comprar cytotec cancun

La desaparición de las papilas filiformes y fungiformes va seguida de atrofia de la lengua, su alisamiento y enrojecimiento. 45

Fue descrita por el médico inglés William Hunter (1861-1937). Se presenta en pacientes con antecedentes de gastrectomía total, donde se observa una lengua de color rojo y lisa, que se acompaña de otros síntomas posgrastrectomía. En estos pacientes, la glositis obedece a una pérdida de la producción y liberación del factor intrínseco por las células parietales, lo que dificulta la absorción de vitamina B12 y conlleva a la aparición de anemia megaloblástica. La glositis representa el 17 % de los desórdenes digestivos que sufren estos pacientes, entre otros síntomas, como anemia, hipersensibilidad, pérdida de peso y ataxia. 55

Es un hallazgo clínico con escaso significado patológico. La superficie de la lengua presenta un color blanco o amarillento, de variada intensidad, ocasionado por el acúmulo de bacterias y pequeñas partículas alimentarias; el epitelio se muestra queratinizado y hay descamado de las papilas filiformes, algunas con discreta elongación. El grosor de la saburra varía en las diferentes personas y durante diversos períodos del día; por ejemplo, al levantarse por las mañanas se observa un aumento del espesor debido a que durante el sueño la producción de saliva, la deglución y el mecanismo de autolimpieza bucal se encuentran disminuidos, lo cual favorece el acúmulo de saburra en la superficie de la lengua. El dorso de la lengua aparece de color blancuzco o amarillento, y a menudo se acompaña de halitosis y mal sabor en la boca. Este tipo de lengua se observa en pacientes con síndrome dispéptico, gastritis crónicas con hipoclorhidria, síndrome pilórico, constipación crónica y el síndrome de intestino irritable (fig. 2). 48,56,57

Lengua descamada o inflamación lingual

Se aprecia en pacientes con gastroenteritis agudas de etiologías diversas; por ejemplo, en la infección por Salmonella typhi (fiebre tifoidea) y Shigella (shigelosis), la lengua se torna lisa, carnosa (rojo irritado) con prominencia marcada de las papilas fungiformes, lo cual obedece al propio proceso infeccioso. 58

Lengua geográfica, glositis migratoria benigna o glositis exfoliativa

Se aprecian placas de color rojo, lisas, brillantes, con un epitelio adelgazado, las cuales no llegan a ulcerarse, sin papilas filiformes y en las que se destacan las papilas fungiformes; limitadas por una queratosis circundante sobreelevada de color blanco-amarillento. Estas placas son de forma romboidal o circular, variables con el tiempo, y recuerdan mapas heterogéneos (fig. 3).

Su etiología es desconocida, de carácter benigno y de fácil diagnóstico. Se observa con gran frecuencia en pacientes con gastroenteritis crónica y enfermedades hepatobiliares.

Clínicamente, la lesión puede ser asintomática, aunque algunos pacientes refieren ardor o hipersensibilidad de la lengua, de intensidad variable, al ingerir comidas saladas, condimentadas, bebidas alcohólicas o fumar. 57,59-61

Lengua seca

Se presenta en pacientes con síndrome diarreico agudo y deshidratación, en los cuales la lengua adquiere aspecto de estar tostada, pegajosa. Comienza en el centro y se extiende a toda la superficie en los extremos. 62

En pacientes con úlceras gastroduodenales se ha descrito la presencia de pequeñas lesiones erosivas o ulceradas de forma ovalada y color rojo, situadas en la parte posterior de la línea media de la lengua, que se deben a la desaparición de las papilas queratinizadas y es conocida como apapilosis areata (Henning). 63

Este tipo de lesiones es rara en la lengua de pacientes con enfermedad de Crohn, y cuando se observan, adoptan formas alargadas, pequeñas, de aspecto aftoide que al cicatrizar, dan aspecto de empedrado a la lengua.

Histológicamente la imagen de empedrado de la lengua se debe al proceso inflamatorio crónico mantenido y a la formación de granulomas. Generalmente esta lesión es asintomática y no guarda relación con la actividad y localización de la inflamación intestinal. La imagen que presenta la lengua, en estos casos, debe ser diferenciada de los granulomas producidos por el uso continuado de prótesis dental. 30,34

Se presenta en pacientes con afecciones hepatobiliopancreáticas, donde existe alteración de la conjugación y la excreción intrahepática y extrahepática de la bilirrubina.

Dentro de las enfermedades hepáticas se destacan las infecciones agudas por virus de las hepatitis A, B, C, D, E y G, las hepatitis medicamentosas agudas, las hepatitis crónicas (virus B, C y D) y enfermedades hepáticas crónicas descompensadas, que desarrollan un cuadro ictérico intenso o de tipo colestásico (prurito, acolia y coluria), originado por una insuficiencia hepática marcada. 64,65

El color amarrillo-verdoso de la lengua se localiza preferentemente al nivel de la cara inferior de esta.

Lengua de color rojo

En pacientes con cirrosis hepática descompensada, de etiología variada, y acompañada de fetor oral típico, la lengua se torna lisa, brillante, como barnizada. 66 Esta imagen de lengua también se observa en los estados de malabsorción intestinal de las vitamina del complejo B, como describiremos a continuación.

Déficit de vitamina B1 o tiamina: la mucosa bucal y la lengua se tornan de color rojo pálido, mustio, acompañado de atrofia de las papilas filiformes, lo cual permite observar las papilas fungiformes y la superficie de la lengua adquiere un aspecto granuloso. Se describe un aumento de la hipersensibilidad bucal, la aparición de vesículas pequeñas que simulan herpes en la mucosa vestibular, debajo de la lengua o en el paladar, y erosión de la mucosa bucal.

Se señala que la tiamina es esencial para el metabolismo bacteriano y de los carbohidratos y que el déficit de vitamina B1 disminuye la actividad de la flora bucal y, en consecuencia, la defensa bucal se encuentra disminuida. 67

Déficit de vitamina B2 o riboflavina: la lengua se torna de un color purpurino azulado o cianótico (lengua de color purpurio o magenta). Esta alteración manifiesta la atrofia de la mucosa lingual, con papilas fungiformes tumefactas y se acompaña de inflamación en la comisura labial, lo que depende de la intensidad de la deficiencia. En carencias graves, el dorso de la lengua es plano, de superficie seca y, con frecuencia, fisurado. 68

Déficit de ácido nicotínico: las lesiones de la lengua pueden aparecer antes de presentarse las manifestaciones típicas de la piel. La lengua se muestra de color rojo intenso con atrofia completa de las papilas filiformes y fungiformes, acompañadas de ulceraciones dolorosas y superficiales a lo largo de todo el borde de la lengua, tumefacta y con descamación epitelial. 69

Déficit de vitamina B12 y ácido fólico: la carencias de ambas vitaminas se manifiesta en la lengua; su déficit se presenta en determinadas enfermedades digestivas que cursan clínicamente con un síndrome de malabsorción intestinal, como ocurre, por ejemplo, en operados gástricos, en el sobrecrecimiento bacteriano intestinal, el síndrome de asa ciega o en enfermedades o extirpación quirúrgica del íleon terminal, entre otras. En estos casos la lengua adquiere un color rojo brillante, lisa, que se acompaña de atrofia de las papilas, por lo cual se le denomina lengua depapilada. 70

Al abordar las características semiológicas de las alteraciones de la lengua en relación con las enfermedades digestivas, describimos que muchas de ellas se caracterizaban por una hipertrofia o elongación de las papilas, acompañadas de disminución de tamaño y atrofias de otras. Por ejemplo, cuando existe una atrofia marcada de las papilas filiformes estas permiten ver las fungiformes, y la lengua puede tornarse granulosa o tener un aspecto liso cuando desaparecen ambas (fig. 4).

Fig. 4. Alteraciones de las papilas en pacientes con malabsorción intestinal.

La atrofia de las papilas puede ser un proceso reversible si su causa es remediable. La regeneración de las papilas fungiformes ocurre antes que la de las filiformes, tal como se observa en los pacientes con síndrome de malabsorción bajo tratamiento. Si la atrofia es intensa o prolongada, esta se torna irreversible. 71

Las alteraciones de la vascularización de la lengua asociadas con enfermedades del aparato digestivo son raras. Se reporta la presencia de várices en la base de la lengua asociadas con hepatopatías crónicas con hipertensión portal de etiología diversa, aunque aún no se reconoce la existencia de una conexión entre las venas linguales y las venas que forman parte de la circulación portal.

Al examinar la base de la lengua se observan pequeñas dilataciones, tortuosas, finas o gruesas, de color violáceos, preferentemente hacia el lado izquierdo (fig. 5). 72,73

Fig. 5. Várices de base de la lengua en paciente con hepatopatía crónica.

En los pacientes con hipertensión portal y expectoración con sangre, se debe considerar la existencia de várices en la base de la lengua.

Son inflamaciones agudas o crónicas del labio, acompañadas de tumefacción, dolor, fisura y costras blancas, amarillas o negruzcas. En pacientes con síndrome de malabsorción intestinal y anemia importante por déficit de hierro, se le denomina queilitis eritematofisural. En los pacientes con déficit marcado de zinc la queilitis se presenta acompañada de dermatitis perioral conocida como acrodermatitis enteropática. Este tipo de lesión también puede aparecer en pacientes con colitis ulcerativa idiopática o en la enfermedad de Crohn, conocida en esta última como queilitis granulomatosa, dada la presencia de granulomas no caseosos en el tejido. 74-77

Es la inflamación de los labios relacionada con déficit importante de las vitaminas B2 y B6 o de hierro. Generalmente se presenta acompañada de glositis y estomatitis descamativa.

En el déficit de vitamina B 2 la lesión más importante que se presenta es la queilosis angular; suele ser el signo más temprano y característico de la carencia de dicha vitamina. Se caracteriza por inflamación de las comisuras labiales, erosión, ulceración, formación de fisuras y áreas pálidas alrededor de las dos comisuras, con tendencia al agrietamiento e infección secundaria. 78,79

Síndrome de Peutz-Jegher

nombres comerciales cytotec

B. Detectando/Diagnosticando la Artritis

1. Las radiografías son efectivas para mostrar la degenración de las articulaciones que
resultan de la osteoartritis y pueden revelar la enfermedad diez años o más antes que
surjan los síntomas.

2. Las pruebas sanguíneas para determinar la sedimentación de los eritrocitos (globulos
rojos), una prueba que indica cuan rápido los globulos rojos se asentan en un tubo, son utilizadas para detectar la artritis reumatoide.

C. Tratamiento para la Artritis

1. No existe niguna cura conocida para la artritis.

2. El tratamiento se dirige en aliviar el dolor y la inflamación.

3. La dieta no representa un factor causar ni una cura para la artritis.

4. El tratamiento actual depende del tipo de artritis, su severidad y como responde la
artritis.

5. Los enfoque básicos para el tratamiento de la artritis incluyen:

1) La administración de aspirina representa la mayor parte del tratamiento.

2) Otras drogas utilizadas en la terapia incluyen inyecciones especiales de
medicamentos, cortizona, medicamentos antimalarios, agentes inmunosupresivos,
y medicamentos anti-inflamatorios.

b. Terapia con calor en la forma de baños calientes, paños/envolturas calientes,
lamparas de calor, y cera caliente es relajante y sedativo/confortable y ayuda a las
articulaciones a moverse con mayor eficiencia y con menos dolor.

c. La natación es frecuentemente recomendado porque el cuerpo pesa menos en el agua,
los cual facilita el movimiento de las extremidades.

f. Como último recurso se utiliza la cirugía, la cual puede proveer alivio al dolor y
retornar el movimiento a las articulaciones degeneradas en algunos casos cuando
ningún otro tratamiento funciona.

1. El pericráneo (cuero cabelludo), vasos sanguíneos, y ciertos revestimientos del cerebro
son sensitivos al dolor. (El cerebro y los huesos del cráneo no perciben dolor en una
estimulación directa).

2. La tensión muscular es la fuente más común para el dolor de cabeza.

3. El dolor de cabeza puede ser un síntoma de otra enfermedad.

4. Los doleres de cabeza pueden ser psicogénicos:

Esto significa que resultan del distres o estrés negativo, tales como los conflictos
emocionales y ansiedad.

B. Tipos de Dolores de Cabeza Crónicos:

1. Dolores de cabeza que resultan de las contracciones musculares (dolores de cabeza de
tensión):

a. El dolor de cabeza surge sin advertencias.
b. Comunmente, el dolor aparece lentamente y se encuentra acompañado por una
percepción de pulsación (palpitación o latido) y desvaído o entumecimiento en la
cabeza.
c. Comunmente el dolor puede ser alivido con el relajamiento.

a. Los dolores de cabeza clasificados como migraña son de tipo vascular debido a que
resultan de la vasodilatación (dilatación de los vasos sanguíneos) de los vasos que
irritan los receptores de dolor.
b. Los síntomas iniciales pueden ser de tipo visual, en los cuales se pueden ver puntos
brillantes o luces centellantes.

3. Dolores de cabeza agrupados:

a. Son dolores de cabeza de tipo vascular inducidos por cambios en los vasos sanguíneos
de la cabeza.
b. Estos tipos de dolores de cabeza tienden a surgir en grupos durante un período de días,
semanas o meses.

4. Dolores de cabeza secundarios:

a. Son dolores de cabeza asociados con enfermedades, lesiones u otras condiciones de
salud.
b. Algunas condiciones de salud responsables para los dolores de cabeza secundarios
incluyen:

1) Hipertensión (alta presión arterial).
2) Infecciones sinusales.
3) Alergias.
4) Resfriado común.
5) Lesiones en la parte externa o interna de la cabeza.
6) Problemas con la vista.

5. Dolores de cabeza psicológicas o de conversión:

a. Causado por el estrés (distrés) y son completamente de origen psicológico, sin
manifestaciones físicas.
b. El dolor es real, pero no hay músculos involucrados y los vasos sanguíneos no se
encuentran dilatados.
c. Indiferentemente de cual sea la causa, estos dolores de cabeza no responden a
medicamentos/analgésicos comunmente utilizados para los dolores de cabeza.
d. Por lo regular, ocurren por años y se encuentran asociados con alteracines en sueño
nocturno (el dormir).

C. Como Manejar los Dolores de Cabeza

1. Los Dolores de cabeza leves son usualmente temporeros y por lo regular no requieren
ninguna atención médica. Estos dolores pueden prevenirse o aliviarse mediante:

donde puedo conseguir cytotec en panama

La obesidad y el sobrepeso son, sin duda, los factores más relevantes en el desarrollo de HGNA. Otros factores importantes son la presencia de diabetes, elevación de los niveles triglicéridos en la sangre y factores genéticos no del todo conocidos. La presencia de antecedentes de diabetes en familiares es un factor de riesgo importante.

¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS DEL HGNA?

El HGNA no produce síntomas por sí mismo por lo que es considerada una una enfermedad “silenciosa”. Se ha comunicado que algunos pacientes con HGNA refieren dolor o malestar inespecífico en el costado superior derecho del abdomen. Como no produce síntomas, en algunos pacientes el hígado puede dañarse en forma inadvertida por años o décadas.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL HGNA?

El HGNA se diagnostica generalmente por accidente, cuando el paciente se realiza exámenes por otra causa. Las alteraciones mas frecuentes son elevaciones leves de los exámenes hepáticos (bilirrubina, transaminasas [SGOT/SGPT, ALAT/ASAT] o GGT). Es también común la detección de hígado graso mediante un examen de imagen (generalmente una ecografía abdominal). Una vez realizado el diagnóstico de HGNA algunos pacientes pueden requerir la realización de una biopsia hepática. Por ello, los pacientes con HGNA deben ser evaluados por un médico especialista (hepatólogo).

En principio, todo paciente con HGNA debe ser evaluado por un médico con el propósito de hacer un diagnóstico preciso de su condición y los factores asociados a ella.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DEL HGNA?

Desafortunadamente, en la actualidad no se dispone de tratamientos probadamente efectivos para el HGNA. Sin embargo, hay medidas que el paciente puede tomar para prevenir o revertir, al menos en parte, el daño hepático. En particular, si usted tiene HGNA debería:

  • Perder peso
  • Evitar totalmente el alcohol
  • Ejercitarse regularmente
  • Consumir una dieta balanceada y saludable y buscar consejo dietético especializado
  • Evitar el consumo de medicinas innecesarias
  • Ser evaluado por un especialista con el propósito de valorar su riesgo de enfermedad hepática y descartar otras enfermedades del hígado

Algunas cosas que debe recordar

  • El HGNA y la EHNA es grasa en el hígado con o sin inflamación y daño.
  • El HGNA y la EHNA se produce en personas que beben poco o nada de alcohol. Afecta a un porcentaje importante de la población
  • El HGNA y la EHNA también puede presentarse en niños.
  • Es posible que las personas con EHNA se sientan bien y que no sepan que tienen una enfermedad en el hígado.
  • El HGNA y la EHNA puede provocar cirrosis, una enfermedad en la que el hígado queda dañado para siempre y puede no funcionar correctamente.
  • Se puede sospechar de EHNA si los análisis de sangre muestran niveles altos de enzimas del hígado, o si un ultrasonido o prueba similar demuestra la presencia de grasa en el hígado.
  • En la evaluación de la EHNA en ocasiones es necesario examinar un pequeño trozo del hígado que se saca a través de una aguja. Este procedimiento se llama biopsia hepática.
  • Las personas con EHNA deben bajar de peso, hacer una dieta balanceada, realizar actividad física y evitar el consumo de alcohol y de medicinas innecesarias.
  • No hay un tratamiento específico para el HGNA y la EHNA. Los tratamientos experimentales incluyen antioxidantes y medicinas antidiabéticas.

Las enfermedades que afectan al higado podemos clasificarlas en infecciosas y no infecciosas:

A) CAUSAS INFECCIOSAS

I) Hepatitis Bacterianas

II) Clamidiasis (Psitacosis u Ornitosis)

IV) Protozoos

B) CAUSAS NO INFECCIOSAS

I) Hemocromatosis

IV) Aflatoxicosis

PROTECTORES HEPATICOS

Síndrome de Budd-Chiari; enfermedad venooclusiva hepática

La enfermedad veno-oclusiva hepática (EVOH) se caracteriza por una obstrucción de las venas hepáticas, centrales y pequeñas (transportan la sangre desde el hígado), sin afectación de las venas suprahepáticas propiamente tales. Se le conoce también como la forma radicular del Budd-Chiari o síndrome de Stuart-Bras. Es una patología infrecuente asociada con varias condiciones, entre las que destacan el trasplante de médula ósea y el uso de algunas drogas inmuno moduladoras y antineoplásicas. Puede presentarse en cualquier edad y sexo.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La obstrucción de la vena hepática impide que la sangre salga del hígado y regrese al corazón y es una condición que puede causar daño hepático. La obstrucción de esta vena puede ser causada por masas que ejercen presión sobre el vaso (tumor) o por la formación de un trombo (coágulo) dentro del mismo vaso.

Con mucha frecuencia, este problema es causado por condiciones que incrementan la tendencia del cuerpo a formar coágulos sanguíneos, entre las que se pueden mencionar las siguientes:

  • Trastornos mieloproliferativos: proliferación anormal de células de la médula ósea
  • Cánceres
  • Anticonceptivos orales y embarazo
  • Intoxicación aguda o crónica por alcaloides de la pirrolicidina, presentes en varios géneros de plantas
  • Infecciones
  • En España se observa en pacientes sometidos a trasplante de médula ósea. La enfermedad aparece en las primeras semanas tras el injerto, con dolor en hipocondrio derecho, hepatomegalia.
  • Enfermedades autoinmunes o inflamatorias crónicas
  • Cualquiera de muchas anomalías de la coagulación adquiridas o hereditarias

Las manifestaciones clínicas pueden ser agudas, subagudas o crónicas, con desarrollo de ictericia, hepatomegalia y ascitis, lo que incluso puede dificultar el estudio histológico del hígado con biopsia percutánea. Dado que la efectividad de su manejo se asocia con un diagnóstico precoz, requiere un alto índice de sospecha.

  • Dolor en el lado derecho del abdomen y agrandamiento del hígado
  • Ictericia (coloración amarillenta de ojos y piel)
  • Ascitis (hinchazón del abdomen debido a la presencia de líquido dentro del mismo)
  • Vómito con sangre

El tratamiento varía dependiendo de la causa de la obstrucción y puede incluir lo siguiente:

  • Terapia médica para los síntomas
  • Medicamentos anticoagulación
  • Intervenciones quirúrgicas
  • Procedimientos radiológicos

La obstrucción de la vena hepática puede progresar hasta insuficiencia hepática que puede ser mortal.

Se debe buscar asistencia médica si se presentan síntomas de obstrucción de la vena hepática o si la persona se está sometiendo a un tratamiento y se desarrollan nuevos síntomas.

Cada año, millones de personas en los Estados Unidos sufren dolores causados por cálculos biliares. Sin embargo, puede sorprender el hecho de que muchos de estos individuos terminan por descubrir que tienen cálculos hepáticos. Los cálculos hepáticos son los parientes menos conocidos de los cálculos biliares, porque ambos son, esencialmente, lo mismo. En última instancia, la ubicación define la diferencia entre los dos. Para ayudar a reducir el riesgo de sufrir este doloroso malestar, todas las personas deben comprender cómo funciona el hígado y qué pueden hacer para apoyar su salud.

donde puedo comprar unas pastillas cytotec

– Daño hepatopcelular no especifico de enfermedad hepática

BASES BIOLOGICAS DE LAS PRUEBAS DE FUNCION HEPATICA.

La AST y la ALT son enzimas hepáticas abundantes que catalizan la transferencia del grupo amino para formar los metabolitos hepáticos del piruvato y del oxloacetato. El ALT se encuentra en el citosol del hígado, mientras que las dos isoenzimas de AST se localizan en el citosol y la mitocondria respectivamente, Las dos tanto el AST y el ALT liberan al torrente sanguíneo cuando existe daño o muerte en los hepatocitos. EL AST también se expresa abundantemente en diversos tejidos no hepáticos incluyendo el corazón, musculo esquelético y sangre, El ALT se encuentra en concentraciones bajas en tejidos que no son el hígado, por lo que frecuentemente se considera especifico para el daño hepatocelular. Sin embarho, esta especificidad no es absoluta debido a que el ALT serico puede ocurrir en condiciones como enfermedades miopaticas. Ademas el ALT serico tiene variaciones diurnas, puede variar de dia en dia, y puede ser afectado por el ejercicio. Sin embargo tanto la elevación absoluta como la tasa de elevación del AST y ALT pueden proporcionar información importante respecto a la etiología de la enfermedad hepática.

La bilirrubina es producto normal de la degradación del heme que se excreta del cuerpo predominantemente por secreción de bilis. La bilirubbina es insoluble en agua y requiere conjugación (glucuronidacion). Billing y Schmid demostraron que la bilirrubina no conjugada era la forma indirecta mientras que la forma directa era la combinación de la bilirrubina mono y di-glucoronido (bilirrubina conjugada), la terminología de bilirrubina directa e indirecta continúan siendo virtualmente sinónimo de bilirrubina conjugada y no conjugada, respectivamente.

Para secretar la bilirrubina en la bilis, la bilirrubina no conjugada debe ser tomada en el hepatocito y conjugada en la forma glucuronido en el retículo endoplasmico por la enzima UDP-glucuroniltransferasa (Bilirrubina UGT) y la bilirrubina glucoronido soluble en agua pueda ser secretada a través de la membrana canalicular hacia la bilis.

La enzima UDP-glucuroniltransferasa que conjuga la bilirrubina, es expresada después del nacimiento. Sin embargo una vez que la expresión de la enzima ocurre, esta continua expresándose de manera elevada y activa incluso en enfermedades hepáticas severas y cirrosis. La disminución de la expresión de esta enzima es uno de los defectos que causan síndrome de Gilbert, una hiperbilirrubinemia no conjugada benigna que ocurre en el 5% de la población normal. La hiperbilirrubinemia no conjugada también puede resultar de hemolisis (aumento en la destruccion del heme) o en causas genéticas raras como el síndrome de Crigler-Najjar. Después de periodo neonatal, la mayoría de las condiciones hepáticas que resultan en hiperbilirrubinemia conjugada son causadas ya sea por obstrucción del flujo biliar, colestasis intrahepatica, hepatitis, o cirrosis, que resulta en alteración de la secreción de la bilirrubina intracelular hacia la bilis. Debido a que la expresión de la UDP-glucuroniltransferasa y la conjugación de la bilirrubina típicamente están bien preservadas, estos estados fisiopatológicos usualmente resultan en hiperbilirrubinemia conjugada. Cuando la hiperbilirrubinemia conjugada ocurre, grandes cantidades de bilurribina pueden excretarse por la orina.

La fosfatasa alcalina familia de enzimas que son zinc metaloezimas están presentes en casi todos los tejidos. En hígado, la enzima puede ser inmunolocalizada en las microvellosidades de los canalículos biliares. En situaciones normales, la fosfatasa alcalina es causada por el hígado u las isoenzimas del hueso, con las enzimas del intestino contribuyen cerca el 20% de la actividad total. Durante el embarazo normal, la actividad de la fosfatasa alcalina empieza a elevarse al final del tercer trimestre (debido a las isoenzimas de la placenta) alcanzando niveles de hasta el doble de su valor, y pueden permanecer elevados hasta varias semanas después del parto. Los niveles de fosfatasa alcalina sérica pueden elevarse en enfermedades colestasicas e infiltrativas del hígado y por enfermedades que causen obstrucción del sistema biliar, asi como en enfermedades del hueso, asi como numerosos medicamentos y numerosos tumores de origen hepático y no hepático. Por lo que es importante determinar si la fosfatasa alcalina normal es de origen hepatobiliar o no hepático.

Estudios séricos de la actividad 5´-nucleotidas o gama-glutamiltransferasa pueden usarse para confirmar el diagnostico de origen hepático en el contexto de elevación de fosfatasa. La fosfatasa alcalina 5´-nucleotidasa actua en el grupo de fosfato en la posición 5´de la pentosa. Esta presente en numerosos tejidos, pero los niveles séricos se vuelven significativamente altos solo en enfermedades hepáticas. Los niveles mas elevados se han hallado en condiciones colestasicas, pero también pueden ocurrir elevaciones en hepatitis, cirrosis y otras condiciones hepatocelulares. La gluucproteina gama glutamiltrasferasa se localiza en la membrana de las células con elevada actividad secretora y absortiva. Es abundante en hígado, riñon, páncreas, intestino, próstata pero no en hueso, por lo que niveles sus niveles séricos pueden ser utilies clínicamente para determinar si la elevación de la fosfatasa alcalina es hepática o de origen oseo. Los niveles séricos también se pueden elevar después del consumo de alcohol (presumiblemente por la inducción enzimática) y en casi todos los tipos de enfermedad hepática. La elevación de esta enzima es menos útil para determinar la causa de enfermedad hepática.

ENFOQUE INICIAL PARA LA EVALUACION EN PRUEBAS DE FUNCION HEPATICA ALTERADAS.

Cuando al pacientes se ha identificado la elevación asintomática ede una o mas PFH, el medico debe decidir cual deberá ser la evaluación inicial, si se encuentra clinicamente indicada.

En un estudio de 19 877 reclutas de la Fuerza Aerea de EU, presuntamente sanos, 99 (0.5%) se confirmo elevación de ALT de estos 99 individuos, solo el 12% tenia causas identificbles (4 virus de hepatitis B [VHB], 4 con virus de hepatitis C [VHC] 2 hepatitis autoinmune. 1 colelitiasis, 1 infeccion gastrointestinal)

En un estudio de Escandinavia de 151 pacientes que se refirieron por elevación de los niveles de aminotranferasa de leve a moderada (42 a 300 u/l) se les dio seguimiento por 6 meses y posteriormente se sometieron a biopsia hepática, las cuasas identificables de enfermedad hepática fueron mas comunes. La VHC crónica fue diagnostucado en 15.3% de los pacientes, enfermedad hepatca presumiblemente por alcohol en 8%, hepatitis autoinmue, hepatitis, cirrois biliar primaria (CBP) en 1.3% cada uno, deficiencia de alfa 1 antitripsina 0.7% y estetohepatitis y/o esteatosis en 42% (El estudio se realizo antes de la disponibilidad de la prueba serológica de VHC, por lo que el grupo de VHC puede estar subestimado). Ademas 36 (24%) de los apcientes tuvieron hepatitis crónica de origen desconocido, 11 tuvieron fibrosis, cirrosos criptogenica fue diagnosticada en solo 1 (0.7% de los pacientes)

Un estudio de 92 donadores de sangre asintomáticos con elevación de los niveles séricos de ALT que fueron seguidos por 6 meses revelaron que la elevación de ALT fue persistente o recurrente en dos tercios de los apcientes (28% persistente, 36% intermitente) y ocurrio solo levacion asilada en 33% de los apcientes. No hubo una causa identificable de levacion de ALT en 22 de los 92 pacientes. A pesar de que varios pudieron haber tnido VHC, ya que no se encontrab disponibvle dicha prueba cuando se realizo este estudio.

La decisión de observar a un apciente asintomático de manera cercana y repetir las PFH, versus proceder con evaluaciones adicionales debe ser hecho en el contexto del escenario clínico.

EVALUACION DE LOS NIVELES DE ALT Y AST ANORMALES.

Existen numerosas causas del incremente de los niveles de AST y ALT tanto en los pacientes sintomáticos como asintomáticos.

La información de la historia clínica y el examen físico son esenciales para la evaluación y determinar si el daño hepático es agudo o crónico, la etiología suibyacente y las enfermedades sisetmicas asociadas. La elevación tanto de AST y ALT raramente puede ser por causas no hepáticas y a pesar de que ALT se considera “especifica de hígado”, esto no siempres es verdad.

La elevación de aminotranfersas por arriba de 5 veces lo normal puede ser visto en numerosas enfermedad crónicas del hígado asi como en procesos agudos. La elevación de las transaminasas usulamente implica daño y muerte celular hepática, que puede estar o no estar asociado a colestasis.

El paciente debe ser evaluado inicialmente por las causas mas comunes de daño hepático (tabla 2) y el conocimiento de la prevalencia de causas especificas de enfermedades hepáticas pueden ser útiles para guiar el estudio diagnostico. Sin embargo en pacientes que previamente habían presentado anormalidades en los estudios de PFH, la probabilidad de que tengan cualquier cualquier tipo de enfermedad hepática es mucho mas alta que la población en general con estudios de PFH normales. Si la evaluación inicial no es esclarecedora y si el pacientes se encuentra asintomático, la opción de manejo apropiado incluye evaluaciones diagnosticas iniciales vs cambios en los estilos de vida con PFh seriadas y monitorización clínica estrecha.

La enfermedad de Cori es una patología genética de carácter metabólico que produce una acumulación anormal y patológica de glucógeno (almacenamiento de glucosa) a nivel hepático, muscular y/o cardiaco (Gershen, Prayson y Prayson, 2015).

Esta patología también conocida con el nombre de glucogenosis tipo III o enfermedad de Cori-Forbes, es una patología poco frecuente en la población general que, tiene un amplio espectro clínico (The Association for Glycogen Storage Disease UK, 2016).

En cuanto a los signos y síntomas característicos de la enfermedad de cori, los más frecuentes están relacionados con la hipoglucemia, la debilidad muscular, el retraso generalizado del crecimiento o la hepatomegalia (Morales Vila, 2010).

Por otro lado, a nivel etiológico esta enfermedad es producto de una alteración genética de carácter autosómico recesivo, debido fundamentalmente a una mutación genética localizada en el cromosoma 1, en la ubicación 1q21 (Ibarra-Lúzar, Ferández Bravo, Villelabeitia-Jaureguizar, Arjona-Carmona y Bermejo-Fernández, 2006).

Además de la sospecha clínica, en el diagnóstico de la enfermedad de cori son esenciales las pruebas de laboratorio, como la biopsia hepática, las técnicas himnunohistoquímica, entre otras pruebas bioquímicas (Cosme, Moltalvo, Sánchez, Ojeda, Zapata, Bujanda, Gutiérrez y Arenas, 2005).

Finalmente, el tratamiento se basa en el control de las consecuencias médicas. Lo más habitual es la planificación dietética para el mantenimiento de los niveles de glucosa en el organismo (Duke University Health System, 2013).

La enfermedad de Cori o glucogeneosis tipo III, es una patología genética causada por una acumulación anormal de glucosa (azúcares) en diferentes órganos del cuerpo, a través un complejo denominado glucógeno (Genetics Home Reference, 2016).

Así, la enfermedad de Cori se clasifica dentro de un grupo e trastornos metabólicos denominados en su conjunto como glucogénesis.

A pesar de que se han identificado numerosos subtipos de glucogénesis, todas ellas se deben a un trastorno en el metabolismo del glucógeno (Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010).

El glucógeno es un compuesto bioquímico que está presenten en nuestro organismo y, cuya función esencial es la reserva energética. Específicamente, es la forma en la que se almacena la glucosa en diferentes órganos, especialmente en los músculos y el hígado, además de otro tipo de tejidos ricos en glucógeno como los cardiacos (Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010).

Además, las funciones específicas de este compuesto pueden variar en función el tejido en el que se encuentre ubicado Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010):

– Hígado: la glucosa accede a través del torrente sanguíneo a las células hepáticas. Así, tras la ingesta de alimento se almacena en forma de glucógeno en
diferentes áreas hepáticas.

En este sentido, cuando el nivel de azúcares en sangre se reduce, el glucógeno almacenado libera glucosa hacia el torrente sanguíneo y así el resto de órganos reciben el aporte necesario para su funcionamiento eficiente.

Músculos esqueléticos: en el caso de la estructura muscular, el glucógeno se emplea a nivel local para obtener la energía necesaria durante los esfuerzos físicos.

Por tanto, para que nuestro organismo tenga la capacidad de trasformar el glucógeno en glucosa para obtener sustrato energético, es fundamental que intervengan diferentes enzimas, como las hexicinasas (Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010).

Así, en el caso de la enfermedad de Cori, las características de su curso clínico se derivan de la presencia de alteraciones tanto en el almacenamiento como en la degradación del glucógeno, afectando así mismo a las enzimas que intervienen en este proceso.

Concretamente, la glucogénesis tipo II o enfermedad de Cori, fue descrita inicialmente por Sanapper y Van Creveld, en el año 1928. Sin embargo, no fue hasta 1956, cuando Illingworth y su grupo de trabajo, describieron el defecto enzimático que da origen a esta patología (Cosme, Montalvo, Sánchez, Ojeda, Torrado, Zapata, Bujanda, Gutiérrez y Arenas, 2005).

La dermatitis atópica es una condición médica común que afecta a la piel. Afecta a…

Como el nombre ya lo dice todo, el prolapso es el problema que ocurre porque…

La primera etapa de cirrosis hepática o etapa compensada está marcada por pocos o ningún síntoma. A pesar de la cicatrización, el hígado sigue siendo capaz de funcionar y las pruebas de función hepática pueden mostrar niveles normales de enzimas. La etapa se llama etapa compensada porque el cuerpo intenta compensar el daño causado por el mal funcionamiento del hígado. Dado que esta etapa suele ser asintomática, la condición puede ser diagnosticada sólo con la ayuda de una biopsia hepática.

Sin embargo, algunas personas con cirrosis hepática compensada pueden experimentar algunos síntomas leves y no específicos. Esto incluye fatiga, pérdida de energía, sed extrema, náuseas, dolor sordo en el área hepática, pérdida de apetito y pérdida de peso. También pueden desarrollarse angiomas de araña o pequeñas manchas rojas en la piel.

Si la cirrosis compensada se deja sin tratar, la enfermedad puede progresar a una etapa más seria conocida como etapa descompensada. La etapa descompensada se caracteriza por un daño hepático extenso. El hígado ya no puede funcionar correctamente y esto da lugar a complicaciones serias y potencialmente mortales. Los síntomas de cirrosis descompensada son fatiga severa, agotamiento, dolor de estómago y calambres y fácil moretones y sangrado. En esta etapa, el líquido se acumula en el abdomen (ascitis) y la piel y los ojos se vuelven amarillos (ictericia). Otras complicaciones incluyen insuficiencia renal, anemia, aumento del bazo, hipertensión portal y pérdida de masa ósea. Por último, la alta concentración de toxinas en el cuerpo puede causar grave confusión y finalmente, coma.

Última actualización el October 14, 2017, 6:23 pm

El hígado en uno de los principales órganos del cuerpo, el cual se encuentra en la parte superior derecha del abdomen y se divide en derecho e izquierdo. Está compuesto por hepatocitos y tiene las funciones de procesar nutrientes que se absorben en el intestino, eliminar las sustancias tóxicas de la sangre, producir bilis para digerir los alimentos y crear proteínas que ayudan al proceso de coagulación.

La enfermedad hepática puede ser benigna, como es la presencia de quistes hepáticos o hemangiomas, cuyo tratamiento dependerá del tamaño de la lesión, de la localización y los síntomas que provoque, o maligna, como las lesiones provocadas por metástasis de cánceres de otros órganos o cánceres primarios del propio hígado como el carcinoma hepatocelular.

En algunos casos, los tumores del hígado aparecen sobre pacientes que ya han sufrido una enfermedad hepática, como cirrosis o hepatitis B o C. Por esto, es fundamental el seguimiento de los pacientes con estos antecedentes para la detección precoz de posibles cánceres.

  • Carcinoma hepatocelular. Es el más frecuente, sobre todo en hombres de entre 60 y 70 años. Suele originarse sobre hígados que han sufrido o sufren una enfermedad.
  • Colangiocarcinoma intrahepatico. Se produce en los conductos biliares que atraviesan el hígado y es el segundo más frecuente, también sobre hígados ya enfermos por hepatitis B o C, colangitis esclerosante primaria o NASH.
  • Carcinoma fibrolamelar: es más frecuente en gente joven de entre 20 y 30 años, tanto en hombres como en mujeres, y es menos agresivo que el carcinoma hepatocelular.

Existen una serie de enfermedades o factores relacionados con el desarrollo de enfermedad en el hígado:

  • Hepatitis B o C. Los pacientes en los que esta infección es crónica presentan predisposición a canceres primarios en el hígado
  • Cirrosis causada por el exceso de alcohol
  • Hígado graso no alcohólico (o Esteatohepatitis no alcohólica), que se da en gente con sobrepeso, obesidad, diabetes tipo II o síndrome metabólico
  • Hemocromatosis: enfermedad hereditaria que provoca una acumulación excesiva e incorrecta del hierro en los órganos por un mal metabolismo del hierro
  • Ingesta de arsénico, presente en el agua o en productos químicos como algunos materiales plásticos

Los problemas de hígado suelen ser asintomáticos, pero cuando se producen síntomas suelen ser dolor abdominal, cansancio, náuseas, fiebre, pérdida de peso, falta de apetito o ictericia (coloración amarillenta de la piel).

Las enfermedades benignas del hígado en muchos casos se detectan casualmente al realizar una revisión por algún otro motivo. Por otro lado, en los pacientes con factores de riesgo se recomienda realizar una ecografía periódicamente para detectar lesiones benignas y malignas. Para confirmar el diagnóstico la mejor opción es realizar entonces una biopsia hepática guiada por ecografía, TAC, o mediante cirugía laparoscópica.

En el estudio inicial se realizará una analítica: ésta servirá para observar la función hepática a través de la bilirrubina y las alteraciones en la coagulación. Además, permitirá solicitar marcadores tumorales como la alfa fetoproteina, relacionada con el carcinoma hepatocelular.

Cuando se sospecha de que pueda haber una enfermedad hepática, se recomienda realizar un TAC o tomografía computerizada o una resonancia magnética (RMN) para localizar las lesiones, su tamaño y su relación con otros tejidos y órganos. Así, se podrá elegir el tratamiento más adecuado.

Un seguimiento por parte de un especialista es imprescindible en todos los pacientes que tuvieron cáncer de hígado.

Para un seguimiento efectivo, es preciso un trabajo coordinado multidisciplinar, donde los diferentes especialistas combinen estudios de laboratorio, con el estudio de la función hepática y coagulación, y pruebas de imagen como las ecografías o resonancias magnéticas. En IQL trabajan en esa tarea radiólogos altamente experimentados, puesto que el haber realizado tratamientos previos sobre el hígado dificulta la evaluación de las pruebas. La finalidad es la detección precoz en caso de aparecer nuevas enfermedades o repetición de las previas.

Las enfermedades benignas sólo se trataran en caso de gran tamaño, hemorragias o en caso que el paciente sienta un intenso dolor abdominal, dado que la mayoría de ellas presentan un riesgo muy escaso de malignizar, que se podrá controlar con seguimiento.

La posibilidad de tratamiento quirúrgico viene determinada por el tipo de lesión, su situación en el hígado y su relación con los vasos. El equipo especializado de IQL, con alta experiencia en cirugía del hígado, valoraran cada caso a nivel individual para ofrecer la mejor combinación de tratamiento, tanto con cirugía como con quimioterapia o radiología intervencionista si fuera necesario.

Según el tipo de lesión y su localización, los pacientes podrán beneficiarse de técnicas mínimamente invasivas como la laparoscópica. Así, a través de pequeñas incisiones se puede extirpar la lesión en el hígado, reduciendo la hemorragia y mejorando el dolor postoperatorio, con una más rápida reincorporación a la rutina diaria del paciente.

En ocasiones la complejidad de la enfermedad o las condiciones del paciente no permiten utilizar la laparoscópica. En estos casos deberá llevarse a cabo la cirugía abierta a través de una incisión en el abdomen por debajo de las costillas.

En cirugía hepática o del hígado, el paciente normalmente saldrá de quirófano con drenajes permiten a los cirujanos descartar hemorragias, infecciones o fugas de bilis. Así, permanecerá ingresado en la unidad de cuidados intensivos (UCI), al menos las primeras 24-48h.

En algunos casos, la localización o el tipo de lesión del hígado hacen imposible su resección. En estos casos, se puede utilizar radiología intervencionista, mediante la cual se realizaran punciones percutáneas de dichas lesiones para realizar radiofrecuencia o microondas y conseguir un control local de la enfermedad, que puede permanecer estable durante un largo tiempo.

En el Instituto Quirúrgico Lacy IQL los pacientes son evaluados por un equipo multidisciplinario conformado por cirujanos, oncólogos médicos y radioterápicos, radiólogos y patólogos

que permitirán tomar la decisión más acertada de forma individualizada.

  • El cáncer primario de hígado en adultos es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del hígado.
  • Hay dos tipos de cáncer primario de hígado en adultos.
  • La hepatitis o la cirrosis afectan el riesgo de cáncer primario de hígado en adultos.
  • Entre los signos y síntomas de cáncer primario de hígado en adultos se incluyen una masa o dolor en el costado derecho.
  • Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer primario de hígado en adultos, se utilizan pruebas que examinan el hígado y la sangre.
  • Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El cáncer primario de hígado en adultos es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del hígado.

El hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo. Tiene cuatro lóbulos y ocupa la sección superior derecha del abdomen adentro de la caja torácica. Las siguientes son tres de las diversas funciones del hígado:

  • Filtrar sustancias dañinas en la sangre para que puedan ser transportadas desde el cuerpo hasta la materia fecal y la orina.
  • Producir bilis para ayudar a la digestión de las grasas de los alimentos.
  • Almacenar glucógeno (azúcar) que el cuerpo usa para obtener energía.

Los siguientes son los dos tipos de cáncer primario de hígado en adultos:

El tipo más común de cáncer primario de hígado en adultos es el carcinoma hepatocelular. Este tipo de cáncer de hígado es la tercera causa de muerte por cáncer en todo el mundo.

Este sumario es sobre el tratamiento del cáncer primario de hígado en adultos (cáncer que comienza en el hígado). El tratamiento del cáncer que comienza en otras partes del cuerpo y se disemina al hígado no se incluye en este sumario.

El cáncer primario de hígado se presenta tanto en adultos como en niños. Sin embargo, el tratamiento de los niños es diferente al de los adultos. (Para obtener más información, consulte el sumario del PDQ sobre Tratamiento del cáncer de hígado infantil).

Cualquier cosa que aumenta la probabilidad de tener una enfermedad se llama factor de riesgo. La presencia de un factor de riesgo no significa que enfermará de cáncer; pero la ausencia de factores de riesgo tampoco significa que no enfermará de cáncer. Consulte con su médico si piensa que está en riesgo.

cytotec recomendaciones

Síndrome autosomico dominante producido por un pleiotropismo.se debe a la mutación en el gen ELLA 1, que codifica una proteína fosfatasa.

§ Alteraciones en el desarrollo coclear y del oído externo,

§ Quistes y fistulas en el cuello

§ Displasia renal y malformaciones del túbulo colectar renal.

SINDROME DEL TUNEL CARPIANO.

Es un cuadro del nervio mediano a su paso por el ligamento del carpo (muñeca), ya que bajo el ligamento pasan la mayor parte de los tendones flexores de la muñeca y dedos, así como el nervio mediano, encargado de la enervación sensitiva de la cara palmar de los tres primeros dedos y de la intervención motora de los músculos cortos del pulgar. La inflamación de alguna estructura local procede de algún problema del espacio y el nervio resulta comprimido.

o Dolor (en la noche) en la cara palmar de la muñeca que se irradia por los tres primeros dedos.

o Parestesias(hormigueos y acorchamiento)

o Atrofia de los músculos cortos del pulgar

o enfermedades reumáticas

o malas posturas en el trabajo o al dormir

· Ajustes en cada puesto de trabajo

· Prevención de los movimientos y posturas perjudiciales

· Tratamiento quirúrgico de liberación

· Descompresión del nervio mediano

SINDROME DEL MAULLIDO DE GATO O CRI DU CHAT.

Produce una delección terminal o intersticial del brazo corto dl cromosoma 5. El nombre lo recibe del llanto de los niños que sufren este trastorno, parecido al maullido de gato.

Orejas de implantación baja

Mandíbula pequeña y hundida

Pulgar aducido hacia el interior

Un solo pliegue en la palma de la mano

Orejas de implantación baja

Bajo peso al nacimiento y crecimiento lento

Un cariotipo (análisis cromosómico) debe mostrar que falta una porción del brazo corto del cromosoma 5, de lo contrario, un tipo mas detallado de prueba genética (análisis de FISH) puede revelar si falla una pequeña parte de dicho cromosoma.

SINDROME LINFOPROLIFERATIVO AUTOINMUNITARIO.

Es un trastorno autosomico dominante poco frecuente que se caracteriza por una linfoadepatia masiva y esplenomegalia, sobre todo en la niñez. Se producen fenómenos autoinmunitarios como:

Ø Alteración apoptosis (muerte celular natural en la que aparecen repentinamente aperturas en las membranas mitocondriales que provoca la salida de la misma) de los linfocitos.

Ø Inactivación de las proteasas intracelulares

Ø Provoca deficiencias en las señales de apoptosis y una expansión masiva de los linfocitos T inmaduros.

También conocido como trisomia 18, es un desorden cromosómico genético causado por un error en la división de la célula resultando en el tercer cromosoma adicional 18. Fue descubierto por el doctor Juan Edward. El índice de supervivencia de los niños que tienen el síndrome es extremadamente bajo.

§ Anomalías cardiacas y renales

§ Pies inferiores del eje de balancín

§ Deficiencia del crecimiento

§ Forma anormal del cráneo y características faciales.

No hay tratamiento específico y sabido para este síndrome. Los síntomas causados son tratados conforme se presenten hasta un cierto grado.

Por ejemplo algunos niños que presentan el síndrome pueden tener problema y dificultad de corazón en ganar peso, una dieta alimenticia perfecta puede ser conveniente.

Se produce por la disminución de la capacidad de excretar bilirrubina por el hepatocito (célula hepática). La birrubina surge de la desgracion de la hemoglobina de los glóbulos rojos.

ESCLEROSIS CORTICAL LAMINAR DE MOREL

ENFERMEDAD DE MARCHIAFAVA-BIGNAMI (EMB)

MIELINOLISIS PONTINA CENTRAL

Graham DI, Thomas A, Gennarelli A. Trauma. En: Greenfield’s Neuropathology, ed por DI Graham y PL Lantos. London: Oxford University Press 1997, V.I: 197-262.

Kalimo H, Kaste M, Haltia M. Vascular diseases. En: Greenfield’s Neuropathology, ed por DI Graham y PL Lantos. London: Oxford University Press 1997, V.I: 315-96.

Cavanagh JB. Toxic and deficiency disorders. En: Symmer’s Systemic Pathology, V.4: Nervous System, Muscle and Eyes, ed por RO Weller. Edinburgh: Churchill Linigstone, 1990: 244-308.

Verity MA. Toxic disorders. En: Greenfield’s Neuropathology, ed por DI Graham y PL Lantos. London: Oxford University Press 1997, V.I: 755-811.

Cravioto H, Korein J, Silberman J. Wernicke’s encephalopathy: A clinical and pathological study of 28 autopsied cases. Arch Neurol 1961; 4: 510-19.

Victor M. The Wernicke-Korsakoff syndrome. In: Vinken PJ, Bruyn GW, eds. Handbook of Clinical Neurology Vol 28. Amsterdam: North-Holland Publishing Co 1976: 243-70.

Harper C. The incidence of Wernicke’s encephalopathy in Australia -A neuropathological study of 131 cases. J Neurol Neurosurg Psichiatry 1983; 46: 593-8.

Torvik A. Topographic distribution and severity of brain lesions in Wernicke’s encephalopathy. Clin Neuropathol 1987; 6: 25-9.

Harper C, Butterworth R. Nutritional and metabolic disorders. In: Graham DI, Lantos PL, eds. Greenfield’s Neuropathology. London: Edward Arnold 1997: 601-655.

Charness ME, De La Paz RL. Mammillary body atrophy in Wernicke’s encephalopathy: antemortem identification using magnetic resonance imaging. Ann Neurol 1987; 22: 595-600.

Naidoo DP, Bramdev A, Cooper K. Autopsy prevalence of Wernicke’s encephalopathy in alcohol-related disease. S Afr Med J 1996; 86: 1110-2.

Pena CE. Wernicke’s encephalopathy: report of seven cases with severe nerve cell changes in the mamillary bodies. Am J Clin Pathol 1969; 51: 603-9.

Byrne C, Halliday G, Ellis J, Harper C. Thalamic vacuolation in acute Wernicke’s encephalopathy. Metab Brain Dis 1993; 8: 107-13.

Mair WGP, Warington GK, Weiskrantz L. Memory disorder in Korsakoff’s psychosis. Brain 1979; 102: 749-83.

Mayes AR, Meudell PR, Mann D, Pickering A. Locations of the lesions in Korsakoff syndrome: neuropathological data on two patients. Cortex 1988; 24: 367-88.

Halliday G, Cullen K, Harding A. Neuropathological correlates of memory dysfunction in the Wernicke-Korsakoff syndrome. Alcohol Alcoholism 1994; 2(Suppl): 247-53.

Torvik A. Two types of brain lesions in Wernicke’s encephalopathy. Neuropathol Appl Neurobiol 1985; 11: 179-90.

Arendt T, Bigl V, Arendt A, Tennstedt A. Loss of neurons in nucleus basalis of Meynert in Alzheimer’s disease, paralysis agitans and Korsakoff’s disease. Acta Neuropathol (Berl) 1983; 61: 101-8.

Halliday G, Ellis J, Harper C. The locus coeruleus and memory: a study of chronic alcoholis with and without the memory impairment of Korsakoff’s psychosis. Brain Res 1992; 598: 33-7.

Halliday G, Ellis J, Heard R, Caine D, Harper C. Brainstem serotonergic neurons in chronic alcoholics with and without the memory impairment of Korsakoff’s psychosis. J Neuropathol Exp Neurol 1993; 52: 567-79.

Ishii N, Nishihara Y. Pellagra among chronic alcoholics: Clinical and pathological study of 20 necropsy cases. J Neurol Neurosurg Psychiat 1981; 44: 209-15.

Hauw JJ, De Baecque C, Hausser-Hauw C, Serdaru M. Chromatolysis in alcoholic encephalopathies. Pellagra-like changes in 22 cases. Brain 1988; 111: 843-57.

Ishii N, Nishihara Y. Pellagra encephalopathy among tuberculous patients: its relation to isoniazid therapy. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1985; 48: 628-34.

Serdaru M, Hausser-Hauw C, Laplane D et al. The clinical spectrum of alcoholic pellagra encephalopathy. A retrospective analysis of 22 cases studied pathologically. Brain 1988; 111: 829-42.

Leigh D. Pellagra and the nutritional neuropathies: a neuropathological review. J Ment. Sci 1952; 98:130-142.

Charness ME, Simon RP, Greenberg DA. Ethanol and the nervous system. N Engl J Med 1989; 321: 442-54.

Kril JJ., Halliday GM, Svoboda MD, Cartwright H. The cerebral cortex is damaged in chronic alcoholics. Neuroscience 1997; 79: 983-98.

Harper CG, Blumberg PC. Brain weights in alcoholics. J Neurol Neurosurg Psychiat 1982; 45: 838-40.

Torvik A, Lindboe CF, Rodge S. Brain lesions in alcoholics. A neuropathological study with clinical correlations. J Neurol Sci 1982; 56: 233-48.

Harper C, Kril JJ. Brain atrophy in chronic alcoholic patients: a quantitative pathological study. J Neurol Neurosurg Psychiat 1985; 48: 211-7.

De La Monte SM Disproportionate atrophy of cerebral white matter in chronic alcoholics. Arch Neurol 1988; 45: 990-2.

Jernigan TL, Schafer K, Butters N, Cermak LS. Magnetic resonance imaging of alcoholic Korsakoff’s patients. Neuropsycho-pharmacol 1991; 4: 175-86.

Por tanto, se trata de una enfermedad cuya intolerancia al gluten del trigo, cebada, centeno y avena es permanente y se da en personas cuya genética está predispuesta a ello. El intestino delgado se inflama debido a su reacción a esta sustancia y deja de absorber macro y micronutrientes.

Los síntomas de la celiaquía difieren de una persona a otra, lo que dificulta su diagnóstico.

Curiosamente, es una enfermedad que se da más en países desarrollados y en continentes como el europeo, donde la prevalencia estimada en estos y sus descendientes es del 1%, siendo una enfermedad más habitual en las mujeres que en los hombres en una proporción de 2 a 1.

Muchos de los pacientes celíacos (en torno a un 75%) están sin diagnosticar porque esta enfermedad, durante mucho tiempo, se relacionó solo con la presentación clínica de ciertos síntomas. Pero desde hace unos años se ha descubierto que puede presentarse de otras formas diferentes y asintomáticas gracias al uso de pruebas complementarias con las que se ha descubierto la existencia de distintos tipos de enfermedad celíaca como las siguientes.

Aunque los síntomas de la celiaquía son variados, la mayor parte de los pacientes tendrán una histología, serología y tes genéticos propios de esta enfermedad.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Cuando no hay síntomas ni señal alguna de que existe esta enfermedad, el paciente dará positivo en el resto de las pruebas diagnósticas.

En este caso la enfermedad no se manifiesta cuando la persona come gluten y la mucosa del intestino delgado está normal. Dentro de esta categoría hay dos subgrupos:

Se trata de aquellos pacientes que de pequeños fueron diagnosticados de la enfermedad del celíaca y, posteriormente se recuperaron por completo después de iniciar una dieta sin gluten. Después pudieron continuar con un estado subclínico con dieta normal.

A este grupo pertenecen aquellos pacientes que a pesar de tener una mucosa intestinal normal (comprobado tras un estudio previo) desarrollaron la enfermedad.

Este último caso se refiere a pacientes que nunca han presentado resultados de biopsia compatible con la enfermedad celíaca pero que al igual que en los grupos mencionados antes, tienen cierta predisposición genética a padecer la enfermedad. Esto se muestra con la positividad del HLA-DQ2/DQ8. A pesar de que la serología pueda ser negativa tienen un gran número de linfocitos intraepiteliales. Por esta razón podrán desarrollar en un 13% una celiaquía activa y en un 50% una celiaquía latente.

Son varias las formas en las que esta patología puede aparecer.

La enfermedad celíaca se manifiesta de diferente forma en cada persona. Por esta razón, es difícil diagnosticar la enfermedad. De ahí, que haya pacientes que puedan tener estreñimiento, otros diarrea o pueden no presentar ninguno de estos síntomas de la celiaquía.

La enfermedad celíaca da un gran número de síntomas gastrointestinales diferentes tales como:

  • Estreñimiento.
  • Gases, dolor abdominal.
  • Diarrea constante o intermitente.
  • Poco o mucho apetito.
  • Vómitos o náuseas.
  • Deposiciones muy grasas y con mal olor.
  • Intolerancia a la lactosa (esto puede desaparecer una vez que se pone el tratamiento).
  • Disminución considerable de peso (aunque muchos pacientes pueden tener peso normal o, incluso, sobrepeso).

Además de estos síntomas pueden aparecer otros con el tiempo porque los intestinos no absorban bien los nutrientes como:

  • Cansancio excesivo.
  • Ansiedad o depresión.
  • Retraso en el crecimiento de los niños.
  • Aparición de hematomas.
  • Caída del cabello.
  • Picor en la piel.
  • Falta de periodos menstruales.
  • Heridas en la boca.
  • Hemorragia nasal.
  • Dolor en las articulaciones y calambres en los músculos.
  • Convulsiones.
  • Hormigueo en manos o pies.

Por otro lado, en el caso de los niños celíacos también pueden darse estos otros síntomas de la celiaquía: retraso en la pubertad, náuseas, vómitos, heces fétidas o grasas, comportamiento irritable o muy cariñoso, poco peso, defectos en el esmalte dental y cambio del color en los dientes o crecimiento lento y estatura por debajo de lo normal para su edad.

En resumen, los síntomas más frecuentes de esta enfermedad son: fatiga, pérdida de apetito, pérdida de peso, náuseas, vómitos, diarrea, perdida de masa muscular, dolor abdominal, acumulación de gases, alteraciones del carácter, anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento, retraso del crecimiento. Pero pese a todo lo expuesto, tanto en niños como en adultos los síntomas pueden estar ausentes o ser distintos en cada caso haciendo muy difícil realizar un correcto diagnóstico.

Determinar con exactitud las causas de la celiaquía sigue siendo un objetivo pendiente.

No se conocen a ciencia cierta las causas de la celiaquía, que se produce cuando se consumen alimentos con gluten y el sistema inmunitario reacciona provocando daños a las vellosidades existentes en el revestimiento de los intestinos y cuya utilidad es absorber los nutrientes. De esta forma, el propio organismo impide que se absorba hierro, vitaminas y nutrientes de forma adecuada. Esto genera una serie de síntomas y problemas de salud.

Esta patología puede aparecer en cualquier momento de la vida, desde la niñez hasta la edad adulta avanzada.

Una forma de saber si se puede llegar a padecer es saber si en la familia hay alguien que la tenga, pues se incrementará el riesgo de presentar la enfermedad.

La enfermedad celíaca es más común en las personas de raza blanca y nacidas en Europa. Al igual que la padecen más las mujeres que los hombres.

Los pacientes celíacos son más propensos a padecer:

  • Cáncer intestinal.
  • Linfoma intestinal.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Enfermedad tiroidea.
  • Diabetes tipo I.
  • Trastornos autoinmunitarios como artritis reumatoidea.
  • Lupus eritematoso sistémico y síndrome de Sjögren.
  • Síndrome de Down.
  • Enfermedad de Addison (es una patología que se produce cuando las glándulas suprarrenales no producen las hormonas que debiera).

Esta enfermedad crónica no tiene cura. Es decir, no existe un tratamiento de la celiaquía como tal. Se pueden hacer desaparecer los síntomas y que las vellosidades en el revestimiento de los intestinos se curen si se sigue una dieta libre de gluten durante toda la vida.

El paciente no podrá tomar ni alimentos, bebidas ni medicamentos que tengan: trigo, centeno, cebada y avena. Además deberá leer siempre las etiquetas de los alimentos y medicamentos con mucho cuidado para buscar los ingredientes que puedan contener algo de gluten. Para muchas personas diagnosticas de esta enfermedad, llevar una dieta así puede resultar muy difícil porque casi todo lleva gluten. A veces, el médico puede necesitar recetar complementos de vitaminas y minerales. También pueden recetarle al paciente fármacos corticoesteroides (como prednisona) durante poco tiempo no responde bien al tratamiento.

En general, el celíaco llevará una dieta basada en alimentos naturales:

  • Legumbres.
  • Carnes.
  • Pescados.
  • Huevos.
  • Frutas.
  • Verduras.
  • Hortalizas.
  • Cereales sin gluten: arroz y maíz.

La alimentación de quienes padecen esta patología ha de estar basada en alimentos naturales.

Malas digestiones, hinchazón abdominal, nauseas especialmente después de comidas grasas, aumento de volumen alrededor del abdomen y estreñimiento. El síndrome de colón irritable, asociado con hinchazón abdominal y flatulencia con frecuencia se debe a un funcionamiento deficiente del hígado. Levantarse por las mañanas con mal aliento y lengua manchada, son signos que muestran que definitivamente su hígado necesita ayuda.

Desagradables cambios de humor, depresiones, mente nublada y dificultad para la concentración y memoria. Si el hígado trabaja con dificultad, cantidades excesivas de agentes tóxicos se abrirán paso hacía la corriente sanguínea pudiendo afectar al funcionamiento del cerebro.

Condiciones alérgicas tales como fiebre, urticaria, erupciones cutáneas y asma.

Dolores de cabeza. Desgraciadamente, los calmantes pueden empeorar el hígado ya que este es el órgano encargado de romper la estructura de todo tipo de drogas.

Tensión alta y retención de líquidos. Esto puede que sea difícil de controlar mediante una terapia médica. He podido comprobar como la Dieta de Limpieza del Hígado baja los niveles de presión arterial a niveles completamente normales sin la necesidad de utilizar ningún medicamento.

Hipoglucemia o nivel de azúcar en la sangre inestable. Un hígado irritado puede causar fluctuaciones inesperadas en el nivel de azúcar en la sangre, siendo un bajo nivel de glucosa el causante de fatiga, mareo, ligeros dolores de cabeza y necesidad de ingerir azúcar.

Incapacidad para tolerar comidas grasas, enfermedades y piedras en la vesícula biliar. Si se alimenta al hígado con demasiadas grasas saturadas o en mal estado, este intentará expulsarlas fuera del cuerpo a través de la bilis que fluye dentro de la vesícula y después al intestino delgado. Esto elevará el contenido de colesterol en la bilis y puede resultar en piedras en la vesícula (hechas de colesterol endurecido) e inflamación de la vesícula. Si el hígado no trabaja eficazmente, no producirá sales biliares suficientes para mantener el colesterol biliar en solución y entonces se producirán piedras en la vesícula.

Fatiga y síndrome de fatiga crónica. Cuando aquellas personas con cansancio no pueden encontrar una causa para su mal, en el 99% de tales casos encuentro que están ingiriendo demasiadas grasas saturadas o en mal estado y no suficiente cantidad de verdura y fruta.

Excesiva temperatura corporal, que puede que esté asociada con sudoración o fuerte transpiración.

Baja tolerancia al alcohol y a algunos medicamentos tales como los antibióticos.

Los Doce Principios Esenciales para Mejorar el Funcionamiento del Hígado

1.- Escucha a tu cuerpo. No comas si no tienes hambre. En su lugar toma un zumo natural, una fruta, una pequeña ensalada o un vaso de agua. De la misma manera, no pases hambre si tienes apetito. Muchas personas planean sus horarios alimenticios en torno al reloj y así comerán por ejemplo a las 8:00am, a la 1:00pm y a las 7:00pm., llueva o truene, con apetito o sin él. Es mucho más saludable establecer tus horarios de comida alrededor de tu apetito y darle poca importancia al reloj. Si tienes la costumbre de comer en horarios regulares cuando no tienes hambre, tu hígado trabajará en exceso y básicamente sufrirá con excesivo ajetreo.

2.- Bebe de 8 a 12 vasos diarios de agua mineral ya que ayuda a limpiar el hígado y los riñones y a perder peso. El cuerpo necesita pequeños y frecuentes sorbos de agua, de otra manera las células se encogen por deshidratación y sus membranas se secan. Las personas que no beben agua corren un riesgo mayor de contraer la enfermedad de Alzheimer. Evita grandes cantidades de líquidos durante las comidas.

3.- Evita consumir grandes cantidades de azúcar especialmente azúcar refinado, ya que el hígado lo convertirá en grasa y colesterol. La grasa puede ser causante de degeneración de los órganos o puede ser transportada a zonas tales como los muslos, glúteos y abdomen para su almacenamiento. Llegará un momento en el que los triglicéridos de la sangre serán demasiado elevados y esto está asociado con un incremento del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Evita todos los edulcorantes artificiales ya que son tóxicos para el hígado y causan hipoglucemia y fatiga. Si necesitas comer algo dulce, toma fruta fresca, fruta escarchada, miel o melazas.

4.- No te obsesiones midiendo las calorías. Si sigues los planes de comida y alimentos de la Dieta de Limpieza del Hígado, gradualmente tu hígado mejorará y en consecuencia, la pérdida de peso.

Es mucha más la gente que muere por comer por exceso que por defecto. Así que cojamos la costumbre de comer menos una vez que el apetito ha sido saciado.

Ignora la báscula del baño ya que el objetivo es limpiar el organismo y rejuvenecer todo el metabolismo, no solamente perder peso. La pérdida de peso vendrá de la mano con la mejora del funcionamiento del hígado. ¿Por qué preocuparse mirando lo rápido o lo lento que el cuerpo pierde peso?

5.- Evita los alimentos a los que puedas ser alérgico o que sepas por experiencias pasadas que no te sientan bien.

Mastica la comida lenta y concienzudamente, ya que la digestión empieza por la saliva cuando ésta se mezcla con los alimentos en la boca.

A medida que se envejece, la producción de ácido clorhídrico en el estómago es, a menudo, inadecuada para la eficiente digestión de las proteínas. Esto puede solucionarse bebiendo un vaso de agua que contenga una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en todas las comidas (que contengan proteínas).

6.- Presta atención a la buena higiene intestinal ya que el hígado debe filtrar y destruir cualquier bacteria y virus presentes en la comida.

Demasiados organismos dañinos, tales como la salmonela y la bacteria shigella, pueden dañarnos seriamente e incluso dañar permanentemente el hígado. Para reducir este riesgo, come alimentos que sean frescos, y evita el recalentamiento regular de los alimentos, ya que un buen caldo de cultivo para las bacterias son los alimentos cocinados, especialmente la carne. No calientes nunca la comida más de una vez. Y siempre lávate las manos antes de comer.

Muchos alimentos procesados y empaquetados están llenos de conservantes, y aún así contienen organismos dañinos en estado latente. Tan pronto como estos alimentos llegan al intestino los conservantes desaparecen y el virus empieza a crecer en el intestino. Evita especialmente las carnes en conserva.

7.- No comas si te sientes tenso o ansioso ya que durante estos estados la corriente sanguínea es desviada de los intestinos e hígado a otras zonas del cuerpo.

8 .- comprueba si cerca de tu zona puedes adquirir productos biológicos frescos y libres de pesticidas. Si consumes huevos y pollo, que sean siempre de corral.

Compra productos que contengan ingredientes naturales y evita los alimentos procesados que contengan sustancias químicas artificiales tales como conservantes, colorantes, aromatizantes y edulcorantes artificiales.

9 .- obtén las proteínas de diferentes fuentes, incluidas las legumbres. La Dieta de Limpieza del Hígado contiene algo de pollo (preferiblemente de corral), pescado y huevos [esto es para proveer a los recién llegados a la Vida Sana con un estado de transición - Editor.] De todas formas hay muchos platos en los cuales la proteína se obtiene de las legumbres, granos, cereales, frutos secos y semillas. Las proteínas de primera clase procedentes de la combinación de estas fuentes son tan completas como las proteínas de origen animal y contienen los 8 aminoácidos esenciales.

Las legumbres son las alubias (tales como la alubia de soja o las habas, etc.), los guisantes, los garbanzos y las lentejas, que aportan proteínas de gran valor, ácidos grasos esenciales, fibra, hormonas vegetales, minerales y vitamina B.

Si estas demasiado ocupado para cocinar alubias, puedes comprarlas en lata, hay una gran variedad para elegir. Si las alubias enlatadas contienen demasiada sal y azúcar antes de usarlas acláralas con agua.

Semillas - linaza, girasol, sésamo y calabaza, todas son unas excelentes fuentes de ácidos grasos esenciales, proteínas, hormonas vegetales y fibra.

Las nueces son muy ricas en grasas insaturadas y deberían comerse sólo frescas y crudas. Si han sido peladas y expuestas al aire durante un tiempo prolongado su aceite se habrá vuelto rancio. Compra nueces empaquetadas con fecha de caducidad o nueces con su cáscara.

Una vez que hemos comprendido todo lo anterior, podemos estar en capacidad para detectar los síntomas de daño hepático y dar al hígado la oportunidad de poder recuperarse.

La salud del hígado es esencial para cualquier tipo de estilo de vida saludable.

La capacidad para curarse de muchas enfermedades del hígado provocadas por el alcohol o el hígado graso no alcohólico es bastante asombrosa.

Siempre que la enfermedad sea descubierta precozmente.

Saber cuáles son los posibles síntomas de enfermedad hepática, como se ha comentado anteriormente y mantener una actitud de vigilancia ante la aparición del menor de los síntomas es absolutamente crucial.

Para asegurar que no te pierdas los futuros artículos, puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter.

Demuestra que estas vivo, Por favor cuéntame más de tu experiencia cuando supiste que tenías el Hígado Enfermo.

Lo más importante…Tu salud

Soy fundador de Temas Sobre Salud. Mi misión es ayudar a las personas a recuperar su salud mediante pequeños e inteligentes ajustes en su estilo de vida!
Yo mismo he afrontado serios problemas de salud los que he ido solventado mediante el estudio de las distintas corrientes filosóficas de la salud que han acompañado a la humanidad desde tiempos remotos. Además de una visión alejada del convencionalismo.

Hola, estoy bastante preocupado por mi situación y quisiera me des una guía y quizás así mejorar porque la verdad no se camino escoger.

Como antecedente siempre desde niño me salia que tengo bajo el Hdl (azucar bueno ) y siempre las recomendaciones que debo comer mas frutos secos, pescado, panela y cosas asi.

Ademas en mi familia hay personas que estuvieron con cáncer y diabetes.

Mi problema empezó hace dos meses de un día para otro, empece con debilidad, ojeras tremendas, hinchazón de estomago (siempre he comido bastante) después de comer, estreñimiento y por ratos al no comer en horas adecuadas debilidad desmayo como baja de presión o de azúcar.

Me hice ver con el Dr y en los exámenes salio un dato GAMMA GT elevado,que desde hace años atrás se había estado elevando (viendo exámenes anuales que me hago por mi trabajo) y que es significado de algo en el hígado. Me hicieron un eco de todo.
Me dijo el Dr que es hígado graso, como que no le presto mucha atención, me envió un tratamiento para 10 días como hepa merz y kufer, me he tomado, lo único que siento de mejora es que no me duelen los riñones que antes sentía dolor.

Ahora han pasado 20 días y en los próximos días voy de nuevo al medico o tal ves vea otro porque sigo sintiéndome mal, más es la mala digestión al comer y se me hincha la barriga por bastante tiempo hasta que me pasa, despues de comer también en ocasiones me duele la cabeza.

He bajado la comida en grasas y evitado comer mucho pero al sentir hambre siento debilidad y como que se me bajara el azúcar o la presión (me alimento con algo y se me pasa), las ojeras no se pierden y en la mano me salio una macha color marrón.

¿Podría ser algo mas grave de lo que se me evaluó? ¿Qué camino debo seguir y si debería tomar otro tipo de medicina?

Tal ves el hígado tiene alguna afección mas grave que solo graso o sera problema del estomago también?

Gracias desde ya por tu ayuda.

Es bastante difícil decir qué clase de problema tienes.

Ahora bien, el cuerpo nunca nos engaña y si tú sientes que es el hígado, yo buscaría la forma de limpiar el hígado y al día de hoy el mejor método es el de Andreas Moritz.

Pero, esa es una decisión muy personal y yo no puedo indicarte que debes hacer.

Un saludo y gracias por comentar.

Hola, yo tengo los mismos sintomas y despues de cada comida siento que me falta el aire, me maero tengo sudoracion y nauseas, me siento fatal hasta q va pasando, hoy tengo 3 dias como confusion, de d que es una angustia grave.

Ojala leas mi comentario y me digas q ah pasado

¿Has ido al médico? Esos síntomas son para acudir lo más rápido posible al médico.

Por otro lado, te recomiendo que leas este artículo:

Un saludo y gracias por comentar.

Tengo un dolor en lado derecho y ardor. Me dijeron hígado graso ¿Qué me recomienda?

Antes que todo, aclararte que no soy doctor o médico.

Dieta, así de sencillo, trata de reducir la cantidad de alimentos que consumes, además evita alimentos artificiales o preparados industrialmente.

Al hígado graso, también se conoce como enfermedad hepática, lee esta entrada para conocer más de ella:

Un saludo y gracias por comentar.

blanca gonzales cordova dice

Doctor agrego sufro de constantes alergias en el cuerpo como herpes sin causa aparente, infecciones, pocos deseos de comer, nauseas, distension y dolor abdominal,dolores de cabeza frecyentes, manchas marrones y quize decir que mi madre no consumia alcohol y fallecio de cirrocis gracias por su rwspuesta

blanca gonzales cordova dice

Hola tengo 38 anos sufro de migranas desde los 13 por lo cual no tomo alcohol ni consumo comida chatarra ni chocolate ni fumo ni gaseosas, aparre tengi fastritis y asma diagnosticada el punto es q renuego demasiado y tengo varios de los sintomas del articulo por ejemplo no tengo coloracion en los ojos es amarilla igual mi piel la confunsion tambien y mi mama fallecio de cirrocis a pesar de tomar alcohol y mi tia de cancer al higaddo mi pregubta es cuanto es probable q tenga un cancer o una cirrocis hepatica q puedo hacer? Muchas gracias

GRACE ROSICELA TORRES MOSQUERA dice

B. Detectando/Diagnosticando la Artritis

1. Las radiografías son efectivas para mostrar la degenración de las articulaciones que
resultan de la osteoartritis y pueden revelar la enfermedad diez años o más antes que
surjan los síntomas.

2. Las pruebas sanguíneas para determinar la sedimentación de los eritrocitos (globulos
rojos), una prueba que indica cuan rápido los globulos rojos se asentan en un tubo, son utilizadas para detectar la artritis reumatoide.

C. Tratamiento para la Artritis

1. No existe niguna cura conocida para la artritis.

2. El tratamiento se dirige en aliviar el dolor y la inflamación.

3. La dieta no representa un factor causar ni una cura para la artritis.

4. El tratamiento actual depende del tipo de artritis, su severidad y como responde la
artritis.

5. Los enfoque básicos para el tratamiento de la artritis incluyen:

1) La administración de aspirina representa la mayor parte del tratamiento.

2) Otras drogas utilizadas en la terapia incluyen inyecciones especiales de
medicamentos, cortizona, medicamentos antimalarios, agentes inmunosupresivos,
y medicamentos anti-inflamatorios.

b. Terapia con calor en la forma de baños calientes, paños/envolturas calientes,
lamparas de calor, y cera caliente es relajante y sedativo/confortable y ayuda a las
articulaciones a moverse con mayor eficiencia y con menos dolor.

c. La natación es frecuentemente recomendado porque el cuerpo pesa menos en el agua,
los cual facilita el movimiento de las extremidades.

f. Como último recurso se utiliza la cirugía, la cual puede proveer alivio al dolor y
retornar el movimiento a las articulaciones degeneradas en algunos casos cuando
ningún otro tratamiento funciona.

1. El pericráneo (cuero cabelludo), vasos sanguíneos, y ciertos revestimientos del cerebro
son sensitivos al dolor. (El cerebro y los huesos del cráneo no perciben dolor en una
estimulación directa).

2. La tensión muscular es la fuente más común para el dolor de cabeza.

3. El dolor de cabeza puede ser un síntoma de otra enfermedad.

4. Los doleres de cabeza pueden ser psicogénicos:

Esto significa que resultan del distres o estrés negativo, tales como los conflictos
emocionales y ansiedad.

B. Tipos de Dolores de Cabeza Crónicos:

1. Dolores de cabeza que resultan de las contracciones musculares (dolores de cabeza de
tensión):

a. El dolor de cabeza surge sin advertencias.
b. Comunmente, el dolor aparece lentamente y se encuentra acompañado por una
percepción de pulsación (palpitación o latido) y desvaído o entumecimiento en la
cabeza.
c. Comunmente el dolor puede ser alivido con el relajamiento.

a. Los dolores de cabeza clasificados como migraña son de tipo vascular debido a que
resultan de la vasodilatación (dilatación de los vasos sanguíneos) de los vasos que
irritan los receptores de dolor.
b. Los síntomas iniciales pueden ser de tipo visual, en los cuales se pueden ver puntos
brillantes o luces centellantes.

3. Dolores de cabeza agrupados:

a. Son dolores de cabeza de tipo vascular inducidos por cambios en los vasos sanguíneos
de la cabeza.
b. Estos tipos de dolores de cabeza tienden a surgir en grupos durante un período de días,
semanas o meses.

4. Dolores de cabeza secundarios:

a. Son dolores de cabeza asociados con enfermedades, lesiones u otras condiciones de
salud.
b. Algunas condiciones de salud responsables para los dolores de cabeza secundarios
incluyen:

1) Hipertensión (alta presión arterial).
2) Infecciones sinusales.
3) Alergias.
4) Resfriado común.
5) Lesiones en la parte externa o interna de la cabeza.
6) Problemas con la vista.

5. Dolores de cabeza psicológicas o de conversión:

a. Causado por el estrés (distrés) y son completamente de origen psicológico, sin
manifestaciones físicas.
b. El dolor es real, pero no hay músculos involucrados y los vasos sanguíneos no se
encuentran dilatados.
c. Indiferentemente de cual sea la causa, estos dolores de cabeza no responden a
medicamentos/analgésicos comunmente utilizados para los dolores de cabeza.
d. Por lo regular, ocurren por años y se encuentran asociados con alteracines en sueño
nocturno (el dormir).

C. Como Manejar los Dolores de Cabeza

1. Los Dolores de cabeza leves son usualmente temporeros y por lo regular no requieren
ninguna atención médica. Estos dolores pueden prevenirse o aliviarse mediante:

donde puedo comprar unas pastillas cytotec

Cerca de 75% de cánceres del esófago y 50% de cánceres de la boca, la garganta y la laringe se atribuyen al alcoholismo. El alcoholismo también se asocia con un mayor riesgo para los cánceres colorrectales.

El Alcohol en el Sistema Respiratorio.-

Síndrome de dificultad respiratoria agudo. El síndrome de dificultad respiratoria agudo (ARDS, acute respiratory distress syndrome) es a veces una forma mortal de la insuficiencia del pulmón que puede ser causada por varias afecciones médicas (incluyendo la cirugía del baipás del corazón y del pulmón, una infección severa, el trauma, las transfusiones de sangre, la neumonía y otras infecciones del pulmón). Un estudio reciente indica que los pacientes de terapia intensiva con unos antecedentes del abuso de alcohol tienen un riesgo significativamente mayor para el desarrollo de ARDS durante la hospitalización. El alcohol suprime el sistema inmunitario y las personas con alcoholismo son propensas a las infecciones, en particular a la neumonía.

El Alcohol en el Sistema Circulatorio.-

Cardiopatía. Aunque el consumo moderado del alcohol parece reducir el riesgo de los ataques cardíacos al mejorar los niveles de colesterol, dosis más grandes de alcohol pueden desencadenar latidos del corazón irregulares y aumentar la presión arterial hasta en personas sin una historia de cardiopatía. Un estimado 11% de todos los casos de hipertensión son causados por una ingesta alcohólica excesiva. El abuso crónico del alcohol también puede lesionar el músculo del corazón que conduce a la insuficiencia cardiaca; las mujeres son particularmente vulnerables a este trastorno.

No modifica significativamente ni la presión arterial ni el gasto cardíaco.

Vasodilatación cutánea (piel caliente y enrojecida)

Aumenta de la frecuencia de las pulsaciones, el gasto cardíaco y la presión arterial por 30'.

Efecto deletéreo sobre el corazón, condiciona la miocardiopatía alcohólica.

El alcohol en la Piel, Musculatura, y Óseo.-

El alcoholismo severo se asocia con la osteoporosis, la emaciación de los músculos con hinchazones y dolor, las heridas de la piel y comezón. Además, parece que las mujeres dependientes del alcohol confrontan un mayor riesgo para el daño a los músculos, incluyendo músculos del corazón, por los efectos tóxicos del alcohol.

Desciende el umbral de sensibilidad de la fatiga.

Posible alteración muscular.

Repetidas rupturas fibrilares, contracturas, etc.

El Alcohol sobre la Impotencia.-

El alcoholismo aumenta los niveles de la hormona femenina estrógeno y reduce los niveles de la hormona masculina testosterona, factores que contribuyen a la impotencia en los hombres.

El alcohol sobre el Páncreas.- La diabetes.-

El alcohol puede causar hipoglicemia, una disminución en el azúcar sanguíneo, que es especialmente peligrosa para las personas con diabetes que están tomando insulina. Las personas que están intoxicadas quizás no puedan reconocer los síntomas de la hipoglicemia, una enfermedad particularmente peligrosa.

El Alcohol puede causar Desnutrición.-

El alcohol también puede dificultar la absorción de las proteínas, las vitaminas y otros nutrientes. La malnutrición puede causar muchos problemas en las personas con alcoholismo, pero la carencia de la vitamina B tiamina es un riesgo específico. Puede dar lugar a una grave enfermedad, el síndrome de Wernicke-Korsakoff, el cual puede causar daño cerebral permanente y la muerte. En un estudio, 40% de las personas con este síndrome murieron durante el tratamiento del alcoholismo. Los síntomas son el tambaleo severo, la confusión y la pérdida de la memoria. Otro problema nutricional grave es la carencia de la vitamina B ácido fólico, la cual puede causar anemia severa.

EFECTOS PSICOLÓGICOS Y SOCIALES

Intoxicación alcohólica y su influencia en los accidentes de tráfico.-

Numerosos estudios epidemiológicos llevados a cabo durante los últimos 50 años han puesto de manifiesto que existe una fuerte relación directa entre la alcoholemia del conductor de un vehículo a motor y el riesgo de que esa ingestión excesiva de alcohol sea la causa de un accidente de tráfico.

Este incremento del riesgo se observa en todos los tipos de accidentes, pero

las concentraciones elevadas de alcohol en sangre se encuentran con mayor

frecuencia en los accidentes graves, es decir, en los que causan lesiones o muertes y en los que están involucrados jóvenes.

Los problemas sociales que se derivan del alcoholismo pueden incluir la pérdida del puesto de trabajo, problemas financieros, conflictos conyugales y divorcios, condenas por crímenes tales como conducción bajo la influencia del alcohol, desórdenes públicos o maltratos, marginación, falta de respeto de gente que llega a ver al alcoholismo como un mal que el alcohólico se inflige a sí mismo y que ven como fácilmente evitable. Los hijos de alcohólicos pueden verse afectados incluso después de alcanzar la madurez.

Alcohólicos Anónimos (AA), fundado en 1935, es un ejemplo excelente de la psicoterapia de interacción en grupo y permanece como el programa más conocido para ayudar a las personas con alcoholismo. Ofrece una red de apoyo muy fuerte que emplea las reuniones en grupo disponibles los siete días de la semana en ubicaciones a través del mundo.

Esta situación se la conoce habitualmente con el nombre de "The Adult Children of Alcoholics Syndrome". ALANON, un grupo formado partiendo del modelo de Alcohólicos Anónimos, ofrece ayuda a amigos y familiares miembros de familias alcohólicas.

En el tabaco se han encontrado múltiples sustancias que en gran parte son perjudiciales para la salud. Entre ellas destacan por sus efectos nocivos: Los alquitranes (benzopirenos y nitrosaminas) responsables del 30% de todos los tipos de cánceres (vejiga, riñón, páncreas, estómago, etc.) y del 90 % del cáncer de pulmón. El monóxido de carbono, que es el causante de más del 5% de las enfermedades cardiovasculares. La nicotina, que produce la dependencia física.

A través del humo, se incorporan los distintos elementos contenidos en el tabaco, provocando efectos nocivos en fibroblastos, células sanguíneas e inflamatorias, en el sistema inmunitario celular y humoral.

El calor producido por la combustión del cigarrillo tendrá contacto directo con la mucosa oral, provocando efectos nocivos sobre la misma, entre ellos, periodontitis, gingivitis, aumento de la pérdida de inserción, etcétera.

También se atribuye al tabaco la falta de absorción de las vitaminas A, B y C

Visto qué es el hígado graso, podemos pasar a hablar de cuáles son las causas más habituales. Hay que señalar que no existen causas claras como tales, o, al menos, no se conoce. Sin embargo, sí se conocen algunos factores de riesgo. Son los siguientes:

  • Sobrepeso
  • Prediabetes y diabetes
  • Colesterol alto
  • Triglicéridos altos
  • Hipertensión arterial
  • Mala dieta
  • Pérdida de peso excesivamente rápida
  • Enfermedades intestinales

Al contar con uno de estos (o varios) factores de riesgo, conviene tener especial cuidado, porque es posible que se llegue a padecer hígado graso. Y, por supuesto, en la medida de lo posible, conviene controlar dichos factores de riesgo.

Vistas las causas, pasemos a ver los síntomas habituales del hígado graso. De este modo, si sientes algunos síntomas que no sabes interpretar, podrás saber si es posible que estés sufriendo esteatosis hepática.

Dolor en la parte superior derecha del abdomen

Este es el síntoma más habitual y uno de los primeros que aparecen. Se caracteriza por un dolor agudo en la parte superior derecha del abdomen, generalmente, después de las comidas.

Malestar general

El malestar general también se da con bastante prontitud cuando se padece este problema, y también se sufre más gravemente después de las comidas. El mayor problema de este síntoma, es que hay muchos otros problemas que pueden causarlo.

Cansancio y fatiga crónica

El cansancio y la fatiga crónica también son propios del hígado graso, porque el hígado es un órgano que almacena nutrientes, elimina toxinas y sintetiza enzimas. Si este trabajo no se realiza adecuadamente, el organismo se resiente notablemente, y se siente falto de fuerzas.

Pérdida de peso

En algunas personas, también puede darse una pérdida de peso vinculada al hígado graso. Sin embargo, no se da en todas las personas, y es un síntoma que puede camuflarse en exceso, por lo tanto, es recomendable fijarse en otros síntomas más que en este.

Sensación de pesadez

La sensación de pesadez está relacionada con el cansancio y la fatiga crónica. Sin embargo, al igual que otros síntomas de esta lista, la sensación de pesadez puede darse por muchas otras razones. En cualquier caso, lo mejor es ir al médico y salir de dudas.

Ictericia (en algunas ocasiones)

En casos extremos, puede aparecer ictericia. No obstante, este síntoma es un poco extraño en el hígado graso. Sin embargo, si llegase a aparecer, aunque se asocie con enfermedades más graves, normalmente, no tienes por qué asustarte más de la cuenta.

Sin síntomas

Como mencionábamos algo más arriba, hay algunos pacientes que no presentan síntomas, ni dolores ni molestias. Hasta cierto punto, este es un tema peligroso, porque la enfermedad podría evolucionar de forma silenciosa.

Es cierto que, en general, el hígado graso es una enfermedad benigna que no evoluciona a estadios más graves, y es por ello por lo que hay personas que pueden vivir con hígado graso durante muchos años.

Sin embargo, siempre existe la posibilidad de que evolucione hacia el hígado inflamado, la cirrosis o el cáncer. Es por ello que, aunque no se tengan síntomas, conviene hacerse chequeos periódicos y prestar atención a su posible existencia.

Ahora, veamos cuáles son los tratamientos más habituales para el hígado graso. Como verás, hace ya bastante tiempo que convivimos con este problema, por lo que tenemos buenos métodos para tratarlo sin dificultades.

Hay que señalar que no existe un tratamiento definitivo que permita resolver el problema. Sin embargo, sí se recomiendan algunos elementos básicos, tales como reducir el peso corporal a través de la dieta y del ejercicio.

Por supuesto, en la medida en que el hígado graso tiene mucho que ver con haber llevado una mala calidad de vida, especialmente en lo que respecta a la alimentación, una muy buena forma de controlar el problema es mediante una alimentación saludable, rica en frutas y verduras.

El ejercicio permite que el cuerpo elimine las grasas, y, puesto que el hígado graso se basa en tener células grasas en el hígado, eliminar dicha grasa será de gran ayuda para mejorar la calidad de vida, pese a que se sufra la enfermedad.

Lo mejor que se puede hacer a la hora de controlar el hígado graso, en general, es acudir al nutricionista. Si dicho nutricionista tiene conocimientos de diseño de planes de ejercicios, mejor que mejor.

De esta forma, puedes plantearle que tienes hígado graso, y él se encargará de hacerte el mejor plan de ejercicios y de dieta posible para resolver tu problema, basado en tus características personales.

Esto puede hacerlo, hasta cierto punto, el médico, pero, en general, es mejor acudir a un especialista en el campo de la alimentación, y no conformarse con la opinión de un médico que no tiene una especialidad, sino solo conocimientos generales de diferentes campos.

Además, acudir a un nutricionista será de gran ayuda, porque, como ya hemos mencionado anteriormente, la pérdida rápida de peso también está vinculada a los problemas de hígado. Siendo así, es mejor acudir al nutricionista y que éste nos indique cómo ir perdiendo peso poco a poco, de forma que el hígado no sufra más de la cuenta.

Empecemos por los remedios naturales para prevenir la esteatosis hepática. Después, veremos los remedios naturales para tratarla, en el caso de que ya haya aparecido.

Tienes que tener en cuenta que, en la mayoría de casos, el hígado graso viene causado por hábitos y estilos de vida poco saludables. Por lo tanto, es una evidencia que el hígado graso se puede prevenir.

Además, teniendo en cuenta que, hace algún tiempo, cuando la gente comía de una forma más saludable y realizaba ejercicio de forma más constante, el hígado graso era una enfermedad sin apenas incidencia en la sociedad, se puede asumir que se puede prevenir con simples remedios naturales.

Llevándolo un poco más al extremo, si tenemos hígado graso en las primeras etapas, no solo puede prevenirse, sino que puede, incluso, curarse (bastará con controlar los niveles de grasa en el organismo mediante ejercicio y buena dieta). En lo que respecta a la alimentación, la mejor dieta que se puede seguir para prevenir el hígado graso es una que cuente con alimentos frescos y saludables, y que sea baja en grasas. La dieta mediterránea, por ejemplo, es una muy buena opción.

De hecho, la presencia de sobrepeso, obesidad y, por extensión, hígado graso, es inferior en los países mediterráneos que en otros con otras dietas. No es casualidad. Y no es casualidad que la presencia de estas enfermedades haya crecido al perderse la tradición de esta dieta y adoptar hábitos alimentarios de otros países menos saludables.

Otro aspecto clave es el del alcohol. El alcohol interviene de una forma fundamental en la acumulación de grasa en el hígado, por lo tanto, es importante que se reduzca sustancialmente (incluso eliminándolo completamente) el alcohol de la dieta.

Por otro lado, habrá que hacer ejercicio de forma constante, con una media hora diaria, por ejemplo. Preferiblemente, ejercicios que contribuyan a quemar grasas, como salir a correr un rato cada día. De esta forma, eliminaremos la grasa que hay en el organismo, y contribuiremos a que el hígado graso tenga menos grasas con las que lidiar, reduciendo los problemas asociados al hígado graso y llegando, en algunos casos, a curarlo completamente.

Ahora, vistos los remedios naturales para prevenir el hígado graso, veamos cuáles son los mejores remedios naturales para tratarlo una vez ya ha aparecido:

  • Consejos anteriores: Los consejos anteriores, pensados para la prevención, también sirven para tratar el hígado graso. Por lo tanto, no dejes de aplicarlos, porque reducir la cantidad de grasas, aunque sirva para prevenir, también sirve para tratar el hígado graso.
  • Infusiones depurativas: Las infusiones de alcachofa y diente de león son altamente depurativas. Te permitirán ayudar a tu hígado a eliminar toxinas y asimilar nutrientes, y, además, contribuirá a eliminar parte de la grasa de su interior. Todo ello te ayudará a tener una mejor calidad de vida pese a que padezcas hígado graso.
  • Cardo mariano: El cardo mariano es una de las plantas con mayores beneficios para el hígado. Cuenta con silimarina, que contribuye enormemente a regenerar y proteger las células hepáticas. Puedes tomar cápsulas de cardo mariano o extractos, que puedes localizar en todo tipo de herbolarios.
  • Tés: Los tés, especialmente el verde, son de gran ayuda para regenerar el hígado, y contribuyen enormemente a reducir los problemas asociados al hígado graso. Con los tés, se contribuye a disolver y eliminar la grasa acumulada, por lo que no dejes de consumirlos.

Como puedes ver, el hígado graso es una enfermedad que conviene tener vigilada, pero que no implica excesivos problemas. Con la información anterior, y un buen control médico, no deberías por qué tener ningún problema.

El cáncer de hígado es uno de los cánceres digestivos más agresivos pero también uno de los cánceres cuyo tratamiento ha evolucionado mejor recientemente. Repaso por su definición, sus orígenes, sus signos y síntomas, así como su tratamiento.

En el intestino grueso los gusanos se pegan a las paredes, se alimentan y se multiplican, produciendo malestar estomacal intermitente, diarrea, perdida de peso y anemia.

La tricuriasis afecta principalmente a niños y adultos.

Es el parásito conocido como lombriz intestinal grande del ser humano, y produce ascariasis

Las personas infectadas con lombrices intestinales, al realizar sus necesidades en el suelo, depositan los huevecillos del parásito por medio de la materia fecal.

Las personas ingieren los huevos por las manos sucias, el polvo, el agua, los alimentos contaminados y se termina de desarrollar en el intestino delgado.

Las complicaciones de la ascariasis se dan cuando las lombrices se reúnen en un lugar fijo del intestino, ocasionando una obstrucción intestinal.

En los niños las lombrices pueden invadir el hígado, la cavidad peritoneal y el apéndice produciendo su muerte.

Las lombrices pueden llegar a la glotis (abertura triangular entre las cuerdas bucales)

Y producir sofocación o asfixia en los niños.

Las larvas de ascaris también invadir las vías respiratorias y provocar hemorragias o inflamación en los pulmones.

Las personas con ascariasis pueden tener síntomas variables, algunas veces son leves o pueden estar ausentes; el primer signo es la salida de lombrices en las heces o vomitadas, una infección grave puede producir trastornos digestivos, dolores abdominales, vomito, intranquilidad y alteración del sueño

5.- Ancylostoma duodenale y Necator americanus

Es el parásito conocido como anquilostoma, y produce la anquilostomiasis. Se encuentra en los suelos húmedos.

Entran al organismo, generalmente por la piel de los pies descalzos; penetran la vía sanguínea hasta el tracto digestivo y se pegan a la pared del intestino delgado, para absorber sangre, desarrollarse y multiplicarse.

La hembra adulta pone miles de huevos que salen con las materias fecales y contaminan el ambiente. La anquilostomiasis crónica, debilita la persona, en caso de malnutrición, producen anemia e incapacidad. En los niños con gran infección, los anquilostomas producen retraso en el crecimiento y en las facultades mentales.

Raras veces la anquilostomiasis produce la muerte, pero cuando esto se presenta se debe a la asociación con otras enfermedades.

6.- Taenia saginata (de la carne de res) Taenia solium (de la carne de cerdo)

Es el parásito conocido como tenia o solitaria, produce la enfermedad conocida como teniasis.

La tenia se transmite por el contacto de las manos sucias con los huevos de la tenia o solitaria y por la ingestión directa de los alimentos o el agua contaminada con huevos de solitaria.

En el caso de los huevos de la tenia de cerdo, llegan al intestino delgado, se abren y la larva se pega al tejido celular subcutáneo y a los músculos; cuando se pega en el corazón, los ojos o en el cerebro producen graves consecuencias.

En la tenia de la carne de res, la larva llega al intestino y se pega a las paredes, chupa sangre y se desarrolla.

La infección por lastenias adultos pueden producir en las personas, nerviosismo, problemas para conciliar el sueño, falta de apetito, pérdida de peso, dolores abdominales y trastornos digestivos.

En algunos casos de teniasis, no se presentan síntomas y la enfermedad no es mortal.

Generalmente, los infectados, en particular los que viven en climas templados, no presentan síntomas. En ciertos casos, los síntomas son tan leves que casi pasan desapercibidos. Pueden consistir en diarrea y estreñimiento intermitentes, una mayor cantidad de gas (flatulencia) y retortijones abdominales. El abdomen puede ser doloroso al tacto y es posible que las heces contengan moco y sangre. Puede haber poca fiebre. Entre un ataque y otro, los síntomas disminuyen hasta limitarse a retortijones recurrentes y heces líquidas o muy blandas. El adelgazamiento (emaciación) y la anemia son muy frecuentes.

Cuando los trofozoitos invaden la pared intestinal es posible que se forme un gran bulto en la misma (ameboma) que puede obstruir el intestino y ser confundido con un cáncer. En ocasiones, los trofozoitos dan lugar a una perforación intestinal. La liberación del contenido intestinal dentro de la cavidad abdominal causa un gran dolor en la zona además de infección (peritonitis), la cual requiere atención quirúrgica inmediata.

La invasión por parte de los trofozoitos del apéndice y el intestino que lo rodea puede provocar una forma leve de apendicitis. Durante la cirugía de apendicitis se pueden esparcir por todo el abdomen. En consecuencia, la operación puede ser retrasada entre 48 y 72 horas con el fin de eliminar los trofozoitos mediante un tratamiento con fármacos.

En el hígado puede formarse un absceso lleno de trofozoítos. Los síntomas consisten en dolor o malestar en la zona que se encuentra por encima del hígado, fiebre intermitente, sudores, escalofríos, náuseas, vómitos, debilidad, pérdida de peso y ocasionalmente ictericia leve.

En ciertos casos, los trofozoitos se diseminan a través del flujo sanguíneo, causando infección en los pulmones, el cerebro y otros órganos. La piel también resulta infectada en ocasiones, especialmente alrededor de las nalgas y los genitales, al igual que las heridas causadas por cirugía o por lesiones.

Lavarse las manos con bastante agua antes de preparar los alimentos o comer y después de ir al servicio sanitario o letrina.

Lavar las frutas, los vegetales y verduras que se comen crudas