actos inmediatamente ejecutivos

2. La lentitud y estrechez de movimiento (bradicinesia) pueden detectarse al probar los
movimiento rápidos.

3. Las anormalidades posturales originan flexión de la cabeza y el tronco, de las rodillas y
los codos, así como deformidades posicionales de las manos.

4. El parpadeo es poco frecuente y se observa una cara fija e inexpresiva ("de máscara"),
así como disminución en los movimientos espontáneos y relacionados (por ejemplo:
balanceo de los brazos al caminar).

5. Anormalidades en la marcha (al caminar):

Pasos cortos y pesados, dificultad para iniciar la marcha y para voltearse, festinación y
caídas frecuentes.

El déficit de dopamina a nivel de los núcleos grises centrales ha conducido al empleo de la
L-dopa actualmente prescrita en asociación con un inhbidor de la descarboxilasa periférica
que no atraviesa la barrera hematoencefálica y que en consecuencia provoca una disminución
de los efectos periféricos circulatorios y digestivos indeseables anteriormente constatados con
la L-dopa y una disminución de las dosis necesarias de dopa. Por el contrario, las
complicaciones ligadas a la acción central son tan frecuentes como la L-dopa sola: síndromes
confusionales y movimientos anormales. Estos tratamientos están contraindicados
formalmente cuando existen trastornos psíquicos, en particular confusión mental o deterioro.
Es preferible la hospitalización al inicio del tratamiento en los sujetos de edad avanzada.
Posología variable en función de la sensibilidad del enfermo. Las tomas de medicamentos
deben ser fraccionadas y repartidas en el día.

Notables rápidamente sobre el tono y la aquinesia y en forma más lenta sobre el temblor.

2. Amantadina (Mantadix): 200 a 300 mg/día eventualmente en asociación con el sinemet
o el modopar.

3. Anticolinérgicos de síntesis: (prociclidina, trihexifenidilo, etc.); pueden asociarse con la
L-dopa; posología habitual: 6 mg de trihexifenidilo, bromocriptina (Parlodel): puede
probarse asociada con la L-dopa en caso de efacto "on-off" (aquinesia de inicio y final
bruscos).

El parkinsinismo inducido por fármacos se trata mediante la reducción de la dosis del
medicamento o con la administración de un anticolinérgico.

5. Los bloqueadores beta (propanolol, metaprolol) son útiles para el temblor de acción.

A. Como Trabaja la Espalda

1. La espina o columna vertebral consiste de treinta-y-tres o treinta-y-cuatro huesos
conocidos como vértebras.

2. La espalda adquiere su fuerza mediante sus curvas de doble-S y la red de los músculos,
los tendones, y ligamentos adheridos a los huesos de la espina dorsal.

3. Las vértebras se dividen en cinco secciones:

a. La cervical (región del cuello): Compuesta de 7 vértebras.
b. Torácica (región de la espalda media): Compuesta de 12 vértebras.
c. Lumbar (espalda baja): Compuesta de 5 vértebras.
d. Sacro (detrás de la pelvis): Un hueso (5 vértebras fundidas).
e. Coccix: Compuesta de cuatro o cinco vértebras rudimentarias.

B. Causas para el Dolor de Espalda

1. Desgarres musculares que resultan de un sobre-esfuerzo o ejercicios excesivos/indebidos:

a. Casi caulquier cosa puede causar un espasmo en la espalda baja:

1) Levantando un objeto incorrectamente.
2) Un sobre-esfuerzo durante la práctica de un deporte.
3) Calzando tacos altos.
4) Toser.
5) Posiblemente hasta cepillarse los dientes.

2. Se produce un disco herniado cuando el núcleo/centro pulposo del disco se protura hacia
afuera o se rompe a través de su membrana externa:

b. Los discos herniados se clasifican como:

Estos poseen materiales fragmentados desalojados en la canal (agijero certebral) espinal.

Estos poseen material (cuerpos extraños/sueltos) en la parte externa del espacio que
posee el disco intervertebral.

Estos se caracterizan por un pandeo en el canal, los cual produce presión contra las
raíces nerviosas.

3. Síndrome de la faceta/carrilla articular:

a. Una torsión súbita puede provocar que la carrilla se disloque.

b. Puede producirse un dolor severo que resulta de la presión sobre los pequeños nervios
que emanan de la médula espinal.

a. Puntos que inician la afección:

Son pequeñas áreas de músculo que se vuelven sensibles, algunas veces inducen
espasmos y dolor sobre un área grande en los músculos de la espalda.

Es un tipo de artritis asociada con el desgaste/deterioro de las articulaciones, lo cual
puede afectar las vértebras.

Una condición en la cual la estructura ósea se degenera. Es particularmnente común
en las mujeres después de la menopausia.

d. Tensión y problemas emocionales:

Representan un factor importante para el surgimiento del dolor en la espalda baja.

e. Condiciones que pueden inducir dolor en la espalda baja:

Defectos en el nacimiento, escoliosis, lordosis, problemas en la próstata, problemas
ginecológicos, tumores e infecciones renales, entre otros.

C. Diagnosticando el Dolor en la Espalda Baja:

actos fallidos definición

¿Cuál es la causa de las convulsiones?

Una convulsión puede estar originada por múltiples causas. Según las características del animal (raza, sexo, edad, entorno en el que vive, historia clínica, etc.), unas causas serán más probables que otras, con lo que el protocolo diagnóstico se adaptará a ello.

Entre las enfermedades que más frecuentemente pueden asociarse a la aparición de convulsiones pueden reseñarse las siguientes:

Accidentes cerebrovasculares, en los que se producen zonas de falta de riego sanguíneo en una o varias regiones del cerebro.
Encefalitis y/o meningitis, que pueden ser de origen infeccioso, como por ejemplo las producidas por el virus del moquillo canino, de la peritonitis infecciosa felina o la toxoplasmosis.
Traumatismos cerebrales.
Malformaciones congénitas cerebrales, como por ejemplo la hidrocefalia, patología que se observa más frecuentemente en perros de raza Yorshire terrier, Chihuahua, Maltés, Pomerania, Caniche toy o Boston terrier.
Enfermedades metabólicas, como las encefalopatías hepáticas (causadas por enfermedad hepática) o urémicas (causadas por enfermedad renal), hipoglicemia (bajo nivel de glucosa en sangre), hiperlipoproteinemia (alto nivel de lipoproteínas en sangre), hipoxia, o enfermedades del tiroides entre otras.
Intoxicaciones. Son numerosas las sustancias que pueden producir convulsiones si son ingeridas. Debe tenerse especial precaución con los anticongelantes para vehículos (etilenglicol), antiparasitarios externos (organofosforados, etc.), plaguicidas (molusquicidas, entre otros) y, en general, con cualquier producto identificado como tóxico por el fabricante.
Neoplasias. Un tumor cerebral puede producir como signo clínico convulsiones, y en ocasiones, ser el primer signo que observa el propietario del animal.
Epilepsia.

¿Qué es la epilepsia y cómo se manifiesta?

La epilepsia es un trastorno de la función cerebral que se caracteriza por la presencia de convulsiones recurrentes, es decir, convulsiones que se repiten a lo largo de la vida del animal, y que no están causadas por otra enfermedad (como las que están reseñadas en el apartado anterior). Estos pacientes no tienen, por lo demás, ningún otro síntoma, y llevan una vida completamente normal entre los episodios convulsivos.

Las convulsiones de tipo epiléptico tienen una serie de características típicas:

Existe una predisposición en ciertas razas de perros como el Pastor alemán, Golden retriever, Labrador, San Bernardo, Cocker, Alaska malamute, Husky siberiano, Setter irlandés, Caniche mediano o Collie. Esto no quiere decir que un perro de cualquiera de estas razas vaya obligatoriamente a padecer esta enfermedad que, por otra parte, puede observarse en cualquier perro, incluso en los que no son de raza. En el gato, sin embargo, la epilepsia es infrecuente.
La primera convulsión suele presentarse entre los 6 meses y los 5 años de edad, siendo más frecuente entre 1 y 3 años.
La duración media de una convulsión generalizada es entre 1 y 2 minutos.
Suele presentarse en reposo, muchas veces durante el sueño, aunque en ocasiones aparecen asociadas a un estímulo emocional (la visita de un familiar, la proximidad de una hembra en celo, etc.).-

Las convulsiones que no son de origen epiléptico pueden seguir un patrón distinto de lo comentado en los apartados anteriores, fundamentalmente en cuanto a la edad de presentación y al momento (por ejemplo, las convulsiones por falta de flujo sanguíneo cerebral suelen asociarse al ejercicio, mientras que las producidas por insuficiencia hepática pueden presentarse en el período posterior a las comidas). Además, si las convulsiones están originadas por otra enfermedad, generalmente observaremos en el paciente más alteraciones aparte de las propias convulsiones.

¿Qué hace el veterinario para determinar la causa de las convulsiones?

Las causas de las convulsiones en el perro y el gato son variadas. Mediante la información recogida en la historia clínica; el cuerpo girando hacia un lado y la marcha en círculo son signos que sugieren la presencia de una lesión focal en un hemisferio cerebral. Esta lesión puede originar convulsiones), en el examen físico y en el examen neurológico el veterinario puede establecer una lista de diagnósticos diferenciales por orden de preferencia, lo que permite realizar los análisis y pruebas específicas necesarios para establecer el diagnóstico definitivo. No hay que olvidar que una convulsión no es una enfermedad en sí, sino un signo clínico que nos indica que estamos ante una patología que tendremos que identificar. Si no se identifica patología alguna como causa de las convulsiones, entonces podremos catalogar al paciente como epiléptico, pero esto sólo podrá hacerse después de haber descartado otras enfermedades. Es decir, el diagnóstico de epilepsia se basa en la exclusión de patologías que pueden ser causa de convulsiones o asemejarse en la manifestación clínica (por ejemplo, un síncope cardíaco puede manifestarse clínicamente de modo semejante a una convulsión).

El protocolo de diagnóstico se basa en una serie de elementos:

Reseña de las características del paciente y realización de una exhaustiva historia clínica. Este punto es muy importante a la hora de establecer cuáles son las causas más probables del problema, por lo que es fundamental la colaboración del propietario, ya que es éste el que tiene que describir lo que le ocurre a su animal y si lo relaciona con algún suceso, cuando se manifestó la primera convulsión, las enfermedades y medicaciones anteriores o actuales, si existe posibilidad de ingestión de tóxicos, en que momento del día acontecen las convulsiones, etc.
Realización de un examen físico general, en el que se observa si existen alteraciones que puedan indicarnos que el paciente padece algún otro trastorno.
Realización de un examen neurológico, que permite establecer si existe lesión neurológica primaria (es decir, una enfermedad del sistema nervioso como por ejemplo una encefalitis, o un tumor cerebral, entre otros).
Pruebas complementarias. Por ellas se confirman o descartan fundamentalmente causas de tipo infeccioso o metabólico. Son muchas las pruebas que tenemos a nuestro alcance para llegar al diagnóstico. Éstas siempre se realizan en un cierto orden, que dependerá de cada caso, de modo que sólo se llevarán a cabo las que sean adecuadas para cada paciente en particular. Las pruebas que pueden realizarse incluyen:
Análisis sanguíneo y de orina. Estos análisis son un apoyo fundamental para el estudio de los pacientes con convulsiones. Son numerosos los parámetros que podemos estudiar y que nos aportan una información extensa del estado del paciente y de la función de distintos órganos y sistemas.
Pruebas específicas como electrocardiograma, radiografías, ecografías, etc. que se realizarán si el caso lo requiere.
Análisis del líquido cefalorraquídeo. Puesto que ésta es una sustancia que se encuentra en íntimo contacto con el sistema nervioso central, mediante su análisis podemos identificar muchas de las alteraciones que afectan a este sistema. Su análisis aporta información muy relevante para el estudio de las convulsiones, y muchas veces nos da el diagnóstico definitivo.
Electroencefalograma. Este test estudia la función eléctrica cerebral, y permite diferenciar entre distintas patologías que pueden afectar al cerebro y si se trata de procesos localizados en una región cerebral o generalizados.
Pruebas específicas de diagnóstico por imagen como la Resonancia Magnética y la Tomografía Axial Computerizada. Estas pruebas se realizan si sospechamos de alteraciones cerebrales estructurales, como son: tumores (fotografía 3; traumatismos o lesiones vasculares)

¿Cuál es el tratamiento de las convulsiones?

El tratamiento de las convulsiones no será el mismo en todos los casos; puesto que pueden estar originadas por diversos motivos, el tratamiento irá, por un lado, encaminado a corregir la causa que las origina, y por otro, a tratar la convulsión en sí. Una convulsión, sea cual sea la causa que la origine, debe tratarse para que sea lo menos intensa y duradera posible, pues puede tener consecuencias muy negativas en distintos sistemas y órganos, incluyendo a las propias estructuras cerebrales.

En los animales epilépticos es muy importante implantar el tratamiento en el momento adecuado. En general, aunque la decisión de comenzar a tratar debe evaluarse en cada caso en particular, una recomendación puede ser comenzar el tratamiento si se presenta más de una convulsión cada 2 meses, o si aunque la frecuencia sea menor, las convulsiones son muy severas en intensidad y/o duración.

Es importante saber que, cuanto mayor sea el número y frecuencia de las convulsiones que acontecen antes de implantar el tratamiento, peor es el pronóstico. Esto es debido a que las neuronas epileptogénicas (las que son el foco desde el cual se origina la convulsión) tienen la capacidad de reclutar otras neuronas, que pueden convertirse a su vez en nuevos focos, los cuales pueden actuar de modo autónomo. En medicina humana, se ha observado que en las personas que sufren convulsiones durante 2 años sin que se establezca un tratamiento, las posibilidades de conseguir después que permanezcan durante 1 año sin convulsiones se reduce en un 50%. Esta observación puede ser aplicable en medicina veterinaria, pues también se ha constatado que cuanto más se deje a un animal convulsionar, más dificultad encontraremos para controlarlo con la medicación. Sin embargo, si el tratamiento se establece en el momento adecuado, aproximadamente un 80% de los casos se controlan de modo satisfactorio en poco tiempo, aunque para ciertas razas caninas el pronóstico puede ser desfavorable porque algunos casos no pueden controlarse a pesar de instaurarse los tratamientos adecuados. Éste es el caso del Pastor alemán, San Bernardo y Setter irlandés.

Los medicamentos de primera elección para el tratamiento de la epilepsia en medicina veterinaria son el fenobarbital y el bromuro potásico, para el tratamiento de mantenimiento, y el diazepam, que se emplea para tratar las convulsiones en el momento en el que se están produciendo (esta sustancia será la que tenga que administrar el propietario en su domicilio cuando observe una convulsión en su mascota, siempre bajo control del veterinario). Existe en el mercado otras muchas sustancias para el tratamiento de la epilepsia de uso en medicina humana, pero en medicina veterinaria se utilizan mayoritariamente las anteriormente indicadas, pues son las que han demostrado ser más eficaces para controlar las convulsiones en el perro y el gato, son las que menos efectos secundarios tienen, y son fáciles de administrar y económicas. La instauración del tratamiento debe realizarse siempre bajo control veterinario, así como el seguimiento, que en estos casos es especialmente necesario.

Es importante saber que el tratamiento de la epilepsia es de por vida, y que no puede interrumpirse ni variarse sin indicación del veterinario. Aún así, esto no suele ser problema para que tanto el paciente como el propietario lleven una vida normal, simplemente es necesario que la medicación se administre todos los días de modo correcto, en sus dosis y a su hora (generalmente la medicación debe darse 2 veces al día, cada 12 horas).

En las perras epilépticas se recomienda realizar una esterilización mediante ovariohisterectomía, pues se ha constatado que puede darse un aumento de la facilidad para convulsionar durante el período del celo.

En algunos casos también se ha observado que el cambio a una dieta alimentaria específica puede ser un factor que ayude en el control de las convulsiones.

Si las convulsiones son generalizadas, y se encadenan varias seguidas sin que el paciente pueda recuperarse por completo entre ellas, o si el animal entra en un estado convulsivo permanente (que es lo que se conoce como status epilepticus), debe considerarse que se está ante una emergencia, y será preciso acudir rápidamente a una clínica veterinaria para que puedan ser instaurados los tratamientos pertinentes para controlar las convulsiones y establecerse una vigilancia adecuada del paciente.

Debe tenerse en cuenta que el tratamiento de la epilepsia consigue, en la gran mayoría de los casos, disminuir la frecuencia y la intensidad de las convulsiones, pero generalmente éstas no desaparecen por completo. Aun en el caso en el que las convulsiones no puedan eliminarse totalmente, los animales que padecen esta enfermedad pueden llevar una vida completamente normal, simplemente el propietario debe saber que es posible que su mascota tenga alguna vez convulsiones y debe ser informado por el veterinario para saber qué es lo que debe hacer en ese momento.

buenas tardes, canaria despues de criar se encuentra decaida, con las alas abajo y torpe al caminar, que puedo suministar para recuperar su salud

Canario apenas ve por ninguno de los ojos, esta siempre abajo de la jaula que puede ser? No se mueve tan apenas

canario con desgarro bastante grande en cabeza y cuello,ha perdido bastante piel.Que podemos hacer?

Tuve un pichón que se murió y no supe el motivo, presentaba perdida de plumaje, cansancio, perdida del equilibrio (no tenia fuerzas en las patas. Jamas supe que tipo de enfermedad tuvo.
¿Me pueden ayudar a saber cual era?

canario abatido,en la comesura del pico pelado y abra el pico como si bostesara repetidamente

porque contestan por favor

Tengo un canario joven que es de comer poco como si le costara pelar las semillas. Hace tres días le dio una parálisis y se quedó con la cabeza ladeada. No come nada y tampoco bebe.Tampoco pía y no mantiene el equilibrio en el palo.Acudimos al veterinario, se le administra comida por sonda, pero no hace por comer.Esperando diagnóstico.Alguien podría decirme algo de lo que le pasa?Gracias.

Hola buenas, no tengo ninguna experiencia en canarios, tengo uno que el año pasado rescate de la piscina. Desde hace un par de semanas le ha dado por meterse en la bañera y se queda ahi parado por un largo tiempo, despues sale y esta lo mas normal, y al rato de patas a la bañera, es normal este comportamiento?. Muchas gracias

que son los actos mercantiles segun el codigo de comercio

Es la prueba de elección para ver la funcionalidad hepática en perro y gato.

  • Los ácidos biliares (AB) se sintetizan en el hígado a partir del colesterol, donde se conjugan con Taurina y se secretan al intestino con la bilis. El 95 % se absorVe en el ileón entrando de nuevo al hígado con la sangre portal. Posteriormente volverán a ser vertidos al intestino con la bilis. En el periodo post pandrial se produce un aumento de la concentración de AB que llegan al hígado procedentes del intestino, que excede la capacidad de depuración hepática, produciéndose un aumento transitorio en sangre. Por tanto la determinación de los AB tras la ingestión de alimento representa una prueba de sobrecarga endógena de gran utilidad clínica.
  • Los ácidos biliares en ayunas o post pandriales valoran:
    • El flujo sanguíneo portal.
    • El parénquima hepático funcional.
    • La circulación biliar.
  • Los AB postpandriales son más sensibles para detectar enfermedades hepatobiliares.
  • El aumento de los AB pre o post se produce en:
    • Enfermedades hepatocelulares que provocan una disminución de la capacidad del hígado para depurar los AB de la circulación portal.
    • Coléstasis intra o extrahepática.
    • SPS congénitos o adquiridos.
  • La determinación exclusiva de los ácidos biliares no permite diferenciar las enfermedades hepatobiliares más frecuentes del perro y gato debido a que los valores se solapan ampliamente en las diferentes hepatopatías.
  • El grado de elavación no se relaciona con la existencia de un proceso irreversible.
  • En la icetericia hemolítica los niveles de AB son generalmente normales, a diferencia de la ictericia obstructiva donde aparecen siempre aumentados.

Neumonía: Enfermedad principalmente de origen infeccioso que afecta a las unidades de intercambio gaseoso del pulmon es decir, los alveolos. Puede ser desde un grado leve que amerite solamente antibioticos por vía oral y manejo en casa hasta ser muy serias al grado de amenazar la vida siendo imprescindible el tratamiento en una terapia intensiva. Los agentes causales más comunes son: streptococo pneumoniae, Mycoplasma Pneumoniae, Chlamydia Pneumoniae, Haemophylus Influenzae, entre otros. Los síntomas son fiebre, tos con expectoración, dolor torácico y dificultad respiratoria.

Asma: Es una enfermedad inflamatoria, crónica, en donde una multitud de células intervienen en su desarrollo y la mayoría de las veces es desencadenada por polvos, humos y otros alergenos. Se caracteriza por ser reversible incluso de manera espontánea. Los sintomas son broncoespasmo (resuello, pillido, sibilancias, asesido) tos escasamente productiva y disnea (falta de aire). En nuestros días no está justificado que algun paciente esté descontrolado dado el arsenal farmacéutico con el que contamos.

EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica): Ésta enfermedad está catalogada como la 4° causa de muerte a nivel mundial en el 2020. El principal factor de riesgo es el tabaco, sin embargo la exposición ocupacional a humos, polvos y otros compuestos a largo plazo pueden ocasionarla. Se caracteriza por pérdida progresiva e irreversible de la función pulmonar. Los síntomas son falta de aire progresiva en años, tos con expectoración blanquecina o amarillenta con o sin pérdida de peso.

Enfermedades del Intersticio Pulmonar: El intersticio del pulmón es el tejido de sostén del órgano. Está formado por colágena y otras proteínas indispensables para la arquitectura. Una gran cantidad de agentes inhalados, enfermedades inflamatorias y medicamentos son capaces de dañar sus componentes y así interferir en la función primordial del pulmón, que es el intercambio de Oxígeno ambiental por el Dióxido de Carbono eliminado por nuestro cuerpo. Los síntomas principales son la falta de aire, tos seca, perdida de peso y disminución del oxígeno de la sangre.

Enfermedades ocupacionales con afectación respiratoria: Un número limitado de sustancias que se encuentran en el ambiente son generadoras de procesos inflamatorios de las vías aéreas y en los pulmones. Entre las más comunes están el Asma Laboral, las neumoconiosis por carbón, por metales pesados, por arena sílica y por asbesto. Se recomienda ampliamente que los pacientes en riesgo sean valorados anualmente con pruebas de función respiratoria.

Cáncer Pulmonar: Desgraciadamente es una de las principales causas de mortalidad en nuestros tiempos. La relación ditrecta con el tabaco ha hecho que las campañas publicitarias de cigarrillos disminuyan su intensidad de propaganda en los medios masivos de comunicación. Los tumores originados primariamente en el pulmón son el carcinoma epidermoide, el carcinoma de células pequeñas, el adenocarcinoma y el carcinoma de células grandes, siendo los dos primeros los que guardan relación estrecha con el tabaquismo. Los datos de sospecha son: expectoración sanguinolenta, pérdida de peso, derrame pleural, tos y falta de aire con imagen radiológica compatible.

Derrame pleural: El liquido pleural es un fluido filtrado del plasma sanguíneo que se encarga de amortiguar los movimientos respiratorios entre las pleuras parietal y visceral (envoltorio del pulmón). La acumulación anormal es debido a la falta de drenaje, a la disminución de las proteínas de la sangre, a la falla cardiaca, a la falla renal, la falla hepática, las infecciones pulmonares, entre otros. Los síntomas principales son: dificultad respiratoria y dolor con la respiración en un costado o en la espalda.

Trastornos Respiratorios del Sueño: El SAOS (Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño) es el prototipo de este grupo de enfermedades. Se caracteriza por obstrucción intermitente de la vía aérea superior, justo detrás y debajo de la lengua que ocasiona despertares no conscientes y activación de sustancias de estrés en el cuerpo. Los síntomas son ronquido intenso, somnolencia diurna, cese transitorio de la respiración durante el sueño.

Hipertensión Pulmonar: padecimiento cada vez más frecuente por la conciencia que se ha creado en el personal médico para diagnosticarla y buscarla intencionadamente. Es una elevación anormal de la presión de la arteria pulmonar como consecuencia de una gran cantidad de enfermedades respiratorias, cardiacas, trombóticas e inflamatorias. Los síntomas principales sin la falta de aire, desmayos, tos seca y fatiga importante.

Tuberculosis Pulmonar: Causada por el Mycobacterium Tuberculosis, un gérmen agresivo que destruye el pulmón de manera lenta en la mayoría de las veces. El tratamiento disponible en nuestro país es excelente y eficaz, pero es el único por lo que el apego terapéutico es primordial. Los sintomas son: tos con expectoracion verdosa con o sin huellas de sangre, pérdida de peso, fiebres y sudoraciones vespertinas/nocturnas.

Fibrosis Quística: Enfermedad genética consistente en un defecto en la función de los canales del Cloro en el cuerpo humano. Se hereda necesariamente de la información proveída por AMBOS padres hacia el producto. Se caracteriza por infecciones de las vías respiratorias bajas y neumonías frecuentes desde temprana edad, tos con expectoración abundante y verdosa, retraso del crecimiento, diarreas fétidas y dificultad respiratoria.

Tromboembolia Pulmonar: Se caracteriza por la formación de un coágulo que ocluye el riego sanguíneo de los pulmones que proviene de alguna parte del cuerpo, mas comúnmente de los miembros inferiores. Esto en los casos más severos puede ocasional fracaso del corazón derecho. Los síntomas son aparición súbita de dificultad respiratoria, baja de oxigeno en la sangre, taquicardia y ocasionalmente dolor en el tórax.

Vasculitis Pulmonar: Es una inflamación de los vasos sanguíneos del pulmón secundario a enfermedades sistémicas también de origen inflamatorio. Se caracteriza por dificultad respiratoria rápidamente progresiva, hemorragia pulmonar y baja de oxígeno en la sangre.

1.- Problemas respiratorios

- La difteria suele provocar tanto diarrea como un cuadro de grave dificultad respiratoria

2.- Problemas de piel y plumas

3.- Desequilibrios nutricionales

4.- Enfermedades gastro-intestinales

5.- Problemas reproductivos

7.- Enfermedades transmitidas por las aves: zoonosis

Es un trastorno metabólico que resulta de un alto nivel de amoníaco en el torrente sanguíneo. Es una enfermedad grave que puede dar lugar a graves problemas, tales como la encefalopatía y muerte.

La CIE-9 Código para hiperamonemia es 270,6.

En individuos sanos, los niveles de amoníaco en el torrente sanguíneo permanecer entre 10 y 40 mol/L. en comparación con un nivel BUN de 6-20 mg/dL. En un adulto sano, el nivel total de amoníaco soluble sólo 150 mcg con 5 litros de sangre circulante. Esto está en contraste con la presencia de aproximadamente 1000 mg de urea y nitrógeno.

La afección generalmente se diferencian en dos tipos. Estos son:

Se origina debido a diversos errores metabólicos congénitos que están marcados por disminución de la actividad de cualquiera de las enzimas implicadas en el ciclo de la urea de un individuo.

Es el resultado de defectos congénitos intermediarios metabólicos marcados por la actividad baja en enzimas que no están implicadas en el ciclo de la urea, tales como el mundo académico propiónica y acidemia metilmalónica. También es causada por la disfunción de las células que contribuyen de una manera importante para el metabolismo. Insuficiencia hepática es una causa tal.

Los síntomas físicos específicos de hiperamonemia son muy pocos en número. Ciertos investigadores médicos han, sin embargo, identificado algunos síntomas inquietantes como:

  • Deshidratación
  • Letargo
  • Respiración rápida
  • Disminución de la fuerza muscular,

Los pacientes de este síndrome también se encuentran para desarrollar fontanelas que son más grandes de lo normal. Fontanelles son puntos blandos en la superficie del cráneo de los bebés, donde el hueso no ha tenido una formación más completa todavía.

Esta condición es causado por dos factores. Puede ser el resultado de procesos que aumentar la producción de amoníaco. Hiperamonemia, resultante de la eliminación de amoniaco disminuye, puede ocurrir debido a los efectos secundarios de medicamentos, así como la aparición de condiciones como:

jurisprudencia de actos prejudiciales

d) Anemia, trombocitopenia (plaquetas bajas) y leucopenia (leucocitos bajos)

El bazo tiene como una de sus funciones eliminar las células de la sangre que ya están viejas. Cada vez que la sangre pasa a través del bazo, miles de células son removidas para que exista espacio para la llegada de nuevos glóbulos rojos, plaquetas y leucocitos recién producidos. En la hipertensión portal, la sangre que debería salir desde bazo hasta el hígado se congestiona y permanece más tiempo dentro del propio bazo, que termina eliminando más células sanguíneas que se necesita.

Este fenómeno se llama hiperesplenismo (espleno = bazo), lo que significa un funcionamiento exagerado del bazo. Por lo tanto, el paciente con cirrosis y hiperesplenismo puede presentar hemorragia, anemia y un contaje bajo de leucocitos y/o plaquetas (Lee: HEMOGRAMA – Valores Normales).

Ascitis es la acumulación de agua dentro de la cavidad abdominal. La ascitis en la cirrosis es causada por la hipertensión porta y por la disminución de la concentración de albúmina en la sangre (vamos a hablar sobre albúmina más adelante). En la cirrosis, puede haber una acumulación de más de 10 litros de líquido ascítico en la cavidad peritoneal, lo que hace que el paciente quede con un abdomen muy voluminoso.

Una de las complicaciones de la ascitis es la peritonitis, que se produce cuando el líquido dentro de la barriga se infecta por las bacterias de los intestinos. Es una situación grave; si no es identificada y tratada en el tiempo cierto puede evolucionar con sepsis.

Además de la acumulación de líquido dentro del abdomen, el paciente cirrótico puede presentar retención de líquidos en las piernas y en los pulmones.

a) Encefalopatía hepática

El hígado es el órgano responsable del metabolismo de muchas sustancias tóxicas. Cuando este deja de funcionar, la acumulación de toxinas produce cambios en el sistema nervioso, que van desde pequeños cambios mentales, somnolencia, desorientación o coma, en casos más avanzados.

b) Ictericia

El hígado cirrótico no puede eliminar la bilirrubina producida, que pasa a acumularse en el torrente sanguíneo. El exceso de bilirrubina se deposita en la piel, dejando el paciente con la piel y los ojos con una coloración amarillenta. Este fenómeno se llama ictericia.

Además de la piel amarillenta, la ictericia de la cirrosis también suele causar orina oscura y heces claras.

La orina oscura se produce porque el exceso de bilirrubina en la sangre es filtrado por los riñones, lo que deja la orina con una coloración similar al mate o Coca-Cola (Lee: COLOR DE LA ORINA (Orina naranja, verde, azul, roja…)).

En personas sanas, el color oscuro de las heces es dado por la presencia de bilirrubina. Como en la cirrosis el drenaje de la bilirrubina para el intestino se encuentra afectado, las heces comienzan a salir cada vez más claras, pudiendo quedarse casi blancas.

c) Carencia de proteínas

El hígado es responsable de producir varias proteínas, incluyendo la albúmina. La falta de albúmina causa desnutrición y es uno de los factores que lleva a la formación de edemas y ascitis.

Otra proteína producida en el hígado es la vitamina K, que está relacionada con la coagulación de la sangre. Los pacientes con cirrosis avanzada presentan trastornos de coagulación y mayor facilidad de tener sangrados.

Los cuadros de hemorragia digestiva causados por ruptura de várices esofágicas suelen ser graves, ya que los pacientes, además de perder gran volumen de sangre, todavía tienen dificultad para detener el sangrado, ya que, además de las plaquetas bajas, también presentan deficiencia de los factores de coagulación.

d) Ginecomastia

El mal funcionamiento del hígado también cambia el equilibrio de las hormonas sexuales. El aumento de estrógeno causa la aparición de senos y pérdida de pelo corporal en los pacientes masculinos.

e) Otros síntomas

Todavía hay varios otros signos y síntomas relacionados con la cirrosis, entre ellos:

Síndrome hepatorrenal: insuficiencia renal aguda que ocurre en la cirrosis avanzada y generalmente indica un caso terminal. El paciente que desarrolla síndrome hepatorrenal tiene una supervivencia muy corta y el único tratamiento es el trasplante de hígado.

Eritema palmar: palmas de las manos rojizas.

Hipocratismo digital: uñas más anguladas, dando el aspecto de baquetas a los dedos.

Nefropatía por IgA: algunos pacientes con cirrosis pueden presentar una enfermedad renal causada por la acumulación de anticuerpos en los riñones.

Cáncer del hígado: pacientes con cirrosis están bajo mayor riesgo de desarrollar cáncer de hígado, especialmente si la cirrosis ha sido causada por el alcohol o la hepatitis viral.

La cirrosis en etapas tempranas puede ser asintomática. En las etapas finales, la mayoría de los signos y síntomas descritos anteriormente están presentes.

La severidad de la cirrosis es generalmente descrita por la escala de Child-Pugh que se basa en parámetros clínicos y de laboratorio.

Según estos resultados, los pacientes son clasificados en 3 clases: A, B y C, siendo esta última la más grave. Pacientes clasificados como Child C tiene una tasa de mortalidad de más del 60% en los próximos dos años.

También existe la clasificación MELD, basada en la severidad de los exámenes de sangre.

Tanto el Child como el MELD son modos de estandarizar la severidad de la cirrosis, sirviendo también como base para la lista de trasplante hepático que, hasta el momento, es el único tratamiento efectivo para la cirrosis.

El único tratamiento eficaz de la cirrosis es el trasplante de hígado, que solamente se indica en casos seleccionados.

Mientras el paciente espera para un trasplante, el tratamiento se realiza con el fin de controlar los síntomas y complicaciones. Ejemplos: para la ascitis y los edemas, pueden utilizarse diuréticos como espironolactona y furosemida. Para las varices del esófago, el tratamiento se realiza a través de endoscopia digestiva. Laxantes, como la lactulosa, ayudan a controlar la encefalopatía hepática.

Es importante que el paciente evite el consumo de alcohol y otros medicamentos nefrotóxicos.

Este artículo también está disponible en Português

El hígado es un órgano grande, ubicado a la derecha de la cavidad abdominal, responsable de varias funciones vitales en nuestro cuerpo. El hígado puede ser afectado por varias diversas enfermedades, entre las causas mas comunes del hígado inflamado incluyen hepatitis, cirrosis, y el cáncer. Muchas de las enfermedades del hígado tienen síntomas en común, porque a pesar de tener distintos orígenes, terminan cometiendo las mismas funciones del hígado.

En este texto abordaremos los 12 síntomas más comunes que pueden presentar los pacientes con problemas del hígado inflamado. Este artículo trata los síntomas del hígado en general, si deseas más detalles sobre problemas específicos del hígado, lee a continuación:

En los casos de enfermedad hepática severa, especialmente en la cirrosis, el hígado se somete a un proceso de fibrosis (cicatrización y endurecimiento del tejido del hígado) que puede causar la obstrucción de la vena porta, impidiendo la llegada de la sangre por este florero grande. La sangre de los órganos digestivos necesitan ir a través de la vena aorta y por el hígado antes de continuar su camino hacia el corazón. Si se bloquea la vena aorta, habrá una gran sangre congestión y aumento de la presión en la vena aorta, como en todas las venas del tracto gastrointestinal. Este cuadro se llama hipertensión y es responsable de varios de los signos y síntomas que se explicará más abajo.

  • – como el azúcar refinado y la harina, el pan blanco, pasteles, estallidos, así como otros alimentos refinados o procesados. Ellos se convierten en triglicéridos – forma de grasa que obtiene recogió en el hígado.
  • – como granos sin procesar o menos elaborados enteros, frijoles, frutas y verduras.
  • – éstas son las grasas saturadas y las grasas trans. Así que evitar la carne alta en grasa como la carne, cordero, cerdo, pollo con piel, productos lácteos enteros de grasa, mantequilla, queso, helados, manteca de cerdo, etc. Escala el consumo de grasas trans evitando comercialmente horneados pasteles, galletas, magdalenas, pasteles, frutos secos de masa, aperitivos envasados, como galletas y papas fritas, margarina, manteca vegetal, alimentos fritos, dulces etc.
  • – estos son grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. Escoja los que tienen ácidos grasos omega 3 y aceite prensado en frío para cocinar. Algunos de los grandes aceites contienen aceite de oliva, aceite de canola, aceite de girasol, aceite de cacahuete, aceite de sésamo. Tener más de aguacates, nueces incluyendo almendros, olivos, cacahuetes, avellanas, nueces, mantequilla de maní. Estos son grasas monoinsaturadas. Usted podría tener el aceite de cártamo, aceite de maíz, aceite de soja, nueces, girasol, sésamo y semillas de calabaza, semillas de lino, los pescados grasos como el salmón, el atún, la caballa, el arenque, trucha, sardinas, leche de soja, tofu, etc. Mientras grandes grasas no son malas, todo en cantidades excesivas convertir sí mismo en terrible! Recordemos que.
  • – Utilice el azúcar y menor sal. Es posible que desee comenzar utilizando flavorer más saludables como el vinagre o jugo de limón para cortar en la ingesta de sal. Utilice la miel natural como una alternativa para el azúcar refinado.
  • – considerar el uso de este tipo de especias como el comino y la cúrcuma al cocinar sus platos. Estados hígado graso pueden curar de manera excelente.

Junto con los cambios en la dieta, usted tiene que traer algunos cambios en el diseño de su vida.

  • – alcohol es una de las causas importantes para el hígado graso. Completamente dejar de fumar que tiene el alcohol si usted tiene este estado. En el caso de que usted no puede dejar totalmente tenerlo al retirar el hígado graso, es necesario mantener el límite de seguridad de su propia alimentación. Veinte gramos por día es lo que se conoce como el límite real seguro para los licores. Más de usted y que puede dañar su hígado.
  • – El exceso de peso o la grasa puede ser la vida arriesgando. Reducir el peso mediante el ejercicio constante y siguiendo dieta saludable.
  • – nada puede superar este. No sólo para el hígado graso no es malo para la salud general. Haga ejercicio por lo menos 30 minutos todos los días. En caso de que preguntar acerca de ejercicios específicos para aeróbicos, trotar y el hígado no son especialmente malo para el hígado.

Usted tiene problemas con la hepatitis cuando el hígado se inflama. Aunque las razones de los diversos tipos de hepatitis (A, B, C, etc) difieren entre sí, pero todos ellos conducen a la inflamación de las células del hígado. Huelgas de virus causan hepatitis viral. Las formas más frecuentes de hepatitis viral son la hepatitis B, la hepatitis A y la hepatitis C, de entre los cuales la hepatitis A es la que es menos puesta en peligro. Cuando usted se siente las indicaciones de la hepatitis como la falta de deseo, incluso la ictericia y pesadez en el lado correcto de su abdomen, cansancio, picazón, la luz y la materia fecal de color grisáceo, es necesario aplicar con prontitud algunos remedios caseros. Consultar a su médico por cada día o dos si usted es incapaz de frenar el desorden es una acción sagaz que ver con el fin de ahorrar al mismo tiempo que su hígado

  • Semillas de carambola – 1 cucharadita
  • Semillas de comino – 1 cucharadita
  • Sal de piedra – un poco de ella
  • Semillas de carambola asado y semillas de comino seco
  • Conéctese a tierra los dos semillas tostadas para conseguir su polvo.
  • Combina bien y poner en un poco de sal de roca para esto. Mezcla de nuevo.
  • Tener esta mezcla de especias dos veces al día. Tendrás que ellos devoran.
  • Añadir el polvo de regaliz.
  • Mezcle bien y tenerlo.
  • Tener esto diariamente hasta que se elimina la hepatitis.

El ajo es un súper que purifica la sangre pero además se descarga desechos peligrosos desde el cuerpo.

  • Tome 1-2 dientes de ajo, la piel de ellos y masticar sobre ellos con el estómago vacío cada día al día.
  • Contener estrelló el ajo en sus platos todos los días.

Trastorno Cirrosis del hígado funciona. Los tejidos del hígado sanos son reemplazados lentamente por ella. Esto se traduce en el hígado no funciona de la misma manera que sea apropiada como la circulación de sangre al hígado y desde se obstruye. En tamaño, el hígado reduce con el tiempo. Los principales síntomas de la cirrosis incluyen vómitos, náuseas e indigestión. Poco a poco a bajar de peso y comienza a tener dolor de estómago. Usted puede incluso tener mal aliento, piel amarillenta, como resultado de la temperatura y la ictericia. Se agrava más lejos, en el caso de que la condición no se incluye y se obtiene marcas de araña rojas delgadas en los brazos, el cuello, la cara y otras partes del cuerpo. Su abdomen, además, podría conseguir distendido con marcas rojizas en la misma.

  • Ponga las semillas de papaya triturada y expresar su jugo.
  • Añadir el jugo de limón con jugo de semillas de papaya triturada.
  • Mezclar bien y beber.
  • Tener esto dos veces al día durante sólo un mes.
  • Añadir las semillas de comino en polvo con suero de leche
  • Mezclar bien y beber.
  • Tenga esta suero de leche con especias día a día.
  • Añadir el zumo de medio limón en agua.
  • Añadir la sal para esto.
  • Mezclar bien.
  • Tenga esta jugo de limón sal tres veces al día.
  • Lavar la zanahoria bien y picarla.
  • Remoje la espinaca en agua durante unos minutos. Tome las hojas y perder agua. Repita durante un tiempo adicional. Esto asegura a perder el polvo y todo el suelo.
  • Ahora moler ambos zanahoria y hojas de espinaca y sacar su jugo.
  • Beber este jugo de espinaca zanahoria diaria.

Hierba cardo de leche es mala para la cirrosis, pero para el bienestar general del hígado. Simplemente no puede curarse, pero restaurar la energía perdida de su hígado. Hacer té de cardo de leche como un tónico para el hígado.

  • Romper las semillas del cardo de leche utilizando la ayuda de mortero.
  • Ponga las semillas machacadas en una taza.
  • Vierta agua caliente sobre ella.
  • Deje reposar durante media hora.
  • Beber este té de cardo de leche al día.
  • Una taza al día va a trabajar para el hígado.

Sin embargo, no se olvide que la dieta saludable, además de ejercicio regular es la clave para su hígado sano desprovista de cualquier dolencia! Recordemos todos los 10 tratamientos que se dan aquí, finalmente, trabajar para convertir su hígado sano y libre de la enfermedad, no importa en qué época sus enfermedades hepáticas son! Luego, además, si su enfermedad hepática se diagnostica, se recomienda requerir ayuda médica especializada. Al final, no podemos ser superficial con tan significativo un órgano del cuerpo como el hígado!

– [DIURETICO], [ANTIHIPERTENSIVO]. La altizida es un diurético tiazídico que favorece la eliminación de sodio, cloruro y agua. Su mecanismo de acción no está bien determinado, pero parece secretarse activamente al lumen de la nefrona, desde donde bloquea los sistemas de transporte iónicos a nivel de los túbulos contorneados distales (TCD). El incremento de la carga osmótica del filtrado ocasiona la liberación de más agua.
La altizida se engloba dentro del grupo de los diuréticos de bajo techo, eliminando unos volúmenes de agua y de sodio mucho menores que los diuréticos del asa, ya que actúa a un nivel al que llegan muchos menos electrolitos como consecuencia de la reabsorción en el asa de Henle, aunque mayores que los diuréticos ahorradores de potasio. La altizida favorece la eliminación del 5-10% del sodio total filtrado.
Los diuréticos de bajo techo favorecen también la eliminación de potasio (debido probablemente a un fenómeno secretor intensificado por el aumento de la concentración de sodio y el mayor volumen de filtrado), magnesio y bicarbonato, aunque no suelen dar lugar a modificaciones del pH urinario. No obstante, sí se han descrito casos de alcalosis metabólica hipopotasémica o hipoclorémica.
Su mecanismo de acción antihipertensivo no se conoce bien. A corto plazo produce una reducción de la volemia, pero a la larga se activa el sistema renina-angiotensina-aldosterona y el volumen plasmático vuelve a los niveles basales. Se cree que sus efectos antihipertensivos a largo plazo se deben a una disminución de las resistencias periféricas, debido a que son fármacos vasodilatadores directos.
Los efectos natriuréticos de las tiazidas dependen de la cantidad de sodio que llegue a los TCD. En pacientes con enfermedades renales graves, cirrosis o insuficiencia cardíaca congestiva, en el que la cantidad de sodio en el TCD puede verse limitada, las tiazidas pueden ser ineficaces.

– [HIPERTENSION ARTERIAL].
– [EDEMA]. Tratamiento de los edemas asociados a [INSUFICIENCIA CARDIACA], [CIRROSIS HEPATICA] ([ASCITIS]) o enfermedad renal, incluyendo [INSUFICIENCIA RENAL] o [SINDROME NEFROTICO].

DOSIFICACIÓN:
El tratamiento debe ser individualizado para cada paciente, ajustando la posología en función de las necesidades de cada paciente y de la tolerabilidad del tratamiento.
– Adultos, oral:
* Hipertensión arterial: 15 mg/12-24 horas.
* Edema: 15 mg/6 horas, hasta un máximo de 120 mg/24 horas.
– Niños, oral: No se ha evaluado la seguridad y eficacia de la altizida.

– [ALERGIA A TIAZIDAS] o hipersensibilidad a cualquier otro componente del medicamento. Debido a su similitud química con las sulfonilureas y las sulfamidas, se recomienda evitar la utilización de altizida en pacientes con [ALERGIA A SULFONILUREAS] o [ALERGIA A SULFAMIDAS], ante el riesgo de reacciones de hipersensibilidad cruzada.
– [DESEQUILIBRIO ELECTROLITICO] grave y no corregido, como en caso de [HIPOVOLEMIA], [DESHIDRATACION], [HIPOPOTASEMIA], [HIPOMAGNESEMIA] o [HIPONATREMIA] grave. La altizida aumenta la eliminación de agua y de electrolitos, por lo que podría agravar aún más estos cuadros. Antes de iniciar un tratamiento con un diurético, debe normalizarse el equilibrio hidroelectrolítico.
– Insuficiencia renal grave (CLcr

Las enfermedades causadas por el alcohol más comunes son las enfermedades hepáticas, cáncer, infecciones, anemia, gota, neuropatía alcohólica, pancreatitis, enfermedades cardiovasculares, síndrome de Wernicke-Korsakoff, degeneración cerebelosa, síndrome del espectro alcohólico fetal, demencia y depresión.

Tomar unas cervezas u otras bebidas alcohólicas en compañía se considera una conducta aceptable socialmente, que puede ayudar a estrechar lazos con familiares, amigos y conocidos.

De hecho, beber una o dos porciones de alcohol al día pueden ser beneficiosas para tu organismo, ya que contribuyen a prevenir enfermedades cardiovasculares e ictus.

No obstante, si bebes más de los límites recomendados, el consumo de alcohol puede aumentar el riesgo de desarrollar numerosas enfermedades y provocar otras consecuencias.

Hay pruebas claras de que beber demasiado alcohol afecta a nuestro hígado, estómago, salud mental, circulación sanguínea, tejido nervioso, etc. Así como desembocar en una importante adicción, el alcoholismo, que es considerada una grave enfermedad de difícil recuperación.

A continuación, te presento las enfermedades que pueden aparecer si se abusa de las bebidas alcohólicas.

Es ampliamente conocido que el consumo excesivo de alcohol afecta a tu hígado. Este órgano se encuentra en la parte superior derecha del abdomen y su función principal es ayudarte a procesar los alimentos, además de actuar como filtro para ciertas sustancias.

¿Qué ocurre cuando bebemos alcohol? Primero, el alcohol llega al estómago e intestinos y posteriormente pasa por nuestro hígado antes de circular por todo el cuerpo.

El hígado posee químicos llamados enzimas que procesan el alcohol, transformándolo en otras sustancias químicas que más tarde se convierten en agua y dióxido de carbono. Estas sustancias sobrantes se expulsan a través de la orina y de los pulmones.

Sin embargo, si bebes alcohol más rápido de lo que puede procesar tu hígado, los niveles de alcohol en sangre se elevan y aparecen los síntomas típicos de la embriaguez o “borrachera”.

Existen tres tipos de daños en el hígado ocasionados por beber más alcohol de lo que el organismo puede tolerar:

– Hígado graso: los bebedores asiduos frecuentemente presentan acumulaciones de grasa en el interior de las células del hígado. Tener grasa en el hígado no produce síntomas ni parece ser grave, el problema es que te predispone a desarrollar una hepatitis si el consumo de alcohol permanece.

Esta condición puede revertirse si el consumo de alcohol se reduce o se detiene.

– Hepatitis alcohólica: se trata de la inflamación del hígado que puede tener diferentes niveles de gravedad según avance la enfermedad. Así, en un grado leve puede que no se den síntomas notorios y sólo se detectaría a través de un análisis de sangre.

En cambio, una hepatitis grave produciría mareos, náuseas, piel y ojos amarillentos (por niveles altos de bilirrubina), y en ocasiones, dolores localizados en la zona del hígado. En los estados más graves, puede desarrollarse una insuficiencia hepática, condición que puede ser mortal y que da lugar a confusión, coma, sangrado intestinal y problemas de coagulación de la sangre.

Para tratar la hepatitis alcohólica, evidentemente se debe interrumpir la ingesta de alcohol, se alimentará al individuo a través de un tubo en el estómago y administrarán esteroides.

Si la hepatitis se vuelve crónica, el hígado puede ir dañándose hasta aparecer una cirrosis.

– Cirrosis hepática: es una enfermedad crónica que no puede revertirse. Se caracteriza por la sustitución del tejido hepático sano por tejido cicatricial o fibrosis. Poco a poco ese tejido dañado va aumentando, y puede bloquear la circulación sanguínea. Así, el hígado va dejando de funcionar correctamente, impidiéndose la regeneración normal de las células hepáticas.

actos cientificos

  • El fallo hepático fulminante
  • Derivación portosistémica
  • IEM

Hiperamonemia también pueden surgir debido a los procesos que reducen la eliminación de amoníaco. Algunas condiciones crecientes de producción de amoníaco son:

Aumenta los niveles de amoníaco en el torrente sanguíneo y puede ir acompañada de hemorragia gastrointestinal, trauma, nutrición parenteral total (NPT), y el uso de esteroides.

Algunos medicamentos interrumpir el ciclo de la urea y dar lugar a hiperamonemia. Estos incluyen glicina, un medicamento que se utiliza en el momento de la resección transuretral de la próstata. Glicina estimula la producción de amoniaco en los seres humanos.

Ciertos factores estresantes fisiológicos causar estrés y despertar hiperamonemia en pacientes de trastornos metabólicos. Estos agentes incluyen cambios en la dieta, fiebre, neumonía, embarazo, infección por microorganismos división de ureasa, sangrado gastrointestinal y enfermedades del tracto respiratorio superior.

Idiopática hiperamonemia (IHA) es una condición médica en la cual aumenta los niveles de amoníaco son desproporcionadas con respecto a la disfunción del hígado sin la presencia de un trastorno metabólico hereditario.

Otras condiciones que pueden elevar la producción de amoníaco implican infección por herpes, el mieloma múltiple, la derivación urinaria o infección con organismos que se dividen enzima ureasa.

Una persona que no es probable que sufren de esta condición a menos que exista algún tipo de defecto en el sistema de conversión metabólica. En los recién nacidos, el defecto a menudo el resultado de defectos genéticos. En los adultos mayores, sin embargo, el defecto se produce principalmente debido a un hígado enfermo. Sin embargo, la aparición de trastornos genéticos del ciclo de la urea en un número creciente de adultos también está siendo visto como una razón.

En los adultos, hiperamonemia aguda es causada con mayor frecuencia debido a un fallo hepático fulminante. Cada año, aproximadamente 2.000 casos de esta enfermedad se encuentran como resultado de la insuficiencia hepática. La insuficiencia hepática puede ser consecuencia de diversos factores, tales como,

  • El acetaminofeno toxicidad
  • Reacciones a los medicamentos
  • La hepatitis viral (A o B)
  • Causa idiopática
  • Las infecciones virales
  • Las enfermedades autoinmunes
  • Las enfermedades vasculares
  • Las condiciones relacionadas con el embarazo (como eclampsia)
  • Las toxinas (tales como hierbas y setas)

El hígado es un órgano importante que es principalmente responsable de la degradación de amoníaco. La disfunción hepática conduce a metabolizar indebido y la eliminación del amoníaco. Esto resulta en la eliminación de amoníaco reducida del cuerpo humano.

El diagnóstico de la hiperamonemia implica la identificación de la causa de la afección. El examen médico debe incluir:

  • Pruebas de función hepática
  • Las pruebas de coagulación
  • Medición de los niveles de acetaminofeno
  • Serologías virales

En el caso de una sospecha de IEM, los pacientes deben someterse a exámenes médicos que evalúan los niveles de ácido orgánico, los aminoácidos y el ácido orótico en la orina. Una biopsia del hígado pueden ser considerados para la confirmación del diagnóstico de la enfermedad. Cuantitativo plasma y evaluación carnitina también se debe hacer.

Si una insuficiencia hepática aguda se sospecha debido al uso de drogas, la historia social debe considerarse un tratamiento médico y cuidado tiene que ser llevado a cabo. TC abdominal puede ayudar a un diagnóstico preciso.

El diagnóstico diferencial de la hiperamonemia debe tener como objetivo distinguir la condición de otros trastornos similares, como

  • Trombosis de la vena portal
  • La infiltración grasa
  • IEM

Los casos primarios de la enfermedad debe ser diferenciada de defectos del ciclo de la urea y hiperamonemia transitoria del recién nacido. Los casos secundarios deben distinguirse de Acidopathies orgánicos, grasas defectos de oxidación de ácidos y síndrome de Reye.

El tratamiento de la hiperamonemia finalidad es restringir la ingesta de amoniaco, así como aumentando su excreción. Los médicos hacen esto posible mediante la prescripción de agentes farmacológicos como benzoato de sodio y fenilacetato de sodio intravenoso. Se utilizan comúnmente como terapia adyuvante para curar la enfermedad en pacientes que sufren de deficiencia de la enzima ciclo de la urea.

Si no se trata, esta condición puede dar lugar a un trastorno cerebral aguda conocida como encefalopatía. La condición implica 100% de mortalidad en ausencia de curación. Sin embargo, el pronóstico puede ser bueno si el problema se trata adecuadamente ya tiempo.

Las personas que padecen enfermedades crónicas tienen un riesgo de por vida de padecer episodios de hiperamonemia. Para estos pacientes, la gestión implica mucho tiempo de seguimiento y monitoreo de los niveles de amoniaco. Un enfoque multidisciplinario, que implica factores genéticos, dietéticos, metabólicos, Pediatría y Neurología, hay que seguir para esta enfermedad. Planes específicos de apoyo deben ser utilizados para tratar episodios agudos. Las terapias utilizadas para este trastorno deben centrarse en controlar los síntomas y evitar los episodios agudos.

Aproximadamente uno de cada 100 perros o gatos que acuden enfermos a la clínica lo hacen con algún problema hepático de tipo primario o secundario. En los últimos años esta incidencia ha aumentado debido probablemente a los avances en el conocimiento de las enfermedades hepatobiliares del perro y del gato.

El diagnóstico de las hepatopatías, especialmente de curso crónico, se lleva a cabo en muchos casos de forma accidental, cuando se realiza un perfil bioquímico sanguíneo con pruebas que exploran el hígado, a animales aparentemente sanos.

En las primeras fases de la enfermedad los síntomas son inespecíficos: anorexia, letargo, vómitos y diarreas, pérdida de peso. Según avanza la enfermedad pueden aparecer síntomas más específicos: ictericia, ascitis y síntomas neurológicos de encefalopatía hepática (EH). Estos no son patognomónicos de enfermedad hepatobiliar por tanto su origen hepático ha de ser confirmado a través de pruebas laboratoriales. Estas pruebas informan acerca de la existencia de lesión hepatocelular, estasis hepatobiliar, alteración del flujo sanguíneo portal o de ciertas funciones metabólicas del hígado pero no permiten llegar al diagnóstico definitivo aunque en algunos casos el patrón de las alteraciones observadas sugiere la presencia de una enfermedad hepatobiliar determinada.

  • Establecer la presencia / ausencia de enfermedad hepatobiliar.
  • Diferenciar los tipos de ictericia.
  • Definir el tipo de enfermedad hepatobiliar.
  • Conocer las alteraciones funcionales del hígado, una vez diagnosticada la hepatopatía.
  • Establecer el pronóstico y eficacia de tratamiento.
  • Debido a la elevada capacidad de regeneración y reserva funcional del hígado, la baja sensibilidad de muchas pruebas funcionales.
  • No permiten diferenciar si la enfermedad hepática es primaria o secundaria.
  • En determinados casos no es posible establecer el tipo de afección hepática.
  • Las pruebas funcionales pueden alterarse por patologías extrahepáticas.
  • Lesión de los hepatocitos.
  • Colestasis.
  • DIsminución de la capacidad de síntesis del hígado.
  • Disminución de la capacidad de captación de compuestos de la circulación sanguinea, conjugación en el hepatocito y secreción biliar.
  • Alteraciones en la circulación portal.

La determinación de la actividad de ciertos enzimas en suero / plasma se incluye en los perfiles bioquímicos que se realizan para detectar la presencia / ausencia de enfermedad hepática.

El incremento de la actividad de estas enzimas puede estar producido por:

  • Lesión del hepatocito, con salida al líquido extracelular de enzimas contenidas en el mismo (GOT, GPT, SDH, GLDH)
  • Aumento de la producción en el hígado bajo la acción de ciertos estímulos como coléstasis o ciertos fármacos (fosfatasa alcalina, gammaglutamiltransferasa)

Por tanto en las enfermedades hepatobiliares el aumento de la actividad sérica de las enzimas indica lesión del hepatocito o bien existencia de coléstasis.

Enzima hepatoespecífica en el perro y gato.

Se localiza en el citoplasma de los hepatocitos, donde su concentración es aproximadamente 10000 veces mayor que en el líquido extracelular.

Aumento de la actividad en suero / plasma:

Aprende sobre los distintos dolores de espalda que se producen por la disfunción de cada órgano en éste video.

La congestión del hígado es causada por la sobrecarga tóxica y se produce cuando este es incapaz de desintoxicar el torrente sanguíneo con eficacia.

Cuando el hígado está congestionado, las toxinas circulan por el torrente sanguíneo y pueden llegar al cerebro, sistema nervioso u otros órganos.

Ante una sobrecarga, el hígado intenta expulsar las toxinas de exceso y estas van a parar a los riñones, causando congestión adicional.

Los factores más importantes involucrados en el tratamiento de todas las enfermedades del organismo humano son el hígado y la congestión de la vesícula biliar. De hecho, los médicos han encontrado que en todas las enfermedades graves, en particular el cáncer, el hígado estaba en condiciones extremadamente pobres.

¿Qué factores predisponen a la congestión del hígado?

  • Exceso de alcohol, carbohidratos refinados, cafeína, hidrogenados
  • Grasas y aceite.
  • Intoxicación alimentaria.
  • Toxinas ambientales.
  • Estreñimiento crónico.
  • Candidiasis crónica /Disbiosis intestinal

La importancia de la bilis en la congestión del hígado

La bilis se almacena en la vesícula biliar en una forma más concentrada, pero tiene extrema importancia en todas las áreas del cuerpo.

Muchos problemas de espalda pueden ser el resultado directo de un flujo de bilis inadecuado. El líquido sinovial alrededor de todas las articulaciones disminuirá si el flujo biliar es bajo, causando a veces un fuerte dolor articular.
Muchas personas aliviarán el dolor con cortisona creyendo que, por error, es artritis o alguna otra enfermedad inflamatoria. La cura, por supuesto, viene con la limpieza del hígado.

El estreñimiento también impide la eliminación de toxinas provenientes del hígado, las cuales al no poder ser evacuadas siguen en circulación y mantienen esta sobrecarga hepática.

Sin embargo, también puede quedar congestionado por un exceso de grasa, azúcar, alcohol, productos de harina blanca y productos químicos encontrados en el agua, los alimentos y el aire.

Otra área del cuerpo que puede sufrir de falta de bilis son los senos paranasales. Este lubricante calmante (bilis) mantiene las membranas mucosas húmedas, de lo contrario se resecan y se inflaman.

La mayoría de los tipos de alergia se pueden remontar a la congestión del hígado. El hecho de evitar los alimentos que causan reacción nos permitirá controlar la alergia, sin embargo, no lograremos la curación.

Las alergias y las condiciones del seno tienden a desaparecer después de haber realizado una limpieza hepática.

Además, el cuerpo comienza a sufrir los efectos de una mala asimilación de los nutrientes solubles en grasa, que puede jugar un papel en el desarrollo de eccema, psoriasis, piel seca, caída del cabello, la tendinitis, la ceguera nocturna, acumulaciones de calcio en los tejidos, y a veces agrandamiento de la próstata en los hombres.

También se pueden dar casos de hemorroides debido a la obstrucción de la vena porta que no puede drenar el hígado y provoca su saturación.

Para realizar un test completo del hígado y diagnosticar posibles dolencias relacionadas con este órgano puedes utilizar el kit de enfermedades del hígado y vesícula biliar.

Del libro: La Asombrosa Purga de Hígado y Vesícula Biliar
por Audreas Moritz

Limpieza del Hígado Capitulo 4

L impiar el hígado y la vesícula de cálculos biliares es uno de los más importantes y poderosos acercamientos a la mejora de la salud. La limpieza del hígado requiere 6 días de preparación, seguidos de 16-20 horas de limpieza real. Para sacar los cálculos biliares necesitará lo siguiente:

Zumo de Manzana, seis envases de 1 litro (32 oz) 2 Jarras o recipientes, uno con tapa.

Nota: * Si no puedes tolerar el zumo de pomelo, o si tiende a hacerte sentir náuseas, puedes usar zumo de limón y naranja a partes iguales. El efecto es el mismo con el preparado que escojas.

Preparación

Sales de Epson 4 cucharadas soperas disueltas en 3/4 de litro de agua
Aceite de oliva, prensado en frío 125 cc. (1/3 de vaso)
Zumo fresco de pomelo (el rosado es mejor) o la combinación de zumo de limón y naranja, también fresco * Es suficiente exprimir el zumo para 2/3 de vaso

Bebe 1 litro al día de zumo de manzana embotellado durante un período de 6 días. (Puedes tomar más si te sienta bien). El ácido málico del zumo de manzana suaviza los cálculos biliares y hace que su paso a través de los conductos biliares sea fácil. Algunas personas sensibles pueden experimentar hinchamiento y ocasionalmente diarrea durante los primeros días. La mayor parte de la diarrea es en realidad bilis estancada, liberada por el hígado y la vesícula (indicado por un color marronoso amarillento). El efecto de fermentación del zumo ayuda a ensanchar los conductos biliares. Si de alguna manera esto resulta incomodo, puedes mezclar el zumo de manzana con agua. Bebe el zumo de manzana poco a poco durante el día, entre comidas (evita beber el zumo durante, justo antes y dos horas después de las comidas, así como por la noche) Esto debe ser además de tu toma diaria de agua. Nota: Usa preferentemente zumo de manzana biológico, a pesar de que para el propósito de la limpieza, cualquier buena marca de zumo, concentrado e incluso sidra iría bien. Puede ser conveniente enjuagar la boca con bicarbonato o cepillar los dientes varias veces al día para prevenir que el ácido dañe los dientes. (En el caso de que seas intolerante o alérgico al zumo de manzana mira otras opciones explicadas en “Teniendo dificultades con la limpieza”al final de este capítulo).

Recomendaciones sobre la dieta: Durante la semana entera de preparación y limpieza, evita tomar comidas o bebidas frías o frescas: enfrían el hígado y como consecuencia reducen la efectividad de la limpieza. Toda la comida o bebida debe ser templada o al menos a temperatura ambiente. Para ayudar a que el hígado prepara la purga principal, trata de evitar comida de origen animal, productos lácteos y fritos. Aparte de esto, haz las comidas normales, pero evita llenarte.

El mejor momento para hacer la limpieza: La parte principal y final de la limpieza de hígado es mejor que caiga en fin de semana, cuando no estás bajo ninguna presión y dispones de tiempo suficiente para descansar. Aunque la limpieza es efectiva en cualquier momento del mes, es preferible que coincida con luna llena y luna nueva. El período de 6 días de preparación podrían empezar 5-6 días antes de la luna llena.

Si tomas alguna medicación: Mientras dure la limpieza de hígado evita tomar cualquier medicación, vitaminas o suplementos que no sean absolutamente necesarios. Es importante no dar trabajo extra al hígado que pueda interferir con el esfuerzo de limpieza. Asegúrate de limpiar tu colon antes y después de hacer una limpieza de hígado. Ir de vientre con regularidad no es necesariamente una indicación de que tu intestino no está obstruido. La limpieza de colon, debe ser hecha unos días antes o preferiblemente, el sexto día de preparación, ayuda a evitar o minimizar cualquier malestar o náusea que pueda surgir durante la purga de hígado. Previene el retorno de la mezcla de aceite o de desechos del tracto intestinal. Además, ayuda a que el cuerpo acelere la eliminación de las piedras. La Irrigación de Colon (Hidroterapia de Colon) es el método más fácil y rápido para preparar el colon para la limpieza del hígado. El equipo de irrigación “Colema-board” es el segundo método en orden de preferencia.

Qué necesitas hacer el 6° día de beber zumo de manzana: Si por la mañana tienes hambre, toma un desayuno ligero, tal como un cereal caliente, la avena es la elección ideal. Evita e1 azúcar y demás edulcorantes, especias, leche, mantequilla, aceites, yogur, queso, jamón, huevos, frutos secos, repostería, cereales fríos, etc. Puedes tomar frutas o zumos de fruta. Para la comida toma vegetales sencillos hervidos o al vapor con arroz blanco (preferentemente arroz Basmati) y alíñalos con un poco de sal de roca o sal de mar sin refinar. Repetimos, no comas ninguna proteína, mantequilla o aceite, o corres el riesgo de sufrir malestar durante la limpieza real. No comas ni bebas nada (excepto agua) después de las 14:00 h., de otro modo puede que no saques ninguna piedra. Sigue el plan horario descrito a continuación para obtener el máximo beneficio de la purga de hígado.

El trasplante hepático es un recurso terapéutico que debe tenerse en cuenta y utilizarlo cuando el paciente cumpla los criterios para éste.

Subject headings: LIVER DISEASES; HEPATITIS, AUTOIMMUNE/genetics.

  1. Krawitt EL. Autoimmune hepatitis: classification, heterogeneity and treatment. Am J Med 1994;(Suppl 1A):23S-26S.
  2. Sherlock S. Hepatitis crónica. En: Bockus HL. Gastroenterología. Barcelona:Salvat,1981:291-311.
  3. Salas Roig J. Cirrosis hepática. En: Pedro Pons A. Patología y clínica médicas. La Habana:1967;t1:798 (Edición Revolucionaria).
  4. Johnson PJ, McFarlane IG, Álvarez F, Bianchi FB, Bianchi LB. Autoimmune Hepatitis Group. Hepatology 1993;18:998-1005.
  5. Nouri-Aria KT, Hegarty JE, Alexander GJM, Eddleston ALWF, William R. Effect of corticosteroids on suppressor cell activity in "autoimmune" and viral chronic active hepatitis. N Engl J Med 1982;307:1301-4.
  6. Czaja AJ. Natural history, clinical features and treatment of autoimmune hepatitis. Semin Liver Dis 1984;4:1.
  7. Czaja AJ. Autoimmune hepatitis and viral infection. Gastroenterol Clin North Am 1994;23(3):547-66.
  8. Homberg JC, Nisen A, Bernard O, Abauaf N. Chronic active hepatitis associated with anti-liver/kidney microsome antibody type 1: a second type of "autoimmune" hepatitis. Hepatology 1987;7:1333-9.
  9. Hans S, Tredger M, Gregorio GV, Miell-Vergani G, Vergany D. Anti-liver cytosolic antigen type 1 (LC1) antibodies in childhood autoimmune liver disease. Hepatology 1995;21:68-72.
  10. Muñoz Espinosa LE, Ayala Mendoza SR. Diagnóstico etiológico de las enfermedades autoinmunes. En: Muñoz LE, Martínez FJ, García D. Manual de hepatología. Guadalajara:Ediciones Cuéllar,1994:16-1, 16-24.
  11. Ma Y, Pekman M, Lenzi M, Gaken J, Thomas MG, Farzaneh F, et al. Razones en contra de una subclasificación de la hepatitis crónica autoimmune tipo II [letter] Lancet (Ed. esp) 1993;22(6):63-4.
  12. McFarlane IG, Smith HM, Johnson PJ, Bray GP, Vergani D, William R. Hepatitis C virus antibodies in chronic active hepatitis: pathogenic factor or false positive result? Lancet 1990;335:754-7.
  13. Michel G, Ritter A, Gerken G, Meyerzum-Büschenfelde KH, Decker R, Manns MP. Anti GOR and hepatitis C virus in autoimmune liver disease. Lancet 1992;339:267-9.
  14. Manns MP, Griffing KJ, Sullivan KF. LKM-1 autoantibodies recognize a short liver sequence in P45011 D6, a cytocrhome P-450 monooxygenase. J Clin Invest 1991;88:1370.
  15. Manns MP, Gerken G, Kyriatsoulis A. Characterization of a new group of autoimmune chronic active hepatitis by autoantibodies against a soluble liver antigen. Lancet 1987;1:292-4.
  16. Lashner BA, Jonas RB, Tang HS, Evans AA, Ozeran SE, Baker AL. Chronic autoimmune hepatitis: disease factors at diagnosis predictive of mortality. Am J Med 1988;85:609-14.
  17. Ohta Y. Report of the research subgroup of autoimmune hepatitis/primary biliary cirrosis. Gastroenterol Jpn 1993;28(Supple 4):128-33.
  18. Dowis PA, Leung P, Manns MP. M4 and M9 antibodies in the overlap syndrome of primary biliary cirrhosis and chronic active hepatitis: epitopes or epiphenomenon? Hepatology 1992;16:1128-36.
  19. Ben-Arí Z, Dhillon AP, Sherlock S. Autoimmune cholangiopathy: part of the spectrum of autoimmune chronic active hepatitis. Hepatology 1993;18:10-5.
  20. Heathcole EJ. Autoimmune cholangitis. Gut 1997;30:440-2.
  21. Czaja AJ. Low dose corticosteroid therapy after multiple relapse of HBsAg negative chronic active hepatitis. Hepatology 1990;11:1044-9.
  22. Czaja AL. Autoimmune hepatitis. Envolving concepts and treatment strategies. Dig Dis Sci 1995;40:435-56.
  23. Johnson PJ, Mc Farlane IG, Williams R. Azathioprine for long-term maintenance of remission in autoimmune hepatitis. N Engl J Med 1995;333:968-93.
  24. Maddrey WC, Combes B. Therapeutic concepts for the management of idiopathic autoimmune chronic hepatitis. Semin Liver Dis 1991;11:248-55.
  25. Danielsson A, Prytz H. Oral budesonide for treatment of autoimmune chronic active hepatitis. Aliment Pharmacol Ther 1994;8:585-90.
  26. Person JL, Mc Hutchison JG, Fong TL, Redeker AG. A case of cyclosporine sensitive, steroid-resistant, autoimmune chronic active hepatitis. J Clin Gastroenterol 1993;17:317-20.

Recibido: 9 de noviembre de 1998. Aprobado: 9 de diciembre de 1998.
Dra. Mirtha Infante Velázquez. Instituto Superior de Medicina Militar "Dr. Luis Díaz Soto". Avenida Monumental, Habana del Este, Ciudad de La Habana, Cuba. CP 11700.

1 Instituto Superior de Medicina Militar " Dr. Luis Díaz Soto ".
2 Hospital Clinicoquirúrgico " Hermanos Ameijeiras ".

Estás sufriendo de una inflamación en los tobillos? Lo más probable es que usted puede tener tobillo hinchado, una condición común que se observa en muchos hombres y mujeres cada año.

Como su nombre lo indica, los tobillos hinchados es un síndrome clínico caracterizado por la inflamación en las piernas, especialmente los tobillos. Este trastorno puede afectar tobillo de una o ambas piernas. En algunas situaciones, las pantorrillas y los muslos también puede sufrir una inflamación.

La condición puede aparecer en jóvenes y viejos por igual. Usted puede encontrar los tobillos hinchados en los hombres como a las mujeres. Puede surgir una serie de problemas de salud. También puede ocurrir debido a varias complicaciones físicas y situaciones de estrés.

Tobillos hinchados surgir con un número de otros síntomas como:

Los tobillos y las piernas se hinchan región inferior en los pacientes con este síndrome. Es el síntoma más visible de las personas con este trastorno.

Los tobillos se hinchan generalmente en algún momento después de que el paciente se despierta en la mañana. La inflamación se agrava a medida que avanza el día.

En algunos casos, pequeños hoyos se forman sobre la superficie de la piel del tobillo. Este se forma cuando la persona que tiene los tobillos inflamados sufre de edema, una enfermedad que se caracteriza por la retención de líquido en los tejidos del cuerpo y las células y cavidades serosas. La retención a largo plazo de fluido en los tobillos provoca formación de picaduras en la piel. En la retención de líquidos inflamados tobillos es la causa subyacente importante.

Al presionar el área de la piel inflamada durante unos segundos se mostrará la sangría.

Si la hinchazón se produce debido a las tensiones o esguinces en el tobillo, los pacientes pueden experimentar dolor en la región inflamada. Dolor tobillos hinchados pueden causar dolor en el pie en los pacientes.

Qué causa la inflamación de los tobillos y los pies? Tobillos hinchados causas pueden ser:

En muchos pacientes con enfermedad de corazón hinchado los tobillos se encuentra que es una causa. Hinchazón de los tobillos puede ser un indicador de enfermedades del corazón.

En unos pocos casos de la enfermedad de hígado hinchado los tobillos puede ser la causa subyacente. Hinchazón del tobillo puede ser un síntoma de enfermedades hepáticas.

Las drogas, como bloqueador del canal de calcio, que se utilizan para curar la presión arterial alta puede causar efectos secundarios que incluyen los tobillos inflamados. En los pacientes con inflamación de los tobillos presión arterial alta es a menudo visto como un agente causal. Los esteroides y los antidepresivos también son vistas como causas de los tobillos hinchados. Estos medicamentos ensanchan los vasos sanguíneos pequeños que resultan en fugas de líquidos de los vasos a los tejidos. El líquido se recogieron alrededor de los tobillos y causar inflamación. También es una causa importante de inflamación de los tobillos.

Si el riñón deja de funcionar, inmediatamente se puede llevar a una acumulación de líquido en el cuerpo. Esto puede causar inflamación inmediata de las piernas.

Comer alimentos que contienen alto contenido de sal conduce a la retención de agua de alta. Esta es también una de las causas principales tobillo hinchado.

Los tobillos hinchados durante el embarazo es bastante común. Leve inflamación de los tobillos durante el embarazo es normal ya que los fluidos del cuerpo aumenta durante la maternidad para el mantenimiento tanto de la madre y el niño.

La tensión pre menstrual provoca cambios físicos y hormonales de otro tipo en el cuerpo. Esto lleva a muchos de los síntomas en las mujeres incluyen hinchazón de los tobillos.

Terapia de reemplazo hormonal conduce a la retención de cantidad en exceso de fluidos en el cuerpo. Las personas sometidas a terapia de reemplazo hormonal a menudo tienen tobillos inflamados debido a esto.

Anticonceptivos orales medicamentos dar lugar a efectos secundarios como la hinchazón del tobillo debido a la presencia de estrógeno en ellos.

La flebitis es una condición caracterizada por una inflamación en la vena de las piernas. Esto también es visto como una causa inflamación de los tobillos.

Reacciones alérgicas en el cuerpo también puede ser una razón detrás de la hinchazón del tobillo en los pacientes. La alergia alimentaria es otra de las causas detrás de este síndrome.

El uso de drogas también puede ser una razón detrás de esta condición. El uso de medicamentos como los diuréticos y los laxantes se considera a menudo para causar inflamación de los tobillos.

Esta condición, marcada por las venas hinchadas, se mantiene como una de las principales causas de este enfermedad.

Aumento de la grasa corporal también puede desencadenar este síndrome. Las personas obesas son muy susceptibles a esta condición.

La artritis de tobillo se ve a menudo como una de las causas de este trastorno. La gente que sufre de una lesión traumática del tobillo o la artritis reumatoide corren un gran riesgo de este síndrome. La artritis es una razón común para la aparición de los tobillos hinchados en las personas de edad avanzada.

La enfermedad también puede aparecer si una persona esguinces o distensiones sus tobillos.

En algunos casos, el uso de calcetines y medias apretadas contraigan las venas de las piernas y los pies. Esto causa hinchazón de los pies y los tobillos en muchos pacientes.

La enfermedad también afecta a las personas que están de pie o sentado por largos períodos de tiempo. Tobillos hinchados de pie es muy común.

El diagnóstico de la enfermedad depende de la condición de que el médico sospecha en el paciente. Si el médico sospecha una inflamación en el tobillo a causa de una lesión, él o ella puede aconsejar obtener una radiografía hecha. Al paciente se le preguntó acerca de su estilo de vida, los hábitos dietéticos y cualquier enfermedad reciente. La historia médica del paciente también se tiene en cuenta para un tratamiento eficaz.

– Lentificación de la producción de proteínas del plasma sanguíneo como el fibrinógeno, factor esencial para la coagulación, lo que hace al enfermo de cirrosis más propenso a las hemorragias.

– La cirrosis puede provocar ictericia, alteración caracterizada por un color amarillento de la piel y el blanco de los ojos. Este trastorno se debe a la acumulación en la sangre de bilirrubina (pigmento biliar), que normalmente el hígado depura del torrente circulatorio y evacua hacia el intestino a través de las vías biliares.

– Algu nos enfermos de cirrosis sienten también una picazón intensa, debida a la acumulación de pigmentos biliares en la piel.

– La cirrosis impide que el hígado depure la sangre de toxinas y otras sustancias nocivas, así como de medicamentos. La acumulación de estos elementos en el organismo altera las

funciones mentales y la personalidad del enfermo. Entre los primeros indicios de cirrosis figuran el descuido del aspecto, los despistes, problemas de concentración y hábitos de sueño alterados. La pérdida de conciencia o el coma son posibles síntomas más tardíos.

– La cirrosis también puede afectar a los vasos sanguíneos

abdominales. Normalmente, la vena porta, que es un vaso de amplia capacidad, transporta la sangre desde el intestino y el higado hasta el hígado. La cirrosis bloquea este flujo, lo cual repercute en un aumento de la presión arterial en este circuito (hipertensión portal). Conforme el higado se inflama, el cuerpo intenta dar salida a la sangre a través de otros vasos sanguíneos, pero puede ocurrir que estos vasos no sean lo suficientemente fuertes para soportar el flujo y se rompan; entonces, el enfermo vomita sangre, signo de una situación de alto riesgo.

Diagnóstico El primer paso en el diagnóstico cirrosis consiste en evaluar el historial médico del enfermo y efectuar un examen físico. La detección de un hígado inflamado o de tamaño mayor al normal, de edema o de ascitis, así como la presencia de síntomas de confusión mental por la acumulación de sustancias tóxicas en el cerebro, sirven al médico para sentar el diagnóstico. Puede encargarse una tomogra-fía computada (TC) o bien ecografías para comprobar si el tejido del hígado tiene cicatrices. También es útil la biopsia por punción, procedimiento mediante el cual se introduce en la piel una aguja para aspirar una muestra de tejido. El hígado también se inspecciona con el laparoscopio, instrumento de observación que se introduce en el organismo a través de una incisión minúscula en el abdomen. Otro indicio de cirrosis es la presencia de telangiectasia, formación de “arañas vasculares” en la piel, a base de redes de minúsculos vasos sanguíneos que se dilatan, especialmente en el rostro y la parte superior del pecho.

Tratamiento El tratamiento depende del tipo de cirrosis y de lo avanzada que se encuentre la enfermedad. El objeto es detener su evolución y, al mismo tiempo, contrarrestar el daño infligido al hígado. Si la causa de la cirrosis es el alcohol, la primera medida que debe tomarse es dejar de beber.

En la actualidad no existe un tratamiento para “curar” la cirrosis. La picazón se puede tratar con medicamentos. Para el edema o la ascitis se utilizan diuréticos (medicamentos que eliminan el exceso de sal y de agua del cuerpo). En casos graves de disfunción hepática, es decir, cuando las células del hígado dejan de funcionar, el transplante de hígado es la única solución.

Los adultos que siguen una dieta nutritiva y limitan su consumo de alcohol previenen la destrucción de células sanas en el hígado. A continuación figuran otras medidas de utilidad para la prevención de la cirrosis hepática:

– No mezclar nunca medicamentos, especialmente los de venta libre, con el alcohol.

– Seguir al pie de la letra las indicaciones de uso de los productos químicos: asegurarse de que están en lugares bien ventilados, no mezclar sustancias químicas, evitar la inhalación y el contacto de productos químicos con la piel, lavar rápidamente cualquier zona que haya sufrido una exposición accidental y utilizar ropa de protección.

– Evitar el abuso de inhalantes de todo tipo.

– Evitar el uso de drogas intravenosas, posibles vehículos de contagio de las variedades de hepatitis B, C, y D.

Convivencia con la cirrosis

Los enfermos de cirrosis pueden convivir muchos años con la enfermedad. Incluso cuando surgen complicaciones, existe tratamiento. Muchos de estos enfermos han sobrevivido con el trasplante de hígado y continúan haciendo vida normal. Los enfermos de cirrosis deben abstenerse de beber alcohol. Se cree que la mala alimentación, particularmente si está asociada al alcohol o al abuso de drogas, tiene mucho que ver con la aparición de la cirrosis, aunque continúa la investigación al respecto. Entre tanto se recomienda una dieta sana y equilibrada.

American Liver Foundation, 75 Maiden Ln., Ste. 603,

Toll-Free (800)223-0179; (800)GO-LIVER

Primary Biliary Cirrhosis Support Group,

1430 Garden Rd., Pearland, TX 77581 http://pbcers.org/

U.S. National Digestive Diseases Information Clearinghouse,

2 Information Way, Bethesda, MD 20892-3570 Telephone (301)654-3810 Toll-free 800-891-5389 Facsimile (301)907-8906

Para el propietario de un caballo las palabras cólico, artrosis o laminitis son comunes. Por el contrario, ictericia o insuficiencia hepática son palabras poco usadas o desconocidas.

El hígado juega un papel importante en el sistema digestivo, endocrino, en la coagulación y en el sistema inmune. Supone en el caballo el 1% del peso corporal total. Trabaja además en asociación con los otros órganos, por lo que las enfermedades del hígado pueden tener diversos síntomas y repercusiones en el resto del organismo.

Las principales funciones de este órgano son:

  • Detoxificación: Elimina las toxinas de la sangre proveniente del sistema digestivo antes de que esta vuelva al corazón.
  • Metabolismo de los carbohidratos: La glucosa se convierte en glucógeno y se almacena en el hígado. Este se descompone en glucosa para ayudar a mantener los niveles de azúcar en la sangre.
  • Metabolismo proteico: Casi todas las proteínas de la sangre se sintetizan en el hígado incluyendo la albúmina, el fibrinógeno y algunos factores de coagulación. El amoniaco producido por el metabolismo de las proteínas es convertido en urea y se secreta por la orina.
  • Almacenamiento vitamínico de vitaminas liposolubles (A, D, K) y vitamina B12
  • Produce la bilis que llega al intestino delgado gracias a los conductos biliares. Esta ayuda a la digestión de las grasas.
  • Producción de productos químicos fotoactivos que protegen al cuerpo de la luz solar.
  • Almacenamiento de hierro.

La insuficiencia hepática o fallo hepático es la incapacidad del hígado para llevar a cabo sus funciones fisiológicas normales.

Entre las diferentes causas de enfermedad hepática podemos destacar las de carácter infeccioso, inflamatorio e inmune. Puede aparecer también de forma secundaria a septicemias, parasitosis o en presencia de tumores

Como ejemplo de patologías de origen toxico estaría la producida por plantas como el trébol Alsike, hierbas de la familia Panicum o con sustancias como los alcaloides de pirrolizina, pesticidas o insecticidas.

Un agravante del pronóstico es la aparición de colangiohepatitis, es decir la inflamación o infección del conducto biliar y del tejido hepático, por causas infecciosas, tóxicas o inmunológicas.

El hígado es un órgano con elevada resistencia a las enfermedades. Esto se debe a su gran capacidad de regeneración.

El problema de esta gran capacidad de regeneración es que los síntomas de daño hepático sólo aparecen cuando la lesión ya es grande. Llega un momento en el que el hígado no puede compensar la pérdida de tejido y esto afecta a su buen funcionamiento.

Entonces, ¿cómo saber si un caballo está sufriendo insuficiencia hepática?

La desviación de gran cantidad de sangre a las venas provoca lateral que se dilatan, consiguiendo bastante evidente para el examen del abdomen. En la foto al lado, está el ejemplo de un paciente con ascitis y exuberante circulación colateral, dos muestras típicas de la hipertensión portal.

Los síntomas del hígado # 5 – digestiva hemorragia

La obstrucción de la vena porta provoca un aumento de presión a través del sistema venoso del aparato digestivo, incluyendo las venas del estómago y del esófago. Este aumento en la presión causa venas varicosas en estos órganos, facilitando la aparición de hemorragias.

La hemorragia digestiva por hemorragias esofágicas es una manifestación típica de la cirrosis hepática en etapas avanzadas. El paciente presenta repentinamente hemorrágica marco vómito y puede hacerle perder una gran cantidad de sangre en estos episodios.

El aumento de la presión en el sistema digestivo también afecta a las venas de los intestinos y el recto, causando un incremento en la incidencia de hemorroides y sangrado anal.

Los síntomas del hígado # 6-encefalopatía

La encefalopatía es el nombre dado a una disfunción de las funciones básicas del cerebro. La encefalopatía hepática, como su nombre lo indica, es el cambio en la función cerebral que se produce en pacientes con insuficiencia hepática.

Uno de los objetivos del sistema portal hepático es todo sustancia digerida y absorbida en el tracto digestivo debe pasar a través del hígado antes de dirigirse al resto de la circulación sanguínea. Algunas sustancias que comemos, especialmente proteínas animales, son tóxicas y necesitan ser metabolizadas por el hígado antes de que puedan ser utilizadas por el cuerpo. En casos de hipertensión portal, la sangre sigue su camino a través de las venas y lado que varias sustancias tóxicas terminan no ser metabolizada por el hígado antes de que se propaguen a través del cuerpo.

Más allá del marco de la hipertensión portal, insuficiencia hepática aguda, como hepatitis severa, puede causar una falla de la función hepática aguda, causando a la misma falta la capacidad de neutralizar las sustancias tóxicas.

La encefalopatía hepática es el resultado de la acción de estas toxinas en el cerebro. Dependiendo del grado de insuficiencia hepática o hipertensión portal paciente puede presentar desde marcos de luz, con letargia, irritabilidad y dificultad para concentrarse, encefalopatía severa incluso, con una reducción en el nivel de conciencia y coma.

Los síntomas # 7 del hígado ictericia

La ictericia es el nombre dado a la coloración amarillenta de la piel, ojos y membranas mucosas, que se presenta debido a la acumulación de bilirrubina en la sangre.

La bilirrubina es una sustancia producida en el bazo de la destrucción de glóbulos rojos viejos. Uno de los roles del hígado es capturar esta bilirrubina de la sangre, metabolizá todo y lo excretan hacia el tracto biliar y los intestinos, le eliminó de las heces.

Cuando el hígado está enfermo, se pierde la capacidad de metabolizar o eliminar la bilirrubina que se produce constantemente por el bazo. En esta situación hay acumulación de bilirrubina en la sangre y la deposición de exceso en la piel, que causa el aspecto amarillento de las mismas. La ictericia es a menudo asociada con picazón, porque la bilirrubina depositada en la piel causa irritación de las terminaciones nerviosas.

Otras dos señales ocurren generalmente junto con ictericia: limpiar las heces (acolia fecal) y orina muy oscura. La bilirrubina es responsable del color marrón de las heces. Si por alguna razón que la bilirrubina no es ser excretada en los intestinos, las heces ya no tendrán su coloración habitual, mucho más evidente. Ya la orina oscura, color arcilla o matan, se produce por la filtración de la bilirrubina circulante excesiva en la sangre por los riñones, que termina por ser excretada en la orina.

Muchas enfermedades del hígado pueden causar ictericia, los más comunes son la hepatitis y cirrosis. La ictericia puede ocurrir también en enfermedades de los conductos biliares, infecciones como la malaria o la leptospirosis, en los casos de hemólisis (destrucción de glóbulos rojos) o por reacción adversa a un medicamento.

Por lo tanto, la historia reveló la ictericia es un signo típico de la enfermedad hepática, pero no es un signo de problemas hepáticos.

Los síntomas del hígado 8 # manchas púrpura en la piel

El paciente con enfermedad hepática puede presentar una mayor facilidad en el desarrollo de equimosis (manchas de color púrpuras en la piel) y sangrado después del trauma de poca intensidad. Esto es porque el hígado es responsable de la producción de proteínas que participan en el sistema de coagulación de la sangre. Los pacientes con enfermedad hepática pueden tener deficiencia, la coagulación de la muestra hemorragias más fácilmente.

Además de la deficiencia de factores de coagulación, pueden ocurrir en cualquier situación de mal funcionamiento del hígado, los pacientes con cirrosis e hipertensión portal a menudo también cuentan con un número bajo de plaquetas, que es otro factor que contribuye a una mayor dificultad en la coagulación de sangre.

Los síntomas del hígado # 9-ginecomastia

La ginecomastia es el nombre dado al desarrollo de mamas en los hombres. Los pacientes masculinos con cirrosis a menudo muestran ginecomastia. Las causas no son todavía conocidas, pero se cree que es debido a la elevación de la concentración de estrógeno en la sangre, que se produce por el aumento de la producción y reduciendo el metabolismo de esta hormona femenina por el hígado.

Otro factor importante para la aparición de la ginecomastia es el uso habitual de la espironolactona diurético, indicado para el tratamiento de la ascitis en pacientes con cirrosis. Uno de los efectos secundarios más comunes de la espironolactona son la ginecomastia, que puede ocurrir incluso cuando se utiliza en pacientes sin enfermedad hepática.

Síntomas del hígado # 10 – Teleangiectasias

Los teleangiectasias, también llamados arañas vasculares, son las lesiones vasculares compuestas de una arteriola central rodeada por muchos pequeños vasos. Los teleangiectasias más a menudo se encuentran en el tronco, cara y brazos.

El origen de las arañas vasculares no se revela completamente, se cree, sin embargo, que estas lesiones resultantes de cambios en el metabolismo de las hormonas sexuales, especialmente estrógenos.

Las teleangiectasias son muy comunes en la cirrosis, pero también puede ser vistas durante el embarazo o en personas sanas. En estos dos casos las lesiones tienden a ser pequeñas y en menos de tres. En la cirrosis, la más avanzada está la enfermedad, mayor es el tamaño y el número de arañas vasculares presentes.

Observar los primeros síntomas de la insuficiencia hepática en su perro le ayudará a cuidar del bienestar de su mascota de bienestar a tiempo. Vamos a discutir algunos signos y síntomas de la insuficiencia hepática en el artículo siguiente.

Al igual que en los humanos, el hígado juega un papel importante en el cuerpo de los perros también. La insuficiencia hepática en perros puede surgir debido a una variedad de causas. Los primeros síntomas de la insuficiencia hepática en perros son tan sutiles y generalmente confundidos con algún trastorno de salud. Por esta razón, es importante saber cuáles son los signos y síntomas de la insuficiencia hepática. Ahora, el hígado se encarga de todo el proceso bioquímico y ayuda a liberar energía en el cuerpo. El alcohol no es la razón que puede llevar a la insuficiencia hepática canina. Así que, ¿cuáles son las causas de la insuficiencia hepática canina? Estas incluyen infecciones virales y bacterianas que afectan a otros órganos del cuerpo y el funcionamiento del hígado, llevan a la cicatrización y, finalmente, a la insuficiencia hepática.

La insuficiencia hepática en perros se produce más comúnmente debido a la exposición a toxinas. Estas toxinas pueden ser ambientales o se ingieren con los alimentos y el agua. Se ha encontrado que hay muchos alimentos de perro comerciales que contienen una alta cantidad de conservantes y otras sustancias como agentes colorantes que tienden a llegar a ser tóxicos para el animal. Por lo tanto, es importante alimentar al perro con una dieta saludable y cuidar de las necesidades del animal acerca del ejercicio físico. Los parásitos que habitan en el hígado pueden causar el cáncer, la obstrucción de la vía biliar y la enfermedad hepática. La insuficiencia hepática suele tener un comienzo silencioso y antes de que se de cuenta, afecta a la salud del perro considerablemente. Vamos a echar un vistazo a los síntomas que ayudarán a cualquier dueño de mascotas tratar de buscar ayuda antes de que sea demasiado tarde.

Signos y síntomas de insuficiencia hepática

La insuficiencia hepática afecta a la salud del perro en gran medida. Los primeros síntomas de la insuficiencia hepática son muy sutiles. Usted encontrará su perro feliz y normal como siempre. De repente, de la nada, la tragedia podría golpear y Ud. llega a saber que su mascota está sufriendo de la insuficiencia hepática. Usted debe tener una nota mental de los síntomas mencionados a continuación, ya que una detección temprana es la clave para salvar a su mascota de todos los problemas de salud.

Pérdida de apetito es uno de los síntomas más importantes de la insuficiencia hepática. Su perro pronto comenzará a comer menos de lo normal o se niega a comer por completo. Esto provoca una pérdida de peso excesiva, ya que el perro come menos de lo habitual. La insuficiencia hepática hace que el hígado produzca menos bilis y el metabolismo de los alimentos disminuye considerablemente. Las grasas, carbohidratos y proteínas no se metabolizan correctamente, por lo tanto, el perro comienza a perder peso.

Aparte de la pérdida de peso, el perro puede sufrir de vómitos, diarrea y estreñimiento. Esto ocurre debido al desarrollo de trastornos gastrointestinales frecuentes. La materia fecal también puede contener rastros de sangre. A medida que el perro pierde todos los nutrientes, así como líquidos por vómitos y diarrea, se vuelve letárgico y deprimido. Usted encontrará que su perro se niega a salir a caminar o hacer ejercicio. Todo lo que él / ella quiere hacer es quedarse en el recinto.

La cantidad de bilis que se produce disminuye y por lo tanto el perro comienza a pasar heces pálidas grises. La bilis se compone de ácidos biliares, colesterol, bilirrubina y globulinas. Ayuda en la recirculación de las células rojas de la sangre, la absorción de grasas en el torrente sanguíneo desde el intestino, etc. La bilirrubina se desintoxica y es enviada a los intestinos para su excreción. Se divide más y resulta en las heces de color marrón oscuro. Cuando la cantidad de bilis producida es menor, la materia fecal que pasa tiende a ser más pálida. Esto indica la presencia de problemas en el hígado en los perros.

A medida que la circulación en el hígado se ve afectada debido a la cicatrización de los tejidos del hígado, ocurre la ascitis. Esta es una condición que se produce debido a los niveles bajos de proteínas del suero y el aumento de la presión en las venas que pasan a través del hígado. Esto lleva a la acumulación de líquido que causa una hinchazón de estómago. Esto puede ser un signo de la enfermedad hepática en perros.

El sangrado es otro síntoma de la insuficiencia hepática que se puede observar cuando la enfermedad progresa a una fase avanzada. Usted podrá observar sangre en la orina, así como en las heces y el vómito. A veces, usted podrá observar sangrado de las encías y moretones debajo de los labios y la piel. La bilirrubina como se explicó anteriormente se divide adicionalmente en los intestinos y luego se excreta. Pero, cuando la cantidad de bilirrubina secretada es alta y no se procesa correctamente, causará orina naranja. Esto es porque la bilirrubina es de color naranja y cuando es indebidamente procesada, hace que la orina aparezca naranja.

El signo más importante de la insuficiencia hepática en perros es ictericia. Usted podrá observar que la piel y el blanco de los ojos se convierten en amarillos. Esto se produce debido a la acumulación de pigmentos biliares en el cuerpo. El hígado no para de procesar y, por tanto, los niveles de estos pigmentos se elevan en el cuerpo. La polidipsia o sed excesiva y la poliuria o micción frecuente son también síntomas de la insuficiencia hepática en perros.

Si usted observa estos síntomas en su mascota, asegúrese de visitar al veterinario inmediatamente. Esto ayudará a controlar los problemas del hígado en los perros con ayuda médica. Si se deja sin tratamiento, puede llevar a la muerte temprana del perro. Esperamos que la información dada anteriormente será útil en la detección de problemas hepáticos en perros.

Autor: Dr. Pedro Pinheiro » 7 de marzo de 2018

La cirrosis hepática es el resultado final de años de ataques al hígado, provocando el reemplazo del tejido hepático normal por nódulos y tejido fibroso. La cirrosis nada más es que la curación del hígado. Donde debería haber tejido existe solamente la fibrosis (cicatriz) funcionando.

En este artículo vamos a explicar cuáles son las principales causas de cirrosis y cuáles son los síntomas más comunes.

El hígado es un órgano grande, que pesa unos 1,5 kg y se encuentra en la parte superior derecha del abdomen, debajo de las costillas. El hígado realiza muchas funciones que son esenciales para la vida, tales como la producción de proteínas, metabolización de toxinas, almacenamiento de glucosa, producción de colesterol, producción de bilis, síntesis de factores de coagulación, almacenamiento de hierro y vitaminas, etc.

El hígado es capaz de repararse a sí mismo cuando atacado. Sin embargo, si la agresión se produce continuamente durante muchos años, el proceso de reparación va a implicar en la creación de tejido cicatricial en lugar de tejido con células del hígado capaces de realizar sus funciones. Por lo tanto, situaciones en que hay ataque continuo del hígado, como ocurre, por ejemplo, con el consumo crónico y abusivo de alcohol, pueden causar cicatrización en áreas significativas en el hígado, proceso al cual damos el nombre de cirrosis.

Como era de esperarse, mientras más extensa es la cirrosis hepática, más pequeño es el número de células hepáticas que funcionan y, por lo tanto, mayor es el grado de insuficiencia hepática. En último análisis, la cirrosis es un estado de insuficiencia hepática, un órgano noble sin el cual no conseguimos sobrevivir.

William A. Petri Jr MD, PhD

La ambiasis es causada por la ingestión de quistes de E. Histolytica por vía fecal-oral. El humano es el principal reservorio. La contaminación puede ser mediante agua y alimentos. Los trofozoitos entran en el intestino delgado donde causan invasión de la mucosa y enfermedad subsecuente. La amibiasis es un problema que se desarrolla en los países tropicales donde la salud pública e higiene es subóptima. El absceso hepático amibiano es más común entre los 20-40 años, tiene preferencia por el sexo masculino.

Aproximadamente el 80% de los pacientes presentan síntomas que se desarrollan en pocos días, típicamente menos de 2-4 semanas. Se presenta anorexia, dolor en el cuadrante superior derecho, hepatomegalia, fiebre, nauseas. La hepatomegalia con dolor a la palpación es uno de los datos clínicos mas importantes del absceso hepático amibiano.

El diagnóstico incluye presentación del paciente, duración del problema, historia de viajes, malnutrición, taquicardia. Las anormalidades en la biometría son: leucocitosis moderada 16 000; anemia con hematocrito menor de 35%; pruebas de función hepáticas anormales (fosfatasa alcalina, AST, bilirrubinas, albúmina). El diagnóstico diferencial se debe de basar en la historia del paciente y en la presencia de signos y síntomas. Radiográficamente se encuentra elevación del hemidiafragma derecho, atelectasias. El Eco abdominal contribuye bastante en el diagnóstico de absceso hepático amibiano. La TAC es más sensible que en el ultrasonido, la TAC nos permite pero no es específico.

El tratamiento incluye medicamentos amebicidas, aspiración del absceso percutáneamente o por aspiración. El metronidazol es el tratamiento de la elección, es eficaz contra de la amibiasis intestinal como sistémica. La dosis es de 750 mg tomados en 3 dosis VO. Si no se responde al metronidazol se pueden dar quinolonas. La aspiración del absceso debe hacerse en pacientes con riesgo de ruptura inminente a cavidades, absceso con una talla mayor a 5 cm, lóbulo izquierdo del hígado, cuando se rompe a pericardio se asocia con una alta mortalidad. La complicación más común es el alto riego de ruptura a peritoneo, pericardio y cavidad pleural, íleo paralítico, colitis fulminante, megacolon. Dependiendo de la localización y del tamaño del absceso, compresión de vías biliares. En la mayoría de los casos con tratamiento desaparece la fiebre, dolor, anorexia. La amibiasis se previene interrumpiendo el ciclo fecal-oral, evitar comida contaminada, mucha higiene y terapia. Se esta desarrollando una vacuna.

Behrman, Kliegman, Harbin. TRATADO DE PEDIATRIA: NELSON. MacGraw-Hill. Ed. 2000. Paginas: 867, 989, 922, 1904.

Abraham, M. Rudolph, Julien. RUDOLPH´S PEDIATRICS. Twentieth Edition, 1996.

R. Martínez y Martínez. LA SALUD DEL NIÑO Y EL ADOLSCENTE. Cuarta edición, 2001. Manual Moderno. Paginas: 630, 648, 985.

Jesús Kumate, Onofre Muñoz. MANUAL DE INFECTOLOGÍA CLÍNICA.. Decimosexta edición, 2001. Méndez Editores. Páginas 59-65.

James Larcombe.Urinary Tract Infection In Children. Clinical review. Clinical evidence. BMJ 1999;319:1173-1175 ( 30 October )

Syed M. Ahmed, M.D, M.P.H. Evaluation and Treatment of Urinary Tract Infections in Children. Amerycan Family Physician. April 1. 1998.

Molly A. Hughes MD, PhD, William A. Petri Jr MD, PhD. Amebic Liver Abscess. Volume 14? Number 3? September 2000.

MICHAEL LUSZCZAK, LTC, MC.. Evaluation and Management of Infants and Young Children with Fever. Amerycan Family Physician. Octuber 1, 2001.

Eric A Engelsa Matthew E Falagas,b Joseph Lau,c Michael L Bennish. Typhoid fever vaccines: a meta-analysis of studies on efficacy and toxicity. BMJ 1998;316:110-116 (10 January).

Palabras clave: NEOPLASMAS; ANCIANO; HUMANO.

En los países desarrollados y en vías de desarrollo (como es el caso de Cuba), se observa un marcado incremento en la población mayor de 60 años, como resultado del desarrollo de los sistemas de salud.1 Ello implica un incremento en la expectativa de vida. En los países desarrollados, una mujer a los 70 años tiene una expectativa media de vida de 12 a 15 años, mientras que la del hombre es de 8 a 10 años. Paralelamente, se eleva la incidencia de casos de cáncer y surge la necesidad de conocer lo mejor posible las características biológicas de la enfermedad y del hospedero anciano. Ello puede evitar la existencia de actitudes pesimistas y la aplicación de tratamientos poco eficaces, y lograr así una concepción científica del problema y su solución acertada.2

El objetivo del presente artículo es dar una idea general respecto a las acciones de diagnóstico y de tratamiento de las neoplasias malignas que se presentan en la tercera edad, así como revisar algunas concepciones erróneas que subsisten actualmente.

La incidencia de neoplasias malignas es mayor a medida que los países alcanzan mayores niveles de desarrollo económico y social. En Suecia y EE.UU., alrededor del 70 % de los cánceres se presenta en el viejo, lo cual no ocurre en los países de menor desarrollo, en los cuales no rebasa el 60 %.3 En Cuba, más del 65 % de todas las neoplasias malignas ocurre en este grupo, el cual representa solamente el 12 % de la población nacional.4

En cuanto a la mortalidad, se reporta en EE.UU. que el 67 % de todas las muertes por cáncer corresponde a la población mayor de 65 años.5 En nuestro país, el cáncer constituye la segunda causa de muerte en la población mayor de 60 años, donde se reporta el 73 % de todas las muertes por esta enfermedad.4

El problema del diagnóstico precoz de la enfermedad (que incluye los programas de pesquisaje) tiene características particulares e interesantes. Entre las más importantes, podemos señalar:

  1. El envejecimiento per se no parece ser la causa fundamental de la enfermedad; generalmente se acepta que a medida que se prolonga la vida del individuo, aumenta proporcionalmente el período de exposición a numerosos cancerígenos, lo cual incrementa el riesgo para el cáncer.6
  2. La presencia de síntomas de varias enfermedades crónicas puede enmascarar las manifestaciones tempranas de las neoplasias malignas.7
  3. En muchos casos, los ancianos no reciben todos los beneficios de los programas de detección precoz para el cáncer. Ello se debe a diversas razones (insuficiencia del seguro médico para cubrir las acciones diagnósticas del pesquisaje, autoaislamiento del individuo, inadecuada educación sanitaria y la existencia de una política de salud que, en líneas generales, está más dirigida a la terapéutica que a la prevención de la enfermedad).7,8
Igualmente, debe entenderse que en el proceso de envejecimiento del ser humano, resultan más importantes los factores biológicos que el aspecto cronológico como tal y, por ello, la senectud tiene características particulares en cada individuo, lo cual debe tenerse en cuenta a la hora de evaluar el estado funcional de un anciano enfermo de cáncer.

Asimismo, suele insistirse en la literatura médica especializada, en que las llamadas "señales de alarma de cáncer", promulgadas por la Sociedad Americana del Cáncer, son igualmente válidas tanto en el joven como en el viejo.9

Las neoplasias malignas más frecuentes a nivel internacional, son las localizadas en piel (las cuales provocan una baja mortalidad), próstata, pulmón, colon, mama y endometrio.7 Estos cánceres (los de mayor prevalencia) están asociados a factores ambientales y a estilos de vida y, por lo tanto, son potencialmente prevenibles. Ello plantea la necesidad, por una parte, de conocer mejor los determinantes del problema y, por otra, de iniciar inter venciones destinadas a la prevención primaria y secundaria de estas enfermedades.10

Se recomienda no limitar la extensión del proceder quirúrgico de manera rutinaria, de tal forma que se comprometa la radicalidad oncológica, aunque deberán tenerse en cuenta, tanto los beneficios potenciales de la cirugía, como los aspectos de la calidad de vida reducida que puede seguir a una intervención mutilante. Se debe realizar una evaluación exhaustiva del paciente en el preoperatorio y tener presente los riesgos de la anestesia, para los cuales, también resulta influyente la comorbilidad y no la edad cronológica en sí.9,20

No existen muchos estudios sobre la efectividad de la radioterapia en los ancianos aunque la respuesta de los tumores malignos a esta modalidad parece ser similar a la que se obtiene en los individuos más jóvenes.21

La magnitud de los efectos adversos de las radiaciones ionizantes en los tejidos sanos, tampoco ha sido muy estudiada; sin embargo, según se ha reportado en estudios realizados con animales, ésta suele incrementarse entre 10 y 15 %, en relación con los individuos no ancianos. Evidentemente, los efectos indeseables de la radioterapia pueden dar lugar a problemas considerables (pérdida de la capacidad gustativa, sequedad de membranas mucosas, náuseas que podrían agravar o desencadenar estados nutricionales precarios, y otros, que pueden incrementar la morbilidad y la mortalidad de manera considerable si no son tempranamente diagnosticados).21,22

Además de la comorbilidad frecuente y las interacciones droga-droga que tienen lugar en muchos casos, otros fenómenos como la disminución de las concentraciones de albúmina plasmática, por ejemplo, pueden modificar el grado de respuesta tumoral e incrementar la toxicidad a algunas drogas antineoplásicas.23

Mientras que la absorción intestinal no suele modificarse significativamente, la distribución de las drogas, su metabolismo hepático y la excreción renal (sobre todo del methotrexate), se afectan en mayor medida, aunque se insiste en que estos cambios dependen siempre del estado general del individuo y que no deben hacerse grandes generalizaciones.14,15

Uno de los factores que más influye en la respuesta al tratamiento y en el incremento de la toxicidad, es la disminución de la celularidad medular, así como de la concentración de los stemcells circulantes pluripotenciales, asociado fundamentalmente a malnutrición u otras enfermedades crónicas.24 La médula ósea presenta una sensibilidad mayor a los tóxicos y una capacidad de recuperación menor que en los individuos jóvenes. Se recomienda el empleo combinado de quimioterapia y factores estimulantes de colonias hematopoyéticas, para compensar estos déficits funcionales medulares.25 Asimismo, se recomienda ajustar los regímenes de quimioterapia en cuanto a dosis, intensidad, tipo de droga que se ha de utilizar y duración del tratamiento; pero en modo alguno excluir a estos pacientes de este tipo de terapéutica de manera sistemática y arbitraria.26

No obstante, esta modalidad, cuando se aplica aisladamente en un paciente cuyo estado general y edad no permiten utilizar ninguna de las demás, debe acompañarse de un seguimiento adecuado y el terapeuta debe tener presente que las respuestas pueden ser parciales y que posiblemente será necesario sustituir un compuesto por otro, o combinar más de uno en muchos casos; de igual forma, deberá tener en cuenta que los compuestos más recientes no están exentos de efectos colaterales indeseables y que no existen todavía resultados concluyentes de muchos de los ensayos clínicos actualmente en curso a nivel internacional.

La práctica oncológica de tratamiento no ha sido especialmente diseñada teniendo en cuenta los principios y cuidados geriátricos.28 Es necesario que los oncólogos y geriatras colaboren en estudios prospectivos y que los esfuerzos futuros sean más que una colaboración ocasional.

*Tercera edad. Existe cierta disparidad de criterios en la definición del rango de edad, que fluctúa entre los 65 y 70 años. Consideraremos en nuestro trabajo a los individuos de 60 años en adelante, como pertenecientes a la "tercera edad".

  1. Kennedy BJ. Aging and cancer. J Clin Oncol 1987;12:1903-11.
  2. Fentiman IS. El cáncer en el anciano: ¿por qué está tan mal tratado? Lancet (ed. esp.) 1990;17: 181-3.
  3. Parkin DM, Muir CS, Whelan SL, eds. Cancer incidence in five continents. Lyon, IARC Scientific publications No. 20, 1992,Vol.1.
  4. Martín A, Soriano J. Cancer en Cuba 1987. Rev Cubana Oncol 1992;8:36-48.
  5. Young JL (Jr), Percy CL, Asire AJ. Cancer incidence and mortality in the United States, 1973-1977. Monogr J Natl Cancer Inst 1981;57:1-187.
  6. Cortinas C, Espinosa J. Carcinogénesis. En: Corey G, ed. Cáncer y ambiente. Bases epidemiológicas para su investigación y control. Metepec Universidad Nacional Autónoma de México, 1990:1-26.
  7. Yancik R, Kessler L, Yates JW. The elderly population. Opportunities for cancer prevention and detection. Cancer 1988;62(suppl 8):1823-8.
  8. Black JS, Kapoor W. Health promotion and disease prevention in older people. J Am Geriatr Soc 1990;38:168-72.
  9. Duthie EH, Frame PS, Freedman M, et al. Debunking myths in geriatric cancer. Patient Care 1990;24:134-54.
  10. OPS. Las condciones de salud en las Américas. Salud del adulto y del anciano. Washington, 1990: 22-4. (Publicación científica; No. 524).
  11. Rocabruno JC, Prieto O, eds. Gerontología y Geriatría. La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 1992;t1:1-26.
  12. Benitéz M. La familia, su papel en la vida de los ancianos. CEDEM. Universidad de La Habana, 1989:9-27. (Serie monográfica; 22).
  13. Kaesberg PR, Ershler WB. The change in tumor agressivenes with age: lessons from experimental animals. Semin Oncol 1989;16:28-33.
  14. Egorin MJ. Cancer pharmacology in the elderly. Semin Oncol 1993;20:43-9.
  15. Belducci L, Parker M, Sexton W, et al. Pharmacology of antineoplastic agents in elderly patients. Semin Oncol 1989;16:76-84.
  16. Balducci I, Mowry K. Pharmacology and organ toxicity of chemotherapy in older patients. Oncology 1992;6:62-8.
  17. Newcomb PA, Carbone PP. Cancer treatment and age: patients perpectives. J Natl Cancer Inst 1993;85:1580-4.
  18. Kennedy BJ. Needed: clinical trails for older patients. J Clin Oncol 1991;9:718-20.
  19. Feuilhade F, Calitchi E, Le Bourgeois JP, eds. Cancer du sein: Facteurs pronostiques et strategie thérapeutique. Montpellier, Sauramps Medical 1992:129-42.
  20. Irvin TT. Determinig the prognosis of colorectal cancer in the geriatric patient. Geriatric Med Today, 1989;89:112-8.
  21. Scalliet P. Radiotherapy in the elderly. Eur J Cancer 1991;27:3-5.
  22. Blume E. Dangers seen in increased treatment of elderly. J Natl Cancar Inst 1992;84:1394-7.
  23. Mick R, Ratain MJ. Modeling interpatient pharmacodynamic variability of etoposide. J Natl Cancer Inst 1991;83:1560-4.
  24. Lipschitz DA. Nutrition, aging and the immunohematopoietic system. Clin Geriatr Med 1987;3: 319-28.
  25. Urushizaki I. Chemotherapy for older cancer patients. Gan to Kagaku Ryoho 1993;20:850-7.
  26. Walsh SJ, Begg CB, Carbone PP. Cancer chemotherapy in the elderly. Semin Oncol 1989;16:66-75.
  27. Early Breast Cancer Trialist's Collaborative Group Effects of adyuvant tamoxifen and cytotoxic therapy on mortality in early breast cancer. An overview of 61 randomized trials among 28 896 women. N Engl J Med 1988;1681-92.
  28. Monfardini S, Yancik R. Cancer in the elderly: meeting the challenge of an aging population. J Natl Cancer Inst 1993;85:532-8.
Recibido: 10 de diciembre de 1994. Aprobado: 30 de diciembre de 1994.

Dr. Jorge L. Soriano García. Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología. Servicio de Quimioterapia Clínica. Calle 29 y E, Vedado, Ciudad de la Habana 10400, Cuba.

El síndrome de Gilbert es un trastorno hepático leve común en el que el hígado no procesa correctamente una sustancia llamada bilirrubina. La bilirrubina es producida por la descomposición de los glóbulos rojos.

El síndrome de Gilbert es causado por una mutación genética hereditaria. Uno nace con el síndrome de Gilbert, a pesar de que a menudo pasa sin descubrir por muchos años.

El síndrome de Gilbert es a menudo descubierto por accidente, como cuando tienes un examen de sangre que muestra niveles elevados de bilirrubina. El síndrome de Gilbert generalmente no requiere tratamiento y no causa complicaciones graves.

El síndrome de Gilbert también se conoce como disfunción hepática constitucional, bilirrubinemia benigna no conjugada y la ictericia no hemolítica familiar.

El síndrome de Gilbert no suele causar signos y síntomas. Si el síndrome de Gilbert hace que el nivel de bilirrubina en la sangre aumente lo suficiente, puede experimentar:

  • Un tinte amarillento en la piel y la esclerótica de los ojos (ictericia)
  • El dolor abdominal
  • fatiga
  • debilidad

Haga una cita con su médico si experimenta cualquier signo o síntoma que le preocupe. Los signos y síntomas tales como ictericia, dolor abdominal y fatiga tienen muchas causas posibles.

El síndrome de Gilbert generalmente no causa signos o síntomas, por lo que no se dan cuenta que tienen la enfermedad hasta que una prueba de sangre para alguna otra enfermedad o condición muestra un elevado nivel de bilirrubina. Si esto ocurre, discutir los resultados con su médico.

importancia de los actos del estado civil

Disfunción eréctil: El trastorno en el equilibrio de las hormonas sexuales también puede provocar una reducción en la libido y atrofia testicular. Con los consiguientes problemas de fertilidad.

Confusión: Sentimientos de confusión pueden surgir cuando los niveles de amoniaco en la sangre son demasiado elevados. El amoniaco normalmente se retira de la circulación sanguínea pero si tienes el hígado enfermo, dicha labor no se lleva a cabo, causando que la persona pueda experimentar sentimientos de confusión.

Aletargamiento: También es producido por el aumento de amoniaco en la sangre.

Disminución del tejido muscular: Los daños en el hígado reducen la producción de proteínas, lo que puede conducir a la pérdida de músculo.

Hinchazón en las venas del vientre. Se produce en aumento de la presión arterial debida a la cirrosis.

Lograr que el flujo sanguíneo hacia el hígado se mantenga normal puede ser problemático.

Lo que a su vez puede ocasionar una inflamación de las venas alrededor de la zona del estómago.

Otro de los principales síntomas de enfermedad hepática es el metabolismo anormal de las grasas, que puede manifestarse de las siguientes maneras:

Niveles elevados de colesterol LDL y de los triglicéridos, al mismo tiempo que disminución de los niveles de colesterol HDL.

Hipertensión o presión arterial causada por los vasos sanguíneos cada vez más obstruidos por depósitos de grasa.

Lo que podría conducir a ataques al corazón y apoplejía.

Desarrollo de tumores grasos y linfomas en la piel

Aumento de peso significativo que podría llevar a la obesidad

Dificultad para perder peso, a pesar de estar a dieta

Un metabolismo lento e inactivo

Aumento de grasa alrededor del abdomen superior

Los síntomas de la enfermedad hepática pueden verse también en relación con el sistema digestivo y pueden incluir condiciones como:

Incapacidad para tolerar el alcohol

Incapacidad para tolerar alimentos grasientos

Síndrome de intestino irritable

Los síntomas de la enfermedad del hígado que están asociados con los cálculos biliares, incluyen dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen.

Así como vómitos debidos a alimentos grasosos.

Cuando la vesícula biliar tiene infección, también puede causar fiebre.

Los síntomas de daño hepático que se relacionan con azúcar en la sangre incluyen:

Antojo inexplicable por alimentos dulces

Niveles inestables de azúcar en la sangre, también conocido como hipoglucemia

La aparición, a posteriori, de tipo diabetes de II

Un hígado con problemas de salud también puede afectar el sistema inmunológico.

En este caso los síntomas que se deben vigilar de la enfermedad hepática incluyen:

Desarrollar alergias como asma, fiebre del heno y urticaria

Desarrollo de erupciones en la piel

Un incremento en la incidencia de la enfermedad autoinmune

Desarrollo de fibromialgia

Un aumento en la incidencia de infecciones virales y bacterianas


El alcoholico pierde el control de la bebida originando reacciones y comportamientos negativos, por lo que se le considera un enfermo que pone en riesgo su salud física y mental así como su relación familiar y social. Muchos alcoholicos que son incapaces de dejar de beber piensan que son moralmente débiles o que quizá tienen un desequilibrio mental. Cuando el alcoholismo se ha presentado no existe perversidad moral acerca de estar enfermo.

La enfermedad del alcoholismo mata 2.3 millones de personas por año.


En esta etapa, la libre voluntad no se encuentra presente, el que sufre ha perdido ante el alcohol el poder de decidir, lo importante es enfrentar los hechos de la propia enfermedad y aprovechar la ayuda que está disponible con el firme deseo de recuperarse. El criterio de Alcoholicos Anónimos es que los alcoholicos son personas enfermas que pueden recuperarse si siguen un sencillo programa que ha demostrado tener éxito para más de dos millones de hombres y mujeres. La experiencia demuestra que el programa de Alcoholicos Anónimos funcionará para todos los alcoholicos que son sinceros en sus esfuerzos por dejar de beber y que, por lo general, no funcionará para aquellos que no tienen la certeza absoluta de que quieran hacerlo.

La enfermedad del alcoholismo no respeta la edad, ni el sexo, credo, raza, condición económica, profesión o educación. Escoge sus víctimas al azar. Nuestra experiencia parece indicar que cualquier persona puede ser un alcoholico. Y sin duda, cualquier persona que desea dejar de beber es bienvenida en Alcoholicos Anónomos.

El alcoholismo es una dependencia con características de adicción a las bebidas alcoholicas. Se caracteriza la constante necesidad de ingerir sustancias alcoholicas. Así como por la pérdida del autocontrol, dependencia física y síndrome de abstinencia.


El alcoholismo supone un serio riesgo para la salud que a menudo conduce a la muerte como consecuencia de afecciones de tipo hepática, hemorragias internas, intoxicación alcohólica, accidentes o suicidio.


El alcoholismo no está fijado por la cantidad ingerida en un periodo determinado de tiempo: personas afectadas por esta enfermedad pueden seguir patrones muy diferentes de comportamiento, existiendo tanto alcoholicos que consumen a diario, como alcoholicos que beben semanalmente, mensualmente, o sin una periodicidad fija. Si bien el proceso degenerativo tiende a acortar los plazos entre cada ingesta.


El consumo excesivo y prolongado de esta sustancia va obligando al organismo a requerir cantidades crecientes para sentir los mismos efectos, a esto se le llama "tolerancia aumentada" y desencadena un mecanismo adaptativo del cuerpo hasta que llega a un límite en el que se invierte la supuesta resistencia y entonces “asimila menos” por eso tolerar más alcochol es en si un gran riesgo.

Veamos en el siguiente esquema los que no puede ocasionar la enfermedad del alcoholismo,

y a diario, se ven cada día mas en las calles de nuestra ciudad, imagenes como esta.

CONSECUENCIAS EN NIÑOS DE PADRES ALCOHOLICOS

Alrededor de 7 millones de niños americanos tienen padres alcohólicos. Los psiquiatras de niños y adolescentes saben que estos niños tienen un riesgo mayor para desarrollar problemas emocionales que los hijos(as) de padres que no son alcohólicos. El alcoholismo corre en familias, y los niños de padres alcohólicos tienen cuatro veces mayor probabilidad de ser alcoholicos que otros niños.

Un niño de este tipo de familia puede tener varios problemas:

Sentimientos de culpa: El niño(a) puede sentirse que es el causante del uso de alcohol por parte de su padre o madre.
Angustia o ansiedad: Puede sentirse continuamente preocupado por la situación del hogar. Puede temer que el padre (madre) alcohólico(a) se enferme, se lesione o surjan peleas o violencia entre sus padres.
Verguenza: Los padres pueden dar el mensaje de que hay un secreto terrible en el hogar. Un niño(a) avergonzado(a) no invita a sus amigos a la casa y teme pedir ayuda a alguien.
Incapacidad para mantener relaciones interpersonales: Debido a su decepción por el alcoholismo de su padre (madre) muchas veces desconfía de los demás.
Confusión: Muchas veces la conducta del padres (madre) Alcohólica cambia repentinamente de cariñoso a irritable, independientemente de la conducta del niño(a). La rutina familiar diaria, tan importante para organizar su vida, queda alterada al cambiar constantemente los horarios de sueño, comida y otras actividades.
Enojo: El niño puede sentir enojo contra el padre (madre) bebedor y molestia con el progenitor no alcohólico por no prestarle apoyo y protección
Depresión: El niño se siente solo y desesperado en su empeño por cambiar la situación.

Aunque el niño trata de mantener en secreto el alcoholismo de sus padres, los maestros, familiares y otros adultos se dan cuenta de que algo anda mal. Los psiquiatras de niños y adolescentes sugieren que la siguiente conducta en los niños puede ser indicativa de problemas de alcohol en el hogar: Pobre aprovechamiento académico, fuga del hogar o de la escuela. - Pocos o ningunos amigos, se aisla de sus compañeros de clases. - Conducta delincuente como robo, vandalismo, violencia. - Quejas físicas frecuentes, como dolor de estómago o cabeza. Abuso de droga o alcohol. - Agresión dirigida hacia otros niños.

Algunos niños de padres alcohólicos tienden a asumir el rol de "padres responsables" en la familia y entre los amigos. Tienden a manejar el alcoholismo de sus padres actuando de forma controlada, dedicándose a sus estudios con intensidad, alcanzando un aprovechamiento superior durante sus años escolares, mientras se aislan emocionalmente de sus padres y compañeros. Sus problemas emocionales saldrán a la luz cuando lleguen a la adultez.

Estos niños(as) se pueden beneficiar de ayuda de grupos como Al-Anon y Alateen. Ellos pueden asistir a sus sesiones aún cuando sus padres no estén recibiendo ayuda. La ayuda profesional temprana es muy importante para prevenir problemas mas serios incluyendo alcoholismo en los niños. El psiquiatra de niños y adolescentes puede ayudarles a resolver sus problemas y a entender que no son responsables por el abuso de alcohol de sus padres.

El programa de tratamiento puede incluir terapia de grupo con otros jóvenes. Esto reduce el aislamiento que se imponen por ser hijos de alcohólicos. El psiquiatra de niños y adolescentes trabajará con frecuencia con el grupo familiar sobre todo cuando el progenitor alcohólico deje de beber. Así se pueden fomentar relaciones más sanas entre los miembros de la familia.

El hábito de fumar mata a más de 440,000 ciudadanos americanos cada año, más que el total combinado de muertes por alcohol, uso ilegal de drogas, homicidios, suicidios, accidentes automovilísticos y SIDA. Entre 1964 y el 2004, más de 12 millones de americanos murieron prematuramente por el tabaquismo y es casi seguro que, de los fumadores actuales en los Estados Unidos, otros 25 millones morirán de enfermedades relacionadas con el hábito de fumar.

El hábito de fumar perjudica a casi todos los órganos del cuerpo. Ha sido definitivamente vinculado a las cataratas y la neumonía (pulmonía) y ocasiona la tercera parte de las muertes relacionadas con cualquier tipo de cáncer. En general, el índice de muerte por cáncer se duplica en los fumadores y llega a ser hasta cuatro veces más en los fumadores empedernidos. El cáncer de pulmón encabeza la lista de los tipos de cáncer causados por el tabaco. El uso de cigarrillos está asociado con el 90 por ciento de todos los casos de cáncer pulmonar, el cáncer que más muertes causa tanto entre hombres como mujeres. El hábito de fumar también está asociado con el cáncer de la boca, faringe, laringe, esófago, estómago, páncreas, cérvix, riñones, uretra, vejiga y leucemia mieloide aguda.

Además del cáncer, el uso de cigarrillos causa enfermedades pulmonares como la bronquitis crónica y el enfisema y también se sabe que empeora los síntomas del asma en adultos y niños. Más del 90 por ciento de todas las muertes por enfermedades de obstrucción pulmonar crónica son atribuibles al hábito de fumar. Ha sido bien documentado que fumar aumenta sustancialmente el riesgo de enfermedades del corazón, incluyendo ataques al cerebro y al corazón, risma. El hábito de fumar cigarrillos también causa enfermedad coronaria, la principal causa de muerte en los Estados Unidos; los fumadores de cigarrillos tienen de dos a cuatro veces más probabilidad de desarrollar enfermedad coronaria en comparación con las personas que no fuman.

También, puede ser sumamente tóxico estar expuesto a dosis altas de nicotina como las que se encuentran en algunos sprays de insecticidas, que pueden causar vómito, temblores, convulsiones y muerte. De hecho, una gota de nicotina pura puede matar a una persona. Se han reportado envenenamientos por nicotina resultantes de la ingestión accidental de insecticidas por adultos o la ingestión de productos de tabaco por niños y mascotas. La muerte generalmente ocurre a los pocos minutos por insuficiencia respiratoria causada por parálisis.

Aunque a menudo pensamos que las consecuencias médicas son el resultado del uso directo de productos de tabaco, la inhalación pasiva del humo del cigarro también aumenta el riesgo de contraer muchas enfermedades. El humo ambiental del tabaco es la mayor fuente de contaminantes del aire de interiores. Se estima que la inhalación pasiva del humo de cigarrillos causa aproximadamente 3,000 muertes por cáncer pulmonar entre personas que no fuman y contribuye a más de 35,000 muertes relacionadas con enfermedades cardiovasculares. El estar expuesto al humo de tabaco en el hogar también es un factor de riesgo que contribuye a nuevos y más severos casos de asma infantil. Además, los cigarrillos que se caen o se botan son la principal causa de fatalidades por incendios residenciales, causando más de 1,000 muertes cada año.

Las mujeres son más propensas a sufrir daño en el hígado producido por el alcohol que los hombres.

Como su nombre lo indica, la causa de la enfermedad del hígado inducida por el alcohol es el consumo masivo de alcohol y, aunque puede prevenirse, es una enfermedad muy común.

Existen tres tipos principales de enfermedades del hígado inducidas por el alcohol:

  • Hígado graso
    El hígado graso es la acumulación excesiva de grasa en las células del hígado.
    El hígado graso es el más común de los trastornos del hígado inducidos por el alcohol. El hígado se agranda y provoca molestias del abdomen superior, en el lado derecho.
  • Hepatitis alcohólica
    La hepatitis alcohólica es una inflamación aguda del hígado, que viene acompañada de destrucción de las células del hígado y cicatrización. Entre los síntomas podemos mencionar fiebre, ictericia, un recuento elevado de glóbulos blancos, un hígado agrandado que duele al presionar y vasos sanguíneos en forma de araña en la piel.
  • Cirrosis alcohólica
    La cirrosis alcohólica es la destrucción del tejido normal del hígado que deja tejido cicatrizante inerte. Entre los síntomas se incluyen los mencionados para la hepatitis alcohólica además de hipertensión portal, bazo agrandado, ascitis, insuficiencia renal, confusión o cáncer de hígado.

Los síntomas dependen de cuánto y por cuánto tiempo la persona ha estado bebiendo alcohol. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la enfermedad del hígado inducida por el alcohol. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Aumento de tamaño del hígado.
  • Fiebre.
  • Ictericia: color amarillo de la piel y de los ojos.
  • Recuento elevado de glóbulos blancos.
  • Venas en forma de araña en la piel.
  • Hipertensión portal.
  • Bazo agrandado.
  • Ascitis: acumulación de fluido en la cavidad abdominal.
  • Insuficiencia renal.
  • Confusión.

Los síntomas de la enfermedad del hígado inducida por el alcohol pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la enfermedad del hígado inducida por el alcohol pueden incluir los siguientes:

Una taza de té acompañada de una tostada de pan integral con una cucharada de mermelada sin azúcares añadidos. Dos rodajas de melón o sandía.

Una taza de caldo casero dietético al que se le puede añadir una cucharadita de levadura de cerveza o avena, una taza de puré de zanahoria y calabaza, un filete de pechuga de pavo o pollo a la plancha y una manzana o pera.

Un yogur desnatado y con un puñado de cereales integrales

Una taza de caldo, una ensalada grande con lechuga, brotes verdes, rúcula, espinacas y tomate, puedes añadirle clara de huevo cocida, y dos kiwis o una taza pequeña de macedonia.

Una taza de infusión, una tostada de pan integral con una cucharada de queso descremado y un vaso de zumo de frutas.

Una dieta basada en frutas y verduras se considera ideal para combatir esta patología hepática.

Una taza de caldo depurativo, una porción de pasta integral con verduras permitidas cocidas o a la plancha y un pomelo.

Un yogur desnatado y una barrita de cereales dietética casera.

Una taza de caldo casero dietético, un plato de alcachofas al horno, a la plancha o hervidas, un trozo de pescado blanco a la plancha y una naranja o pera.

Una taza de infusión de alcachofas o de diente de león, una tostada de pan integral con una cucharada de mermelada dietética y dos rodajas de piña

Una taza de caldo depurativo, una pechuga de pollo o pavo, una ensalada grande con lechuga, tomates, zanahorias y dos rodajas de piña.

Un yogur desnatado y sin azúcares con un puñado de cereales integrales.

Una taza de caldo casero depurativo, un plato grande de verduras al horno, a la plancha o cocidas como zanahorias, alcachofas, calabaza, calabacín, pimientos o cebollas y una macedonia o ensalada de frutas.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Aquellas personas diagnosticadas de hígado graso mostrarán dificultades para digerir aquellos alimentos bien elevados en grasas. Precisamente, este tipo de productos deberán reducirse en su consumo. En concreto, los alimentos prohibidos con el hígado graso y que, por lo tanto, han de evitarse son:

  • Alimentos fritos.
  • Alimentos horneados que incluyan quesos o grasas.
  • Productos lácteos.

Los fritos y los lácteos y derivados son algunos de los alimentos prohibidos con el hígado graso.

Además, aquellos productos ricos en azúcares naturales aumentan de forma natural los niveles de azúcar en sangre lo que, a su vez, afecta de forma directa al hígado. Estos alimentos, cuyo consumo debe ser más bien moderado, son:

  • Patatas.
  • Sandía.
  • Pasas.
  • Plátano.
  • Pan blanco.
  • Derivados de maíz.
  • Helados.
  • Yogurt de sabores.
  • Chocolate rico en carbohidratos simples.

Finalmente, además de los alimentos prohibidos con el hígado graso, el consumo de alcohol va a repercutir en la acumulación de grasa en las células del hígado. Es por ello por lo que los especialistas recomiendan el consumo nulo de alcohol en aquellos pacientes diagnosticados de forma previa de esta enfermedad. Y es que la acumulación de grasa en este órgano a niveles muy por encima de los normales comenzará a originar cicatrices en los tejidos, algo que puede llegar a originar un daño irreparable en nuestro hígado.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Desde 55 €/mes con
Consulta tu cuota

Dr. Rafael León Montañés 10.500 €

Dr. Rafael León Montañés 11.250 €

Balón intragástrico en Castellón

Dr. Francisco Javier Martín Espinosa 3.900 €

Banda gástrica en Castellón

Dr. Francisco Javier Martín Espinosa 10.200 €

Cirugía de la obesidad mórbida (cirugía bariátrica) en Madrid

Dr. Marcos Rodríguez Martín 10.980 €

Gastrectomía vertical en Madrid

Dr. Marcos Rodríguez Martín 11.590 €