los peligros del cialis

17. Frezza M, Di Padova C, Pozzato G, Terpin M, Baraona E, Lieber CS. High blood alcohol levels in women: The role of decreased gastric alcohol dehydrogenase activity and first pass metabolism. N Engl J Med. 1990;322:95-99. [ Links ]

18. Gramenzi A, Caputo F, Biselli M, Kuria F, Loggi E, Andreone P, et al. Review article: Alcoholic liver disease. pathophysiological aspects and risk factors. Aliment Pharmacol Ther. 2006;24(8):1151-1161. [ Links ]

19. Day CP. Genes or environment to determine alcoholic liver disease and non-alcoholic fatty liver disease. Liver Int. 2006;26(9):1021-1028. [ Links ]

La salud es, en ocasiones, terriblemente frágil. El cuerpo humano está preparado para afrontar las situaciones más complicadas, pero es también altamente vulnerable a agentes externos y a sus propios mecanismos biológicos

En este artículo hemos realizado una lista con las enfermedades y patologías más comunes y que afectan a un mayor número de personas.

A continuación puedes encontrar las principales enfermedades genéticas.

Las enfermedades cardiovasculares, aquellas que afectan al corazón y los vasos sanguíneos, son, en muchos casos, asesinos silenciosos. En realidad, estas enfermedades son una de las principales causas de muerte en el mundo.

Factores como el colesterol o los triglicéridos en niveles altos durante un periodo de tiempo prolongado pueden deteriorar nuestro sistema cardiovascular y provocar o desencadenar este tipo de enfermedades. Los malos hábitos (por ejemplo, el tabaquismo) y la obesidad también contribuyen al desarrollo de estas enfermedades. La angina de pecho o la hipertensión son algunas de las condiciones que se engloban dentro de este grupo.

La obesidad es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad y una epidemia. Esta condición viene asociada con multitud de complicaciones para la salud, y los datos científicos evidencian que está en aumento, especialmente en los países desarrollados. Los malos hábitos alimenticios y la vida sedentaria son algunas de las causas que influyen en su desarrollo; sin embargo, pueden haber otros orígenes, como por ejemplo: los factores genéticos.

La diabetes es una enfermedad con una alta prevalencia a nivel mundial, en 2015 se habían diagnosticado aproximadamente 400 millones de casos en todo el globo. Se caracterizada por la hiperglucemia (alta concentración de azúcar en sangre, es decir, glucosa) y problemas que derivan de ello: problemas cardiovasculares, renales, etc. Existen diferentes tipos de diabetes, por ejemplo, la diabetes tipo I, la diabetes tipo II, la gestacional, etc. (puedes profundizar en los tipos de diabetes haciendo clic en este enlace).

  • Para saber si sufres esta enfermedad, en nuestro artículo “¿Cómo saber si tengo Diabetes? Principales síntomas que nos advierten” encontrarás información muy útil.

En la actualidad, se habla mucho del cáncer, pues una de las enfermedades más frecuentes de nuestros tiempos. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en el año pasado se diagnosticaron 220.000 casos nuevos en España. Los datos científicos, además, estiman que esta cifra irá en aumento en el futuro.

El cáncer se caracteriza por el crecimiento anormal de células malignas en el organismo. El cáncer puede ser benigno o maligno, y puede ocurrir en diferentes localizaciones del cuerpo: pulmón, colon, próstata, riñón, etc.

  • Existen diferentes tipos de clasificación para esta enfermedad. Puedes saber más en nuestro artículo: “Tipos de cáncer: definición, riesgos y cómo se clasifican”

Esta enfermedad puede tener diferentes grados, y es de tipo crónico. Ocurre en los pulmones, cuando los bronquios se inflaman y dificultan la respiración. En casos graves puede ser mortal, pero muchas personas viven una vida normal con esta enfermedad. Las causas del asma no están claras y no tiene cura. Según la OMS, afecta a 235 millones de personas en el mundo.

Las caries dentales son muy frecuentes entre la población, por lo que están dentro de esta lista de enfermedades por ser una condición muy común. Las caries se producen porque los tejidos de los dientes quedan dañados por la presencia de bacterias y por la desmineralización. Su causa principal es la mala higiene bucal, aunque también parecen influir factores hereditarios.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica EPOC es una patología respiratoria que provoca un daño progresivo en el sistema respiratorio, y dificulta y disminuye la capacidad de inhalar aire. Puede originar bronquitis crónica o enfisema, y su causa principal es el tabaquismo. Más de 18.000 personas mueren en España cada año, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos sufrido gripe. Una enfermedad que, en la mayoría de los casos, no representa mayores complicaciones, a excepción de personas vulnerables, como por ejemplo las persona mayores. El dolor de cabeza, los vómitos, la fiebre y el malestar son algunos de los síntomas que aparecen cuando la enfermedad se manifiesta.

Son muchas las enfermedades hepáticas, y todas ellas tienen diferentes causas. Por ejemplo, por virus, en el caso de la hepatitis; por medicamentos o tóxicos como el alcohol, en el caso de la cirrosis… Muchos de estos trastornos pueden tener consecuencias serias si no se tratan correctamente y pueden llegar a causar la muerte.

El estrés ha sido bautizado como la enfermedad del siglo XXI, y pese a que afecta a nuestra salud emocional y psíquica, tiene serias consecuencias a nivel físico. Millones de personas alrededor del globo sufren estrés, que puede tener muchas causas. Una forma de estrés muy común es el que ocurre en trabajo, entre los que destacan, el estrés laboral y el burnout.

Este último fenómenos ocurre cuando el estrés se prolonga en el tiempo y causa agotamiento emocional, despersonalización y falta de realización (disminución de la autoestima personal, frustración de expectativas, de motivación y manifestaciones de estrés a nivel fisiológico, cognitivo y conductual).

NUEVA YORK.- El intenso dolor de cabeza, la sensibilidad visual a la luz, el zumbido en los oídos, los mareos, vómitos y el malestar general, son sólo la punta del iceberg de todos los variados trastornos físicos y también mentales que puede dejar en nuestro cuerpo una borrachera.

Pero más allá de la típica y molesta resaca del día después, beber alcohol en exceso puede causarle daños graves a nuestro organismo que, en muchos casos, son irreparables.

Esto lo conoce muy bien Cristina, una hispana de 37 años residente en las cercanías de Nueva York, quien debido al alcohol tuvo que ser hospitalizada de emergencia varias veces el año pasado.

“En dos ocasiones me intoxiqué y tuve que ir al hospital y allí me dijeron que mi hígado estaba dañado por tanto alcohol y que no podía seguir bebiendo porque eso me iba a provocar cirrosis hepática”, cuenta la joven que ahora acude a un programa de Alcohólicos Anónimos en Queens.

Otro que decidió unirse a Alcohólicos Anónimos (AA) para alejarse de la bebida y los daños que esta le estaba causando a su cuerpo fue Emilio, un inmigrante latino que reside en East Elmhurst, en el mismo estado del este del país.

“Yo no comía ni dormía porque estaba siempre borracho y fui a parar a la emergencia de un hospital a los 18 años. Allí me dijeron que si volvía a beber el páncreas me iba a reventar y me iba a morir”, recuerda el joven de 26 años.

Desafortunadamente, no todos corren con la misma suerte de Cristina y Emilio quienes están vivos de milagro para contar su historia. Según estadísticas del Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo de Estados Unidos (NIAAA, en inglés), cada año mueren cerca de 79,000 personas a causa del uso y abuso del alcohol.

Aunque muchos lo desconocen -o no lo quieren admitir-, el tomar alcohol en exceso contribuye a una serie de problemas de salud que afectan al cuerpo en su totalidad. De hecho, al alcoholismo se le conoce como una “enfermedad dual” porque causa daños tanto físicos como psicológicos.

Desde enfermedades y fallas cardíacas, hepáticas, renales y cáncer, hasta demencia, depresión y ansiedad, son muchas las secuelas irreparables que deja el abuso del alcohol. A esto se le suman apoplejías, coma y muerte.

“La bebida crónica causa que el cerebro se encoja en tamaño, reduzca sus habilidades para realizar algunas funciones y afecta la memoria”, informa el doctor Sam Zakhari, director de la División de Metabolismo y Efectos de Salud del NIAAA.

“El segundo órgano más afectado por el alcohol es el hígado. Si la persona bebe mucho y por un período largo de diez a 20 años, puede terminar sufriendo de fibrosis y cirrosis del hígado, que es una seria enfermedad cuyo único tratamiento es un trasplante de ese órgano”, agrega además el doctor Zakhari.

“El corazón también se ve afectado. La bebida crónica debilita el músculo del corazón por lo que no puede bombear sangre normalmente, y se va agrandando en tamaño, causando una condición conocida como cardiomiopatía”, acota.

todo sobre pastilla cialis

Autor: Eelco F.M. Wijdicks.
Fuente: N Engl J Med 2016; 375:1660-1670

Una revisión de los elementos de la patogenia, la clínica y el tratamiento de primera y segunda línea en casos con encefalopatía hepática.

La presencia de encefalopatía hepática mínima, evaluada mediante la frecuencia crítica de parpadeo, predice la supervivencia del paciente con cirrosis hepática.

Un estudio disponible online y que saldrá publicado en noviembre en Gastroenterology, efectuado en el Hospital Universitario Valme, de Sevilla, en colaboración con el Valle de Hebrón, de Barcelona, el Instituto de Investigación Sanitaria de Valencia, el Hospital General Universitario de Alicante y el Hospital Clínico Universitario de Valencia, evalúa el impacto de la encefalopatía hepática mínima en la supervivencia a largo plazo de pacientes con cirrosis hepática. Continue Reading »

Probióticos en las enfermedades hepáticas.(descarga pdf)
Autores: Soriano G y cols. Fuente: Nutr Hosp. 2013;28(3):558-563.

En las enfermedades hepáticas, especialmente en la cirrosis y la esteatohepatitis no alcohólica, las alteraciones en la microbiota intestinal y en los mecanismos de respuesta inflamatoria desempeñan un papel importante en la progresión de la enfermedad y el desarrollo de complicaciones. Los probióticos, debido a su capacidad para modular la flora intestinal, la permeabilidad intestinal y la res-puesta inmunológica, pueden ser eficaces en el tratamiento de las enfermedades hepáticas y en la prevención de las
complicaciones de la cirrosis. En este artículo se reseñan los resultados del uso de los probióticos en el tratamiento de la encefalopatía hepática mínima y en la prevención de episodios de encefalopatía aguda, así como en el tratamiento de la esteatohepatitis no alcohólica y la prevención de infecciones bacterianas en los pacientes con
trasplante hepático.

Investigadores españoles detectan la encefalopatía hepática mínima a partir de resonancia magnética cerebral

El estudio concluye que existen alteraciones microestructurales de la sustancia blanca asociadas a la EHM.

Investigadores del Instituto de Investigación del Clínico (Incliva), dirigidos por la doctora Carmina Montoliu, han diseñado un método para detectar la encefalopatía hepática mínima o deterioro cognitivo a través de la resonancia cerebral. El hallazgo ha sido publicado en GUT.

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, la investigación ha sido codirigida por el doctor Vicente Felipo, del Centro de Investigación Príncipe Felipe, y se ha realizado en colaboración con el Hospital Clínico Universitario, el Hospital Arnau de Vilanova, ambos de Valencia, la Universidad Jaume I de Castellón y la Fundación ERESA.

La encefalopatía hepática mínima (EHM) es la fase inicial de la encefalopatía hepática y sus síntomas no son evidentes, por lo que es necesario realizar estudios específicos para detectarla. En España la padecen, en algún grado, unas 200.000 personas y más de 12.000 fallecen cada año como consecuencia de las afecciones hepáticas.

Según la doctora Montoliu, durante la primera fase hay un leve deterioro cognitivo, déficit de atención, alteraciones en la personalidad, la actividad y la coordinación motoras, que van progresando y que finalmente afectan a la calidad de vida y a la capacidad para realizar tareas cotidianas. Por ello, es importante detectar la enfermedad en sus estadios iniciales para poder prevenirla, “ya que si no se diagnostica a tiempo, cuando los síntomas ya son muy evidentes éstos pueden conducir al coma y a la muerte”. Actualmente, la detección de la encefalopatía hepática mínima se realiza mediante tests psicométricos, que requieren bastante tiempo.

La doctora Montoliu y sus colaboradores han detectado, mediante resonancia magnética cerebral, que los pacientes con EHM tienen afectada la sustancia blanca cerebral. Utilizando una técnica denominada tensor de difusión, han analizado la integridad de los tractos neuronales del cerebro, las conexiones nerviosas intracerebrales, que constituyen la sustancia blanca cerebral, y los resultados permiten concluir que existen alteraciones microestructurales de la sustancia blanca cerebral asociadas a la EHM que reflejarían la presencia de una integridad estructural reducida.

“La sustancia o materia blanca es una parte del sistema nervioso central compuesto por fibras nerviosas, que son como conexiones eléctricas que comunican las neuronas entre sí y los centros nerviosos con todos los órganos del cuerpo. Podemos decir que en los pacientes con EHM fallan estas conexiones”, ha explicado la Dra. Montoliu.

Elevada prevalencia

La encefalopatía hepática se produce cuando el hígado deja de realizar su función y, como consecuencia, las toxinas se acumulan, llegan al cerebro y alteran la función cerebral, provocando daños como alteraciones en la personalidad, la función cognitiva, la actividad y coordinación motoras y el nivel de conciencia.

Entre un 33 y un 50% de los pacientes con cirrosis hepática sin síntomas evidentes de encefalopatía hepática clínica presentan encefalopatía hepática mínima. La encefalopatía hepática mínima es la fase incipiente de la encefalopatía hepática, que puede conducir al coma hepático y a la muerte, salvo trasplante.
Fuente: Jano Online

  • Obesidad
  • Consumo de tabaco
  • Edad avanzada
  • Trauma
  • Enfermedad vascular subyacente
  • Tromboembolismo venoso

Puede reducir su riesgo de isquemia haciendo lo siguiente:

  • Tener una dieta saludable
  • Mantener un peso saludable
  • Dejar de fumar
  • Hacer ejercicio de forma regular

Medicina Nosología y clínica del aparato digestivo “CIRROSIS HÉPATICA” Dr. Roberto Flores Cortés Alumna: Montaño Flores Cristina Matricula: 201128438 Fecha de entrega: 18 de Marzo de 2014 Periodo: Primavera 2014 BUAP 2014 Definición La definición de cirrosis hepática se basa más en el aspecto de las descripciones anatomopatológicas que se presentan en la misma por ello se dice que es: La Enfermedad hepática crónica que se considera el proceso final de una serie.

infecciosa. RELACION AGENTE – HUÉSPED - TOXICA: es la primera causa de cirrosis hepática por el consumo de alcohol en un exceso de un 50% aproximadamente. - VIRAL: la segunda causa de la cirrosis hepática crónica es producida por los virus del VHB, VHD, y VHC, la hepatitis auto inmune es una enfermedad que se presenta cuando las células inmunológicas atacan los hepatocitos produciendo inflamación crónica y posteriormente cirrosis. - ANTIGENICIDAD: la tercera causa son las determinadas condiciones.

CIRROSIS HEPATICA La cirrosis es la destrucción del tejido hepático normal, que origina tejido cicatricial no funcional que rodea a zonas de tejido hepático normal. Por lo general la causa más frecuente de cirrosis hepática es el abuso del alcohol, es decir, el consumo excesivo y continuado de bebidas alcohólicas durante un periodo prolongado de tiempo. Por otra parte existen en diferentes lugares del mundo tales como África y Asia donde la causa principal de ésta enfermedad es la hepatitis crónica.

CIRROSIS HEPATICA El conocimiento sobre la fibrosis hepática ha evolucionado en los últimos años. Esta evolución se refleja en el desarrollo del conocimiento no solamente de los fundamentos moleculares de la fibrosis, sino también de la historia natural, y métodos de detección en la enfermedad. Esta evolución demuestra una clara evidencia de que la cirrosis hepática puede ser reversible, con expectativas realistas con el uso de terapia antifibrótica eficaz, capaz de modificar el manejo y el.

CONCEPTO La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas. Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica. ETIOLOGÍA Las principales causas de cirrosis en los países desarrollados son: El consumo excesivo de alcohol (cirrosis etílica, alcohólica o enólica) La hepatitis crónica.

* Cirrosis Hepática Causada por la degeneración crónica de las células del parénquima hepático y engrosamiento del tejido circundante. Los signos y síntomas pueden incluir fatiga, perdida de peso, disminución de la resistencia inmune, ictericia y trastornos gastrointestinales. Puede ser resultado de alcoholismo, hepatitis viral, fibrosis quística, estenosis biliar u otras enfermedades; el alcoholismo es la causa más común de cirrosis. La patogenia de la desnutrición proteínico-calórica en la.

Cirrosis hepática La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas. Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica. Epidemiología Según la OMS, en total mueren anualmente aproximadamente unas 200.000 personas a causa de cirrosis hepática en los países desarrollados. [1].

CIRROSIS HEPÁTICA Es una fibrosis hepática difusa, sistematizada, de carácter inflamatorio o desencadenada por necrosis de hepatocitos. La fibrosis delimita nódulos de parénquima remanente o con regeneración atípica de manera similar, en forma de septos, en todos los sectores del órgano. El concepto de cirrosis es morfológico, derivado de un hecho anatómico y no una entidad nosológica; la cirrosis representa un estado terminal de diversas enfermedades hepáticas. Microscopicamente consisten en:.

C.I.: 19.552.318 Maracay, Abril 2015 Cirrosis Hepática Se define como aquel trastorno caracterizado por el reemplazo de tejido hepático funcional por tejido fibroso. Este se caracteriza por una conversión de la arquitectura hepática normal en nódulos de estructura anormal, formando bandas constrictoras que interrumpen el flujo en los canales vasculares y vías biliares hepáticas. Dicho proceso puede ser reversible, si se trata de forma satisfactoria la agresión.

Cirrosis hepática by Dr. Alejandro Soza in Cirrosis varios años, que * Ciertas Lacantidades excesivas es un tóxico que puede causar cirrosis. ¿Puede una persona que bebe socialmente adquirir cirrosis? Sí. Los individuos que ingieren alcohol socialmente también pueden desarrollar cirrosis. Los factores que contribuyen al desarrollo de la enfermedad son: * Cantidad de alcohol consumida. * Frecuencia con que se algunos individuos son más propensos que otros a los efectos del alcohol.

1. ¿Qué es la cirrosis? Es una enfermedad en la cual las células normales del hígado son reemplazadas por tejido cicatrizal. Esta situación ocasiona que el hígado deje de funcionar adecuadamente. volver a índice Medidas de autocuidado Evite el consumo de alcohol. Mantenga una dieta saludable. Visite regularmente a su médico. Vigile la presencia de sangre en evacuaciones. No ingiera medicamentos no prescritos por su médico. 2. ¿Cuáles son las funciones del hígado? El hígado es una.

Universidad Autónoma Del Estado De México FACULTAD DE MEDICINA Licenciatura. Médico Cirujano Semana 6: cirrosis hepática alcohol nutricional -PRÁCTICA COMUNITARIA “A”- Dr. José Alfredo Álvarez Domínguez. ALUMNO. Jorge Báez González Toluca, edo. De México. 22 SEPTIEMBRE,2012. SEMESTRE 2012B. Cirrosis hepática alcohol nutricional Es un órgano glandular al que se le adjudica funciones muy importantes, tales como la síntesis de proteínas plasmáticas, almacenaje.

sido destinado a la investigación de la Cirrosis Hepática. Sabias que esta enfermedad afecta directamente al hígado, y que es uno de los órganos mas importantes del cuerpo, ya que cumple con mas de 500 funciones en nuestro organismo, de las cuales al menos 22 son vitales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. El hígado funciona como una gran fábrica química y considerando las funciones del hígado, no es sorprendente que las enfermedades hepáticas alteren todas las demás funciones del cuerpo.

GUÍAS DIAGNÓSTICAS DE GASTROENTEROLOGÍA 1.- CIRROSIS HEPÁTICA DEFINICIÓN: Se trata de una alteración crónica e irreversible que representa la etapa final de diversos procesos agudos o crónicos que afectan al hígado, si bien el concepto es fundamentalmente morfológico donde se define como una alteración difusa de la arquitectura del hígado por fibrosis y nódulos de regeneración, clínicamente se puede sospechar por los antecedentes y los diversos datos clínicos que se pueden documentar. Se sabe.

La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas. Según la OMS, en total mueren anualmente aproximadamente unas 27.000 personas a causa de cirrosis hepática en los países desarrollados.1 En España, afecta a 4 de cada 10.000 personas, de estas la gran mayoría son causados por el consumo excesivo de alcohol.2 Etiología (causas) El consumo excesivo de alcohol La hepatitis crónica por virus C Otros virus, como el de la hepatitis.

 CIRROSIS HEPÁTICA Para Belle, con la esperanza de tener una rica cena el viernes La cirrosis produce fibrosis hepática hasta el punto en que existe distorsión arquitectónica, lo cual disminuye la función hepática Causas Alcoholismo Hepatitis Vírica crónica (B o C) Hepatitis Autoinmunitaria Cirrosis Biliar Hepatopatía metabólica hereditaria (Enfermedad de Wilson, Fibrosis quística, Hemocromatosis, etc) Manifestaciones Clínicas.- Es posible que estén ausentes Síntomas Anorexia.

CIRROSIS HEPATICA EU SERGIO CAMPOS A. CONCEPTO GENERALIDADES – Se trata de una enfermedad crónica e irreversible del hígado secundaria a una agresión externa. – Se caracteriza porque la arquitectura normal del hígado se altera progresivamente como consecuencia de una cadena de eventos cuyo inicio es la aparición de inflamación – Su mantenimiento en el tiempo conduce a la aparición de bandas de tejido fibroso que tienden a unirse formando nódulos. – De esta manera la arquitectura.

IGNACIO CHÁVEZ” CIRROSIS HEPÁTICA PRESENTA: MPSS JAVIER CORTEZ BUENO ASESORA: DRA. ROSALBA GARCIA FIGUEROA MORELIA, MICHOACAN. MAYO 2013 CIRROSIS HEPATICA | JAVIER CORTEZ BUENO 1 ÍNDICE: PORTADA……………………………………………………..1 ÍNDICE…………………………………………………….……2 INTRODUCCIÓN……………………………………………. 3 CIRROSIS HEPATICA…………………….………………….4 ARTÍCULOS………………………………..…………………..8 CONCLUSIÓN……………………………………….……….22 REFERENCIAS………………………………………………23 CIRROSIS HEPATICA | JAVIER CORTEZ BUENO.

Cirrosis La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas. Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica. Es la cicatrización y el funcionamiento deficiente del hígado: la fase final de la enfermedad hepática crónica. Causas Las principales causas de cirrosis en los países.

hace falta receta medica para comprar cialis

Las drogas duras, u “opiáceos”, son el opio, la morfina y la heroína. Se añade a este grupo la cocaína, que no es un opiáceo, pero que produce efectos similares. Batas drogas producen una rápida dependencia, con un terrible deterioro psicofísico, y los usuarios pagan el estado de bienestar que procuran con graves síndromes de abstinencia en caso de no disponer de una dosis.

El L.S.D. (dietilamida del ácido lisérgico) es un caso aparte; es un alucinógeno que no produce dependencia ni euforia, pero que puede provocar trastornos síquicos irreversibles.

Consecuencias, desintoxicación. Aunque las drogas pueden estimular el apetito sexual, también disminuyen la potencia: la masturbación es la forma de sexualidad más extendida entre los drogadictos.

Para la desintoxicación, se debe tratar al drogadicto tanto a nivel médico como sicológico y reorganizar un status social (reinserción profesional, etc.) tras su rehabilitación.

Anfetaminas y tranquilizantes. Su abuso conduce a loo usuarios a la habituación y la dependencia. Producen una sensación de euforia y de mayor capacidad intelectual, pero cuando finalizo su efecto provocan un estado de depresión y de agotamiento próximo al estado psicótico.

EFECTOS DE LAS DROGAS: La mayoría de estas sustancias, al ser ingeridas por vía oral o inyectadas en los vasos sanguíneos, o simplemente inhaladas, producen transitoriamente una sensación de agrado y bienestar físico y en otros casos, cierto grado de excitación y euforia. Pero tal estado placentero pronto se muda en un cuadro depresivo, de delirios o alucinaciones, y otros trastornos síquicos y físicos. El grado de intoxicación puede llegar a ser muy grave e incluso, en casos extremos, poner en peligro la vida.

La mayoría de las drogas, al ser tomadas con cierta asiduidad, generan DEPENDENCIA, y en ello radica su efecto más nefasto. El drogadicto pasa a depender de la droga. El tóxico se incorpora a su organismo en forma tal que se le hace imprescindible: le es tan necesario que su suspensión puede ocasionarle graves trastornos psico-físicos.

CAUSAS DE LA DROGADICCIÓN: La drogadicción ha invadido todos los campos sociales, sobre todo los juveniles, prácticamente sin hallar resistencia.

• Como se ha dicho, la drogadicción puede ser consecuencia de un tratamiento médico que implica el uso de determinados fármacos: concluido el tratamiento, se continúa con el consumo en forma independiente.

• Muchas veces el camino de las drogas se inicia en ruedas de amigos, y se accede a ellas por compañerismo, por no parecer mojigato, o simplemente, por curiosidad.

• Otras veces la adición a las drogas es reflejo de cierto disfuncionamiento familiar. La falta de afecto y de comprensión puede impulsar a los jóvenes a tratar de evadir sus problemas, y reemplazar sus carencias afectivas buscando nuevas sensaciones.

• En ciertos países, muchos drogadictos son ex-soldados. En los Estados Unidos, luego de la guerra de Vietnam, un elevado porcentaje de ex combatientes continuaron con la práctica de la drogadicción, iniciada en los cuarteles. Modernamente el acceso a la droga se ve facilitado por su tremenda difusión. Este negocio criminal está manejado por poderosos intereses, que mediante redes de distribución existentes en todos los países, ponen el consumo de drogas al alcance de cualquier persona.

DEFENSA CONTRA LA DROGADICCIÓN: En la actualidad, a causa del uso indebido de drogas, millones de personas se pierden para la sociedad, para el trabajo y para sus familias: la toxicomanía los sumerge en un mundo de delirio del que solo se sale con deseos de volver a entrar en él. Reiterando lo expresado con referencia al alcohol y al tabaco, puede afirmarse, con mayor razón aún, que el drogadicto ES UN ENFERMO de alta gravedad. Ante esta realidad, se abren diversos caminos:

• La PREVENCIÓN. Debe iniciarse en los primeros años, tendiendo a alertar a niños y jóvenes sobre tan agudo problema que los acecha. Además de argumentos, la escuela debe proveerlos de convicciones personales, sabiendo que el éxito o fracaso de esta prevención dependerá de la libre elección de cada uno.

• La CURACIÓN. Los adictos deben ser puestos bajo tratamiento médico en los institutos especializados existentes en la mayor parte de los países. Su rehabilitación, aunque difícil, es POSIBLE, conforme lo testimonian millares de liberados.

• La REPRESIÓN. Es necesario que las leyes repriman implacablemente el tráfico o cualquier forma de distribución del tóxico. Además, la acción defensiva del Estado, en salvaguarda de la salud de sus habitantes, debe inclusive extenderse a las relaciones internacionales: deben extremar las medidas de control y defensa contra la acción de ciertos gobiernos que facilitan la producción de drogas y su distribución en el mercado mundial por los beneficios que les producen, aún a sabiendas de que son obtenidos a costa del envenenamiento físico y espiritual de millones de personas.

En nuestre país, el problema de la drogadicción, desconocido hasta hace poces años, en nuestros días se hace sentir con creciente gravedad. La acción oficial al respecto está dirigida por el Consejo Nacional de Reeducación Social, — CENARESO—, establecido en 1974 como organismo dependiente del Ministerio de Salud Pública. En la actualidad, su acción se orienta al cumplimiento de la regla adoptada por la mayoría de los países:

Fuente:
Enciclopedia Joven Fasc. N°36 Enfermedades Sociales Edit. Cuántica
Enciclopedia Larousse Ilustrada Tomo 3
Wikipedia-La Enciclopedia de la Vida Editorial Kapelusz
Guías La Vanguardia El Niño Cuadernillo 6 Cristine Bruell
Educación Cívica 3 Alfredo Drago Editorial Stella –

Impacto del consumo nocivo de alcohol en accidentes y enfermedades crónicas en México

Impact of harmful consumption of alcohol in accident-related mortality and chronic diseasses in Mexico

Carlos Manuel Guerrero-López, Econ, (1) José Alberto Muños-Hernández, M en C, (1) Belén Sáenz de Miera-Juárez, M en C, (1) Ricardo Pérez-Núñez, D en C, (2) Luz Myriam Reynales-Shigematsu, D en C. (1)

(1) Departamento de Investigación sobre Tabaco, Centro de Investigación en Salud Poblacional, Instituto Nacional de Salud Pública. Cuernavaca, Morelos, México.

(2) Centro de Investigación en Sistemas de Salud, Instituto Nacional de Salud Pública. Cuernavaca, Morelos, México.

Objetivo. Analizar el consumo de alcohol, su relación con accidentes de tránsito y su impacto en enfermedades crónicas.

Material y métodos. Usando encuestas nacionales de salud, registros de colisiones, lesionados y muertes, así como encuestas económicas, se estimaron indicadores de prevalencia, mortalidad y consumo.

Resultados. Entre 2000 y 2012, la prevalencia de consumo de alcohol en adolescentes se mantuvo estable con un incremento importante en adultos. La tasa de colisiones de tránsito con presencia de alcohol fue de 0.36 y 0.58 en adolescentes y adultos, respectivamente. De la población con lesiones de tránsito, 8.4% estaba bajo efectos del alcohol al momento de lesionarse. La mortalidad por dos enfermedades atribuibles al alcohol se ha mantenido en alrededor de 18 000 fallecimientos anuales.

Conclusiones. El abuso en el consumo alcohol implica graves daños a la salud. El incremento de impuestos al alcohol, junto con otras medidas, reduciría el consumo nocivo y la mortalidad asociada.

Palabras clave: consumo de bebidas alcohólicas; accidentes de tránsito; cirrosis hepática alcohólica; mortalidad; impuestos; México.

Objective. To analyze alcohol consumption, and its impact on road traffic-related mortality and chronic diseases.

Materials and methods. Through the analysis of national health surveys, registry of traffic collisions, mortality records and economic surveys, we estimated prevalence, mortality and consumption indicators.

Results. Between 2000 and 2012, alcohol consumption in adolescents remained stable, with a significant increase among adults. Traffic collision rates related with alcohol were 0.36 and 0.58 among adolescents and adults, respectively; 8.4% of the population who suffered traffic injuries was under alcohol effects when the accident occurred. The trend in mortality from two alcohol-attributable diseases has been constant, with an average of 18 000 deaths per year.

cuando dejar de tomar cialis

En primer lugar, las personas diagnosticadas con la enfermedad de hígado graso no alcohólico debe dejar de beber alcohol. Es una de las principales causas de daños en el hígado.

También hay que mejorar sus hábitos alimenticios y reducir la ingesta de alimentos ricos en grasas. Incluya verduras de hojas verdes, carnes magras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa en su dieta diaria.

Las personas obesas deben esforzarse al máximo para perder peso. El ejercicio es una de las mejores cosas que puede hacer para bajar de peso y lograr un cuerpo saludable. Las personas que sufren de problemas de hígado graso puede consultar a su médico para una dieta especial y otros programas de pérdida de peso.

Haga ejercicio todos los días durante al menos 30 minutos, esto no sólo mantener su peso bajo control, sino que también le proporcionará beneficios para la salud.

Hígado síntesis alimentos y almacena el azúcar en forma de grasa. Por lo tanto, es muy importante mantener sus niveles de azúcar bajo control, incluso si usted no es diabético. Esto reducirá la presión en el hígado, que a su vez reducir la probabilidad de problemas en el hígado.

En una nota de concluir, la infiltración grasa del hígado es reversible y más de una vez, no requiere ningún tratamiento a menos que interfiere con la función normal del hígado. Por lo tanto, una forma de vida sana sería mantener su hígado sano y libre de enfermedades. Seguir una dieta sana y un régimen de ejercicio, sin duda, reducir el riesgo de hígado graso. El daño hepático puede incluso ser inducida por medicamentos por lo que las pruebas de diagnóstico deben llevarse a cabo para el control de la función hepática en caso de las personas que han estado tomando los medicamentos durante mucho tiempo.

Descargo de responsabilidad: Este artículo Buzzle es únicamente con fines informativos y no debe ser utilizado como un reemplazo para el consejo médico experto.

Última actualización: 29/05/2013

Enfermedades del Hígado Graso: Causas, síntomas y tratamiento

Los signos y síntomas de trastornos hepáticos

Agrandamiento del hígado: Causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la esclerosis del hígado

Hígado síntomas del dolor

Signos de insuficiencia hepática

Los primeros síntomas de la insuficiencia hepática

Hígado graso SymptomsDifferent etapas de la enfermedad de hígado graso pueden mostrar algunos síntomas que van de leves a severos. Cubierta aparece a continuación encontrará más información acerca de la misma.

La hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano. Es responsable de controlar y mantener una buena tasa de metabolismo en el cuerpo. Diversas funciones del hígado incluyen la ruptura de las grasas, proteínas y carbohidratos en la comida. Además de estos, el hígado actúa como un agente de desintoxicación en nuestro cuerpo ayudando a deshacerse de los residuos tóxicos. El hígado es un órgano elástico e incluso después de que pierde algunas de sus células, debido a las enfermedades, que funciona en su mejor momento. Sin embargo, la enfermedad de hígado graso puede causar daños permanentes en el hígado, si no se controla por un largo tiempo.

El hígado graso es generalmente de dos tipos de alcohol y sin alcohol. Esto se debe a que esta enfermedad está causada mayormente por el alcoholismo. Cuando hay una acumulación de una gran cantidad de grasa en el hígado, sin ningún tipo de inflamación, es calledsteatosis. Sin embargo, cuando el hígado graso se acompaña de inflamación o las células del hígado están dañadas, es calledsteatohepatitis. Si thesteatohepatitisis no causada por el consumo de alcohol, se le llama orsteatohepatitis hígado graso no alcohólico.

La diabetes, la obesidad y el consumo incontrolado de alcohol se citan como las razones principales para la mayoría de los casos de hígado graso en y alrededor de los EE.UU.. Trastornos hereditarios del metabolismo, la incapacidad de resistir la insulina y los niveles altos de triglicéridos en la sangre también son algunas de las causas de hígado graso.

En las etapas iniciales, la enfermedad pasa desapercibida y esto aumenta las complicaciones a medida que evoluciona más en un problema importante. Varios síntomas comúnmente observados de enfermedades del hígado graso son:

Pérdida de peso irregular

Lapsus de memoria y el olvido

Dolor debajo de la caja torácica

El problema con el hígado graso es que casi no hay síntomas en las etapas iniciales de esta enfermedad. Una vez que el problema de la grasa dolencia hepática viene a la luz, es obligatorio tomar las precauciones necesarias. El diagnóstico consiste en ir por los análisis de sangre, TAC (tomografía axial computarizada), MRI (imágenes por resonancia magnética) y la biopsia hepática. Los análisis de sangre ayudan a los expertos médicos para determinar las posibles causas de hígado graso en el período inicial de la enfermedad. Por ejemplo, a través de un análisis de sangre se puede comprobar si la persona está sufriendo de cualquier tipo de inflamación en el hígado. Esto ayuda a reducir el riesgo de enfermedad de hígado graso severo y otros problemas relacionados, como encontrar los síntomas de la cirrosis hepática.

El tratamiento del hígado graso

El tratamiento de un hígado graso implica la eliminación de las posibles causas de la enfermedad. Por ejemplo, si el abuso de alcohol y drogas es la causa del hígado graso, el paciente tiene que asegurarse de que él / ella deja de consumir alcohol y drogas por completo. Si la persona es adicta a estos hábitos poco saludables, entonces él o ella debe mantenerse en un centro de rehabilitación de alcohol y tratarse con cuidado. Una vez que el consumo se ha detenido completamente, los síntomas de hígado graso desaparecen en un período de 6 a 8 meses. Si el paciente es obeso, debe intentar perder peso y ganar control sobre su dieta.

El hígado graso es una no muy difícil de curar a menos que el caso es extrema. Mediante la adopción de un estilo de vida saludable, se puede reducir fácilmente el riesgo de hígado graso. La protección de su hígado está totalmente en sus manos, por lo que no debe ignorar a toda costa. De esta manera, se puede lograr una buena salud y felicidad.

Última actualización: 8/29/2011

Enfermedades del Hígado Graso: Causas, síntomas y tratamiento

Los signos y síntomas de trastornos hepáticos

Agrandamiento del hígado: Causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la esclerosis del hígado

Hígado síntomas del dolor

Signos de insuficiencia hepática

Los primeros síntomas de la insuficiencia hepática

TITULO: Manifestaciones Hepáticas de las Enfermedades Reumáticas Autoinmunes

AUTOR: Abraham S, Begum S e Isenberg D

TITULO ORIGINAL: [Hepatic Manifestations of Autoimmune Rheumatic Diseases]

NO se debe intentar meterle nada en la boca para prevenir que se muerda la lengua ya que esto aumenta el riesgo de lesiones. NO se debe intentar sostener al niño ni detener los movimientos de la convulsión.

Se debe enfocar la atención en intentar bajar la fiebre. Un buen primer paso es insertar un supositorio de acetaminofén -si es que se tiene uno-. NO se debe intentar darle nada a través de la boca. Se le pueden poner paños frescos en la frente y cuello y pasarle una esponja por el cuerpo con agua tibia (no fría). El agua fría o el alcohol pueden empeorar la fiebre. Después de que termine la convulsión y el niño esté despierto, se le debe dar una dosis normal de ibuprofeno o acetaminofén.

Después de la convulsión, el paso más importante es identificar el causante de la fiebre.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los niños superan las convulsiones febriles antes de los 5 años de edad.

Un número pequeño de niños que han tenido convulsiones febriles crecen y se les desarrolla epilepsia, pero no debido a las convulsiones. Los niños que desarrollarán epilepsia de todas maneras algunas veces tendrán sus primeras convulsiones durante un episodio de fiebre. Estas convulsiones son generalmente prolongadas y complejas. Problemas neurológicos previos y antecedentes familiares de epilepsia también aumentan las probabilidades de epilepsia. La cantidad de convulsiones febriles no tiene correlación con una epilepsia futura.

Complicaciones

  • Heridas ocasionadas por caídas o tropiezos contra objetos.
  • Lesiones por mordeduras que el paciente se ocasiona a sí mismo.
  • Aspiración de líquido a los pulmones, neumonía.
  • Lesiones debido a convulsiones prolongadas o complicadas.
  • Efectos secundarios de los medicamentos utilizados en el tratamiento y prevención de las convulsiones (en caso de que hayan sido prescritos).
  • Complicaciones si existe una infección seria, como la meningitis, que provocó la fiebre.
  • Convulsiones no relacionadas con la fiebre.

Situaciones que requieren asistencia médica

  • Los niños deben ser vistos por un médico tan pronto como sea posible después de su primera convulsión febril.
  • Si la convulsión dura varios minutos, se debe llamar al 911 (en los Estados Unidos) para que una ambulancia lleve al niño al hospital.
  • Si la convulsión termina rápidamente, se debe llevar al niño a una sala de urgencias apenas termine el episodio.
  • Un niño también debe ser revisado por el médico si, durante la misma enfermedad se dan convulsiones repetidas o si parece que es un nuevo tipo de convulsión.
  • Se recomienda buscar asistencia médica si se presenta cualquier otro síntoma antes o después de la convulsión, como náuseas, vómitos, erupciones, temblores o movimientos anormales; problemas de coordinación, somnolencia, inquietud, confusión o sedación. Es normal para los niños que duerman o se sientan confundidos inmediatamente después de una convulsión.

Para prevenir convulsiones febriles futuras, se le puede dar acetaminofén o ibuprofeno al niño a la primera señal de fiebre. (Es importante tener a mano supositorios de acetaminofén). Después darle un baño de esponja con agua tibia y darle de beber líquidos frescos, tanto para bajar la temperatura como para mantener al niño hidratado.

Debido a que las convulsiones febriles pueden ser la primera señal de alguna enfermedad, su prevención a menudo no es posible. Una convulsión inicial o recurrente no indica que el niño está siendo atendido inapropiadamente.

Ocasionalmente, un médico prescribirá diazepán para prevenir o tratar convulsiones febriles. Sin embargo, los padres tienen que reconocer que ningún medicamento es completamente efectivo para prevenir este tipo de convulsiones.

El alcoholismo es la adicción al alcohol, una droga que genera dependencia, altera la vida normal de la persona y genera un síndrome de abstinencia (que puede ser grave) si no se consume. Se caracteriza por la dependencia física y psicológica.

La penicilina es un antibiótico que revolucionó la medicina. Se obtuvo inicialmente a partir del hongo Penicilliun notatum, y posteriormente a partir de otros hongos del género Penicillum y Aspergillus. Actualmente este medicamento es.

os La alergia a un medicamento es una reacción excesiva del organismo ante una medicación, produciendose un efecto que no tiene relación con los efectos farmacológicos que se atribuyen al medicamento. Normalmente cuando se tiene una alergia a un.

El polen son pequeñas partículas que forman parte del aparato reproductor masculino de las plantas con flor. Su tamaño microscópico y esférico hace que se dispersen por el aire con facilidad, para así lograr la fertilización de las flores.

as La alergia consiste en una reacción anómala y exagerada del cuerpo al entrar en contacto con una sustancia externa. Los síntomas típicos son picores y eccemas en la piel, estornudos, tos, conjuntivitis, congestión nasal, mucosidades e incluso.

El ojo actua como una lente, ajustando el foco de visión sobre la retina. Cuando este enfoque no se da exactamente sobre la retina, sinó en una zona anterior o posterior a ella, se produce una visión borrosa. Este defecto puede deberse a una.

El Alzheimer es una enfermedad neurológica degenerativa que provoca la pérdida progresiva de facultades cognitivas e intelectuales, llegando a la demencia. Las causas aún se desconocen, pero hay varias líneas de investigación abiertas.

La amigdalitis es una inflamación de la garganta que afecta a las amígdalas. Es bastante frecuente y es causada por una infección bacteriana o vírica. Si la enfermedad se extiende más allá de de las amígdalas se habla de faringitis. La.

viosa La persona con anorexia nerviosa es aquella que sufre un trastorno psicológico que le lleva a disminuir voluntariamente su alimentación y a sentir repugnancia por la comida. Se puede llegar a límites extremos en los cuales se pone en.

El ántrax, también conocido por carbunco, es una enfermedad infecciosa aguda causada por la bacteria 'Bacillus anthracis'. Se adquiere por contacto con animales enfermos (ganado, etc.) o sus productos como pieles, lana y huesos, donde la.

La apendicitis es una inflamación del apéndice vermiforme (pequeña porción tubular de 7 u 8 cm de longitud que está en la unión del intestino delgado con el intestino grueso). Suele afectar a adolescentes y a jóvenes. Requiere cirugía para.

ca La artritis psoriásica es una forma de artritis que llegan a padecer el 10% o 20% de las personas con psoriasis. Es una enfermedad crónica que suele iniciarse de forma lenta y en ocasiones avanzar de forma progresiva hacia la incapacidad.

Los trastornos reumáticos que afectan a las articulaciones pueden clasificarse en dos categorías: 1-) Los de tipo degenerativo, como la artrosis, que se caracterizan por el deterioro del cartílago y la parte ósea de la articulación. En.

El asma es una enfermedad que provoca obstrucción de los bronquios de forma variable y reversible como reacción a gran variedad de estímulos como alergenos (en muchas ocasiones es de origen alérgico), medicamentos, ejercicio, aire frío, humo.

mo El astigmatismo es un defecto de la visión en el cual la imagen está deformada a causa de una curvatura irregular de la córnea del ojo. Cuando la curvatura de la córnea es más bien ovoide en lugar de esférica, hay partes de la imagen que quedan.

La bronquitis es una inflamación de los bronquios que afecta principalmente a los adultos fumadores, aunque cada vez es más frecuente en población infantil, debido a otros factores. Habitualmente es un proceso agudo, causado por virus o.

La brucelosis es una enfermedad infecciosa causada por varias especies de bacterias (gérmenes) del género 'Brucella', que afectan a animales domésticos como el ganado bovino, ovino, cerdos y perros. Se transmite al hombre a través del contacto.

limia La bulimia es un impulso intenso de comer grandes cantidades de comida sin que se tenga apetito ni hambre. Con frecuencia tiene una base psicológica: la persona que sufre bulimia está a menudo necesitada de afecto. La bulimia también se.

viosa La anoreixa nerviosa y la bulimia son trastornos de la alimentación que, a pesar de su contradictoriedad, pueden ir ligados. La anorexia nerviosa es un trastorno psicológico, de tipo afectivo o emocional, que lleva a la persona que.

La bursitis es la inflamación de las bolsas serosas que hay en las zonas de contacto entre músculos, tendones y huesos en las articulaciones. Estas bolsas serosas sirven para facilitar el movimiento. Diversos traumatismos, como golpes, roces.

El hongo 'Candida Albicans' puede producir infecciones en diferentes partes de nuestro cuerpo. La vagina es una de las más frecuentes. Es un microorganismo que se encuentra de forma habitual en nuestro cuerpo, sin producir enfermedad. Los.

La caries dental es el deterioro progresivo de uno o varios dientes. Primero afecta al esmalte, y luego al interior del diente. En casos avanzados hay que extraer el diente dañado. La causa de la caries es el ácido producido por el.

La catarata es una opacidad del cristalino ocular que causa una visión borrosa. Es un trastorno visual progresivo que afecta principalmente a la tercera edad. Los síntomas son: disminución de la agudeza visual, ver como 'a través de.

En este gráfico se observa el ciclo de infestación de una tenia o solitaria, lo que se llama teniasis: Copyright © Classe Qsl - Editorial 3Temas. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este.

levitra cialis viagra cual es mejor

Cuerpo calloso hipocampo y ahora el cerebelo( control de movimientos)

Se traduce en un comportamiento

Intensificación síntoma fase anterior

Perdida de movimientos precisos y descoordinación motriz

C.- Fase anestesia estupor o coma

Nivel de alcohol de sangre 4 a 5,5 g/L

Eso equivale a 3 litros de cerveza o a 2 a 3 litro de vino 0 a 720cc de whisky o 16 vasos

En el sistema nervioso central actúa sobre

Hipotálamo. Cuerpo calloso, hipocampo ( hipocampo, un área del cerebro que está relacionada con la memoria, el razonamiento espacial, el control de los impulsos y la habilidad de tomar decisiones y priorizar tareas)

Cerebelo glándula pituitaria

A nivel del comportamiento incremento comportamiento sexual; empeoramiento función sexualidad; hormona antidiurética que se traduce en más mas orina

Disminución ritmo cardiaco dificultad respiratoria

Finalmente riesgo fatal

nivel sanguíneo mas de 4 g/L

mayor de 5.5 litros de cerveza

Mayor 16 vasos de whisky o 790 ml

En el sistema nervioso central actúa sobre el tallo cerebral de donde se coordinan funciones involuntarias

Y esto se traduce en alteraciones respiratoria, manejo de temperatura y conciencia

Disminución ritmo cardiaco y respiratorio

El día después….la resaca.

Sólo el tiempo permite recuperar la sobriedad. Por ejemplo, después de una fiesta en la que una persona ha ingerido 250 cc. de bebidas alcohólicas de 30 o más grados, deberán transcurrir entre 12 y 15 horas antes que el cuerpo esté completamente limpio de alcohol. Así, si la fiesta comenzó a las 9 de la noche, con toda seguridad todavía habrá presencia de alcohol en el organismo de esa persona a las 8 de la mañana del día siguiente. El único consejo frente a tal situación es: No utilice su vehículo al día siguiente, o deje de beber alcohol.

Es lo mismo que fatiga, dolor de cabeza, náuseas, malestar general, debilidad etc..

A raíz de que el cuerpo requiere de líquidos extras: esta agua se traslada de forma generalizada luego estira las membranas que cubren el cerebro y eso produce el tan mencionado “garrotazo” es una lucha contra la deshidratación.

El alcohol irrita al estómago que envía al cerebro alertando de su contenido. Este reacciona provocando vómitos.

En el hígado se producen diversas reacciones químicas, descomposición del alcohol hacia acetaldehído y luego ácido acético. El acetaldehído es toxico y si no se trasforma a buena velocidad se acumula y provoca riesgos en el organismo.

El alcohol a nivel de riñones inhibe la producción de hormona antidiurética, por lo cual el cuerpo expulsa mucha agua, lo que se traduce en mucha orina

A nivel muscular, la glucosa es la fuente de energía, por lo que su perdida se traduce en fatiga.. Además la inhibición de glutamina hace que el cerebro sobreestímele al cuerpo y le impida alcanzar un sueño reparador y tranquilo.

TRANSITO· el 41% de los fallecidos en accidentes de tránsito presentan alcoholemia positiva.

TRABAJO· alrededor del 30% de los accidentes de trabajo se producen bajo los efectos del alcohol.· el 70% del ausentismo laboral es atribuible al consumo de bebidas alcohólicas.ALCOHOL Y LOS JÓVENES· Entre 1958 y 1982, el consumo de alcohol entre los 10 y los 19 años aumentó en un 300%.·

ATENCIÓN PÚBERES Y ADOLESCENTES

¿Qué es una borrachera?

Chile es el país de América con más alto porcentaje de consumo de bebidas alcohólicas entre los adolescentes, seguido por Estados Unidos, Costa Rica y Brasil.· El 90% de los jóvenes que consumen alcohol en exceso están también usando alguna droga.· Un tercio de los accidentes asociados al alcohol se concentran entre los 18 y 25 años, según la Conaset.

¡Qué significa conducir bajo la influencia del alcohol?

Cuando a una persona se le solicita una alcoholemia y esta da resultados de una concentración de alcohol entre 03 y 07 gr/litro es considerada como bajo la influencia del alcohol sin estar ebrio.

Sobre 08 g/l está considerado como ebriedad

¿Cuánta bebida y que tipo de bebida alcohólica se requiere para estar bajo la influencia del alcohol?

Bastaran d1 latas de cerveza, o1 copas de vino o por ultimo solo un vaso de whisky para dar niveles en la sangre.

El alcohol es una droga que produce dependencia: Que sea legal y socialmente aceptado no implica que tenga menos riesgos que cualquier otra. No hay alcohol ni droga inofensiva. Produce efectos físicos, intelectuales y morales.

* Enseñarles a resistir la presión del grupo, a decir que no. Pero si usted sabe que no son capaces, por tímidos o inseguros, muéstreles formas de manejarse. Por ejemplo, que pase toda la noche con un mismo vaso, aunque no lo tome. Sus amigos verán que está tomando y él se sentirá seguro y sin riesgos.

* No es obligación tomar. Si lo hace, debe medir cuánto y cuándo, tomar bebidas sin alcohol para quitar la sed y comer antes de salir a un lugar donde habrá trago.

* Los distintos tragos tienen diferentes grados de alcohol, pero son igualmente dañinos. Por ejemplo, la cerveza sí tiene alcohol y una persona se puede emborrachar con ella.

Más que consejos,sugerimos instrucciones para no lamentar consecuencias futuras

•Si asistes a una reunión, comida, asado, fiesta etc. en la que sabes que ingerirá alcohol, deja el auto en casa y vuelve en micro, en taxi o con un amigo sobrio.

•Si tienes confianza con el dueño de casa, pasa la noche allí.

  • Tener sobrepeso u obesidad;
  • Tener diabetes tipo 2;
  • Altos niveles de colesterol en la sangre;
  • Uso prolongado de ciertos medicamentos como corticosteroides;
  • Estar infectado con hepatitis viral.

  • fatiga;
  • debilidad;
  • dolor en tu vientre.

  • atrofia muscular;
  • hemorragia interna;
  • ictericia (la piel y el blanco de los ojos se vuelven amarillos);

  • vacunarse contra la hepatitis A y B para evitar complicaciones;

Like us on Facebook for more awesome posts

Los tumores de hígado pueden ser benignos o malignos.
A su vez, los tumores malignos pueden ser primarios o secundarios, es decir una metástasis originada por un tumor en otro órgano (el más frecuente es el del colon, pero también pueden proceder de cáncer de mama, riñón o pulmón).
En Europa y Estados Unidos, lo más probable es que una masa única en el hígado sea un cáncer metastático y no un cáncer primario de hígado.
El cáncer de hígado es la tercera causa de muerte por cáncer.

Entre los principales factores de riesgo para el cáncer de hígado se incluyen:

  • Virus de la hepatitis B y C
  • Consumo de alcohol y esteatosis hepática, que pueden transformarse en cirrosis hepática
  • Tabaquismo
  • Diabetes
  • Consumo de alimentos contaminados con aflatoxinas

El hemangioma o angioma hepático es un tumor de las células endoteliales que forman la pared interna de los vasos sanguíneos.
Se compone de un entramado de pequeños vasos sanguíneos o capilares y, por lo general, no provoca dolor ni otros síntomas. Excepcionalmente puede crecer y presionar contra los órganos cercanos, en cuyo caso puede provocar síntomas y consecuencias.
Los hemangiomas son los tumores benignos más comunes en adultos y niños. Por lo general, se observan con mayor frecuencia en el lóbulo derecho del hígado que el izquierdo.

Estas masas pueden crecer bajo la influencia de la píldora anticonceptiva y revertir al dejar de tomarla.
Asimismo, estos tumores benignos también pueden crecer durante el embarazo.
Los hemangiomas hepáticos pueden observarse en el 10% de los niños de un año de edad, pero por lo general desaparecen en los primeros dos años de vida.

Síntomas del hemangioma
Suelen ser pequeños y asintomáticos y detectarse accidentalmente al someterse a pruebas diagnósticas instrumentales del hígado o a una laparotomía.
Los síntomas más frecuentes incluyen dolores en el cuadrante superior derecho y distensión abdominal.
El examen físico suele ser normal, si bien se puede manifestar hepatomegalia (agrandamiento del hígado) y/o soplo cardíaco sobre el cuadrante derecho.
Entre los síntomas más raros se encuentran:

  • Presencia de una gran masa abdominal,
  • Pérdida de apetito o inapetencia,
  • Sensación de saciedad, incluso comiendo poco,
  • Los tumores grandes pueden presionar sobre el estómago y provocar náusea y vómito.

La ruptura es rara, pero puede ocurrir de forma espontánea, al sufrir un traumatismo o en el momento de la biopsia.
Entre las técnicas diagnósticas instrumentales se incluyen la ecografía, el TAC, la resonancia magnética, la arteriografía hepática y la angiografía por sustracción digital.

Tratamiento del hemangioma
Por lo general, no se requiere tratamiento, pero si el hemangioma hepático provoca síntomas, el médico puede proponer distintos tratamientos.
La extirpación quirúrgica del hemangioma o de una parte del hígado es la primera opción de tratamiento.
Otros tratamientos menos invasivos son la embolización arterial, la ablación por radiofrecuencia y la irradiación hepática.
El trasplante de hígado solo es necesario en casos muy excepcionales.

Los adenomas hepáticos son tumores benignos raros. Aproximadamente el 90% de los casos se produce en las mujeres, principalmente entre los 15 y los 45 años.
Los adenomas hepáticos son más frecuentes en las mujeres en edad fértil y con frecuencia se deben al uso de la píldora anticonceptiva.
Otros factores que pueden aumentar el riesgo de padecer adenomas hepáticos son el uso de esteroides anabólicos, beta talasemia, tirosinemia, diabetes tipo 1 y enfermedades de almacenamiento de glucógeno.
Se desconoce el riesgo de evolución maligna, pero puede llegar a un 13% de los casos.

Síntomas del adenoma hepático
Los adenomas hepáticos suelen ser asintomáticos y se detectan de forma casual al realizar pruebas diagnósticas por otros motivos.
Si su tamaño aumenta, se puede formar una masa palpable y experimentar dolor en el lado derecho o dolor de estómago en la zona superior (por encima del ombligo).
En caso de ruptura del adenoma, se puede experimentar dolor abdominal agudo con hemorragia abdominal grave que lleva al shock.
Otros síntomas raros también incluyen la ictericia obstructiva.

Diagnóstico del adenoma hepático
Por lo general, la función hepática no se ve afectada, pero los niveles de aminotransferasas pueden ser ligeramente más elevados o presentar características indicativas de la ictericia obstructiva.
Entre las pruebas diagnósticas apropiadas se encuentran:

Los pacientes con adenomas hepatocelulares que experimentan dolor abdominal intenso o signos de inestabilidad hemodinámica deben someterse inmediatamente a un diagnóstico por imagen abdominal (por ejemplo una TC).

Los exámenes deben determinar si el cáncer se encuentra confinado en el hígado o se ha diseminado a los ganglios linfáticos y a otros órganos para elegir el tratamiento más adecuado.

Tratamiento para el adenoma hepático
Los pacientes deben dejar de utilizar tanto anticonceptivos orales como esteroides anabólicos.
Asimismo, se debe evitar el embarazo hasta la resección del tumor, debido al riesgo de ruptura y crecimiento.
Los tumores asintomáticos deben extirparse quirúrgicamente.
Los adenomas hepáticos asintomáticos de aproximadamente 4 cm de tamaño deben extirparse quirúrgicamente, debido al riesgo de sufrir hemorragias espontáneas y a la posible evolución maligna asociada a tumores de gran tamaño.
Los pacientes que tienen adenomas hepáticos que todavía no han sido extirpados deben llevar a cabo ecografías y análisis de sangre anuales.

La hiperplasia nodular focal es el segundo cáncer de hígado más frecuente.
Se caracteriza por la formación de nódulos dentro del órgano.
La hiperplasia nodular focal es un tumor benigno del hígado que se suele detectar de manera casual mediante exploraciones radiológicas llevadas a cabo por otros motivos.
Este tumor no tiene evolución maligna y es más frecuente en las mujeres.
La hiperplasia nodular focal raramente produce síntomas y generalmente no necesita cirugía.
Sin embargo, a veces se pueden experimentar síntomas y el cáncer puede tener un rápido crecimiento, en cuyo caso se requiere una resección quirúrgica.
Para monitorizar la hiperplasia nodular solo se requiere la realización de una ecografía doppler, aunque el médico también puede solicitar un TAC o resonancia magnética de control.
En algunos casos, se señalan roturas y hemorragias. Debido a estos riesgos, algunos especialistas sostienen que se debe extirpar el tumor, mientras que otros afirman que es posible controlarlo mediante pruebas diagnósticas instrumentales.

Otros tumores hepáticos benignos

Existen otros tipos de tumor más raros:

Puede que un niño con un tumor hepático benigno o maligno no presente síntomas.
En la fase inicial, el cáncer de hígado es asintomático, por lo que los primeros síntomas se producen en una fase bastante avanzada.
Con el crecimiento, tanto del niño como del tumor, se pueden desarrollar diferentes síntomas:

  • Formación de un nódulo abdominal
  • Vientre hinchado o ascitis (debido al líquido en el abdomen)
  • Dolor en el lado derecho del abdomen, donde se sitúa el hígado
  • Dolor de espalda o en el hombro derecho
  • Fiebre
  • Disminución del apetito y pérdida de peso
  • Vómito
  • Ictericia (color amarillento de los ojos o la piel)
  • Picor de la piel

-Moretones repentinos o sangrado.

5. No comas hongos silvestres.

Las enfermedades del hígado pueden ser tanto genéticas como adquiridas y existen cientos de ellas. De hecho, se dice que muchos tenemos problemas hepáticos sin saberlo y esto es porque en el inicio de estas enfermedades no hay síntomas, o son muy leves y simplemente no les hacemos caso.

En algunos países, del 10 al 30% de la población tiene alguna enfermedad del hígado sin saberlo y los pacientes acuden a consulta muchas veces cuando el daño hepático ya es grave y no tiene remedio.

Las células hepáticas se pueden regenerar cuando no hay daño celular. Cuando sí hay daño celular se produce una cicatrización que a la larga puede ser fatal. Por ejemplo, la cirrosis es una enfermedad cicatrizante generalizada del hígado.

El pigmento llamado bilirrubina da color a la orina y a las heces fecales.

Una parte de la bilirrubina se filtra por los riñones, dando la coloración amarilla a la orina. Cuando hay exceso de bilirrubina en sangre por enfermedad hepática, se filtra demasiado “colorante” a la orina y ésta se vuelve oscura, desde color naranja hasta llegar a ser color negro, casi como coca cola.

Otra parte de la bilirrubina se capta en el hígado y luego se elimina por la bilis hacia el sistema digestivo, dando el color café oscuro a las heces fecales. Cuando el hígado no capta la bilirrubina en forma normal, no se elimina por la bilis al sistema digestivo. A la falta de coloración de las heces fecales se le llama acolia, la tonalidad puede ser tan clara como color hueso o beige.

Sigue Leyendo:

Hepatocarcinoma

Las alternativas más utilizadas son la etanolización de la lesión (inyección de alcohol en el tumor bajo control ecográfico, con el propósito de destruirlo) y la embolización u obstrucción de la arteria hepática. Además, existen distintos protocolos de investigación con quimioterapia sobre todo intraarterial; y en algunos casos muy señalados de tumor pequeño y localizado con función hepática deteriorada podría estar indicada la realización de un trasplante hepático.

¿Cómo se trata el cáncer en el hígado?

En general el mejor tratamiento es la extirpación quirúrgica. Para esto es necesario que la lesión o las lesiones estén en una porción del hígado que permita extirparlas todas sin sacrificar excesivo hígado como para impedir la supervivencia. En ocasiones esto sólo puede ser comprobado durante la intervención quirúrgica, teniendo entonces que decidir si seguir adelante con la resección hepática (extirpación de parte del tejido hepático incluyendo la lesión) u optar por otro tipo de tratamiento.

Cuando los tumores no son extirpables se puede optar por otras alternativas en función del tipo de tumor de que se trate, aunque en general como tratamiento paliativo:

En la actualidad, se están probando distintas técnicas a base de frío con nitrógeno líquido (crioterapia) o con radiofrecuencia (hipertermia o calor excesivo) para destruir los tumores del hígado sin tener que abrir el abdomen con resultados provisionalmente aceptables, sobre todo en el caso de metástasis.

¿Qué complicaciones pueden surgir?

La resección hepática es una técnica quirúrgica agresiva, lo que conlleva importantes complicaciones y una mortalidad nada despreciable (hasta alrededor de un 5%-10%). Sin embargo, con las mejorías técnicas adquiridas a lo largo de los últimos años por algunos grupos, se ha conseguido disminuir de manera importante la mortalidad y la morbilidad (complicaciones) por resección hepática. Las complicaciones más frecuentes son la infección, las complicaciones respiratorias (atelectasias o colapsos pulmonares, derrame pleural, neumonía) y las fístulas biliares. Sin embargo, siendo menos frecuentes, la hemorragia y la insuficiencia hepática postoperatoria son las más temidas, pues pueden condicionar la supervivencia del paciente. Estas complicaciones son tanto más frecuentes cuanto mayor es la resección a realizar y cuanto más deteriorada está la función hepática.

La embolización de la arteria hepática también puede llegar a condicionar una insuficiencia hepática. La quimioterapia intraarterial puede dar complicaciones sobre el duodeno y el páncreas. Con la crioterapia y la radiofrecuencia se han descrito pocas complicaciones, pero la experiencia no es muy grande. La colocación de prótesis biliares puede producir hemorragias e infecciones de la bilis.

¿Qué pronóstico tiene el cáncer en el hígado?

En general el pronóstico del cáncer en el hígado es bastante malo.

  • Por un lado la existencia de metástasis hepáticas implica la existencia de células tumorales en el torrente sanguíneo que pueden dar lugar a nuevas metástasis tanto en el hígado como en otras localizaciones. Aun así, la extirpación y la quimioterapia han demostrado aumentar la supervivencia de estos pacientes.
  • Por el otro, los tumores primarios del hígado son bastante agresivos desde el principio. Los colangiocarcinomas son extirpables en un porcentaje mínimo de casos, que suele referirse a los que afectan a la vía biliar por fuera del hígado. Los hepatocarcinomas en cambio suelen tener más posibilidades de resección, gracias sobre todo a los controles que se realizan a los pacientes con hepatopatías. Sin embargo, la deteriorada situación hepática de estos pacientes condiciona tanto la resecabilidad de los tumores como la supervivencia.
¿Se puede prevenir el cáncer en el hígado?

Los siguientes consejos ayudan a prevenir el cáncer de hígado o a diagnosticarlo tempranamente y, por tanto, a tener mayores opciones de tratamiento:

  • Vacunación contra el virus de la hepatitis B
  • Abstinencia de alcohol
  • Asistencia a controles rutinarios tras el tratamiento de algún cáncer para poder diagnosticar tempranamente las metástasis.
  • Efectuar análisis de rutina y aclarar las alteraciones que puedan aparecer, fundamentalmente si se trata de aumentos de las transaminasas o la bilirrubina.

Dr. Per Grinsted, médico general; Dr. Alastair J. Munro, especialista Oncología Radioterápica

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano y con funciones vitales para su desarrollo. Por él circula alrededor de un litro y medio de sangre por minuto y sintetiza elementos importantes como la urea (que interviene en la eliminación de desechos tóxicos), y el fibrinógeno (elemento clave para la coagulación de la sangre); en él se almacenan el glucógeno (vital para el metabolismo), las vitaminas, y además, produce sustancias protectoras y antitóxicas. Produce además la bilis (compuesta de colesterol, sales y pigmentos biliares), la cual se almacena en la vesícula y tiene una función importante en el proceso de la digestión.

El hígado se puede dañar por exponerse a elementos tóxicos (alcohol, plomo, mercurio, etc.), infestarse por parásitos (abscesos producidos por amibas), o infecciones de origen viral.

A la inflamación del hígado se le ha denominado “hepatitis” y, como la causa principal son los virus, a éstos se les ha clasificado como los tipos A, B y C (entre otros).

La hepatitis por virus A se relaciona con alimentos contaminados con heces fecales del humano, el único reservorio de este virus, y México se considera uno de los países con cifras altas de casos y por consiguiente un problema de salud pública. El riesgo alto se concentra en centros infantiles tanto el personal como los niños que asisten a ellos, además de los manejadores de alimentos en general. Los signos y síntomas tempranos de este enfermedad son malestar general, vómitos, dolor abdominal, fiebre moderada y leve dolor de cabeza. Inmediatamente después aparece una orina oscura y las heces se vuelven grises o blanquecinas. Cuando la coloración amarillenta de ojos y piel es evidente el diagnóstico es más simple, pero hay casos que no la presentan y frecuentemente se confunde el diagnóstico. En general, es una enfermedad que escasamente da complicaciones graves y no requiere más que reposo y una alimentación limitada de grasas. No se ha demostrado eficacia con ninguno de los antivirales, pero es importante valorar el daño con pruebas de función hepática y seguimiento estrecho por la posibilidad de complicaciones crónicas. Sin embargo, lo más importante es la prevención, para lo cual existe una vacuna (no disponible todavía en el sector salud) que se aplica a partir del primer año de edad, con una segunda dosis de refuerzo seis meses después.

La hepatitis por virus B y C se transmite fundamentalmente por transfusiones sanguíneas, semen u otros fluidos corporales. De igual manera, el contagio puede ser por agujas contaminadas. En el caso del recién nacido es particularmente importante porque más del 90% de ellos desarrollarán una infección crónica y de éstos, alrededor del 25% evolucionará a un cáncer o cirrosis del hígado.

Para prevenir este temible enfermedad, y secundariamente el cáncer potencial, existe una vacuna que se aplica desde el nacimiento, con dos dosis de refuerzo cada dos meses, con las cuales se alcanza una eficacia de protección hasta del 95%.

Protéjase Ud. y a sus hijos, de enfermedades incapacitantes y potencialmente cancerígenas; la prevención está en sus manos.

Los tumores y otras causas menos frecuentes pueden igualmente obstruir el flujo normal de la bilis.

  • ictericia
  • liquido en el abdomen o ascitis
  • Piel
    • Palmas enrojecidas

Aumento de la frecuencia cardiaca y de la cantidad de sangre expulsada

  • Hemorragias nasales y los moretones
  • musculares frecuentes y en las articulaciones

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano y con funciones vitales para su desarrollo. Por él circula alrededor de un litro y medio de sangre por minuto y sintetiza elementos importantes como la urea (que interviene en la eliminación de desechos tóxicos), y el fibrinógeno (elemento clave para la coagulación de la sangre); en él se almacenan el glucógeno (vital para el metabolismo), las vitaminas, y además, produce sustancias protectoras y antitóxicas. Produce además la bilis (compuesta de colesterol, sales y pigmentos biliares), la cual se almacena en la vesícula y tiene una función importante en el proceso de la digestión.

El hígado se puede dañar por exponerse a elementos tóxicos (alcohol, plomo, mercurio, etc.), infestarse por parásitos (abscesos producidos por amibas), o infecciones de origen viral.

A la inflamación del hígado se le ha denominado “hepatitis” y, como la causa principal son los virus, a éstos se les ha clasificado como los tipos A, B y C (entre otros).

La hepatitis por virus A se relaciona con alimentos contaminados con heces fecales del humano, el único reservorio de este virus, y México se considera uno de los países con cifras altas de casos y por consiguiente un problema de salud pública. El riesgo alto se concentra en centros infantiles tanto el personal como los niños que asisten a ellos, además de los manejadores de alimentos en general. Los signos y síntomas tempranos de este enfermedad son malestar general, vómitos, dolor abdominal, fiebre moderada y leve dolor de cabeza. Inmediatamente después aparece una orina oscura y las heces se vuelven grises o blanquecinas. Cuando la coloración amarillenta de ojos y piel es evidente el diagnóstico es más simple, pero hay casos que no la presentan y frecuentemente se confunde el diagnóstico. En general, es una enfermedad que escasamente da complicaciones graves y no requiere más que reposo y una alimentación limitada de grasas. No se ha demostrado eficacia con ninguno de los antivirales, pero es importante valorar el daño con pruebas de función hepática y seguimiento estrecho por la posibilidad de complicaciones crónicas. Sin embargo, lo más importante es la prevención, para lo cual existe una vacuna (no disponible todavía en el sector salud) que se aplica a partir del primer año de edad, con una segunda dosis de refuerzo seis meses después.

La hepatitis por virus B y C se transmite fundamentalmente por transfusiones sanguíneas, semen u otros fluidos corporales. De igual manera, el contagio puede ser por agujas contaminadas. En el caso del recién nacido es particularmente importante porque más del 90% de ellos desarrollarán una infección crónica y de éstos, alrededor del 25% evolucionará a un cáncer o cirrosis del hígado.

Para prevenir este temible enfermedad, y secundariamente el cáncer potencial, existe una vacuna que se aplica desde el nacimiento, con dos dosis de refuerzo cada dos meses, con las cuales se alcanza una eficacia de protección hasta del 95%.

Protéjase Ud. y a sus hijos, de enfermedades incapacitantes y potencialmente cancerígenas; la prevención está en sus manos.

  • Hemorragias nasales y los moretones
  • musculares frecuentes y en las articulaciones

Muchas personas suelen ser propensas a buscar por internet todas las cosas que les ocurren en la vida diaria, esto incluye que cuando algo les duele, empiezan sin consultar médicos a buscar sus síntomas por la web y revisar qué posibles padecimientos pueden tener.

Si eres alguien que hace esto de vez en cuando, seguramente ya varias veces te has llevado grandes sustos, porque lees que el hígado puede estar implicado en muchas enfermedades y no sabes ni donde está el hígado, así que a la vez que te preocupas, te preguntas eso.

Tranquilo, primero aconsejarte que busques a un profesional de la salud antes de causarte enfermedades sicosomáticas (creadas por tu mente y que no tienes en realidad) y segundo, pues te ayudaremos, para que sepas donde está el hígado y cuándo debes descartar que está involucrado en tus padecimientos.

Para ser totalmente exactos y sin recurrir a términos médicos, te podemos explicar que la ubicación del hígado en el cuerpo está exactamente detrás de tus costillas del lado derecho; la caja que se forma con todas tus costillas unidas, se llama caja torácica y es la que protege tu corazón y entre otras cosas, tu hígado. Por lo tanto ahora ya sabes de que lado está el hígado. Hacia el lado derecho.

El hígado es de un tamaño relativamente grande, así que abarca desde la parte derecha de tu caja torácica, hasta poco después del medio, llegando a la parte izquierda de la misma pero por el centro; es el único lugar en el cual no está bien protegido.

Después de establecer el diagnóstico de hipoglucemia, debería determinarse la causa de ésta. Clásicamente las hipoglucemias se han clasificado en aquellas relacionadas con el ayuno y aquellas relacionadas con la ingesta, aunque esta clasificación no resulta práctica para los pacientes críticos. Por ello a continuación presentaremos una clasificación basada en las causas productoras de hipoglucemia en los pacientes críticos. Dentro de esta clasificación la administración de insulina exógena, el alcohol y las drogas, las disfunciones orgánicas, la nutrición parenteral total, el tratamiento de la hiperkalemia con insulina y los quemados extensos son las causas más frecuentes de hipoglucemias encontradas en el paciente crítico.

A. Estados de hiperinsulinismo:

- Administración exógena de insulina (con terapia convencional, o bien perfusión continua de insulina).

B. Hipoglucemia inducida por etanol que puede ocurrir tras la ingesta de alcohol en pacientes sanos o alcohólicos crónicos.

C. Hipoglucemia inducida por drogas. Las drogas que pueden inducir hipoglucemias incluyen las sulfonilureas, quinina, propranolol, disopiramida, fenilbutazona y salicilatos. Hay otras muchas drogas que ocasionalmente se han descrito como productoras de hipoglucemia, aunque su relevancia es mucho menor.

- Enfermedades hepáticas. Estas incluyen cirrosis hepática, insuficiencia hepática fulminante, congestión hepática severa secundaria a fracaso cardíaco congestivo, hígado graso del embarazo y enfermedades infiltrativas hepáticas ( metástasis, amiloidosis ).

- Enfermedades renales. Las hipoglucemias pueden ocurrir en la insuficiencia renal crónica cuando se asocia a enfermedad hepática, fallo cardíaco congestivo, sepsis, etc.

- Sepsis. La hipoglucemia puede observarse en sepsis por Gram negativos, colangitis, abscesos hepáticos, SIDA resultado del ayuno, insuficiencia adrenal y tratamiento con pentamidina.

E. Nutrición parenteral total y tratamiento insulínico para la hiperkalemia.

F. Grandes quemados junto a sepsis, shock o fracaso renal agudo.

G. Causas endocrinas, tales como hipopituitarismos e hipoadrenalismos pueden ser causas de hipoglucemias.

I. Hipoglucemia facticia producida por inyecciones de insulina o ingestión de antidiabéticos orales de forma voluntaria. Tabla 3

J. Hipoglucemias alimentarias secundarias a la cirugía gástrica son frecuentes en pacientes sometidos a gastrectomías, gastroyeyunostomías o vagotomías y piloroplastia.

K. Tumores productores de sustancias parecidas a la insulina, tales como tumores mesenquimales, sarcomas, tumores hepatocelulares, etc. Los tumores mesenquimales productores de hipoglucemias pueden ser benignos o malignos.

H. Hipoglucemia idiopática o funcional. Este tipo de hipoglucemia postprandial se diagnostica por exclusión del resto de causas de hipoglucemia y es infrecuente en pacientes críticos.

Las manifestaciones clínicas de la hipoglucemia son muy variadas e inespecíficas. Los síntomas derivados se pueden clasificar en dos grupos, aquellos que resultan de la descarga simpática secundaria a la activación del simpático y las derivadas de la neuroglucopenia. Dentro de los síntomas derivados de la descarga simpática destacan las palpitaciones, temblor, sudoración, palidez y ansiedad. Dentro de los síntomas derivados de la neuroglucopenia destacan la fatiga, hambre, trastornos del comportamiento, síntomas visuales, focalidad neurológica y coma.

En pacientes diabéticos controlados con insulina, los síntomas de la hipoglucemia no siempre se presentan, así los pacientes con una diabetes de larga evolución pueden no presentar los síntomas típicos de hipoglucemia hasta que los niveles de glucemia alcanzan niveles muy bajos. Por otro lado, los diabéticos mal controlados pueden desarrollar síntomas de hipoglucemia con niveles de glucemia más elevados que los que se presentan en el ayuno. Así pues, los diabéticos insulíndependientes deberían tener mucho cuidados con la cantidad de insulina que se administran, el lugar de la inyección, los hábitos alimenticios, la cantidad de ejercicio que realizan, así como la toma de drogas y alcohol.

Las hipoglucemias que se presentan con el ayuno o después de realizar ejercicio sugieren una hipoglucemia orgánica reflejo de una enfermedad grave. Al contrario, los síntomas y signos que ocurren después de la ingestión de comida, hipoglucemias postprandiales, es muy probable que sean reactivas y por lo tanto de mejor pronóstico.

Con la aparición de la hipoglucemia, los signos que aparecen son el resultado de la descarga adrenérgica y la neuroglucopenia. La rápida mejoría de los síntomas y signos con la administración de glucosa confirmaría el diagnóstico de hipoglucemia. Los signos físicos usuales durante una hipoglucemia incluirían la taquicardia, dilatación pupilar, palidez, piel fría, signos neurológicos tales como hemiparesia, reflejo cutáneo plantar extensor, afasia transitoria, convulsiones, posturas de descerebración o decorticación y coma. Las alteraciones del comportamiento y de las funciones cognoscitivas, demencia senil y otros síndromes orgánicos de la personalidad pueden presentarse tras episodios repetidos y desapercibidos de hipoglucemias. Otras alteraciones secundarias a la hipoglucemia serían alteraciones en la presión arterial, arritmias cardíacas, alteraciones en la temperatura corporal y neuropatía periférica. Durante los episodios de hipoglucemia hay un aumento en la presión arterial sistólica, aunque la diastólica puede subir también. Contracciones auriculares y ventriculares prematuras también pueden presentarse. La fiebre por encima de 38º C también puede presentarse y se correlacionaría con convulsiones o edema cerebral.

Es muy importante recordar que entre los episodios de hipoglucemia el sujeto puede estar libre de síntomas y signos. También sería de interés a la hora de la exploración física hacer hincapié en el hallazgo de signos físicos compatibles con enfermedades sistémicas, tales como enfermedades hepáticas o renales. De igual forma debería buscarse signos físicos de hipopituitarismo, hipoadrenalismo e hipotiroidismo en pacientes afectos de hipoglucemia.

3. 6. HALLAZGOS DE LABORATORIO

Alteraciones en la analítica sanguínea electrocardiograma y en el electroencefalograma pueden observarse en la hipoglucemia. En la analítica sanguínea puede observarse un aumento en el hematócrito y hemoglobina, además inmediatamente antes de la aparición de la hipoglucemia hay un aumento en los linfocitos seguidos posteriormente de neutrofilia. Las alteraciones electrocardiográficas incluyen depresión del segmento ST, alteraciones de la onda T y prolongación del intervalo QT. Las anormalidades encontradas en el electroencefalograma consistirían en una disminución de las ondas alfa y un aumento en las ondas delta.

Los niveles de glucemia en plasma son generalmente un 15% más altos que lo que correspondería a la glucosa en sangre completa. Las muestras de plasma deberían usarse para la determinación posterior de las concentraciones insulina, péptido C y proinsulina una vez documentada la hipoglucemia.

La hipoglucemia espúrea debe ser excluida especialmente cuando la hipoglucemia no se correlaciona con la clínica y no encontramos una causa desencadenante. Los niveles de glucemia en sangre total descienden unos 10-20 mg/dl/h debido a la actividad metabólica de los leucocitos y eritrocitos, si los tubos son dejados a temperatura ambiente durante un periodo de tiempo largo. La separación del plasma rápida es eficaz para impedir la glucolisis. Un aumento en las células sanguíneas provocado por procesos leucémicos, reacciones leucemoides o policitemia vera pueden ocasionar niveles bajos de glucemia. La presencia de heparina o anticuerpos antiinsulina en plasma también falsean las determinaciones de insulina.

En pacientes con diabetes insulíndependiente la hipoglucemia debería considerarse siempre en el diagnóstico diferencial de los pacientes con alteraciones en el nivel de conciencia o coma. Hay una serie de hechos de la historia que son útiles para identificar los pacientes con riesgo de desarrollarla, entre los que se encontrarían una administración excesiva de insulina, ingestión de alcohol, ayuno, ejercicio físico, deficiencia crónica de cortisol u hormona de crecimiento, o bien la presencia de títulos elevados de anticuerpos antiinsulina en suero. Las alteraciones en los mecanismos de contrarregulación también juegan un papel importante en la producción de hipoglucemia, especialmente en los pacientes diabéticos insulíndependiente. La administración de beta-bloqueantes junto con alteraciones en la secreción de glucagón pueden favorecer la hipoglucemia.

El diagnóstico de insulinoma se realizaría por la demostración de niveles elevados de péptido C y proinsulina en plasma. Las exploraciones para la localización del insulinoma incluirían la ecografía, la tomografía computerizada, la resonancia magnética nuclear y la arteriografía.

En todas las situaciones de hipoglucemia espontánea la ingestión de alcohol debería tenerse en cuenta. En las hipoglucemias inducidas por drogas la historia clínica tiene un papel fundamental a la hora de realizar el diagnóstico.

Debido a la pobre relación existente entre la extensión de la enfermedad hepática y la hipoglucemia, en todos los pacientes con glucemias basales o postprandiales menores o igual a 40 mg/dl debería estudiarse la posibilidad de enfermedad hepática. En los pacientes con insuficiencia renal crónica e hipoglucemia es importante excluir problemas hepáticos, hipopituitarismos, hipoadrenalismos o hipoglucemias inducidas por drogas mediante la historia clínica y las pruebas de laboratorio pertinentes. En los pacientes sépticos la hipoglucemia debería siempre considerarse dentro del diagnóstico diferencial en caso de alteración del nivel de conciencia o trastornos del comportamiento. De la misma forma si hay sospecha de alteraciones endocrinas deberían realizarse las pruebas de laboratorio para descartar hipopituitarismo, hipoadrenalismo, déficit de glucagón o hipotiroidismo. La hipoglucemia de ayuno, junto a malnutrición, puede verse aún en nuestros hospitales. Estos pacientes pueden desarrollar una hipoglucemia resistente al tratamiento. Habrá que tener en cuenta a las embarazadas y lactantes, las cuales pueden desarrollar una hipoglucemia más rápidamente cuando se reduce el aporte nutricional.

Ciertos tumores, entre los que se encuentran particularmente sarcomas, hepatomas y tumores del tracto biliar pueden secretar factores de crecimiento parecidos a la insulina que producen hipoglucemia, a menudo en presencia de caquexia.

La hipoglucemia facticia es el resultado de la administración inadecuada de insulina o antidiabéticos orales, lo que produce una elevación de los niveles de insulina en plasma, pudiéndose diagnosticar la situación erróneamente como insulinoma. En la hipoglucemia generada por la administración inadecuada de insulina los niveles plasmáticos de péptido C están bajos, cuando los niveles de insulina permanecen altos; igualmente la aparición de anticuerpos contra la insulina, en sujetos que no necesitan la administración terapéutica de ésta, nos indicaría la utilización inadecuada de insulina (con la utilización de insulina humana la detección de anticuerpos contra la insulina, generados con la utilización de insulinas animales, ha perdido su valor). En sujetos que desarrollan hipoglucemia por la ingesta inadecuada de antidiabéticos orales, presentan niveles altos de insulina y péptido C en plasma, simulando un insulinoma; sin embargo la búsqueda de metabolitos de las sulfonilureas en plasma y orina confirmaría el diagnóstico.

Las hipoglucemias producidas tras la ingesta alimentaria se asocian en muchas ocasiones a cirugía gástrica previa, aunque en algunas ocasiones se desarrolla sin antecedentes de cirugía gástrica; en estas ocasiones, el vaciado gástrico rápido puede ser demostrado por tránsitos digestivos baritados o estudios isotópicos del tracto digestivo superior.

En todo paciente en coma debería administrarse glucosa intravenosa. Inicialmente de 25 a 50 ml de glucosa al 50% debería ser administrada rápidamente, seguida de una perfusión de glucosa al 10% tanto tiempo como fuera necesario hasta que apareciera hiperglucemia leve o persistente. En algunos pacientes es necesario suplementar la perfusión de glucosa al 10% con bolos intermitentes de glucosa al 50%.

De cualquier forma el paso más importante en el tratamiento de la hipoglucemia es la búsqueda de la causa desencadenante, y por lo tanto buscar la posible duración y severidad de la misma.

En las hipoglucemias inducidas por drogas una perfusión prolongada de glucosa al 10% puede ser necesaria para mantener unos niveles de glucemia en sangre en torno a 200 mg/dl. Si estos niveles de glucemia no pueden ser mantenidos con la perfusión glucosa al 10% a un ritmo de 200 ml/h, habrá que mantener la perfusión junto a:

1. 100 mg de hidrocortisona y 1 mg de glucagon por cada litro de glucosa al 10% administrada durante el tiempo que sea necesario.

2. Además una perfusión de 300 mg de diazóxido en glucosa al 5% administrado durante un periodo de 30 minutos y repetidos cada 4 horas hasta que los niveles de glucemia aumenten y se sitúen por encima de 200 mg/dl (la administración de diazóxido disminuye la secreción de insulina). Conforme los niveles de glucemia se van elevando la hidrocortisona, el glucagón y el diazóxido se suspenderán y la velocidad de infusión de glucosa al 10% se disminuirá. Cuando se presenta hiperglucemia persistente a pesar de la infusión de glucosa al 5% se suspenderá la glucosa durante un periodo de 24 horas.

Oriéntelos para hacer sus tareas.

Vean juntos la televisión, y comente con ellos el contenido de los programas, así como los libros o revistas que lean. De esta manera, les ayudará a resolver dudas que pueden surgir y evitará que se formen ideas equivocadas sobre los distintos problemas individuales y sociales.

No tenga temor de expresar su cariño a sus hijos. Esto los ayudará a sentirse seguros.

Todos necesitamos saber que somos importantes y apreciados. Haga que sus hijos lo sientan. No deje pasar la oportunidad de hacerles saber que los quiere y los respeta.

Comparta con sus hijos su tiempo libre. Muéstreles que hay muchas actividades recreativas, deportivas y culturales que pueden disfrutar juntos.

Recuerde que el cariño se opone a la disciplina. Ponga reglas adecuadas y vigile que se cumplan.

No lleve la disciplina a extremos rígidos. Sea firme, pero razonable y flexible.

Procure escuchar a sus hijos. Es muy importante que sepa sus inquietudes, sus problemas y sus logros.

Si a pesar de esto, en su hogar se presenta el problema de la fármaco dependencia, recuerde que en sus manos está apoyar a su hijo.

Conviene poner en práctica estas reglas elementales

Enfrentar decididamente el problema. Nunca negarlo.

No agredir a su hijo con hechos ni palabras.

Si el muchacho estudia buscar el apoyo de sus maestros.

MEDIDAS PREVENTIVAS CONTRA EL HÁBITO DE FUMAR

La ansiedad de fumar aparece en picos de diferente intensidad, los más fuertes suceden entre las 48/72 hrs. de estar sin fumar, debe de controlarlos con su fuerza de voluntad y con agua o jugos de fruta, a veces haciendo inhalaciones profundas de aire o con actividad física. El oxígeno es un buen tranquilizante de los nervios. Puede apoyarse en este período con complejos vitamínicos B.

Para reducir la demanda en el consumo del cigarrillo se debe:

ANÁLISIS DE LA ENCUESTA REALIZADA A ESTUDIANTES DE 9NO. DE BÁSICA Y 1º Y 2º DE CIENCIAS DIVERSIFICADO

Preguntas que debe contener la encuesta:

1.- ¿Consumes bebidas alcohólicas?

2.- ¿Sabes los efectos que produce consumir alcohol?

3.- ¿Eres adicto a las bebidas alcohólicas?

5.- ¿Sabes los efectos que produce fumar mucho?

6.- ¿Sabes que es un fumador pasivo?

7.- ¿En tu núcleo familiar existen fumadores y alcohólicos?

8.- ¿Reflexiona sobre el hábito de consumir bebidas alcohólicas y cigarrillos?

PREGUNTAS REALIZADAS A ALUMNOS DE 9NO. AÑO DE BÁSICA

Alcoholismo es un problema con consecuencias a largo plazo; este hecho es bien conocido. Las causas del problema son múltiples y comienzan con los genes y llevan las influencias sociales hasta los factores individuales. Aún asusta Alcohol La gente no se da por vencida y el alcoholismo se está extendiendo, con todas las consecuencias a largo plazo.

Ya con una simple intoxicación completa ocurren los primeros daños, que no se notan al principio. El cuerpo puede reparar este daño. Sin embargo, dos días de puro frenesí ya tienen un efecto físico. La habilidad de oler empeora. Coma beber en adolescentes ya daña el cerebro varias veces e incluso los cambios estructurales se pueden detectar utilizando técnicas de imagen. El daño ocurre no solo en el cerebro en sí, sino en todo el cuerpo. Millones de células mueren de esta manera.

Un número que suena alto, pero no causa daño permanente cuando se usa una vez. Con cada frenesí, que ocurre a diario en el alcoholismo, mueren más células y daños que podrían repararse inicialmente, permaneciendo con un daño cada vez mayor. Esa es precisamente la razón de las consecuencias a largo plazo. El daño es tan grande que el cuerpo no puede arreglarlo. Por lo tanto, los órganos ya no funcionan bien y se reducen varias funciones vitales.

A menudo, los efectos a largo plazo del alcoholismo son una combinación. No solo el alcohol en sí mismo causa problemas. Además, la dieta a menudo no es suficiente y amplifica los problemas además. Primero, el hígado se vuelve gordo, luego puede inflamarse y causar ictericia. Por la muerte de las células, el órgano solo puede filtrar insuficientemente las toxinas, que luego permanecen en el cuerpo. Las células muertas son reemplazadas por tejido conectivo, que ya no puede realizar la desintoxicación. Al final es la cirrosis hepática, que conduce a la muerte del alcohólico. Los efectos se pueden ver temprano. Muchos alcohólicos repentinamente beben solo una o dos cervezas al día. Eso significa que no hay mejora de la condición.

Por el contrario, el hígado ya no descompone el alcohol y el cuerpo ahora requiere menos reposición para mantener un nivel suficiente. Además, el páncreas también se inflama y puede conducir a la diabetes. El inicio de la inflamación de la mucosa gástrica es doloroso pero menos dramático. Mucho más dramático, sin embargo, es la inflamación del músculo cardíaco, que a menudo se desarrolla durante el alcoholismo. Y también los nervios pueden encenderse. Esto a menudo causa síntomas tales como entumecimiento, que comienza en las piernas y luego se extiende a todo el cuerpo. El daño adicional es la disminución de las hormonas sexuales. Esta es también una complicación casi inevitable del alcoholismo. Y varios tipos de cáncer, como el cáncer de esófago, son una consecuencia común a largo plazo.

Los más conocidos son el daño cerebral. Son causados ​​por la muerte constante de las células en el cerebro. El daño se reconoce muy tarde. El cerebro comienza a reducirse debido a la disminución de la cantidad de células. El rendimiento mental se pierde y a menudo desarrolla una alteración de la concentración, la atención y la memoria. Si demasiadas células cerebrales han muerto, también puede conducir a la demencia.

Una oportunidad de detener el proceso, solo existe cuando no se bebe alcohol. Un reclamo que está en oídos sordos en el alcoholismo. Si la demencia es muy pronunciada, entonces el daño del cuerpo difícilmente puede ser reparado.

Estos consultores se especializan en el tema actual y están felices de asesorarlo.

La directora general de la OMS durante la Asamblea. (Foto: AP)

Podemos identificar la trisomía y las monosomias.

v Trisomías. Es la presencia anormal de3 cromosomas en lugar de un par. Si se presenta en el cromosoma 21, hablaremos de una “trisomía 21” o Síndrome de Down.

v Monosomias. Describe la ausencia de uno de los miembros que conforman el par cromosómico. Esto hace que el número total de cromosomas sea de 45 en lugar de 46 habituales. Un ejemplo es el Síndrome de Turner.

La anomalía cromosómica no tan solo se da por falta o exceso de material genético, sino también puede darse por intercambio de lugar, es decir, traslocasion.

v Mosaicismo. Describe la presencia de más de un tipo de célula en un individuo. Una persona puede tener en su organismo células con 46 cromosomas (lo normal) coexistiendo con células de otra parte de su cuerpo con 47 cromosomas.se deduce con el numero de células normales (46 cromosomas) respecto a los alterados.

La evaluación o intervención psicológica con niños que presentan síndromes genéticos deberán ajustarse a las peculiaridades de cada caso.

SINDROME DE TURNER (MONOSOMIA X).

Es la enfermedad genética caracterizada por la presencia de un solo cromosoma x. Genotípicamente son mujeres (por ausencia del cromosoma y). A las mujeres les falta parte o todo un cromosoma x. se puede producir el mosaicismo, es decir la falta del cromosoma x, pero no afecta a todas las células del cuerpo. Este ocasiona que las mujeres que lo padecen tengan un aspecto infantil e infertilidad de por vida.

A esta anomalía cromosómica también se le denomina “disgenesia gonadal” y esta presente en aproximadamente 1 de cada 2500-3000 nacida de niñas vivas.

· Es heredado de uno de los padres

· Rasgos principales: baja estatura, piel del cuello ondulada, desarrollo retardado o ausente de las características sexuales secundarias, ausencia de la menstruación, estrechamiento de la aorta y anomalías de los ojos y huesos.

· La condición se diagnóstica ya sea al nacer o en la pubertad(por el retraso de la menstruación)

· El examen físico revela genitales y mamas subdesarrolladas, cuello corto, baja estatura y desarrollo anormal del tórax.

· El cariotipo muestra 45 cromosomas con un modelo de 44 x, es decir un cromosoma sexual ausente.

· Ultrasonido. Puede revelar órganos reproductores femeninos pequeños o subdesarrollados.

· El examen ginecológico puede revelar sequedad del recubrimiento de la vagina.

· La hormona luteinizante sérica se encuentra elevada

· La hormona foliculoestimulante sérica se encuentra elevada.

v Se realiza en los recién nacidos por representar pterygium colli (pliegues característicos en el cuello), acompañado de efecto cardiaco. Se detecta que tiene la enfermedad al momento de querer tener descendencia y presentar esterilidad o por la estatura baja o la amenorrea.

Las niñas con síndrome de Turner presentan:

ü Estatura baja proporcionada. La talla final suele reproducirse unos 20 centímetros con media.

ü La hormona del crecimiento aumenta la talla de estas niñas.

ü Ausencia de ovarios en lugar de estos tiene cintas de tejido conjuntivo

ü No suelen desarrollar los caracteres sexuales y por lo tanto son estériles

ü Padecen antes los síntomas menopáusicos

Son trastornos, producidos por niveles elevados de glucocorticoides circulantes en particular de cortisol.

Enrojecimiento de las mejillas

Piel fina que se lesiona con facilidad

Mala cicatrización de las heridas

Aumento de la susceptibilidad a las infecciones

cuando dejar de tomar cialis

El hígado es uno de los órganos más importantes en el proceso de digestión, ya que es el encargado de descomponer los alimentos y transformarlos en energía, y de eliminar las toxinas que tenemos en la sangre.

-Infecciones: La gente que tiene enfermedades hepáticas, sufre de muchas infecciones que a su vez afectan a las células del cuerpo, a los tejidos y al propio hígado. En muchas ocasiones las infecciones pueden provocar que el hígado deje de funcionar.

-Dolor en la zona de los riñones: El dolor hepático se confunde en muchas ocasiones con el dolor de riñones, dolor abdominal o dolor de espalda, ya que el hígado esta situado en esa zona. El dolor hepático empieza en la parte derecha de la espalda debajo de las costillas y suele ser constante.

-Otros síntomas muy frecuentes: Erupciones en la piel, picazón, manchas de color marrón, piel amarillenta, ojeras, picazón y blanqueamiento en los ojos, sudoración excesiva, mal olor corporal, heces pálidas, pedida de peso, dolor que se extiende hacia el hombro, orina oscura, síntomas gripales y dolor abdominal en la parte superior derecha.

Si tiene los síntomas que describimos a continuación tiene que acudir urgentemente a un médico.

-Dolor intenso y persistente.

-Dolor en el abdomen superior derecho acompañado con falta de respiración.

-Trastorno de la alimentación.

a) Ingerir demasiado acetaminofén (Paracetamol): Cuando una persona ingiere demasiado paracetamol o acetaminofén puede causar lesiones al hígado. El acetaminofén o paracetamol es una sustancia analgésica que se encuentra en muchísimos medicamentos en el mercado para tratar el dolor de cabeza, alergias, dolores musculares, y muchas cosas más.

b) Cáncer de hígado: El cáncer de hígado se detecta cuando la enfermedad ya está muy avanzada. Se produce por un crecimiento anormal de las células del hígado. Para prevenir esta enfermedad, se tiene que evitar el desarrollo de una cirrosis hepática o de una hepatitis, ya que la gente que padece de estas afecciones tienen más posibilidades de tener cáncer de hígado.

Síntomas: Se agranda el hígado provocando dolor, hay una perdida importante de apetito y de peso acompañado de una gran debilidad y fatiga, náuseas y vómitos, dolor abdominal superior derecho, decoloración de la piel acompañado de un emblanquecimiento de los ojos.

Tratamientos: Inyectar alcohol a los tumores, transplante de hígado, quimioterapia, radioterapia, criocirugía y otros muchos tratamientos que considere el médico.

c) Ingerir demasiado alcohol: Este fenómeno también se conoce como cirrosis hepática. Esta afección sucede con la ingesta desmesurada de alcohol durante años.

Síntomas: La gente que sufre de cirrosis hepática sufre síntomas tales como, confusión, dolor abdominal, fatiga, sed, ictérica, fiebre, náuseas, perdida del apetito, aumento de peso, agitación, heces negras con sangre debido al sangrado en los intestinos y esófago, palidez, dificultad de concentración, movimiento lento, moratones fáciles, cálculos biliares, orinar de color marrón, picor en pies y manos, desarrollar una diabetes con resistencia a la insulina, desarrollar un cáncer de hígado, sensibilidad a la medicación, y otros muchos más síntomas.

Tratamiento: El tratamiento para esta enfermedad, es dejar de consumir alcohol por muy difícil que le resulte al paciente. Tiene que ir a terapias de ayuda, y tomar medicamentos para facilitar el funcionamiento correcto del cuerpo durante el periodo de abstinencia.

Consumir alimentos saludables ricos en calorías, carbohidratos y proteínas, acompañados con una buena tanda de complementos vitamínicos, también ayudan a combatir esta enfermedad.

En el caso de que el hígado este muy afectado y ya no funcione, la solución es practicar un trasplante de hígado.

d) Quistes hepáticos: Los quistes hepáticos, no comportan ningún riesgo para la salud. Se tratan de quistes llenos de líquido que pueden crecer y causar molestias.

Síntomas: Molestias y dolor en el abdomen del lado derecho. Los quistes hepáticos que crecen y no se han detectado nunca pueden causar infección de las vías biliares y agrandamiento del hígado acompañado de dolor.

Tratamiento: El médico receta una serie de medicamentos para reducir los quistes, en el caso de que no se reduzcan pueden eliminarse.

e) Fibrosis hepática: Cuando una persona ingiere mucha cantidad de alcohol y desarrolla una cirrosis hepática, como consecuencia se genera la fibrosis hepática, que es la última fase de la cirrosis hepática. En esta enfermedad se forman tejidos fibrosos y nódulos, que provocan una mala circulación sanguínea en el hígado, destruyendo poco a poco.

Síntomas: Cansancio, dolor abdominal, perdida de peso acompañada de perdida de apetito, picor en pies y manos, formación de venas rojas debajo de la piel, orina de color oscura, piernas hinchadas.

Tratamiento: Si la persona es fumadora y consume alcohol, tiene que dejar de hacerlo de inmediato para frenar la degeneración del hígado. Se recomienda consumir alimentos saludables bajos en grasa y hacer deporte con regularidad, evitar la ingesta de analgésicos tales como la aspirina o ibuprofeno.

f) Hepatitis: La hepatitis es la inflamación del hígado causado por daños en las células hepáticas. Existen varios tipos de hepatitis tales como la, A, E y la B. En el caso de padecer de hepatitis B, se aumentan los riesgos de padecer cáncer de hígado.

Síntomas: Los síntomas incluyen orina oscura, fiebre, diarrea, dolores musculares, agrandamiento del hígado, vómitos, fiebre.

Tratamiento: El médico le rectará una serie de fármacos para tratar y curar la enfermedad, entre ellos antivirales.

g) La enfermedad del hígado graso: La enfermedad del hígado graso consiste en tener un índice demasiado elevado de grasa en el hígado. Este tipo de enfermedad normalmente la padecen gente con sobrepeso, gente que tiene diabetes, colesterol alto y también puede ser hereditario.

Síntomas: Los síntomas pueden ser varios, fatiga, perdida de peso acompañada de perdida de apetito, nauseas, debilidad, orinar de color oscuro, dolor abdominal, y otras muchas cosas más.

Tratamiento: El tratamiento para reducir la grasa del hígado es aumentar la actividad física y hacer una dieta equilibrada. En los casos más graves en los que no hay solución un transplante de hígado puede solucionar el problema.

h) Colangitis esclerosante primaria: Se trata de la inflamación de los conductos biliares. Esta inflamación hace que se formen tejidos fibrosos en el hígado.

Síntomas: Fatiga intensa, síntomas de cirrosis, infección del conducto biliar.

Tratamiento: El médico le recetará una serie de medicamentos para tratar la infección de los conductos biliares. Si con los medicamentos no se arregla el problema, se puede recurrir a cirugía y hacer un transplante de hígado.

Cuando una persona está sufriendo de cualquier enfermedad del hígado, es probable que las enzimas hepáticas esten elevadas. Afortunadamente, en la mayoría de los casos se ha encontrado, que es sólo una condición temporal y no es un signo de daño hepático grave. Hay dos enzimas específicas del hígado, que obtienen los niveles elevados en esta condición. Estos son: la alanina aminotransferasa (ALT) y la aspartato transaminasa (AST). Por esta razón, la enzima hepática elevada, a menudo se conoce por las transaminasas elevadas o la transaminitis plazo. Cuando se produce una enfermedad de hígado graso no alcohólico, los niveles de ALT son en su mayoría superiores a los niveles de AST.

El hígado tiene una cierta capacidad de autorrepararse. Este proceso se da a través de la generación de nuevas células hepáticas que sustituyen a las que se encuentran dañadas. Sin embargo, si el hígado es forzado en exceso puede producirse una cicatrización crónica de los tejidos; cuando la esteatosis evoluciona hasta este punto hablamos de cirrosis hepática.

Cuando las grasas se acumulan en exceso en el hígado, el funcionamiento de este órgano se ve alterado; esto hace que nuestro cuerpo no pueda eliminar correctamente las sustancias de desecho que se introducen en nuestro organismo, en especial a través de aquello que comemos y bebemos.

El abuso y la dependencia del alcohol son las causas más habituales de la esteatosis hepática, puesto que el consumo excesivo de esta sustancia provoca lesiones en el hígado. Cuando éste es el principal factor causal en la aparición de la enfermedad se utilizan los términos “esteatosis hepática alcohólica” e “hígado graso alcohólico”.

Algunos de los factores de riesgo más relevantes para la aparición del hígado graso son la obesidad, las dietas ricas en azúcares y grasas (que pueden provocar diabetes tipo 2 e hiperlipidemia) y tener una edad avanzada; la mayoría de casos se dan entre los 40 y los 60 años. La herencia genética y el consumo de aspirina o esteroides también se asocia a este trastorno.

Por lo general los casos de hígado graso se clasifican en función de si su causa es el consumo excesivo de alcohol u otra distinta. No obstante, también existe una variante especial que merece la pena mencionar: la esteatosis hepática aguda del embarazo.

La esteatosis hepática no alcohólica se asocia generalmente con trastornos en la descomposición de grasas; esto hace que se acumulen en el hígado. El criterio básico que se utiliza para diagnosticar esta variante del hígado graso es que al menos un 10% del tejido de este órgano esté compuesto por lípidos.

El alcoholismo daña las células del hígado e interfiere en su funcionamiento; esto incluye la descomposición de lípidos. Si una vez detectada la esteatosis hepática alcohólica el consumo de alcohol se mantiene es muy probable que el trastorno evolucione hasta pasar a ser una cirrosis; en cambio, tras unos dos meses de abstinencia la esteatosis remite.

Este tipo de esteatosis hepática es una complicación poco frecuente que aparece en el tercer trimestre de gestación. Los síntomas tienden a desaparecer después del parto, e incluyen una sensación de malestar general, dolores en la parte alta del vientre, náuseas y vómitos y la ictericia, que consiste en la coloración amarillenta de la piel y de las mucosas.

El término hígado graso se refiere a una enfermedad del hígado caracterizada por acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas (hepatocitos). El alcohol es una causa frecuente de hígado graso, y es un factor que siempre debe considerarse en un paciente con hígado graso. En este artículo nos referiremos a la esteatosis hepática no asociada al consumo de alcohol. La acumulación de grasa en los hepatocitos puede llevar a inflamación hepática, con la posibilidad de desarrollar fibrosis y finalmente terminar en el daño hepático crónico (o cirrosis).

La obesidad y el sobrepeso son las causas más importantes de hígado graso.

El hígado graso se conoce de varias formas:

  • Hígado graso: Término general. Cuando no es por alcohol es conocida como hígado graso no alcohólico, en inglés NAFLD (non-alcoholic fatty liver disease).
  • Esteatosis hepática: Acumulación de grasa en el hígado, sinónimo de hígado graso.
  • Esteatohepatitis no alcohólica: Cuando la acumulación de grasa en el hígado también es acompañada por un proceso inflamatorio. En inglés se conoce como NASH (non-alcoholic steatohepatitis).
  • Esteatohepatitis metabólica: También se ha propuesto llamar a esta enfermedad esteatohepatitis metabólica (metabolic steatohepatitis; MESH).

Un paso crítico en el tratamiento del hígado graso es un cambio en los hábitos de alimentación, reduciendo las comidas calóricas y los excesos de grasa. La causa de la acumulación de grasa en el hígado no se conocen con certeza, pero hay algunos mecanismos que han demostrado ser muy importantes en el desarrollo de la enfermedad:

  • Resistencia a la insulina.
  • El estrés oxidativo.
  • Liberación de citokinas.

El hallazgo de hígado graso es extremadamente frecuente. Esta enfermedad está asociada con los siguientes factores de riesgo:

  • Obesidad y sobrepeso.
  • Sedentarismo.
  • Diabetes.
  • Hipercolesterolemia.
  • Hipertrigiceridemia.

Sin embargo, cada vez es más común encontrar personas con hígado graso sin estos factores de riesgo. No todas las personas con hígado graso desarrollan complicaciones o daño hepático crónico.

En Chile, un estudio realizado por el Departamento de Gastroenterología de la Universidad Católica de Chile muestra que la prevalencia de hígado graso en la población general de Santiago es del 23%.

El hígado graso es habitualmente asintomático, y se descubre sólo después de una ecografía (o ultrasonido) abdominal que muestra el hígado con aumento de ecogenicidad (“brillante”). La otra manera de llegar al diagnóstico es a través del hallazgo de aminotransferasas (transaminasas) elevadas en un análisis de sangre rutinario o por cualquier otra razón. Algunas personas se quejan de dolor leve a moderado abdominal en el hipocondrio derecho (la zona donde se encuentra el hígado). Sólo un pequeño porcentaje de los pacientes desarrollan síntomas de insuficiencia hepática con elevación de bilirrubina o síntomas como ascitis o encefalopatía hepática.

Una parte fundamental del tratamiento consiste en un cambio de hábitos alimenticios, dejando comidas calóricas y exceso de grasas

El diagnóstico de hígado graso se basa en los hallazgos de la biopsia hepática. Esta muestra acumulación de grasa en los hepatocitos, y también puede haber diversos grados de inflamación y fibrosis.

Aunque la biopsia hepática es el único examen que certifica el diagnóstico y es un procedimiento de bajo riesgo, no todas las personas con sospecha de hígado graso son sometidas a este procedimiento. Es común hacer el diagnóstico presuntivo de hígado graso en alguien con imágenes sugerentes (ecografía, tomografía computada o resonancia magnética). La biopsia hepática es, sin embargo, la única prueba que distingue entre “esteatosis simple” (acumulación de grasa) y “esteatohepatitis “(grasa asociada a inflamación y fibrosis).

Algunas personas con hígado graso tienen adicionalmente elevación de las transaminasas o aminotransferasas en la sangre (SGOT y SGPT, también conocidas como ALT y AST). En estos casos es importante descartar otras causas de inflamación hepática, como la infección por virus de hepatitis B y hepatitis C, la hemocromatosis y la hepatitis autoinmune, entre otros.

La mayoría de las personas con hígado graso no desarrollará una enfermedad con consecuencias graves. Aproximadamente el 20% de los sujetos puede tener algún grado de fibrosis hepática en la biopsia, que puede progresar a etapas más avanzadas de la enfermedad, como cirrosis y cáncer hepático. El hígado graso es probablemente la causa más común de cirrosis criptogénica (cirrosis, sin causa aparente).

El tratamiento del hígado graso consiste fundamentalmente en la normalización del peso y aumentar la actividad física. La obesidad y el sobrepeso, principales factores de riesgo son modificables mediante cambios en el estilo de vida. Otras recomendaciones incluyen evitar el alcohol y los medicamentos innecesarios.

En los pacientes que se encuentran en etapas más avanzadas de la enfermedad (inflamación o fibrosis hepática importante), algunos medicamentos pueden ayudar, como antioxidantes (vitamina E) o agentes sensibilizadores a la insulina. El uso de pioglitazona, que ha demostrado beneficios normalizando las aminotransferasas y la histología hepática, sigue siendo algo controversial.

1. ¿Qué es el hígado graso? El hígado graso es una enfermedad en la que el hígado aumenta el contenido de grasas (triglicéridos y colesterol). Esto puede hacer que el hígado aumente de tamaño y tome una coloración amarillenta, llegando.

Si Ud. tiene cirrosis o alguna enfermedad hepática, le interesarán estos consejos sobre la alimentación, dieta y nutrición.

Las transaminasas o aminotransferasas son exámenes que indican inflamación hepática. Este examen está alterado casi por definición en todas las hepatitis.

El ataque de hígado es un problema digestivo que poco y nada tiene que ver con el hígado aunque seguramente esto resulte difícil de creer

  • Usted puede recibir tratamiento en un centro especial de recuperación (hospitalizado).
  • Usted puede asistir a un programa mientras vive en su casa (ambulatorio).

A usted le pueden recetar medicamentos para ayudarle a dejar de beber. Éstos a menudo se combinan con asesoría a largo plazo o grupos de apoyo. Estos medicamentos pueden reducir la probabilidad de una recaída en el alcohol o ayudarle a reducir la cantidad que bebe.

Consumir alcohol puede enmascarar la depresión u otros trastornos del estado de ánimo o de ansiedad. Si usted tiene un trastorno del estado de ánimo, puede ser más notorio cuando deja de beber. El médico tratará cualquier trastorno mental además de su tratamiento para el problema del alcohol.

Mucho se conoce que todo lo que se consume en exceso es dañino para la salud, y el alcohol no es la excepción.

Consumir en grandes cantidades licor en cualquiera de sus presentaciones puede generar diferentes efectos nocivos para salud.

El consumo de alcohol afecta todo el organismo causando padecimientos peligros y enfermedades muy difíciles de superar. Es por ello que a continuación te presentamos algunas enfermedades causadas por tomar alcohol.

El consumo de alcohol ha sido aceptado en la mayoría de todos los países, sin embargo no se ha realizado un control justo de estas sustancias que resultan tóxicas pero placenteras para el ser humano. Pero el exceso del mismo y el vicio como tal da pasos a enfermedades y difíciles consecuencias en la salud. Cuando una persona mantiene un consumo desmesurado del alcohol este puede terminar en el alcoholismo o la cirrosis hepática, cáncer, enfermedades cardiovasculares, demencia y otros padecimientos. Cada año muchas personas mueren como consecuencia del alcohol y al no ser así esto puede llevar a otros tipos de trastornos.

El alcohol es una sustancia totalmente tóxica para el sistema cardiovascular, ya que el consumo excesivo puede llegar a provocar hipertensión, accidentes cerebrovasculares, coágulos en la sangre, ataques cardiacos, entre otros.

Por lo general las personas que caen en el alcoholismo son aquellas que de por sí ya tienen problemas de autoestima u otros problemas en su vida que conllevan a tomar esta decisión. Estudios demuestran que el abuso del alcohol puede llevar a una persona a caer en depresión y por ende suelen terminar en un ciclo vicioso. Además de esto las personas pueden quedar tan afectadas que desarrollen otras lesiones mentales.

Esta es una enfermedad que aqueja a los consumidores de alcohol de todo el mundo, esta se trata de una patología que afecta directamente el hígado. Esto impide que trabaje de forma normal ya que genera una cicatrización de los tejidos de hígado lo cual impide la absorción de las sustancias que se ingieren. La cirrosis da paso a otras enfermedades que generan la muerte como son las varices en la garganta, retención de líquido y fallo hepático.

Es una enfermedad que puede ser reversible y pasajero. Que se puede corregir con una dieta adecuada y medicamentos. Es una enfermedad neurológica y es tratada con medicamento psiquiátricos. Se debe por el exceso de alcohol y la escasa presencia de vitamina A en la sangre. El individuo puede presentar, desorientación, pérdida de la memoria y problemas visuales.

Es un síndrome que aparece como consecuencia del abuso prolongado del alcohol y es el resultado del desarrollo de la enfermedad de Wernicke. Sin embargo ya esta enfermedad es totalmente irreversible pues genera un daño cerebral que no puede ser curado. Así mismo puede ser sumado al alto índice de toxinas en la sangre que dañan el cerebro, es por ello que este síndrome se asocia a la locura, delirios, trastorno obsesivo compulsivo, entre otros.

Es una enfermedad peligrosa, puesto que el corazón aumenta de tamaño y tiende a tornarse flácido, por lo que no puede funcionar correctamente. Esto ocurre ya que la presión sanguínea se eleva seguidamente, dependiendo del consumo de alcohol que incrementa el trabajo del corazón. Por lo que este termina colapsando.

Cuando el alcohol entra en el cuerpo esta hace contacto directo con la boca, garganta, esófago y el sistema digestivo, donde es transformado por el hígado. El alcohol a su vez produce una secreción ácida y abrasiva en las encías y en los dientes, al mismo tiempo que puede ocasionar la inflamación del esófago, terminando en una esofagitis. Además irrita el estómago y puede debilitar las paredes que cubren el abdomen. Por último, a raíz de esto el estómago segrega ácidos que producen la gastritis e indigestión.

Mantener un constante consumo de alcohol puede generar la disminución y creación de glóbulos rojos, los cuales son directamente responsables de oxigenar lo tejidos del cuerpo. En el momento que esto pasa se puede generar una anemia. Algunos síntomas de esta enfermedad es la fatiga, incapacidad de cumplir las tarea de rutina, dificultades al respirar y constantes dolores de cabeza.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de 60 padecimientos causados por el consumo de alcohol en exceso. Cada año, se registran 3.3 millones de decesos en el mundo por esta causa.

El alcohol es una sustancia sicoactiva que genera dependencia. Sus efectos dependen de la cantidad consumida, hábitos de consumo y, en algunas ocasiones de la calidad de la bebida", afirma el Informe OMS 2014: consumo de alcohol y salud en el mundo.

El consumo excesivo de alcohol llega a afectar a casi todo el organismo. Ataca órganos vitales como el hígado, cerebro y corazón, causando diversos padecimientos tan conocidos como la cirrosis hepática y cáncer.

Según el Informe de la OMS, hay enfermedades comprobadas que se pueden desarrollar por la gran dependencia a esta bebida.

1. Cáncer. El abuso puede llevar a padecer diversos tipos de cáncer como el de boca, faringe, laringe, esófago; así como de hígado, colon, recto y mama. La causa se podría explicar por el efecto tóxico del acetaldehído, una sustancia producida por la degradación del alcohol y posible cancerígeno.

2. Polineuritis. Debido a que el alcohol es una sustancia tóxica impacta negativamente a una amplia gama de estructuras y procesos del sistema nervioso. Los síntomas comunes son pérdida de sensibilidad, dolor y atrofia muscular, hormigueo y entumecimiento principalmente en piernas.

3. Afecciones gastrointestinales. Las enfermedades más frecuentes son las úlceras, cirrosis y pancreatitis que es una infección en el páncreas. En menor medida es causa de diarrea y hemorroides.

4. Problemas cardiovasculares. El alcohol se debe considerar como una sustancia “abrumadoramente tóxica” para el sistema cardiovascular.

Aunque hay ciertas bebidas que protegen al corazón como el vino tinto, está comprobado que el consumo excesivo de alcohol, aunque sea una vez al mes, provoca hipertensión, accidentes cerebrovasculares, fibrilación auricular y enfermedades isquémicas sobre todo en los jóvenes.

5. Depresión. Está comprobado que el riesgo de padecer depresión es mayor entre hombres y mujeres que abusan de alcohol. Mientras quienes están deprimidos tienden a refugiarse en esta bebida. Esto porque les causa un estado momentáneo de placer y olvido.

Otras afecciones relacionadas son lesiones mentales, trastornos inmunológicos, enfermedades pulmonares y óseas. Además de problemas reproductivos y daños perinatales, como mayor riesgo de alumbramientos prematuros y de bajo peso al nacer.

Shekhar Saxena, director de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, afirma que los grupos de menores ingresos son los más afectados porque carecen de atención en salud de calidad. ¿Con qué frecuencia abusas del alcohol?

La mayoría de la gente asocia el abuso de alcohol con dos enfermedades. La primera es el alcoholismo, que es un síndrome de dependencia que algunos creen que se hereda. La otra sería la cirrosis, una enfermedad que puede ser provocada por el consumo excesivo de alcohol. Pero hay una serie de otras enfermedades y condiciones que se pueden desarrollar, como la pancreatitis, la hipertensión, la osteoporosis y el síndrome de Wernicke-Korsakoff.

La cirrosis es esencialmente una cicatrización del hígado. El tejido sano del hígado es reemplazado por fibrosis o tejido cicatricial. Como este tejido cicatrizal se acumula, evita que el hígado funcione correctamente, lo que puede conducir a la acumulación de bilis en la sangre. La coagulación puede disminuir la presión arterial. Algunos de los síntomas más comunes de la cirrosis incluyen la falta de apetito, acompañado por pérdida de peso, náuseas, fatiga, ictericia, trastornos cognitivos (confusión y falta de concentración), temblores, hemorragia interna y estado de coma.

Otra enfermedad común asociada con el abuso del alcohol es la pancreatitis, que se caracteriza por una inflamación del páncreas y, al igual que la cirrosis, cicatriza definitivamente al órgano. Esta cicatrización afecta a la producción de la insulina y a la forma en que el azúcar se libera en el torrente sanguíneo. A menudo se presenta con dolor abdominal severo que suele acompañarse de vómitos o náuseas, sudoración y fiebre.