interacciones medicamentosas de cialis

La cirrosis no es contagiosa, no se transmite de una persona a otra. Su origen hay que buscarlo más bien en otros factores:

– Consumo de alcohol. Es la causa más frecuente. Cerca de un tercio de las personas muy bebedoras, acaban presentando cirrosis. El resto puede sufrir otras formas de enfermedad hepática.

– Hepatitis vírica crónica (inflamación del hígado): la hepatitis (normalmente de los tipos B, C y D) es la segunda causa más común de cirrosis.

– La enfermedad de Wilson, que produce acumulación de cobre en el hígado, cerebro, riñones y ojos.

– La fibrosis quística, que provoca la acumulación de secreciones mucosas en los pulmones, hígado, páncreas e intestinos.

– La hemocromatosis, causante de acumulación de hierro en el hígado y otros órganos.

– El bloqueo o inflamación de los conductos biliares (la llamada cirrosis biliar).

– La insuficiencia cardíaca congestiva.

– Los trastornos de almacenamiento del glucógeno, que impiden la debida utilización de los azúcares por el hígado.

– Las infecciones parasitarias.

– La reacción anómala a los medicamentos recetados, toxinas medioambientales y abuso de inhalaciones (exposición a sustancias tóxicas por vía nasal).

Signos y síntomas de la cirrosis

En las primeras fases, la cirrosis se considera una enfermedad silenciosa, ya que ocasiona pocos síntomas. Con el paso del tiempo, sin embargo, los enfermos de cirrosis empiezan a experimentar cansancio, debilidad y pérdida del apetito. Son habituales las náuseas y la pérdida de peso. Conforme la cirrosis empeora, el hígado produce menos proteínas de las que el organismo necesita, lo cual da lugar a otros síntomas:

– Menor produción de la proteína albúmina, con lo que el agua se acumula en las piernas (edema) del enfermo o en el abdomen (ascitis).

– Lentificación de la producción de proteínas del plasma sanguíneo como el fibrinógeno, factor esencial para la coagulación, lo que hace al enfermo de cirrosis más propenso a las hemorragias.

– La cirrosis puede provocar ictericia, alteración caracterizada por un color amarillento de la piel y el blanco de los ojos. Este trastorno se debe a la acumulación en la sangre de bilirrubina (pigmento biliar), que normalmente el hígado depura del torrente circulatorio y evacua hacia el intestino a través de las vías biliares.

– Algu nos enfermos de cirrosis sienten también una picazón intensa, debida a la acumulación de pigmentos biliares en la piel.

– La cirrosis impide que el hígado depure la sangre de toxinas y otras sustancias nocivas, así como de medicamentos. La acumulación de estos elementos en el organismo altera las

funciones mentales y la personalidad del enfermo. Entre los primeros indicios de cirrosis figuran el descuido del aspecto, los despistes, problemas de concentración y hábitos de sueño alterados. La pérdida de conciencia o el coma son posibles síntomas más tardíos.

– La cirrosis también puede afectar a los vasos sanguíneos

abdominales. Normalmente, la vena porta, que es un vaso de amplia capacidad, transporta la sangre desde el intestino y el higado hasta el hígado. La cirrosis bloquea este flujo, lo cual repercute en un aumento de la presión arterial en este circuito (hipertensión portal). Conforme el higado se inflama, el cuerpo intenta dar salida a la sangre a través de otros vasos sanguíneos, pero puede ocurrir que estos vasos no sean lo suficientemente fuertes para soportar el flujo y se rompan; entonces, el enfermo vomita sangre, signo de una situación de alto riesgo.

Diagnóstico El primer paso en el diagnóstico cirrosis consiste en evaluar el historial médico del enfermo y efectuar un examen físico. La detección de un hígado inflamado o de tamaño mayor al normal, de edema o de ascitis, así como la presencia de síntomas de confusión mental por la acumulación de sustancias tóxicas en el cerebro, sirven al médico para sentar el diagnóstico. Puede encargarse una tomogra-fía computada (TC) o bien ecografías para comprobar si el tejido del hígado tiene cicatrices. También es útil la biopsia por punción, procedimiento mediante el cual se introduce en la piel una aguja para aspirar una muestra de tejido. El hígado también se inspecciona con el laparoscopio, instrumento de observación que se introduce en el organismo a través de una incisión minúscula en el abdomen. Otro indicio de cirrosis es la presencia de telangiectasia, formación de “arañas vasculares” en la piel, a base de redes de minúsculos vasos sanguíneos que se dilatan, especialmente en el rostro y la parte superior del pecho.

Tratamiento El tratamiento depende del tipo de cirrosis y de lo avanzada que se encuentre la enfermedad. El objeto es detener su evolución y, al mismo tiempo, contrarrestar el daño infligido al hígado. Si la causa de la cirrosis es el alcohol, la primera medida que debe tomarse es dejar de beber.

En la actualidad no existe un tratamiento para “curar” la cirrosis. La picazón se puede tratar con medicamentos. Para el edema o la ascitis se utilizan diuréticos (medicamentos que eliminan el exceso de sal y de agua del cuerpo). En casos graves de disfunción hepática, es decir, cuando las células del hígado dejan de funcionar, el transplante de hígado es la única solución.

Los adultos que siguen una dieta nutritiva y limitan su consumo de alcohol previenen la destrucción de células sanas en el hígado. A continuación figuran otras medidas de utilidad para la prevención de la cirrosis hepática:

– No mezclar nunca medicamentos, especialmente los de venta libre, con el alcohol.

– Seguir al pie de la letra las indicaciones de uso de los productos químicos: asegurarse de que están en lugares bien ventilados, no mezclar sustancias químicas, evitar la inhalación y el contacto de productos químicos con la piel, lavar rápidamente cualquier zona que haya sufrido una exposición accidental y utilizar ropa de protección.

– Evitar el abuso de inhalantes de todo tipo.

– Evitar el uso de drogas intravenosas, posibles vehículos de contagio de las variedades de hepatitis B, C, y D.

Convivencia con la cirrosis

cuando caduca la patente de cialis

La ictericia puede ser causada por varios procesos de diferentes enfermedades. Esto puede ser de gran ayuda para entender las diferentes causas que provocan la ictericia mediante la identificación de los problemas que perturban el metabolismo normal y/o la excreción de la bilirrubina.

La ictericia en estos casos está causada por un rápido incremento de la descomposición y de la destrucción de los glóbulos rojos (hemólisis), desbordando de ese modo la capacidad del hígado para eliminar adecuadamente los altos niveles de bilirrubina en la sangre.

A continuación mostramos algunos de los ejemplos en los que se presentan unas condiciones en las que existe un mayor deterioro de las células rojas de la sangre:

  • Paludismo
  • Crisis de las células falciformes
  • Esferocitosis
  • Talasemia
  • Glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD)
  • Drogas u otras toxinas
  • Trastornos autoinmunes

La ictericia en estos casos es causada por la incapacidad del hígado para metabolizar adecuadamente y excretar la bilirrubina. Podemos destacar los siguientes ejemplos:

  • Hepatitis (comúnmente viral o relacionada con el alcohol)
  • Cirrosis
  • Drogas u otras toxinas
  • Síndrome de Crigler-Najjar
  • Síndrome de Gilbert
  • Cáncer

La ictericia en estos casos se denomina ictericia obstructiva, es causada por condiciones que interrumpen el drenaje normal de la bilirrubina conjugada en forma de bilis desde el hígado a los intestinos.

Entre las causas de la ictericia obstructiva podemos incluir:

  • Cálculos biliares en los conductos biliares
  • Cáncer (de páncreas y de la vesícula biliar o carcinoma de los conductos biliares)
  • Estenosis de los conductos biliares
  • Colangitis
  • Malformaciones congénitas
  • Pancreatitis
  • Parásitos
  • Embarazo
  • Ictericia del recién nacido

La ictericia en los recién nacidos puede ser causada por varias razones diferentes, aunque a menudo es una consecuencia fisiológica normal del hígado del recién nacido que todavía es inmaduro. Aunque por lo general, en estas circunstancias es inofensivo, los recién nacidos con niveles excesivamente elevados de bilirrubina a causa de otros problemas médicos (ictericia patológica), pueden sufrir un daño cerebral devastador (kernicterus, también conocido como ictericia nuclear o encefalopatía neonatal bilirrubínica) si no se aborda el problema de fondo. La ictericia del recién nacido es la condición más común en los recién nacidos que requiere evaluación médica.

A continuación mostramos las causas más comunes de la ictericia del recién nacido:

  • Ictericia fisiológica: Generalmente, este tipo de ictericia se hace evidente en el segundo o en el tercer día de vida. Es la causa más común de ictericia del recién nacido y normalmente es una condición transitoria e inofensiva. Este tipo de ictericia es causada por la incapacidad del hígado inmaduro del recién nacido para procesar la bilirrubina que surge de la degradación acelerada de las células rojas de la sangre que tiene lugar a esta edad. A medida que el hígado del recién nacido madura, la ictericia desaparece de forma gradual.
  • Incompatibilidad materno-fetal de grupo sanguíneo (Rh, ABO): Esta forma de ictericia ocurre cuando hay una incompatibilidad entre los grupos sanguíneos de la madre y del feto. Esto conduce a un aumento de los niveles de bilirrubina por la descomposición de los glóbulos rojos (hemólisis) del feto.
  • Ictericia por la leche materna: Este tipo de ictericia se produce en los recién nacidos alimentados con leche materna y normalmente aparece al final de la primera semana de vida. Se cree que los responsables son ciertos productos químicos de la leche materna. Por lo general, se trata de un trastorno inofensivo que se resuelve de forma espontánea y las madres por lo general, no tienen que suspender la lactancia materna.
  • Ictericia por lactancia: Esta forma de ictericia ocurre cuando el lactante recién nacido no recibe la cantidad adecuada de leche materna. Puede ocurrir debido a una tardía o insuficiente producción de leche por parte de la madre o debido a una alimentación deficiente del recién nacido. Esta inadecuada ingesta de leche da lugar a la deshidratación y a la reducción de las deposiciones por parte del recién nacido, con una posterior disminución en el organismo de la bilirrubina por la excreción.
  • Cefalohematoma (una acumulación de sangre debajo del cuero cabelludo): A veces, durante el proceso del parto, el recién nacido puede sufrir una contusión o lesión en la cabeza, lo que provoca una acumulación o coagulación la sangre bajo el cuero cabelludo. Como la sangre se descompone de manera natural, puede dar lugar a elevados niveles repentinos de bilirrubina que pueden sobrepasar la capacidad del hígado inmaduro del recién nacido para su procesamiento, dando lugar a la ictericia.

La lista de los principales síntomas de la ictericia, obtenidos de varias fuentes, incluyen:

A continuación puedes ver enlaces de estados de salud o enfermedades que tienen algunos síntomas similares a los de la ictericia. Haciendo click en la imágen o el enlace inferior podrás ver más información sobre estas enfermedades o estados de salud y sus síntomas.

Estás sufriendo de una inflamación en los tobillos? Lo más probable es que usted puede tener tobillo hinchado, una condición común que se observa en muchos hombres y mujeres cada año.

Como su nombre lo indica, los tobillos hinchados es un síndrome clínico caracterizado por la inflamación en las piernas, especialmente los tobillos. Este trastorno puede afectar tobillo de una o ambas piernas. En algunas situaciones, las pantorrillas y los muslos también puede sufrir una inflamación.

La condición puede aparecer en jóvenes y viejos por igual. Usted puede encontrar los tobillos hinchados en los hombres como a las mujeres. Puede surgir una serie de problemas de salud. También puede ocurrir debido a varias complicaciones físicas y situaciones de estrés.

Tobillos hinchados surgir con un número de otros síntomas como:

Los tobillos y las piernas se hinchan región inferior en los pacientes con este síndrome. Es el síntoma más visible de las personas con este trastorno.

Los tobillos se hinchan generalmente en algún momento después de que el paciente se despierta en la mañana. La inflamación se agrava a medida que avanza el día.

En algunos casos, pequeños hoyos se forman sobre la superficie de la piel del tobillo. Este se forma cuando la persona que tiene los tobillos inflamados sufre de edema, una enfermedad que se caracteriza por la retención de líquido en los tejidos del cuerpo y las células y cavidades serosas. La retención a largo plazo de fluido en los tobillos provoca formación de picaduras en la piel. En la retención de líquidos inflamados tobillos es la causa subyacente importante.

Al presionar el área de la piel inflamada durante unos segundos se mostrará la sangría.

Si la hinchazón se produce debido a las tensiones o esguinces en el tobillo, los pacientes pueden experimentar dolor en la región inflamada. Dolor tobillos hinchados pueden causar dolor en el pie en los pacientes.

Qué causa la inflamación de los tobillos y los pies? Tobillos hinchados causas pueden ser:

En muchos pacientes con enfermedad de corazón hinchado los tobillos se encuentra que es una causa. Hinchazón de los tobillos puede ser un indicador de enfermedades del corazón.

En unos pocos casos de la enfermedad de hígado hinchado los tobillos puede ser la causa subyacente. Hinchazón del tobillo puede ser un síntoma de enfermedades hepáticas.

Las drogas, como bloqueador del canal de calcio, que se utilizan para curar la presión arterial alta puede causar efectos secundarios que incluyen los tobillos inflamados. En los pacientes con inflamación de los tobillos presión arterial alta es a menudo visto como un agente causal. Los esteroides y los antidepresivos también son vistas como causas de los tobillos hinchados. Estos medicamentos ensanchan los vasos sanguíneos pequeños que resultan en fugas de líquidos de los vasos a los tejidos. El líquido se recogieron alrededor de los tobillos y causar inflamación. También es una causa importante de inflamación de los tobillos.

Si el riñón deja de funcionar, inmediatamente se puede llevar a una acumulación de líquido en el cuerpo. Esto puede causar inflamación inmediata de las piernas.

Comer alimentos que contienen alto contenido de sal conduce a la retención de agua de alta. Esta es también una de las causas principales tobillo hinchado.

Los tobillos hinchados durante el embarazo es bastante común. Leve inflamación de los tobillos durante el embarazo es normal ya que los fluidos del cuerpo aumenta durante la maternidad para el mantenimiento tanto de la madre y el niño.

La tensión pre menstrual provoca cambios físicos y hormonales de otro tipo en el cuerpo. Esto lleva a muchos de los síntomas en las mujeres incluyen hinchazón de los tobillos.

Terapia de reemplazo hormonal conduce a la retención de cantidad en exceso de fluidos en el cuerpo. Las personas sometidas a terapia de reemplazo hormonal a menudo tienen tobillos inflamados debido a esto.

Anticonceptivos orales medicamentos dar lugar a efectos secundarios como la hinchazón del tobillo debido a la presencia de estrógeno en ellos.

cialis tiempo de accion

Tabla 1. Resultados de 3 regímenes de quimioterapia para cáncer colorrectal avanzado

La hepatitis C: Sus síntomas se confunden con los de otras enfermedades y puede pasar despapercibida

En estos tiempos en los que se alarma a la población con los riesgos potenciales que pueden entrañar para la salud ciertas enfermedades poco extendidas, patologías reales y con riesgos reales, como la hepatitis C, pueden en cierto modo pasar desapercibidas con la muy negativa consecuencia de que se baje la guardia ante ellas y disminuyan las medidas de prevención para combatirlas.

La hepatitis C es uno de los cinco tipos de hepatitis vírica (las otras son las hepatitis A, B, D y E) y se estima que sólo en España afecta a 800.000 personas, cifra que supone el 2% de la población, aunque no todas desarrollen la enfermedad.

Puede ser asintomática durante años y cuando aparecen los primeros síntomas (fatiga, nauseas y fiebre, entre otros) existe la posibilidad de que se confundan con los de otras patologías. Por ello, muchos individuos pueden padecer hepatitis C y trasmitirla por la sencilla razón de que ignoran que están afectados.

La hepatitis C es una enfermedad del hígado y se debe a un virus llamado VHC descubierto en 1989, que se transmite principalmente por contacto con sangre infectada. El VHC ataca directamente el hígado y puede dañar al órgano e incluso en algunos casos, afortunadamente los menos, la muerte.

Hoy no se dispone todavía de una vacuna contra este virus. Su peligrosidad radica en que una persona puede estar infectada sin saberlo y transmitir la enfermedad, porque la hepatitis C puede cursar sin síntomas durante años.

El periodo de incubación es de unas 8 semanas pero puede prolongarse hasta 4-6 meses. Las pruebas serológicas que la identifican requieren unas 5-6 semanas en positivizarse. La mayoría de los casos de hepatitis C se diagnostican tarde, cuando los enfermos desarrollan una patología hepática avanzada, con o sin cirrosis. Presenta síntomas inespecíficos (cansancio, pérdida de apetito, náuseas, picor por el cuerpo, dolores articulares o musculares, orina más oscura y heces más claras) que, para quien los percibe, carecen de entidad para merecer consulta médica. Por ello, a menudo se descubre la hepatitis C de forma casual al realizar unos análisis de sangre exigido por un reconocimiento médico de empresa, una póliza de seguro o por otra enfermedad que requiere el análisis, o por una donación de sangre.

Un 30% de los infectados desarrolla cirrosis al cabo de 20-30 años. Y, según las estadísticas, uno de cada siete de los que acaban con cirrosis sufrirá cáncer hepático al cabo de 5-10 años. El consumo de alcohol (se estima que cuando supera los 50 gramos diarios) favorece la aparición de cirrosis. Se desconoce por qué unos enfermos de hepatitis C desarrollan la cirrosis y otros no, pero hay tres factores que conducen a una peor evolución de la enfermedad: ser hombre, haberse infectado a partir de los 45-50 años y el consumo cotidiano de alcohol.

El virus de la hepatitis C fue descubierto en 1989, y hasta entonces podía pasar desapercibido. Este dato es importante, ya que algunas personas que necesitaron transfusiones de sangre con anterioridad a 1989 pudieron infectarse. Pero en 1992 los investigadores consiguieron crear y estandarizar pruebas analíticas de gran sensibilidad y especificidad, lo que ha permitido que desde entonces haya disminuido drásticamente las infecciones post-trasfusión.

Los pinchazos de agujas y las lesiones quirúrgicas son factores de riesgo. La incidencia de hepatitis C es elevada en los países que utilizan jeringas y agujas no desechables. El uso intravenoso e intranasal de drogas es actualmente la vía principal de la infección, y se calcula que supone el 30-40% de todos los casos. Quienes se hacen tatuajes o piercing, o se someten a sesiones de acupuntura, corren riesgo cuando los materiales utilizados no son desechables o no se han usado medidas de esterilización adecuadas.

Pero no olvidemos la exposición familiar, mediante peines, cepillos, cuchillas de afeitar e instrumentos de manicura, cuando son utilizados de forma prolongada por varios miembros del hogar. La transmisión materno-fetal es infrecuente en la hepatitis C, y tampoco hay constancia de que se trasmita a través de la leche materna.

La hemodiálisis es un riesgo, hoy reducido por las medidas de seguridad que se adoptan con los derivados sanguíneos. Aunque entre los hemofílicos receptores de derivados sanguíneos antes del año 1990 la hepatitis C era muy frecuente, este factor de riesgo ha perdido relevancia.

La transmisión sexual es responsable de entre un 5% y un 10% de los casos. Es un riesgo menor que en la hepatitis B o el VIH (virus del sida), pero ha de tenerse en cuenta si se mantienen relaciones sexuales con personas de riesgo: drogadictos por vía intravenosa, prostitutas-os, y personas promiscuas. En ciertos casos de hepatitis C, ni se identifica el mecanismo de trasmisión ni el enfermo presenta factores de riesgo conocidos, por lo que el motivo y el modo en que se contrae la enfermedad sigue siendo un misterio.

El tratamiento, cuando está indicado, consiste en administrar al enfermo interferón, sustancia segregada de manera normal en la sangre para deshacerse de los virus en general. Los interferones poseen propiedades antivirales e inmunorreguladoras, aunque se desconoce el mecanismo por el que actúan frente al virus C.

Provocan numerosos efectos secundarios (el más serio la depresión, que puede aparecer tras su administración prolongada) y en ocasiones son mal tolerados. El tratamiento es largo, se puede prolongar durante 48 semanas o más. Con la monoterapia mediante interferón, se consiguen remisiones en un 40%-50% de los casos, pero si se administra conjuntamente con otro fármaco, la ribavirina (terapia combinada), los resultados son más satisfactorios. La ribavirina es un fármaco teratógeno (capaz de generar malformaciones en el feto), por lo que las mujeres en edad fértil deben de tener la certeza de no estar embarazadas antes de iniciar el tratamiento y poner todos los medios para evitar embarazos durante el mismo, así como en los 6 meses posteriores a su finalización.

Están en vías de investigación otras posibilidades terapéuticas para hacer frente a la hepatitis C.

Es poco frecuente y pasa despercibido porque sus síntomas son inespecíficos y se pueden confundir con los de otras enfermedades. Los niveles de virus en sangre se elevan de forma dramática hasta que el sistema inmunitario del organismo empieza a responder. En una gran mayoría de casos no percibe nada o simplemente se tiene la impresión de padecer una gripe con mucha fatiga, náuseas y dolor abdominal. Cuando los síntomas son más importantes, generalmente se trata de una ictericia hepática, una coloración amarilla de la piel, o sólo del blanco de los ojos, que desaparece en algunas semanas. No obstante, en más del 75% de los casos, el VHC se queda en el organismo y la hepatitis aguda se transforma en crónica, incluso cuando no hay ningún síntoma aparente. Por ello, cuando se padece de hepatitis aguda, se aconseja someterse a tratamiento para reducir el riesgo de evolucionar hacia una hepatitis crónica.

Una hepatitis C se vuelve crónica cuando el virus se queda en el organismo durante más de seis meses. Se habla de hepatitis crónica "persistente" cuando los síntomas son moderados y las consecuencias sobre el hígado poco importantes. El mayor riesgo lo constituye la transmisión del virus a otras personas. En cambio, en casos de hepatitis crónica "activa" el virus sigue destruyendo el hígado por su actividad. El riesgo es entonces la evolución hacia la cirrosis del hígado al cabo de veinte a treinta años. Cuando la cirrosis avanza, el hígado no puede cumplir correctamente su función y la siguiente fase suele ser la evolución hacia una cáncer de hígado (en un 30% de los casos, después de una media de 10 años de evolución de la cirrosis). Hay que vigilar regularmente el hígado para detectar un eventual cáncer lo antes posible e intentar extirparlo con cirugía. Además, hay que evitar el consumo de alcohol y de medicamentos hepatotóxicos.

Hay que evitar los factores de riesgo asociados a la infección. Pero los infectados por el virus C pongan todos los medios para evitar la propagación de la enfermedad.

  • Evitar compartir utensilios personales: cepillos de dientes, maquinillas de afeitar y similares.
  • Aunque el riesgo de contagio por vía sexual es pequeño, deben adoptarse precauciones.
  • Vacunarse frente a la hepatitis A y B, siempre que tengan resultados serológicamente negativos frente a dichos virus.
  • Abstenerse de tomar bebidas alcohólicas.
  • No donar sangre, órganos, tejidos ni semen.

…nguíneos. Muchas personas pueden heredar la enfermedad de padres a hijos, problemas con el sistema inmunitario los hace mas propensos. El síndrome no se contagia de persona a persona. Es muy difícil de diagnosticar porque normalmente los síntomas no aparecen todos juntos, existen diferentes trastornos con signos similares y no hay una prueba exacta para detectar la enfermedad de behcet. Poder diagnosticarla puede llevar meses o años, hasta que…

…e toronjil y una de yerba luisa, tapar, dejar reposar unos minutos, colar y beber después de comer. Comer puré de zapallo y zanahoria. ¿Cómo tirar el cuerito? http://youtu.be/coXQWJ8W278 Ante cualquier síntoma de los mencionados, Farmalt le recomienda que se dirija al centro de salud mas cercano. También pueden visitar nuestro artículo de Jugos naturales para curar el empacho. Tendencia actual: cómo curar el empacho empacho bismuto para el…

…conoce forma alguna de prevenir la enfermedad, aunque evitar estar expuesto al polvo de sílice y policloruro de vinilo, puede aminorar el riesgo de contraer la enfermedad. Esclerodermia complicaciones: La principal causa de muerte es la fibrosis pulmonar, otras pueden ser insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, hipertensión pulmonar o la malabsorción….

…a, fatiga, ansiedad, depresión y problemas para dormir. Las posibles causas son: un trauma emocional o físico, alteraciones de sueño, infecciones causadas por un virus (aunque ninguno ha sido identificado), una respuesta anormal al dolor o ciertas afecciones como el síndrome de fatiga crónica, depresión, enfermedad de Lyme, hipotiroidismo, dolor crónico en cuello o espalda o por trastornos de sueño. La fibromialgia se presenta comúnmente en…

…en la salud física y los síntomas, se van haciendo mas propensos de contraer esta afección, comenzando un ciclo de preocupación y señales muy difícil de detener. Las personas que han sido abusadas sexualmente y han recibido maltratos físicos, son mas propensos a padecer hipocondría. En qué consiste la hipocondría Hipocondría síntomas: No son capaces de controlar el miedo. Creen constantemente que ante cualquier síntoma, poseen una seria…

…is. Además de tener lo síntomas de la anterior, produce necrosis tisular con formación de abscesos y neumatoceles. Neumonía que la causan Bacilos Gramnegativos: no es muy usual, afecta a lactantes, personas de edad avanzada, alcoholicos y quienes están inmunosuprimidos. Los síntomas no difieren de los anteiores aunque en este caso es de mayor mortalidad. http://youtu.be/zJfjtv0X2tg Tendencia actual: enfriamiento sintomas sintomas de enfriamiento…

…ría de los casos se la detecta por exámenes médicos, que se le practican al paciente, por trastornos de otro tipo y en muchos casos, se logra descubrirla cuando ya ha alcanzado un nivel crítico. Por todo esto, es que hoy F armalt les indicará algunos síntomas, para que estén alertas, especialmente las persona propensas a ser afectadas por este trastorno. Cuáles son los signos y síntomas de la hipertensión arterial Presión alta síntomas: Dolor de…

…Descanso. Beber abundante líquido. Utilizar un humidificador o inhalar vapor en el baño. En caso de asma usar un inhalador. Si la enfermedad es bacteriana, el tratamiento será con antibióticos. Los síntomas de la bronquitis se extienden aproximadamente entre una semana y diez días, generalmente la tos es la última en retirarse y puede prolongarse por un tiempo extenso. Si usted presenta cualquiera de los síntomas mencionados en el artículo,…

…que son complejas en los organismos conocidos, tales como los virus y las bacterias. Es casi imposible de matar, parece no tener ninguna información genética en forma de ácidos nucleicos “DNA o RNA” y contiene normalmente un extenso período de incubación antes de que aparezcan los síntomas. En muchos casos, el tiempo de incubación puede llegar a ser de hasta 40 años. La principal teoría científica hoy en día, sostiene que la ECJ y…

…ades mentales. Disminuye los riesgos de Alzheimer. Mejora el sistema inmunologico. Evita el nacimiento de bebes prematuros. Controla menstruaciones abundantes. Cómo se toma el aceite de higado de bacalao: Puede consumirse en perlas durante la época invernal o dos o tres cucharadas diarias del aceite. Aceite de higado de bacalao contraindicaciones: Perdida de apetito, nauseas y vómitos. Indigestión y acidez estomacal. Diarreas. Mal aliento. Dolor…

La enfermedad de Wilson es un trastorno hereditario que hace que el exceso de cobre se acumule en el hígado, el cerebro y otros órganos vitales. Otro nombre para la enfermedad de Wilson es la degeneración hepatolenticular.

El cobre juega un papel clave en el desarrollo de los nervios, los huesos, el colágeno y el pigmento melanina de la piel. Normalmente, el cobre se absorbe de los alimentos, y cualquier exceso se elimina por la bilis – una sustancia producida en el hígado.

Pero en las personas con la enfermedad de Wilson, el cobre no se elimina correctamente y en su lugar se acumula, posiblemente, a un nivel que amenaza la vida. Si no se trata, la enfermedad de Wilson es mortal. Cuando se diagnostica a tiempo, la enfermedad de Wilson es tratable, y muchas personas con la enfermedad viven vidas normales.

cialis tiempo de accion

1. La mayoría de los dolores en la espalda baja pueden ser atribuídos a desgarres
musculares que resultan de espasmos y dolor en los músculos de la espalda.

2. El diagnóstico comunmente comienza en la oficina de un ortopeda. Los ortopedas se
especializan en aquellas enfermedades y disturbios asociadas con los huesos y
articulaciones.

3. Técnicas de diagnóstico:

Se llevan a cabo preguntas para determinar que causa el dolor, cuando se inició, su
localización exacta e intensidad.

El objetivo es determinar la fuente y localización del dolor y examinar por posibles
nervios involucrados.

Se inyecta un tinte dentro de los espacios que rodean la médula espinal y raíces
nerviosas. Si existe un disco heniado, éste bloquea el flujo del tinte y es visible en una
radiografía.

d. Tomografía computadorizada axial ("CAT Scan):

Provee un retrato sin dolor de la espina dorsal, incluyendo discos enfermos, espuelas
óseas, tumores, y problemas en las carrillas articulares.

Análisis sanguíneo (incluyendo un conteo de sangre), urianálisis y tasa de
sedimentación; una radiografía regular de la espalda; y un electromiograma, el cual
consiste en la colocación de agujas finas en corrientes generadas por el músculo.

Para la mayoría de las condiciones en la espalda baja, el mejor tratamiento es tiempo y
reposo.

Comunmente se utilizan aspirina y relajantes musculares con el fin de aliviar el dolor al
detener el ciclo de dolor del espasmo asociado con el desgarre muscular.

La estirpación quirúrgica del disco se llama laminectomía.

4. Injecciones a los discos:

Se puede llevar a cabo el procedimiento terapeútico comocido como quimionucleolisis,
el cual consiste de la inyección de una sustancia que disuelven los fragmentos de los
discos herniados.

Este procedimiento comunmente los realiza un quiropracta. Específicamente este
procedimiento consiste en la manipulación rotativa de la espina dorsal o la aplicación
digital punzante y rápida (conocido como acupresión) con el propósito de colocar en su
lugar un disco malalineado, de manera que se pueda aliviar el dolor en la espalda baja.

Estas técnicas son utilizadas para tratar las condiciones de la espalda y ayudar en la
rehabilitación luego de una inatervención quirúrgica:

Se pueden prescribir ejercicios para fortalecer los músculos y deficiencias posturales.

Estas envían impulsos eléctricos a los músculos profundos, de suerte que se alivie el
dolor y mejore la movilidad.

Las técnica terapeúticas de ultrasonido envían vibraciones que llegan a las regiones
profundas dentros de los tejidos musculares.

El Masaje puede ayudar a aumentar la circulación en los tejidos afectados y relajar
los músculos.

La mayoría de los ejercicio para la espalda baja enfatizan el fortalizamiento de los
músculos abdominales y estiramientos de los músculos de la espalda.

El principio básico a seguir para poder mantener una buena postura es evitar las
posiciones de hombros caídos con desviación en la espalda (formando una cifosis
["joroba"]). Esto se adquiere al enderezar la espalda baja en la región lumbar. Los
delineamientos/recomendaciones a seguir para mantener una buena postura se enumeran
a continuación:

a. Una buena posición para dormir, la cual consisten en recostarse sobre su costado (de
lado), con las caderas y rodillas dobladas en una posición fetal.

b. Los desgarres de la espalda puden aliviarse al apoyar un pie sobre un banquillo.

c. En la posición sentada, mantener las rodillas máa alto que el nivel de las caderas.

d. Los calzados con talones altos peligrosamente inducen un malalineamiento de la espina
dorsal, lo cual ocasiona una inclinación de la pelvis y, consecuentemente, una
condición de hiperlordosis lumbar (curvatura excesiva en la región de las vértebras
lumbares).

e. Observar su peso corporal. El añadir peso graso alrededor de su cintura aumenta el
estrés sobre los músculos que apoyan/sostienen la espalda.

Se denomina hepatopatía alcohólica o etílica a la enfermedad hepática producida por el consumo excesivo de alcohol. No se trata de un único cuadro clínico, sino que pueden presentarse varias modalidades dependiendo de la cantidad de alcohol consumida, el tiempo durante el que se consuma y la susceptibilidad individual. Esquemáticamente hay tres grandes cuadros de enfermedad hepática producida por alcohol que, de menor a mayor, gravedad son: la esteatosis hepática alcohólica, la hepatitis alcohólica y la cirrosis etílica. En muchos pacientes aparecen las tres de manera consecutiva a lo largo de los años.

La esteatosis hepática etílica se produce por la ingestión excesiva de alcohol en un período que oscila entre semanas y, a veces, años. Consiste en un acúmulo de grasa en el hígado, a consecuencia de las alteraciones metabólicas que produce el alcohol. El paciente no tiene síntomas, frecuentemente cursa sin alteraciones analíticas y no afecta a la función hepática. Es reversible con el cese del consumo de alcohol. Algunos pacientes, aunque continúen consumiendo alcohol no desarrollan formas más graves de la enfermedad mientras que otros evolucionan hacia los otros dos cuadros.

La hepatitis alcohólica es un cuadro de evolución subaguda. Se considera que debe consumirse alcohol en cantidad excesiva al menos durante 5 años para llegar a desarrollar este cuadro. Es mucho más grave que la esteatosis. El paciente suele tener síntomas, existen alteraciones analíticas hepáticas y se afecta la función hepática. La gravedad es variable. Si cesa el consumo de alcohol, la enfermedad puede curarse, pero hay pacientes que fallecen y otros que pasan al tercer tipo de cuadro.

La cirrosis etílica consiste en la alteración de la estructura del hígado por los procesos de cicatrización (fibrosis) producidos en el hígado por efecto del consumo de alcohol, en general durante muchos años. Es irreversible. Aunque algunos pacientes están asintomáticos en las fases iniciales de la enfermedad, muchos tienen síntomas. Se producen alteraciones analíticas y se deteriora la función hepática. Muchos pacientes acaban falleciendo a consecuencia de la enfermedad.

La causa es el consumo excesivo de alcohol. En general se considera que un consumo superior a 80 gramos de alcohol al día en los varones y a 50 gramos en las mujeres es nocivo para el hígado y puede ser suficiente para que, con el paso del tiempo, aparezcan todas las enfermedades reseñadas en el apartado anterior.

Calcular los gramos de alcohol que una persona consume al día es muy fácil. Basta conocer la graduación de la bebida, la cantidad consumida y que la densidad del alcohol es de 0,80 gramos por centímetro cúbico. La graduación de una bebida es el porcentaje de alcohol que contiene con respecto al volumen total y,obligatoriamente, debe ir especificado en el envase de la bebida con el signo º (grados) al lado. La cerveza tiene entre 4 y 6 º, por lo tanto, un litro de cerveza tendrá entre 40 y 60 c.c. de alcohol. En el caso de un vino de 13º el contenido de alcohol será de130 c.c. por litro y, si se trata de un licor de 40º, un litro contendrá 400 c.c. de alcohol. Para calcular la cantidad de alcohol (en gramos) basta con multiplicar los c.c. de alcohol por su densidad, es decir 0.8. Por ejemplo, si una persona consume un litro de vino de 13º al día, el cálculo será el siguiente: 130 x 0.8 = 104 gramos de alcohol. Un factor a tener en cuenta es el tiempo de consumo. Como orientación, se considera que debe consumirse excesiva cantidad de alcohol al menos durante 5 años para que se produzca daño hepático grave. No todas las personas que consumen alcohol en cantidad excesiva desarrollan enfermedad hepática grave. Hay un componente de susceptibilidad individual, aún no identificable, que hace que con la misma ingestión de alcohol unas personas desarrollen cirrosis y otras solamente esteatosis. No obstante, debe tenerse en cuenta que personas que no desarrollan enfermedad hepática pueden tener afectación grave por el alcohol de otros órganos tales como cerebro, páncreas, corazón o nervios periféricos.Hay que tener en cuenta que para desarrollar enfermedad hepática por alcohol no hace falta llegar a la ebriedad. Hay muchas personas que nunca llegan a ese punto y sencillamente consumen alcohol en las comidas y/o de modo «social» y que llegan a desarrollar cirrosis etílica.

La esteatosis es siempre asintomática. Es detectable mediante ecografía hepática y el diagnóstico de certeza es por biopsia hepática. Muchos pacientes con daño hepático por alcohol, incluyendo a la esteatosis, tienen elevada en sangre una sustancia de origen hepático, la gamma-glutamil-transpeptidasa (GammaGT ó GGT), que es el marcador bioquímico más precoz de consumo excesivo de alcohol.

La hepatitis alcohólica grave suele cursar con síntomas de enfermedad general tales como cansancio, falta de apetito, malestar digestivo, dolor en el lado derecho del abdomen y, a veces, fiebre. Además pueden observarse datos más típicos de enfermedad hepática como color amarillo de la piel (ictericia), orina de color oscuro, acúmulo de líquido en el abdomen (ascitis) y alteraciones de la coagulación, entre otras. Algunos de estos pacientes fallecen por deterioro progresivo de la función hepática o por complicaciones, sobre todo infecciosas.

Hay pacientes que presentan hepatitis alcohólica de menor intensidad que permanecen asintomáticos o con síntomas como los descritos pero más leves, aunque el daño hepático es progresivo y muchos acaban desarrollando cirrosis.

La cirrosis puede ser asintomática en sus fases iniciales. Posteriormente da síntomas generales o se manifiesta por sus complicaciones: color amarillo de la piel (ictericia), hemorragia digestiva, acúmulo de líquido en el abdomen (ascitis), cambios en la conducta y en el nivel de consciencia y desnutrición, fundamentalmente. Además los pacientes pueden tener síntomas derivados de la toxicidad del alcohol en otros órganos.

El médico realiza el diagnóstico basándose en la historia de consumo de alcohol, la exploración física, análisis hepáticos, ecografía abdominal y, en muchos casos, es necesaria la realización de una biopsia hepática para obtener el diagnóstico definitivo.

Conclusion. Alcohol abuse causes serious health damages. Tax raises to alcohol, along with other policies, could reduce harmful alcohol consumption and its associated mortality.

Key words: alcohol drinking; traffic accidents; alcoholic livercirrhosis; mortality; taxes; Mexico.

En 2008, cerca de dos terceras partes de las muertes en el ámbito global, 36 millones, fueron causadas por enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), principalmente enfermedades cardiovasculares (48%), cáncer (21%), enfermedades respiratorias crónicas (12%) y diabetes (3%). 1

Los principales factores de riesgo comunes que causan las ECNT son el consumo de tabaco, una dieta poco saludable, inactividad física y el abuso del alcohol. Se estima que aproximadamente 3.2 millones de personas mueren al año a causa del abuso en el consumo de alcohol, lo que significa 3.8% del total de muertes por enfermedades crónicas. 1 Su consumo está asociado con un mayor riesgo de sufrir lesiones no intencionales, 2 lesiones por violencia física, 3 conductas sexuales riesgosas, 4 cáncer de mama, 5 pérdida de productividad, 6 problemas familiares, conductas de riesgo y deterioro cognoscitivo en edades avanzadas. 7 En México, la cirrosis hepática –una de las principales enfermedades atribuibles al abuso del alcohol– es la cuarta causa de muerte. 8

Este documento tiene como objetivo analizar la evolución en la prevalencia del consumo de alcohol, el consumo total en el país, su relación con colisiones, lesiones y muertes en accidentes de tránsito, así como su impacto en la mortalidad por enfermedades crónicas (enfermedad alcohólica del hígado y cirrosis hepática). También se discuten los beneficios de la implementación de la política fiscal en México.

El consumo de alcohol se analizó a partir de la Encuesta Nacional de Salud (ENSA) 2000 9 y las Encuesta Nacionales de Salud y Nutrición (ENSANuT) 2006 10 y 2012, 11 ambas tienen un diseño muestral probabilístico, polietápico y por conglomerados que permite evaluar el estado de salud y nutrición de la población mexicana. En el año 2000, tuvo una muestra de 21 390 adolescentes y de 45 294 adultos, que representaron a 22.1 y 51.6 millones de personas respectivamente. Para 2006, la ENSANuTutilizó una muestra de 25 056 adolescentes y 45 241 adultos, lo que equivale a una población expandida de 22.9 y 59.9 millones, de forma respectiva. En 2012, la muestra de adolescentes fue de 21 509 y de 46 277 para adultos, equivalente a una población expandida de 22.8 y 69.9 millones de personas, respectivamente. El análisis estadístico se llevó a cabo con el paquete estadístico SPSS Statistics 20, considerando el diseño muestral.

El consumo de alcohol entre los adolescentes (de 10 a 19 años) se definió como la ingesta de una bebida alcohólica de forma diaria, semanal, mensual u ocasional en el último año. En los adultos (20 años o más) fue definido como el consumo diario u ocasional.

El abuso de alcohol entre los adolescentes y adultos se definió, en el caso de los hombres, como el consumo de cinco copas o más por ocasión; en el caso de las mujeres como el consumo de cuatro copas o más por ocasión.

Las estimaciones de mortalidad se obtuvieron a partir de la base de datos de mortalidad de la Dirección General de Información en Salud (DGIS). 12 Las muertes fueron categorizadas de acuerdo con la Clasificación Internacional de Enfermedades décima revisión (CIE 10).

Para efectos del análisis de mortalidad atribuible se seleccionaron los casos de mortalidad ocurridos en el grupo de edad mayor de 20 años, atribuibles directa e indirectamente al consumo de alcohol de acuerdo con la metodología empleada por los Centros para el Control y la Prevención (CDC) 13 de Enfermedades de Estados unidos que incluyen la enfermedad alcohólica del hígado y cirrosis (CIE 10: k70.0-k70.4, k70.9 como causas directas y CIE 10: k74.3-k74.6, k76.0, k76.9 como causas indirectas). Para estimar la mortalidad atribuible, se utilizó la fracción atribuible poblacional estimada por Acosta y colaboradores. 14

La tasa de colisiones de tránsito fatales en las que se registró la presencia de aliento alcohólico en el conductor responsable se calculó a partir de las estadísticas de accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas y suburbanas, presentadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) 15 y las proyecciones de población de 2005 a 2050 elaboradas por el Consejo Nacional de Población (Conapo). 16

El porcentaje de lesionados en eventos de tránsito con algún nivel de alcohol y de fallecidos por esa causa se calculó a partir de registros del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de las Adicciones (Sisvea), a cargo del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades, 17 el cual recaba información de 158 puestos centinela de Servicios de urgencias hospitalarios y de 22 Servicios Médicos Forenses (Semefo) del país.

También se estimó el porcentaje que reportó estar bajo los efectos del alcohol del total de personas que manifestaron haber sufrido daños a la salud como resultado de un evento de tránsito durante el año previo a la entrevista de la ENSANuT 2006 y 2012. En la ENSANuT2006 este dato sólo se indagó en los adolescentes.

El consumo agregado de alcohol para el país se calculó sumando la producción nacional y las importaciones netas. Sólo se consideró el consumo de cerveza, pues es la bebida alcohólica que más se consume en el país. El volumen de producción mensual de cerveza se obtuvo de la Encuesta Industrial Mensual 18 y de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera, 19 ambas a cargo del INEGI. Las importaciones mensuales netas de cerveza se obtuvieron del Sistema de Información Arancelaria vía internet de la Secretaría de Economía. 20 El índice de precios de la cerveza se obtuvo del INEGI; este índice se dividió por el índice nacional de precios al consumidor para descontar el efecto de la inflación. 21

Prevalencia de consumo de alcohol

Según las encuestas nacionales de salud, entre los años 2000 y 2012 no se observa un cambio estadísticamente significativo en el porcentaje de adolescentes que consumen alcohol (24.8% en 2000 y 25% en 2012). En 2012, 28.8% de los adolescentes y 21.2% de las adolescentes refirió consumir alcohol. No se observaron cambios en el consumo por sexo respecto al año 2000 (cuadro I).

Menos de 1% de los jóvenes abusa del alcohol diariamente, 2.3% lo hace de manera semanal, 5.8% mensual y 7.2% ocasionalmente. Los adolescentes presentan mayor abuso de alcohol que las adolescentes (3.6% frente a 1.1% semanalmente y 7.6% frente a. 4.0% mensualmente, para hombres y mujeres, respectivamente).

Entre 2000 y 2012 se observa un aumento en el porcentaje de adultos que consumen alcohol (de 39.7% en 2000 a 34.1 en 2006 y a 53.9% en 2012, que implica una diferencia estadísticamente significativa). Entre los hombres, el consumo pasó de 56.1% en el año 2000 a 67.8% en 2012. El cambio también fue claro entre las mujeres, puesto que 24.3% de ellas consumía alcohol en 2000 y para 2012 este indicador se elevó a 41.3% (cuadro I).

El 1% de los adultos abusa diariamente del alcohol, 6.7% lo hace de manera semanal, 13% mensual y 21.1% ocasionalmente. Los adultos presentan un mayor abuso que las adultas, pues 1.6% de los hombres abusan diariamente, mientras que sólo 0.4% de las mujeres lo hace con esta frecuencia. Por otro lado, 12.4% de los adultos varones y 1.6% de ellas abusa del alcohol semanalmente; 22.2% de los hombres y 4.7% de las mujeres abusan del alcohol mensualmente.

Colisiones fatales, lesiones y muertes relacionadas con el consumo de alcohol

En el ámbito nacional, la tasa de colisiones fatales con presencia de aliento alcohólico del conductor, identificado como responsable, no presenta una amplia diferencia entre los grupos de edad de 12 a 19 años respecto a los de 20 años o más. Este hallazgo es relevante y contrasta con los resultados observados al final del periodo, cuando a partir de 2006 se observa un descenso de la tasa para el grupo de 12 a 19 años de 0.73 hasta 0.36 en 2010, mientras que para los mayores de 20 se observa un incremento en la tasa de 0.52 en 2006 a 0.7 en 2009 (figura 1).

En total, 8.4% (IC95% 5.2-13.3) de las personas que reportaron haber sufrido lesiones causadas por el tránsito durante el año previo a la ENSANuT 2012 11 reportó estar bajo el influjo del alcohol al momento de la colisión. En los adolescentes este porcentaje correspondió a 5.9% (IC95% 3.2-10.5), ligeramente mayor a lo documentado en la ENSANut 2006 (3.1%, IC95% 1.3-7.4). 10 En los adultos el autor reporte de alcohol al momento de sufrir lesiones causadas por el tránsito fue de 9.2% (IC95% 5.315.7). 11 En general, los hombres reportaron un porcentaje mayor comparado con las mujeres.

Del total de 6 331 lesionados en el tránsito que fueron captados de 2000 a 2011 por el Sisvea-urgencias, 17 9.2% se reportaron con aliento alcohólico. En adolescentes este porcentaje fue 8.1% mientras que en adultos ascendió a 9.8%. Por otro lado, el Sisvea-Semefo; 17 documentó que en 23% (6 518 de 28 340) del total de autopsias realizadas a personas que murieron por lesiones de tránsito entre 2000 y 2011 se encontró la presencia de alcohol; 20.4% en adolescentes y 24.4% en adultos (figura 2).

Mortalidad por enfermedades hepáticas relacionadas con el consumo de alcohol

La mortalidad atribuible a enfermedades hepáticas relacionadas con el consumo de alcohol presenta una tendencia constante entre 2000 y 2010 y se sitúa en 18 192 en promedio por año. La mortalidad en hombres por esas causas es casi cinco veces mayor que la mortalidad en mujeres (14 868 muertes anuales en promedio para los hombres y 3 322 para las mujeres) (figura 3). Esta diferencia por sexo se mantiene durante el periodo.

Consumo nacional de alcohol, impuestos y precios

Actualmente se consumen en México cerca de 75 litros de cerveza al año por adulto. Aunque en el último par de años se observa una reducción en el consumo, en años previos éste aumentó. De esta manera, el consumo en 2011 es similar al que existía en 2003 (figura 4). Los aumentos al inicio de la década pasada coinciden con reducciones en el precio de la cerveza mientras que las reducciones recientes se relacionan con aumentos en el mismo. Esto sugiere que los incrementos en los impuestos a las bebidas alcohólicas podrían ser una herramienta importante para reducir su consumo.

Los resultados de este análisis muestran que la prevalencia de consumo de alcohol en México entre 2000 y 2012 en adolescentes se mantuvo estable con un incremento importante en los adultos. El 8.4% de la población con lesiones de tránsito estaba bajo los efectos del alcohol al momento de lesionarse. Entre 2000 y 2011, 9.2% de los lesionados en accidentes de tránsito atendidos en servicios de urgencias tenían aliento alcohólico y 23% de los fallecidos por esa causa tenían alcohol en sangre. La mortalidad por enfermedad alcohólica del hígado y cirrosis hepática atribuible al consumo de alcohol se mantuvo, alrededor de 18 000 muertes anuales en promedio, las cuales han permanecido sin cambios en la última década.

La Asamblea General de las Naciones unidas, realizada en septiembre de 2011 aprobó la Declaración Política de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General sobre la Prevención y el Control de las ECNT, 22,23 reafirmando todas las resoluciones y decisiones pertinentes aprobadas por la Asamblea Mundial de la Salud en relación con la prevención y el control de lasECNT. Esta asamblea subraya la importancia de que los Estados Miembros, incluido México, continúen haciendo frente a los factores de riesgo comunes a través de cinco intervenciones prioritarias: 1) Control del tabaco (la prioridad más urgente e inmediata); 2) Reducción del consumo de sal; 3) Mejoría en la dieta y actividad física; 4) Reducción del consumo peligroso de alcohol, y 5) Acceso a los medicamentos esenciales y la tecnología.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) insta a los países a promover la aplicación de la estrategia mundial para reducir el uso nocivo del alcohol, 24 reconociendo la necesidad de formular planes de acción intersectorial de nivel nacional y subnacional que consideren todas las políticas u opciones recomendadas. La estrategia está conformada por 10 esferas de acción relacionadas entre sí y consideran el liderazgo, concienciación y compromiso intersectorial, la respuesta de los servicios de salud, la acción comunitaria, las políticas y medidas contra la conducción bajo los efectos del alcohol que, de manera particular, busca reducir los niveles de alcohol en sangre permitidos legalmente para conducir un vehículo de motor al menos a 0.04g/dl para conductores adultos y tolerancia cero en menores de 21 años y conductores inexpertos. Todas las legislaciones deberán acompañarse del estricto cumplimiento y la correcta vigilancia. 25

Las otras esferas están orientadas al control de la disponibilidad de alcohol, el mercadeo de las bebidas alcohólicas, las políticas de precios, la mitigación de las consecuencias negativas del consumo de alcohol y la intoxicación etílica, la reducción del impacto en la salud pública del alcohol ilícito y el alcohol de producción informal.

cual es mejor la cialis o el viagra

Es cierto que la investigación ha demostrado que el consumo moderado del alcohol puede tener ciertos beneficios. El consumo moderado sería una copa de vino al día o dos cervezas.

Por tanto, lo que no tiene ningún beneficio es el alcoholismo, es decir, el consumo frecuente y en exceso. Aunque me centraré más en los beneficios en otro artículo, uno de los beneficios del consumo moderado es la longevidad.

En 2010, un estudio a largo plazo en población de la tercera edad, confirmó los efectos beneficiosos de beber moderadamente. Tanto los abstemios como los alcohólicos, mostraron un incremento de la tasa de mortalidad del 50% sobre los bebedores moderados.

Otros estudios con animales han encontrado un incremento de longevidad con la exposición a varios tipos de alcohol.

Como mencioné en un artículo que escribí sobre la cerveza, lo recomendable es 2 vasos al día.

Otros posibles beneficios demostrados en investigaciones han sido (con consumo moderado, con consumo excesivo los beneficios se convierten en perjuicios):

Cuando un conjunto de personas no obtiene de su medio físico la satisfacción de las necesidades en el orden material, sufre consecuencias que se expresan en el orden médico; tenemos allí una "población enferma". Cuando estas necesidades insatisfechas operan en el orden social, nos encontramos con una "sociedad enferma". A este tipo de patologías se las engloba dentro de lo que se llaman enfermedades sociales.

Estas enfermedades son producto de la crisis que vive una sociedad. En la actualidad, nos encontramos con una sociedad materialista, consumista e individualista en la que se han trastocado los valores. Esta "era del vacío" es la generadora de enfermedades, en donde el sujeto no encuentra salidas sanas y busca válvulas de escape en el alcohol, las drogas y muchas otras formas de autoagresión.

Entre las enfermedades sociales describiremos:

Es una enfermedad que supone una intoxicación con alcohol etílico en forma prolongada y habitual y una dificultad para dejar de beber.

Durante los períodos de intoxicación se presenta un deterioro de la actividad y un aumento de la irritabilidad y de la agresividad.

Esta enfermedad comienza con un exceso en la ingesta de alcohol. La tolerancia significa que la persona se va acostumbrando a beber cada vez más y necesita ir aumentando la cantidad para obtener los mismos efectos a medida que pasa el tiempo. Durante este proceso, el individuo puede seguir haciendo su trabajo sin que nadie note que ha bebido.

La dependencia psicológica se manifiesta en:

* Predominio de beber por encima de otras actividades.

* La bebida ocupa el primer plano en la vida del sujeto; el resto (familia, trabajo, recreación, etc.) ocupa un lugar secundario.

* Compulsión a beber, sin poder parar. En este momento no se da cuenta de que ya no controla la ingesta de la bebida, ya no puede detenerse y fracasa en cada uno de sus intentos de dejar de beber. Si consigue abandonar la bebida lo hace por un corto período, los síntomas de la abstinencia se presentan rápidamente y hay muchas probabilidades de que vuelva a beber.

* La máxima manifestación de la dependencia la representa la abstinencia. Esta se manifiesta a través de un malestar general, sensación de desazón, anhelo de beber, temblor de manos, vómitos, mareos, etc. que se calman con la primera gota de bebida. El delirium tremens es un estado psicótico agudo producido tras un cuadro de abstinencia repentina. Este cuadro comienza con un período de ansiedad, inquietud, incoordinación motora y finalmente, delirios y alucinaciones. (vive como si soñara despierto, se siente perseguido por animales e insectos). Esta sugestión lo lleva a sentir que su habitación se agrieta, el techo se derrumba; a estas sensaciones se le agregan: aumento de tensión, de la presión arterial, temblores, deshidratación; hasta que finalmente cae al suelo, presentando un cuadro del tipo epiléptico.

Un problema habitual del alcohólico es que no reconoce serlo. Las consecuencias que produce el exceso de alcohol son: trastornos en el sueño (que van desde insomnio hasta pesadillas), gastritis, pérdida del apetito, anemia, agitación, hipertensión, trastornos hepáticos y sexuales, epilepsias de origen tardío.

Entre los factores psicológicos encontramos: episodios de confusión, pérdida de la memoria, sensación de que la gente lo mira mal, que no lo comprende, dificultades para mantener relaciones estables (pareja, hijos, amigos, compañeros de trabajo)

Algunos factores sociales que se observan en el comportamiento del alcohólico son: desavenencias conyugales, violencia, accidentes en la carretera, pérdida del empleo por marcados ausentismos; en casos límites se ha observado el vagabundeo y el suicidio.

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, cuando su concentración en la sangre se eleva, puede producir depresión y paros respiratorios y por este camino, la muerte.

Los jóvenes que consumen alcohol tienden a deshinibirse y a ejecutar acciones que habitualmente les avergonzarían: cortejar a una chica, entablar un diálogo o enfrentar una situación difícil. En un primer momento el alcohol actúa como euforizante, da coraje, reduce tensiones, etc. pero su efecto posterior es inverso, provocando estados de tristeza, ansiedad y depresión. El uso y abuso del alcohol se asocia con problemas emocionales y sociales, aunque los hijos de padres alcohólicos tienen una alta predisposición genética al consumo.

El alcoholismo es una enfermedad que no se cura, pero sí se rehabilita. El tratamiento consiste en dietas de desintoxicación y especialmente terapias individuales y grupales tanto para el enfermo como para su grupo familiar, ya que todo alcohólico está inmerso en una familia que necesita ayuda.

Droga es toda sustancia capaz de alterar el organismo y su acción psíquica la ejerce sobre la conducta, la percepción y la conciencia. La dependencia de la droga es el consumo excesivo, persistente y periódico de toda sustancia tóxica.

Existen cuatro características que definen la dependencia de la droga:

1- A medida que la droga se incorpora en el organismo, se genera un fenómeno biopsicológico denominado tolerancia: las células se adaptan y se acostumbran a funcionar con drogas. El adicto siente intensa necesidad de la droga y se altera cada vez más cuando se ve privada de ella. Utiliza cualquier medio para obtenerla.

2- El adicto se vuelve cada vez más tolerante a la droga y debe aumentar la dosis progresivamente para producir los mismos efectos que al principio. De esta manera se va generando una dependencia física.

3- En la mayoría de los casos el adicto se torna dependiente de la sustancia, a tal punto que la suspensión repentina de la misma produce síntomas de abstinencia (igual que el alcohólico). El uso prolongado de la droga ocasiona cambios fisiológicos del sistema nervioso que llevan a su deterioro. Las células del tejido nervioso (neurona) no se regeneran. La droga produce la muerte de dichas células, por lo tanto el daño neurológico es irreversible.

4- En última instancia, el drogadicto, la sociedad o ambos, sufren sus efectos.

Veamos en el siguiente cuadro los tipos de drogas:

Comentarios: 0 | julio 25th, 2014

A pesar de que el consumo y el abuso de sustancias ha aumentado en las últimas décadas, los recursos que se destinan para acabar con este problema son mucho menores que en el caso de otras enfermedades.

Las personas que abusas del alcohol y otras drogas enferman con mas frecuencia y más gravemente que aquellas que no consumen. El consumo de sustancias se ha relacionado con una mayor probabilidad de padecer cáncer; problemas de hígado, estómago, pulmón, piel y sistema urinario; daño cerebral y convulsiones; VIH, hepatitis, tuberculosis y problemas de salud mental. Así, las drogas son la quinta causa de muerte en el mundo. Además es más probable que las personas adictas tengan una mala alimentación, lo que aumenta las posibilidades de padecer cualquiera de las enfermedades arriba mencionadas.

Por otro lado, las personas dependientes sufren con mayor frecuencia lesiones y muertes debidas a accidentes. Esto se debe a que bajo el efecto de las sustancias se toman malas decisiones o riesgos innecesarios que llevan a perder el control.

También son más probables las relaciones sexuales sin protección, con los riesgos de embarazo no deseado y enfermedades de transmisión sexual que esto conlleva.

El consumo de sustancias es especialmente peligroso en las siguientes situaciones:

  • Personas que manejan máquinas o herramientas peligrosas.
  • Mujeres embarazadas o que dan el pecho.
  • Personas que cuidan de niños pequeños.
  • Personas que toman fármacos para el dolor, para dormir, anticonvulsivos o antipsicóticos.
  • Personas con problemas de hígado o riñones.

Las enfermedades del sistema circulatorio son la principal causa de muerte en el mundo, según índices de la OMS. Provocando la muerte de más de 17 millones de personas al año. Y no precisamente en personas de edad avanzada, ya que más de la mitad frecuentan tener menos de 70 años.

El sistema circulatorio está compuesto a su vez por el sistema cardiovascular y el linfático. Incluyendo entonces entre sus estructuras al corazón, las arterias, las venas, la sangre, los capilares sanguíneos, la medula ósea, los órganos linfáticos, entre otros. Por lo tanto es el único encargado de la circulación y distribución de la sangre en todo el cuerpo.

A través de la sangre y la linfa, el aparato circulatorio se encarga de mantener las células del cuerpo dotadas de nutrientes esenciales y de oxígeno. Para que estas a su vez, realicen correctamente sus funciones. Además, tiene la capacidad de activar y mantener el sistema inmunológico.

Las principales causas de las enfermedades el sistema circulatorio yacen en el sedentarismo, la alimentación desbalanceada y los malos hábitos como el consumo excesivo de tabaco, alcohol y otros químicos. Lo que termina originando trastornos letales, como la aterosclerosis y la arteriosclerosis, los ataques al corazón, la hipertensión, la insuficiencia cardíaca, las arritmias, los dolores en el pecho, etc.

¿No te gusta leer? ¡Mira el video, te lo explicamos brevemente!

Estas son las enfermedades del sistema circulatorio más comunes, los síntomas y sus tratamientos.

La insuficiencia cardíaca es una afección directa del corazón, que consiste en el bombeo insuficiente de sangre.

Sucede cuando las bombas alojadas en el corazón, que están encargadas de distribuir sangre al resto de los órganos, comienzan a fallar. Lo que produce una acumulación de sangre en los pulmones y en las venas.

Los síntomas son distintos dependiendo de qué lado del corazón deja de bombear. En el caso del lado izquierdo, este va asociado con la sangre que va a los pulmones. Por lo que si falla la persona presenta disnea o dificultad para respirar.

Y en el caso del lado derecho, hablaríamos del bombeo al resto de las venas sanguíneas. Causando así la hinchazón de la venas, arritmias cardíacas la retención de liquido e hinchazón en las extremidades y abdomen.

El tratamiento para la enfermedad consiste en la visita periódica al médico, al menos cada 5 meses. También se aconseja reducir el consumo de sal, controlar el peso corporal, eliminar el consumo de tabaco, dormir lo suficiente y reducir la ingesta de alcohol.

Comúnmente llamado ataque al corazón o paro cardíaco, constituye una lesión del miocardio por la llegada insuficiente de sangre.

Lo que se conoce como miocardio, son los músculos del corazón encargados del bombeo de sangre. El paro cardíaco ocurre cuando las arterias coronarias se obstruyen y producen la muerte del tejido muscular.

La obstrucción puede estar generada por coágulos de sangre o colesterol. Dando como resultado, que el tejido cardíaco no reciba suficiente oxígeno, muera y se ponga rígido, siendo incapaz de contraerse y bombear sangre.

El tratamiento inmediato para un ataque al corazón incluye la intervención médica. Lo que puede significar que el paciente viva o muera si no se realiza a tiempo. Ya que por esta vía se busca la salvación de la mayor cantidad de tejido muscular. Esto es posible mediante la administración de oxígeno y medicamentos para disolver los coágulos de sangre.

En casos extremos se recurre a una cirugía de corazón abierto para destapar las arterias bloqueadas.

La hipertensión arterial es tal vez la más frecuente entre las enfermedades del sistema circulatorio. Esta caracterizada por el aumento en la presión sanguínea, y ocurre más que todo en personas de edad avanzada. Siendo más frecuente en hombres que en mujeres.

Los niveles de presión arterial normal van de 120/80 mm/Hg, significando 120 mm/Hg de presión sistólica y 80 en presión diastólica. Siendo la presión sistólica y diastólica, la máxima y la mínima presión ejercida en las arterias respectivamente. Ambas evidenciadas durante el proceso de bombeo y contracción del corazón. Por lo que si los niveles de presión son superiores a los normales, se considera hipertensión arterial.

El tratamiento para la hipertensión consiste en un control y un monitoreo constante de la presión. Una vez detectada, hace falta mantener hábitos saludables para su prevención y control. Como por ejemplo, una dieta balanceada; ejercicio constante; peso corporal adecuado; abandono de hábitos nocivos como el cigarrillo y la ingesta de medicamentos que normalicen los niveles de tensión arterial.

La aterosclerosis consiste en la obstrucción de las arterias por los niveles elevados de colesterol. Lo que ocasiona el endurecimiento y la pérdida de elasticidad en las mismas. Y por ende, el flujo sanguíneo deja de ser óptimo, generando hipertensión, ataques cardíacos, fatiga muscular y en casos severos la muerte.

Los tratamientos de carácter preventivo incluyen la mejoría en los hábitos alimenticios, reduciendo el consumo de colesterol. También existen alternativas para aliviar los síntomas, como los medicamentos para bajar la tensión y prevenir que se formen coágulos en la sangre.

Al ser causada por la cantidad excesiva de colesterol en la sangre, la enfermedad es más común en personas obesas. Al igual que la mayoría de las enfermedades del sistema circulatorio.

Aunque existen patologías como el caso de la hipertensión, que pueden estar ocasionadas por herencia familiar. Por lo que es recomendable siempre mantenerse en control con médicos especialistas, en caso de sospechar alguna anomalía.

  • Intentar no exceder el peso conveniente a la constitución física de cada uno de ellos.
  • Realiza ejercicio: Te ayudará a mantener un peso equilibrado y por supuesto ayudará a reducir el colesterol dentro de tu cuerpo.
  • Nada de drogas: Fumar, consumir drogas o ingerir bebidas alcohólicas puede llegar a ser muy perjudicial para nuestra salud en general, por lo que la recomendación es ¡no hacerlo!.
  • No utilizar jeringuillas no descartables.
  • Seguir una dieta alimenticia pobre en grasas sobresaturadas y rica en frutas y verduras.
  • Eludir las emociones fuertes, el nerviosismo excesivo, estrés o ansiedad.

Cada vez los números son mayores en las personas con problemas de circulación en la sangre y por tanto propensas a enfermedades que incluso pueden llegar a ser mortales. Y uno de estas causas es la falta de cultura y disciplina alimenticia. Además algunas empresas nos han hecho mucho daño con productos demasiado procesados. Lo ideal es llevar una dieta balanceada y rico en alimentos naturales, como los siguientes:

  1. Jengibre
  2. Limón
  3. Jitomates
  4. Manzana
  5. Curcuma
  6. Chile
  7. Frutos secos y semillas
  8. Naranja

Gracias al alto contenido de vitaminas y minerales de estos alimentos, nos ayudarán a mantener una salud general en óptimo estado. Además, gracias a ser increíbles antioxidantes mantendrán nuestro cuerpo limpio y libre de toxinas.

  • Fuente:OMS (2004)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts

Para asegurar la eficacia de las medidas deben considerarse los siguientes aspectos:

  1. La drogodependencia y las enfermedades mentales afectan con frecuencia a una misma persona.
  2. El tratamiento debe ser accesible para todo aquel que lo necesite.

Mayor incidencia de procesos infecciosos.

Para determinar o predominio da doenca hepatica alcoolica e alguns fatores de risco em pacientes que frequentam o ambulatorios de Barquisimeto, Estado Lara, foi realizado a pesquisa com 268 sujeitos, dentre 18 e 65 anos de idade, de ambos os sexos e sem patologias hepaticas previas. O predominio geral da doenca hepatica alcoolica foi 3,7 %; o predominio da doenca hepatica alcoolica nao-cirrotica foi 2,2 %; A doenca hepatica alcoolica nao-cirrotica com suspeita de cirroses representou o 1,12 % e a doenca hepatica alcoolica cirrotica 0,38 %, os doentes foram na maior parte homens. Nos consumidores de alto risco, os resultados se triplicaram. Em resumo, o predominio da doenca hepatica alcoolica e doenca hepatica alcoolica cirrotica foi superior as descobertas internacionais, devido a elevada frequencia de consumo de alto risco. Se requerer de estudos analiticos de observacao para confirmar a primeira hipotese, assim como tambem, os resultados relacionados com o alto risco predominante em homens com relacao as mulheres.

Palavras Chave: Predominio. Alcool. Risco. Doenca hepatica.

El consumo de alcohol puede incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades y aumentar la mortalidad de quienes lo ingieren. En tal sentido, al categorizar dicho consumo se pueden establecer los niveles de ingesta relacionados o no con el incremento de la morbi-mortalidad de los consumidores. El Instituto Nacional de Abuso del Alcohol y Alcoholismo de Estados Unidos considera que un consumo de alcohol moderado es aquel que no produce riesgos para tener problemas relacionados con el alcohol (1,2). Por otro lado, este mismo instituto considera el consumo en riesgo como la ingesta de alcohol que excede el limite de seguridad para prevenir problemas o tambien como el consumo de alcohol en situaciones riesgosas y en ausencia de problemas actuales relacionados con la ingesta de esa droga, sean estos de salud, laborales, familiares y/o sociales (1,2). Desde la decada de los 70 se ha demostrado que el riesgo de enfermedad hepatica alcoholica (EHA) esta determinado no solo por la cantidad de alcohol consumido, sino tambien, por la duracion de la ingesta. Una demostracion de tal asociacion fue presentada por Lelbach, citada por Mann y col. Este autor estudio 319 consumidores de alcohol en Alemania, a quienes calculo la duracion del consumo de alcohol y el promedio diario de la ingesta expresada en miligramos de alcohol por kilogramos de peso corporal por hora (mg/kg/h) (3). Lelbach encontro que aquellos con funcion hepatica normal tenian un consumo de 90 mg/kg/h durante un promedio de 7,7 anos. El higado graso no complicado se presento en aquellos que tenia un consumo de 109 mg/kg/h durante 7,8 anos, la hepatitis alcoholica cronica se presento con una ingesta de 125 mg/kg/h durante 11,9 anos y la cirrosis se presento en personas con un consumo de 147 mg/kg/h durante 17 anos (3). En este orden de ideas, Becker y col. mencionan que diversos estudios basados en evaluaciones retrospectivas de la ingesta de alcohol, en el momento de diagnosticar el compromiso hepatico, han encontrado que el riesgo de desarrollar EHA se eleva con el incremento de las cantidades consumidas. Estos estudios han reportado que la minima ingesta de alcohol asociada con un riesgo elevado de dano hepatico oscila entre 40 a 80 gramos diarios, sin embargo, por la presencia de factores de confusion en su metodologia, la interpretacion de estos estudios ha originado muchas dudas. De igual manera, estas investigaciones no han permitido establecer el riesgo estratificado de EHA segun los niveles de consumo de alcohol (4). Las dificultades mencionadas en el parrafo anterior dieron paso a dos importantes investigaciones en los anos 90, una de cohorte prospectiva y la otra de corte transversal, en las cuales se utilizaron enfoques metodologicos diferentes pero complementarios, generando nuevos conceptos sobre la dosis y el riesgo de EHA en consumidores de alcohol. La primera de ellas fue la realizada por Becker y col., a partir del Copenhagen City Heart Study, el cual tuvo un diseno de cohorte prospectivo durante 12 anos, incluyendo 13 285 sujetos. Se demostro que el nivel de consumo de alcohol por encima del cual hubo riesgo de desarrollar EHA fue de 7 a 13 tragos semanales para mujeres (84 gramos o mas) y 14 a 27 tragos semanales para los hombres (168 gramos o mas). Tales calculos se realizaron tomando en consideracion que cada trago era equivalente a 12 gramos de alcohol. Se observo un incremento dosisdependiente en el riesgo relativo para desarrollar EHA, tanto en hombres como en mujeres, siendo mayor en estas ultimas (4). La segunda investigacion en cuestion fue un subestudio del Dionysos Study (5), en el cual Bellentani y col., en un total de 6 534 sujetos sin enfermedad hepatica viral, demostraron que el riesgo para desarrollar enfermedad hepatica cirrotica y no cirrotica se encuentra a partir de una ingestion de alcohol de por vida superior a los 100 kilogramos, para ambos sexos, esta cantidad corresponde a una ingesta 30 gramos de alcohol por dia, durante 10 anos (3,6). Igualmente, ellos demostraron que tomar diferentes bebidas alcoholicas y hacerlo fuera de las comidas incrementan el riesgo de desarrollar dano hepatico, riesgo que se acentuo a partir de los 45 anos de edad para la enfermedad hepatica alcoholica no cirrotica (EHANC) y a partir de los 50 anos para la enfermedad hepatica alcoholica cirrotica (EHAC) (6). Ante el riesgo de EHA que tienen los consumidores acentuados de alcohol, es importante conocer cual es la incidencia y/o prevalencia de esta enfermedad. En este orden de ideas, el Centro de Control de Enfermedades, citado por Mandayam S y col., realizo un estudio para documentar la incidencia de enfermedad hepatica cronica entre diciembre de 1998 y noviembre de 1999, encontrando que esta fue de 72,3 por 100 000 habitantes, siendo el 24 % de los casos ocasionados por el consumo de alcohol (7). Continuando con estudios epidemiologicos, MORALES A, ET AL Gac Med Caracas 301 Becker y col. en su estudio de cohorte sobre el riesgo de EHA, en 13 285 individuos, determinaron una incidencia general de EHA de 0,3 % por ano en hombres y 0,1 % por ano en mujeres. Para la EHAC la incidencia fue de 0,2 % por ano y 0,03 % por ano, para hombres y mujeres, respectivamente (4). Segun, Bellentani y col., la prevalencia de EHA en la poblacion italiana es de 1,13 %, siendo de 0,67 % para EHANC y de 0,46 % para EHAC, con una razon hombre/mujer de 9:1. En la poblacion que consume alcohol a niveles riesgosos, la prevalencia de EHA se incremento hasta 5,48 %, siendo de 3,26 % para la EHANC y de 2,22 % para EHAC. Finalmente, ellos establecieron que el alcohol ocasiona entre el 25 % y 65 % de las cirrosis en Italia y que esta enfermedad es 7 veces mas frecuente en alcoholicos que en no alcoholicos (6). Comparando esta prevalencia de cirrosis hepatica de 2,22 % con la encontrada por otros autores, se puede observar que no existe coincidencia entre ellas, ya que tales investigadores han reportado una prevalencia de cirrosis, en bebedores acentuados, entre un 10 % y 20 %. Cabe mencionar que estos ultimos porcentajes provienen de estudios retrospectivos, hecho que tambien ha generado dudas sobre tales resultados (8). En Venezuela no se han publicado estudios de prevalencia y/o incidencia de EHA y tampoco se ha investigado sobre los factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad. En tal sentido y considerando el abusivo consumo de alcohol que se observa en la poblacion venezolana, con las graves consecuencias que este habito ocasiona, se planteo desarrollar la presente investigacion con el objetivo de determinar la prevalencia de EHA y algunos factores de riesgo en consumidores de alcohol que consultan en los Ambulatorios (Centros de Atencion Primaria de Salud) de Barquisimeto. El alcance de este estudio reside en la posibilidad de sensibilizar a los entes encargados de dirigir la Salud Publica en Venezuela, para que inicien la aplicacion de medidas, colectivas e individuales, que disminuyan el consumo excesivo de alcohol en la poblacion y de esta manera, prevenir el desarrollo de EHA en cada una de sus formas.

Se trata de un estudio analitico de prevalencia, el cual se desarrollo siguiendo las normas del Comite de Bioetica del Decanato de Medicina de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), las cuales se basan en la Declaracion de Helsinki (1964, reformulada en 1975, 1983, 1989, 1996 y 2000) de la World Medical Association (9). Para determinar el tamano de la muestra se seleccionaron al azar 18 de los 37 Centros de Atencion Primaria o Centros Ambulatorios de Barquisimeto, Estado Lara. Seguidamente, se calculo el tamano de la muestra, utilizando el programa Epi. Info 2002, para lo cual se tomo en cuenta un nivel de confianza de 95 %, un error maximo admisible de 2,2 %, una prevalencia de enfermedad hepatica alcoholica de 1,13 % (6) y una poblacion de 846 pacientes, numero estimado de personas atendidas semanalmente en las consultas de cuidados del adulto en los centros de atencion primaria seleccionados (consulta preventiva en la cual se atienden sujetos aparentemente sanos quienes acuden para solicitar el certificado de salud). El tamano de la muestra quedo establecido en 260 sujetos, la cual se llevo finalmente a 268. En cada centro ambulatorio se seleccionaban entre 14 y 15 individuos, que cumplieran con los siguientes criterios de inclusion: consumidores de alcohol con edad comprendida entre 18 y 65 anos, de ambos sexos, que acudieran a las consultas de cuidados del adulto entre febrero de 2002 y marzo de 2006 y que aceptaran participar en el estudio a traves de un consentimiento informado. Esta seleccion se realizo por muestreo aleatorio simple a partir del registro de las personas que acudian a la consulta el dia de la visita al ambulatorio. Finalmente, de los 268 individuos estudiados, 141 fueron hombres y 127 mujeres. Se excluyeron aquellos pacientes con las siguientes condiciones: 1) No dieron su consentimiento para participar en el estudio, 2) sujetos que presentaran alguna enfermedad aguda y/o cronica no hepatica que requeria tratamiento prolongado, como diabetes mellitus, dislipidemias e hipertension arterial, 3) antecedentes de enfermedad hepatica cronica no alcoholica, 4) consumo de drogas hepatotoxicas diferentes al alcohol, 5) antecedentes de exposicion ambiental a toxicos, 6) indice de masa corporal mayor de 24,9 y menor de 18,5 kg/m2. De esta manera a las personas elegidas se les realizo una historia clinica para investigar el nivel de consumo actual de alcohol (bajo riesgo y alto riesgo para EHA), considerando un consumo de bajo riesgo, al consumo diario de alcohol de menos de 30 gramos, para ambos sexos, o el consumo semanal de menos de 84 gramos para las mujeres y de menos de ENFERMEDAD HEPATICA ALCOHOLICA Vol. 116, N¨¬ 4, diciembre 2008 302 168 gramos para los hombres, independientemente del tiempo de duracion de dicho consumo. Mientras que el consumo de alto riesgo se definio como un consumo superior a las cantidades establecidas en la definicion anterior, durante 10 anos o mas (3,4, 6). Igualmente, se determino la cantidad de alcohol consumida de por vida, los antecedentes familiares de EHA y el consumo dependiente mediante The Alcohol Use Disorders Identification Test (AUDIT) (10). Para determinar el volumen de alcohol consumido, se les presento un listado de todas las bebidas alcoholicas conocidas en el pais en cada una de sus presentaciones. La persona seleccionaba la bebida consumida indicando la frecuencia de su consumo, el numero de unidades consumidas por ocasion y el tiempo que llevaba consumiendo dicha bebida. Con esta informacion se calculaba el consumo de alcohol actual y el consumo de por vida expresados en mililitros (mL). Luego para transformar el volumen de alcohol consumido en gramos se aplicaba la siguiente formula. (5, 11): Gramos de alcohol = Grado alcoholico de la bebida x Volumen (mL) x 0,8 / 100 En los casos de personas consumidoras de varios tipos de bebidas alcoholicas, los calculos se hacian para cada tipo de manera independiente y finalmente se sumaban los resultados parciales para obtener el total de alcohol consumido en gramos, tanto para el consumo actual como para el consumo de por vida. Despues del interrogatorio se realizo el examen fisico y posteriormente la toma de una muestra de 10 cm3 de sangre venosa para la determinacion del volumen corpuscular medio, numero de plaquetas, transaminasas (TGO, TGP) y gamma glutamyl transpeptidasa (GGT). Complementariamente se practicaba ecosonograma hepato-biliar con un equipo Phillips CDR 2200 utilizando un transductor convex de 3,5 megahertz. Los sujetos con al menos una prueba de laboratorio alterada o con algun signo al examen fisico sugestivo de dano hepatico se clasificaron como sospechosos de tener EHA. Estos pacientes se sometieron nuevamente a las mismas pruebas y a otras adicionales, las cuales se especifican a continuacion: proteinas totales y fraccionadas, tiempo de protrombina y tiempo parcial de tromboplastina, fosfatasas alcalinas, glucemia basal, colesterol total y fraccionado, trigliceridos, anti-core (kit de ELISA marca Orgenics), antigeno de superficie del virus de hepatitis B (kit de ELISA marca Immulite) y anticuerpos contra virus de la hepatitis C (kit de ELISA marca Bio-Merieux). Una vez realizada la segunda evaluacion paraclinica, se consideraron sospechosos de EHAC aquellos pacientes con al menos dos de las tres categorias de alteraciones que se mencionan a continuacion: 1) Clinicas: aranas vasculares, ictericia, eritema palmar, ascitis, flapping, tremor, esplenomegalia. 2) De laboratorio: cuenta de plaquetas menor de 140 000 x mm3. 3) Ecosonograficas: bordes irregulares del parenquima hepatico, aumento de tamano del lobulo caudado, del lobulo izquierdo o de ambos; aumento de la ecogenicidad hepatica sin atenuacion del sonido, alteracion del detalle vascular, vena porta con diametro mayor de 14 milimetros, esplenomegalia y/o presencia de liquido libre en cavidad abdominal (ascitis). Todos estos criterios en presencia de glucemia y perfil lipidico normal, ademas de los marcadores virales negativos para hepatitis B y C (12-15). Seguidamente, a los pacientes con sospecha de EHAC, se les realizo endoscopia digestiva superior y si las condiciones clinicas neurologicas lo requerian se practicaba, adicionalmente, la determinacion de amonio en sangre. Los pacientes con varices esofagicas y/o evidencias clinicas y paraclinicas de encefalopatia hepatica se consideraron con EHAC. En aquellos sujetos con sospecha de EHAC pero sin la presencia de varices esofagicas y/o encefalopatia hepatica se planteo realizar biopsia hepatica a fin de confirmar el diagnostico, siempre y cuando no presentaran factores de riesgo para complicaciones hemorragicas y que el paciente aceptara dicho procedimiento. Los pacientes sin EHAC segun los criterios establecidos pero con niveles persistentes de TGO, TGP o GGT dos veces el valor superior normal, al menos en dos determinaciones con intervalo de 1 mes y con o sin esteatosis en el ecosonograma se clasificaron como portadores de EHANC (esteatosis y/o hepatitis). Todos estos criterios en presencia de glucemia y perfil lipidico normal, ademas de los marcadores virales para hepatitis B y C negativos (12-15). Finalmente, para el analisis de los datos se calcularon medidas de tendencia central y de dispersion, ademas de proporciones (%) mediante el programa SPSS version 10. Igualmente, se aplico el test de Fisher y se calcularon los riesgos relativos para cada factor estudiado con un intervalo de confianza de 95 %, mediante el programa Epi Info 2002.

De un total de 268 sujetos estudiados, 10 resultaron con EHA, lo que represento una prevalencia del 3,73 %. De ellos 6 reunieron los criterios para EHANC (2,23 %) y 4 resultaron sospechosos para EHAC. De estos cuatro pacientes con sospecha de EHAC, en uno se confirmo la presencia de varices esofagicas, lo cual junto a la presencia de ictericia, aranas vasculares y signos ecosonograficos de bordes irregulares del parenquima hepatico, aumento de tamano del lobulo izquierdo; aumento de la ecogenicidad hepatica sin atenuacion del sonido y alteracion del detalle vascular del parenquima hepatico, se considero con diagnostico definitivo de EHAC, representando una prevalencia de 0,38 %. En este paciente por encontrarse tiempo parcial de tromboplastina prolongado se considero de alto riesgo realizar biopsia hepatica, no obstante, la presencia de varices esofagicas junto a todos los hallazgos descritos fue determinante para considerarlo como portador de EHAC. En los tres sujetos restantes no se comprobo la presencia de complicaciones de cirrosis hepatica (varices esofagicas y/o encefalopatia hepatica) motivo por el cual estaba indicada la realizacion de biopsia hepatica, sin embargo, no se pudo realizar porque uno de ellos presentaba tiempo parcial de tromboplastina prolongado, lo cual fue considerado de alto riesgo para complicaciones hemorragicas y los otros dos pacientes no aceptaron la toma de muestra para el estudio histologico. De manera definitiva, de los diez pacientes con EHA, los cuales representaron una prevalencia de 3,73 %, solo en uno se pudo confirmar la presencia de EHAC (0,38 %), de los nueve restantes, seis presentaron EHANC (2,23 %) y tres se catalogaron como pacientes con EHANC con sospecha de cirrosis hepatica, representando una prevalencia de 1,12 % (Ver Cuadro 1). Al investigar la prevalencia de la EHA y sus tipos en los consumidores de alto riesgo (grupo que represento el 34,7 % de los consumidores de alcohol) se pudo evidenciar que dicha prevalencia resulto ser el triple de la prevalencia general (Ver Cuadro 1). El promedio de edad de los pacientes con EHANC fue de 51 ¡¾ 6 anos, siendo mayor en los que presentaban EHAC con sospecha de cirrosis quienes tenian un promedio de 54 ¡¾ 5 anos (ver Cuadro 2). El paciente con cirrosis tenia una edad de 56 anos (dato no mostrado). El sexo masculino predomino tanto en los pacientes con EHA como en cada uno de sus tipos (ver Cuadro 2).

Se encontraron diferencias estadisticamente significativas en cuanto a la presencia de EHA y EHANC entre los expuestos y los no expuestos a las siguientes variables: consumo de alto riesgo, consumo dependiente y consumo de por vida mayor de 300 kg en ambos sexos (ver Cuadro 3). El consumo de alcohol de por vida mayor de 300 kg, en ambos sexos, fue un factor de riesgo para EHA y EHANC. El consumo dependiente incremento significativamente el riesgo de padecer EHA. Finalmente, los antecedentes familiares de EHA no resultaron ser un factor de riesgo para ninguna de las formas de EHA. Para los demas casos no fue posible calcular el riesgo relativo por la ausencia de enfermos en los grupos no expuestos al factor o variable en estudio (ver Cuadro 3).

El abuso del alcohol ha sido considerado como una de las principales causas de enfermedad hepatica, manifestada en su maxima expresion como cirrosis. En paises como Italia se ha encontrado que el alcohol causa entre el 25 % y el 65 % de los casos de cirrosis (5). En Venezuela no se tienen datos sobre la prevalencia de la EHA en sus diferentes expresiones o manifestaciones. No obstante, los resultados de este estudio reportan una prevalencia general de EHA de 3,7 %, con 2,23 % para EHANC (esteatosis y/o hepatitis) y un 0,38 % para EHAC. Hubo un grupo de tres sujetos (1,12 %) que presentaron EHANC con sospecha de cirrosis, sin embargo, por diversos motivos no fue posible confirmar dicha sospecha. Al comparar estos resultados con los reportados por Bellentani y col. en el Dionysos Study (EHA 1,13 %, EHANC 0,67 % y EHAC 0,46 %) se puede afirmar que la prevalencia de la EHA y EHANC fue tres veces mayor, mientras que el porcentaje de EHAC fue muy similar al del estudio italiano (6). No obstante, este ultimo porcentaje podria ser mayor de confirmarse la cirrosis en el grupo con sospecha de esta enfermedad. Al investigar la frecuencia de consumo de alcohol de alto riesgo se encontro que 93 de 268 individuos (34,7 %) tenian ese nivel de consumo, porcentaje que fue superior al reportado por Bellentani y col. (6). En este grupo se encontro una prevalencia de EHA de 10,75 %, correspondiendo a la EHANC 6,45 %. Estos resultados duplicaron los obtenidos por Bellentani y col. quienes encontraron, en la poblacion en riesgo, una prevalencia de EHA de 5,48 % y de EHANC 3,26 %. En el caso de la EHAC, la prevalencia en consumidores de alto riesgo fue de 1,08 %, porcentaje superior al encontrado en todos los consumidores de alcohol, pero se mantuvo por debajo del reportado por Bellentani y col., en la poblacion consumidora de alto riesgo, el cual fue de 2,22 %. No obstante, esa prevalencia tambien podria duplicarse si se confirma la presencia de cirrosis en los pacientes con sospecha de tal enfermedad (6). Al analizar estos resultados, se puede senalar que los mismos podrian atribuirse al tipo de individuos estudiados, quienes por ser pacientes seleccionados en los ambulatorios de Barquisimeto, tendrian una mayor probabilidad de presentar enfermedades, entre ellas la EHA, en comparacion con la poblacion general. No obstante, para disminuir esa posibilidad se seleccionaron sujetos sanos quienes consultaban para solicitar el certificado de salud. Por tal motivo, la posibilidad de una sobreestimacion de la prevalencia de EHA es poco probable (6). Por otro lado, considerando la existencia de un mayor consumo de alcohol de alto riesgo en la poblacion estudiada, en comparacion con el consumo de alto riesgo encontrado por Bellentani y col. (6), parece logico pensar que este hecho sea la causa de la mayor prevalencia de EHA, encontrada en esta investigacion. Sin embargo, para confirmar tal aseveracion se requieren de estudios analiticos observacionales a nivel poblacional. En otro orden de ideas, los resultados de esta investigacion coinciden con los del Dionysos Study (6) en cuanto al predominio de sujetos masculinos con EHA (relacion 9:1), hallazgo que es explicable en parte, por la mayor frecuencia de consumo de alto riesgo entre los hombres estudiados (41,1 %), con respecto a las mujeres (15,7 %) (datos no mostrados). Esta situacion podria ser una nueva senal en contra de los postulados de estudios previos que afirman que el sexo femenino es mas susceptible de desarrollar EHA (16,17). Claro esta, tal afirmacion no puede ser sustentada con el analisis estadistico realizado en el presente trabajo, por tal razon es recomendable desarrollar nuevas investigaciones, a mayor escala, que permitan confirmar esta hipotesis y de esa manera cambiar los conceptos, hasta hoy aceptados, de una mayor susceptibilidad femenina al alcohol. El promedio de edad de los consumidores de alcohol con EHANC fue de 51 anos, mientras que el sujeto con EHAC tenia 56 anos, estos resultados se ajustan a los reportados por Bellentani y col., quienes encontraron que el riesgo de desarrollar dano hepatico inducido por alcohol se acentua a partir de los 45 anos de edad para la EHANC y a partir de los 50 anos para la cirrosis hepatica (5,6). Por otro lado, las condiciones que resultaron ser factores de riesgo para EHA fueron: el consumo dependiente y el consumo de por vida de 300 kg o mas. Para la EHANC se encontro como unico factor de riesgo el consumo de por vida de 300 kg o mas. Al comparar estos resultados con los de Bellentani y col., se puede evidenciar que los individuos estudiados requieren de un consumo de alcohol de por vida mayor al que necesita la poblacion del noreste italiano para desarrollar EHA, ya que para ellos el riesgo se inicia a partir de un consumo de por vida de 100 kg de alcohol (6). Este hallazgo sugiere una mayor resistencia al efecto del alcohol en la poblacion estudiada. En conclusion, la prevalencia de EHA y EHANC, tanto en el total de consumidores como en los bebedores de alto riesgo, fue superior a la reportada internacionalmente, esto debido, probablemente, a la mayor frecuencia de consumo de alto riesgo en la poblacion estudiada. Por otro lado, los resultados de este estudio plantean la necesidad de desarrollar estudios analiticos observacionales, tipo cohorte o casos y controles, a fin de evaluar el riesgo superior que aparentemente demostraron los hombres sobre las mujeres y los factores determinantes de la mayor resistencia al efecto del alcohol demostrada por la poblacion estudiada.

Sirva esta seccion para agradecer a las siguientes personas: Dra. Damelis Daza, Coordinadora de la Unidad de Investigacion en Salud Publica del Decanato de Medicina de la UCLA, por su permanente apoyo durante la realizacion de este estudio. A las Doctoras Patricia Zeman y Claudina Rodriguez de Bonfante por la lectura critica de este manuscrito. A la TSU Mildred Ugel, por su valioso trabajo como transcriptora de la base de datos. A la Lic Masiel Rodriguez, por su excelente desempeno como administradora del proyecto. Al personal de salud de todos los ambulatorios visitados (medicos coordinadores y personal de enfermeria) por el apoyo prestado durante la ejecucion de esta investigacion. Este trabajo de investigacion fue subvencionado por el FONACIT. UCLA bajo el Codigo: PEM 20010022145.

1. O'Connor PG, Schottenfeld RF. Patients with alcohol problems. N Engl J Med. 1998;338(9):592-602. [ Links ]

2. Isaacson JH, Schorling JB. Screening for alcohol problems in primary care. Med Clin North Am. 1999;83(6):1547-1563. [ Links ]

3. Mann RE, Smart RG, Govoni R. The epidemiology of alcoholic liver disease. Alcohol Res Health. 2003;27(3):210-219. [ Links ]

4. Becker U, Deis A, Sorensen TIA, Gronbaek M, Borch- Johnsen K, Muller CF, et al. Prediction of risk of liver disease by alcohol intake, sex and age: A prospective population study. Hepatology. 1996;23:1025-1029. [ Links ]

5. Bellentani S, Tiribelli C, Saccoccio G, Sodde M, Fratti N, De Martin C, Cristianini G and The Dionysos Study Group. Prevalence of chronic liver disease in the general population of Northern Italy: The Dionysos Study. Hepatology. 1994;20:1442-1449. [ Links ]

6. Bellentani S, Saccoccio G, Costa G, Tiribelli C, Manenti F, Sodde M, and The Dionysos Study Group. Drinking habits as cofactors of risk for alcohol induced liver damage. Gut. 1997;41:845-850. [ Links ]

7. Mandayam S, Jamal MM, Morgan TR. Epidemiology of alcoholic liver disease. Semin Liver Dis. 2004;24(3):217-232. [ Links ]

8. Younossi Z. Epidemiology of alcohol-induced liver disease. Clin Liver Dis. 1998;2(4):661-671. [ Links ]

9. World Medical Association. Declaracion de Helsinki. [Documento en linea]. Disponible desde: http://www. wma.net/s/policy/b3.htm. Consultado: Diciembre 2003. [ Links ]

10. Babor TF, Higgins-Biddle JC, Saunders JB, Monteiro AG. AUDIT Cuestionario de identificacion de los transtornos debidos al consumo de alcohol. Pautas para su utilizacion en atencion primaria.(WHO/ MSD/MSB/01.6a.) Ginebra, Suiza: World Health Organization, 2001. [ Links ]

11. Consumer.es. EROSKI. El alcohol y sus riesgos. [Monografia en linea]. Disponible desde: http://www. consumer.es/web/es/alimentacion/salud_y_alimentacion/ adulto_y_vejez/2001/07/20/37186.php Consultado: 17/01/2002. [ Links ]

12. Sherlock S, Dooley J. Diseases of the Liver and Biliary System. 9na. edicion. Oxford; Blackwell Scientific Publications; 1992. [ Links ]

13. Rumack CM, Wilson SR, Charboneau JW. Diagnostico por Ecografia. 2da. edicion. Madrid (Espana): Marban Libros, S.L.; 2001. [ Links ]

14. Levitsky J, Mailliard ME. Diagnosis and therapy of alcoholic liver disease. Semin Liver Dis. 2004;24(3):233-246. [ Links ]

15. Yao-Chang L. Histopathology of alcoholic liver disease. Clin Liver Dis. 1998;2(4):753-763. [ Links ]

16. Tuyns AJ, Pequignot G. Greater risk of ascitic cirrhosis in females in relation to alcohol consumption. Int J Epidemiol. 1984;13:53-57. [ Links ]

17. Frezza M, Di Padova C, Pozzato G, Terpin M, Baraona E, Lieber CS. High blood alcohol levels in women: The role of decreased gastric alcohol dehydrogenase activity and first pass metabolism. N Engl J Med. 1990;322:95-99. [ Links ]

18. Gramenzi A, Caputo F, Biselli M, Kuria F, Loggi E, Andreone P, et al. Review article: Alcoholic liver disease. pathophysiological aspects and risk factors. Aliment Pharmacol Ther. 2006;24(8):1151-1161. [ Links ]

19. Day CP. Genes or environment to determine alcoholic liver disease and non-alcoholic fatty liver disease. Liver Int. 2006;26(9):1021-1028. [ Links ]

TITULO: Trastornos por el Consumo de Alcohol en Personas Mayores. Redefinición de un Problema Antiguo en Personas Añosas

AUTOR: O'Connell H, Chin A, Cunningham C, Lawlor B

TITULO ORIGINAL: [Alcohol Use Disorders in Elderly People. Redefining an Age Old Problem in Old Age]

Algunas personas desarrollan mayor lesión hepática que otras con el mismo consumo de alcohol porque aunque la cantidad de alcohol ingerida y el tiempo son determinantes, se han identificado algunos factores que aumentan la susceptibilidad para desarrollar una lesión hepática más grave. Las más importantes serían el sexo femenino; el estado nutricional (tanto la malnutrición como la obesidad); la herencia (polimorfismos genéticos de las enzimas que destruyen el etanol); la presencia de infección por los virus de la hepatitis (VHB o VHC), (VHC)) y la toxicidad por fármacos que se metabolizan por la misma vía que el etanol, como el paracetamol.

La fórmula matemática a partir de la cual obtenemos los gramos de alcohol consumidos es la siguiente: Gramos de alcohol ingerido = Cantidad ingerida en mililitros x Graduación alcohólica x 0,8 / 100. Pero de forma habitual y por su facilidad para cálculo, se ha consensuado una unidad conocida y utilizada en el mundo sanitario: la Unidad de Bebida Estándar (UBE) que equivaldría a 8-10 g de alcohol. De esta manera, dependiendo de la cantidad y de la gradación de lo que ingerimos, las diferentes bebidas alcohólicas las podríamos clasificar según contengan 1 UBE (200 cc de cerveza, 100 cc de vino, 25 cc de un chupito, un carajillo) o las que contienen 2 UBE como las copas de licores y los combinados. Con esta unidad y de forma relativamente sencilla podemos calcular de forma aproximada los gramos de alcohol que consumimos al día. Por ejemplo, una persona que consume en un día 2 quintos de cerveza, un carajillo y un combinado con whisky consumirá 2 UBE + 1 UBE + 2 UBE o, lo que es lo mismo, entre 40 y 50 g de alcohol/d (5UBE x 8-10 g de alcohol).

El consumo excesivo de alcohol provoca con frecuencia la acumulación de grasa de los hepatocitos, llamada esteatosis hepática.La esteatosis inducida por el alcohol es en general reversible después de detener totalmente el consumo de bebidas alcohólicas. Pero si, en presencia de esteatosis, se sigue de manera continuada con el consumo excesivo de alcohol el riesgo de desarrollar hepatitis, fibrosis y cirrosis aumenta notablemente.

Los pacientes con cirrosis inducida por el alcohol tienen un riesgo significativamente mayor de hepatocarcinoma.

Los pacientes con sólo hígado graso en ausencia de inflamación y fibrosis tienen un riesgo mucho menor de desarrollar cirrosis que aquellos con hígado graso, más presencia de inflamación y fibrosis.

La enfermedad que presentan los pacientes con hígado graso por alcohol, inflamación y fibrosis se define como esteatohepatitis alcohólica (ASH, en sus siglas en inglés). La histología del hígado de pacientes con ASH es similar a la que presentan los pacientes con esteatohepatitis no alcohólica (NASH, en sus siglas en inglés) que a menudo se asocia con la obesidad y la diabetes.

El diagnóstico de la ASH por biopsia hepática por lo tanto ayuda a definir el riesgo de desarrollo de cirrosis.El diagnóstico histológico de la ASH sin embargo, no debe confundirse con el término ” hepatitis alcohólica” que es un diagnóstico clínico de un desarrollo más agudo de la ictericia y de la insuficiencia hepática asociada a una elevada mortalidad a corto plazo.

No se sabe exactamente qué factor o factores desencadenan el desarrollo de una hepatitis alcohólica severa.En general, la patogénesis y la predisposición individual se rigen por interacciones genético-ambientales en todos los tipos de la enfermedad hepática alcohólica (Figura 1).

Figura 1. Efectos del consumo excesivo de alcohol en el hígado

Los pacientes están predispuestos a enfermedad hepática alcohólica progresiva cuando existe una combinación específica de gen e interacción con el entorno. Interacciones significativas para el desarrollo progresivo de enfermedad hepática por alcohol han sido demostradas, en particular, para el sexo femenino, la obesidad, diversas drogas, sobrecarga de hierro, y las infecciones virales por VHB y VHC. Estos factores también pueden interferir en el desarrollo de carcinoma hepatocelular (HCC).

La hepatitis alcohólica es un diagnóstico clínico que se caracteriza por el rápido desarrollo de ictericia e insuficiencia hepática debido la mayoría de las veces al consumo excesivo de alcohol a largo plazo. Otras características incluyen fiebre, ascitis, y en algunos pacientes también encefalopatía. Por lo general, el hígado está agrandado y sensible. Las mujeres tienen un mayor riesgo de hepatitis alcohólica que los hombres, si se asume que ambos sexos beben la misma cantidad de alcohol. El tipo de alcohol no está asociado con el riesgo. La prevalencia fue del 20% en una cohorte de 1.604 pacientes que tenían una historia de consumo excesivo de alcohol y se les realizó una biopsia hepática.

Las pruebas de laboratorio muestran aumentos en suero de la aspartato aminotransferasa (AST o GOT) a aproximadamente dos veces el límite superior normal ( LSN ), mientras que el aumento de la alanina aminotransferasa ( ALT o GPT) es menos pronunciado. La relación de AST a ALT es típicamente > 2. Otras anomalías de laboratorio incluyen el aumento de leucocitos periféricos, la bilirrubina sérica, y la relación normalizada internacional (INR, en sus siglas en inglés). En presencia de un aumento en la creatinina sérica existe un alto riesgo para el desarrollo de un síndrome hepatorrenal a menudo letal.

La biopsia del hígado en la hepatitis alcohólica muestra por lo general grandes gotas de grasa y hepatocitos hinchados, que también pueden incluir hialina alcohólica (también llamados cuerpos de Mallory), estos cambios están acompañados por la infiltración de neutrófilos y fibrosis intrasinusoidal (Figuras 2 y 3).

El diagnóstico de la esteatohepatitis alcohólica (ASH) requiere la presencia de fibrosis.

El papel de la biopsia hepática en la definición de pronóstico y el tratamiento de la hepatitis alcohólica en el entorno clínico sigue siendo poco claro. Hoy en día, el pronóstico generalmente no se basa en la biopsia hepática, sino en sistemas de puntuación clínica.

La ecografía debe realizarse rutinàriamente para controlar una posible obstrucción biliar, ascitis,esplenomegalia, trombosis venosa portal, hepatocarcinoma o hipertensión portal. La ascitis debe ser revisada rutinariamente para la peritonitis bacteriana espontánea.

El diagnóstico diferencial de la hepatitis alcohólica severa incluye la esteatohepatitis no alcohólica (NASH), la hepatitis viral aguda o crónica, la lesión inducida por fármacos, la hepatitis autoinmune, y la enfermedad de Wilson. La esteatohepatitis no alcohólica comparte las características histológicas con la ASH, excepto para el rápido desarrollo de la ictericia e insuficiencia hepática.
Después de la interrupción del consumo de alcohol, la mayoría de los pacientes se recuperan de la hepatitis alcohólica, aunque la ictericia, ascitis y encefalopatía pueden persistir por semanas o meses.A pesar de ello, un porcentaje considerable de pacientes con hepatitis alcohólica siguen muriendo hoy en día a pesar del tratamiento y la abstinencia adecuada.

La hepatitis alcohólica severa ocurre en una pequeña fracción de pacientes que consumen alcohol en exceso.La mortalidad a los 28 días es alta y varía de 30% a 50%. Varios puntajes se han utilizado para predecir el pronóstico de la hepatitis alcohólica. La función discriminante de Maddrey y el índice MELD (Model for End Stage Liver Disease) pueden ayudar a identificar a los pacientes que se pueden beneficiar de tratamiento con corticosteroides.

Estos índices comparten algunas características importantes, tales como la bilirrubina sérica y el tiempo de protrombina.

Es una enfermedad muy frecuente que se caracteriza por la dependencia progresiva al alcohol.

El alcoholismo es una enfermedad, una adicción, es la dependencia física a la bebida y ocurre cuando ya la persona no controla su vida, ni su salud física y mental, sino que es el alcohol quien las controla.

El alcoholismo se diferencia del abuso de alcohol, que es cuando el consumo excesivo trae problemas de distinta índole (con la ley, laborales, etc), peor no necesariamente se llega a la adicción física.

En los Estados Unidos, aproximadamente, 1 de cada 6 personas tienen problemas con el alcohol.

No hay una única causa y si bien se cree que determinados genes podrían favorecer el riesgo de desarrollar la enfermedad, se desconoce exactamente cuáles son y como funcionan.

Las personas que tienen mayor riesgo de transformarse en alcohólicas son aquellas que:

  • Tomen más de 5 tragos (340 ml de cerveza, 140 ml de vino, 40 ml de licor) en una ocasión por lo menos una vez a la semana
  • Mujeres que tomen 12 tragos o más a la semana
  • Hombres que tomen 15 tragos o más a la semana
  • Tengan uno de los padres alcohólicos
  • Tienen poca autoestima
  • Son jóvenes presionados por su grupo de pares
  • Tienen problemas de relacionamiento interpersonal
  • Tienen esquizofrenia, trastornos de ansiedad o trastorno bipolar
  • Llevan una vida estresante
  • Tienen fácil acceso al alcohol
  • Viven en una cultura donde el consumo abusivo de alcohol esté socialmente acepatada

  • Ansiedad
  • Beber en soledad
  • No poder dejar de beber aunque se vea afectada la salud, la familia, el trabajo, etc.
  • Necesidad de beber cada vez más alcohol para sentir el efecto
  • Hostilidad al mencionarse el tema de la bebida
  • Excusas inventadas para seguir bebiendo
  • Dejar de participar en actividades por el alcohol
  • Inapetencia y poco interés por la comida
  • Necesidad de beber todos los días para poder llevar el día a día
  • Ausencias laborales o escolares o problemas de rendimiento como consecuencia del alcohol
  • Violentarse luego de beber
  • Intentar ocultar su consumo de alcohol
  • Descuido de la imagen personal, falta de interés en la higiene y el aspecto
  • Temblores matutinos o luego de pasar períodos sin consumo de alcohol
  • Necesidad progresiva de consumir más alcohol
  • Enfermedades asociadas con el alcohol como ser hepatopatía alcohólica
  • Lagunas mentales (lapsus de memoria) luego de beber mucho
  • Síntomas de abstinencia alcohólica tras no beber durante mucho tiempo

El objetivo principal del tratamiento es dejar de beber por completo, es decir la abstinencia. Para lograrlo, es preciso la contención y el apoyo familiar así como una fuerte red social.

Si bien la persona que tiene el problema de alcoholismo es la que tiene que tomar la decisión de tratarse para dejar su adicción, el apoyo del entorno es fundamental a ayudarlo, empujarlo a tomar la decisión. Para ello, muchas veces es importante hacerles ver que se está preocupado/a, demostrarle el daño que se está haciendo a sí mismo y a quienes lo quieren, etc.

Los tratamientos de recuperación del alcoholismo en general incluyen:

  • Apoyo para la salud mental
  • Terapias y asesoramiento para abordar la enfermedad, sus efectos y como controlarse
  • Atención médica

Los grupos de apoyo como Alcohólicos Anónimos son muy efectivos no sólo en ayudar y contener al alcohólico, sino también a su familia y entorno.

El alcoholismo es una enfermedad que no tiene cura, es decir que es crónica. Sin embargo, la persona puede dejar de beber y no volver a hacerlo nunca más, aunque los períodos de recaídas son frecuentes y esperables, pero ello no significa que esté curado. Ya que si bebe nuevamente, es muy probable que vuelva a recaer en el alcoholismo.

El alcoholismo es un serio problema de salud pública y social. Ya que la sociedad es muy hipócrita, al por un lado fomentar a través de la publicidad el consumo de alcohol y asociarlo con la felicidad y por otro darle la espalda al alcohólico.

Ecuador pasó del segundo al noveno puesto en consumo de alcohol. Los ecuatorianos -según el nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud- bebe 7,2 litros per cápita por año. Aunque hay disminución en el consumo, su ingesta aún lo mantiene dentro de los 10 primeros países más consumidores de este producto.

¿Cuánto afecta este consumo de alcohol en el organismo? ¿Las repercusiones son a corto, mediano o largo plazo? El corazón, el estómago, el cerebro, el hígado, el riñón, la piel y los pulmones presentan a corto y largo plazos secuelas por grados alcohólicos ingeridos, según investigaciones médicas.

El alcohol es terriblemente perjudicial. Así opina el médico general Andrés Ramírez, quien afirma que todos los órganos se afectan con este consumo.

Según la última estadística del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), más de 900 000 ecuatorianos consumen alcohol, el 89,7% es de hombres y el 10,3%, de mujeres. La mayoría lo hace a partir de la adolescencia. De los 912 000 ecuatorianos que consumen bebidas alcohólicas, el 2,5% es de jóvenes de entre 12 y 18 años.

  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Baja resistencia a las infecciones
  • Ictericia (coloración amarilla en la piel y los ojos)
  • Inflamación del abdomen
  • Sangrado interno
  • Confusión
  • Insuficiencia renal

Si se detecta a tiempo, el daño al hígado puede ser revertido si la persona se abstiene por completo de beber alcohol. De esa forma, las células podrán volver a la normalidad, dado que el hígado tiene una gran capacidad de regenerarse.

Sin embargo, las enfermedades del hígado varían en severidad. Cualquiera que beba alcohol constantemente desarrollará una condición en la que las células del hígado se inflaman por células de grasa y agua. Esta condición se conoce como hígado graso y puede resultar de la diabetes, obesidad, ciertos medicamentos, falta de proteínas severa y consumo de alcohol.

No obstante, las condiciones pueden empeorar y resultar en enfermedades muy serias, como la cirrosis, enfermedad hepática o hepatitis alcohólica.

Abstenerse de beber alcohol se asocia con la mejora lenta pero continua del funcionamiento del hígado en la mayoría de los pacientes. No obstante, esto no sucederá en 1 de cada 3 pacientes, sin importar la completa abstinencia.

Por ello, es importante que cuides tu hígado y recuerdes beber moderadamente. Lo recomendable es máximo 2 bebidas al día (sin exceder 10 a la semana) si eres mujer, y no más de 3 al día, y menos de 15 a la semana, si eres hombre.

En Hospital San Ángel Inn, estamos para ayudarte a sobreponerte las enfermedades más comunes en México.

Los más expertos oncólogos señalan que la relación entre alcohol y cáncer es más estrecha de lo que se pensaba. Hasta una copa podría aumentar las probabilidades de cáncer de seno en las mujeres.

De la posible relación entre el alcohol y el cáncer se ha hablado, pero no de manera tan contundente como lo hizo la semana pasada la Asociación Estadounidense de Oncólogos Clínicos (ASCO, por su sigla en inglés), que reúne a los más expertos profesionales en esa enfermedad. En un artículo en la revista Clinical Oncology, escrito por Noelle LeConte, profesora de la Universidad de Wisconsin Madison, el grupo por primera vez estableció su posición frente al tema. En resumen, este hábito podría aumentar los riesgos de desarrollar algunos tipos de cáncer como el de mama y esófago, hígado, boca, garganta, el colorrectal y el de la caja vocal.

LeConte revisó más de 110 estudios que incluían datos de 12 millones de personas y más de 250.000 casos de cáncer. Entre los principales hallazgos está que 5,5 por ciento de todos los nuevos casos y 5,8 por ciento de todas las muertes por cáncer podrían deberse al consumo de alcohol.

Y no se requiere tomar muy asiduamente para correr el riesgo. El trabajo resalta que incluso en los bebedores esporádicos la probabilidad de cáncer de seno y de esófago aumenta levemente. En uno de los trabajos estudiados, por ejemplo, las mujeres que toman una bebida alcohólica al día aumentan su riesgo de cáncer de seno tanto si son pre como posmenopáusicas. Una copa de vino o de cerveza al día, es decir, 10 gramos de alcohol, incrementa en 5 por ciento el riesgo entre las más jóvenes y 9 por ciento entre las más viejas.

Entre los moderados, que beben dos copas al día, la probabilidad de cáncer es el doble para el de boca y garganta y más del doble para el de esófago. También tienen riesgo elevado de cáncer de la caja vocal, de hígado y de cáncer de seno en las mujeres, así como del de colon y recto.

En el caso de quienes toman con mayor asiduidad, obviamente la probabilidad es mayor. Para ellos el riesgo empieza a partir de 8 o más bebidas a la semana en mujeres o 15 y más para los hombres. En el caso de estos individuos, el peligro es cinco veces mayor para cáncer de boca y garganta, y esófago. El estudio estableció que se trata de una relación causal y no de una simple asociación. Como lo dijo el presidente de ASCO, Clifford A. Hudis, al diario The New York Times, “mientras más tome más alto es el riesgo”.

Se cree que el alcohol ayuda a desarrollar el cáncer a través de su metabolismo. Cuando alguien consume una bebida, tiene contacto con las bacterias de la boca que lo sintetizan en acetaldehído, químico que causa cambios y mutaciones en el ADN. Por eso su impacto es mayor en el área de la boca y la garganta.

Le recomendamos: Ejercicio para el dolor

A pesar de la evidencia, muy pocos adultos establecen un vínculo entre el alcohol y el cáncer, como lo hacen con el sol, el cigarrillo y otros factores de riesgo. En un estudio revisado por LeConte incluido en el metaanálisis, menos de uno de cada tres identificó el alcohol como un detonante de la enfermedad. Esto es más preocupante aún si se considera que el hábito de tomar cuenta con amplia validación social. Aunque el mensaje no es dejar de hacerlo, como en el caso de fumar, los oncólogos sí pretenden que la gente consuma menos alcohol. Y a quienes nunca han bebido les recomiendan no comenzar a hacerlo.

Según la Organización Mundial de la Salud, al año mueren alrededor de 7 millones de personas por enfermedades relacionadas al consumo del tabaco.

De esta cifra, más de 700 mil muertes son víctimas a causa del humo de segunda mano.

Tan solo en México, el consumo de tabaco cobra la vida de 100 personas al día según estudios del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

Pese a todas las campañas para detener el consumo del tabaco, en México más de 11 millones de personas continúan fumando; mientras que en Estados Unidos la cifra llega a más de 40 millones.

El tabaco es la causa de 1 de cada 5 muertes en Estados Unidos solamente. Las complicaciones que provocan los químicos de los cigarros pueden dañar casi todos los órganos de tu cuerpo.

A continuación, te mostraremos 12 consecuencias de la adicción al tabaco. Además, te daremos algunos consejos que te ayudarán a dar el paso para dejar esta adicción tan nociva para tu salud.

Fumar aumenta drásticamente las posibilidades de que desarrolles cáncer de pulmón. Según la Asociación Americana del Pulmón, los hombres que fuman tienen 20 veces más probabilidades de contraer cáncer de pulmón, mientras las mujeres que fuman son 13 veces más propensas.

Los no fumadores también corren el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Un no fumador expuesto al humo de segunda mano tiene un 20-30% más de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

Fumar es la causa de 9 de cada 10 muertes relacionadas con EPOC. Esta enfermedad, que incluye enfisema y bronquitis crónica, mata alrededor de 17 mil mexicanos al año según el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

El CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) indica que fumar durante una temprana edad frena el crecimiento pulmonar y aumenta el riesgo de desarrollar una EPOC.

Las personas que fuman tienen cuatro veces más probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón que las que no lo hacen.

La nicotina, una sustancia natural tóxica adictiva proveniente del tabaco, reduce la cantidad de oxígeno que recibe tu corazón y al mismo tiempo que aumenta tu frecuencia cardíaca, ejerciendo más presión sobre el corazón.

Esta presión con el tiempo puede provocar un ataque cardíaco.

Una de cada 5 muertes por enfermedad cardíaca está relacionada directamente con el tabaquismo.

Al fumar, tus niveles de oxígeno en la sangre disminuyen considerablemente, provocando que tu corazón se esfuerce excesivamente.

Esto da paso a la creación de coágulos de sangre que más tarde pueden bloquear los accesos de flujo sanguíneo al cerebro, provocando un derrame cerebral.

Las personas que llevan años fumando tienen el doble de riesgo de un derrame cerebral. Las consecuencias de un derrame van desde la pérdida de una capacidad motora hasta la posibilidad de quedar parapléjico.

La aorta es el vaso sanguíneo de mayor tamaño en tu cuerpo.

El aneurisma aórtico es más común en personas mayores y fumadores. Se sufre este padecimiento cuando la aorta se inflama provocando dolores en la espalda, vientre y costados del abdomen.

En algunos casos, la aneurisma puede presentar una rotura, provocando la muerte del paciente.

Cáncer que se propaga a través de la boca y la garganta, llegando a afectar partes de la boca, labios y encías.

El desarrollo de este cáncer está ligado a la cantidad de tabaco que se mastica o fuma durante varios años.

El alcoholismo es el mayor problema de salud, tanto social como económico. Está implicado en más de la mitad de accidentes de tráfico y muertes accidentales. Un alto porcentaje de suicidios se cometen combinando el alcohol con otras sustancias, y hay muchas muertes relacionadas con el alcoholismo por las complicaciones relacionadas con la enfermedad. Los programas de tratamiento tienen diferentes resultados, pero mucha gente con una dependencia del alcohol tiene una completa recuperación.

  • Pancreatitis aguda y crónica.
  • Cardiomiopatía alcohólica.
  • Neuropatía alcohólica.
  • Varices esofágicas sangrantes.
  • Degeneración cerebral.
  • Cirrosis hepática.
  • Complicaciones de la abstinencia alcohólica.
  • Depresión.
  • Disfunción en las erecciones.
  • Síndrome fetal alcohólico en los hijos de mujeres alcohólicas.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Incremento en la incidencia del Cáncer.
  • Insomnio.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Suicidio.
  • Síndrome de Wernicke-Korsakoff.

Vaya a urgencias o llame al teléfono de urgencias (en España: 112, 911, 061) si nota confusión, hemorragias, pérdida de conciencia, etc., síntomas que pueden aparecer en alcohólicos conocidos o en personas sospechosas de padecer dependencia del alcohol.

Antes de seguir con el tema principal, primero vamos a saber sobre la enfermedad llamada psicosis. La psicosis se define como cualquier trastorno mental grave que influye en la manera en que una persona procesa sus pensamientos, su comportamiento o sentimientos. Básicamente afecta la capacidad de la persona para distinguir la realidad de la imaginación. Aunque la psicosis se considera como una condición médica por si misma, es en realidad una manifestación de algunos otros trastornos mentales del cuerpo, siendo la esquizofrenia o el trastorno bipolar los más comunes. Incluso los trastornos del sistema nervioso central tales como enfermedad de Parkinson pueden contribuir al desarrollo de este problema. Además de éstos, tales sustancias como alcohol o drogas también se han encontrado como disparadores potenciales de la misma. La psicosis se caracteriza por alucinaciones (percibir algo que no existe en realidad), delirios (una firme creencia en cosas que no son ciertas), pensamientos que están perturbados o no constructivos y carentes del sentido de autoconciencia.

Síntomas típicos de la psicosis causada por el alcoholismo

Esta condición es dominante en acerca del 3% de las personas que sufren de la dependencia del alcohol. Los síntomas que una persona afectada puede presentar incluyen, como ya se mencionó, las alucinaciones. En este caso, la persona puede ver colores o formas al azar, o incluso figuras de personas o animales que están fuera de lo común. La persona también puede alucinar sonidos que son desagradables de escuchar. En algunos casos, los pacientes incluso han expresado un sentimiento de rastreo de insectos en la piel. Y para algunas personas, incluso si la comida tiene buen sabor, podría parecer desagradable. En resumen, una persona que sufre de la psicosis inducida por alcohol puede tener sus cinco sentidos distorsionados o sin funcionamiento normal.

Luego viene el engaño. Este síntoma puede ser exhibido de dos maneras. En cierto modo, la persona desarrolla un falso temor por su vida contra las personas u objetos. Y de otra manera, el paciente puede imaginarse a sí mismo en una posición de gran autoridad o poseer de, digamos, los poderes sobrenaturales.

Otros síntomas pueden incluir la alteración del flujo de pensamientos que puede hacer a la persona hablar fuera de contexto del tema principal, o de repente hacer una pausa en medio de trabajar en algo o hablar con alguien. Y otro síntoma importante, que suele ser indicativo de una forma severa de la enfermedad, es que la persona no se da cuenta del hecho de que él/ella en realidad sufre de este trastorno y tiene síntomas como los descritos anteriormente.

Ahora bien, no se puede decir que todos estos síntomas están destinados a ocurrir en cada individuo que padece de la psicosis inducida por alcohol. Se ha observado que algunas personas con esta enfermedad muestran síntomas menos negativos o un patrón de pensamiento más organizado, la conciencia y el juicio menos distorsionados, y la deficiencia funcional menos grave, en comparación con los pacientes con esquizofrenia.

Tratamiento

Afortunadamente, la enfermedad es auto limitada y puede pasar con la interrupción del consumo de alcohol. La mayoría de la gente ha demostrado la disminución de los síntomas dentro de varias semanas de abstinencia. Sin embargo, el consumo repetido de alcohol puede hacer que la psicosis se repita y, en algunas personas, el problema puede convertirse, por lo tanto, en crónico, lo que requiere la necesidad de tratamiento a largo plazo con la medicación antipsicótica. El tratamiento se centra principalmente en el tratamiento del cuerpo del paciente, y si la psicosis se ha producido por la intoxicación de alcohol, entonces la ayuda médica inmediata se convierte en una necesidad. Los fármacos antipsicóticos de alta potencia pueden ser administrados a los pacientes que pueden estar en un estado de ánimo de perjudicarse a sí mismos o a otros. Los medicamentos para la gestión de delirios, alucinaciones y agitación también pueden ser administrados.

Cuando se compara con el problema del alcoholismo, la psicosis relacionada con alcohol aún carece de un estudio más profundo y un análisis. Los médicos aún están trabajando para entender las características y los métodos de tratamiento eficaces para hacer frente al problema.

Psicólogo (Especialidad Clínica-UNED) Postgraduado en Psicogeriatría y Neuropsicología de las Demencias

me gsuto mucho la informacion. y el video ni se dija saludos desde colombia

me llamo javier he estado 4 veces en prision y todo por no acordarme de lo que hice por el alcohol tengo un coeficiete de inteligencia superior y cuando bebo no se ni lo que hice ni me acuerdo de nada aun pensando mucho el dia despues esto es una desgracia

hola.quisiera saber si el sindrome se llama igual para una persona que tuvo 2 infartos.tengo un familiar que a los 17 años fue atacado por una persona y le corto la vena cava en una pierna.la falta de sangre,llego a emergencia con 1 litro de sangre.le afectó la memoria inmediata.tal cual se refiere el articulo.todo lo anterior recuerda.agradeceria una pronta respuesta.gracias

Recuerdo a los lectores que, el autor de este blog NO se pronunciará o emitirá juicio clínico alguno sobre cuestiones particulares relativas a casos clínicos de carácter personal, por razones obvias.

Hoy mismo le han diagnosticado a mi padre de 79 años este sindrome,toda la vida a bebido y sigue haciendolo a escondidas,el no lleva ni siquiera la cuenta de lo k consume,no recuerda ni a miembros de la familia,este hecho esta destrozando a mi madre,y a mi. solo dejo dicho k el alcohol,como los porros, no deberia ser legal,destroza vidas y familias enteras,yo,ya no lo pruebo ni siquiera me llama cuando salgo por alli!!y tengo 33 años,ojala no estuboiera pasando esto,y seguiria teniedo a mi padre. por k aunk el esta aki. ya no es el. el alcohol lo ha cambiado todo!!un besazo a todos los k intentan dejarlo y son conscientes de k tienen un problema. animo. lo vais a conseguir!!

anónimo.
mi caso es similar al tuyo.. te komprendo, solo ke yo tengo 19 años años que he vivido kn el alcoholismo de mi padre y no tarda en quedar igual que el tuyo. vi esta pag por que estoy estudiando psicologia, nos dejaron un trabajo y decidi investigar sobre este sindrome. y me enkontre kn tu komentario me identifike y decidi komentar.. un abrazo chao0!!

El Alcohol es un demonio que hace una semana llevó a un amigo al suicidio, a otro en total aislamiento. Esto de acuerdo que debe ser ilegal. Es peligrosa.

Buenas, qusisiera saber a partir de que edad se pueden notar los problemas de la memoria. necesariamente dsps de los 60?

Respecto a la consulta anterior, comentar que los "problemas de memoria" sí pueden aparecer asociados a la edad pero no tienen porque suponer una preocupación o síntoma de patología cerebral subyacente.

Respecto del consumo de alcohol asociado a este síndrome, me interesa saber si sólo es aplicable a casos de alcoholismo o en dosis menores de consumo puede tener el mismo efecto, supongo que ligado a la tolerancia del organismo o en combinación con otros factores (como el consumo de crustáceos crudos, por ejemplo, + alcohol)

hola me llamo zayra y soy alcoholica,he intentado dejarlo pero no he podido recaigo facilmente,hace casi 3 años tuve paralisis estando embarazada de 6 meses,sufro de perdida de memoria y de problemas para coordinar mis movimientos hay dias en ke me cuesta caminar o c me caen las cosas d las manos,no tengo con kien hablar d esto ya ke es muy dificil decirlo y es una cruz ke cargo yo sola,NECESITO AYUDA.

Lo habitual es que esta patología se presente en casos de abuso crónico y durante años del alcohol. De hecho, diferentes estudios vinculan el alcoholismo de larga duración con la presencia de distintas disfunciones neuropsicológicas (como déficit de atención y memoria) en 3 de cada 4 alcohólicos crónicos.

QUE PUEDE HACER LA FAMILIA DE UNA PERSONA QUE NO RECONOCE NI ADMITE SU ADICCIÓN AL ALCOHOL.

Dices que ni "reconoce" ni "admite" el problema de su adicción, algo que resulta imprescindible para iniciar cualquier posible tratamiento rehabilitador. Es siempre necesaria la toma de conciencia del adicto, que muchas veces ocurre cuando toda su vida ya se ha desmoronado y como se dice "toca fondo".
Por todo ello, siento decirte que la familia puede hacer bien poco ante "la negación" del problema por parte del enfermo, un mecanismo de defensa habitual en muchos casos.

Me gusto el articulo sobre vel alcoholismo, me tomare tiempo para leer el resto, incluso la obra de Miguel Angel y el cerebro humano

Dr. Felix, el blog nace y se mantiene con la intención de ser una fuente de información o plataforma divulgativa sobre las temáticas abordadas, por lo que le animo a seguir leyendo lo que guste y deseo que pueda serle de alguna utilidad.

Hola, mi nombre es Marisol, tengo 36 años, me considero una bebedora social, tengo excelente memoria, estudio Derecho y me va excelente, pero cuando me tomo unos tragos no recuerdo nada al día siguiente, mis amigos me dicen que todo lo que hago, lo hago bien, es decir, mantengo una conversación, todas las acciones realizadas son concordantes con la situación, pero yo no recuerdo nada, debo además reconocer que fumo mucho. es una situación que me desespera

quisiera saber si existen casos de recuperacion total o almenos que las secuelas sean minimas
a mi mujer de 40 años le diagnosticaron SWK hace unos dias y no me dan esperanzas incluso me dicen que podria llegar la muerte cerebral devido a la enfermedad
hace como un año que bebe pero nunca la he visto ebria y hace dos semanas que empezo un deterioro muy rapido devido a esa enfermedad

Respecto a la consulta relacionada con la posible "recuperación o remisión" de los síntomas en en Síndrome de Wernicke-Korsakoff, dependerá de las peculiaridades y circunstancias características de cada caso.

Soy alcohólica desde hace 5años. No recuerdo cosas recientes y ni mucho menos cosas de mi pasado. Cada dia es peor mi amnesia. Mis capacidades cognitivas van a la baja. Se que necesito ir a AA, pero no encuentro la motivación para hacerlo. Soy auto destructiva. Voy a terapia, pero no puedo controlarlo. No se como este mi hígado, pero ya presento daños cardiovasculares, como arritmias. Se que tengo un deterioro cerebral, creo que solo pienso en morir!

Nunca es tiempo de perder toda esperanza. Ser consciente de todos los graves problemas que te está causando la adicción al alcohol ya es un primer paso.
No hace tanto tiempo que llevas bebiendo (5años) por lo que gran parte de los déficit cognitivos pueden revertir con la abstinencia del alcohol.
La motivación quizás la encuentres en la siguiente pregunta. ¿Hay alguien o algo por lo que deseo vivir y no autodestruirme más? La respuesta es sólo tuya y debes encontrarla dentro de ti.

Buenas. Me llamo Alberto. Me ha Parecido muy interesante articulo. Mi caso no tiene que ver con el alcohol. Hace 15 años que sufro depresion con muchos altibajos. He pasado por varios terapeutas y he notado mejoras pero sigo con ciertos problemas. Uno de los que mas me afecta es que me cuesta concentrarme y recordar cosas. Esto me provoca mucha ansiedad. Los medicos me han dicho que podria ser este motivo el que proboque los olvidos, aunque he leido el articulo y lo de la falta de tiamina. Me han hecho analisis e incluso una resonancia magnetica y dicen que esta todo correcto.
Mi pregunta es si los niveles de tiamina salen en las analiticas o si podria darme alguna indicacion.
Muchas gracias por su tiempo

El deterioro cognitivo asociado a un alcoholismo crónico ¿Puede llegar a confundirse con los síntomas del alzheimer? ¿Como se puede diferenciar? Un tratamiento para el Alzheimer puede ayudar o empeorar los daños por el alcoholismo.

Respecto a las últimas preguntas planteadas por un lector anónimo, comentar lo siguiente:

Hola
Cuál es el especialista que debe atender un paciente con síndrome de Korsakoff. El psiquiatra o el neurólogo?
Quién de los dos realiza el diagnóstico y pronóstico?
Gracias

Este tipo de síndromes exigen un enfoque multidisciplinar, pudiendo ser ambos profesionales los que lo atiendan.
Más específicamente, el proceso diagnóstico recaería más en neurología, y el pronóstico y tratamiento de las alteraciones afectivo-conductuales en psiquiatría, pero siempre resultará más conveniente que ambos especialistas lo aborden conjuntamente.

Hace 4 meses le diagnosticaron a mi madre el síndrome Wernicke-Korsakoff, nunca había oído hablar de esta enfermedad. El primer mes lo pasó medio-normal, pero a partir del segundo. la memoria le empezó a fallar, las primeras semanas de manera leve, perdió la coordinación muscular, la estabilidad, dificilmente puede dar más de una docena de pasos sin caerse. Desde hace un mes aproximadamente, casi no nos reconoce ni a mi hermana, ni a mi, ni a sus nietos, se hace encima sus necesidades, esconde cosas, tiene días con episodios agresivos, se ha creado una vida imaginaria en la que cree vivir. Dormimos con un ojo abierto y otro cerrado, porque se levanta repetidas veces cada noche,se cae, y no puede tomar somniferos porque le afectan, se despierta igual y al día siguiente es una autómata. Es un infierno.
Hoy ha tirado las tostadas al suelo y ha intentado comerse el plato, y una serie de comportamientos más que no voy a contar por pudor.
Es una enfermedad muy difícil de llevar. Este blog me ha ayudado a saber un poco más sobre ella.
Las consecuencias del alcoholismo, no la sufren sólo los enfermos, también las sufrimos los que los rodeamos.
Gracias

Hola Saludos a todos, mi nombre es Wilfredo y soy miembro de AA, quisiera expresar que hace mas de 50 años la organizacion mundial de la salud decreto el alcoholismo como una enfermedad, no es un simple vicio, hoy en dia, medicos, sicologos, jueces, le dicen a las personas con problemas de alcohol que asistan a un grupo de AA, bueno el juez te obliga, pero existe una razon para eso, es que el alholismo no es una enfermedad que se cura, pero si se puede controlar asi como la diabetis,y para eso se nesecitan terapias y la primera para poder combatirla es aceptar que no debes beber ni por nada ni por nadie ni pase lo que pase,eso solo tu lo puedes hacer,aceptar la derrota total del alcohol y ese es el problema que casi nadie cree que es alcoholico/a y que bebe socialmente, ahora bien yo no les dire como saber si uno es o no es, pero si les puedo decir que visiten por internet si lo desean y leer el custionario como saber si tienes problema con el alcohol y si respondes 1 o 2 no dudes que lo eres. Yo te invito a que mires en tu interior y tomes fuerza y visites un grupo en tu area ahora somos millones de hombres y mujeres que dan testimonio que funciona y que si se puede dejar de beber, solo dire estas palabras para despedirme, es tu vida la que esta en juego, el alcoholismo es progresivo y de fatales consecuencias, si perdistes algo o alguien eso no lo puedes cambiar, pero si puedes cambiar tu. Gracias por leer.

Hola, no soy alcoholica, es mas jamas he tomado, pero mi compañero ha llegado a límites terribles por este flagelo y saben lo bueno? con mucho amor a sí mismo se pudo recuperar y hace 11 años que no toma. Espero que estas palabras sirvan de consuelo para alguien, si se quiere se puede, yo lo he comprobado. Lo admiro mucho por eso, Lilián.

Hola me llamo leonardo. Algunos otros factores asociados a este padecimiento son la necesidad de aliviar la ansiedad, conflicto en relaciones interpersonales, depresión, baja autoestima,y aceptación social del consumo de alcohol. Hasta el momento no existe una causa común conocida de esta adicción, aunque varios factores pueden desempeñar un papel importante en su desarrollo y las evidencias muestran que quien tiene un padre o una madre con alcoholismo tiene mayor probabilidad de adquirir esta enfermedad, una puede ser el estrés o los problemas que tiene la persona que lo ingiere.

Hola buen día, este articulo es muy interesante, te felicito, ahora el SWK es reversible? me parece que tengo este síndrome, se me olvidan a veces las palabras pero lo extraño es que después me acuerdo de dicha palabras, es muy extraño, porque si no me acuerdo de un hecho y después por medio de una fotografia lo veo y automáticamente viene a la mente, yo soy alcohólico crónico, me dio delírium tremens y tengo 16 años de alcohólico y mi preocupación si el daño hecho con este síndrome es permanente, hay alguna manera que mi memoria sane? Esta semana iré a u centro de rehabilitación, es frustrante no poder entablar una platica porque se me olvidan las palabras o algunos hechos, espero me puedas ayudar con tu valiosísima respuesta..

El tabaco mata cada año a más de 7 millones de personas en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. La adicción al tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública en todo el mundo y es la causante de múltiples enfermedades y trastornos, como por ejemplo cáncer, problemas de colesterol, enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos, insomnio, reflujos gastroesofásicos, diabetes, disfunción eréctil, etc. Las enfermedades respiratorias se encuentran en esta lista de problemas causados por el consumo de tabaco. Algunos ejemplos de enfermedades respiratorias son:

puedo comprar cialis en farmacias similares

•Cuando se trate de un grupo habitual de amigos, establece un sistema de turnos para que siempre una persona del grupo permanezca sobria y sea la que maneje de vuelta.

•No subas a un vehículo si sabes que el conductor ha bebido. Convéncelo además que entregue la conducción a una persona sobria.

•Para los padres y en el caso de los adolescentes y las fiestas, asegura tu tranquilidad proporcionándoles un medio de transporte seguro de regreso: un acuerdo con un transportista escolar, un bus arrendado entre todos, un grupo de padres que hagan turnos para recogerlos y repartirlos a sus casas, un radio taxi, etc.

•No ofrezcas bebidas alcohólicas a quien tú sabes que tendrá que conducir.

Doctor, me puedo tomar un vinito de vez en cuando.

Esta es una pregunta frecuente que nos hacen los pacientes, o sus esposas cuando van a consulta.

El hígado es el órgano más grande del cuerpo después de la piel (si a esta la consideramos un órgano). Pesa entre un 1,5 y 2 kg en el hombre y algo menos en la mujer.

En los niños recién nacidos el hígado pesa unos 150 g, y es mayor en proporción con el tamaño total del cuerpo.

El hígado está localizado en el cuarto superior derecho del abdomen, debajo del diafragma, y tiene dos lóbulos principales, el derecho y el izquierdo que es más pequeño y que cruza la línea de demarcación y se apoya sobre el estómago.

Estos dos lóbulos se dividen en lóbulos menores, en los que hay pequeños vasos sanguíneos que desembocan en la vena hepática. Esta vena lleva la sangre a la vena cava inferior, vena que conduce la sangre a la mitad inferior del cuerpo. Además el hígado posee un canal para recoger la bilis que se origina, y sale del lóbulo en dirección opuesta.

El hígado tiene numerosas funciones, y es el mayor procesador químico del organismo. Es el órgano que debe tratar las sustancias tóxicas tanto internas como externas del organismo.

Además de estas funciones se ocupa de la descomposición de elementos químicos complejos; otra de su función es la de síntesis de moléculas proteicas. El hígado es un depurador de las toxinas del organismo, desactivando hormonas y drogas. Las células de Kupffer del hígado limpian al organismo de organismos infecciosos que vienen del abdomen.

Antes de nacer un bebé, y algunas semanas después del nacimiento, el hígado forma glóbulos rojos y blancos. Incluso si un adulto tiene problemas con la producción de sangre, el hígado puede volver a recuperar su antigua función de formador de sangre.

Cuando una persona produce o consume sustancias tóxicas endógenas o exógenas, el hígado es el encargado de modificar esas sustancias biológicamente activas para que pierdan su efecto biológico. En otras palabras el hígado es el órgano detoxificador por excelencia. Un ejemplo de esto lo tenemos en el alcohol. El alcohol tiene que se detoxificado en el hígado. Esto explica porqué el consumo excesivo de alcohol daña las células del hígado.

Un ejemplo de lo que puede ocurrir cuando el hígado enferma lo tenemos en el aumento de hormonas como la aldosterona y estrógeno. Si el hígado está enfermo ya no puede neutralizar correctamente estas hormonas. La aldosterona tiene la función de mantener el correcto nivel de sal y de líquidos en el organismo. Cuando se produce una enfermedad hepática, aumenta la actividad de la aldosterona y provoca la hinchazón de los tejidos y la retención de agua.

Por otra parte, el exceso de estrógeno (hormona femenina) lleva al desarrollo de rasgos femeninos en hombres con enfermedades hepáticas, como por ejemplo la ginecomastia (desarrollo del tejido del pecho).

En el caso de los medicamentos también hay que tener un especial cuidado cuando el hígado está enfermo, ya que no tiene la suficiente capacidad para detoxificar la toxicidad que produce en el organismo ciertos fármacos.

Tarde o temprano los elementos nutritivos que el cuerpo recibe gracias a la alimentación y digestión pasan por el hígado. De la glucosa absorbida por el intestino el hígado fabrica glucógeno, y si hay un exceso de glucosa se transporta a las células adiposas del cuerpo para que se acumule como grasa. Por otra parte, la grasa que viene de los intestinos al hígado se utiliza con diversos fines; uno de estos la fabricación de colesterol, necesario para la elaboración de hormonas.

El hígado se encarga de elaborar un buen número de proteínas. Pero el hígado hace más que elaborar proteínas de los aminoácidos que proceden del intestino, también descompone los aminoácidos no deseados y los transforma en otros que el organismo más tarde si pueda necesitar.

Sabemos que lo que diferencia a las proteínas de los hidratos de carbono y de las grasas es que las proteínas en su composición contienen nitrógeno. Como el hígado tiene esta función de elaborar proteínas a través de los aminoácidos que le llegan del intestino, en este proceso se forma nitrógeno libre en forma tóxica, amoniaco. Pues bien, el hígado lo transforma en urea para después llevarlo a la corriente sanguínea donde los riñones terminarán de filtrarlo y eliminarlo.

En este brevísimo repaso de algunas funciones del hígado notamos la importancia de este órgano vital para nuestra salud. Para su correcto funcionamiento es preciso que la estructura básica del hígado no esté alterada, de modo que los hepatocitos cumplan correctamente su función.

Al hígado le da igual que tipo de alcohol se consuma, sea cerveza, vino o whisky. Metaboliza el 95% del alcohol que se ingiere.
La primera fase de enfermedad hepática por consumo de alcohol es el incremento de grasa en las células del hígado. El hígado graso tiene un aspecto grande y amarillo, pero gracias a que el hígado es un órgano con un gran poder de recuperación, si se deja de beber alcohol, el hígado puede volver a la normalidad.

Una segunda fase de enfermedad hepática por consumo de alcohol lo tenemos en la hepatitis alcohólica aguda. Por hepatitis se entiende la inflamación de las células hepáticas que puede llegar incluso a la muerte de estas células. Si se llega a esta fase el hígado es, por lo general, grande y blando. Entre los síntomas del paciente son: malestar, estado febril y a menudo se pone amarillo. En algunas ocasiones se puede desencadenar una encefalopatía hepática, es decir, el hígado falla por completo y aparece el coma.

La hepatitis alcohólica aguda puede llevar a una cirrosis hepática. Se puede llegar a esta situación sin que se presenten síntomas muy visibles, pero al final aparecerá el típico color amarillo de la piel causado por la ictericia, y las funciones del hígado empezarán a fallar.

Sabemos que el hígado tiene una gran capacidad de autocuración ante sus enfermedades, pero con la cirrosis hepática el problema se agudiza. La razón es que en la cirrosis hepática se forma por toda la estructura del hígado una fina red de tejido cicatrizal (fibrosis). Esta cicatrización fina divide las células del hígado en pequeñas islas o nódulos. Hemos señalado antes que es muy importante para la salud del hígado que se mantenga su estructura celular de forma regular, pero la fibrosis de la cirrosis provoca una interrupción permanente de esta estructura, la cual provoca la pérdida de la función del hígado.

Cuando se presenta una cirrosis hepática suele aparecer una complicación común: aumento de la presión de la vena porta. Los nódulos del hígado obstruyen los afluentes de la vena hepática e incrementan la resistencia al fluido sanguíneo, y por tanto elevan la presión de la vena porta.

Debido a esta hipertensión portal la sangre no fluye por el hígado de forma normal, de manera que la sangre se abre otros caminos para conseguir que la sangre de los intestinos vuelva al corazón por otras vías. Esto provoca toda una cascada de problemas. Estas venas agrandadas que se forman son anchas y de paredes finas. Suelen aparecer en el revestimiento del estómago, donde se denominan varices esofágicas. Otro problema es que debido al aumento de presión el bazo aumenta de tamaño. Pero el mayor peligro es que este tipo de venas se pueden romper, en especial las del esófago. Cuando sucede esto se produce una hemorragia a menudo difícil de solucionar, y la tasa de mortalidad por la hemorragia de varices esofágicas es muy alta.

Al principio la enfermedad es silenciosa sin dar síntomas durante meses o años. Las células hepáticas se están lesionando de forma silenciosa y lenta. Después aparecen los primeros síntomas:

  • Falta de apetito
  • Náuseas ante los alimentos grasientos
  • Estreñimiento acompañado de diarreas
  • Desarrollo anormal de gases en el intestino
  • Decaimiento y pérdida de peso
  • Síntomas claros de la cirrosis hepática
  • Después de estos primeros síntomas encontramos los síntomas más graves:
  • Adelgazamiento
  • Aumento del volumen del vientre provocado por el derrame del líquido ascítico en la cavidad abdominal (hasta 15-20 litros).
  • Reducción del tamaño del hígado
  • Engrosamiento del bazo
  • Ictericia
  • Prurito
  • Hemorragias frecuentes por roturas de venas esofágicas y gástricas, etc.

  • Insuficiencia cardiaca y renal
  • Y si el enfermo no ha fallecido ya, infecciones intercurrentes (pulmonías, septicimias, etc.)

  • La endoscopia superior

Tratamiento Candidiasis Madrid
Infección
intestinal cronica por Candidas.

Levaduras, mohos y hongos son organismos unicelulares que están siempre presentes en el medio ambiente. Los beneficiosos incluyen la levadura de cerveza, levadura de panadería y la levadura nutricional. Muchos otros son beneficiosos también, y se utilizan en la industria y en nuestros cuerpos para producir varias vitaminas, por ejemplo, ademas de otras sustancias beneficiosas.

En pequeñas cantidades, muchas levaduras son inofensivas. Sin embargo, en las condiciones adecuadas, algunas de ellas, como la Candida albicans, con crecimiento excesivo se convierten en patógenas. Segregan sustancias químicas muy tóxicas en nuestro cuerpo como el alcohol y el acetaldehído, y puede causar o contribuir a una amplia gama de malas condiciones de salud.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aumento de las infecciones por Candida intestinal en la sociedad actual

Hoy levadura intestinal es aún más problematica que en el pasado debido a que:

1. Azúcares y carbohidratos en la dieta. Mucha gente consume mucho trigo en exceso, azúcar, frutas, jugos, y almidones que alimentan la Candida en los intestinos. En otras palabras, estos alimentos tienden a descomponerse o contienen azúcares, que son los alimento natural para las levaduras intestinales.

2. Antibióticos. Esta clase de medicamentos favorece el crecimiento de los hongos y son masivamente prescritos en exceso para muchas condiciones de acné, resfriados y las gripes. Los residuos de antibióticos también se encuentran hoy en el agua potable, y en el suministro de alimentos.

3. La toxicidad de cobre. Esto también favorece la proliferación de levaduras y es muy común. Se discute en detalle más adelante, como también las otras causas.

4. La toxicidad del mercurio. Existen pruebas de que algunas de las levaduras pueden crecer para proteger realmente al cuerpo de la intoxicación por mercurio, que es muy común en la mayoría de la gente.

5. Debilidad o tóxicos para el hígado o congestión hepatica. Esto favorece el sobrecrecimiento de levadura, porque causa problemas en el hígado y disminuye la secreción de bilis ademas de otras anomalías biliares, que en particular ayudan a controlar muchos microorganismos dañinos en los intestinos.

6. Una condición extremadamente yin del cuerpo. Una calidad más yin del cuerpo favorece el crecimiento de la Candida. Esto también es muy común hoy en día, especialmente entre aquellos que comen azúcares y frutas, entre los vegetarianos, y entre aquellos con mala salud.

Muchas infecciones por hongos tienden a ser “frías” como las condiciones yin. Ellos no tienden a producir fiebre alta, por ejemplo, y están más asociados con la fermentación y la putrefacción de la materia muerta o de la carne, que tiende a ser frío, o más fría que la carne saludable que es atacado más por ciertas bacterias y virus.

7. Las deficiencias de minerales. Entre los más importantes son el zinc y el selenio. Sin embargo, hoy en día el suministro de minerales por los alimentos tiende a ser bajo en decenas de traza y minerales ultratrazas críticos. Comer los alimentos refinados de cualquier tipo es casi una garantía de que una persona se verá seriamente mineral deficientes. Es por eso que todo el mundo hoy se merece algas kelp.

Factores de riesgo para padecer infección por Candida

1. Mujeres. Las mujeres son mucho más afectadas que los hombres, quizás porque las mujeres tienen más dificultades con el desequilibrio de cobre que los hombres. Además, las mujeres tienen una tasa de oxidación más lenta, en general, y esto puede desempeñar un papel importante. Además, las mujeres utilizan pastillas para el control de la natalidad y el DIU de cobre que puede alterar el metabolismo del cobre y causar otros problemas que pueden contribuir al problema.

2. Vegetarianos. Esto puede deberse a que los vegetarianos están casi todos bajos en zinc, que se encuentra casi exclusivamente en las carnes y los huevos. Como resultado, se acumulan más cobre en el cuerpo. Además, los alimentos de proteínas vegetarianas como las nueces, semillas y granos son más altas en el cobre y el más bajo en zinc. Además, las dietas vegetarianas son mucho más yin que las dietas con más carne. Además, en mi experiencia, a los vegetarianos les falta muchos otros nutrientes que se encuentran en las carnes y los huevos.

3. Bebés. Algunos bebés tienen problemas de hongos debido a que son alimentados con dulces, sobre todo. La leche tiene un poco de azúcar, pero esto solo no suele ser la causa. El muget es una forma de infección por hongos que afecta a la boca, que es a menudo debido por a alimentar a los niños con los zumos de fruta bebés, por ejemplo, o con la leche pasteurizada en vez de leche materna. La leche con chocolate es un producto horrible para los bebés, o para cualquier otra persona, para el caso.

4. Si uno come de azúcar en absoluto, o cualquier otra fruta o jugos dulces de todo tipo. La razón de esto se explica en la sección anterior.

5. Las personas con desequilibrio de cobre. Desafortunadamente, esto incluye la mayoría de la gente hoy en día. Si el desequilibrio de cobre es grave, el problema es mucho peor y, a menudo no va a desaparecer hasta que el metabolismo del cobre se corrija con un programa de equilibrio nutricional. No es sólo una cuestión de “la reducción del cobre”, como muchos médicos creen. Es más complejo. El cobre es uno de los combatientes naturales del cuerpo de la Candida. De hecho, los compuestos de cobre que se utilizan en cultivos como el sulfato de cobre, y en piscinas y bañeras de agua caliente, a veces, ayudan al control de la levadura y el crecimiento de hongos.

Síntomas de sobrecrecimiento Candida albicans

Los síntomas van desde fatiga crónica y depresión a los dolores de cabeza, hinchazón, gases y tal vez dolor u opresión en y entre la zona del omóplato. La Candida también pueden contribuir a la confusión mental, cambios de humor, pérdida de memoria, picazón, dolor en las articulaciones, indigestión, úlceras, la mayoría de los condiciones del seno y el cáncer sin duda también.

Los trastornos del aprendizaje y la conducta a menudo se deben en parte a la infección por cándida, sobre todo en los niños que comen mucha azúcar. La Cándida crónica también pueden contribuir al síndrome del intestino irritable, colitis, intolerancia a los alimentos, la acidez y la enfermedad por reflujo gástrico ácido. Una de las formas de candida es invasiva, se esconde en los órganos del cuerpo y puede ser mortal. Como la Candida Albicans produce alcohol y acetaldehído, también pueden contribuir a muchas otras disfunciones sutiles, como la toxicidad general, la disfunción del hígado, deficiencias de nutrientes y mucho más.

Algunos profesionales la culpan de la mayoría de las enfermedades a la cándida. No me parece que este es el caso. Sin embargo, crecimiento excesivo del candida es muy común y un contribuyente importante a la mala salud.


Más detalles sobre las causas de Candida

1. Candida es una oportunista. Candida albicans es siempre una infección oportunista. Esto significa que este microorganismo se encuentra comúnmente en los alimentos, utensilios de cocina, platos usados ​​para comer, e incluso en el aire que respiramos. No le molesta si tu cuerpo es fuerte y saludable. Sin embargo, se afianza y crece con facilidad en los intestinos y otras partes del cuerpo cuando se está fuera de balance. Esto es lo que se entiende por una infección oportunista. También tiende a desaparecer de forma automática sin necesidad de tratamiento cuando el cuerpo se vuelve a poner en un mejor equilibrio.

Muchas infecciones son oportunistas de esta manera, pero en especial Candida albicans.

2. Desequilibrio de cobre. El cobre es esencial para las enzimas que producen energía en el sistema de transporte de electrones de la mitocondria. Este sistema favorece lo que se llama el metabolismo aeróbico o a base de oxígeno, que es el metabolismo normal de los seres humanos. La Candida, por el contrario, florece en un medio ambiente anaeróbico. Este es un tipo diferente de metabolismo en el que se utiliza el azúcar como combustible para las mitocondrias y menos oxígeno.

El cobre se utiliza en el cuerpo humano como un agente con actividad natural anti-candida, en parte porque el cobre favorece el metabolismo aeróbico, que tiende a retardar el crecimiento de la levadura. De hecho, el cobre también se utiliza en muchas industrias para retardar el crecimiento de la levadura. Por ejemplo, los agricultores utilizan el sulfato de cobre spray en frutas y verduras para matar la levadura y el moho. Los departamentos de agua pueden añadir compuestos de cobre para el agua potable por la misma razón. El cobre puede ser añadido a las piscinas y bañeras de agua caliente para el control de la levadura.

Sin embargo, el cobre debe estar en una forma biodisponible en el cuerpo para ser utilizado correctamente. Este es un tema complejo. Sin embargo, la biodisponibilidad depende de factores tales como la valencia de los minerales, el isótopo del mineral, el compuesto que se encuentra, la capacidad del cuerpo para transportar el mineral, y tal vez otros factores.

Por qué el cobre se convierte en biodisponible.

Dr. Pablo Eck, mi maestro, así como otros investigadores encontraron que un factor que disminuye la disponibilidad de cobre está en mal funcionamiento en las glándulas suprarrenales. Esto puede conducir a la ceruloplasmina baja o baja metalotioneína. La ceruloplasmina y metalotioneína del cobre son proteínas de transporte. Con la actividad suprarrenal baja, el cobre puede no estar debidamente sujeto a transporte y por lo tanto, pueden ser menos disponibles para el cuerpo. En efecto, me parece que hasta que la actividad suprarrenal mejora, la candida será difícil de controlar. Cuando las glándulas suprarrenales y la actividad glandular tiroidea se normaliza, muchas veces desequilibrio de cobre y problemas de hongos desaparecen por sí solos sin necesidad de tratamiento específico.

Los medicamentos y el cobre. Algunos medicamentos que se sabe que hacen agravar los problemas de candida pueden hacerlo al interferir con el metabolismo del cobre. Por ejemplo, las píldoras anticonceptivas, los parches y los DIU afectan el metabolismo del cobre. Algunos antibióticos actúan mediante la eliminación de cobre en el hígado. La terapia hormonal con esteroides disminuye la actividad de las glándulas suprarrenales que hace que el cobre este menos biológicamente disponible en algunos casos. Todos ellos pueden causar o agravar la infección crónica por cándida.

El desequilibrio del cobre es más frecuente en las mujeres, que también tienden a tener una actividad mucho más lenta la glándula suprarrenal que los hombres. Las razones para esto son varias. Por ejemplo, el cobre y los niveles de estrógeno tienden a estar correlacionados entre sí y las mujeres tienen más estrógeno que los hombres, en general. El temperamento femenino también puede ser un factor.

Visto qué es el hígado graso, podemos pasar a hablar de cuáles son las causas más habituales. Hay que señalar que no existen causas claras como tales, o, al menos, no se conoce. Sin embargo, sí se conocen algunos factores de riesgo. Son los siguientes:

  • Sobrepeso
  • Prediabetes y diabetes
  • Colesterol alto
  • Triglicéridos altos
  • Hipertensión arterial
  • Mala dieta
  • Pérdida de peso excesivamente rápida
  • Enfermedades intestinales

Al contar con uno de estos (o varios) factores de riesgo, conviene tener especial cuidado, porque es posible que se llegue a padecer hígado graso. Y, por supuesto, en la medida de lo posible, conviene controlar dichos factores de riesgo.

Vistas las causas, pasemos a ver los síntomas habituales del hígado graso. De este modo, si sientes algunos síntomas que no sabes interpretar, podrás saber si es posible que estés sufriendo esteatosis hepática.

Dolor en la parte superior derecha del abdomen

Este es el síntoma más habitual y uno de los primeros que aparecen. Se caracteriza por un dolor agudo en la parte superior derecha del abdomen, generalmente, después de las comidas.

Malestar general

El malestar general también se da con bastante prontitud cuando se padece este problema, y también se sufre más gravemente después de las comidas. El mayor problema de este síntoma, es que hay muchos otros problemas que pueden causarlo.

Cansancio y fatiga crónica

El cansancio y la fatiga crónica también son propios del hígado graso, porque el hígado es un órgano que almacena nutrientes, elimina toxinas y sintetiza enzimas. Si este trabajo no se realiza adecuadamente, el organismo se resiente notablemente, y se siente falto de fuerzas.

Pérdida de peso

En algunas personas, también puede darse una pérdida de peso vinculada al hígado graso. Sin embargo, no se da en todas las personas, y es un síntoma que puede camuflarse en exceso, por lo tanto, es recomendable fijarse en otros síntomas más que en este.

Sensación de pesadez

La sensación de pesadez está relacionada con el cansancio y la fatiga crónica. Sin embargo, al igual que otros síntomas de esta lista, la sensación de pesadez puede darse por muchas otras razones. En cualquier caso, lo mejor es ir al médico y salir de dudas.

Ictericia (en algunas ocasiones)

En casos extremos, puede aparecer ictericia. No obstante, este síntoma es un poco extraño en el hígado graso. Sin embargo, si llegase a aparecer, aunque se asocie con enfermedades más graves, normalmente, no tienes por qué asustarte más de la cuenta.

Sin síntomas

Como mencionábamos algo más arriba, hay algunos pacientes que no presentan síntomas, ni dolores ni molestias. Hasta cierto punto, este es un tema peligroso, porque la enfermedad podría evolucionar de forma silenciosa.

Es cierto que, en general, el hígado graso es una enfermedad benigna que no evoluciona a estadios más graves, y es por ello por lo que hay personas que pueden vivir con hígado graso durante muchos años.

Sin embargo, siempre existe la posibilidad de que evolucione hacia el hígado inflamado, la cirrosis o el cáncer. Es por ello que, aunque no se tengan síntomas, conviene hacerse chequeos periódicos y prestar atención a su posible existencia.

Ahora, veamos cuáles son los tratamientos más habituales para el hígado graso. Como verás, hace ya bastante tiempo que convivimos con este problema, por lo que tenemos buenos métodos para tratarlo sin dificultades.

Hay que señalar que no existe un tratamiento definitivo que permita resolver el problema. Sin embargo, sí se recomiendan algunos elementos básicos, tales como reducir el peso corporal a través de la dieta y del ejercicio.

Por supuesto, en la medida en que el hígado graso tiene mucho que ver con haber llevado una mala calidad de vida, especialmente en lo que respecta a la alimentación, una muy buena forma de controlar el problema es mediante una alimentación saludable, rica en frutas y verduras.

El ejercicio permite que el cuerpo elimine las grasas, y, puesto que el hígado graso se basa en tener células grasas en el hígado, eliminar dicha grasa será de gran ayuda para mejorar la calidad de vida, pese a que se sufra la enfermedad.

Lo mejor que se puede hacer a la hora de controlar el hígado graso, en general, es acudir al nutricionista. Si dicho nutricionista tiene conocimientos de diseño de planes de ejercicios, mejor que mejor.

De esta forma, puedes plantearle que tienes hígado graso, y él se encargará de hacerte el mejor plan de ejercicios y de dieta posible para resolver tu problema, basado en tus características personales.

Esto puede hacerlo, hasta cierto punto, el médico, pero, en general, es mejor acudir a un especialista en el campo de la alimentación, y no conformarse con la opinión de un médico que no tiene una especialidad, sino solo conocimientos generales de diferentes campos.

Además, acudir a un nutricionista será de gran ayuda, porque, como ya hemos mencionado anteriormente, la pérdida rápida de peso también está vinculada a los problemas de hígado. Siendo así, es mejor acudir al nutricionista y que éste nos indique cómo ir perdiendo peso poco a poco, de forma que el hígado no sufra más de la cuenta.

Empecemos por los remedios naturales para prevenir la esteatosis hepática. Después, veremos los remedios naturales para tratarla, en el caso de que ya haya aparecido.

Tienes que tener en cuenta que, en la mayoría de casos, el hígado graso viene causado por hábitos y estilos de vida poco saludables. Por lo tanto, es una evidencia que el hígado graso se puede prevenir.

Además, teniendo en cuenta que, hace algún tiempo, cuando la gente comía de una forma más saludable y realizaba ejercicio de forma más constante, el hígado graso era una enfermedad sin apenas incidencia en la sociedad, se puede asumir que se puede prevenir con simples remedios naturales.

Llevándolo un poco más al extremo, si tenemos hígado graso en las primeras etapas, no solo puede prevenirse, sino que puede, incluso, curarse (bastará con controlar los niveles de grasa en el organismo mediante ejercicio y buena dieta). En lo que respecta a la alimentación, la mejor dieta que se puede seguir para prevenir el hígado graso es una que cuente con alimentos frescos y saludables, y que sea baja en grasas. La dieta mediterránea, por ejemplo, es una muy buena opción.

De hecho, la presencia de sobrepeso, obesidad y, por extensión, hígado graso, es inferior en los países mediterráneos que en otros con otras dietas. No es casualidad. Y no es casualidad que la presencia de estas enfermedades haya crecido al perderse la tradición de esta dieta y adoptar hábitos alimentarios de otros países menos saludables.

Otro aspecto clave es el del alcohol. El alcohol interviene de una forma fundamental en la acumulación de grasa en el hígado, por lo tanto, es importante que se reduzca sustancialmente (incluso eliminándolo completamente) el alcohol de la dieta.

Por otro lado, habrá que hacer ejercicio de forma constante, con una media hora diaria, por ejemplo. Preferiblemente, ejercicios que contribuyan a quemar grasas, como salir a correr un rato cada día. De esta forma, eliminaremos la grasa que hay en el organismo, y contribuiremos a que el hígado graso tenga menos grasas con las que lidiar, reduciendo los problemas asociados al hígado graso y llegando, en algunos casos, a curarlo completamente.

Ahora, vistos los remedios naturales para prevenir el hígado graso, veamos cuáles son los mejores remedios naturales para tratarlo una vez ya ha aparecido:

  • Consejos anteriores: Los consejos anteriores, pensados para la prevención, también sirven para tratar el hígado graso. Por lo tanto, no dejes de aplicarlos, porque reducir la cantidad de grasas, aunque sirva para prevenir, también sirve para tratar el hígado graso.
  • Infusiones depurativas: Las infusiones de alcachofa y diente de león son altamente depurativas. Te permitirán ayudar a tu hígado a eliminar toxinas y asimilar nutrientes, y, además, contribuirá a eliminar parte de la grasa de su interior. Todo ello te ayudará a tener una mejor calidad de vida pese a que padezcas hígado graso.
  • Cardo mariano: El cardo mariano es una de las plantas con mayores beneficios para el hígado. Cuenta con silimarina, que contribuye enormemente a regenerar y proteger las células hepáticas. Puedes tomar cápsulas de cardo mariano o extractos, que puedes localizar en todo tipo de herbolarios.
  • Tés: Los tés, especialmente el verde, son de gran ayuda para regenerar el hígado, y contribuyen enormemente a reducir los problemas asociados al hígado graso. Con los tés, se contribuye a disolver y eliminar la grasa acumulada, por lo que no dejes de consumirlos.

Como puedes ver, el hígado graso es una enfermedad que conviene tener vigilada, pero que no implica excesivos problemas. Con la información anterior, y un buen control médico, no deberías por qué tener ningún problema.

El cáncer de hígado es uno de los cánceres digestivos más agresivos pero también uno de los cánceres cuyo tratamiento ha evolucionado mejor recientemente. Repaso por su definición, sus orígenes, sus signos y síntomas, así como su tratamiento.