te rascate. salvo los vómitos que me dieron ayer, nada parese ser problema del higado, y contando que sólo tengo un riñón, me pregunto a que puede deberse esta insoportable picazón acompañada de pirito claro,
podría haber sido intoxicación por la medicación? ya que el picor del incicio era nada comparado con los que vinieron luego,es que el médico que me derivó a la dermatóloga me había dicho que no le parecía sarna la sintomatología que yo llevaba

rosa: Para confirmar o descartar que sea sarna se realiza una prueba totalmente indolora que consiste en aplicar una gota de aceite sobre una de las lesiones, luego se raspa y se observa en un microscopio, de esa forma se ve si existen ácaros o huevos.
La sarna es altamente contagiosa y los demás miembros de la familia también estarían infectados, por lo tanto si sólo tú tienes ese problema se puede dudar de que sea sarna.
Respecto a cual sería la causa, aparte del exámen de la piel deberían indicarte otros análisis para conocer (por ejemplo) el funcionamiento del riñón y del hígado, porque pienso que 4 meses de diagnósticos “a ojo” y de tratamientos que no funcionan es mucho tiempo para continuar sin hacer ningún estudio.

Hola, mi nombre es Lorena, hace un mes que vengo dando vueltas con un problema gástrico que derivo en hepatico, me puse amarilla pero no me hicieron la serologia para hepatitis ni una tac, en vez de eso me recetaron una colangioresonancia para descartar que tenga barro o un calculo en las vias biliares, vale decir que la vesicula me la quitaron hace dos años, todavia no me han dado turno para este estudio y me estoy volviendo loca con el picazon general en el cuerpo, no me calma con cremas ni con el baño diario, necesitaría saber qué puedo hacer para aliviarlo hasta que sea diagnosticada y tratada. Muchas gracias.

Lorena: Supongo que el médico te indicó una dieta, si no lo hizo te recomiendo que evites el alcohol, las carnes rojas, los alimentos grasos y las frituras. Consume vegetales y frutas (crudos y cocidos), también es importante beber abundante agua.
Hasta que no tengas el resultado de los estudios no puedes hacer nada más, en cuanto a la picazón en la piel puedes calmarla con alguna crema o loción antipruriginosa que no contenga corticoides, son de venta libre.

hola, mi nombre es sandra, sucede que hace unos mese tengo un problema dermatologico me salen unas ronchas, inicialmente peuqeñas luego en cuestion de segundos se ponen inmensas como una enorme mancha con relieve, me da picason y se siente muy caliente, salen en todo mi cuerpo excepto en las piernas, e incluso en mi cuero cabelludo, lo curioso es que desaparecen en 40 o 45 min aprox. ya descarte alimentos, latex… y nada resulta, alguna idea o sugerencia por favor.
gracias

sandra: Supongo que esas ronchas no aparecen continuamente sino algunos días, por lo tanto vas a tener que recordar que actividades realizas durante esos días, que comes, que ropa usas, que tipo de jabón, shampoo, desodorante etc, porque probablemente haya un factor determinante para que se produzca la reacción.
Algunas personas tienen “alergia al calor”, que en realidad no se trata de alergia sino de un tipo de urticaria que aparece cuando el cuerpo aumenta de temperatura (por ejercicio, trabajo, ducha muy caliente, el sol o demasiado abrigo), en esos casos aparecen ronchas (habones) y desaparecen solas cuando la temperatura corporal disminuye. Ese problema se llama Urticaria colinérgica y te dejé el enlace para que leas ese artículo.
También puede tratarse de una dermatitis de contacto y la reacción aparece cada vez que entras en contacto con algo determinado. Los nervios, el estrés y el estrés emocional también pueden ocasionar brotes que aparecen y desaparecen abruptamente. En realidad puede deberse a varias causas y es necesario que consultes a un médico para que te de un diagnóstico concreto, pero antes de consultar realiza el “inventario” que te sugerí porque eso puede ayudarte a encontrar el origen del problema y le servirá de orientación al médico.

hola mi nombre es Javier tengo 42 años, desde hace un tiempo sufre de rasquiña o comezón en el cuerpo en especial en las noches, quisiera saber que alimentos no ingerir si se trata del hígado, ya que la comezón es por épocas.

JAVIER: Para saber si la picazón en el cuerpo es síntoma de algún problema en el hígado es necesario que consultes a un médico, especialmente para descartar que se trate de una enfermedad como higado graso, hepatitis, cirrosis, etc.
En cuanto a que alimentos no deberías comer, disminuir el consumo de carnes rojas, comer poca y sin grasa, quitar la piel del pollo antes de cocinarlo o asarlo, suprimir frituras, salsas y mayonesa. No beber alcohol, no consumir embutidos, mantequilla ni postres que contengan crema de leche, nata o crema chantilly.

Hola mi mama ya no tiene vesícula Viliar, tiene 52 años y ha estado con mucha picazón en todo el cuerpo dice que en el día le pica más o cuando esta estresada. De los síntomas que aparecen aquí en la página me dijo que hay veces que la picazón si es prolongada y la tiene en todo el cuerpo, se baña y nada se la quita. Antes de que tuviera la picazón unos días antes estaba con mucho cansancio, se agotaba muy rápido, de problemas digestivos pues padece de gastritis y colitis y también ha estado con dolor del lado derecho. cambios de ánimo, irritabilidad e insomnio igual tiene. Casi todo esto le pasa cuando mi mama hace muchos corajes.

Que análisis podría hacerse para ver si en realidad lo que tiene es una enfermedad del hígado?

Ya se hizo análisis de orina, química-sanguínea pero nose si esos abarquen el hígado porque de de diabetes, triglicéridos, etc. salió bien, ya fue con un tío que es doctor pero el es cardiólogo y le dijo que debe ser el estrés pero yo creo que es más serio su problema ya que después de leer el artículo prácticamente tiene todos los síntomas o que el mismo estrés y los corajes ya le causaron problemas. Muchas gracias y espero su respuesta.

Maria: Tu mamá puede padecer una dermatitis de origen nervioso y la picazón se incrementa cuando atraviesa por situaciones estresantes, también puede ser alergia, es decir que no siempre las erupciones en la piel y la picazón se deben a problemas en el hígado, pero cuando no se encuentra la causa es conveniente realizar un análisis de sangre que se llama Funcional hepático o análisis de función hepática. La ecografía es otro estudio de rutina y aunque en ocasiones no refleja todos los problemas hepáticos suele útil como complemento.

Hola gracias por darnos esta oportunidad de aclarar nuestras dudas.
Bueno mi pregunta es la siguiente tengo una hermana que tiene 23 años y hace un mes la operaron de la vesícula y después le hicieron un ultrasonido y le dijeron que tenia el higado graso, ella se puso amarilla y tiene mucha picazon en el cuerpo ya le han hecho exámenes y no le sale nada de que tenga hepatitis o algo asi ahora la mandaron a hacerse una tomografía porque se lo mandaron, a que se debe que ella esta amarilla y no cambia su color?

Tabaquismo pasivo. El impacto de la exposición pasiva al humo del cigarrillo es sólo ligeramente inferior al del tabaquismo activo, dato a tener en cuenta cuando uno de los miembros de la pareja fuma. Por ello, es importante vigilar el entorno en el que se encuentra la pareja de cara a favorecer un ambiente propicio para conseguir un embarazo sin contratiempos.

“El humo de segunda mano o tabaquismo pasivo, también afecta a la fertilidad”

Finalmente, el tabaquismo pasivo también se ha relacionado con el Síndrome de muerte súbita del lactante, ya que aumenta en los hogares donde alguien fuma. Por eso, es muy recomendable dejar de fumar para proteger la salud del futuro bebé.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA), ha clasificado el humo del tabaco como un carcinógeno con efectos nocivos sobre la salud de los adultos fumadores y la de aquellos que se encuentran en su alrededor, especialmente en los niños.

¿Y el tabaco light o bajo en nicotina? Muchos países ya se han planteado prohibir este tipo de tabaco, ya que induce a pensar que es más sano. Los especialistas afirman que, aunque contenga menos nicotina, los fumadores de este tipo de cigarrillos suelen dar caladas más profundas y apuran más los cigarrillos, con lo que la absorción de nicotina acaba siendo la misma.

Datos sobre el tabaco en la mujer. Cada vez hay más mujeres que fuman desde edades muy tempranas, si a ello sumamos el retraso en la edad de la maternidad y el envejecimiento prematuro del ovario, los problemas de fertilidad están asegurados.

El grado del daño depende de la cantidad y el período de tiempo durante el cual la mujer ha fumado.

Afecta especialmente a las mujeres, puesto que nacemos con un número de óvulos determinado que irá disminuyendo progresiva e inexorablemente durante la vida y el tabaco acelera la pérdida de óvulos y adelanta en varios años el momento de la menopausia, disminuyendo así los años de vida potencialmente reproductiva. El impacto de los cigarrillos sobre la reserva ovárica se constata por la edad más temprana en que las mujeres fumadoras tienen la menopausia.

Se ha demostrado que los componentes del humo de los cigarrillos interfieren en la capacidad de las células del ovario para producir estrógenos y hace que los óvulos de la mujer (ovocitos) sean más propensos a las anomalías genéticas, además disminuye la receptividad del endometrio y como consecuencia favorece la aparición de abortos involuntarios; efecto directamente relacionado con la cantidad de cigarrillos consumidos. Cuantos más cigarros se fumen al día mayor será la probabilidad de tener un aborto, un estudio de la Universidad de Osaka (Japón) establece que se duplica la tasa de abortos si se consumen en torno a 20 cigarrillos/día.

Respuesta a los tratamientos de fertilidad en la mujer. El 30% de las mujeres fumadoras presentan peor calidad ovocitaria, anomalías cromosómicas y embarazos ectópicos. La nicotina afecta al proceso de maduración de los folículos de los ovarios y ello se traduce en peores parámetros en los procesos de fecundación ‘in vitro’.

Datos sobre el tabaco en el varón. Aunque los efectos del tabaquismo sobre la fertilidad masculina no son concluyentes, los efectos nocivos del humo pasivo en la fertilidad de las parejas femeninas y las pruebas de que el tabaquismo afecta negativamente la calidad del esperma sugieren que el consumo de tabaco en los hombres debe ser considerado como un factor de riesgo de infertilidad.

Los hombres que fuman tienen un menor recuento de espermatozoides, menor motilidad y mayores anomalías en la forma y función de los espermatozoides. A ello se suma la posibilidad de padecer disfunción eréctil.

Respuesta a los tratamientos de fertilidad en el varón. El tabaco puede originar problemas en el semen y fragmentación del material genético (ADN) de los espermatozoides, reduciendo capacidad para fertilizar los óvulos y la calidad embrionaria si ésta se produce, y al igual que en la mujer de forma dosis dependiente.

En el caso de los hombres fumadores para mejorar la calidad espermática y las roturas del ADN se utilizan tratamientos antioxidantes acompañados del abandono del tabaco.

¿Cómo afecta la ingesta de alcohol a la fertilidad?

Pese a ser un tóxico socialmente aceptado y especialmente presente en la vida cotidiana, el consumo de bebidas con alcohol es nocivo para la salud y sus efectos negativos también repercuten en la fertilidad. Cada vez hay más estudios que relacionan el consumo de alcohol con disminución de la fertilidad tanto en hombres como en mujeres. Las posibles repercusiones están relacionadas con el grado de consumo.

Aunque el alcohol nos pueda servir para desinhibirnos y mostrarnos sexualmente más “activos”, a la hora de concebir tiene acciones negativas.

En general, las mujeres son más susceptibles por tener una metabolización más lenta a través de la enzima alcohol-deshidrogenasa que, además, se expresa en menor cantidad en mujeres. El consumo de alcohol, tanto por parte de la futura madre como del futuro padre, además de retrasar el momento de la concepción incrementa el riesgo de abortos espontáneos y niños con problemas físicos, psíquicos o de comportamiento.

Datos sobre el alcohol en la mujer. Se estima que un consumo diario de 2-3 bebidas con alcohol (140 g por semana) en mujeres multiplica por 1,6 el riesgo de infertilidad.

Las mujeres que consumen de forma habitual bebidas con alcohol pueden ver disminuida su función ovárica ya que se puede alterar la regulación hormonal que lleva a la consecución de un ciclo ovárico normal, produciendo irregularidades menstruales e incluso ciclos anovulatorios en los que la menstruación ocurre sin ovulación y como consecuencia sin posibilidad de gestación.

En este sentido, un estudio realizado a más de 400 mujeres mostró que quienes bebían menos de cinco unidades de alcohol por semana tenían el doble de posibilidades de quedar embarazadas en seis meses respecto de aquellas que bebían más.

Respuesta a los tratamientos de fertilidad en la mujer. En los estudios sobre resultados de tratamientos de reproducción asistida se ha observado que en las mujeres que beben se recoge un menor número de ovocitos, se produce una menor la tasa de embarazo y una mayor la tasa de aborto una vez conseguido el embarazo.

Datos sobre el alcohol en el varón. En el hombre no existe acuerdo sobre qué cantidad de alcohol puede condicionar infertilidad. Está claro que a mayor consumo más probabilidad de producir disminución de la producción de testosterona y de espermatozoides maduros. En casos más graves, disminución de la libido, impotencia (disfunción eréctil y dificultad en la eyaculación) y atrofia testicular.

Investigadores de la Universidad Southern en Dinamarca realizaron un estudio publicado en el British Medical Journal, sobre la calidad del esperma en 1.221 hombres de entre 18 y 28 años relacionado con el consumo de alcohol. Los resultados ponen de manifiesto que la cantidad y la calidad de los espermatozoides disminuye a medida que aumenta la exposición al alcohol y que estos efectos aparecen ya con tan solo un consumo de unas cinco copas a la semana.

“A mayor consumo de alcohol, peor es la calidad del semen”

Respuesta a los tratamientos de fertilidad en el varón. En los hombres el consumo de alcohol se ha relacionado con aumento de abortos y menor tasa de niño nacido.

El alcohol bloquea la absorción del mineral más relacionado con la fertilidad, el zinc. El zinc se encuentra en grandes concentraciones en los espermatozoides y es vital para que los testículos fabriquen un semen “saludable”. Varios estudios han demostrado que, reduciendo el zinc de la dieta, se reduce el recuento de espermatozoides. Por tanto, teniendo en cuenta que el esperma producido mientras se ingiere alcohol es menos saludable y efectivo, y que los espermatozoides requieren 3 meses para madurar, sería apropiado reducir su consumo a partir de tres meses antes de cualquier tratamiento de fertilidad.

Abandono del tabaco. Aunque, fumar a largo plazo puede tener un efecto irreversible sobre la función ovárica, el efecto perjudicial sobre el resultado del tratamiento puede, en parte, revertirse si se deja de fumar antes de entrar en la terapia de fertilidad. Una investigación ha puesto de manifiesto que dejar el hábito de fumar durante al menos dos meses antes de intentar el tratamiento de reproducción asistida mejora significativamente las posibilidades de concepción.

Abandono del Alcohol. En algunos estudios se hace referencia a que los resultados de un tratamiento de reproducción pueden ser peores cuanto más “reciente” es el consumo. Es por ello, que se recomienda no consumir alcohol durante los tratamientos de fertilidad.

Lo mejor es que ambos futuros padres tomen conciencia de que deben seguir un estilo de vida más sano, aunque eso implique realizar un esfuerzo para dejar atrás hábitos nocivos para la salud. A largo plazo será un cambio positivo en todos los ámbitos de su vida.

•Cambia la estructura de la membrana externa o pared celular de la célula hepática (hepatocito), previniendo que las toxinas u otros contaminantes entren a la célula.

• Estimula la síntesis de proteínas en la célula hepática y la regeneración de células hepáticas dañadas. El Silymarin no estimula el crecimiento de tejido hepático maligno.

• Inhibe la enzima lipoxygenasa, que cataliza la reacción para la formación de grasas oxidadas poli-insaturadas que dañan al hígado.

•Como antioxidantes es 10 veces mas potente que la vitamina E y aumenta los niveles de glutation en la célula hepática. El glutation es un antioxidante natural intracelular, muy importante para evitar mutaciones del DNA y RNA.

•Aumenta la enzima superóxido dismutasa. Esta enzima en conjunto con la enzima glutation peroxidasa son fundamentales en la detoxificación y regeneración de la célula hepática.

La comisión alemana (organismo que regula la prescripción de tratamientos con plantas medicinales), recomienda el Cardo Mariano (Milk Tistle) para el tratamiento del daño hepático por toxicidad, como soporte enfermedades inflamatorias crónicas del hígado y cirrosis. La hierba contiene cromo, importante para la regulación de los niveles de azúcar en sangre y otros minerales importantes para otras funciones del organismo como hierro, magnesio, manganeso, fósforo, selenio, zinc y estaño.

En estudios en animales con daño hepático por tetracloruro de carbono, tioacetamida y virus, los investigadores demostraron la efectividad del Cardo Mariano en la disminución de los efectos tóxicos, en la mejoría de la función hepática y la supervivencia.

Uno de los estudios más importantes fue llevado a cabo en Europa, con pacientes que accidentalmente habían ingerido el hongo Amanita muscaria (llamado también “El Boleto del Diablo”). La muerte sobreviene en 30 a 40% de estos pacientes y es por toxicidad hepática. Sin embargo, de 49 pacientes tratados con Cardo Mariano en las primeras 24 a 36 horas después de la ingestión del hongo, ninguno murió.

En un estudio a gran escala realizado en Alemania en 1992 con 2637 pacientes tratados con Cardo Mariano en condiciones como cirrosis hepática, hepatitis e hígado graso, después de 8 semanas tomando el extracto estandarizado de la hierba, 63% de los pacientes habían disminuido sus síntomas en forma significativa, 27% de los pacientes sus hígados volvieron al tamaño normal y 56% de los pacientes el hígado disminuyó de tamaño en una forma considerable. En 46% de los pacientes, la medición en la sangre de las enzimas hepáticas que en estos casos están muy elevadas, disminuyó.

•La hierba cardo mariano se puede tomar por largos periodos de tiempo sin peligro de toxicidad

•Siga una dieta a base de vegetales, y frutas. Sobre todo, baja en proteínas y grasas. •Evite el alcohol y el tabaco. No consuma suplementos de amino ácidos o proteínas. •Tenga mucho cuidado con cualquier tratamiento ya sea medico o natural que este tomando, porque la mayoría de los medicamentos tienen su metabolismo en el hígado y no es conveneinte darle una mayor carga (si no es estrictamente necesario o recomendado por el médico). •Evite estar expuesta a tóxicos de origen industrial (vapores de autos, gasolina, solventes, etc). Tome por lo menos 6 a 8 vasos de agua al día •Los baños sauna o de vapor son recomendables (a menos que su médico lo contraindique). La sudoración ayuda en la limpieza de toxinas del cuerpo •Tome té de Diente de León (dandelion) o gotas herbales de Cocú, para ayudar al higado a depurarse naturalmente.

La cirrosis como tal carece de tratamiento médico específico dado que es irreversible. Se pueden tratar algunas de las enfermedades que la producen y evitar o retardar la evolución de una cirrosis en estadio inicial a las fases avanzadas. Tienen tratamiento preventivo o paliativo algunas de las complicaciones de la cirrosis tales como las hemorragias digestivas, la retención de líquidos y la encefalopatía hepática, que siempre deben ser indicados por un médico. Se emplean tratamientos dietéticos y farmacológicos. Entre los dietéticos está la reducción de la sal para prevenir la retención de líquidos y la de proteínas (carnes, pescados) para la encefalopatía hepática. Como es necesaria una buena nutrición y, hasta que hay riesgo de encefalopatía, la restricción de proteínas no es necesaria, la dieta debe ser siempre supervisada por el médico. A veces se necesitan suplementos de vitaminas y minerales. Entre los fármacos se usan fundamentalmente los diuréticos para tratar la retención de líquidos y los llamados beta-bloqueantes para prevenir las hemorragias digestivas. Pueden ser necesarios otros muchos fármacos para tratar las complicaciones pero la mayor parte de ellos se usan fundamentalmente en el ámbito hospitalario.Finalmente hay que conocer que el tratamiento definitivo de la cirrosis es el trasplante hepático. Se realiza en los pacientes en que se estima una supervivencia menor de dos años, a consecuencia de la cirrosis, y en los que no existe contraindicación para realizarlo por otros motivos. Es muy importante que todo paciente con cirrosis sea visitado por su médico al menos 2 veces al año y siempre que presente alguna complicación. Esto permite al médico estimar más fiablemente el momento en el que el paciente debe ser considerado candidato a trasplante y proceder a su estudio como tal. Esperar a que el paciente esté en muy mala situación por cirrosis muy avanzada aumenta mucho las posibilidades de que el fallecimiento se produzca antes de que de tiempo a realizar el trasplante.

  • Mediante revisión médica y ecografías (evidencian el aumento de tamaño del hígado), centellograma hepático y biopsias del tejido El análisis de sangre revela anemia, alteraciones en la coagulación, aumento de las enzimas hepáticas, alta concentración de bilirrubina y baja concentración de albúmina.

Las cosas más importantes que puede hacer una persona para prevenir la cirrosis son: no consumir alcohol en exceso y hacer una consulta inicial para valorar clínica y analíticamente si existe una enfermedad hepática crónica silente que pueda llegar a producir cirrosis. Si un paciente sabe que tiene alguna enfermedad hepática debe consultar periódicamente con su médico por si es una enfermedad tratable, cuya progresión se pueda evitar (enfermedad alcohólica o hepatitis B o C, por ejemplo).

La información presentada en este espacio es solo de caracter general y educativo. En ningún caso dicha información reemplaza la atención del profesional de salud que corresponde o el diagnóstico o tratamiento de una enfermedad determinada. Esta información es derivada de la revisión del tema a través de varias fuentes de consulta informativa Profesional, Editorial y Electrónica. Para obtener información sobre la fuente bibliográfica por favor presione el siguiente enlace: Bibliografía

"Advertencia: Era Salud, no asume ninguna responsabilidad por las consecuencias que genere el uso de esta información."Con esta información no se esta practicando la medicina, ni se diagnóstica, pronostica o aconseja un determinado tratamiento médico o el consumo de un mediacmento determinado. Lea los Términos y Condiciones de Uso de Era Salud para estar mejor informado al respecto. Consulte siempre a su médico."

Enviado por gisat • 10 de Noviembre de 2014 • Tutoriales • 8.604 Palabras (35 Páginas) • 164 Visitas

ORIGEN DE LA CIRROSIS HEPATICA.

Se dicen que en 2008 se presento, un grupo de investigadores que realizó un estudio a una personas que tienen hígado graso y se encontró que hay un gen llamado PNPLA3, que tiene que ver con el desarrollo del hígado graso, pero este gen es independiente de que el enfermo sea obeso o tenga diabetes, sino que es un gen que tiene que ver con la forma como el individuo no alcohólico metaboliza la grasa el hígado pues por eso podemos decir que mientras tomaran mas alcohol una personas podría causar un daño al hígado en la investigaciones que se ha hecho los médicos sobre la cirrosis hepática se han comprobando que el 80% de los que bebe alcohol no necesariamente ha desarrollado de cirrosis hepáticas, Esto informó el integrante del Instituto de Ciencias Medicas y de la Nutrición “Salvador Zubirán”, David Kershenobich Stalnikowitz en la conferencia Alcohol e hígado, en la Reunión regional de la Asociación Mexicana de Gastroenterología, que se llevó a cabo en la Biblioteca de Ciencias “Miguel de la Madrid Hurtado” de la Universidad colima¨.

también podemos decir que tiene la posibilidad de que pueda existir la susceptibilidad genética al daño del hígado hepático por el consumo de alcohol y a que podamos desarrollar cirrosis hepático ya sea por consecuencia al consumir alcohol.en una de la investigaciones que hice se dice que en una autopsia que le hicieron a un paciente ha visto que mucha de la gente fallecida por otra enfermedades tenia cirrosis hepática sin haber padecido nunca un sistema de esa enfermedad,por eso que el enfermo de 20 a 30 años puede beber alcohol y pensar que no le hace daño por qué no presenta los sistemas de esa enfermedad pero hay un día que le llega las alteraciones o síntomas y ahí se va dar cuenta que tiene dañado el hígado por eso se le dicen daño hepático.

Un investigador David kenshenobish y unos grupo de investigadores han mostrados que el enfermo dependiente al alcohol sus daño hepático acabo consumiendo mas alcohol en lo largo de ser que el enfermo cirrótico

CARACTERÍSTICA DE LA CIRROSIS HEPÁTICA.

La anormalidad principal de la cirrosis hepática es la presencia de fibrosis, que consiste en el depósito de fibras de colágeno en el hígado, pero para que se pueda hacer el diagnóstico anatomopatológico de cirrosis, este acumuló de fibras ha de delimitar nódulos, es decir, ha de aislar áreas de tejido hepático, alterando la arquitectura del órgano y dificultando la relación entre los hepatocitos y los finos vasos sanguíneos a través de los cuales ejercen su función de síntesis y depuración y a través de los cuales se nutren.

De modo esquemático, la fibrosis forma algo parecido a una red tridimensional dentro del hígado, en la que las cuerdas de la red serían la fibrosis y las áreas que quedan entre las mismas los nódulos de células que regeneran dentro del mismo. Esta alteración se denomina nódulo de regeneración y es la característica que permite establecer el diagnóstico de cirrosis. Existen otras alteraciones hepáticas que se acompañan de fibrosis, que no se consideran cirrosis al no cumplir la condición de formar nódulos de regeneración.

Se incluyeron en el presente estudio 475 pacientes, los que tuvieron un promedio de hospitalizaciones al año de 1,54 (rango 1-6). El 45,1% de los pacientes fueron de sexo femenino y el 54,9% de sexo masculino. La edad media fue de 63,4 años (± 12,01) con un rango de 26-93 años.

La causa más frecuente de cirrosis hepática fue la ingesta de alcohol con un 28%, seguida de la hepatitis viral B (15,2%), hepatitis C (11,8%), enfermedades autoinmunes (9,9%), hepatitis virales asociadas a ingesta de alcohol (2,9%), coinfección hepatitis B y hepatitis C en el 2,5%, esteatohepatitis no alcohólica en el 2,5% y otros en el 0,4%. Como etiología criptogénica el 21,3% y no se pudo determinar la causa en el 5,5 % restante.

CAUSAS DE LA CIRROCIS HEPATICA.

El tan sólo tomar de manera regular y consistente durante un transcurso de tiempo puede ocasionar una sensación de dependencia y síntomas de supresión durante los períodos de abstinencia; esta dependencia física, sin embargo, no es la única causa del alcoholismo. Los estudios con personas que sufren enfermedades crónicas que han tomado medicamentos contra el dolor por mucho tiempo, han mostrado que una vez la persona resisten el proceso de supresión física, a menudo pierde el deseo por las drogas que estaba tomando. Para que una persona se vuelva alcohólica, por lo general se deberán tener en cuenta otros factores biológicos, genéticos, culturales y psicológicos.

La mayoría de los expertos concuerda en que los de factores más comunes son:

Evasión: La bebida se puede usar como un medio para excluir de la mente problemas desagradables en vez de hacerles frente.

Soledad: la bebida se puede usar para disminuir el dolor causado por tener pocas amistades, mudanzas frecuentes, no tener "raíces", separación de los seres queridos, etc.

Miedo: la bebida puede darle a las personas tímidas, inseguras o amenazadas, un falso sentido de confianza en sí mismos y seguridad.

Falta de control emocional: puede parecer que la bebida alivia los problemas que uno sufre en sus relaciones con otras personas.

Problemas familiares: que pueden hacer que una persona se transforme en alcohólico

También La cirrosis es el resultado final del daño crónico al hígado causado por hepatopatía crónica. Las causa comunes de las enfermedades hepáticas crónicas.

Adquiere una infección prolongada de hepatitis c.

 El consumo excesivo de alcohol (cirrosis estilica, alcohólica o enolica).