cytotec para induccion del parto

Existen muchas pruebas que se pueden realizar a un paciente para detectarle esta enfermedad tan difícil de diagnosticar:

  • Densidad ósea.
  • Conteo sanguíneo completo.
  • Colesterol (estará más bien bajo).
  • Pruebas metabólicas completas.
  • Nivel de folato (suero).
  • Nivel de hierro (suero).
  • Tiempo de protrombina.
  • Nivel de vitamina B12.
  • Nivel de vitamina D.

Con la realización de analíticas de sangre se pueden encontrar algunos anticuerpos especiales, llamados anticuerpos contra la transglutaminasa tisular o anticuepos antiendomisio gracias a los que se detecta la enfermedad. Estos análisis se realizan siempre que existe alguna sospecha de que la persona puede padecer celiaquía.

La segunda acción, que puede realizar el médico, si los resultados de las pruebas son positivos, es hacer una endoscopia de las vías digestivas altas para coger un trozo de tejido (biopsia) de la primera parte del intestino delgado (duodeno). Dicha biopsia puede mostrar que las vellosidades de las zonas del intestino que está por debajo del duodeno están más aplanadas.

Otra cosa que puede encargar son pruebas genéticas de la sangre para ver qué riesgo de padecer celiaquía tiene esa persona.

Además de todo esto, se puede encargar una biopsia de control u otro análisis de sangre después de haberse diagnosticado la enfermedad y puesto ya el tratamiento. Con esos exámenes se podrá comprobar cómo reacciona el cuerpo del paciente ante el tratamiento de la celiaquía. De esa forma, si los resultados son normales, significa que el paciente responde bien al tratamiento y el diagnóstico es acertado. Pero nunca significará que la enfermedad se ha curado.

Si el paciente sigue las indicaciones del médico y lleva a cabo una dieta sin gluten el pronóstico será bueno. Pues al cabo de un tiempo los intestinos se curarán y evitarán daños mayores. Esto pasa cuando trascurren unos 3 a 6 meses en el caso de los niños y de 2 a 3 años en el de los adultos.

Es muy raro que antes de que se realice el diagnóstico de esta enfermedad el paciente presente un daño a largo plazo del revestimiento de los intestinos, pues se suele detectar antes.

Hay síntomas de la celiaquía que no suelen mejorar, como son: la baja estatura o el daño dental.

Los posibles problemas se podrán evitar siguiendo una dieta libre de gluten de forma escrupulosa y constante. No obstante, y pese a ello pueden darse complicaciones muy graves y mortales si no se produce un diagnóstico a tiempo o no se sigue la dieta puesta por el médico.

Al no existir cura para ella, no existe un tratamiento de la celiaquía propiamente dicho.

  • Cáncer intestinal de ciertos tipos.
  • Anemia.
  • Infertilidad o aborto espontáneo repetitivo.
  • Enfermedad del hígado.
  • Problemas de huesos como: osteoporosis, fracturas, etc.
  • Trastornos autoinmunitarios.

Cuando la persona presente los síntomas antes descritos o algunas de estas complicaciones, deberá consultar de inmediato con un médico para que le diagnostique la enfermedad y le ponga lo antes posible el adecuado tratamiento de la celiaquía.

Actualmente, es imposible detectar la enfermedad puesto que se desconoce por completo qué la origina. A pesar de ello, hay ciertos factores que suponen un riesgo de padecerla como es el hecho de tener familiares con celiaquía. Si el médico conoce este hecho podrá diagnosticar de forma precoz la enfermedad y tratarla pronto, evitando posibles complicaciones y haciendo posible que el paciente tenga una vida larga y sana.

Hasta ahora hemos podido comprobar todos los aspectos que afectan a esta enfermedad. Ahora realizaremos un pequeño resumen de todo ello.

Hemos visto que el hecho de tener familiares que han padecido esta enfermedad predispone a padecerla, al igual que el hecho de ser mujer o haber nacido en Europa.

Aunque no se puedan precisar con exactitud las causas de la celiaquía, los científicos creen que, además, hay otros atenuantes que predisponen a sufrir esta patología como:

  • La contaminación.
  • El abuso de antibióticos.
  • Asearse mucho.

Estos dos últimos factores se dan mucho en países desarrollados. Por lo que los investigadores creen que hay un nexo común entre haber nacido en un país avanzado y padecer esta enfermedad.

Por otra parte, también hay algunos médicos que diagnostican erróneamente celiaquía a personas que no la tienen, aunque esto no sea lo habitual.

Siempre habrá que intensificar el cuidado acerca de qué alimentos pueden consumirse y cuáles no.

Lo cierto es que cada vez hay mas alergias y enfermedades autoinmunes como la celiaquía y hay estadísticas que así lo demuestran. Hay países como Finlandia con un gran número de celíacos y diabéticos de tipo I (otra enfermedad autoinmune). También Suecia, un país con un alto nivel de vida, tiene el triple de celíacos que Alemania y Estados Unidos. Algunas personas pueden pensar que en ese país se toma más gluten que en los otros o en más cantidad pero esto no es así. La razón por la que ocurre no se sabe puesto que no se conoce qué desencadena realmente esta enfermedad. De hecho, hay gemelos idénticos que solo uno de ellos desarrolla la enfermedad y el otro no y suponen la excepción de la regla.

Es cierto que la enfermedad celíaca no se da solo en países desarrollados. Pero llama la atención que existan más casos en estos que en otros países.

No obstante, hay que señalar que el lugar del mundo donde existen más celíacos es el Sáhara debido a que allí viven el mayor número de personas con predisposición genética a tener celiaquía. Pero hay otros lugares que también llaman mucho la atención porque a pesar de tener costumbres ambientales y nivel genético similares, como es el caso de Túnez y Argelia, en el primero la cantidad de celíaco es mucho más baja que en el segundo, siendo el consumo del gluten el mismo. En estos casos, los investigadores no encuentran la razón de que en unos lugares existan más celíacos que en otros, pero siguen estudiando el tema para encontrar las causas de la celiaquía que hacen que esto sea así.

Algunos especialistas médicos en temas digestivos opinan que actualmente las personas tenemos el sistema inmune más atrofiados. Pues antes la gente se moría de infecciones y los niños de gastroenteritis. Eso puede haber provocado que al no tener enfermedades infecciosas graves, el sistema inmune se entretenga realizando otro tipo de acciones. Ahora se producen más enfermedades crónicas de las que se tarda más tiempo en morir y en algunos casos incluso se pueden sobrellevar bien.

Otros médicos señalar que la proteína del gluten, existente en el trigo, la cebada y el centeno, no es por sí sola buena ni mala. Es el cuerpo de cada persona el que la asimila de distinta forma. Pues hay personas que no pueden absorber los aminoácidos que forman parte del gluten, porque los intestinos no tienen ninguna enzima para metabolizarlos. Esto produce que una parte importante de dicho gluten, que hemos tomado, pase por el cuerpo sin causar efecto alguno. Pero el sistema inmunitario de algunas personas con la enfermedad celíaca detectan esta sustancia como algo dañino y la ataca. De esta forma, se fabrican anticuerpos contra el gluten y además los intestinos son dañados produciéndose una atrofia intestinal.

Por otra parte, los expertos dicen que hay cada vez más celíacos y esto también es fruto de las nuevas tecnologías. Pues ahora con la amplia gama de pruebas y métodos que existen se puede detectar más la enfermedad, que antes donde prácticamente solo existía la exploración visual. A este hecho también han contribuido las biopsias intestinales y los análisis de sangre con los que se puede detectar los anticuerpos. De esta forma, el abanico de pruebas es mucho más amplio que antaño.

Cualquier persona, sea de la edad que sea (adulto, joven, niño o mayor) puede padecer en cualquier etapa de su vida celiaquía.

En el pasado se creía que el paciente celíaco era un hombre o mujer adulto muy delgado y desnutrido. Nadie pensaba que una persona adulta con peso normal pudiera padecer esta enfermedad. Aunque en esa época también existían celíacos adultos a los que no se les conseguía diagnosticar la enfermedad.

Actualmente el 75% de los pacientes celíacos tiene un peso normal y hay un 5% que incluso llega a tener sobrepeso u obesidad.

Con el conocimiento de más información sobre celíacos se ha ido borrando la imagen que asociaba esta enfermedad a la figura de un bebé. Ahora se conoce que un adulto no celíaco puede llegar a serlo con el paso del tiempo.

En los años 70 se daba gluten antes de los tres meses de vida y por ese motivo algunos bebés se ponían malos y muy graves. Es decir, mientras se procuraba determinar cuáles eran las causas de la celiaquía, se pensaba que los celíacos eran niños de menos de dos años, muy hinchados, con diarreas, barrigas distendidas y de bajo peso.

Otro problema que ha surgido es que se abusa del diagnóstico de celiaquía cuando no se sabe lo que tiene el paciente realmente.

A pesar de ello, ya no hay tantos niños pequeños con esta dolencia gracias a los nuevos protocolos en los que se recogen que se suministre gluten a partir de los 4 y 12 meses de forma gradual y en pequeñas dosis. Algunos pediatras llegan más allá y aconsejan darlo a partir de los seis meses.

Cada vez se dispone de más medios para poder detectar cuanto antes la celiaquía.

Los expertos en gluten y enfermedad celíaca advierten que cada vez hay más pacientes que no toleran bien esta sustancia. Pero señalan que no por esta razón son personas celíacas al no cumplir con todos los criterios propios de esta enfermedad autoinmune. De hecho, se abusa mucho del diagnóstico de celiaquía en personas que no la padecen y se les retira el gluten por el mero hecho de tener predisposición genética para ello. Esto no se debe hacer si no lo abalan otras pruebas pues existe un 40% de posibilidad de que nunca desarrollen esta enfermedad a pesar de esto.

Si por el simple hecho de tener familiares celíacos, los médicos determinan que una persona es celíaca, se podría cometer un gran error. Ahora que existen tantas pruebas para poder dar realmente con un buen diagnóstico de la enfermedad, los especialistas deberían cotejar todas las pruebas antes de quedarse solo en el dato de los antecedentes genéticos. Muchos especialistas lo hacen y gracias a ello se ponen buenos tratamientos a tiempo.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Lo cierto es que hoy por hoy entre el 20 y más del 50 por ciento de los nuevos diagnósticos se realizan a personas mayores de 50 años. La mayoría de las mujeres celíacas tienen entre 30 y 40 años y solo un 20 por ciento de los pacientes, con esta enfermedad, superan los 60 años cuando son diagnosticados.

A pesar del avance tan importante en las pruebas diagnósticas de celiaquía, aún queda mucho tiempo para que la medicina descubra qué factores influyen de forma inequívoca en la aparición de la enfermedad y a través de que vías los hacen.

Lo importante es llegar a un buen diagnóstico lo antes posible para establecer un tratamiento de la celiaquía con el que acabar con los síntomas más importantes y molestos de esta enfermedad.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

TIPOS DE PORFIRIAS

  • Existen siete tipos principales y distintos de Porfirias. Cada una está originada por un defecto (hipoactividad) en la actividad de una de las siete enzimas que participan en la cadena de biosíntesis o fabricación de HEMO. Dependiendo del tejido en que predomina el defecto metabólico, se agrupan en Hepáticas o Eritropoyéticas.
  • Porfirias hepáticas:
    1. Porfirias agudas
    2. Porfiria Aguda Intermitente (PAI)
    3. Porfiria Variegata (PV)
    4. Coproporfiria Hereditaria (CPH)
    5. Plumboporfiria o Porfiria de Doss
    6. Porfiria Cutánea Tarda (PCT)
  • Porfirias Eritropoyéticas:
    1. Porfirias Eritropoyética congénita (PEC) o Porfiria de Günther:
    2. Protoporfiria Eritropoyética (PPE)

PORFIRIAS HEPÁTICAS:

  • La herencia de estas Porfirias es autosómica dominante (a excepción de la Porfirias de Doss). Simplificadamente se puede decir que en tales casos basta con que uno de los padres sea portador del defecto para que cada uno de sus hijos tenga un 50% de posibilidad de heredar tal hipoactividad enzimática.
    Atendiendo a las posibles presentaciones clínicas se distinguen tres grupos:
  1. Presentan síntomas agudos y no dérmicos. Porfiria Aguda Intermitente (PAI) Plumboporfiria o Porfiria de Doss.
  2. Presenta síntomas cutáneos y no agudos Porfiria Cutánea Tarda (PCT).
  3. Pueden presentar síntomas agudos y/o dérmicos.
  4. Porfirias mixtas: Coproporfiria hereditaria (CPH) Porfiria Variegata (PV).
  • Son enfermedades complejas, de pronóstico diferente (a veces impredecible) que se presentan con una gran variedad de signos y síntomas. No obstante es preciso advertir que la gran mayoría de los portadores del defecto genético permanecerá asintomático durante toda su vida.
  • En el 100% de los casos de PAI los síntomas son agudos y no hay problemas de fotosensibilidad. La Porfiria Aguda de Dosso Plumboporfiria – es extremadamente rara y los síntomas son similares a la PAI.
    En el PV la mayoría de los pacientes presentan síntomas agudos y síntomas cutáneos, pero alguno puede presentar una única forma de expresividad clínica.
  • Los síntomas son predominantemente agudos en la CPH ya que menos de un 15% de los pacientes tiene síntomas cutáneos, o ambos.
  • La PCT, como su nombre indica, se suele manifestar con fotosensibilidad y lesiones dérmicas de comienzo tardío. Hacia los 40-50 años de edad. También suele ser denominada Porfiria hepatocutánea tarda no sólo por ser una porfiria hepática sino también por la gran frecuencia con la que se asocia a un mayor o menor grado de alteración en la función del hígado.
  1. Porfirias agudas: Las Porfirias agudas pueden cursar con crisis o ataques cuyo cuadro clínico suele ser confuso, consecuente con una disfunción global del Sistema Nervioso (Autónomo, Central y Periférico). La mayoría de estas crisis requiere hospitalización y la instauración inmediata de tratamiento (arginato de hemina y sobrecarga de glucosa). Sobre ello abundaremos en capítulo aparte.
  • Porfiria Aguda Intermitente (PAI): Es la forma más frecuente de las Porfirias Agudas. Ha sido denominada también “Porfiria Sueca” por la prevalencia en ese país (1/1000).
    Se estima en 1-2/15.000 su prevalencia general. En España no se conocen datos epidémicos concretos.
    La PAI se asocia a un déficit de la enzima PBG-D (Porfobilinógeno Desaminasa) causado por una gran variedad de mutaciones (en torno a 209 en junio de 2004) en el gen que la codifica.
    Menos del 10% o 20% de los portadores del gen mutado presentan síntomas clínicos de la enfermedad. Como ya mencionábamos la mayoría de los portadores permanecen asintomáticos si no concurren factores desencadenantes. La expresión de la enfermedad es más frecuente en mujeres entre 20 y 45 años. Son excepcionales los casos en la fase prepuberal. La crisis o ataque se presenta con cierta frecuencia durante el periodo premenstrual.
  • Porfiria Variegata (PV): Se le conoce también como “Porfiria Surafricana” por su elevada prevalencia entre la población blanca de dicho país (alrededor de 20.000 portadores).
    Se han detectado ya unas 77 mutaciones en el gen que codifica la síntesis de la enzima responsable (PROTOgeno –OX).
    La mayoría de los portadores son asintomáticos. La manifestación de la enfermedad puede tener características similares a la PAI, si bien es probable que las crisis sean menos graves y frecuentes que en ésta y/o un síndrome dérmico semejante al de la PCT (Porfiria Cutánea Tarda). Por esta variedad de síntomas se la ha denominado “Variegata”.
    En plasma de los casos sintomáticos se detecta un pico de fluorescencia característico lo que permite el diagnóstico rápido. Las porfirinas en heces están incrementadas.
  • Coproporfiria Hereditaria (CPH): Al igual que la PV puede ser mixta, es decir, manifestarse clínicamente con crisis agudas y/o con el síndrome clínico característico de la PCT.
    La enfermedad está causada por la hipoactividad de la enzima COPROgeno-OX y se conocen 21 mutaciones distintas del gen. Es característico el aumento de la Coproporfirina fecal.
  • Plumboporfiria o Porfiria de Doss: Es extremadamente rara. La herencia es de carácter autosómico recesivo ( la madre y el padre son portadores del gen de la enfermedad, y al unirse los cromosomas de ambos, los descendientes tienen un 50% de posibilidades de ser portador asintomático, un 25% de posibilidades de padecer la enfermedad (al recibir una “doble” herencia defectuosa)y un 25% de ser un individuo sano). Se conocen cinco mutaciones. La actividad enzimática de la ALA-D (Ácido delta aminolevulínico deshidrasa) eritrocitaria se encuentra profundamente disminuida. La actividad de esta enzima está alterada en la intoxicación por plomo, de ahí que se la conozca también por Plumboporfiria.
    Porfiria Cutánea Tarda (PCT): En la PCT la actividad de la enzima URO-gen- descarboxilasa hepática está disminuida. Existen formas familiares y esporádicas. La esporádica es la más frecuente (alrededor del 80% de los casos) y en ella la hipoactividad enzimática queda restringida al tejido hepático y puede alcanzar valores normales tras la remisión de la enfermedad. No hay afectación familiar. Se desconoce el origen de esta PCT llamada esporádica pero parece que el alcohol, los estrógenos, la sobrecarga férrica y los virus de hepatitis inactivan la enzima en aquellos individuos predispuestos. En la PCT de tipo familiar la herencia es de carácter autonómico dominante. Existe también una PCT de origen tóxico o ambiental inducida por hidrocarburos aromáticos halogenados, algunos de los cuales pueden causar Porfiria tanto en animales de experimentación como en humanos. La PCT es quizá la Porfiria más frecuente en España; (1.24 casos por 1000 habitantes en Madrid). La sobreproducción y acúmulo de las porfirinas se detectan en plasma, orina e hígado. Este acúmulo es el responsable del síndrome dérmico: lesiones ampollosas y erosivas en zonas descubiertas, principalmente, del dorso de las manos. Estas se cubren de costras que, al desprenderse, dejan una cicatriz hiper o hipopigmentada característica. Hay una hiperfragilidad dérmica, aún ante los más pequeños traumatismos, y no es extraña la hipertricosis (abundancia de vello). Como ya se mencionó, el síndrome dérmico suele aparecer, generalmente, alrededor de los 45 años de edad, sin distinguir de sexos, si bien hay casos precoces en el tipo familiar, en la PCT tóxica o en los casos desencadenados por anticonceptivos orales. La lesión hepática de la PCT depende más del alcohol ingerido o de la infección por virus de hepatitis que de la propia Porfiria- Por ello su pronóstico es variable. En la PCT a la evolución de la hepatopatía contribuye, entre otras, la siderosis. El hierro inhibe la actividad del sistema enzimático cuya deficiencia origina la enfermedad. La sobrecarga férrica pues, altera el metabolismo del hemo. La enfermedad puede remitir en algunos casos y formas cuando se suprimen los factores precipitantes. Al igual que en otras variedades de Porfirias, la PCT puede presentarse en forma homozigota. En tal caso (Porfiria hepatoeritrocitaria) la doble herencia anómala recibida (del padre y de la madre) da lugar a un profundo defecto enzimático, a un masivo y precoz acúmulo de porfirinas y por tanto a una extrema o marcadísima fotosensibilización.

dolor al abortar con cytotec

CLAVES
Señales de la dependencia

1 Cuando el consumidor necesita cantidades mayores de alcohol para sentir el efecto buscado.

2 Cuando tiene dependencia psicológica: busca situaciones o reuniones donde haya alcohol y evitar los sitios donde no puede beber.

3 Cuando, por beber, altera sus actividades y rutinas normales y deja de ser responsable de sus tareas y responsabilidades.

4 Cuando, al dejar de beber, sufre por causa de la necesidad de seguir haciéndolo.

ATENCIÓN
Cómo obtener ayuda

Para saber del grupo de ayuda contra adicciones más cercano, llamar al CECAJ, a los teléfonos 3823-2020 y al número gratuito 01-800-536-9444.

Ahí le darán información sobre los centros de rehabilitación, internamiento, control de adicciones y grupos de ayuda para tratar la dependencia al alcohol.

A escala estatal, la Secretaría de Salud Jalisco cuenta con 78 centros de atención e internamiento certificados, y que cumplen con la Norma Oficial 028 Para la Prevención, Tratamiento y Control de las Adicciones.

El hígado es un órgano que se regenera de manera habitual. La medicina china lo conoce como el guardaespaldas del corazón: recibe los “golpes” de malos hábitos de salud, como ingerir alcohol.

Al ser una parte del cuerpo que se renueva cada determinado tiempo, es difícil que una persona que consume alcohol en grandes cantidades se dé cuenta de que tiene un problema a nivel hepático; no lo advierte hasta que debe acudir al hospital.

En el área de Urgencias del Hospital General Regional 180 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Jalisco, es común que lleguen personas con intoxicaciones agudas por alcohol y que hasta ese momento se descubran con una enfermedad alcohólica del hígado.

El jefe de la unidad, Christian Jiménez Chávez, señala que durante diciembre y enero los diagnósticos de pacientes con cirrosis u otra enfermedad del hígado se incrementan, pues la ingesta exagerada de alcohol en temporada navideña o de fiesta son antesala de la enfermedad.

“Pacientes que dicen: ‘Yo tomé toda mi vida, pero no sabía que tenía cirrosis hepática’. Llegan por una intoxicación, les tomamos los exámenes y vemos que tienen cirrosis, y que no es nueva, que ya tiene tiempo”.

Entre los signos más comunes en estos pacientes que llegan a Urgencias están el sangrado del tracto intestinal y la ascitis, una acumulación de líquido en el espacio entre el abdomen y los órganos abdominales. Esto provoca que los pacientes no puedan respirar, tengan infecciones o presenten peritonitis primaria.

“Empiezan a tomar desde antes de diciembre y llegan con complicaciones, como las encefalopatías, que es como alteración del estado mental, ya sea dormidos, temblorosos, convulsionando, etcétera”.

Según el médico, la causa de la aparición de cirrosis en los jóvenes por lo general es un virus. Sin embargo, también se dan casos de muchachos que llegan al hospital por algún problema generado por el alcohol y terminan diagnosticados con cirrosis.

Vallarta y Autlán, muy “tomadores”

Puede que sean sus interminables fiestas durante todo el año: carnavales, exposiciones y otras celebraciones que se hacen en las comunidades cercanas. Como sea, el municipio de Autlán de Navarro es uno de los lugares del Estado con mayor consumo de alcohol entre sus habitantes, según el Consejo Estatal Contra las Adicciones en Jalisco (CECAJ).

Autlán es una cabecera que abarca casi 18 municipios y, en esa zona, la fiesta nunca termina.

“Las fiestas que se hacen, como el Carnaval de Autlán, inician una temporada; pero luego en los municipios cercanos se hacen (fiestas) y acuden todos (…) se están catafixiando las fiestas unos con otros, y esto hace que se detone más el consumo de alcohol en los adolescentes”, informó el secretario técnico del CECAJ, Enrico Sotelo.

Existen otros municipios con altas cantidades de consumo de alcohol en Jalisco: Guadalajara, Colotlán y Puerto Vallarta.

La capital concentra un gran número de habitantes, mientras que Puerto Vallarta es uno de los centros turísticos de playa más importantes de México, con alta cantidad de centros nocturnos y flujo de venta de bebidas alcohólicas y otras drogas.

Pero Colotlán, con presencia de cultura wixarica, tiene otras características concentradas en los adultos que habitan en municipios de la zona Norte: “El grupo étnico de allá tiene una mala forma de ver el vino y ellos, de verdad, lo agarran con singular alegría, entonces estamos trabajando fuerte allá”.

ADOLESCENTES DE ENTE 12 Y 16 AÑOS SUELEN ABUSAR Y SE INTOXICAN FÁCILMENTE, ADVIERTEN
Pasan el after party en el hospital

Llegan acompañados de amigos, con quienes horas antes brindaron, y brindaron, y brindaron… Provenientes del antro o de la fiesta en alguna casa, al menos tres adolescentes de entre 12 y 16 años de edad —en promedio por día— llegan intoxicados por alcohol a Urgencias Pediatría del Nuevo Hospital Civil Dr. Juan I. Menchaca.

No tienen una enfermedad alcohólica del hígado; tampoco son alcohólicos, pero los muchachos llegan al hospital por alguna reacción secundaria al alcohol, que sus amigos o familiares no pudieron subsanar con agua mineral, haciendo que vomitara, ni bañándolo con agua fría.

Llegan a Urgencias con descompensación, deshidratación, mareos, pérdida del sentido y baja súbita de glucosa, entre otros problemas, refiere el médico de Urgencias Pediatría en turno nocturno, Luis Javier Robles Arellano.

“Los han llevado de madrugada; el último caso fue un paciente que se descompensó, llegó con la glucosa casi en cero, con crisis convulsiva, pero eso fue secundario al consumo de bebidas alcohólicas; algunos, 14 años, masculino”.

A los pacientes que llegan en esta situación, se les desintoxica, se trata de corregir los daños que les pudo ocasionar la intoxicación aguda de alcohol y, de ser necesario, se les deriva a otra área o unidad hospitalaria.

Después de su tratamiento, el caso se notifica al Comité de Maltrato Infantil existente en el hospital, donde, dependiendo del caso, se trabaja con el joven y le se brinda información sobre las instituciones que ofrecen asesoría y tratamiento para dejar de tomar alcohol.

TESTIMONIO
De una noche de cervezas gratis a 26 años sin probar alcohol

Se esperaba una gran fiesta en la colonia El Fresno, y así fue. Algunos vecinos lograron entrar a la inauguración de una reconocida cervecería de la zona, en donde ese día regalaron la bebida. Ese día fue decisivo para José, que era un adolescente, que tomó como sus amigos todas las cervezas que pudo y que hizo valer la frase: “Heladas y regaladas”.

Fue su primera borrachera. El primer encuentro con el alcohol a ese grado, pues anteriormente ya había probado la cerveza.

Los años de vida de José eran proporcionales a los que tenía viviendo en una situación de violencia intrafamiliar. Y a pesar de que su padre, quien era alcohólico, no era su ejemplo a seguir, eran tantos los problemas que finalmente se acercó al alcohol, sin siquiera darse cuenta, al verlo como una manera de olvidar lo demás.

cytotec lo venden sin receta medica

23.- Lee RG. Nonalcoholic steatohepatitis: a study of 49 patients. Hum Pathol. 1989; 20:594-598.

24.- Baldridge AD, Perez –Atayde AR, Graeme-Cook F, Higgins L, Lavine JE. Idiopathic steatohepatitis in childhood: a multicenter retrospective study. J Pediatric 1995; 127:700-704.

El papel del hígado en el organismo no se puede desestimar. Se estima que realiza unas 600 funciones diferentes, siendo la desintoxicación de sustancias tóxicas una de las más importantes. Los chinos comparan al hígado a un general del ejército, puesto que distribuye armas y provisiones donde y cuando se necesitan. La mayoría de las personas tienen los tubos biliares obstruidos por numerosos cálculos que dificultan la circulación de la bilis. Las piedras son un refugio para virus, bacterias y parásitos, donde el sistema inmunológico no los detecta, lo que constituye un foco constante de infección para el organismo. Por otro lado, los cálculos biliares impiden que el hígado realice las labores de desintoxicación que le son propias. Tóxicos y restos de alimento sin metabolizar pasan al torrente sanguíneo, que los distribuye por todo el cuerpo, lo que a la larga origina toda clase de patologías. La medicina convencional sólo reconoce la existencia de cálculos en la vesícula, no en el hígado. Esto se debe a que los cálculos biliares, al no estar calcificados como los de la vesícula (su base son lípidos, principalmente colesterol), suelen tener la misma densidad que nuestros tejidos, por lo que no son visibles en ultrasonidos, resonancias magnéticas o rayos X. Con la limpieza hepática también se eliminan las piedras de la vesícula.

Con la limpieza de hígado se mejora la digestión, base de una buena salud. También desaparecen las Alergias e incluso el dolor de hombro, brazo y parte superior de la espalda (puede ser necesario expulsar de 1.000 a 2.000 piedras en varias limpiezas para que los dolores desaparezcan totalmente). Mucha gente consigue perder peso gracias a la limpieza hepática. En determinadas patologías se tarda hasta dos años en limpiar completamente el hígado. La pérdida de cabello en la parte central del cráneo se debe en muchas ocasiones a un hígado excesivamente ‘sucio’. Se recomienda varias limpiezas hepáticas para frenar la pérdida de cabello.

Se recomienda realizar la limpieza de hígado cuando se haya finalizado la limpieza de riñón. También se tiene que haber seguido el recordatorio desparasitante (1 vez a la semana) durante al menos 3 semanas, o haber utilizado el Zapper diariamente durante al menos 1 semana. Según la doctora Clark no se expulsan muchas piedras si el hígado contiene parásitos vivos, y además, se pueden sentir molestias.

Esta limpieza la pueden realizar personas a las que se ha extirpado la Vesícula.

Las de sales de Epsom duran para 2 limpiezas hepáticas. En cada limpieza se toman de 4 a 8 cápsulas de Ornitina, por lo que un bote sirve para 12 – 25 limpiezas.

Las Sales de Epsom son sales de magnesio (sulfato de magnesio). El magnesio dilata los conductos del hígado, por lo que las piedras salen sin ninguna molestia. Relajan el hígado y el intestino, lo que produce diarrea. Las sales de Epsom también se pueden utilizar en caso de estreñimiento. En caso de calambres musculares, pequeñas torceduras y cardenales realizar baños de sales de Epsom. Los baños de sales de Epsom también son buenos para expulsar a través de la piel sustancias tóxicas.

Los suplementos de Ornitina -ayuda a conciliar el sueño- nos evitarán pasar una noche en vela. La ornitina, además de ser relajante, ayuda a eliminar el amoniaco que producen los parásitos al morir, especialmente tóxico para el cerebro y que puede impedir el sueño. La Dra. Clark también recomienda la Ornitina es su Protocolo de Desparasitación. La Ornitina protege el hígado del daño que provocan los medicamentos y sustancias químicas, a la vez que estimula su regeneración. Fortalece el sistema inmunológico estimulando la producción de glóbulos blancos más activos y efectivos. La ornitina contribuye a la quelación (eliminación) de metales pesados.

Parásitos, bacterias y virus encuentran refugio en las piedras del hígado, donde el sistema inmunológico no puede destruirlos, lo que constituye una fuente constante de reinfección.

En la limpieza hepática se utiliza aceite y zumo de pomelo o limón. El aceite estimula la vesícula biliar provocando su vaciado. La presión de la bilis liberada ayuda a expulsar las piedras. Aunque no resulta imprescindible, la Dra. Clark recomienda Ozonizar el aceite al menos 10 minutos. También es aconsejable beber agua ozonizada durante la limpieza tanto renal como hepática para eliminar las bacterias que se liberan, y minimizar los síntomas de desintoxicación que ocurren cuando el cuerpo de está depurando.

Como se va al baño con frecuencia es mejor hacer la limpieza en fin de semana cuando se puede permanecer en casa (la limpieza dura 21 horas). En cada limpieza se limpia únicamente una zona del hígado, por ello la primera vez hay que repetir la limpieza varias veces (cada 3 semanas) hasta que se dejen de expulsar piedras. Posteriormente sólo será necesario realizar un par de limpiezas al año como mantenimiento. Las piedras flotan en el líquido de las deposiciones. La mayoría son de color verde por la bilis. Los tamaños varían según las personas, siendo el tamaño medio el de un guisante.

Aunque es recomendable que todo el mundo realice periódicamente limpiezas de hígado, resulta especialmente importante en las siguientes patologías:

    • Cáncer
    • Candidiasis
    • Depresión
    • Parkinson
    • Cefaleas
    • Tinitus
    • Sida
    • Alopecia
    • Gota
    • Esclerosis Múltiple y Lateral
    • Fibromialgia
    • Alzheimer
    • Epilepsia
    • Arterioesclerosis
    • Glaucoma
    • Arritmias
    • Reflujo gastroesofágico
    • Ovarios Poliquísticos
    • Cirrosis
    • Manchas obscuras edad
    • Endometriosis
    • Artritis y Reumatismo
    • Dermatitis – Eccema – Psoriasis
    • Lupus Eritematoso
    • Diabetes
    • Hipertensión
    • Varices
    • Acné y Rosacea
    • Cistitis
    • Síndrome Premenstrual y Síntomas de Menopausia
    • Esterilidad masculina y femenina

Tanto las úlceras estomacales como la hinchazón intestinal y los gases no se pueden curar de forma permanente si no se eliminan las piedras del hígado. Tener también en cuenta que parásitos como el ascaris pueden producir síntomas de úlcera péptica:

Dado que la quimioterapia es especialmente nociva para el hígado, las limpiezas hepáticas son muy aconsejables en personas que se hayan sometido o se estén tratando con quimioterapia.

La medicina convencional no tiene cura para esta patología. Sin embargo, el restablecimiento es total tras realizar numerosas limpiezas hepáticas a fin de eliminar las piedras de colesterol que forman el hígado graso. Un hígado graso puede almacenar hasta 20.000 piedras hasta que deja de funcionar. Suplementar con ácido tiótico (lipoico) para regenerar el tejido hepático. En caso de patologías hepática evitar totalmente la fructosa (azúcar de la fruta). “Las personas con grandes cantidades de piedras de colesterol en el hígado sufren el riesgo de desarrollar cirrosis hepática, anemia de células falciformes y otras enfermedades sanguíneas” “Limpieza Hepática y de la Vesícula”. Andreas Moritz.

Se recomienda congelar 24 horas los botes de pastillas como mínimo a -29 grados para matar las bacterias que se hayan podido introducir durante el proceso de fabricación. Nunca congelar productos líquidos como el sello dorado para evitar una posible rotura del envase. Imprescindible en personas enfermas o con baja inmunidad.

Por precaución no realizar limpiezas durante el embarazo o lactancia.
Después de la limpieza renal y hepática la Dra. Clark recomienda realizar una limpieza intestinal

    • Sales de Epson 4 cucharadas soperas disueltas en 3/4 de litro de agua
    • Aceite de oliva, prensado en frío 125 cc. (1/3 de vaso)
    • Zumo fresco de pomelo (el rosado es mejor) o la combinación de zumo de limón y naranja, también fresco * Es suficiente exprimir el zumo para 2/3 de vaso
    • Zumo de manzana o cápsulas de ácido málico

Bebe 1 litro al día de zumo de manzana embotellado durante un período de 6 días, (o 3 cápsulas de ácido málico diarias). El ácido málico del zumo de manzana suaviza los cálculos biliares y hace que su paso a través de los conductos biliares sea fácil. Algunas personas sensibles pueden experimentar hinchamiento y ocasionalmente diarrea durante los primeros días. La mayor parte de la diarrea es en realidad bilis estancada, liberada por el hígado y la vesícula (indicado por un color marronoso amarillento). El efecto de fermentación del zumo ayuda a ensanchar los conductos biliares. Si de alguna manera esto resulta incomodo, puedes mezclar el zumo de manzana con agua. Bebe el zumo de manzana poco a poco durante el día, entre comidas (evita beber el zumo durante, justo antes y dos horas después de las comidas, así como por la noche) Esto debe ser además de tu toma diaria de agua. Nota: Usa preferentemente zumo de manzana biológico, a pesar de que para el propósito de la limpieza, cualquier buena marca de zumo, concentrado e incluso sidra iría bien. Puede ser conveniente enjuagar la boca con bicarbonato o cepillar los dientes varias veces al día para prevenir que el ácido dañe los dientes.

Durante la semana entera de preparación y limpieza, evita tomar comidas o bebidas frías o frescas: enfrían el hígado y como consecuencia reducen la efectividad de la limpieza. Toda la comida o bebida debe ser templada o al menos a temperatura ambiente. Para ayudar a que el hígado prepara la purga principal, trata de evitar comida de origen animal, productos lácteos y fritos. Aparte de esto, haz las comidas normales, pero evita llenarte.

La parte principal y final de la limpieza de hígado es mejor que caiga en fin de semana, cuando no estás bajo ninguna presión y dispones de tiempo suficiente para descansar. Aunque la limpieza es efectiva en cualquier momento del mes, es preferible que coincida con luna llena y luna nueva. El período de 6 días de preparación podrían empezar 5-6 días antes de la luna llena.

Mientras dure la limpieza de hígado evita tomar cualquier medicación, vitaminas o suplementos que no sean absolutamente necesarios. Es importante no dar trabajo extra al hígado que pueda interferir con el esfuerzo de limpieza. Asegúrate de limpiar tu colon antes y después de hacer una limpieza de hígado. Ir de vientre con regularidad no es necesariamente una indicación de que tu intestino no está obstruido. La limpieza de colon, debe ser hecha unos días antes o preferiblemente, el sexto día de preparación, ayuda a evitar o minimizar cualquier malestar o náusea que pueda surgir durante la purga de hígado. Previene el retorno de la mezcla de aceite o de desechos del tracto intestinal. Además, ayuda a que el cuerpo acelere la eliminación de las piedras. La Irrigación de Colon (Hidroterapia de Colon) es el método más fácil y rápido para preparar el colon para la limpieza del hígado.

Si por la mañana tienes hambre, toma un desayuno ligero, tal como un cereal caliente, la avena es la elección ideal. Evita el azúcar y demás edulcorantes, especias, leche, mantequilla, aceites, yogur, queso, jamón, huevos, frutos secos, repostería, cereales fríos, etc. Puedes tomar frutas o zumos de fruta. Para la comida toma vegetales sencillos hervidos o al vapor con arroz blanco (preferentemente arroz Basmati) y alíñalos con un poco de sal de roca o sal de mar sin refinar. Repetimos, no comas ninguna proteína, mantequilla o aceite, o corres el riesgo de sufrir malestar durante la limpieza real. No comas ni bebas nada (excepto agua) después de las 14:00 h., de otro modo puede que no saques ninguna piedra. Sigue el plan horario descrito a continuación para obtener el máximo beneficio de la purga de hígado.

18:00 h: Añade cuatro cucharadas de sales de Epson (sulfato de magnesio) a un total de 3/4 de litro de agua filtrada en un recipiente que puedas cerrar. Esta es la medida para 4 tomas. Bebe tu primera porción (3/4 de vaso) ahora. Para deshacerte del sabor amargo de la boca puedes tomar unos pocos sorbos de agua o añadir un poco de zumo de limón al preparado para mejorar el sabor. Algunas personas lo beben con una paja para impedir que el líquido toque la lengua y evitar el mal sabor en lo posible. También puede ser de ayuda cepillarse los dientes o enjuagarse la boca con bicarbonato de sodio.

Una de las principales acciones de las sales de Epson es dilatar (ensanchar) los conductos hepáticos, haciendo más fácil que las piedras pasen. Es más, hace salir desperdicios que pueden obstruir la salida de las piedras. [Si eres alérgica a las sales Epson, en su lugar puedes usar —citrato de magnesio- en las mismas dosis].

20:00h: Bebe tu segunda toma (3/4 de vaso) de sales Epson.

21:30 h:
Si hasta ahora no has hecho ninguna evacuación y tampoco has hecho ninguna limpieza de colon en las últimas 24 horas, harte un enema; esto provocará una serie de evacuaciones.

21:45 h: Lava meticulosamente los pomelos (o limones y naranjas). Exprímelos a mano y quita la pulpa. Necesitarás 3/4 de vaso de zumo. Vierte el zumo y 34 vaso de aceite de oliiva en una jarra que puedas cerrar bien. Cierra la jarra herméticamente y agítala con fuerza unas 20 veces o hasta que la solución esté acuosa. Lo ideal seria que tomases esta mezcla a las 10:00 h., pero si sientes que aún necesitas visitar el baño alguna vez más, puedes retrasar este paso 10 minutos.

22:00 h: Colócate de pié al lado de tu cama (no te sientes) y bebe el preparado, si es posible directamente. Algunas personas prefieren tomarlo mediante una paja de plástico. Si es necesario toma un poco de miel entre sorbos, te ayudará a tragar la mezcla. Sin embargo la mayoría de personas no tiene problemas en beberlo directamente. No te tomes más de 5 minutos para esto (sólo las personas mayores o débiles pueden tomarse más tiempo).

Esto es esencial para ayudar a liberar los cálculos biliares Cierra las luces y mantente tendid@ de espaldas con 1-2 almohadas debajo de la cabeza. La cabeza debe estar más alta que el abdomen. Si esta posición te resulta muy incómoda acuéstate sobre tu lado derecho con las rodillas empujando hacia tu cabeza. Mantente perfectamente acostad@ por al menos 20 minutos y trata de no hablar! Pon la atención en tu hígado. Puede que incluso sientas as piedras viajando a lo largo de los conductos biliares. No sentirás ningún dolor puesto que la bilis que es excretada junto con las piedras, mantiene los conductos biliares bien lubrificados (esto es muy diferente de un ataque de vesícula, donde el magnesio y la bilis no están presentes). Duérmete si puedes.

Si durante la noche sientes necesidad de evacuar, hazlo. Comprueba si ya hay pequeños cálculos (guisantes verdes o de color oscuro) flotando en la taza. Puede que sientas náuseas durante la noche y/o en las primeras horas de la mañana. Esto es principalmente debido a la fuerte emanación de cálculos y tóxicos desde el hígado y la vesícula, empujando el brebaje de aceite de nuevo hacia el estómago. Las náuseas pasarán a medida que avance la mañana.

6:00—6:30 h: Al despertarte, pero no antes de las 6:00 h., bebe tu tercer 3/4 de vaso de sales de Epson (si tienes mucha sed bebe un vaso de agua templada antes de tomar las sales). descansa, lee o medita. Si tienes mucho sueño puedes volver a la cama, aunque es mejor que el cuerpo esté en posición erguida. La mayoría de las personas se encuentran perfectamente y prefieren hacer algún tipo de ejercicio ligero como el Yoga.

venta de cytotec en farmacias de guatemala

Su médico puede utilizar las preguntas de la prueba CAGE u otro cuestionario de evaluación para determinar sus problemas con la bebida. Una alternativa de la prueba CAGE es la prueba AUDIT de 10 preguntas (Prueba de Identificación de Trastornos por Uso de Alcohol) desarrollada por la Organización Mundial de la Salud. El médico también debe preguntarle sobre sus antecedentes de consumo de alcohol y otras drogas.

Le preguntará acerca de cualquier problema relacionado con el alcohol que podría haber tenido en el trabajo, en su casa o con la ley, como meterse en peleas o conducir en estado de embriaguez. Su médico también puede preguntarle sobre síntomas físicos de alcoholismo. Por lo general, estas preguntas son directas pero debe responderlas con sinceridad. Su médico debe ver el alcoholismo como una enfermedad que puede tratarse y no debe responderle como si usted tuviera una razón para sentirse avergonzado. Él se encuentra en una mejor situación para ayudarlo si usted es honesto.

Lo examinará y buscará cuidadosamente cualquier síntoma de mala nutrición y daños en el hígado o nervioso relacionados con el alcohol. También le pedirá que se realice análisis de sangre para ver si tiene anemia, falta de vitaminas y niveles anormales de enzimas del hígado.

Usualmente, para la mayoría de las personas con esta enfermedad, el primer problema relacionado con el alcohol aparece entre los 20 y 40 años. Si no se trata, el alcoholismo por lo general persiste y empeora con el tiempo. Hasta el 30% de las personas con dependencia del alcohol logran abstenerse de la bebida o controlar su consumo sin un tratamiento formal. La enfermedad puede ser fatal; en Estados Unidos aproximadamente 100.000 personas mueren por año por causas relacionadas con el alcohol.

No hay una manera absoluta de prevenir el alcoholismo. Sin embargo, el fuerte apoyo de la familia y las relaciones sólidas con amigos que no consumen alcohol puede ayudar. Los hijos de personas alcohólicas pueden comunicarse con Alateen al 1-888-425-2666.

Pocos pacientes pueden cotrolar la ingesta de alcohol. Con mayo frecuencia, una vez que la persona ha perdido el control de la bebida, es difícil retomar el hábito de beber moderadamente. Por lo tanto, generalmente, el objetivo del tratamiento de esta enfermedad es suspender el consumo de alcohol por completo.

El primer paso de este proceso es reconocer el problema. El bien conocido fenómeno de la negación, que es una parte común de la enfermedad, a menudo torna la enfermedad en una condición crónica. Desafortunadamente, cuánto más tiempo persiste la enfermedad, más difícil es tratarla.

Un médico o un experto en abuso de sustancias pueden ayudar a la persona a observar las consecuencias de la bebida. Si un individuo comienza a pensar en el alcohol como un problema, los grupos de apoyo pueden brindar ayuda para comparar las ventajas y desventajas de la bebida.

Nunca es fácil enfrentar el problema para los miembros de la familia o los amigos. Puede ser necesario que un profesional ayude a las personas queridas, amable pero firmemente, y hable con el bebedor acerca del impacto doloroso que la bebida tiene sobre ellos.

El próximo paso es dejar de beber y hacer un tratamiento para evitar síntomas de abstinencia peligrosos, un proceso denominado desintoxicación. Según sus síntomas, el tratamiento se puede realizar como paciente ambulatorio o en un hospital o un centro de tratamiento de drogas. Durante el proceso de abstinencia, es probable que su médico le recete un medicamento contra la ansiedad denominados benzodiacepinas durante algunos días para aliviar los síntomas de abstinencia.

Después de quitarle la costumbre de beber, es posible que le ofrezcan un medicamento para disminuir la ansiedad. Los dos medicamentos que entran en esta categoría son la naltrexona (ReVia) y el acamprosate (Campral). Como alternativa, a veces es probable que se recete el disulfiram (Antabuse). Este medicamento no reduce las ansias, pero crea un incentivo para no beber, ya que el consumo de alcohol mientras se toma el disulfiram puede provocar nauseas y vómitos.

Luego de la desintoxicación, la mayoría de los alcohólicos necesitan apoyo a largo plazo o asesoría para permanecer sobrios. Los programas de recuperación hacen hincapié en enseñarles a las personas con alcoholismo sobre la enfermedad y ayudarlas a aprender nuevas estrategias para lidiar con el estrés de la vida diaria sin tomar alcohol. La psicoterapia puede ayudar a las personas a lidiar con el estrés y las influencias que estimulan el consumo de alcohol. Muchos pacientes se benefician de los grupos de autoayuda como Alcohólicos Anónimos (AA), Rational Recovery (Recuperación Nacional) o SMART (Entrenamiento en Manejo Propio y Recuperación).

Es muy importante tratar cualquier otro problema, como depresión o ansiedad que podría contribuir al riesgo de beber.

Si su médico sospecha que usted tiene algún daño relacionado con el alcohol en el hígado, el estómago u otros órganos, es probable que necesite realizarse pruebas adicionales y tratamientos para estos problemas. Su médico también le recomendará una dieta saludable con complementos vitamínicos, especialmente vitaminas B.

Llame a su médico si usted o alguna persona cercana tiene algún problema relacionado con el alcohol. Recuerde, el alcoholismo es una enfermedad que puede tratarse, no un signo de debilidad o mal carácter. Cuanto antes comience el tratamiento mejor.

Alrededor del 30% de los alcohólicos son capaces de abstenerse del alcohol de manera permanente sin ayuda de un tratamiento formal o un programa de autoayuda. Para los demás, el curso de la enfermedad es muy variado. Algunas personas pasan períodos de abstinencia, pero luego recaen. A otros les cuesta sostener un período de sobriedad.

Sin embargo, es claro que cuantos más días esté sobrio, mayor es la posibilidad de que permanezca sobrio. Otro hecho motivador: permanecer sobrio puede incrementar la esperanza de vida unos 15 años o más.

National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism, NIAAA (Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y de Alcoholismo)5635 Fishers Lane MSC 9304 Bethesda, MD 20892-9304 Correo electrónico: niaaaweb-r@exchange.nih.gov http://www.niaaa.nih.gov/

National Clearinghouse for Alcohol and Drug Information, NCADI (Centro Nacional de Información sobre el Alcohol y las Drogas) 11420 Rockville Pike Rockville, MD 20852 Teléfono: 301-770-5800 Gratuito: 1-800-729-6686 Fax: 301-468-7394 TTY: 1-800-487-4889 http://www.health.org/

Alcoholics Anonymous World Services, Inc. (Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos)Grand Central Station P.O. Box 459 New York, NY 10163 http://www.alcoholicsanonymous.net/

Al-Anon/Alateen Al-Anon Family Group Headquarters, Inc. 1600 Corporate Landing Parkway Virginia Beach, VA 23454-5617 Teléfono: (757) 563-1600 Fax: (757) 563-1655 Correo electrónico: wso@al-anon.org Web: http://www.al-anon.alateen.org/

Última revisión: 2012

Última modificación: 2012

Fuente: Copyright © 2012 por Harvard University. Todos los derechos reservados.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:

Un estómago distendido o hinchado es un problema común abdominal que puede ser causadao por el consumo del alcohol. La hinchazón puede ocurrir debida a los ingredientes contenidos en el alcohol y los alimentos consumidos antes o mientras bebe la misma. No es sólo el estómago, si no que el alcohol puede incluso causar la hinchazon en la cara, especialmente las mejillas.

Los consejos para controlar la distensión por el alcohol
# Coma bien antes de consumir el alcohol. Un estómago vacío sólo se sumará a la formación del gas.

# Evite el consumo excesivo del alcohol. Esto no sólo fomenta la distensión, sino que también conduce a otros problemas de la salud.

# Tome un descanso del alcohol y beba un poco del agua en el medio, ya que ayuda a deshacerse de la inflamación. El agua reduce la producción de los gases en el estómago.

# Los medicamentos de la farmacia como Beano, Alka Seltzer y tabletas Midol, pueden ser útiles para aliviar la hinchazón excesiva y las molestias asociadas con ella.

# Hacer los ejercicios o caminar por un tiempo, puede ayudar a aliviar la hinchazón. Algunos ejercicios de yoga y las posturas también son conocidos por ser eficaces.

# Evite comer los alimentos como el brócoli, la col y el trigo y los productos de grano, que se sabe que causan hinchazón.

# Los puntos de la acupresión en el dedo meñique se sabe que reducen eficazmente la hinchazón por el alcohol. Estire y presione la punta del dedo meñique de cada mano durante unos cinco minutos, tres veces al día con este fin.

# Sumergirse en una tina con el agua tibia y la sal epsom ayudará a hacer frente al gas y la hinchazón.

# Evite tragar aire con la goma de mascar, el tabaco y el consumo de las bebidas gaseosas.

CITA: BMJ 327(7416):664-667, Sep 2003

MICRO: Los trastornos por el consumo de alcohol son comunes en los ancianos y se asocian con considerable morbilidad. El mayor número de personas ancianas a nivel mundial implica un aumento en los ancianos con trastornos por consumo de alcohol y la necesidad de mejorar la provisión de servicios de salud a esta población.

La atención de los medios y las iniciativas de salud pública relacionadas con los trastornos del consumo de alcohol suelen enfocarse hacia la gente joven. Sin embargo, el consumo de alcohol es frecuente entre las personas mayores y se asocia con problemas de salud. Además, en los ancianos, el consumo de alcohol suele no detectarse, ya que los programas de detección están apuntados a los más jóvenes.

Se realizó una búsqueda de artículos y revisiones de PubMed en el área de trastornos de consumo de alcohol en los ancianos.

Se acepta que la prevalencia del uso de alcohol en los ancianos es inferior que en la gente joven, pero las tasas pueden subestimar este problema, debido a la escasa detección y a los diagnósticos equivocados.

La mayoría de los estudios fueron realizados en Norteamérica y los resultados no pueden ser extrapolados a otras culturas. Las tasas también varían de acuerdo con los criterios de diagnóstico utilizados, con tasas más altas para "consumo excesivo de alcohol" y "abuso de alcohol" que "síndrome de dependencia del alcohol". Ciertos estudios han estimado la prevalencia del uso de alcohol o dependencia en 2% a 4%, con tasas más elevadas de 17% (hombres) y 7% (mujeres) cuando utilizaron criterios más amplios como consumo excesivo de alcohol. La prevalencia en los ancianos hospitalizados es superior a la de los ancianos de la comunidad, contando con 14% para los pacientes en servicios de emergencia, 18% para los atendidos en clínica médica y 23% a 44% para los internados en áreas psiquiátricas. Los factores sociodemográficos también influyen e incluyen el sexo masculino, estar socialmente aislado, ser soltero, separado o divorciado.

Existen varias razones por las cuales no se realiza un diagnóstico adecuado en estos pacientes, lo que lleva a subestimar el problema. Un estudio identificó 10% de ancianos con evidencias de alcoholismo, pero menos de la mitad tenía registros de consumo de alcohol en la historia clínica. Esto puede deberse a que los médicos suelen tener pocas sospechas sobre el consumo de alcohol al interrogar a una persona mayor y no suelen derivar a los ancianos para el tratamiento con un especialista.

La presentación de los trastornos por consumo de alcohol en los ancianos puede ser atípica (como caídas, confusión, depresión) o enmascarada por enfermedades comórbidas, lo que dificulta aun más el diagnóstico.

No se han podido establecer límites apropiados para el consumo de alcohol en aquellas personas mayores de 65 años pero éstos suelen ser menores que los recomendados para personas más jóvenes. Por otro lado, las características de los trastornos por consumo de alcohol identificadas por cuestionarios en pruebas de detección y los sistemas de clasificación diagnóstica pueden no ser aplicables a los ancianos debido a circunstancias de la vida y diferentes características de la salud. Por ejemplo, los ancianos tienen menos probabilidades que los jóvenes de enfrentar complicaciones sociales, ocupacionales o legales debido al consumo de alcohol y son más propensos a tener consecuencias físicas y alteraciones de la salud.

Para poder valorar los trastornos por consumo de alcohol en los ancianos es imprescindible tomar en cuenta la ingesta de alcohol de toda la vida y no solamente las cantidades que ingiere el paciente actualmente. Estos factores conllevan a la falta de detección de los trastornos del uso del alcohol y dan una falsa impresión de la verdadera extensión de este problema.

Efectos del alcohol en los ancianos

Los trastornos del uso de alcohol en los ancianos se asocian con una amplia gama de impedimentos físicos, sociales, psicológicos y cognitivos. Los cambios en el metabolismo llevan a que cantidades equivalentes de alcohol produzcan mayores niveles de alcoholemia en los ancianos.

Los trastornos médicos suelen ser más comunes en estos pacientes que entre la población general de la misma edad. Los antecedentes de abuso de alcohol se asocian con mayores enfermedades, más visitas del médico, más síntomas depresivos y menores relaciones sociales.

El consumo leve a moderado de alcohol se ha asociado en forma reciente con una reducción del riesgo de enfermedad coronaria, ictus y demencia. No obstante, los perfiles de personalidad y las características sociales de quienes que beben en forma moderada pueden diferenciarse de las que presentan los no bebedores y los que lo hacen en exceso, y éstas han sido menos estudiadas. Posiblemente, estas características modifiquen este efecto protector aparente.

El tratamiento de los trastornos por consumo de alcohol se puede dividir en los aspectos físicos o médicos y los psicológicos. El tratamiento físico, a su vez, puede ser dividido en alternativas terapéuticas para la etapa aguda o para la profilaxis. Los autores recomiendan la hospitalización para una desintoxicación rápida. Inicialmente se deben corregir los desequilibrios hidroelectrolíticos, junto con la administración de tiamina para prevenir los síndromes de Wernicke y de Korsakoff. La administración de benzodiazepinas en los ancianos debe realizarse en forma cuidadosa, debido a la elevada sensibilidad a los efectos adversos y a la alteración de la farmacocinética, especialmente entre los internados con enfermedades graves. El uso de fármacos para promover la abstinencia no ha sido evaluado en este grupo. El disulfiram debe utilizarse cuidadosamente y sólo a corto plazo por el riesgo de precipitar un estado confusional. La naltrexona ha demostrado ser eficiente para prevenir la recaída en sujetos entre 50 y 74 años.

Para mejorar el enfoque de esta patología es necesario realizar estrategias de prevención primaria, secundaria y terciaria. La prevención terciaria incluye el tratamiento antes mencionado. El conocimiento de que una gran proporción de los ancianos desarrollan trastornos por consumo de alcohol debe tenerse en cuenta en la prevención primaria. Los trastornos de alcoholismo pueden surgir en los ancianos cuando existe un contexto de congoja, cambio de rol o enfermedad. Los instrumentos de diagnóstico y clasificación deben modificarse para su uso en los ancianos. Es decir, deben enfocarse más en los efectos del alcohol sobre la salud y no tanto en los aspectos legales, sociales u ocupacionales. La prevención secundaria debe concentrarse en aquellos ancianos que tengan una conducta con la bebida que, aunque no llene los criterios de abuso o de dependencia, pueda poner su salud en riesgo. Por ejemplo, un anciano que cursa un tratamiento anticoagulante y toma cantidades moderadas de alcohol puede estar poniendo su salud en riesgo.

El aumento de la población anciana a nivel mundial implica que el número absoluto de personas ancianas con trastornos por consumo de alcohol se está incrementando. Poco se conoce acerca de los efectos a largo plazo del alcohol en personas que han consumido grandes cantidades de alcohol en su juventud y en cómo esto afecta su capacidad para envejecer sanamente.

Los trastornos del abuso de alcohol en los ancianos pueden llegar a ser una epidemia silente; sin embargo, la atención de los medios y de las iniciativas de salud pública se centran casi exclusivamente en el consumo de alcohol por parte de los más jóvenes. Se requiere más atención a los programas de atención primaria, secundaria y terciaria que deben concentrarse en el número en expansión de los miembros más ancianos de la sociedad.

Los trastornos por consumo de alcohol en los ancianos deben ser redefinidos para que los servicios de salud se puedan acomodar al cambio demográfico. Esta nueva definición debe tomar en cuenta la mayor vulnerabilidad de los ancianos a los efectos adversos del alcohol y los numerosos escollos envueltos en la falta de detección y de diagnóstico de dichos problemas.

Se trata de una guía informativa que pretende provocar una reflexión sobre el consumo de alcohol en el joven, repasando con un lenguaje muy cercano y sencillo algunas de las situaciones que pueden presentase a los jóvenes al relacionarse con el alcohol y las consecuencias de su consumo.

  • Diseñar programas de educación, en los que se incida no sobre los efectos negativos del consumo alcohólico, sino sobre los efectos positivos del no consumo, este pequeño matiz, haría que las medidas tuvieran una mejor acogida general y una mayor eficacia.
  • Orientar las actuaciones en el nivel educativo cuestionando y delimitando los efectos positivos del alcohol, que es el conjunto de creencias más desarrollado. Se debe partir de una información realista, que sitúe en su término más justo los "efectos reforzantes" del alcohol, pero que también muestre sus límites. Además existen una serie de creencias erróneas respecto al alcohol (aumento de la potencia sexual, modo de combatir el frío, o como utilidad terapéutica), transmitidas de generación en generación que necesitan ser desmontadas.
  • Desarrollar programas de entrenamiento en habilidades sociales, para actuar principalmente en la preadolescencia, antes de que se instaure el consumo habitual de alcohol, para ayudar a esta población a hacer frente a la enorme presión que el grupo ejerce sobre aquellos que no beben. Para ello se debe formar a profesores del sistema educativo, educadores de calle, animadores sociales, etc.
  • Hay que utilizar medidas eficaces que no tienen porque ser las más costosas. Hacer más baratas las bebidas no alcohólicas, ya que actualmente es más barato consumir una bebida alcohólica que un refresco, así como potenciar bebidas exóticas con menor o nulo contenido alcohólico pero "que entren por los ojos" a los jóvenes.
  • Conseguir imponer líneas de trabajo que logren que la edad de inicio del consumo habitual de alcohol se retrase lo máximo posible, lo cual tendrá una incidencia importante en la prevención de los consumos problemáticos del alcohol.
  • Formular objetivos para evitar la desconexión de los adolescentes de los sistemas de contexto, sobre todo educativo, modificar las creencias de adolescentes y jóvenes sobre el alcohol, trabajando fundamentalmente sobre las motivaciones de consumo, o diseñar estrategias para reducir lo máximo posible el dinero que los jóvenes llevan encima los fines de semana.
  • Actuar sobre los espacios físicos por donde se mueve la juventud, revisando su diseño. Así podemos:
    • Ceder lugares donde creemos espacios lo más parecidos a los bares y ponerlos en manos de grupos o entidades no controlados por la Administración, que les dé más libertad.
    • Estimular programas que comporten la presencia de educadores en lugares que ellos frecuentan.
    • Obligar a los bares a crear espacios alejados de la barra y con un volumen de música reducido que permita la comunicación y la organización de actividades atractivas que concentren el tiempo de ocio y diversión.
  • Incidir en la importancia de la familia como factor regulador del consumo y como medio de información.
  • Por último, estimular el debate entre las diversas fuerzas políticas para la creación de diversos programas juveniles de control y prevención de las adicciones.
  • Búsqueda de nuevos motivos para el consumo, destacando sobre todo la afectación en la esfera psicoactiva de la personalidad. Evasión de lo cotidiano, conseguida mediante la embriaguez, bebiéndose más alcohol y de más graduación.
  • Concentración de los períodos de bebida durante el fin de semana o períodos festivos, con incremento de "borracheras", y lo que ello conlleva como alteraciones del orden público o accidentes de tráfico.
  • Progresivo descenso de la edad de inicio de consumo de bebidas alcohólicas, que según algunos estudios, se localiza sobre los 12 años, aunque es en torno a los 16 años donde se produce una modificación de las pautas de consumo.
  • La cerveza (entre semana) y las bebidas de alta graduación "combinados" (los fines de semana) encabezan el ránking de bebidas preferidas entre los jóvenes.
  • En el entorno adolescente y juvenil el consumo de alcohol se suele producir fuera de casa y en espacios donde se producen las relaciones sociales de los jóvenes. Así mientras el consumo se produce en lugares donde hay relaciones entre iguales, hay una ausencia de consumo en el contexto familiar.
  • Las creencias predominantes sobre el alcohol siguen destacando sus "efectos positivos" como hemos visto anteriormente, dejando los aspectos negativos "para los demás"("eso no me pasará a mí").

La creencia más compartida entre los diferentes grupos de adolescentes y jóvenes, tiene que ver con la asociación, según su opinión, entre el consumo de alcohol y las "consecuencias positivas" que este proporciona. Entre estas destacan, según ellos indican, una potenciación de la actividad psico-física ( alegría, euforia, superación de la timidez y retraimiento, mejoría del estado de ánimo, etc.), posibilidad de diversión e integración dentro del grupo de amigos donde la mayoría consumen.

Miercoles, 09 de Marzo de 2016 - 19:06

Una de las funciones principales de los riñones es la filtración, en forma de orina, de los excesos de agua y toxinas que se producen en el organismo, además de regular componentes como el calcio o la vitamina D.

Cuando se producen fallos en este órgano, el riñón deja de filtrar la sangre, por lo que las sustancias que anteriormente se encargaba de regular, como las de desecho o el exceso de agua, comienzan a retenerse en el organismo, haciendo que tóxicos como la urea y la creatinina se acumulen en la sangre.

Una enfermedad renal no suele presentar síntomas hasta que la afección llega a etapas más avanzadas, razón por la cual, según los especialistas, se denomina “enfermedad silente”. La Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón destaca la importancia de un diagnóstico precoz para evitar complicaciones, por lo que es recomendable prestar atención a los siguientes síntomas tempranos:

  1. Cambios en la micción como, por ejemplo, levantarse durante la noche a orinar (nocturia) o hacerlo con más frecuencia y en mayor o menor cantidad de lo normal.
  2. Cambios en el aspectode la orina, como un color más claro o la presencia de sangre.
  3. Retención de líquidos, lo que da lugar a una mayor hinchazón de las piernas, los tobillos, los pies, la cara y las manos.
  4. Cansancio y fatiga ocasionada por la retención de líquidos.
  5. Anemia, en algunos casos, debido al fallo renal.
  6. Picor en la piel, también denominado prurito, provocado por la retención de tóxicos que pueden depositarse en la piel.
  7. Sabor metálico en la boca y un olor a amoníaco en el aliento, debido, todo ello, a una acumulación de la urea en la saliva.
  8. Náuseas y vómitos, además de pérdida del apetito o de peso.
  9. Por último, cuando el riñón presenta insuficiencia, produce un aumento de la tensión arterial pudiendo causar hipertensión.

Las causas por las que se puede producir una disminución del filtrado glomerular son múltiples, tanto por agresiones directas como de forma indirecta debido a otras enfermedades.

La diabetes mellitus junto con la hipertensión arterial son las dos causas más frecuentes que dan lugar a un fallo renal, razón por las que estas patologías requieren un control periódico de las funciones renales del paciente para poder evitar su agravamiento.

Además, existen otros factores de riesgo que aumentan las probabilidades de padecer un fallo de este tipo, tales como enfermedades hereditarias, inmunológicas y algunos medicamentos como los antiinflamatorios o quimioterápicos.

Uno de los principales consejos que plantea la Federación para evitar problemas renales es adaptarse a un estilo de vida saludable, es decir, incluyendo “recomendaciones cardiosaludables”, ya que las medidas que ayudan a cuidar el corazón sirven para prevenir fallos renales.

Para evitar tanto las patologías renales como las coronarias, es necesario reducir el consumo de sal, ya que los alimentos de por sí ya la contienen, del mismo modo que se debe optar por evitar los excesos de grasa y otras sustancias nocivas como el alcohol o el tabaco.

venta de pastillas cytotec venezuela

Después de establecer el diagnóstico de hipoglucemia, debería determinarse la causa de ésta. Clásicamente las hipoglucemias se han clasificado en aquellas relacionadas con el ayuno y aquellas relacionadas con la ingesta, aunque esta clasificación no resulta práctica para los pacientes críticos. Por ello a continuación presentaremos una clasificación basada en las causas productoras de hipoglucemia en los pacientes críticos. Dentro de esta clasificación la administración de insulina exógena, el alcohol y las drogas, las disfunciones orgánicas, la nutrición parenteral total, el tratamiento de la hiperkalemia con insulina y los quemados extensos son las causas más frecuentes de hipoglucemias encontradas en el paciente crítico.

A. Estados de hiperinsulinismo:

- Administración exógena de insulina (con terapia convencional, o bien perfusión continua de insulina).

B. Hipoglucemia inducida por etanol que puede ocurrir tras la ingesta de alcohol en pacientes sanos o alcohólicos crónicos.

C. Hipoglucemia inducida por drogas. Las drogas que pueden inducir hipoglucemias incluyen las sulfonilureas, quinina, propranolol, disopiramida, fenilbutazona y salicilatos. Hay otras muchas drogas que ocasionalmente se han descrito como productoras de hipoglucemia, aunque su relevancia es mucho menor.

- Enfermedades hepáticas. Estas incluyen cirrosis hepática, insuficiencia hepática fulminante, congestión hepática severa secundaria a fracaso cardíaco congestivo, hígado graso del embarazo y enfermedades infiltrativas hepáticas ( metástasis, amiloidosis ).

- Enfermedades renales. Las hipoglucemias pueden ocurrir en la insuficiencia renal crónica cuando se asocia a enfermedad hepática, fallo cardíaco congestivo, sepsis, etc.

- Sepsis. La hipoglucemia puede observarse en sepsis por Gram negativos, colangitis, abscesos hepáticos, SIDA resultado del ayuno, insuficiencia adrenal y tratamiento con pentamidina.

E. Nutrición parenteral total y tratamiento insulínico para la hiperkalemia.

F. Grandes quemados junto a sepsis, shock o fracaso renal agudo.

G. Causas endocrinas, tales como hipopituitarismos e hipoadrenalismos pueden ser causas de hipoglucemias.

I. Hipoglucemia facticia producida por inyecciones de insulina o ingestión de antidiabéticos orales de forma voluntaria. Tabla 3

J. Hipoglucemias alimentarias secundarias a la cirugía gástrica son frecuentes en pacientes sometidos a gastrectomías, gastroyeyunostomías o vagotomías y piloroplastia.

K. Tumores productores de sustancias parecidas a la insulina, tales como tumores mesenquimales, sarcomas, tumores hepatocelulares, etc. Los tumores mesenquimales productores de hipoglucemias pueden ser benignos o malignos.

H. Hipoglucemia idiopática o funcional. Este tipo de hipoglucemia postprandial se diagnostica por exclusión del resto de causas de hipoglucemia y es infrecuente en pacientes críticos.

Las manifestaciones clínicas de la hipoglucemia son muy variadas e inespecíficas. Los síntomas derivados se pueden clasificar en dos grupos, aquellos que resultan de la descarga simpática secundaria a la activación del simpático y las derivadas de la neuroglucopenia. Dentro de los síntomas derivados de la descarga simpática destacan las palpitaciones, temblor, sudoración, palidez y ansiedad. Dentro de los síntomas derivados de la neuroglucopenia destacan la fatiga, hambre, trastornos del comportamiento, síntomas visuales, focalidad neurológica y coma.

En pacientes diabéticos controlados con insulina, los síntomas de la hipoglucemia no siempre se presentan, así los pacientes con una diabetes de larga evolución pueden no presentar los síntomas típicos de hipoglucemia hasta que los niveles de glucemia alcanzan niveles muy bajos. Por otro lado, los diabéticos mal controlados pueden desarrollar síntomas de hipoglucemia con niveles de glucemia más elevados que los que se presentan en el ayuno. Así pues, los diabéticos insulíndependientes deberían tener mucho cuidados con la cantidad de insulina que se administran, el lugar de la inyección, los hábitos alimenticios, la cantidad de ejercicio que realizan, así como la toma de drogas y alcohol.

Las hipoglucemias que se presentan con el ayuno o después de realizar ejercicio sugieren una hipoglucemia orgánica reflejo de una enfermedad grave. Al contrario, los síntomas y signos que ocurren después de la ingestión de comida, hipoglucemias postprandiales, es muy probable que sean reactivas y por lo tanto de mejor pronóstico.

Con la aparición de la hipoglucemia, los signos que aparecen son el resultado de la descarga adrenérgica y la neuroglucopenia. La rápida mejoría de los síntomas y signos con la administración de glucosa confirmaría el diagnóstico de hipoglucemia. Los signos físicos usuales durante una hipoglucemia incluirían la taquicardia, dilatación pupilar, palidez, piel fría, signos neurológicos tales como hemiparesia, reflejo cutáneo plantar extensor, afasia transitoria, convulsiones, posturas de descerebración o decorticación y coma. Las alteraciones del comportamiento y de las funciones cognoscitivas, demencia senil y otros síndromes orgánicos de la personalidad pueden presentarse tras episodios repetidos y desapercibidos de hipoglucemias. Otras alteraciones secundarias a la hipoglucemia serían alteraciones en la presión arterial, arritmias cardíacas, alteraciones en la temperatura corporal y neuropatía periférica. Durante los episodios de hipoglucemia hay un aumento en la presión arterial sistólica, aunque la diastólica puede subir también. Contracciones auriculares y ventriculares prematuras también pueden presentarse. La fiebre por encima de 38º C también puede presentarse y se correlacionaría con convulsiones o edema cerebral.

Es muy importante recordar que entre los episodios de hipoglucemia el sujeto puede estar libre de síntomas y signos. También sería de interés a la hora de la exploración física hacer hincapié en el hallazgo de signos físicos compatibles con enfermedades sistémicas, tales como enfermedades hepáticas o renales. De igual forma debería buscarse signos físicos de hipopituitarismo, hipoadrenalismo e hipotiroidismo en pacientes afectos de hipoglucemia.

3. 6. HALLAZGOS DE LABORATORIO

Alteraciones en la analítica sanguínea electrocardiograma y en el electroencefalograma pueden observarse en la hipoglucemia. En la analítica sanguínea puede observarse un aumento en el hematócrito y hemoglobina, además inmediatamente antes de la aparición de la hipoglucemia hay un aumento en los linfocitos seguidos posteriormente de neutrofilia. Las alteraciones electrocardiográficas incluyen depresión del segmento ST, alteraciones de la onda T y prolongación del intervalo QT. Las anormalidades encontradas en el electroencefalograma consistirían en una disminución de las ondas alfa y un aumento en las ondas delta.

Los niveles de glucemia en plasma son generalmente un 15% más altos que lo que correspondería a la glucosa en sangre completa. Las muestras de plasma deberían usarse para la determinación posterior de las concentraciones insulina, péptido C y proinsulina una vez documentada la hipoglucemia.

La hipoglucemia espúrea debe ser excluida especialmente cuando la hipoglucemia no se correlaciona con la clínica y no encontramos una causa desencadenante. Los niveles de glucemia en sangre total descienden unos 10-20 mg/dl/h debido a la actividad metabólica de los leucocitos y eritrocitos, si los tubos son dejados a temperatura ambiente durante un periodo de tiempo largo. La separación del plasma rápida es eficaz para impedir la glucolisis. Un aumento en las células sanguíneas provocado por procesos leucémicos, reacciones leucemoides o policitemia vera pueden ocasionar niveles bajos de glucemia. La presencia de heparina o anticuerpos antiinsulina en plasma también falsean las determinaciones de insulina.

En pacientes con diabetes insulíndependiente la hipoglucemia debería considerarse siempre en el diagnóstico diferencial de los pacientes con alteraciones en el nivel de conciencia o coma. Hay una serie de hechos de la historia que son útiles para identificar los pacientes con riesgo de desarrollarla, entre los que se encontrarían una administración excesiva de insulina, ingestión de alcohol, ayuno, ejercicio físico, deficiencia crónica de cortisol u hormona de crecimiento, o bien la presencia de títulos elevados de anticuerpos antiinsulina en suero. Las alteraciones en los mecanismos de contrarregulación también juegan un papel importante en la producción de hipoglucemia, especialmente en los pacientes diabéticos insulíndependiente. La administración de beta-bloqueantes junto con alteraciones en la secreción de glucagón pueden favorecer la hipoglucemia.

El diagnóstico de insulinoma se realizaría por la demostración de niveles elevados de péptido C y proinsulina en plasma. Las exploraciones para la localización del insulinoma incluirían la ecografía, la tomografía computerizada, la resonancia magnética nuclear y la arteriografía.

En todas las situaciones de hipoglucemia espontánea la ingestión de alcohol debería tenerse en cuenta. En las hipoglucemias inducidas por drogas la historia clínica tiene un papel fundamental a la hora de realizar el diagnóstico.

Debido a la pobre relación existente entre la extensión de la enfermedad hepática y la hipoglucemia, en todos los pacientes con glucemias basales o postprandiales menores o igual a 40 mg/dl debería estudiarse la posibilidad de enfermedad hepática. En los pacientes con insuficiencia renal crónica e hipoglucemia es importante excluir problemas hepáticos, hipopituitarismos, hipoadrenalismos o hipoglucemias inducidas por drogas mediante la historia clínica y las pruebas de laboratorio pertinentes. En los pacientes sépticos la hipoglucemia debería siempre considerarse dentro del diagnóstico diferencial en caso de alteración del nivel de conciencia o trastornos del comportamiento. De la misma forma si hay sospecha de alteraciones endocrinas deberían realizarse las pruebas de laboratorio para descartar hipopituitarismo, hipoadrenalismo, déficit de glucagón o hipotiroidismo. La hipoglucemia de ayuno, junto a malnutrición, puede verse aún en nuestros hospitales. Estos pacientes pueden desarrollar una hipoglucemia resistente al tratamiento. Habrá que tener en cuenta a las embarazadas y lactantes, las cuales pueden desarrollar una hipoglucemia más rápidamente cuando se reduce el aporte nutricional.

Ciertos tumores, entre los que se encuentran particularmente sarcomas, hepatomas y tumores del tracto biliar pueden secretar factores de crecimiento parecidos a la insulina que producen hipoglucemia, a menudo en presencia de caquexia.

La hipoglucemia facticia es el resultado de la administración inadecuada de insulina o antidiabéticos orales, lo que produce una elevación de los niveles de insulina en plasma, pudiéndose diagnosticar la situación erróneamente como insulinoma. En la hipoglucemia generada por la administración inadecuada de insulina los niveles plasmáticos de péptido C están bajos, cuando los niveles de insulina permanecen altos; igualmente la aparición de anticuerpos contra la insulina, en sujetos que no necesitan la administración terapéutica de ésta, nos indicaría la utilización inadecuada de insulina (con la utilización de insulina humana la detección de anticuerpos contra la insulina, generados con la utilización de insulinas animales, ha perdido su valor). En sujetos que desarrollan hipoglucemia por la ingesta inadecuada de antidiabéticos orales, presentan niveles altos de insulina y péptido C en plasma, simulando un insulinoma; sin embargo la búsqueda de metabolitos de las sulfonilureas en plasma y orina confirmaría el diagnóstico.

Las hipoglucemias producidas tras la ingesta alimentaria se asocian en muchas ocasiones a cirugía gástrica previa, aunque en algunas ocasiones se desarrolla sin antecedentes de cirugía gástrica; en estas ocasiones, el vaciado gástrico rápido puede ser demostrado por tránsitos digestivos baritados o estudios isotópicos del tracto digestivo superior.

En todo paciente en coma debería administrarse glucosa intravenosa. Inicialmente de 25 a 50 ml de glucosa al 50% debería ser administrada rápidamente, seguida de una perfusión de glucosa al 10% tanto tiempo como fuera necesario hasta que apareciera hiperglucemia leve o persistente. En algunos pacientes es necesario suplementar la perfusión de glucosa al 10% con bolos intermitentes de glucosa al 50%.

De cualquier forma el paso más importante en el tratamiento de la hipoglucemia es la búsqueda de la causa desencadenante, y por lo tanto buscar la posible duración y severidad de la misma.

En las hipoglucemias inducidas por drogas una perfusión prolongada de glucosa al 10% puede ser necesaria para mantener unos niveles de glucemia en sangre en torno a 200 mg/dl. Si estos niveles de glucemia no pueden ser mantenidos con la perfusión glucosa al 10% a un ritmo de 200 ml/h, habrá que mantener la perfusión junto a:

1. 100 mg de hidrocortisona y 1 mg de glucagon por cada litro de glucosa al 10% administrada durante el tiempo que sea necesario.

2. Además una perfusión de 300 mg de diazóxido en glucosa al 5% administrado durante un periodo de 30 minutos y repetidos cada 4 horas hasta que los niveles de glucemia aumenten y se sitúen por encima de 200 mg/dl (la administración de diazóxido disminuye la secreción de insulina). Conforme los niveles de glucemia se van elevando la hidrocortisona, el glucagón y el diazóxido se suspenderán y la velocidad de infusión de glucosa al 10% se disminuirá. Cuando se presenta hiperglucemia persistente a pesar de la infusión de glucosa al 5% se suspenderá la glucosa durante un periodo de 24 horas.

Es posible que el médico solicite exámenes de laboratorio como:

Tratamiento

El médico discutirá los posibles tratamientos con la persona, dependiendo de la causa de la enfermedad hepática y puede recomendar una dieta alta en calorías en caso de que la persona esté perdiendo peso. Se puede dar adenina (Hepadif, Pleon), y en la hepatitis vírica, lisozima. La persona misma puede tomar las siguientes medidas:

  • Consumir la mayoría de las calorías temprano en el día
  • Descansar, sobre todo cuando se sientan los síntomas

Grupos de apoyo

Hay grupos de apoyo para personas que sufren todos los tipos de hepatitis, los cuales pueden ayudar al paciente a conocer lo último en tratamientos y a enfrentar mejor el hecho de tener la enfermedad.

El pronóstico depende de muchos factores, incluyendo la causa de la hepatitis y el hecho de que la persona tenga o no enfermedades o afecciones adicionales que puedan complicar el tratamiento o la recuperación. Muchas personas se recuperan completamente. Sin embargo, al hígado le puede tomar meses para sanar.

Ochenta por ciento de aquellas personas con hepatitis C pasan a tener enfermedad hepática crónica y, posiblemente, insuficiencia hepática (cirrosis) o cáncer del hígado. La hepatitis C es la razón número uno para recibir un trasplante de hígado en los Estados Unidos.

Complicaciones

Se puede presentar daño hepático permanente, insuficiencia hepática o cáncer del hígado. Otras complicaciones incluyen peritonitis bacteriana espontánea (cuando el líquido en el abdomen se infecta) y várices esofágicas que pueden sangrar en forma considerable.

Situaciones que requieren asistencia médica

La persona debe llamar al número local de emergencias (061) si:

  • Tiene síntomas relacionados con acetaminofén u otros medicamentos: puede necesitar que se le haga un lavado del estómago
  • Vomita sangre
  • Presenta heces con sangre o negras
  • Está confundida o delira

La persona debe llamar al médico si:

  • Tiene cualquier síntoma de hepatitis o cree que se ha expuesto a las hepatitis A, B o C.
  • No puede retener alimento debido al vómito excesivo. Es posible que la persona necesite recibir nutrición por vía intravenosa (a través de una vena).
  • Ha viajado a Asia, África, América del Sur o Centroamérica.

Las siguientes vacunas contra la hepatitis están disponibles:

  • La vacuna contra la hepatitis A está disponible para las personas en los grupos de alto riesgo, como trabajadores de guarderías y residencias de ancianos, trabajadores en laboratorios y aquellas personas que viajan a lugares del mundo donde la hepatitis es común. También se recomienda la vacuna de rutina en la infancia contra la hepatitis A.
  • La vacuna contra la hepatitis B ahora se le aplica a todos los bebés y niños no vacunados antes de los 18 meses. La vacuna está disponible para los adultos en riesgo alto, como los profesionales de la salud, usuarios de drogas intravenosas y aquéllos con comportamientos sexuales arriesgados.

Una inyección de inmunoglobulina también puede prevenir la infección e incluso sirve después de haber estado expuesto:

  • Puede administrarse poco después de haber tenido contacto cercano (como besar o compartir utensilios) con alguien a quien se le diagnosticó hepatitis A en las últimas dos semanas.
  • Debe administrarse de inmediato, junto con la vacuna contra la hepatitis B, a un bebé nacido de una madre con hepatitis B.

  • Evitar el contacto con sangre o hemoderivados. Se deben tomar precauciones si esto es parte del trabajo.
  • Evitar el contacto sexual con una persona infectada con hepatitis o con una historia médica desconocida. Se debe practicar el sexo seguro en todo momento.
  • Lavarse las manos después de ir al baño y antes de manipular alimentos.
  • Evitar compartir platos, utensilios o baños con alguien que tiene hepatitis A.
  • NO compartir cuchillas de afeitar, agujas o cepillos de dientes.
  • Al viajar a áreas endémicas, no comer alimentos crudos o parcialmente cocidos. Tomar agua envasada.
  • No inyectarse drogas psicoactivas por vía intravenosa. Si la persona ya es un usuaria de este tipo de drogas, nunca debe compartir agujas y debe buscar ayuda de un programa de intercambio de agujas o de tratamiento para drogas.
  • Ser cauteloso al hacerse colocar tatuajes o perforaciones (piercings ).
  • No tomar alcohol al mismo tiempo que está tomando acetaminofeno. Si la persona ya tiene hepatitis, no debe utilizar ninguno de los dos para evitar daño adicional al hígado.

Cuándo hacerse una prueba para hepatitis:

  • Se debe hacer una prueba para hepatitis B o C si se tuvo contacto sexual o se compartieron agujas con alguien que puede haber tenido uno de estos virus.
  • Esto se debe hacer incluso si la persona no tiene síntomas.

Referencias

Rocca LG. Management of patients with hepatitis C in a community setting: diagnosis, discussions and decisions to treat. Ann Fam Med. 2004; 2(2): 116-124.

Lin KW. Hepatitis B. Am Fam Physician. 2004; 69(1): 75-82.

Zimmerman RK. Recommended childhood and adolescent immunization schedule. Am Fam Physician. 2003; 67(1): 188,190, 195-196.

Tomado de Amibiasis, CDC, Atlanta, 1999.

Conclusiones y Recomendaciones del grupo de expertos sobre amibiasis, OMS/OPS, Abril de 1997.

1.OMS. Amoebiasis - an expert consultation. Weekly Epidemiological Record No.14. Ginebra, Abril 1997.

2.Ravdin J. Amebiasis. Clinical Infectious Diseases 1995, 20:1453-1466.

3.Reed S.L. and Ravdin J. Amebiasis. En Blaser M., Smith P. and Ravdin J.(editores) Infections of the Gastrointestinal Tract. Raven Press, New York, 1995.

Una de las principales funciones del hígado es almacenar y filtrar sangre. Éste recibe aporte sanguíneo por 2 vías:

  • La vena porta hepática: 65 a 85 % de aporte de la sangre. La oxigenación de las células hepáticas depende en un 50% del sistema portal.
  • La arteria hepática: 20 a 35 % de aporte de la sangre. El 50% restante de la oxigenación depende de la arteria hepática.


El hígado interviene en la mayoría de los procesos metabólicos del organismo. Recibe todos los productos finales de la absorción de proteínas, hidratos de carbono y grasas, y los transforma en sustancias más complejas indispensables para el funcionamiento normal de los seres vivos.

Además, controla la producción y secreción de la bilis, regula la concentración plasmática de una gran cantidad de pequeñas moléculas imprescindibles para el metabolismo normal del organismo, fagocita innumerables sustancias del torrente circulatorio y es capaz de eliminar ciertos medicamentos, hormonas y otros productos metabólicos.

Por otra parte, el hígado es el responsable de la síntesis de la mayoría de los factores de coagulación.

Los tumores hepáticos pueden clasificarse en benignos y malignos y según el tejido de origen en epiteliales o mesenquimales .

El 85-90% de los tumores hepáticos son tumores epiteliales malignos, el 6-12% son tumores epiteliales benignos y el 3% son tumores de origen mesenquimal.

El principal tumor hepático de origen epitelial maligno es el carcinoma hepatocelular (CHC) o hepatocarcinoma.

La enfermedad de Cori es una patología genética de carácter metabólico que produce una acumulación anormal y patológica de glucógeno (almacenamiento de glucosa) a nivel hepático, muscular y/o cardiaco (Gershen, Prayson y Prayson, 2015).

Esta patología también conocida con el nombre de glucogenosis tipo III o enfermedad de Cori-Forbes, es una patología poco frecuente en la población general que, tiene un amplio espectro clínico (The Association for Glycogen Storage Disease UK, 2016).

En cuanto a los signos y síntomas característicos de la enfermedad de cori, los más frecuentes están relacionados con la hipoglucemia, la debilidad muscular, el retraso generalizado del crecimiento o la hepatomegalia (Morales Vila, 2010).

Por otro lado, a nivel etiológico esta enfermedad es producto de una alteración genética de carácter autosómico recesivo, debido fundamentalmente a una mutación genética localizada en el cromosoma 1, en la ubicación 1q21 (Ibarra-Lúzar, Ferández Bravo, Villelabeitia-Jaureguizar, Arjona-Carmona y Bermejo-Fernández, 2006).

Además de la sospecha clínica, en el diagnóstico de la enfermedad de cori son esenciales las pruebas de laboratorio, como la biopsia hepática, las técnicas himnunohistoquímica, entre otras pruebas bioquímicas (Cosme, Moltalvo, Sánchez, Ojeda, Zapata, Bujanda, Gutiérrez y Arenas, 2005).

Finalmente, el tratamiento se basa en el control de las consecuencias médicas. Lo más habitual es la planificación dietética para el mantenimiento de los niveles de glucosa en el organismo (Duke University Health System, 2013).

La enfermedad de Cori o glucogeneosis tipo III, es una patología genética causada por una acumulación anormal de glucosa (azúcares) en diferentes órganos del cuerpo, a través un complejo denominado glucógeno (Genetics Home Reference, 2016).

Así, la enfermedad de Cori se clasifica dentro de un grupo e trastornos metabólicos denominados en su conjunto como glucogénesis.

A pesar de que se han identificado numerosos subtipos de glucogénesis, todas ellas se deben a un trastorno en el metabolismo del glucógeno (Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010).

El glucógeno es un compuesto bioquímico que está presenten en nuestro organismo y, cuya función esencial es la reserva energética. Específicamente, es la forma en la que se almacena la glucosa en diferentes órganos, especialmente en los músculos y el hígado, además de otro tipo de tejidos ricos en glucógeno como los cardiacos (Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010).

Además, las funciones específicas de este compuesto pueden variar en función el tejido en el que se encuentre ubicado Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010):

– Hígado: la glucosa accede a través del torrente sanguíneo a las células hepáticas. Así, tras la ingesta de alimento se almacena en forma de glucógeno en
diferentes áreas hepáticas.

En este sentido, cuando el nivel de azúcares en sangre se reduce, el glucógeno almacenado libera glucosa hacia el torrente sanguíneo y así el resto de órganos reciben el aporte necesario para su funcionamiento eficiente.

Músculos esqueléticos: en el caso de la estructura muscular, el glucógeno se emplea a nivel local para obtener la energía necesaria durante los esfuerzos físicos.

Por tanto, para que nuestro organismo tenga la capacidad de trasformar el glucógeno en glucosa para obtener sustrato energético, es fundamental que intervengan diferentes enzimas, como las hexicinasas (Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010).

Así, en el caso de la enfermedad de Cori, las características de su curso clínico se derivan de la presencia de alteraciones tanto en el almacenamiento como en la degradación del glucógeno, afectando así mismo a las enzimas que intervienen en este proceso.

Concretamente, la glucogénesis tipo II o enfermedad de Cori, fue descrita inicialmente por Sanapper y Van Creveld, en el año 1928. Sin embargo, no fue hasta 1956, cuando Illingworth y su grupo de trabajo, describieron el defecto enzimático que da origen a esta patología (Cosme, Montalvo, Sánchez, Ojeda, Torrado, Zapata, Bujanda, Gutiérrez y Arenas, 2005).

Por lo tanto, si hacemos referencia a la descripción clínica de esta patología, la ausencia o déficit de la encima glucosidada amilo-1,6, produce un almacenamiento excesivo de glucógeno en el hígado, los músculos, y en otros casos el corazón (National Organization for Rare Disroders, 2016).

Además, la enfermedad de Cori presenta varios subtipos clínicos (IIIa, IIIb, IIIc y IIId), clasificados en función de los signos y síntomas específicos (Genetics Home reference, 2016):

Tipo IIIa y IIIc: afectan fundamentalmente al hígado y a la estructura muscular.

Tipo IIIb y IIId: normalmente, solo afectan a las áreas hepáticas.

En conjunto, las glucogénesis suelen presentar una prevalencia inferior a un caso por cada 40.000 personas (National Organization for Rare Disroders, 2016).

Así, la enfermedad de Cori es una patología genética poco frecuente, en el caso de Estados Unidos, la prevalencia se ha estimado en torno a 1 caso por cada 100.000 personas (Genetics Home Reference, 2016).

Dra
Un saludo desde Colombia.
Cómo se llama el examen para detectar la presencia del virus Epstein barr. Tengo entendido que es el que produce la mononucleosis infecciosa y que un alto porcentaje de la poblacio’n lo portamos. Que hace que seamos portadores sanos y que que seamos portadores sintomatológicos. Los infectólogos no le dan mayor importancia a este virus

Cual es el examen que deja ver que en algun momento de nuestras vidas tuvimos contacto con él, y cual el que dice que lo tenemos activo.

Hola Maria
Tu médico debe examinarte y realizar los análisis clínicos pertinentes, seguramente sanguíneos.
Un saludo.

Hola tengo una consulta: tengo 32 años, estoy tomando varios medicamentos antidepresivos. Paroxetina, pregabalina y en las noches zolpidem para poder dormir. Que tanto afectan esto a mi hígado? Sufro algunos síntomas mencionados. Desde ya muchas gracias, saludos.
pd. En mi infancia padeci hepatitis…

Hola Franco
Como todos sabemos los fármacos intoxican mucho el hígado.
Te aconsejo para cambiar tu actual estado de salud tu dieta, lee todos mis consejos y cambia tu alimentación, es fundamental para mejorar cualquier estado de salud, físico y mental.
Un abrazo.

tengo esteatosis hepática grado 1,barro biliar y mi amilasa es de 200 tengo demasiado dolor addominal me duele los musculos no puedo caminar mucho pq me duele mucho la parte del pecho y me llama a toser. muchas gracias

Hola Walter
Evidentemente necesitas seguir una dieta desintoxicante que te ayude a limpiar ese hígado.
Con estos datos poco te puedo ayudar.
Pero ten claro que debes ponerte en manos de un buen especialista en nutrición Ortomolecular.
Un abrazo

Hola Maribel, querría saber si las infusiones de plantas medicinales para depurar el hígado pueden tomarse frías y si estas pueden preparase y guardarse en la heladera por un tiempo. Gracias

Hola Marcelo
Pues es siempre mejor tomarlas calientes. Las bebidas frías no son aconsejables.
Las puedes preparar y guardar en el frigorífico, pero las calientas un poco para tomarlas.
Un abrazo

Hola tengo problemas desde el 2012 al estomago, empecé con gastritis y reflujo, luego me encontraron un episodio de crisis de ansiedad y crisis de pánico, luego el 2013 me encontraron gastritis crónica, ya para este tiempo el fin de semana pasado me vino un dolor opresivo muy fuerte en la boca del estómago, el cual me a quedado una molestia muy persistente En el higado el cual me provoca mal estas en todos lados del estómago y estreñimiento, me an encontrado problemas en el higado, y hace un tiempo siento hormiguero en las piernas, problemas para ver, manchas oscuras que se cruzan por la vista, palpitaciones de los músculos y párpados, y me han vuelto las crisis de pánico, ya no se que hacer los médicos sólo me dicen que tengo higado graso y grande pero el dolor al hígado no se va. Ayuda por favor ya no se que hacer y estoy cansado de sentirme mal. Tengo 30 años y dos hijas hermosas. Estoy preocupado. Espero me puedan ayudar.

Hola Eduardo
Realmente tu problema debe ser la dieta que llevas.
Por lo que me cuentas no puedo darte una solución, necesito más datos sobre tu salud.
Pero si que te indico que debes hacer un cambio severo de tu actual dieta.
Te recomiendo leer cualquiera de mis libros y seguir la dieta que te propongo en ellos.
Un abrazo.

Yo so ana ten go 48 años mi gastroenterologo me mando estudios sonograma de via biliar en boiden encontraron higado graso no ten go dolor En area De higado Pedro colon irritable lo ten go hoy marzo 2016 cumplo in año De no consumer alcohol me dio dieta. Mi cholesterol diabetes salio normal LA semana pasada Pero mi cara no sport a cremas me pica En ocasiones algunas parties del cuerpo me da comezon por temporadas mis manos dedos me duelen poor LA mañana

Hola Ana
Sigue los consejos que indico en la web y en mis libros, te aconsejo cambiar de hábitos alimentarios.
Un beso

Soy gabriel el uruguayo que escribio mas arriba hace unos meses volvi para contarles como me RECUPERE de mis problemas de fatiga,obesidad, depresion etc, al leer lo que habia puesto hace 3 meses se notaba que la estaba pasando mal por eso decidi escribir como solucione y ayudar a gente que este pasando por la misma que pase yo, mi problema lo solucione llendo a un iriologo mas precisamente con lo que me receto el “la dieta de ph” les dejo un articulo para que se informen de que se trata (http://entremujeres.clarin.com/vida-sana/nutricion/Alimentos-alcalinos-dieta-funcion-pH_0_836916401.html)
La cuestion es que en 20 dias de regimen con esa dieta la fatiga desaparecio y en 2 meses todos los demas sintomas habian desaparecido es increible como lo que comes transforma tu vida eso sin olvidar claro esta el ejercicio y la dedicacion absoluta a la causa, ahora gozo de toda la vitalidad que siempre tuve y me siento feliz y mejor que nunca espero que les sirva un saludo

Hola Gabriel
Básicamente es la misma dieta que utilizo en mis tratamientos.
Con algunas variaciones, pues la dieta se debe personalizar para cada enfermo.
Gracias por la información.

Hola tengo los mismos sintomas desde hace tres años, que fueron incorporandose otros mas,que Daniel, me gustaria saber que puedo hacer,ayer me dieron resultados de endoscopia y a salido GASTRITIS CRONICA SUPERFIVIAL Y ATROFICA,el test de helicobacter negativo. en otros exaenes de sangre la BILIRRUBINA DIRECTA ESTA EN 0.13, GAMMA GLUTAMIL TRANSFERASA ES 53,LA HEMOGLOBINA ES 12.7, mi edad es 52,soy de Peru y mi alimentacion es bastante buena,no tomo licor desde hace como 20 años,NO FUMO, ayudenme con alguna respuesta,gracias

Hola Cristina
No sé que entiendes tú por una alimentación sana, te recomiendo seguir los consejos que doy en mis libros y en el blog.
Eliminar los lácteos, azúcar, gluten.
Un abrazo

Hola Maribel,
Hace pocos días comencé a cambiar mis habitos alimenticios pasando a una dieta macrobiótica (me recomendaron la lectura de Montse Bradford para iniciarme).
Tengo 43 años y no realizo ninguna actividad física, además de fumar (ya se que tengo que trabajar mas esta parte, no bebo alcohol ni he tomado drogas nunca y, si bien consumía aprox. 2 litros de coca cola light sin cafeína al día, tras comenzar la dieta macrobiótica he dejado de beberla.
Hace unos 6 años me practicaron una derivación bilio-pancreática (conocida popularmente como reducción de estómago) y efectivamente perdí mucho peso, pero en los últimos 3 años he recuperado casi todo el peso que perdí a pesar de llevar una alimentación mas o menos sana. Durante la operación descubrieron que tenía el higado graso en un 97%, si bien los analisis que me realizan desde entonces indican que se encuentra en valores normales.
Entre otros molestias, me encontraba muy cansada, se me dormían frecuentemente las extremidades, sufría de perdida de visión de cerca (de lejos veo mejor que un aguila), sufría de gases y hinchazón abdominal, piel y pelo muy seco y quebradizo, boca y garganta secas de manera constante (pese a la continua ingesta de líquidos) y aumento en los problemas dentales principalmente caries pese a la correcta higiene dental.
El médico me recetó suplementos de hierro, cal
Llevo poco tiempo con la dieta macrobiótica por lo que las mejoras que he notado no creo que sean representativas, pero tengo una pregunta, desde que he comenzado tengo mucho sueño (hace años dejé la cafeina por lo que no se debe a ésto), me cuesta concentrarme y estoy como mareada, ¿qué me recomendarías para salir de este estado de atontamiento sin dejar la macrobiótica?
Otra cosa, creo que es por la disminución en la ingesta de líquidos, pero pese a tomar verdura y cereales integrales en casi todas las comidas, he pasado a sufrir de extreñimiento ¿podrías recomendarme algo para combatir este problema.
Por último, he introducido los nuevos habitos alimienticios en la dieta de mi hija de 10 años (qué nunca ha podido tomar legumbres o verduras que producen gases), come en el colegio por lo que mantiene parcialmente el consumo de harinas, carne, pescado y azúcares. ¿De qué forma me recomendarías introducir las legumbres en su alimentación? He probado a dejarlas remojando en agua durante 24 horas con wakame y cocinarlas con este alga, pero a pesar de ingerir muy poquita cantidad, los efectos adversos permanecen.
Muchas gracias por tu ayuda.

Hola Susana
Son muchas las dudas que tienes y lo comprendo.
Para poder ayudarte debo conocer muchos más datos de tu salud, dieta y otras muchas más cosas.
No sé si una dieta macrobiótica puede ser la más adecuada para ti, tampoco sé qué alimentos has introducido en la dieta.
Desconozco tu grupo sanguíneo…..
Ese sueño y mareo pueden ser varias cosas, algunas muy fáciles de solucionar, pero como te digo necesito saber muchos más de ti.
Si realmente quieres que te ayude y asesore para mejorar tu salud, perder peso de forma sana y además que tu hija inicie una dieta adecuada, te recomiendo pedir cita en mi consulta.
Un beso

Hola doctora soy melvin mi problema es que desde hace un tiempo todas las vitaminas y minerales me dan nausea y me caen mal cuanto tomo cualquier medicamento es normal pero si es vitaminas y minerales siento como que mi cuerpo la rechaza

Hola Melvin
El rechazo de tu organismo a minerales y vitaminas en forma de suplementos pueden deberse a que tu cuerpo no necesita esos suplementos o el formato no es el correcto.
Muchas personas no toleran los suplementos en perlas o cápsulas, por ese motivo siempre es mejor las tabletas.
Un abrazo

Hola, hace dos meses tuve un problema de vesícula biliar, se me salio una piedra me hicieron una ecografria y magnética magnétic, para saber donde esta la piedra, de momento no se nada estoy con una dieta estricta, pero me duele mucho el hígado me pincha y ya estoy muy preocupada, para los médicos todo es normal y lo único q me estoy tomando es paracetamol de 1 gr, necesito ayuda cada día va a peor
Espero pronto su respuesta gracias.

Hola Magaly
Debes seguir la dieta que te indico en mis libros.
Debes desintoxicar el hígado para que deje de dolerte y solo lo puedes conseguir cambiando hábitos dietéticos.
Sigue todos mis consejos y en unas semanas notarás como el hígado se va desinflamando.
Un beso

Mi hijo a los 18 meses se tomo medio jarabe de paracetamol desd entonces vivo preocupada pyes fui a un hospital de urgencia pero me dijeron que no habia pasado nada q no alcanzo la toxicidad estuve casi 5 horas le hicieron un examen y le salio elevada la GTP got algo asi igual no le hicieron nada a los 3 dias mi bebe se puso mal le dio fiebre todo lo vomitaba tenia diarrea en fin lo lleve al pediatra q me dijo q si hubo lesion al higado y le mando pedialite y digeril linex y otros para el tuvo digestivo hasta hoy ya pasaron 2 meses mu bebe esta flaquitoo solo puede comer sopa de pechuga con arroz hervido y papa desd hace un par de dia se levanta y me dice q le duele y se rasca el lado derevho de abdomen esta con anemia estoy desesperada ayudeme como puede sanar q puede comer es bebe esta tomando leche de formula de soya

Hola Kerly
No puedo ayudarte a mejorar a tu bebé, pero si que te comento lo siguiente:
Elimina la leche de soya, no es buena para él, mejor leche de arroz. Mi consejo es que te pongas en contacto con un buen médico naturista que visite a tu hijo y decida qué alimentación es la más adecuada para él.
Un beso

Hola un saludo desde combia andoo muy preocupada llevo un mes larguito un día cualquiera amanesi muyyy débil de ay para acá todo a sido una pesadilla.luego de unos días comen se con un dolor q ya venia sintiendo meses atrás pero no pensé q fuera a empeorar son dolores debajo de mi costilla izquierda q irradia hacia la espalda. me han echo ecografías y Tofo sale bn al igual q los exámenes sanguineosestoy muy débil aunque los dolores no son constantes lo mas preocupante es mi perdida de peso e perdido aproximadamente 10 kilos desdq comenzó Todo esto tengo muchas nauseas y mi apetito. Es poco. Me realice una endoscopia. Con resultado de 2 gastritis cronica y aguda y reflujo biliar no tengo ictericia pero ando muy y pálida y un poco amarillo en los ojos no se q pueda ser le sumo q no puedo dormir de pensar q sea algo grave tengo un niño de 7 Anitos y tengo 27 años muchas gracias

Hola Milena
Si quieres que te ayude debes pedir cita en mi consulta, entra en la web y la solicitas.
Un beso

Hola Maribel: Te cuento mi caso, hace aproximadamente 15 dias comence a sentirme fatigado, todo inicio un viernes por la noche; bueno antes de continuar te comento que soy alcoholico y en aquel viernes llevaba como 10 dias tambien que habia dejado de beber, esa ocasion consumi 8 dias parejitos, me considero ya un alcoholico cronico. pero vuelvo al viernes, fui al baño y estaba estriñido, hice mucho esfuerzo y sangre, en ese momento cuando me levante senti un ligero mareo, el sabado me sucedio lo mismo tambien fui al baño y volvi a sangrar, pero a partir del domingo por la noche me fui sintiendo cada ves peor. fui el martes al medico y me comento que probablemente era por el sindrome de abstinencia los mareos y la fatiga. El medico me fio tratamiento para las hemorroides y se calmo el sangrado, sin embargo el mareo, la fatiga, las pocas energias han ido agravando, fui hasta la otra semana nuevamente con el mismo medico porque me sentia mas cansado y con sueño: su diagnostico fue una probable anemia por el sangrado, pero le comente que yo consideraba que no habia sangrado tanto como para tener anenia. me mando a hacer estudios: biometria hematica, quimica sanguinea 28 elementos y examen general de orina. los resultados de los analisis fueron que tenia un poco elevado el colesterol y los trigliceridos, tambien me dijo que mi higado fuincionaba ya a un 90 %, ademas de estar muy deshidratado, que mi sangre estaba muy espesa, pero no me mando tratamiento para ello, solo dieta, mucha verdura verde y pescado, nada de grasa ni carne.
te escribo porque quiero sentirme bien, y que me orientes para obtener una mejoria rapida por favor, ya que en mi trabajo necesito estar al 100.
Gracias….

Hola Emilio
Felicidades por haber decidido mejorar tu vida y salud.
Es muy importante cambiar todos tus hábitos alimentarios, mi libro te puede ayudar a entender y empezar desde cero.
Los alimentos son muy fáciles de encontrar en cualquier supermercado y tiendas naturistas, tengo otros pacientes en México y no tienen problema.
Necesitas un aporte de vitamina del grupo B y cambiar tu dieta.
Sigue los consejos que indico en mi libro ” Convivir con la fibromialgia sin sufirmiento”.
Un beso

Hola una preg
Mi novio tiene la mayoria de estos sintomas pero cuando vamos al medico no le detectan nada y el piensa que es gastritis pero por los sintomas yo no lo creo. Ahora para poder asegurar que es eso a que especialista podriamos visitar.
Gracias por la respuesta de antemano.

Hola Sheyla
Lo más importante es que tu novio cambie su actual alimentación, evitando alimentos que intoxiquen más su organismo.
Sigue la dieta que propongo en el blog y en mis libros.
Un beso

Hola me podrias ayudar hace dos meses tuve a mi bebè y me sentia muy cansada siempre me hicieron un eco renal y me detectaron q tengo el.higado graso, el vaso agrandado y muy poco globulos rojos… me han recomendado q tome en ayunas el jugo del apio toronja sabila y pepino…y q tenga una alimentacion sana… Quiero saber que alimentos debo consumir porq son algunas cosas q tengo y quisiera curarme mejorand mi ritmo de alimentacion… desde ya muchas gracias por todo

Hola
Pues debes seguir los consejos que indico en la web. En cualquiera de mis libros puedes encontrar una dieta adecuada.
Besos

- Quirynen M., Avontroodt P., Peeters W., Pauwels M., Coucke W., van Steenberghe D. (2001). "Effect of different chlorhexidine formlations in mouthrinses on de novo plaque formation". Journal of Clinical Periodontology; 28:1127-36).

- Escribano M., Herrera D., Morante S., Teughels W., Quirynen M., Sanz M. (2010). "Efficacy of a low-concentration chlorexidine mouth rinse in non-compliant periodontitis patients attending a supportive periodontal care programme: a randomized clinical trial". Journal of Clinical Periodontology; 37: 266-275.

- Silk et al. Oral health during pregnancy. Am Fam Physician. 2008;77:1139-44.

Para abordar el tema que hoy nos ocupa debo resaltar brevemente algunos puntos de dos entregas anteriores en las cuales expuse el tratamiento natural de la gastritis, padecimiento estrechamente relacionado con las úlceras pépticas.

  1. Recordemos que en el 90% de los casos de úlceras pépticas se confirma la infección por la bacteria Helicobacter pylori, pero sólo un pequeño porcentaje de quienes sufren de dicha infección llegan a desarrollar úlceras. El H. Pylori ha convivido con nosotros desde el origen de nuestra especie, sin embargo la gastritis y las úlceras son consideradas enfermedades de la civilización. Por otra parte, la campaña mundial de erradicación del H. Pylori con antibióticos, que ya lleva tres décadas, ha generado un incremento de ciertos padecimientos gastroesofágicos. Ante esta paradoja, algunos autores han puesto en duda que la erradicación del H. Pylori mediante antibióticos sea la estrategia correcta para combatir la gastritis y la úlcera péptica, ni tampoco para la prevención del cáncer gástrico.
  2. 2. Existen numerosas evidencias histórico evolutivas, etnomedicinales y otras basadas en estudios clínicos modernos, que demuestran que es suficiente fortalecer la respuesta defensiva del organismo para controlar los efectos lesivos que puede producir la infección por H. Pylori, sin necesidad de erradicarlo.
  1. POR DESGRACIA LA ESTRATEGIA MODERNA PARA EL COMBATE DE LA GASTRITIS Y LAS ÚLCERAS CONTINÚA CENTRADA EN EL USO DE ANTIBIÓTICOS Y ANTIÁCIDOS QUE, SEGÚN VIMOS, CONLLEVAN DIVERSOS EFECTOS SECUNDARIOS NOCIVOS.

El uso ocasional, en casos estrictamente necesarios, del protocolo farmacológico, si se lo acompaña de los tratamientos holísticos, es una opción aceptable. El problema estriba en el uso unilateral del tratamiento farmacológico, que al no ser apoyado por las necesarias medidas de higiene vital, conlleva a la cronificación del padecimiento: H. Pylori resistente a los antibióticos, tratamientos farmacológicos recurrentes, efectos secundarios concomitantes, continuidad de los malos hábitos de vida, etc.

A continuación comparto con los lectores algunos consejos de Medicina Natural para el tratamiento de las úlceras gastroduodenales. En algunos casos estos consejos pueden coincidir con los tratamientos recomendados para la gastritis.

La úlcera péptica es una lesión de la mucosa protectora que reviste al estómago y al duodeno (primera parte del intestino delgado), lesión que se caracteriza por afectar la capa muscular de dicha mucosa. También puede afectar la parte del esófago más cercana al estómago.

LAS CAUSAS DE LA ÚLCERA PÉPTICA

Robin Warren y Barry Marshal, en 1982, demostraron la altísima correlación entre la infección por H. pylori y la inflamación de las paredes del estómago y dejaron claro que esta bacteria se asocia hasta con el 90% de las úlceras duodenales y casi un 80% de las úlceras gástricas. Sin embargo, según ya dije, la inmenza mayoría de los portadores de dicha bacteria nunca llegan a desarrollar una úlcera. De suerte que es necesario abordar de una manera más global el problema.

Es más acertado afirmar que “la úlcera péptica resulta del desequilibrio entre los factores defensivos y los factores agresivos” a los cuales se ve sometida la mucosa gástrica, en particular y nuestro organismo en general (1).

-. El ácido gástrico es muy corrosivo, si lo aplicáramos sobre la piel produciría una fuerte lesión. El ácido estomacal es necesario para digerir las proteínas. ¿ Por qué el estómago no se digiere a sí mismo?, ha sido siempre una pregunta importante. El estómago cuenta como primera línea defensiva con un gel mucoso que lo reviste y lo protege contra el ácido clorhídrico, los virus y las bacterias. Esta mucosa también secreta bicarbonato para crear un ambiente antiácido en la superficie de la mucosa. Además las células de la mucosa se renuevan constantemente.

-La prostaglandina (3) E2 incrementa la secreción mucosa del estómago, disminuye la secreción de ácido y promueve la formación de micro capilares sanguíneos; la prostaglandina PGI2 ( llamada prostaciclina) actúa como potente vasodilatador y anticoagulante. Las prostaglandinas se ocupan de mantener la integridad y proliferación de la mucosa gástrica, al asegurarle un adecuado riego sanguíneo. Casi todos los mecanismos de defensa de la mucosa dependen de prostaglandinas.

-El epitelio ( revestimiento celular) superficial del estómago se regenera permanentemente; cada 10 días se renueva totalmente.

-La microcirculación lleva oxígeno y nutrientes a la mucosa, al mismo tiempo que extrae sustancias tóxicas. Las lesiones de la mucosa gástrica incluyen el deterioro de la red de micro capilares y por ende del flujo sanguíneo. La reparación de esta red circulatoria lleva, según A Tornawiski, a una mejor y más rápida reparación de la mucosa gástrica.

-La matriz extracelular, está conformada por tejidos y fluidos que rodean a las células, representa el 60% de nuestro peso corporal. Anteriormente se creía que simplemente cumplía un papel de sostén, pero actualmente se ha reconocido que su función va mucho más allá: la matriz permite el intercambio de información entre las células y su entorno, optimizando las funciones de las células y los órganos, e influenciando los procesos de crecimiento y regeneración celular.

Basándome en este artículo y en el trabajo de A Tornawiski (2), puedo proponer los siguientes factores agresores y defensivos:

Resulta evidente el equilibrio entre los factores defensivos y agresivos determina el bienestar del estómago. Tanto el incremento de las agresiones, cuanto el debilitamiento de las defensas puede desembocar en la lesión, más o menos grave, de la mucosa gástrica.

Resulta interesante adoptar en este punto la perspectiva de la medicina evolutiva: si observamos los factores defensivos, podemos decir que se desarrollaron como respuesta evolutiva al conjunto de factores agresivos que acompañaron a la génesis de la especie humana. Pero si observamos los factores agresivos, no podemos afirmar lo mismo: mientras que el ácido clorhídrico, la pepsina, el H. Pylori y el estrés, han estado ahí desde nuestros orígenes, los AINES ( antiinflamatorios no esteroideos), los antibióticos, el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaquismo son elementos agresores novedosos y lo mismo podemos decir de los niveles de estrés de la vida moderna. A todo lo cuál debemos sumar dos cosas más: la vida sedentaria, que demerita la totalidad de nuestro sistema circulatorio y la pésima alimentación moderna que empobrece, entre otras cosas, el aporte de antioxidantes.

Visto de conjunto, este panorama nos lleva a una situación en la cual la mucosa gástrica se ve más agredida que nunca antes y, paradójicamente, peor nutrida.

Siendo esta la norma en la actualidad, no es de extrañar que la gastritis y las úlceras sean consideradas como enfermedades de la civilización.

Añada usted a esto querido lector(a) el echo de que cuando sufrimos de molestias gástricas, nuestra primera respuesta es recurrir a un fármaco, en lugar de evaluar y mejorar los hábitos de vida y comprenderá por qué hoy en día la gastritis es una enfermedad frecuente y las úlceras pépticas también.

TRATAMIENTOS NATURALES PARA LA ÚLCERA

LA COL BLANCA Y LAS ÚLCERAS

El jugo de col blanca es un excelente remedio para tratar las úlceras estomacales e intestinales. También es útil para tratar a los pacientes alcohólicos que padecen del hígado y de problemas estomacales, señala el afamado antropólogo medico John Heinerman (4). Este autor cita un estudio del Journal of the American Medical Association (del 25 de noviembre de 1961) y dos artículos publicados en el Medical Journal of Australia (15 de diciembre de 1979 y 9 de febrero de 1980) que refieren la utilidad de la col para estos casos y atribuyen su eficacia al factor, o vitamina, U y a la presencia de aminoácidos azufrados.

Fue el Dr. Garnett Carnett Cheney el pionero del uso de la col blanca para tratar las úlceras pépticas (5). Mientras laboraba en la Universidad de Stanford, publicó desde 1949 una serie de reportes científicos sobre el tratamiento de úlceras estomacales y duodenales con jugo de col. Este médico norteamericano trataba los pacientes haciéndoles tomar 4 o 5 veces al día 250 ml. de jugo de col blanca crudo. Observaba que en un plazo máximo de 5 días desaparecían los dolores y las úlceras curaban en unos 14 días. Fue este médico quien habló del factor U (úlceras) de la col blanca.

El Dr. Cheney comenzó su trabajo con animales de laboratorio y posteriormente realizó estudios con seres humanos. En uno de sus estudios recetó el jugo de col blanca a 55 pacientes con úlcera gástrica, duodenal y del yeyuno. Todos, excepto tres, mejoraron. Pero además, el Dr. Cheney comunicó que en comparación con los tratamientos convencionales, su tratamiento reducía en 33% el tiempo necesario para tratar las úlceras gástricas y en un 83% para las duodenales. Posteriormente, llevó a cabo un estudio doble ciego con 57 pacientes en la prisión de San Quintín y obtuvo excelentes resultados: en tres semanas el 92% del grupo tratado con jugo de col blanca, mejoró contra un 32% del grupo que recibió placebo. Estos últimos, al recibir el jugo de col blanca, también mejoraron rápidamente (6).

Investigaciones posteriores han arrojado luz sobre el efecto anti ulceroso de la col blanca

– En los 60’s científicos húngaros señalaron que habían comprimido el factor anti ulceroso de la col blanca en tabletas y que podían tratar úlceras estomacales.

– Un grupo de científicos hindúes, dirigidos por el Dr. G.B. Singh, descubrieron en experimentos con animales de laboratorio, al observar los cambios celulares en diversas etapas de la curación de las úlceras, que el proceso de regeneración dependía del nivel de las mucinas estomacales. La mucinas son proteínas ricas en carbohidratos y son el componente básico de la mucosa que protege al estómago. Estos investigadores descubrieron que la col blanca es rica en sustancias análogas a las mucinas estomacales y atribuyeron a dichas sustancias el efecto preventivo y terapéutico del jugo de col blanca para las úlceras.

Algunas de las pruebas se repiten cada tanto después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas se llaman también pruebas de seguimiento o exámenes médicos.

Para obtener información sobre los tratamientos que se presentan a continuación, consulte la sección sobre Aspectos generales de las opciones de tratamiento.

El tratamiento de los estadios 0, A y B de cáncer primario de hígado en adultos incluye los siguientes procedimientos:

Realice una búsqueda en inglés de ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que aceptan pacientes en este momento. La búsqueda se puede realizar según el tipo de cáncer, la edad del paciente, y el lugar donde se llevan a cabo los ensayos. También podrá consultar información general sobre los ensayos clínicos.

El tratamiento de los estadios C y D del cáncer primario de hígado en adultos incluye los siguientes procedimientos:

Realice una búsqueda en inglés de ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que aceptan pacientes en este momento. La búsqueda se puede realizar según el tipo de cáncer, la edad del paciente, y el lugar donde se llevan a cabo los ensayos. También podrá consultar información general sobre los ensayos clínicos.

Para obtener información sobre los tratamientos que se presentan a continuación, consulte la sección sobre Aspectos generales de las opciones de tratamiento.

Las opciones de tratamiento para el cáncer de hígado primario en adultos recidivante son las siguientes:

  • Hepatectomía total y trasplante de hígado.
  • Hepatectomía parcial.
  • Ablación.
  • Quimioembolización transarterial y terapia dirigida con sorafenib, como terapia paliativa para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.
  • Participación en un ensayo clínico con un tratamiento nuevo.

Realice una búsqueda en inglés de ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que aceptan pacientes en este momento. La búsqueda se puede realizar según el tipo de cáncer, la edad del paciente, y el lugar donde se llevan a cabo los ensayos. También podrá consultar información general sobre los ensayos clínicos.

Para obtener más información del Instituto Nacional del Cáncer sobre el cáncer primario de hígado en adultos, consulte los siguientes enlaces:

La información que se presenta a continuación, solo está disponible en inglés:

Para obtener más información sobre el cáncer en general y otros recursos disponibles en el Instituto Nacional del Cáncer, consulte los siguientes enlaces:

La información que se presenta a continuación solo está disponible en inglés:

  • For Survivors and Caregivers (Información para los sobrevivientes/personas encargadas del cuidado del paciente/defensores del paciente)

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También se puede consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre el tratamiento del cáncer primario de hígado en adultos. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge nueva información. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento para adultos revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ está disponible en el portal de Internet del NCI. También figuran en el PDQ los datos de muchos médicos especialistas en cáncer que participan en ensayos clínicos. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre el tratamiento para adultos. PDQ Tratamiento del cáncer primario de hígado en adultos. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización:. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/higado/paciente/tratamiento-higado-adultos-pdq. Fecha de acceso:.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Tratamiento del cáncer primario de hígado en adultos (PDQ®)–Versión para pacientes fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.

¿Desea usar este contenido en su sitio web o en otra plataforma digital? En nuestra página de sindicación de contenidos le decimos cómo hacerlo.

La Unidad de Digestivo de la Clínica DAM emplea tecnologías innovadoras para diagnosticar y tratar a los pacientes con trastornos digestivos (síndrome de intestino irritable, cálculo biliar, enfermedad de Crohn entre otros).
Precio de consulta 50 €

cytotec panama venta

Malas digestiones, hinchazón abdominal, nauseas especialmente después de comidas grasas, aumento de volumen alrededor del abdomen y estreñimiento. El síndrome de colón irritable, asociado con hinchazón abdominal y flatulencia con frecuencia se debe a un funcionamiento deficiente del hígado. Levantarse por las mañanas con mal aliento y lengua manchada, son signos que muestran que definitivamente su hígado necesita ayuda.

Desagradables cambios de humor, depresiones, mente nublada y dificultad para la concentración y memoria. Si el hígado trabaja con dificultad, cantidades excesivas de agentes tóxicos se abrirán paso hacía la corriente sanguínea pudiendo afectar al funcionamiento del cerebro.

Condiciones alérgicas tales como fiebre, urticaria, erupciones cutáneas y asma.

Dolores de cabeza. Desgraciadamente, los calmantes pueden empeorar el hígado ya que este es el órgano encargado de romper la estructura de todo tipo de drogas.

Tensión alta y retención de líquidos. Esto puede que sea difícil de controlar mediante una terapia médica. He podido comprobar como la Dieta de Limpieza del Hígado baja los niveles de presión arterial a niveles completamente normales sin la necesidad de utilizar ningún medicamento.

Hipoglucemia o nivel de azúcar en la sangre inestable. Un hígado irritado puede causar fluctuaciones inesperadas en el nivel de azúcar en la sangre, siendo un bajo nivel de glucosa el causante de fatiga, mareo, ligeros dolores de cabeza y necesidad de ingerir azúcar.

Incapacidad para tolerar comidas grasas, enfermedades y piedras en la vesícula biliar. Si se alimenta al hígado con demasiadas grasas saturadas o en mal estado, este intentará expulsarlas fuera del cuerpo a través de la bilis que fluye dentro de la vesícula y después al intestino delgado. Esto elevará el contenido de colesterol en la bilis y puede resultar en piedras en la vesícula (hechas de colesterol endurecido) e inflamación de la vesícula. Si el hígado no trabaja eficazmente, no producirá sales biliares suficientes para mantener el colesterol biliar en solución y entonces se producirán piedras en la vesícula.

Fatiga y síndrome de fatiga crónica. Cuando aquellas personas con cansancio no pueden encontrar una causa para su mal, en el 99% de tales casos encuentro que están ingiriendo demasiadas grasas saturadas o en mal estado y no suficiente cantidad de verdura y fruta.

Excesiva temperatura corporal, que puede que esté asociada con sudoración o fuerte transpiración.

Baja tolerancia al alcohol y a algunos medicamentos tales como los antibióticos.

Los Doce Principios Esenciales para Mejorar el Funcionamiento del Hígado

1.- Escucha a tu cuerpo. No comas si no tienes hambre. En su lugar toma un zumo natural, una fruta, una pequeña ensalada o un vaso de agua. De la misma manera, no pases hambre si tienes apetito. Muchas personas planean sus horarios alimenticios en torno al reloj y así comerán por ejemplo a las 8:00am, a la 1:00pm y a las 7:00pm., llueva o truene, con apetito o sin él. Es mucho más saludable establecer tus horarios de comida alrededor de tu apetito y darle poca importancia al reloj. Si tienes la costumbre de comer en horarios regulares cuando no tienes hambre, tu hígado trabajará en exceso y básicamente sufrirá con excesivo ajetreo.

2.- Bebe de 8 a 12 vasos diarios de agua mineral ya que ayuda a limpiar el hígado y los riñones y a perder peso. El cuerpo necesita pequeños y frecuentes sorbos de agua, de otra manera las células se encogen por deshidratación y sus membranas se secan. Las personas que no beben agua corren un riesgo mayor de contraer la enfermedad de Alzheimer. Evita grandes cantidades de líquidos durante las comidas.

3.- Evita consumir grandes cantidades de azúcar especialmente azúcar refinado, ya que el hígado lo convertirá en grasa y colesterol. La grasa puede ser causante de degeneración de los órganos o puede ser transportada a zonas tales como los muslos, glúteos y abdomen para su almacenamiento. Llegará un momento en el que los triglicéridos de la sangre serán demasiado elevados y esto está asociado con un incremento del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Evita todos los edulcorantes artificiales ya que son tóxicos para el hígado y causan hipoglucemia y fatiga. Si necesitas comer algo dulce, toma fruta fresca, fruta escarchada, miel o melazas.

4.- No te obsesiones midiendo las calorías. Si sigues los planes de comida y alimentos de la Dieta de Limpieza del Hígado, gradualmente tu hígado mejorará y en consecuencia, la pérdida de peso.

Es mucha más la gente que muere por comer por exceso que por defecto. Así que cojamos la costumbre de comer menos una vez que el apetito ha sido saciado.

Ignora la báscula del baño ya que el objetivo es limpiar el organismo y rejuvenecer todo el metabolismo, no solamente perder peso. La pérdida de peso vendrá de la mano con la mejora del funcionamiento del hígado. ¿Por qué preocuparse mirando lo rápido o lo lento que el cuerpo pierde peso?

5.- Evita los alimentos a los que puedas ser alérgico o que sepas por experiencias pasadas que no te sientan bien.

Mastica la comida lenta y concienzudamente, ya que la digestión empieza por la saliva cuando ésta se mezcla con los alimentos en la boca.

A medida que se envejece, la producción de ácido clorhídrico en el estómago es, a menudo, inadecuada para la eficiente digestión de las proteínas. Esto puede solucionarse bebiendo un vaso de agua que contenga una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en todas las comidas (que contengan proteínas).

6.- Presta atención a la buena higiene intestinal ya que el hígado debe filtrar y destruir cualquier bacteria y virus presentes en la comida.

Demasiados organismos dañinos, tales como la salmonela y la bacteria shigella, pueden dañarnos seriamente e incluso dañar permanentemente el hígado. Para reducir este riesgo, come alimentos que sean frescos, y evita el recalentamiento regular de los alimentos, ya que un buen caldo de cultivo para las bacterias son los alimentos cocinados, especialmente la carne. No calientes nunca la comida más de una vez. Y siempre lávate las manos antes de comer.

Muchos alimentos procesados y empaquetados están llenos de conservantes, y aún así contienen organismos dañinos en estado latente. Tan pronto como estos alimentos llegan al intestino los conservantes desaparecen y el virus empieza a crecer en el intestino. Evita especialmente las carnes en conserva.

7.- No comas si te sientes tenso o ansioso ya que durante estos estados la corriente sanguínea es desviada de los intestinos e hígado a otras zonas del cuerpo.

8 .- comprueba si cerca de tu zona puedes adquirir productos biológicos frescos y libres de pesticidas. Si consumes huevos y pollo, que sean siempre de corral.

Compra productos que contengan ingredientes naturales y evita los alimentos procesados que contengan sustancias químicas artificiales tales como conservantes, colorantes, aromatizantes y edulcorantes artificiales.

9 .- obtén las proteínas de diferentes fuentes, incluidas las legumbres. La Dieta de Limpieza del Hígado contiene algo de pollo (preferiblemente de corral), pescado y huevos [esto es para proveer a los recién llegados a la Vida Sana con un estado de transición - Editor.] De todas formas hay muchos platos en los cuales la proteína se obtiene de las legumbres, granos, cereales, frutos secos y semillas. Las proteínas de primera clase procedentes de la combinación de estas fuentes son tan completas como las proteínas de origen animal y contienen los 8 aminoácidos esenciales.

Las legumbres son las alubias (tales como la alubia de soja o las habas, etc.), los guisantes, los garbanzos y las lentejas, que aportan proteínas de gran valor, ácidos grasos esenciales, fibra, hormonas vegetales, minerales y vitamina B.

Si estas demasiado ocupado para cocinar alubias, puedes comprarlas en lata, hay una gran variedad para elegir. Si las alubias enlatadas contienen demasiada sal y azúcar antes de usarlas acláralas con agua.

Semillas - linaza, girasol, sésamo y calabaza, todas son unas excelentes fuentes de ácidos grasos esenciales, proteínas, hormonas vegetales y fibra.

Las nueces son muy ricas en grasas insaturadas y deberían comerse sólo frescas y crudas. Si han sido peladas y expuestas al aire durante un tiempo prolongado su aceite se habrá vuelto rancio. Compra nueces empaquetadas con fecha de caducidad o nueces con su cáscara.

– Lentificación de la producción de proteínas del plasma sanguíneo como el fibrinógeno, factor esencial para la coagulación, lo que hace al enfermo de cirrosis más propenso a las hemorragias.

– La cirrosis puede provocar ictericia, alteración caracterizada por un color amarillento de la piel y el blanco de los ojos. Este trastorno se debe a la acumulación en la sangre de bilirrubina (pigmento biliar), que normalmente el hígado depura del torrente circulatorio y evacua hacia el intestino a través de las vías biliares.

– Algu nos enfermos de cirrosis sienten también una picazón intensa, debida a la acumulación de pigmentos biliares en la piel.

– La cirrosis impide que el hígado depure la sangre de toxinas y otras sustancias nocivas, así como de medicamentos. La acumulación de estos elementos en el organismo altera las

funciones mentales y la personalidad del enfermo. Entre los primeros indicios de cirrosis figuran el descuido del aspecto, los despistes, problemas de concentración y hábitos de sueño alterados. La pérdida de conciencia o el coma son posibles síntomas más tardíos.

– La cirrosis también puede afectar a los vasos sanguíneos

abdominales. Normalmente, la vena porta, que es un vaso de amplia capacidad, transporta la sangre desde el intestino y el higado hasta el hígado. La cirrosis bloquea este flujo, lo cual repercute en un aumento de la presión arterial en este circuito (hipertensión portal). Conforme el higado se inflama, el cuerpo intenta dar salida a la sangre a través de otros vasos sanguíneos, pero puede ocurrir que estos vasos no sean lo suficientemente fuertes para soportar el flujo y se rompan; entonces, el enfermo vomita sangre, signo de una situación de alto riesgo.

Diagnóstico El primer paso en el diagnóstico cirrosis consiste en evaluar el historial médico del enfermo y efectuar un examen físico. La detección de un hígado inflamado o de tamaño mayor al normal, de edema o de ascitis, así como la presencia de síntomas de confusión mental por la acumulación de sustancias tóxicas en el cerebro, sirven al médico para sentar el diagnóstico. Puede encargarse una tomogra-fía computada (TC) o bien ecografías para comprobar si el tejido del hígado tiene cicatrices. También es útil la biopsia por punción, procedimiento mediante el cual se introduce en la piel una aguja para aspirar una muestra de tejido. El hígado también se inspecciona con el laparoscopio, instrumento de observación que se introduce en el organismo a través de una incisión minúscula en el abdomen. Otro indicio de cirrosis es la presencia de telangiectasia, formación de “arañas vasculares” en la piel, a base de redes de minúsculos vasos sanguíneos que se dilatan, especialmente en el rostro y la parte superior del pecho.

Tratamiento El tratamiento depende del tipo de cirrosis y de lo avanzada que se encuentre la enfermedad. El objeto es detener su evolución y, al mismo tiempo, contrarrestar el daño infligido al hígado. Si la causa de la cirrosis es el alcohol, la primera medida que debe tomarse es dejar de beber.

En la actualidad no existe un tratamiento para “curar” la cirrosis. La picazón se puede tratar con medicamentos. Para el edema o la ascitis se utilizan diuréticos (medicamentos que eliminan el exceso de sal y de agua del cuerpo). En casos graves de disfunción hepática, es decir, cuando las células del hígado dejan de funcionar, el transplante de hígado es la única solución.

Los adultos que siguen una dieta nutritiva y limitan su consumo de alcohol previenen la destrucción de células sanas en el hígado. A continuación figuran otras medidas de utilidad para la prevención de la cirrosis hepática:

– No mezclar nunca medicamentos, especialmente los de venta libre, con el alcohol.

– Seguir al pie de la letra las indicaciones de uso de los productos químicos: asegurarse de que están en lugares bien ventilados, no mezclar sustancias químicas, evitar la inhalación y el contacto de productos químicos con la piel, lavar rápidamente cualquier zona que haya sufrido una exposición accidental y utilizar ropa de protección.

– Evitar el abuso de inhalantes de todo tipo.

– Evitar el uso de drogas intravenosas, posibles vehículos de contagio de las variedades de hepatitis B, C, y D.

Convivencia con la cirrosis

Los enfermos de cirrosis pueden convivir muchos años con la enfermedad. Incluso cuando surgen complicaciones, existe tratamiento. Muchos de estos enfermos han sobrevivido con el trasplante de hígado y continúan haciendo vida normal. Los enfermos de cirrosis deben abstenerse de beber alcohol. Se cree que la mala alimentación, particularmente si está asociada al alcohol o al abuso de drogas, tiene mucho que ver con la aparición de la cirrosis, aunque continúa la investigación al respecto. Entre tanto se recomienda una dieta sana y equilibrada.

American Liver Foundation, 75 Maiden Ln., Ste. 603,

Toll-Free (800)223-0179; (800)GO-LIVER

Primary Biliary Cirrhosis Support Group,

1430 Garden Rd., Pearland, TX 77581 http://pbcers.org/

U.S. National Digestive Diseases Information Clearinghouse,

2 Information Way, Bethesda, MD 20892-3570 Telephone (301)654-3810 Toll-free 800-891-5389 Facsimile (301)907-8906

Para el propietario de un caballo las palabras cólico, artrosis o laminitis son comunes. Por el contrario, ictericia o insuficiencia hepática son palabras poco usadas o desconocidas.

El hígado juega un papel importante en el sistema digestivo, endocrino, en la coagulación y en el sistema inmune. Supone en el caballo el 1% del peso corporal total. Trabaja además en asociación con los otros órganos, por lo que las enfermedades del hígado pueden tener diversos síntomas y repercusiones en el resto del organismo.

Las principales funciones de este órgano son:

  • Detoxificación: Elimina las toxinas de la sangre proveniente del sistema digestivo antes de que esta vuelva al corazón.
  • Metabolismo de los carbohidratos: La glucosa se convierte en glucógeno y se almacena en el hígado. Este se descompone en glucosa para ayudar a mantener los niveles de azúcar en la sangre.
  • Metabolismo proteico: Casi todas las proteínas de la sangre se sintetizan en el hígado incluyendo la albúmina, el fibrinógeno y algunos factores de coagulación. El amoniaco producido por el metabolismo de las proteínas es convertido en urea y se secreta por la orina.
  • Almacenamiento vitamínico de vitaminas liposolubles (A, D, K) y vitamina B12
  • Produce la bilis que llega al intestino delgado gracias a los conductos biliares. Esta ayuda a la digestión de las grasas.
  • Producción de productos químicos fotoactivos que protegen al cuerpo de la luz solar.
  • Almacenamiento de hierro.

La insuficiencia hepática o fallo hepático es la incapacidad del hígado para llevar a cabo sus funciones fisiológicas normales.

Entre las diferentes causas de enfermedad hepática podemos destacar las de carácter infeccioso, inflamatorio e inmune. Puede aparecer también de forma secundaria a septicemias, parasitosis o en presencia de tumores

Como ejemplo de patologías de origen toxico estaría la producida por plantas como el trébol Alsike, hierbas de la familia Panicum o con sustancias como los alcaloides de pirrolizina, pesticidas o insecticidas.

Un agravante del pronóstico es la aparición de colangiohepatitis, es decir la inflamación o infección del conducto biliar y del tejido hepático, por causas infecciosas, tóxicas o inmunológicas.

El hígado es un órgano con elevada resistencia a las enfermedades. Esto se debe a su gran capacidad de regeneración.

El problema de esta gran capacidad de regeneración es que los síntomas de daño hepático sólo aparecen cuando la lesión ya es grande. Llega un momento en el que el hígado no puede compensar la pérdida de tejido y esto afecta a su buen funcionamiento.

Entonces, ¿cómo saber si un caballo está sufriendo insuficiencia hepática?

Eritema palmar: palmas de las manos rojizas.

Hipocratismo digital: uñas más anguladas, dando el aspecto de baquetas a los dedos.

Nefropatía por IgA: algunos pacientes con cirrosis pueden presentar una enfermedad renal causada por la acumulación de anticuerpos en los riñones.

Cáncer del hígado: pacientes con cirrosis están bajo mayor riesgo de desarrollar cáncer de hígado, especialmente si la cirrosis ha sido causada por el alcohol o la hepatitis viral.

La cirrosis en etapas tempranas puede ser asintomática. En las etapas finales, la mayoría de los signos y síntomas descritos anteriormente están presentes.

La severidad de la cirrosis es generalmente descrita por la escala de Child-Pugh que se basa en parámetros clínicos y de laboratorio.

Según estos resultados, los pacientes son clasificados en 3 clases: A, B y C, siendo esta última la más grave. Pacientes clasificados como Child C tiene una tasa de mortalidad de más del 60% en los próximos dos años.

También existe la clasificación MELD, basada en la severidad de los exámenes de sangre.

Tanto el Child como el MELD son modos de estandarizar la severidad de la cirrosis, sirviendo también como base para la lista de trasplante hepático que, hasta el momento, es el único tratamiento efectivo para la cirrosis.

El único tratamiento eficaz de la cirrosis es el trasplante de hígado, que solamente se indica en casos seleccionados.

Mientras el paciente espera para un trasplante, el tratamiento se realiza con el fin de controlar los síntomas y complicaciones. Ejemplos: para la ascitis y los edemas, pueden utilizarse diuréticos como espironolactona y furosemida. Para las varices del esófago, el tratamiento se realiza a través de endoscopia digestiva. Laxantes, como la lactulosa, ayudan a controlar la encefalopatía hepática.

Es importante que el paciente evite el consumo de alcohol y otros medicamentos nefrotóxicos.

Este artículo también está disponible en Português

Se le pide al entrevistado que mencione los nombres de las drogas que conozca, ya sea su nombre o equivalente en lenguaje vulgar. El cuadro expresa el porcentaje de los encuestados que menciona cada tipo de droga.

  • Una sustancias capaz de proporcionar placer actuando sobre el nivel o la claridad de la conciencia. (Aizpiri, 1986).

  • Son capaces de crear dependencia.
  • Son capaces de modificar funciones del organismo.

Respuestas a las preguntas más comunes sobre la artritis.

Encuentre cobertura médica.

Controle el dolor en vez de que el dolor le controle a usted.

Lea nuestros folletos sobre enfermedades específicas y otros tópicos que le serán de gran ayuda.


¿QUÉ ES LA GOTA?
La gota es un tipo de artritis que provoca episodios repentinos y severos de dolor, sensibilidad, enrojecimiento, calor e hinchazón de las articulaciones. Generalmente afecta a una articulación a la vez, sin embargo, la gota puede volverse crónica y afectar a varias articulaciones. La articulación que se afecta con mayor frecuencia es la articulación grande del dedo gordo del pie, aunque, comúnmente también puede afectar el tobillo y la rodilla. El dolor y la hinchazón de la gota son ocasionados por: el incremento del nivel de ácido úrico en la sangre y la formación de cristales de ácido úrico en las articulaciones.

Los corticosteroides y la ACTH generalmente comienzan a surtir efecto dentro de las 24 horas de haberlos ingeridos. Los corticoesteroides pueden desencadenar un descontrol del nivel de azúcar en la sangre en personas con diabetes mellitus.


La colchicina se ha utilizado para tratar la gota durante siglos. Este fármaco funciona mejor si se comienza a tomarlo durante las primeras horas de un episodio ya que alivia el dolor y la hinchazón de los episodios agudos. Generalmente se toma en forma de píldora, cada dos o tres horas hasta que los síntomas disminuyan, o si sobreviene algún efecto secundario o si se alcanza la dosis total máxima de 6 comprimidos dentro de las primeras 24 horas. Las dosis en los siguientes días no deben exceder las tres tabletas.

En pocos casos, el alopurinol puede causar una reacción alérgica grave. Si tiene picazón o sarpullido, junto con urticaria, fiebre, náusea o dolor muscular, llame al doctor inmediatamente. Este medicamento también puede generar somnolencia, por lo que debe asegurarse que sabe cómo reacciona al tomarlo antes de conducir un vehículo u operar maquinaria.

El probenecid (Benemid) se utiliza para disminuir los niveles de ácido úrico en la sangre al incrementar la cantidad de ácido úrico que pasa a la orina. Este medicamento no es tan efectivo en las personas con enfermedad renal. Por lo general, el fármaco se administra diariamente por vía oral (por la boca). Debe tomarlo con agua, para ayudar a eliminar el ácido úrico a través de los riñones. Su doctor le ajustará la dosis basándose en su nivel de ácido úrico en la sangre. Los efectos secundarios comunes del probenecid incluyen cálculos renales que contienen ácido úrico, náuseas, sarpullido, trastornos estomacales y dolores de cabeza. Si presentara alguno de los efectos secundarios, llame a su médico.

La Administración de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) ha aprobado los medicamentos pegloticase (Krystexxa) y el inhibidor selectivo de la reabsorción de ácido úrico (ISRU) lesinurad (Zurampic) más recientemente, para los casos en que el paciente no responde favorablemente al tratamiento prescrito.

Dieta
Existen muchos mitos sobre la dieta y la gota. Estos son los hechos:
1. La obesidad puede estar asociada con altos niveles de ácido úrico en la sangre. Si usted tiene sobrepeso, el médico puede ayudarlo a comenzar un programa para adelgazar. Es mejor ir perdiendo peso lentamente. Es esencial tener moderación en el tamaño de las porciones que consuma. Si tiene un peso adecuado, cuide su dieta para evitar el sobrepeso.
2. Si la gota o la hiperuricemia se encuentran controladas con un tratamiento efectivo, puede comer lo que desee, pero con moderación. Si tiene cálculos renales a causa del ácido úrico, hable con su médico sobre los alimentos que debe evitar. También debe beber, por lo menos, de 10 a 12 vasos de bebidas sin alcohol de ocho onzas (o cerca de 250 ml.) cada uno, todos los días. Esto le ayudará a eliminar el ácido úrico a través de los riñones.
3. Puede beber café y té, pero tendrá que limitar la cantidad de alcohol que bebe. El exceso de alcohol, especialmente la cerveza, puede elevar el nivel de ácido úrico y provocar un episodio agudo de gota. Si usted bebe alcohol, hable con su médico al respecto.

¿Cuáles son las principales enfermedades hepáticas? Lo cierto es que existen una serie de enfermedades que afectan comúnmente al hígado. Te descubrimos cuáles son.

El hígado puede ser fuente de todo tipo de afecciones y enfermedades que pueden afectar gravemente a nuestra salud y bienestar. De hecho, no debemos olvidarnos de algo fundamental: el hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, ya que participa en infinidad de funciones básicas.

La mayoría de ellos pueden aparecer por no llevar una dieta rica y saludable o también debido a la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas. También puede aparecer por simplemente la aparición de todo tipo de procesos víricos o algunas disfunciones metabólicas como la hemocromatosis.

De una forma u otra, es importante conocer con sumo detalle las principales enfermedades hepáticas que existen para que así conozcamos los síntomas y el tratamiento que se le puede dar en la mayor brevedad posible. Aunque para ello, habrá que consultar antes a nuestro médico:

Esta enfermedad hepática es una de las más comunes en los países desarrollados, conocida médicamente con el nombre de cirrosis hepática. Alrededor de treinta mil personas al año mueren por esta afección y de ahí que sea muy importante atajarla cuando aparezcan los primeros síntomas.

Esta se caracteriza por que el hígado es incapaz de procesar grandes cantidades de alcohol provocando un desequilibrio químico dentro de las cavidades de este órgano.

Esto después se traduce en que las células del mismo se destruyen poco a poco. Todo este proceso se puede dividir en tres fases claramente diferencias:

  1. Hígado sumamente graso. Uno de los primeros síntomas de esta enfermedad es la aparición de un higado graso. Si se quiere revertir, lo mejor que se puede hacer es eliminar cualquier consumo de alcohol.
  2. Hepatitis alcohólica breve. Aquí se producen un aumento de las transaminasas. También se puede prevenir esta situación con la abstinencia de cualquier bebida alcohólica.
  3. Cirrosis grave. Todas aquellas personas que consumen entre 150 y 200 gramos de forma diaria durante al menos una década, es muy probable que puedan sufrir cirrosis. Esto les puede provocar incluso cáncer de hígado e incluso la muerte.

Los virus en el hígado también se pueden presentar de formar muy diferentes. Es por ello por lo que a cada uno de ellos se ha asignado una letra a cada una de estas enfermedades víricas:

  • Hepatitis A. Esta se suele transmitir de personas que están completamente sanas y entran en contacto directo con otras infectadas por este virus. Esta enfermedad se vincula a la falta de higiene personal, saneamiento deficiente o la ingestión de comida en mal estado.
  • Hepatitis B. Huelga decir que la hepatitis B es una infección que conlleva un riesgo de muerte muy alto o incluso la aparición de cáncer de hígado. Según la OMS, esta enfermedad es considerada como una de las más graves a nivel mundial. Y suele aparecer sobre entre las poblaciones de Asia Oriental y el África subsahariana. Se suele trasmitir de madres a hijos durante el periodo de gestación o a través del contacto entre ambos durante los primeros años de vida.
  • Hepatitis C. Este tipo de hepatitis también se suele coger a través de alimentos el mal estado o a través del contacto de la sangre entre dos personas. También se puede dar por la intoxicación de agujas infectadas o incluso al mantener relaciones sexuales.
  • Hepatitis D. Al igual que la anterior, este es un proceso vírico que también puede aparecer por el contacto de fluidos sanguíneos o por transmisión sexual. Entre sus síntomas más comunes, están fiebre alta, amillaramiento de la piel y ojos y orina de un tono demasiado oscuro.

Aparte de las dos enfermedades descritas arriba, hay otra que es enteramente hereditaria y por tanto solo se transmite de padres a hijos. Un claro ejemplo de este so ve con la que se llama hemocromatosis hereditaria (HH) y se caracteriza sobre todo por un aumento de la absorción de hierro a través de todo el intestino. Esto puede derivar después en graves casos de cirrosis, cardiopatía o diabetes.

Por su parte, la enfermedad de Wilson se caracteriza por un cúmulo excesivo de cobre en el hígado. Esto provoca irremediablemente un mal funcionamiento en el mismo. Y entre sus síntomas más claros cabe destacar insuficiencias respiratorias o la aparición de otras enfermedades hepáticas.

Por otra parte, también existen otras enfermedades del hígado -así como determinados trastornos y patologías- que igualmente destacan por ser comunes, aunque quizás menos conocidas que las anteriores. Puedes saber más sobre ellas a continuación:

  • Hepatomegalia: hígado agrandado
  • Hígado inflamado
  • Dolor en el hígado