que pasa si un hombre de 18 años toma viagra

El único tratamiento eficaz es el abandono del consumo de alcohol. Si existe dependencia alcohólica la suspensión del consumo precisa de ayuda psiquiátrica. La supresión del consumo del alcohol permite la curación de la esteatosis y, en muchos casos, de la hepatitis alcohólica; cuando existe cirrosis, da lugar a una mejoría de la función hepática, aunque la cirrosis es irreversible. Dependiendo del grado de deterioro de la función hepática, estos pacientes podrán llevar luego una vida normal o, por el contrario, precisar un trasplante hepático para evitar el fallecimiento a causa de complicaciones de la cirrosis. silimarina (legalon, silarine)

buenas tardes, canaria despues de criar se encuentra decaida, con las alas abajo y torpe al caminar, que puedo suministar para recuperar su salud

Canario apenas ve por ninguno de los ojos, esta siempre abajo de la jaula que puede ser? No se mueve tan apenas

canario con desgarro bastante grande en cabeza y cuello,ha perdido bastante piel.Que podemos hacer?

Tuve un pichón que se murió y no supe el motivo, presentaba perdida de plumaje, cansancio, perdida del equilibrio (no tenia fuerzas en las patas. Jamas supe que tipo de enfermedad tuvo.
¿Me pueden ayudar a saber cual era?

canario abatido,en la comesura del pico pelado y abra el pico como si bostesara repetidamente

porque contestan por favor

Tengo un canario joven que es de comer poco como si le costara pelar las semillas. Hace tres días le dio una parálisis y se quedó con la cabeza ladeada. No come nada y tampoco bebe.Tampoco pía y no mantiene el equilibrio en el palo.Acudimos al veterinario, se le administra comida por sonda, pero no hace por comer.Esperando diagnóstico.Alguien podría decirme algo de lo que le pasa?Gracias.

Hola buenas, no tengo ninguna experiencia en canarios, tengo uno que el año pasado rescate de la piscina. Desde hace un par de semanas le ha dado por meterse en la bañera y se queda ahi parado por un largo tiempo, despues sale y esta lo mas normal, y al rato de patas a la bañera, es normal este comportamiento?. Muchas gracias

tengo un canario que lleva mas de un año mudando las plumas y no hace mas que rascarse come bien y no ha dejado de cantar

Hola. a mi canario le han salido unos bultos muy raros. uno en cada hombro. k es eso?

Hola mi canario esta extraño, esta embolado, duerme y esta débil come poco que puede ser, me tiene muy preocupada y triste:(

Hola, micanario lleva algun tiempo con diarreas y ahora le he visto un bulto negro en el abdomen, hasta ahora comia bien, pero lleva unos dias que come poco y hace diarrea pero en menor cantidad que antes

buenas noches.Tengo un problema y sí me podéis ayudar.Tengo canarios y los pollos me salen muy débiles y con un punto negro en el lado derecho del vientre y se mueren los pollos o los padres no le dan de comer y quisiera saber como solucionar este problema.Por favor seriedad.Gracias

ola necesito obtener el libro de veterinaria completo

Hola mi canaria acaba de terminar una puesta y tiene el pico y patas palidas,tambien tiene la cloaca amarillenta blanquecina,esta embolada y ni come ni bebe.Espero respuesta,Gracias

mi canario esta extraño, esta embolado, duerme y algo débil. me podrían decir que le esta pasando. GRACIAS

¿Cómo puedo suministrar un baño antiparasitario de forma correcta? Cada vez que pongo una disolución de vinagre y agua no se bañan, he de aplicarla con spray obligatoriamente.

tengo una canaria, tuvo 3 crias lindas y bellas ya tienen cuatro meses se encuentra en una jaula sola, nunca abandono el nido hasta ayer, pero no se sostiene, tiene temblores y no controla la cabeza que podre hacer.

Tengo un canario de aproximadamente 14 años de edad y hace aproximadamente 2 semanas un ojo se le inflamo y al parecer le sangraba y se le formo una costra tapandole por completo el ojo, a los pocos dias le sucedio lo mismo en el otro ojo, yo pense que se iba a morir, pero no, que debo hacer?

Tengo un canario adulto (14 años) y se le pusieron los dos ojos como el que esta en la portada (enfermedades de canarios), que debo hacer. Gracias.

Buenas, he comprado una canaria para hacerle compañía a mi canario, esto hace un tiempo, pensé que ya estaba en época de celo, aunque se veía un poco desaliñada y sus alas caídas, además de pasar gran parte del día quieta, y sus alas entre abiertas, hacer unos extraños movimientos con la cola como tratando de botar algo, y perdidas de algunas plumas alrededor de la cloaca algo sucia, pensando que podría ser estreñimiento le he dado unas gotas de aceite de ricino, pero no mejora, no ha perdido peso, pero sigue igual

Bueno días, mi canario refleja una inchasón en la cabeza de lado derecho, por arriba de su ojo, a dejado de cantar, y en ocasiones se ve como si estuviera inflado. que puedo
hacer

tengo un mixto jilguero al que le ha salido una especie de grano de aspecto seboso entre la base del pico y el ojo, ha ido creciendo hasta alcanzar el tamaño de un guisante ¿quien me puede orientar? el pajaro esta en perfectas condiciones, como si no tubiera nada

Buenas tarde tengo un canario que tiene micosis y cual es el antibiotico que tendria que darle. Saludos y gracias

Tengo un canario que se está quedando pelado y esta muy delgado, estoy muy preocupada. Que puedo hacer?

tengo varios pichones con diarrea blanquecina y embolados,¿ que podría darle? gracias.

pichones con heces blancas y embolados, ¿ que les puedo dar?

Hola buenos días tengo una canaria y la tuve junta con un canario 4 días ahora está todo el día en el suelo de la jaula y sin moverse que le puede pasar gracias

doblale la cabeza para atras y pegale un golpe seco, con eso morira de una vez

Clínica Estomatológica H y 21
Instituto de Gastroenterología

Muchas de las lesiones de la mucosa en la cavidad bucal están relacionadas con trastornos anatómicos y funcionales de los órganos del aparato digestivo; algunas forman parte del cuadro clínico de la entidad y otras aparecen como complicaciones de estas. Generalmente son de orígenes inmunológicos, nutricionales o carenciales. Estas lesiones son difíciles de tratar, por lo que es importante conocer las características clínicas que faciliten una adecuada interpretación y al mismo tiempo ofrecer una conducta terapéutica correcta. Se presenta una revisión actualizada de las características semiológicas de las lesiones bucales que forman parte del cuadro clínico de diversas enfermedades digestivas, con el fin de que los médicos generales, clínicos, estomatólogos y gastroenterólogos puedan diagnosticarlas y brindar mejor orientación y tratamiento a los pacientes.

cual es mejor la cialis o el viagra

  • El consumo excesivo de alcohol hace que el hígado no pueda eliminarlo correctamente y puede producir una inflamación del mismo
  • Una infección por cualquiera de los virus de la hepatitis, hepatitis A, B, C, D, E, siempre causa la inflamación hepática
  • Otras infecciones virales, como la mononucleosis infecciosa, por citomegalovirus o bacterianas también pueden ser causantes del hígado inflamado
  • Una intoxicación producida por medicamentos desencadenará, también, en la inflamación hepática
  • Otros causantes pueden ser la enfermedad de Niemann-Pick, la cirrosis biliarprimaria, el Síndrome de Reye, la sarcoidosis o la colangitis esclerosante
  • El hígado graso es otra de la anomalías que, si no se trata, también puede derivar en una inflamación del mismo
  • Por último, cabe destacar que la aparición de una metástasis de tumores o la leucemia tambien pueden provocar la hepatomegalia

Durante los primeros días de la inflamación hepática es muy probable que no notes ningún síntoma ni rareza en tu cuerpo relacionado con el hígado. Sin embargo, conforme avanza el tiempo se hacen cada vez más evidentes. En general, los primeros síntomas suelen ser muy similares a los que presenta una gripe común, malestar, décimas de fiebre, dolor muscular y náuseas.

  • A medida que pasa el tiempo los síntomas aumentan y se intensifican. La hepatomegalia suele provocar ictericia, que es cuando la piel adquiere un tono amarillento (los ojos también pueden tornarse amarillos). Los vómitos y la diarrea son otros de los síntomas más comunes del hígado inflamado.
  • Al tratarse de una inflamación, es muy probable que también notes la parte del abdomen ligeramente más hinchada al principio y, conforme avanzan los días, aumente de tamaño. Asimismo, el dolor abdominal es otra de las consecuencias de esta condición.
  • El color de las heces es otro de los factores que debes tener en cuenta si sospechas que tu hígado está inflamado, pues esta anomalía hace que se vuelvan más claras, incluso blancas. Esto sucede, sobre todo, cuando el causante de la inflamación es uno de los virus de la hepatitis. Recuerda que la hepatitis es la inflamación del hígado a causa de una infección vírica o bacteriana. En relación con esto, la orina puede tornarse de un color más oscuro del normal, tener un constante sabor amargo en la boca y mal aliento.

Estos son los síntomas más comunes del hígado inflamado pero, en función del causante, es posible que no aparezcan todos o que, incluso, no se muestre ninguno. Por ello es importante realizarse exámenes anuales en caso de contar con alguno de los factores de riesgo, como padecer alguna de las enfermedades expuestas de manera crónica, el alcoholismo o tomar un exceso de medicamentos.

Ahora que ya conocemos los síntomas del hígado inflamado es importante que, si padeces esta condición, apostemos por incluir remedios naturales que nos ayudarán a desinflamar esta zona del cuerpo y conseguir que mejore nuestra salud. A continuación vamos a descubrirte los remedios caseros que te ayudarán a conseguir bajar la hinchazón de esta zona del cuerpo:

Es una de las infusiones que mejor funcionan para tratar el hígado inflamado ya que se trata de una planta muy depurativa que ayuda a que el cuerpo elimine el exceso de toxinas acumuladas y, también, se aminore la presencia de retención de líquidos.

También es otra de las mejores plantas medicinales para reducir la hinchazón del hígado ya que se trata de un remedio casero con un alcaloide que consigue mejorar el funcionamiento de la vesícula biliar y, por tanto, favorece la expulsión de toxinas gracias a que se incrementa la producción de bilis.

El tamarindo es un ingrediente perfecto para depurar el cuerpo ya que consigue mejorar el funcionamiento de la vesícula biliar y, por tanto, consigue bajar la inflamación que pueda padecer el hígado. Además, cuenta con propiedades protectoras que garantizarán la salud al hígado. La mejora manera de aprovechar estas propiedades es elaborando una infusión de tamarindo y tomarla 2 o 3 veces al día.

El limón es una fruta repleta de propiedades digestivas y diuréticas que conseguirán fomentar la depuración del cuerpo de forma natural y, por tanto, bajar la hinchazón. Puedes preparar un zumo que cuente con la mitad de agua y la mitad de limón y tomarlo cada mañana en ayunas.

En este otro artículo de unCOMO te damos más remedios caseros para el hígado inflamado.

Si notas presente algunos de los síntomas expuestos deberás acudir a tu médico inmediatamente para que realice las pruebas pertinentes y confirme o descarte la inflamación hepática. Recuerda que muchos de los causantes son enfermedades graves, de manera que quizás hayas contraído alguna y todavía no lo sepas.

Para detectar la hepatomegalia el médico primero palpará la zona de debajo de las costillas, pues si la inflamación es severa lo notará de inmediato, luego realizará una radiografía abdominal para observar si se ha producido un agrandamiento del hígado o no. En caso de haber indicios de ellos, puede hacer una ecografía abdominal para confirmarlo.

Si se confirma, las siguientes pruebas serán una tomogradía computarizada del abdomen para averiguar la causa que ha provocado la inflamación, pruebas de la función hepática a fin de evaluar el funcionamiento del hígado, y una resonancia magnética del abdomen para confirmar los resultados de la tomografía.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son los síntomas del hígado inflamado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

El hígado es uno de los órganos más vitales del cuerpo. Este órgano es responsable de algunas funciones, como la desintoxicación, el almacenamiento de glucógeno y la producción de hormonas. El hígado se encuentra en el lado derecho de la cavidad abdominal y es de color marrón rojizo. El peso promedio del hígado de un adulto es alrededor de 1,5 kilogramos. Es el mayor órgano glandular en el cuerpo humano y se encuentra a la derecha del estómago, justo debajo del diafragma. Mantener el hígado sano es muy necesario para una vida saludable. Por lo tanto, no es prudente hacer caso omiso de los síntomas asociados con ese órgano.

Dolor de hígado a menudo se confunde con otros tipos de dolor en el abdomen. Por lo general, se experimenta como un dolor leve en la parte superior derecha del abdomen. En algunos casos, podría ser acompañado con dolor de espalda y / o dolor abdominal. La ubicación del dolor también puede variar ligeramente de un paciente a otro. Sin embargo, es difícil distinguir el dolor de hígado de otros tipos de dolor abdominal. La gente tiende a ignorar este síntoma (a menos que sea demasiado grave) y esto puede conducir a más complicaciones. Por lo tanto, es muy necesario identificar y tratar el dolor tan pronto que sea posible. Algunos de los síntomas del dolor de hígado son los siguientes:

  • Uno de los factores más importantes en la identificación de este dolor es la ubicación. El dolor se experimenta principalmente en el lado superior derecho del abdomen, debajo de la caja torácica.
  • Por lo general, el dolor de hígado se siente como un dolor leve, pero para algunas personas, podría ser como un dolor agudo. Puede ir acompañado de dolor de espalda o dolor en el hombro, en algunos casos.
  • Otros síntomas incluyen erupciones, picazón, manchas marrones en la piel. Algunos pacientes pueden presentar coloración amarillenta de la piel y de los ojos.
  • Sudoración excesiva, mal olor corporal y mal aliento se encuentran entre los síntomas de dolor de hígado. La persona afectada también puede tener las plantas de los pies y las palmas de las manos rojas, inflamadas y con picazón.

Aparte de lo dicho anteriormente, hay varios otros síntomas que pueden estar asociados con este tipo de dolor. Tales síntomas adicionales pueden variar según el caso.

  • La dificultad para respirar
  • El dolor al respirar o toser
  • La decoloración de la orina y de las heces
  • La fatiga y el dolor articular
  • La inflamación de los testículos
  • Las náuseas y / o diarrea
  • La distensión abdominal
  • La pérdida de peso inexplicable

Es muy raro que una persona con dolor de hígado pueda tener todos los síntomas anteriores. En caso de síntomas graves como taquicardia, fiebre alta, vómito con sangre, dolor hepático severo y alucinaciones, la atención médica inmediata debe ser proporcionada a la persona afectada.

El dolor de hígado puede ocurrir debido a varias razones. La mayoría de las causas son graves y potencialmente mortales, si no se diagnostican y se tratan a tiempo. Una de las causas más comunes es la hepatitis. Todas las formas de hepatitis B, hepatitis A y C son causantes del dolor en el hígado y la ictericia. Otra condición médica asociada con este dolor es cáncer de hígado el que se identifica en sus últimas etapas. En este caso, el dolor puede ir acompañado de fatiga, pérdida de apetito y pérdida de peso. El hígado graso (esteatosis) es una condición, en la que el hígado se aumenta debido a la acumulación de grasa. También puede causar disfunción hepática. Otras causas de dolor de hígado incluyen cirrosis, el consumo de alcohol, agrandamiento del bazo y el hígado, la sobrecarga de tóxicos y otras enfermedades del hígado. Cualquiera que sea la causa, el diagnóstico precoz y el tratamiento es necesario para evitar mayores complicaciones, que pueden ser mortales a veces. El tratamiento del dolor de hígado puede variar dependiendo de las causas. Por lo general, para determinar la causa exacta se realizan los análisis de orina y de sangre.

Esto es sólo un resumen breve acerca de los síntomas de dolor del hígado, cualquier síntoma asociado a él debe ser diagnosticado y tratado tan pronto como sea posible.

Algo de grasa en el hígado es normal. Pero si la grasa en el hígado representa más del 5% al 10% del peso de tu hígado, puedes tener enfermedad hepática alcohólica o no alcohólica. En algunos casos, estas enfermedades pueden llevar a complicaciones graves. Está atento a la siguiente guía que te ayudarán a entender los síntomas, causas y tratamientos para el hígado

Más de 15 millones de personas en simplemente Estados Unidos abusan del alcohol. Casi todos ellos – el 90% -100% – desarrollan grasa en el hígado.

El hígado graso puede ocurrir después de beber cantidades moderadas o grandes de alcohol. Incluso puede ocurrir después de un corto período de consumo excesivo de alcohol (hepatopatía alcohólica aguda).

La genética o herencia (lo que se transmite de padres a hijos) juega un papel en el desarrollo de grasa en el hígado por la enfermedad hepática alcohólica de dos maneras: Puede influir en la cantidad de alcohol que se consume y su probabilidad de desarrollar alcoholismo. Y también, puede afectar los niveles de enzimas hepáticas implicadas en la descomposición (metabolismo) de alcohol.

Otros factores que pueden influir en la probabilidad de desarrollar la enfermedad de hígado graso alcohólico incluyen:

  • Hepatitis C (que puede conducir a la inflamación del hígado)
  • Una sobrecarga de hierro
  • Obesidad
  • Dieta

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es ahora la causa más común de enfermedad hepática crónica en muchas partes del mundo, como por ejemplo en Estados Unidos. Algunas personas con exceso de grasa en el hígado simplemente tienen lo que se llama un hígado graso. Aunque esto no es normal, no es grave si no conduce a la inflamación o daño.

Otros tienen lo que se llama esteatohepatisis no alcohólica. Aunque es similar a la enfermedad hepática alcohólica, las personas con este tipo de enfermedad del hígado graso beben poco o nada de alcohol. La esteatohepatisis no alcohólica puede conducir a daño hepático permanente. El hígado puede agrandarse y con el tiempo las células hepáticas pueden ser reemplazadas por tejido cicatricial. Esto se llama cirrosis. El hígado no puede funcionar bien y puede que desarrolles insuficiencia hepática, cáncer de hígado y muerte relacionada con el hígado. La esteatohepatisis no alcohólica es una de las principales causas de cirrosis.

Ambos tipos de enfermedad hepática no alcohólica son cada vez más comunes. Hasta un 20% de los adultos pueden tener hígado graso o esteatohepatisis no alcohólica. Y más de 6 millones de niños tienen una de estas condiciones, que son más comunes en los niños asiáticos e hispanos. La evidencia reciente indica que la esteatohepatisis no alcohólica aumenta el riesgo de enfermedades del corazón en los niños que tienen sobrepeso o son obesos.

viagra y alternativos

Aun así, la fosfata alcalina alta en perros no tiene todavía una explicación exacta de por qué sucede, aunque se sabe que hay una estrecha relación entre varias enfermedades y esta. Algunas enfermedades en el cánido relacionadas con esta enzima son las siguientes:

  • Laenfermedad de Cushing, que causa un exceso de la hormona de la adrenalina
  • Hepatitis infecciosa
  • Hiperplasia nodular, una enfermedad hepática crónica y benigna en donde se segrega fosfatasa alcalina de forma anormal

El tratamiento en nuestros amigos de cuatro patas es también similar, relacionándose más con la enfermedad que hay detrás que con el nivel de la enzima en sí.

En los gatos, un aumento de fosfatasa alcalina puede estar relacionado con la lipidosis hepática felina. Esta enfermedad consiste en la acumulación de grasas dentro del hígado, provocando una insuficiencia hepática que puede causar la muerte del animal. Esta enfermedad suele darse más en gatas hembras y en felinos adultos acostumbrados a comer alimentos de lata.

Lo más común es que se deba a un ayuno prolongado por parte del felino. Esta desnutrición puede suceder por varios motivos:

  • Estreñimiento
  • Gastroenteritis
  • Fiebre
  • Estrés, producido normalmente por algún cambio en su vida como una mudanza o la ausencia del dueño
  • Dolores producidos por golpes, enfermedades o la cirugía

En estos casos el tratamiento es complejo, pero se basa en administrar a nuestra mascota una dieta alta en proteínas de alta digestibilidad e hipercalórica.

Última revisión: 2010-02-03 por Dr. José María Ladero Quesada

¿Qué es la hepatitis?

Hepatitis es una palabra derivada del latín que designa la inflamación hepática. Se caracteriza por la destrucción de una cantidad variable de células hepáticas y por la presencia de células inflamatorias en el tejido del hígado. La hepatitis puede ser causada por enfermedades que atacan específicamente a las células, o como consecuencia de una enfermedad más generalizada, como la mononucleosis infecciosa. Las hepatitis pueden clasificarse en dos variedades de acuerdo con su duración: hepatitis aguda (que dura menos de 6 meses) y hepatitis crónica (que dura más de 6 meses).

¿Cuáles son las causas de hepatitis aguda?

Hay diversas causas de hepatitis aguda:

  • Infecciones por virus de hepatitis:Hepatitis A Hepatitis B Hepatitis C Hepatitis DHepatitis E
  • Otras enfermedades producidas por virus: como por ejemplo mononucleosis infecciosa por virus de Epstein-Barr o infección por citomegalovirus.
  • Infecciones bacterianas graves
  • Infecciones por amebas
  • Medicamentos (muchos); por ejemplo, intoxicación por paracetamol, por halotano (un anestésico de alta toxicidad).
  • Tóxicos
  • Alcohol
  • Setas venenosas, por ejemplo amanita phalloides

Le sugerimos la lectura de algunos artículos relacionados:

¿Cuánto bebe?

¿Bebe usted demasiado? Véalo haciendo nuestro test. Y. ¡sea sincero!

¿Cuáles son las causas de hepatitis crónica?

Existen diferentes causas de hepatitis crónica

  • Padecer hepatitis víricas contagiosas:Hepatitis BHepatitis CHepatitis D
  • Medicamentos
  • Tóxicos, como el alcohol
  • Hepatitis auto inmune: en esta enfermedad resultan destruidas una parte de las células hepáticas por el ataque del propio sistema inmunitario del paciente. La hepatitis auto inmune puede manifestarse en algunas ocasiones como una hepatitis aguda, pero su evolución espontánea siempre es hacia la cronicidad. Es el único tipo de hepatitis que se considera crónica aunque no hayan transcurrido 6 meses desde su comienzo. La causa desencadenante es desconocida.
  • Trastornos congénitos del metabolismo.Enfermedad de Wilson (alteración del metabolismo del cobre).Hemocromatosis (alteración del metabolismo del hierro).

¿Cómo se adquiere la hepatitis?

Una persona puede sufrir hepatitis si se infecta con alguno de los virus que pueden causar inflamación hepática o como consecuencia de la exposición a productos que pueden originar hepatitis (alcohol, setas venenosas o determinados medicamentos).

Los medicamentos pueden producir hepatitis por dos mecanismos diferentes, ya sea por una dosis excesiva de un medicamento intrínsecamente tóxico si se toma en cantidades muy elevadas (por ejemplo, paracetamol), ya sea por una reacción anormal del hígado ante una dosis normal (por ejemplo, el anestésico Halotano). Afortunadamente el segundo mecanismo actúa en raras ocasiones y para prevenir el primero basta con no superar las dosis recomendadas.

Hepatitis aguda

Los síntomas de hepatitis aguda son muy variables de un enfermo a otro. Algunos no presentan ningún síntoma en absoluto y, en la mayoría de los casos, los niños tienen sólo síntomas leves.

En las fases iniciales:

  • Cansancio, malestar general, fiebre baja.
  • Náuseas, pérdida de apetito, alteraciones en la percepción de los sabores.
  • Molestia o dolor bajo el reborde costal derecho debido al aumento de tamaño del hígado.
  • Dolores musculares y articulares, dolor de cabeza, erupción cutánea.

La fase ictérica:

  • Color amarillento de las escleróticas (el "blanco" de los ojos), la piel y las membranas mucosas.
  • Orinas oscuras (como el coñac).
  • Heces más claras de lo normal.
  • Al iniciarse este periodo, los síntomas iniciales mejoran.

La fase de convalecencia:

  • Cansancio, que puede durar semanas.
  • En un 5 a 8% de los casos de hepatitis A se produce una recaída, generalmente más leve que el primer episodio.

Hepatitis crónica

  • Muchos enfermos no tienen síntomas
  • Cansancio, incremento de la necesidad de dormir, dolores musculares y articulares.
  • Molestias ligeras e intermitentes por debajo del borde de las costillas, debido al aumento de tamaño del hígado.
  • La ictericia es de aparición muy tardía en la hepatitis crónica. Indica enfermedad grave.

¿Cuáles son los síntomas de hepatitis? ¿Quién puede tener hepatitis?

  • Pacientes con ictericia u otros síntomas de posible aparición en la hepatitis
  • Personas que tienen muchas probabilidades de haberse contagiado por los virus de las hepatitis B o hepatitis C.
  • Personas con riesgo elevado debido a la existencia en sus familias de casos de hepatitis hereditaria (los trastornos del metabolismo citados anteriormente, por ejemplo).

¿Cómo se puede prevenir la hepatitis?

  • Evitando exponerse a los virus de las hepatitis infecciosas.
  • Vacunándose contra las hepatitis A y B si tiene usted un riesgo alto de contagiarse de tales virus.
  • Evitando consumir cantidades excesivas de alcohol.

¿Qué puede hacer el enfermo?

  • No beba alcohol si tiene síntomas de hepatitis o un análisis de sangre ha revelado que la enfermedad está activa.
  • Si la causa es el abuso de alcohol, debe dejar por completo de beber y pedir consejo a su médico para mantenerse abstemio.
  • Haga una alimentación equilibrada
  • Si tiene síntomas de hepatitis aguda, puede necesitar un cierto reposo. Sin embargo, si se encuentra bien no hay ningún motivo por el cual no pueda usted trabajar y seguir realizando sus demás actividades.
  • Si tiene usted hepatitis crónica trate de hacer una vida lo más normal posible.
  • Los enfermos con hepatitis B deben informar sobre ello a sus familiares, a sus compañeros sexuales y a las demás personas que convivan con ellos. Todas estar personas pueden protegerse vacunándose contra esta enfermedad. Hasta que la vacuna haga efecto debe utilizarse preservativo en las relaciones sexuales. Nunca se deben compartir objetos de higiene personal que puedan contaminarse con sangre (maquinillas de afeitar, corta-uñas, etc.).
  • Si usted tiene una hepatitis A debe informar sobre ello a su familia para que puedan protegerse mediante una higiene adecuada y, en algunos casos, con inyecciones de gammaglobulina. No obstante, cuando la hepatitis A entra en la fase ictérica la contagiosidad suele ser ya escasa o nula.
  • Si usted es consumidor de drogas por vía intravenosa, no comparta nunca el material de inyección. Reducirá con ello el riesgo de adquirir hepatitis y otras enfermedades infecciosas aún más graves.
  • Si padece usted hepatitis crónica debe visitar regularmente a su médico.

¿Cómo se diagnostica la hepatitis?

El diagnóstico se confirma mediante un análisis de sangre y, en algunas ocasiones resulta también necesario el estudio al microscopio de un trozo de tejido del hígado obtenido por medio de una biopsia hepática. Algunos de los análisis de sangre permiten identificar la causa de la enfermedad y excluir otras posibilidades. Otros análisis reflejan qué grado de actividad tiene la inflamación en ese momento.

En los casos de hepatitis crónica la intensidad y características de la lesión hepática sólo pueden establecerse mediante una biopsia hepática.

Las hepatitis agudas por el virus de la hepatitis A mejoran espontáneamente en la inmensa mayoría de los casos y nunca pasan a la cronicidad. La hepatitis aguda B suele evolucionar bien, pero el 5% de los pacientes desarrollan una hepatitis crónica (el riesgo es mayor en niños pequeños). La hepatitis aguda C suele dar pocos o ningún síntoma, pero aproximadamente el 70% de los casos se hacen crónicos. En conjunto, las hepatitis infecciosas tan sólo producen insuficiencia hepática aguda potencialmente mortal en menos de 1 caso de cada 300.

La hepatitis que aparece en el curso de la mononucleosis infecciosa siempre se cura espontáneamente.

La hepatitis aguda por medicamentos o alcohol suele mejorar una vez que cesa la exposición del hígado al producto responsable.

viagra por una noche

  • comidas ricas en grasas.
  • todo tipo de excitantes: café, tabaco, y especialmente, el alcohol.
  • la toma de medicamentos convencionales debe reducirse al mínimo.
  • huevos, sobre todo fritos. Pueden comerse 1 o 2 por semana pasados por agua.

En segundo lugar, encontramos una serie de alimentos de los que no conviene abusar o cuyo consumo habría que reducir para aligerar el esfuerzo que tiene que realizar este órgano, y entre ellos encontramos:

  • harinas refinadas: bollería, pan blanco, dulces industriales, pizzas, etc.
  • manzanas: a pesar de ser un alimento muy sano, puede causar congestión a muchas personas que padecen de la vesícula.
  • leche entera y sus derivados.
  • carnes grasas.

Y sobre todo, es muy conveniente incluir una serie de alimentos que constituirían la base de la dieta de las personas que padecieran alguna dolencia relacionada con el hígado, y serían:

  • Carbohidratos de absorción lenta: cereales integrales, pastas, zanahorias, etc.
  • fruta, tanto la dulce como la ácida: plátano, pera, melón, naranja, limón, etc., evitando las manzanas y las fresas, éstas últimas porque pueden causar reacciones alérgicas.
  • verduras y hortalizas, brevemente cocidas, especialmente la alcachofa.
  • ensaladas vegetales variadas.
  • alimentos ricos en azufre: col, coliflor, cebolla, ajo, etc.

Si el hígado sufre alguna enfermedad o algún trastorno que le afecte, puede doler. Si se encuentra inflamado o agrandado de tamaño porque ha acumulado demasiada grasa, como en le caso del hígado graso, o porque se han seguido hábitos no demasiado saludables, como beber alcohol en exceso o haber abusado de ciertos medicamentos, se puede experimentar dolor en la zona del abdomen superior derecho, por debajo de las costillas. Esta molestia o dolor suele ser constante.

1-Concepto de Enfermedad Social
2-Enfermedad: Stress
3-Enfermedad:Alcoholismo
4-Enfermedad: Tabaquismo
5-Enfermedad: Drogadicción

Enfermedades sociales son para algunos, aquellas afecciones provocadas por una deficiente condición socioeconómica. Podría decirse que se trata de enfermedades que, al afectara un individuo, están perjudicando a toda la sociedad.

En términos generales, siempre sucede así. Un hombre enfermo no sólo ocasiona problemas de atención y tratamiento, sino (pie también deja de trabajar y de producir. Si disminuyen sus ingresos, se verá afectada la situación económica de toda su familia con las consiguientes dificultades emocionales y afectivas. Pero esto no basta para considerar esas enfermedades como sociales.

Es necesario que afecten en forma más directa a la comunidad para que reciban tal calificación. Todas las enfermedades infecciosas lo son. Su sola aparición es suficiente para poner en peligro la salud de la población. Se deben tomar medidas profilácticas generales, la aislación de los pacientes, de control de sus contactos, de eliminación de insectos, arácnidos, roedores y otros, (pie actúan como vectores (es decir, como transmisores de la enfermedad).

Hay (pie evitar a toda costa su propagación, que podría eventualmente, provocar una epidemia. Son llamadas sociales todas aquellas afecciones que se manifiestan en forma endémica en una zona determinada. Por ejemplo, la tuberculosis, la lepra, el mal de Chagas, la poliomielitis, la rabia, la anquilostomiasis, las afecciones venéreas, etc. Se comprende así por qué se suelen relacionar las enfermedades sociales con una determinada clase socioeconómico cultural. Ella es la que se ve más afectada por este tipo de males.

Pero también son sociales una serie de enfermedades no transmisibles, de gran trascendencia médica y social por su extensión, por las situaciones familiares que crean, por la importancia de la educación sanitaria, etc. Como ejemplo pueden citarse el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el bocio, etc.

En estos casos resulta muy importante la educación sanitaria que conduzca al examen médico periódico, al diagnóstico precoz, al reconocimiento de los primeros síntomas sospechosos. Resulta recomendable que haya un servicio social que atienda las necesidades del paciente y su familia pues los cuatro casos mencionados, por ejemplo, producen una incapacidad total o relativa, permanente o transitoria del enfermo, (pie le impide continuar trabajando.

En los pacientes diabéticos y cardiovasculares es imprescindible una dieta adecuada. Y en los últimos, especialmente, la higiene física y mental. En el bocio endémico (atribuible ala falta de yodo en la alimentación) hay que administrar sales de yodo, por ejemplo con la sal común, a todos los convivientes con el enfermo en zonas de endemia. Aunque no sean estrictamente enfermedades, también tienen trascendencia, por los problemas individuales, familiares y sociales que ocasionan, el alcoholismo y la drógadicción.

STRESS: EL STRESS (Estrés) es un estado sicofísico de reacción a toda agresión. El hombre, como especie ecológica, se adepta con dificultad al mundo que él mismo transforma sin cesar. Este entorno artificial, lleno de obligaciones (sociales, morales, jurídicas), pone barreras a la exteriorización de nuestros deseos y de nuestra energía.

Causas principales. Muchas formas de stress están ligadas al mundo laboral: el trabajo produce agotamiento nervioso (ritmos infernales, ruido, temor a los accidentes profesionales, horarios, relaciones con los superiores).

El paro es, igualmente, un factor importante de stress. Las aglomeraciones, los transportes, los embotellamientos, la inseguridad o la desaparición de la “pausa-comida” a la hora del almuerzo son causas clásicas de stress.

Consecuencias. Aumento de los trastornos nerviosos (depresión, insomnio, trastornos sexuales), que favorecen un incremento del consumo de tranquilizantes, alcohol, tabaco y café, que normalmente incrementan los trastornos, en lugar de atenuarlos. Las enfermedades cardiovasculares (hipertensión, infarto) y la úlcera gástrica se ven, igualmente, favorecidas por el stress.

VENCER EL STRESS: El stress es, a menudo, descrito como el mal del s. XX. Si no se sigue una terapia adecuada (deporte, relajación, mejor higiene de vida), puede desembocar en la depresión o, incluso, en ciertas enfermedades no relacionadas directamente con el siquismo, como puede ser la úlcera gástrica.

Para vencer el stress, convendría trabajar en una ciudad pequeña, tener una vivienda cerca del lugar de trabajo, reducir la jornada laboral (aunque resulte financieramente más difícil) o, incluso, intentar crear un marco de vida lo más agradable posible. Sería conveniente tomar vacaciones más a menudo, no vacilar en salir de fin de semana y, si es posible, a lugares desconocidos.

Igualmente, debe aumentarse la actividad física, hacer deporte, que libere la energía acumulada. La relajación, la práctica del yoga o de cualquier otro método que ayude a recuperar el dominio de sí mismo y de su respiración constituyen opciones de lucha contra el stress. Hay que intentar hablar, ver gente distinta, ganar confianza en uno mismo. Finalmente, sería útil tener una actividad creativa (dibujo, pintura, escritura, etc.). Todos estos trucos no son más que medios para aprender a distanciarse con relación alas cosas.

TABAQUISMO: El tabaco es uno de los muchos productos que América aportó al mundo, junto con el maíz, la papa, el tomate, el cacao y mil otros. Cuando Colón llegó a la isla de San Salvador halló que los nativos, a través de cañas, aspiraban el humo de ciertas hierbas. Idéntica costumbre hallaron otros españoles al desembarcar poco después en el Yucatán, cerca del poblado llamado Tabasco, donde según se cree se originó el nombre del producto. El tabaco es una planta de la familia de las solanáceas, que se da en países de clima seco y cálido. Sus hojas sometidas a determinados procesos se utilizan para múltiples usos industriales y medicinales, pero para el público en general, se las asocia solamente con la acción de fumar.

El tabaquismo tiene muchos puntos de contacto con el alcoholismo. Ambos son intoxicaciones que producen el mismo debilitamiento de la función nutritiva, la misma alteración del tejido nervioso, y la misma perturbación de las facultades sensoriales e intelectuales. Pero el tabaco, tiene además, efectos propios, sumamente nocivos. El humo del tabaco contiene sustancias tóxicas de efectos malsanos, entre ellas la NICOTINA y el monóxido de carbono, así como gran’cantidad de partículas sólidas en suspensión que al condensarse producen el llamado “alquitrán de tabaco”. Entre sus componentes se han detectado más de 500 sustancias químicas nocivas para la salud.

Al inhalar el humo, todas estas sustancias penetran en el organismo y se ponen en contacto con la sangre, alcanzando en mayor o en menor medida a todos los órganos. La nicotina, por sí misma, además de su extrema peligrosidad, es un poderoso alcaloide que como todas las drqgas produce DEPENDENCIA, lo cual convierte al tabaquismo en un grave problema social: la mayoría de los fumadores confiesan que les es imposible dejar de fumar aun cuando conocen sus mortíferos efectos. Es una suerte de aceptación de una esclavitud no querida pero imposible de superar.

Además, se ha comprobado que el tabaco es CANCERÍGENO, es decir, que favorece la aparición y difusión de tumores malignos, localizados sobre todo, en los pulmones, bronquios y garganta. Entre sus efectos más comunes, figuran las bronquitis, cefaleas, afonías y otras alteraciones respiratorias. Investigaciones modernas vinculan al tabaco con el 90% de los casos de cáncer al pulmón, y como agente productor de más del 30% de todas las dolencias cardíacas y coronarias. La Asociación Médica Norteamericana asegura que más de 1.000 personas mueren diariamente en ese país, a causa de enfermedades relacionadas con el abuso del tabaco.

• El hábito de fumar perjudica notoriamente al trabajo del CORAZÓN. La nicotina es una sustancia vaso constrictora, es decir, que cierra el calibre de las arterias y capilares; con ello aumenta la fuerza que el corazón debe vencer en cada contracción y acelera el ritmo de su frecuencia.

• Particularmente grave es el uso del tabaco, aun en forma moderada, en las MUJERES EMBARAZADAS, por el efecto nocivo -realmente comprobado— que afecta al niño en gestación. El mínimo respeto a los derechos humanos debería bastar a toda futura mamá para abstenerse de fumar, en forma absoluta, durante su embarazo.

Como todas las reglas tienen excepciones, también cabe admitir que hay organismos que han desarrollado sistemas de autodefensa, y a los que el tabaco, aún.usado en forma abusiva, parece no provocarles mayores daños. El caso de algunos personajes que recuerda la historia, debería servir para confirmar la regla, en vez de excusa para imitarlos.

El consumo abusivo de tabaco, es responsable de una importante disminución de la esperanza de vida, que se puede cifrar en 3 años para 10 cigarrillos diarios, 6 años para 20 cigarrillos y hasta 8 años para 2 paquetes por día. Además de su acción sobre la mortalidad, es responsable de otros numerosos efectos.

El humo del cigarrillo contiene más de 10.000 sustancias químicas, que se pueden agrupar en 4 tipos principales:

sustancias irritantes, que ralentizan el sistema de limpieza del árbol respiratorio; monóxido de carbono, que se fija en la hemoglobina (proteína contenida en los glóbulos rojos) y ocupa el lugar del oxígeno; nicotina, que se fija a nivel del sistema nervioso y que es responsable del fenómeno de habituación, de la elevación de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial (favoreciendo el depósito de grasas en las paredes arteriales); alquitranes y agentes cancerígenos (en particular el benzopireno).

Riesgos respiratorios. Los efectos irritantes del humo son responsables de bronquitis crónica, del incremento de infecciones respiratorias (ante toda infección crónica hay que buscar un cáncer), de enfisema y, finalmente, de insuficiencia respiratoria crónica. Por otra parte, el fumador soporta peor el esfuerzo fi-sito y las estancias en altitud, pues su sangre se oxigena peor.

Riesgos cardiovasculares. El tabaco favorece la arterioesclerosis: es causa de angina de pecho y de infarto de miocardio, así como de arteritis de las extremidades inferiores.

Riesgos cancerosos. Se calcula que un tercio de las muertes por cáncer son debidas al tabaco. Los principales son los cánceres de pulmón, de esófago, de estómago y de las vías aéreas superiores (lengua, cavidad bucal, faringe, laringe, etc.), para los que la asociación tabaco-alcohol es particularmente nefasta: la irritación originada por el alcohol permite que las sustancias cancerígenas del humo penetrar mejor en los tejidos. Se observan también cánceres de vejiga y de riñón.

El tabaco constituye un peligro para la salud. Es el principal responsable de los cánceres de pulmón, cuya progresión crece argán el número de cigarrillos consumidos. Además, el tabaco es también responsable de cánceres de garganta, esófago, vejiga e, incluso, de bronquitis crónicas y enfermedades cardiovasculares. A pesar de los conocimientos cada vez más profundos sobre los mecanismos de toxicidad del tabaco y a pesar de las numerosas campañas de información, el cigarrillo sigue siendo un hábito difícil de erradicar. Cada vez más países han elaborado leyes prohibiendo fumaren lugares públicos e, incluso, la publicidad del tabaco.

DEFENSA CONTRA EL TABAQUISMO: Lo dicho anteriormente con referencia al abuso del alcohol cabe aplicarlo respecto del tabaco.

• La ESCUELA debe cumplir con su misión informativa y de aseso-ramiento, con total valentía y veracidad, incluso en los establecimientos en los que —contrariando todas las normas— han legitimado la costumbre de fumar en clase por parte de los profesores, e incluso de los alumnos.

Disfunción eréctil: El trastorno en el equilibrio de las hormonas sexuales también puede provocar una reducción en la libido y atrofia testicular. Con los consiguientes problemas de fertilidad.

Confusión: Sentimientos de confusión pueden surgir cuando los niveles de amoniaco en la sangre son demasiado elevados. El amoniaco normalmente se retira de la circulación sanguínea pero si tienes el hígado enfermo, dicha labor no se lleva a cabo, causando que la persona pueda experimentar sentimientos de confusión.

Aletargamiento: También es producido por el aumento de amoniaco en la sangre.

Disminución del tejido muscular: Los daños en el hígado reducen la producción de proteínas, lo que puede conducir a la pérdida de músculo.

Hinchazón en las venas del vientre. Se produce en aumento de la presión arterial debida a la cirrosis.

Lograr que el flujo sanguíneo hacia el hígado se mantenga normal puede ser problemático.

Lo que a su vez puede ocasionar una inflamación de las venas alrededor de la zona del estómago.

Otro de los principales síntomas de enfermedad hepática es el metabolismo anormal de las grasas, que puede manifestarse de las siguientes maneras:

Niveles elevados de colesterol LDL y de los triglicéridos, al mismo tiempo que disminución de los niveles de colesterol HDL.

Hipertensión o presión arterial causada por los vasos sanguíneos cada vez más obstruidos por depósitos de grasa.

Lo que podría conducir a ataques al corazón y apoplejía.

Desarrollo de tumores grasos y linfomas en la piel

Aumento de peso significativo que podría llevar a la obesidad

Dificultad para perder peso, a pesar de estar a dieta

Un metabolismo lento e inactivo

Aumento de grasa alrededor del abdomen superior

Los síntomas de la enfermedad hepática pueden verse también en relación con el sistema digestivo y pueden incluir condiciones como:

Incapacidad para tolerar el alcohol

Incapacidad para tolerar alimentos grasientos

Síndrome de intestino irritable

Los síntomas de la enfermedad del hígado que están asociados con los cálculos biliares, incluyen dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen.

Así como vómitos debidos a alimentos grasosos.

Cuando la vesícula biliar tiene infección, también puede causar fiebre.

Los síntomas de daño hepático que se relacionan con azúcar en la sangre incluyen:

Antojo inexplicable por alimentos dulces

Niveles inestables de azúcar en la sangre, también conocido como hipoglucemia

La aparición, a posteriori, de tipo diabetes de II

Un hígado con problemas de salud también puede afectar el sistema inmunológico.

En este caso los síntomas que se deben vigilar de la enfermedad hepática incluyen:

Desarrollar alergias como asma, fiebre del heno y urticaria

Desarrollo de erupciones en la piel

Un incremento en la incidencia de la enfermedad autoinmune

Desarrollo de fibromialgia

Un aumento en la incidencia de infecciones virales y bacterianas

el viagra te la hace mas grande

La ictericia es la coloración amarilla de la piel y de la parte blanca del ojo debido a un nivel de bilirrubina (pigmento biliar) anormalmente alto en el torrente sanguíneo, que luego es excretada a través de los riñones. Los niveles altos de bilirrubina pueden atribuirse a la inflamación, a otras anormalidades de las células del hígado o al bloqueo de los conductos biliares. A veces, la ictericia es causada por la degradación de una gran cantidad de glóbulos rojos, lo cual puede ocurrir en los recién nacidos. La ictericia suele ser el primer signo, y a veces el único, de una enfermedad hepática.

¿Qué es la colestasis?

La colestasis es la disminución o interrupción del flujo biliar. “Cole” hace referencia a la bilis y “estasis” significa “mantener en el mismo nivel”. El flujo biliar puede estar bloqueado dentro del hígado, fuera del hígado o en ambos sitios. Otros síntomas pueden incluir:

* ictericia
* orina oscura
* heces claras
* pérdida de tejido óseo
* sangrado fácil
* picazón
* vasos sanguíneos pequeños visibles en forma de araña en la piel
* bazo agrandado
* líquido en la cavidad abdominal
* escalofríos
* dolor en el tracto biliar o el páncreas
* vesícula biliar agrandada

Algunas causas de colestasis incluyen:

* hepatitis
* enfermedades hepáticas metabólicas
* efectos de drogas
* una piedra (o cálculo) en el conducto biliar
* estrechamiento del conducto biliar
* atresia biliar
* inflamación del páncreas

¿Qué es el agrandamiento del hígado?

El agrandamiento del hígado (hepatomegalia) suele ser un indicador de enfermedad hepática. No suele haber síntomas asociados con un hígado levemente agrandado. Los síntomas de un agrandamiento del hígado marcado incluyen malestar abdominal o “sentirse lleno”.

¿Qué es la hipertensión portal?

La hipertensión portal es el aumento anormal de la presión sanguínea de la vena porta, que transporta a la sangre del intestino al hígado. La hipertensión portal puede deberse a un aumento de la presión de los vasos sanguíneos portales o a la resistencia al flujo sanguíneo a través del hígado. La hipertensión portal puede llevar al crecimiento de vasos sanguíneos nuevos (llamados colaterales) que conectan el flujo sanguíneo del intestino con la circulación general, pasando por alto el hígado. Cuando esto ocurre, las sustancias que normalmente son eliminadas por el hígado pasan a la circulación general. Entre los síntomas de la hipertensión portal se incluyen los siguientes:

* distensión de la cavidad abdominal (ascitis)

* sangrado de las venas varicosas localizadas en el segmento inferior del esófago y en el revestimiento del estómago

¿Qué es la ascitis?

La ascitis es la acumulación de líquido en la cavidad abdominal causada por la pérdida de líquidos de los vasos de la superficie del hígado y el intestino. La ascitis debida a enfermedad hepática suele acompañar a otras características de la enfermedad hepática como la hipertensión portal. Los síntomas de la ascitis pueden incluir la distensión abdominal, que causa malestar y disnea.

¿Qué es la encefalopatía hepática?

La encefalopatía hepática es el deterioro de la función cerebral debido a la acumulación en la sangre de sustancias tóxicas, que normalmente son eliminadas por el hígado. La encefalopatía también es llamada encefalopatía porto-sistémica, encefalopatía hepática o coma hepático.

Los síntomas pueden incluir:

* cambios en el pensamiento lógico, personalidad y comportamiento
* cambios del estado de ánimo
* falta de sentido común
* somnolencia
* confusión
* habla y movimiento lentos
* desorientación
* pérdida del conocimiento
* coma

¿Qué es la insuficiencia hepática?

La insuficiencia hepática es el deterioro severo de la función hepática. La insuficiencia hepática ocurre cuando una gran porción del hígado se encuentra dañada debido a cualquier tipo de trastorno hepático. Los síntomas pueden incluir:

* ictericia
* tendencia a sangrar o sufrir contusiones fácilmente
* ascitis
* alteración de la función cerebral (encefalopatía)
* aumento de peso y crecimiento pobres
* fatiga
* debilidad
* náuseas
* pérdida del apetito

Archivado en: Inicio » Hepatitis C (HCV) » Síntomas de enfermedad hepática

Se manifiestan con menor o mayor intensidad, dependiendo de la etapa de desarrollo en que se encuentre la enfermedad. Los principales sintomas del higado inflamado son:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de higado
  • Malestar general
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Ictericia
  • Falta de apetito
  • Heces blanquecinas
  • Dolor de espalda

  • Consumo excesivo de alcohol
  • Hepatitis viral
  • Consecuencia de medicamentos recetados
  • Dieta rica en materias grasas
  • Cirrosis
  • Leucemia

  • La zona cervical derecha
  • Molestias en el hombro y brazo derecho
  • Cefalea tensional
  • Piel grasa
  • Colesterol alto
  • Dispepsia

  • Carnes. Magras, pescados y mariscos.
  • Vegetales. Todos, sobre todos cocinados al vapor.
  • Hidratos de carbono. Especialmente si son integrales: arroz, pastas y panes.

  • Chocolate
  • Naranjas
  • Manteca
  • Embutidos
  • Fiambres
  • Carnes grasas
  • Pescados grasos

Para evitar complicaciones crónicas graves como la cirrosis o el cáncer de hígado, es clave una selección adecuada de alimentos y complementos nutricionales

El hígado graso es una afección caracterizada por la acumulación de grasa en el hígado y es la enfermedad hepática crónica más común en el mundo occidental. En estos casos, una selección adecuada de alimentos y complementos nutricionales favorece la recuperación de los hepatocitos, las células hepáticas, y hasta puede conseguir que el trastorno revierta, según la fase de desarrollo. Los consejos nutricionales para combatir el hígado graso son claves. Se requiere una dieta con más fibra, sin azúcares simples, menos grasas malas y nada de alcohol. Además, los ácidos grasos omega-3 están considerados los protectores del hígado.

Los síntomas que pueden delatar un hígado graso son hinchazón abdominal después de comer, plenitud, digestiones pesadas y fatiga crónica

La composición de la dieta afecta a la acumulación de grasa y la inflamación hepática. En consecuencia, una alimentación adecuada, propuesta con precisión y conocimiento por un nutricionista, se convierte en la diana para la mejoría o la curación de esta dolencia.

En términos generales, el control de las calorías de la dieta es clave para favorecer la pérdida de peso en personas con sobrepeso y obesidad. A estas indicaciones se suman otras infalibles como: aumentar el consumo de fibra, reducir los azúcares simples y las grasas saturadas, aumentar los ácidos grasos omega-3 y suprimir sin dilación cualquier tipo de bebida alcohólica.

Más fibra: la fibra retrasa el vaciamiento gástrico. Esto provoca una gran sensación de saciedad que contribuye a controlar el apetito y, de forma indirecta, ayuda a reducir el peso. Además, la fibra limita el incremento de la glucemia tras las comidas y ayuda a controlar la resistencia a la insulina, habitual en las personas afectadas de hígado graso.

Consejos prácticos: elegir el pan integral, al igual que el resto de cereales (como el arroz, la pasta o el cuscús). Sustituir los cereales de desayuno por muesli o por copos de avena o maíz al natural, sin azucarar. Incluir legumbres, según tolerancia, entre 2 y 3 veces por semana, así como añadir las verduras a cada comida. Las de hoja verde son idóneas para la protección hepática.

Sin azúcares simples: una alimentación rica en azúcares simples disminuye la sensibilidad a la insulina y aumenta el nivel plasmático de triglicéridos y ácidos grasos libres, lo cual conduce a esteatosis hepática. Por su asociación directa en los trastornos metabólicos, el papel nocivo de la fructosa y la sacarosa (el 50% es fructosa) se ha revisado con amplitud. Estos azúcares se concentran de forma mayoritaria en el propio azúcar usado para endulzar o en aditivos edulcorantes (como jarabe de maíz o fructosa) que se añaden a alimentos procesados azucarados (bollería, chucherías, refrescos, zumos. ), pero también están presentes en alimentos que son dulces por naturaleza, como las frutas.

Consejos prácticos: prescindir de todo tipo de alimentos azucarados y recetas que contengan azúcar. El objetivo es aprender a cocinar dulce sin recurrir a la adición de azúcar. Como endulzante se puede emplear la estevia. Incluso, será conveniente limitar de forma temporal el consumo de fruta fresca por su aporte de fructosa a la dieta.

Por otra parte, evitarán los alimentos elaborados o envasados, pues resulta más difícil asegurar que estos productos no tengan gluten alguno.

Existen muchas pruebas que se pueden realizar a un paciente para detectarle esta enfermedad tan difícil de diagnosticar:

  • Densidad ósea.
  • Conteo sanguíneo completo.
  • Colesterol (estará más bien bajo).
  • Pruebas metabólicas completas.
  • Nivel de folato (suero).
  • Nivel de hierro (suero).
  • Tiempo de protrombina.
  • Nivel de vitamina B12.
  • Nivel de vitamina D.

Con la realización de analíticas de sangre se pueden encontrar algunos anticuerpos especiales, llamados anticuerpos contra la transglutaminasa tisular o anticuepos antiendomisio gracias a los que se detecta la enfermedad. Estos análisis se realizan siempre que existe alguna sospecha de que la persona puede padecer celiaquía.

La segunda acción, que puede realizar el médico, si los resultados de las pruebas son positivos, es hacer una endoscopia de las vías digestivas altas para coger un trozo de tejido (biopsia) de la primera parte del intestino delgado (duodeno). Dicha biopsia puede mostrar que las vellosidades de las zonas del intestino que está por debajo del duodeno están más aplanadas.

Otra cosa que puede encargar son pruebas genéticas de la sangre para ver qué riesgo de padecer celiaquía tiene esa persona.

Además de todo esto, se puede encargar una biopsia de control u otro análisis de sangre después de haberse diagnosticado la enfermedad y puesto ya el tratamiento. Con esos exámenes se podrá comprobar cómo reacciona el cuerpo del paciente ante el tratamiento de la celiaquía. De esa forma, si los resultados son normales, significa que el paciente responde bien al tratamiento y el diagnóstico es acertado. Pero nunca significará que la enfermedad se ha curado.

Si el paciente sigue las indicaciones del médico y lleva a cabo una dieta sin gluten el pronóstico será bueno. Pues al cabo de un tiempo los intestinos se curarán y evitarán daños mayores. Esto pasa cuando trascurren unos 3 a 6 meses en el caso de los niños y de 2 a 3 años en el de los adultos.

Es muy raro que antes de que se realice el diagnóstico de esta enfermedad el paciente presente un daño a largo plazo del revestimiento de los intestinos, pues se suele detectar antes.

Hay síntomas de la celiaquía que no suelen mejorar, como son: la baja estatura o el daño dental.

Los posibles problemas se podrán evitar siguiendo una dieta libre de gluten de forma escrupulosa y constante. No obstante, y pese a ello pueden darse complicaciones muy graves y mortales si no se produce un diagnóstico a tiempo o no se sigue la dieta puesta por el médico.

Al no existir cura para ella, no existe un tratamiento de la celiaquía propiamente dicho.

  • Cáncer intestinal de ciertos tipos.
  • Anemia.
  • Infertilidad o aborto espontáneo repetitivo.
  • Enfermedad del hígado.
  • Problemas de huesos como: osteoporosis, fracturas, etc.
  • Trastornos autoinmunitarios.

Cuando la persona presente los síntomas antes descritos o algunas de estas complicaciones, deberá consultar de inmediato con un médico para que le diagnostique la enfermedad y le ponga lo antes posible el adecuado tratamiento de la celiaquía.

Actualmente, es imposible detectar la enfermedad puesto que se desconoce por completo qué la origina. A pesar de ello, hay ciertos factores que suponen un riesgo de padecerla como es el hecho de tener familiares con celiaquía. Si el médico conoce este hecho podrá diagnosticar de forma precoz la enfermedad y tratarla pronto, evitando posibles complicaciones y haciendo posible que el paciente tenga una vida larga y sana.

Hasta ahora hemos podido comprobar todos los aspectos que afectan a esta enfermedad. Ahora realizaremos un pequeño resumen de todo ello.

Hemos visto que el hecho de tener familiares que han padecido esta enfermedad predispone a padecerla, al igual que el hecho de ser mujer o haber nacido en Europa.

Aunque no se puedan precisar con exactitud las causas de la celiaquía, los científicos creen que, además, hay otros atenuantes que predisponen a sufrir esta patología como:

  • La contaminación.
  • El abuso de antibióticos.
  • Asearse mucho.

Estos dos últimos factores se dan mucho en países desarrollados. Por lo que los investigadores creen que hay un nexo común entre haber nacido en un país avanzado y padecer esta enfermedad.

Por otra parte, también hay algunos médicos que diagnostican erróneamente celiaquía a personas que no la tienen, aunque esto no sea lo habitual.

Siempre habrá que intensificar el cuidado acerca de qué alimentos pueden consumirse y cuáles no.

Lo cierto es que cada vez hay mas alergias y enfermedades autoinmunes como la celiaquía y hay estadísticas que así lo demuestran. Hay países como Finlandia con un gran número de celíacos y diabéticos de tipo I (otra enfermedad autoinmune). También Suecia, un país con un alto nivel de vida, tiene el triple de celíacos que Alemania y Estados Unidos. Algunas personas pueden pensar que en ese país se toma más gluten que en los otros o en más cantidad pero esto no es así. La razón por la que ocurre no se sabe puesto que no se conoce qué desencadena realmente esta enfermedad. De hecho, hay gemelos idénticos que solo uno de ellos desarrolla la enfermedad y el otro no y suponen la excepción de la regla.

Es cierto que la enfermedad celíaca no se da solo en países desarrollados. Pero llama la atención que existan más casos en estos que en otros países.

No obstante, hay que señalar que el lugar del mundo donde existen más celíacos es el Sáhara debido a que allí viven el mayor número de personas con predisposición genética a tener celiaquía. Pero hay otros lugares que también llaman mucho la atención porque a pesar de tener costumbres ambientales y nivel genético similares, como es el caso de Túnez y Argelia, en el primero la cantidad de celíaco es mucho más baja que en el segundo, siendo el consumo del gluten el mismo. En estos casos, los investigadores no encuentran la razón de que en unos lugares existan más celíacos que en otros, pero siguen estudiando el tema para encontrar las causas de la celiaquía que hacen que esto sea así.

Algunos especialistas médicos en temas digestivos opinan que actualmente las personas tenemos el sistema inmune más atrofiados. Pues antes la gente se moría de infecciones y los niños de gastroenteritis. Eso puede haber provocado que al no tener enfermedades infecciosas graves, el sistema inmune se entretenga realizando otro tipo de acciones. Ahora se producen más enfermedades crónicas de las que se tarda más tiempo en morir y en algunos casos incluso se pueden sobrellevar bien.

Otros médicos señalar que la proteína del gluten, existente en el trigo, la cebada y el centeno, no es por sí sola buena ni mala. Es el cuerpo de cada persona el que la asimila de distinta forma. Pues hay personas que no pueden absorber los aminoácidos que forman parte del gluten, porque los intestinos no tienen ninguna enzima para metabolizarlos. Esto produce que una parte importante de dicho gluten, que hemos tomado, pase por el cuerpo sin causar efecto alguno. Pero el sistema inmunitario de algunas personas con la enfermedad celíaca detectan esta sustancia como algo dañino y la ataca. De esta forma, se fabrican anticuerpos contra el gluten y además los intestinos son dañados produciéndose una atrofia intestinal.

Por otra parte, los expertos dicen que hay cada vez más celíacos y esto también es fruto de las nuevas tecnologías. Pues ahora con la amplia gama de pruebas y métodos que existen se puede detectar más la enfermedad, que antes donde prácticamente solo existía la exploración visual. A este hecho también han contribuido las biopsias intestinales y los análisis de sangre con los que se puede detectar los anticuerpos. De esta forma, el abanico de pruebas es mucho más amplio que antaño.

Cualquier persona, sea de la edad que sea (adulto, joven, niño o mayor) puede padecer en cualquier etapa de su vida celiaquía.

En el pasado se creía que el paciente celíaco era un hombre o mujer adulto muy delgado y desnutrido. Nadie pensaba que una persona adulta con peso normal pudiera padecer esta enfermedad. Aunque en esa época también existían celíacos adultos a los que no se les conseguía diagnosticar la enfermedad.

Enfermedad hepática alcohólica tiene tres categorías básicas - de hígado graso, hepatitis alcohólica y cirrosis. El hígado graso se desarrolla a menudo después de años de consumo de alcohol, a pesar de que normalmente se desarrolla antes de la hepatitis alcohólica y cirrosis. El hígado graso suele ser bastante tratable, y será, en la mayoría de ocasiones, desaparecen cuando se suspende el consumo de alcohol. La moderación es la clave para prevenir el retorno de hígado graso. La hepatitis alcohólica se produce cuando un gran volumen de alcohol que se consume durante un período bastante largo de tiempo. A veces puede ser revertida, pero no es tan fácil de tratar como el hígado graso. La cirrosis se desarrolla después de años de alcoholismo, y por lo general el tratamiento no es beneficioso para revertir o frenar la insuficiencia hepática en fase terminal.

Si usted tiene síntomas como ictericia, fiebre, dolor abdominal, confusión mental, o náuseas, y usted bebe alcohol regularmente, debe consultar a su médico. Estos síntomas podrían ser signos de una enfermedad hepática.

Enfermedad hepática alcohólica puede ser causado por varias cosas. Predilección por el abuso del alcohol, así como los factores sociales tales como la disponibilidad de alcohol, la aceptación social del consumo de alcohol dentro de las culturas específicas y grupos de pares, y el género son las áreas más comunes estudiados por los investigadores.

Los pacientes diagnosticados con hígado graso síntomas rara vez presentes que indican enfermedad hepática. A veces el hígado aparece suave y ligeramente ampliada, pero el hígado graso es generalmente difícil de diagnosticar. Hígado graso está asociada no sólo con el uso de alcohol, sino también con la obesidad, resistencia a la insulina y la malnutrición.

Pacientes con hepatitis alcohólicas con frecuencia presentan síntomas como náuseas, vómitos, pérdida de peso y dolor abdominal. Los síntomas físicos incluyen ictericia, ascitis, una acumulación de líquido en el abdomen, y encefalopatía, un trastorno que causa una disfunción cerebral general. Los pacientes con casos más graves de la hepatitis alcohólica a veces tienen hepatitis viral aguda y la enfermedad de Wilson, un trastorno genético que impide que el cuerpo para deshacerse de cobre innecesario.

Cirrosis inducida por el alcohol a menudo sigue a los casos de hígado graso y la hepatitis alcohólica en la historia de un paciente. Los síntomas de la cirrosis alcohólica son difíciles de diferenciar de la cirrosis general. Algunos síntomas de la cirrosis en general incluyen ictericia, prurito, una sensación que hace que los enfermos quieren cero, la hipertensión y la hemorragia por varices, una condición que hace que la dilatación de los vasos sanguíneos sangran, ya veces estallan.

El hígado graso generalmente se diagnostica en pacientes que están siendo tratados para la función hepática anormal. Se detecta generalmente a través de pruebas muy específicas de laboratorio que muestran que los niveles de la enzima aminotransferasa de hígado se encuentran casi el doble de los niveles normales en adultos sanos. La hepatitis alcohólica se encuentra comúnmente a través de pruebas de laboratorio similares, con resultados de las pruebas que muestran los niveles de transaminasas altas que con hígado graso. A veces, estas pruebas muestran anomalías, tales como la anemia. La cirrosis alcohólica generalmente aparece en pacientes que tienen una larga historia de abuso de alcohol y síntomas de insuficiencia hepática en fase terminal. La biopsia hepática se realiza en ocasiones si el diagnóstico es cuestionable.

Dieta para enfermedad hepática

¿Qué es una dieta para enfermedad en el hígado? Las enfermedades hepáticas como la hepatitis y la cirrosis, podrían cambiar la manera en que el cuerpo utiliza los nutrientes de los alimentos. Es posible que algunas personas con enfermedades del hígado no obtengan suficientes nutrientes y pierdan peso. Una dieta para enfermedad del hígado proporciona la cantidad correcta de calorías, nutrientes y líquidos que usted necesita para controlar los síntomas de una enfermedad hepática. El dietista trabajará con usted para elaborar un plan alimenticio basado en el tipo de enfermedad hepática que usted tenga.

¿Qué nutrientes debería incluir? Es muy importante consumir cada día una variedad de alimentos de todos los grupos alimenticios para permanecer en un peso saludable. Es posible que usted no sienta hambre, o que se sienta lleno inmediatamente después de comer. Coma de 4 a 6 comidas pequeñas a lo largo del día para asegurarse de consumir suficientes calorías. Pregunte al dietista cuántas calorías y cuánto de lo siguiente usted debería consumir cada día:

  • Proteínas: Es importante consumir la cantidad correcta de proteínas cuando se tiene una enfermedad en el hígado. Los siguientes alimentos son buenas fuentes de proteínas. La cantidad de proteínas (en gramos) están enseguida de cada alimento.

¿Qué alimentos debería limitar o evitar? Pregunte al dietista si usted necesita limitar o evitar algunos alimentos. Esto dependerá del tipo de enfermedad hepática y otros problemas de salud que usted tenga.

  • Sodio: Es posible que usted necesite disminuir la cantidad de sodio en la dieta si su cuerpo está reteniendo líquidos. Cuando usted retiene líquidos, tendrá inflamación en el cuerpo. Pida mas información al médico acerca de una dieta baja en sodio. Algunos alimentos que contienen altas cantidades de sodio son:

¿Qué otras pautas dietéticas debería seguir? El médico podría pedirle que tome suplementos vitamínicos y minerales. Tome solo el suplemento que el médico le recomiende. La enfermedad hepática podría provocarle problemas de salud que usted puede controlar a través de cambios en la dieta. Hable con el dietista acerca de otros cambios que necesita realizar en la dieta.

¿Cuáles son los riesgos de no seguir una dieta para enfermedad del hígado? Si usted no sigue la dieta para enfermedad del hígado, los síntomas de la enfermedad hepática podrían empeorar. Es posible que usted desarrolle otros problemas de salud.

¿Cuándo debería comunicarme con mi médico? Comuníquese con su médico si:

  • Gana o pierde mucho peso dentro de un corto periodo de tiempo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de sus cuidados. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

A pesar de la creencia de que las enfermedades hepáticas son “cosa de adultos”, hoy se sabe que existen algunos de estos trastornos que comienzan en la infancia, aunque su detección en esa etapa no es fácil. Si bien el color amarillento, debido a la ictericia fisiológica es de sobra conocido en recién nacidos, a partir del primer año de vida la enfermedad hepática suele aparecer o bien de forma asintomática o con síntomas inespecíficos, de ahí la dificultad de su diagnóstico, que suele hacerse en controles de salud por otros problemas, o en procesos preoperatorios. Además de ictericia, el cansancio, falta de apetito, dolor abdominal o articular son algunos de los síntomas de alerta que pueden llevar a diagnosticar algún problema hepático. Tal y como señala Carmen Camarena, hepatóloga infantil del centro d-médical “la hepatopatía severa en la infancia tiene múltiples causas de repercusión distinta en función del paciente. Por ello, si el niño sufre algunos de los síntomas anteriores es recomendable visitar al especialista, ya que a través de un análisis es posible ver la elevación de las transaminasas (enzimas localizadas en el hígado) y por consiguiente, saber la enfermedad hepática que afecta al niño”.

A diferencia del adulto en el que son pocas las causas que pueden producir elevación de esta enzima, en el niño hay más de cincuenta causas que pueden conllevar a una enfermedad hepática. Asimismo, la alteración de esta enzima se produce de forma secundaria a otras infecciones de repetición como otitis, amigdalitis y adenoiditis “esto es lo que se conoce como hepatitis reactiva”, apunta esta especialista.

En este sentido, algunas de las patologías infantiles más frecuentes asociadas a las enfermedades del hígado son grasa hepática (esteatosis), hepatitis viral, hepatitis autoinmune, la enfermedad de Wilson y la deficiencia de alfa-1-antitripsina.

Principales patologías infantiles

Actualmente, existe una elevada prevalencia de sobrepeso y obesidad en los niños debido a unos hábitos alimentarios poco saludables y a la falta de ejercicio. Este trastorno no sólo puede ir acompañado de hipertensión, hipercolesterolemia o resistencia a la insulina, sino que frecuentemente se observa el desarrollo de depósitos de grasa en el hígado (esteatosis). “Aunque inicialmente es un proceso benigno puede llegar a producir inflamación y necrosis hepática grave” añade la doctora Ángela de la Vega, hepatóloga infantil en el mismo centro. En este sentido, añade que “tal y como se puso de manifiesto en el XXXVIII Congreso de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), este trastorno puede provocar una seria lesión que precise incluso trasplante hepático”.

El manejo de la hepatitis viral es un problema complejo que requiere una alta experiencia. “A pesar de las campañas de vacunación, esta patología puede ser relevante y crónica en niños adoptados de áreas con alta prevalencia de infección por el virus de la hepatitis B: China, India, Rusia, así como en hijos de madres con hepatitis crónica por el virus de la hepatitis C”, señala de la Vega quien apunta que en estos casos “la severidad y la evolución dependerá del genotipo del virus, área geográfica, la edad, nutrición y el estado de vacunación del niño”. El abordaje de esta patología con fármacos antivirales puede conseguir tasas de curación de hasta el 80% en el caso de la hepatitis C y cese de la actividad inflamatoria en la hepatitis B.

Asimismo, otra de las patologías primarias del hígado es la hepatitis autoinmune, que se asocia frecuentemente a niños diabéticos y celiacos ante la más leve elevación de las transaminasas. El tratamiento precoz e individualizado permite evitar la evolución a formas más graves e incluso el desarrollo de cirrosis o la necesidad de trasplante. Para estas formas severas y en los niños que presentan efectos adversos en el tratamiento, ambas expertas inciden en que “puede ser necesario el empleo de fármacos inmunodepresores de última generación”.

Finalmente, existen otras enfermedades metabólicas como la enfermedad de Wilson y la deficiencia de alfa-1-antitripsina que pueden presentarse con una elevación de las transaminasas de forma asintomática.

“Los padres se alarman y consultan ante la aparición de ictericia (coloración amarilla en un bebé), que es el síntoma más frecuente en esta edad, pero la mayoría desconoce que después del primer año de vida surgen otro tipo de enfermedades hepáticas que son asintomáticas”, advierte la doctora Camarena. Por ello, los especialistas recomiendan que se realicen las pruebas genéticas, de imagen y estudios histológicos adecuados no sólo para investigar la causa, sino también para tomar, cuanto antes, las medidas más oportunas y evitar las secuelas que podrían resultar de no instaurarse un tratamiento para la patología hepática.

En esta hoja se describen algunas pruebas comunes que se realizan para el diagnóstico o tratamiento de problemas hepáticos. El proveedor de atención médica le dirá cuáles son las pruebas que necesita.

Algunos procedimientos para examinar el hígado

A continuación se indican los procedimientos que se realizan para observar el estado o el funcionamiento del hígado y de los órganos relacionados con él (como la vesícula biliar o los conductos biliares).

La biopsia del hígado es un procedimiento para determinar si hay daños en el tejido hepático. Se utiliza una aguja para extraer una pequeña muestra de tejido del hígado. Esta muestra se examina en el laboratorio para determinar si hay señales de inflamación, formación de tejido cicatricial u otros problemas.

La tomografía computarizada muestra una imagen tridimensional del hígado y de la vesícula biliar que permite observar si hay cálculos (piedras), abscesos, anomalías en los vasos sanguíneos o tumores.

La colangiopancreatografía endoscópica retrógrada es un procedimiento que puede revelar si existe obstrucción o estrechamiento de los conductos biliares. Se inserta un endoscopio (un tubo pequeño y flexible) en la boca. El endoscopio se pasa a través del esófago y del estómago, hasta la parte superior del intestino delgado, donde desembocan los conductos biliares. Se introduce un tinte de contraste a través del endoscopio para facilitar la visualización de los conductos biliares en las radiografías. El médico puede tomar muestras de tejido o fluidos utilizando instrumentos introducidos en el endoscopio. Estas muestras se envían a un laboratorio para ser examinadas.

La gammagrafía hepatobiliar con ácido iminodiacético se utiliza para estudiar la función de la vesícula biliar o el hígado. Se inyecta en el cuerpo un líquido conocido como trazador o marcador radiactivo. A medida que este líquido se desplaza a través del hígado hacia la vesícula biliar y el intestino, puede verse en la gammagrafía. El marcador muestra donde hay ausencia o bloqueo de los conductos biliares y otros problemas.

La colangiopancreatografía por resonancia magnética es una prueba en la que se utilizan campos magnéticos fuertes para crear imágenes de los conductos biliares, el páncreas y la vesícula biliar. Puede revelar conductos biliares anormales o estrechados, o cálculos biliares.

En un sonograma se utilizan ondas sonoras para mostrar una imagen del hígado. Puede mostrar extravasaciones de bilis (acumulaciones de bilis que salen del hígado) y cálculos biliares.

Análisis de sangre para vigilar el estado del hígado

Es posible que tomen una pequeña muestra de sangre para medir el nivel de las siguientes sustancias:

La alfafetoproteína es normalmente alta en los recién nacidos. Pero en niños mayores, un alto nivel de alfafetoproteína en la sangre puede señalar la existencia de cáncer de hígado.

La albúmina es una proteína producida por el hígado. Puede medirse mediante un análisis de sangre. Cuando una persona tiene un trastorno hepático, el nivel de albúmina en la sangre (albúmina sérica) suele ser bajo.

La fosfatasa alcalina es una enzima producida en el hígado y en los huesos. Puede medirse con un análisis de sangre. Un nivel alto de esta enzima señala la existencia de un problema en los conductos biliares del hígado.

La alanina aminotransferasa es una enzima producida por el hígado. Cuando el hígado está dañado, la alanina aminotransferasa pasa a la sangre. Si un análisis de sangre encuentra un alto nivel de alanina aminotransferasa, esto puede ser señal de problemas hepáticos como inflamación, formación de tejido cicatricial o tumor.

El amoníaco es una sustancia dañina que queda en la sangre después de la digestión. Normalmente, el hígado elimina el amoníaco de la sangre y lo convierte en urea, la cual es expulsada del cuerpo con la orina. Si un análisis de sangre muestra que el nivel de amoníaco es demasiado alto, este proceso de eliminación no está ocurriendo como debería.

La aspartato aminotransferasa es otra enzima producida por el hígado. También puede medirse mediante un análisis de sangre. Un alto nivel de esta enzima señala la existencia de lesiones en el hígado, especialmente si también hay un nivel alto de alanina aminotransferasa.

La bilirrubina es una sustancia amarilla que se produce cuando el organismo descompone los glóbulos rojos. El hígado recoge esta sustancia y luego la expulsa del cuerpo con las heces. Cuando hay algo que no funciona bien en el hígado o en los conductos biliares, la bilirrubina puede acumularse en el cuerpo. Esto produce ictericia (coloración amarillenta en la piel y en el blanco de los ojos). La bilirrubina se puede medir de dos maneras: bilirrubina total y bilirrubina directa. Un nivel alto de bilirrubina total significa que el hígado no está descomponiendo bien la bilirrubina. Un alto nivel de bilirrubina directa señala la existencia de una obstrucción en los conductos biliares.

Un análisis de sangre completo es una prueba en la que se miden los niveles de todos los componentes de la sangre (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas). Los resultados anómalos de estos análisis pueden ser señal de infección o enfermedad. También pueden indicar la existencia de un problema en el bazo, un órgano cercano al hígado que puede verse afectado por las enfermedades hepáticas.

Los ácidos grasos esenciales son nutrientes necesarios en el cuerpo. Los niveles de ácidos grasos esenciales pueden ser bajos cuando existe una enfermedad del hígado que le impide absorber y transportar correctamente dichos ácidos.

En primer lugar, las personas diagnosticadas con la enfermedad de hígado graso no alcohólico debe dejar de beber alcohol. Es una de las principales causas de daños en el hígado.

También hay que mejorar sus hábitos alimenticios y reducir la ingesta de alimentos ricos en grasas. Incluya verduras de hojas verdes, carnes magras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa en su dieta diaria.

Las personas obesas deben esforzarse al máximo para perder peso. El ejercicio es una de las mejores cosas que puede hacer para bajar de peso y lograr un cuerpo saludable. Las personas que sufren de problemas de hígado graso puede consultar a su médico para una dieta especial y otros programas de pérdida de peso.

Haga ejercicio todos los días durante al menos 30 minutos, esto no sólo mantener su peso bajo control, sino que también le proporcionará beneficios para la salud.

Hígado síntesis alimentos y almacena el azúcar en forma de grasa. Por lo tanto, es muy importante mantener sus niveles de azúcar bajo control, incluso si usted no es diabético. Esto reducirá la presión en el hígado, que a su vez reducir la probabilidad de problemas en el hígado.

En una nota de concluir, la infiltración grasa del hígado es reversible y más de una vez, no requiere ningún tratamiento a menos que interfiere con la función normal del hígado. Por lo tanto, una forma de vida sana sería mantener su hígado sano y libre de enfermedades. Seguir una dieta sana y un régimen de ejercicio, sin duda, reducir el riesgo de hígado graso. El daño hepático puede incluso ser inducida por medicamentos por lo que las pruebas de diagnóstico deben llevarse a cabo para el control de la función hepática en caso de las personas que han estado tomando los medicamentos durante mucho tiempo.

Descargo de responsabilidad: Este artículo Buzzle es únicamente con fines informativos y no debe ser utilizado como un reemplazo para el consejo médico experto.

Última actualización: 29/05/2013

Enfermedades del Hígado Graso: Causas, síntomas y tratamiento

Los signos y síntomas de trastornos hepáticos

Agrandamiento del hígado: Causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la esclerosis del hígado

Hígado síntomas del dolor

Signos de insuficiencia hepática

Los primeros síntomas de la insuficiencia hepática

Hígado graso SymptomsDifferent etapas de la enfermedad de hígado graso pueden mostrar algunos síntomas que van de leves a severos. Cubierta aparece a continuación encontrará más información acerca de la misma.

La hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano. Es responsable de controlar y mantener una buena tasa de metabolismo en el cuerpo. Diversas funciones del hígado incluyen la ruptura de las grasas, proteínas y carbohidratos en la comida. Además de estos, el hígado actúa como un agente de desintoxicación en nuestro cuerpo ayudando a deshacerse de los residuos tóxicos. El hígado es un órgano elástico e incluso después de que pierde algunas de sus células, debido a las enfermedades, que funciona en su mejor momento. Sin embargo, la enfermedad de hígado graso puede causar daños permanentes en el hígado, si no se controla por un largo tiempo.

El hígado graso es generalmente de dos tipos de alcohol y sin alcohol. Esto se debe a que esta enfermedad está causada mayormente por el alcoholismo. Cuando hay una acumulación de una gran cantidad de grasa en el hígado, sin ningún tipo de inflamación, es calledsteatosis. Sin embargo, cuando el hígado graso se acompaña de inflamación o las células del hígado están dañadas, es calledsteatohepatitis. Si thesteatohepatitisis no causada por el consumo de alcohol, se le llama orsteatohepatitis hígado graso no alcohólico.

La diabetes, la obesidad y el consumo incontrolado de alcohol se citan como las razones principales para la mayoría de los casos de hígado graso en y alrededor de los EE.UU.. Trastornos hereditarios del metabolismo, la incapacidad de resistir la insulina y los niveles altos de triglicéridos en la sangre también son algunas de las causas de hígado graso.

En las etapas iniciales, la enfermedad pasa desapercibida y esto aumenta las complicaciones a medida que evoluciona más en un problema importante. Varios síntomas comúnmente observados de enfermedades del hígado graso son:

Pérdida de peso irregular

Lapsus de memoria y el olvido

Dolor debajo de la caja torácica

El problema con el hígado graso es que casi no hay síntomas en las etapas iniciales de esta enfermedad. Una vez que el problema de la grasa dolencia hepática viene a la luz, es obligatorio tomar las precauciones necesarias. El diagnóstico consiste en ir por los análisis de sangre, TAC (tomografía axial computarizada), MRI (imágenes por resonancia magnética) y la biopsia hepática. Los análisis de sangre ayudan a los expertos médicos para determinar las posibles causas de hígado graso en el período inicial de la enfermedad. Por ejemplo, a través de un análisis de sangre se puede comprobar si la persona está sufriendo de cualquier tipo de inflamación en el hígado. Esto ayuda a reducir el riesgo de enfermedad de hígado graso severo y otros problemas relacionados, como encontrar los síntomas de la cirrosis hepática.

El tratamiento del hígado graso

El tratamiento de un hígado graso implica la eliminación de las posibles causas de la enfermedad. Por ejemplo, si el abuso de alcohol y drogas es la causa del hígado graso, el paciente tiene que asegurarse de que él / ella deja de consumir alcohol y drogas por completo. Si la persona es adicta a estos hábitos poco saludables, entonces él o ella debe mantenerse en un centro de rehabilitación de alcohol y tratarse con cuidado. Una vez que el consumo se ha detenido completamente, los síntomas de hígado graso desaparecen en un período de 6 a 8 meses. Si el paciente es obeso, debe intentar perder peso y ganar control sobre su dieta.

El hígado graso es una no muy difícil de curar a menos que el caso es extrema. Mediante la adopción de un estilo de vida saludable, se puede reducir fácilmente el riesgo de hígado graso. La protección de su hígado está totalmente en sus manos, por lo que no debe ignorar a toda costa. De esta manera, se puede lograr una buena salud y felicidad.

Última actualización: 8/29/2011

Enfermedades del Hígado Graso: Causas, síntomas y tratamiento

Los signos y síntomas de trastornos hepáticos

Agrandamiento del hígado: Causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la esclerosis del hígado

Hígado síntomas del dolor

Signos de insuficiencia hepática

Los primeros síntomas de la insuficiencia hepática

TITULO: Manifestaciones Hepáticas de las Enfermedades Reumáticas Autoinmunes

AUTOR: Abraham S, Begum S e Isenberg D

TITULO ORIGINAL: [Hepatic Manifestations of Autoimmune Rheumatic Diseases]

Zakhari indica que otros daños serios pueden ocurrir en el sistema inmunológico, el endocrino y el nervioso. También puede causar osteoporosis porque los huesos se hacen más frágiles y se pueden romper fácilmente. Además, el alcohol está relacionado a varios tipos de cáncer como el de hígado, páncreas, colon, esófago, estómago, laringe, boca y el trato digestivo.

Como si fueran pocos todos los riesgos de salud que causa el alcohol, se le agregan consecuencias sociales y de comportamiento, tales como la violencia doméstica, agresión contra desconocidos, accidentes automovilísticos, caídas, relaciones sexuales sin protección, consumo de drogas, suicidios y homicidios.

A diferencia de lo que muchos creen, el alcoholismo –o dependencia del alcohol– no es únicamente un problema moral o de comportamiento.

Se trata también de una seria enfermedad de origen mental y hereditario.

El doctor Zakhari aclara que los daños causados por el alcohol dependen de la herencia genética de la persona, de la cantidad de veces al mes que bebe en exceso, y, finalmente, si tiene historia familiar de enfermedades como cáncer o problemas cardíacos.

“Si el padre o la madre son alcohólicos, los niños tienen mayor riesgo de ser alcohólicos. Mucha gente comienza con un trago y luego aumenta hasta siete y dice: ‘no puedo hacer nada porque eso está en mis genes’, pero eso no es excusa”, asevera el doctor Zakhari.

“El alcohol afecta a las personas de forma diferente, por lo que deben consultar con su médico sobre si pueden tomar y cuánto, pero hay gente que no debe tomar del todo: mujeres embarazadas o que están tratando de quedar embarazadas”, aconseja el experto.

“Las personas que están tomando medicinas también deben tener mucho cuidado. La mezcla de alcohol con anti-histaminas, antibióticos, tranquilizantes u otras drogas de prescripción, puede ser muy peligrosa”, exhorta.

2 .- Si para pasarlo bien con los amigos necesitas el alcohol, en realidad no sabes divertirte. їEs que la vida sin alcohol es tan aburrida?.

5.- Tomar una copa con los amigos puede ser algo natural, y hasta una buena excusa para charlas, pero cuando charlas con los amigos es una buena excusa para tomar una copa. es que algo no marcha bien.

7.- No dejes que el alcohol se beba tu tiempo. Mira cuantas cosas puedes hacer sin una copa de alcohol por medio; ligar con las chicas o chicos, divertirte, ir a la discoteca, contar un chiste, decir lo que piensas. haz las cosas por ti mismo.

14.- No es “obligatorio ” quedar siempre con los amigos en los bares. Hay otros muchos sitios donde poder juntaros.

30.- El alcohol produce cansancio, sopor, abulia, pereza.

41.- El alcohol mata tus neuronas. Por cada cubata que te bebes se eliminan miles de neuronas. Esto va mermando tu aparato psicomotriz, y en un futuro puedes tener serios problemas para coordinar tus movimientos, y enfermedades como el Alzheimer.

42. - El alcohol provoca caries e infecciones bucales.

43.- Cuando bebes en exceso tu cuerpo se deshidrata, esa es la principal causa de la resaca.

49.- El exceso de alcohol es una de las causas de padecer varices.

55.- El alcohol es malo para la piel. Provoca granos y manchas.

56.- El exceso de alcohol puede provocar problemas renales.

57.- Los adictos al alcohol presentan hormigueos y acorchamientos en manos y pies.

62.- Las personas que beben en exceso cambian su personalidad. Es habitual que personas abiertas y extrovertidas se vuelvan malhumorados e introvertidos.

c).- Si da visibles muestras de conducir bajo los efectos del alcohol.

d).- Si es requerido por la autoridad en uno de los controles preventivos que se practican habitualmente.

85.- El consumo exagerado de alcohol provoca impulsos violentos, gran cantidad de las agresiones y los malos tratos son provocados por personas que se encuentran bajo los efectos del alcohol.

86.- Los cambios de personalidad, el malhumor y los celos, son habituales en personas que beben mucho alcohol.

88.- El consumo abusivo de alcohol provoca descuido en el aseo personal.

T R A B A J O Y E S T U D I O S

93.- El consumidor habitual de alcohol tarde o temprano acaba perdiendo su puesto de trabajo.

98.- El alcohol provoca absentismo tanto laboral como de asistencia a la universidad.

Si bien el ejercicio regular es clave para evitar enfermedades graves, como la diabetes, patologías del corazón o la demencia, las dietas hipercalóricas son las máximas responsables de la pandemia de obesidad

Es el exceso de azúcar y de carbohidratos en nuestra dieta, y no falta de actividad física, lo que está detrás del aumento de la obesidad. Es hora de terminar con el mito de que el sedentarismo está detrás de la obesidad. Una mala dieta es la única responsable. De esta forma tan controvertida comienza un editorial en el «British Journal of Sports Medicine» que asegura que si bien el ejercicio regular es clave para evitar enfermedades graves, como la diabetes, patologías del corazón o la demencia, nuestras dietas hipercalóricas son las máximas responsables de la pandemia de obesidad.

En los últimos 30 años, en los que la obesidad se ha disparado, ha habido pocos cambios en los niveles de actividad física en la población occidental. Esto, aseguran, señala ineludiblemente a la cantidad de calorías consumidas. Sin embargo, la epidemia de obesidad representa sólo la «punta de un iceberg» mucho más grande sobre las consecuencias adversas para la salud de una mala alimentación. Por ejemplo, de acuerdo con el informe sobre la carga mundial de enfermedades publicado en «The Lancet», la mala alimentación genera ahora más enfermedades que la inactividad física, el alcohol y el tabaquismo juntos. Sin embargo, este es un hecho que pasa desapercibido a los científicos, médicos, periodistas y políticos. En lugar de ello, se ha desatado un mensaje inútil por mantener un «peso saludable» basado en contar las calorías de los alimentos y todavía hoy día muchas personas creen erróneamente que la obesidad se debe enteramente a la falta de ejercicio.

Para los autores de este artículo, A. Malhotr, del Frimley Park Hospital (Gran Bretaña), T. Noakes, de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), y S. Phinney, de Universidad de California-Davis (EE.UU.), esta falsa percepción tiene sus raíces en las campañas de la industria alimentaria que utiliza tácticas muy similares a las de las grandes tabacaleras. Así, al igual que hizo la industria del tabaco cuando se publicaron los primeros vínculos entre el tabaco y el cáncer de pulmón, la maquinaria de la industria ha fabricado mensajes de « negación, duda, confusión ».

De dónde provienen las calorías es crucial, señalan; así, las calorías del azúcar promueven el almacenamiento de grasas y el hambre, mientras que las de la grasa inducen plenitud o ‘saciedad’.

Según los autores, un gran análisis publicado en «PLoS ONE» reveló que por cada exceso de 150 calorías de azúcar (por ejemplo una lata de refresco de cola), se producía un aumento de casi 11 veces en la prevalencia de diabetes tipo 2, en comparación con las mismas 150 calorías obtenidas de la grasa o proteína. Y esto es independiente del nivel de actividad física y del peso de la persona.

Y otro trabajo publicado en «Nutrition» concluyó que la restricción de carbohidratos en la dieta es la intervención más eficaz para reducir todas las características del síndrome metabólico y debe ser el primer enfoque en el manejo de la diabetes, con beneficios incluso sin no hay pérdida de peso,

¿Y los carbohidratos? Las razones que se esgrimen señalan que el cuerpo tiene una capacidad limitada para almacenar carbohidratos y que son esenciales para el ejercicio más intenso. Sin embargo, estudios recientes sugieren justo lo contrario. Un trabajo publicado en «British Journal of Sports Medicine» establece que la adaptación crónica a una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos induce altas tasas de oxidación de grasas durante el ejercicio, suficiente para la mayoría de los deportistas en la mayoría de las disciplinas deportivas.

Por todo ello, argumentan, los mensajes saludables difundidos sobre la industria de la alimentación deben cambiar. Más que decisiones de educación a la población, si mejora el ‘entorno alimentario’, las personas tomarán decisiones individuales más saludables que «tendrán un impacto mucho mayor en la salud de la población que el asesoramiento o la educación. La opción sana debe convertirse en la opción más fácil», dicen.

Y concluyen: «es hora de terminar con los daños causados por la maquinaria de la industria de 'comida basura'. No se puede correr más rápido que una mala dieta».

La alimentación también repercute en la salud del hígado. Elimina aquellos alimentos grasos que puedan perjudicarte, y opta por una alimentación sana. Básicamente se debe eliminar la grasa de tu dieta. Alimentos tales como los embutidos, carnes rojas y blancas, comidas procesadas y grasas, fritos, lácteos y derivados, y huevos están prohibidos.
En caso de que la bilirrubina se acompañe de inflamación precisamente por la aparición de grasa en el hígado, el aceite de salmón y la alcachofera pueden ayudarte positivamente.
Piensa que tu cuerpo físico es lo que aquí en esta dimensión debes cuidar, es el vestido se pone tu alma todos los dias, y lo creas o no, sino lo cuidas, no te dediques a dar consejos, no a ayudar a nadie, porque si no lo haces contigo, dificilmente puedes ayudar a otros. Te mando toda la energía y la luz del universo y espero que mi escrito te ayude en algo, cualquier duda me vuelves a escribir.

hola soy carlos creo q tengo problemass de higad0 cuandoo como algun dulce o LECHE me da nauseas y malestar en el estomago hace 2 años tenia acides me hice un estudioo si tenia hepatitis pero me dio negatvo quisiera saber si tener parasitos influye en el higado.me gustaria saber q puedo hacer ya q soy joven de 23 años

Hola Carlos, con relación a la leche que tomas, te diré que la leche de vaca no suele sentar bien a nadie, es mejor tomar leche de almendras, arroz o avena, la soja ultimamente tambien está muy adulterada, pero siempre es mejor que la leche de vaca, en cuanto al calcio de la leche no te preocupes, si comes mas frutas y verduras bien lavadas, por los parásitos, cereales integrales, y quesos de cabra o frescos, tendrán suficiente, procura no comer demasiado, el problema en los dulces es que la mayoría tiene grasas saturadas que se pegan al higado y que cuesta eliminar, te aconsejo beber agua, mejor que refrescos con azucar que tambien se pegan al higado, una o dos veces al día toma un cpo de agua con bicarbonato, y si puedes cuando te levantes exprime dos limones y mezclalos con agua y tomalos en ayunas, despues un buen desayuno, fruta, cereales integrales, tostadas con mantequilla y mermelada, etc. procura ponerte tu mano derecha en la parte derecha, debajo del pecho, ahí está el higado, manten esa energía de tu mano al menos durante cinco minutos todos los días, y pon la intención de que tu higado está sano, por otro lado no me dices que tipo de parásitos tienes, pero realmente esto se puede eleminar más facilmente si dejas de tomar azucares, tanto en alimentos preparados, como en refrescos, ten en cuenta que los parasitos se alimentan del azucar que consumimos. El cloruro de magnesio en polvo, mezclado con el limon y el agua de por la mañana, te ayudará a ir al baño e ir limpiando. De todos modos te dirijo a una pagina para que tengas más información, lo importante es limpiar bien los intestinos, al hacerlo el higado se libera también. Espero haberte ayudado un poco, sino es así y con mas datos, me vuelves a escribir. Mucha energía y luz para ti.

Hola, sufro de ciertos problemas que al parecer estan relacionados con el higado; el mal aliento; creo… incontinencia urinaria ya q cierto tiempo me urge ir al baño cada 1 o 2 horas (maximo) y no puedo contenerlo, aunq cuando hace frio voy mas seguido. Bueno espero q me ayude y me diga como solucionar este problema.
Gracias.

Hola Pepe: gracias por leer mi blog. Te contesto primero a lo del mal aliento, a veces tiene mucho que ver con la inseguridad, de tanto querer estar bien para causar impresión a alguien o en algún lugar, nos producimos estres y esto genera malas digestiones y a su vez mal aliento, verifica también como tienes los dientes, puede haber caries o probeomas en las encías y esto causa también halitosis(mal aliento), haz enjuagues con un poco de agua y sal marina, lávate los dientes, en lugar de con pasta dentífrica, que lo único que hace es perjudicar y dejar restos en tus dientes, hazlo con bicarbonato y un poco de agua, pones en tu mano bicarbonato y mojas el cepillo en agua, lo pones sobre tu mano y recoges el polvo de bicarbonato y empiezas a cepillar tus dientes y encias, no aprietes demasiado, luego enjuagate bien.
Procura tomar una vez al día agua con bicarbonato, es bueno para las digestiones y no perjudica.
Procura tomar más fruta, vegetales, legumbres, y nada de leche de vaca, que fermenta y nos desproteje, no nos siente bien a nadie y perjudica más que ayuda. procura tomar leche de avena, de arroz, mejor que de soja que ultimamente viene muy contaminada. quesos de cabra, y yogures.
Pocos fritos, poca carne y los dulces y comidas preparadas o rápidas en pocas ocasiones, esto dá demasiadas grasas saturadas que tambien nos engordan, nos dan acne y nos produce digestiones lentas y pesadas.
En cuanto a que vas a orinar cada hora mas o menos, debería consultar siempre con un médico o urólogo, para descartar cualquier anomalía física, si esto te pasa solo cuando hace frio, o llevas así mucho tiempo, es mejor consultarlo, pero el bicarbonato en el agua, tambien te ayudar a limpiar las vias urinarias, por si tuvieras cualquier cosa en ellas, otra cosa es que al orinar tuvieras escozor, sería cistitis y deberías tomar algúna cosa, mejor consulta con un herbolario, las medicaciones suelen ser fuertes, pero si las vas a tomar solo unos días porque estes con una fuerte infección, tendrás que hacerlo.
Cualquier cosa que desees consultarme lo puedes hacer. Espero que esto te ayude un poco. Un abrazote

hola mi nombre es yoly mira tengo un dolor en la parte de las vias orinarias y se me incha el estomago la verda no tomo agua en el dia y no se si es el higado o las vias orinarias como hago en realidad es un dolor en la parte derecha entre los ovarios y un poco mas arriba

Escribí ayer un post pero no lo veo ahora, repito la información, mis manos se empezaron a poner color rojizas, posteriormente se me empezaron a despellejar, las uñas me duelen si las oprimo y se pusieron de un color medio amarillento en las puntas sobre todo, esto me sucede también en los pies, fui a un dermatólogo y me dijo que era un hongo, tome medicina para ello y pues nada, siguen mis manos resecas, sin volver a su color original, si me baño en una alberca o río me empiezan a doler las uñas, espero y me ayuden. Gracias

Hola Jorge, estaba de vacaciones y por eso no te he respondido antes. Te comentaré que los hongos siempre son producto de un sistema inmunologico debil, hay que tomar mas frutas, vegetales y cereales y menos grasas y azucares, o productos preparados que contienen ingredientes que se convierten en azucar en el organismo. Beber agua, zumo de limon natural en ayunas para depurar las toxinas, lavarse con agua salada los pies y las manos y si tienes plantas de Aloe Vera, ponerte el jugo en ellos.
Te diré que los pies y las uñas tienen un significado en la vida, es el de llevarnos adelante, a veces nos vemos indefensos para hacerlo, tenemos miedos y eso nos enferma para que no podamos seguir. las uñas son la agresividad, quizás te enfrentas a una situación en la que no quieres luchar por temor al dolor o a lo que pueda ocasionare.
Tenemos que ser valientes, en estos tiempos que corren debemos hacer aquello que creemos a pesar de lo que nos digan otros, a los que no interesa que cambiemos por que eso les hace a ellos darse cuenta de su propia inmobilidad.
Espero que esto que te mando te sirva, de todas formas hay muy buenos informes en Internet sobre la medicina holística, consultalos y te aclararán muchas cosas, y sobre todo no te preocupes, eso genera energía que detienen, la palabra lo dice todo…pre- ocupación, mejor que pensar OCUPATE, PASATE A LA ACCION. Luz y energía para ti

Gracias por la respuesta, lo pondré en practica, mucha suerte y felicidades

Buena noche, tengo un problema en mis manos y en mis pies, se me han despellejado las plantas de las mismas y las uñas de mis manos las tengo de un color medio amarillentos y si me las oprimo me duelen, al meterme a la alberca o algun río, me empiezan a doler, me dieron unas pastillas para los hongos y nada, gracias por la respuesta y felicidades.

Hola mire lo k me pasa a mi esque me duelela barriga, pero no se si es del higado. A la hora de ir al baño mis excrementos són de un color amarillento i un poco desechos, no mucho. Queria saber si esto tiene repercusiones con el hígado o es una simple infección.
Gracias.

Veran el sabado por la mañana tome pastillas para desparasitar y el lunes como a la 2 de la tarde me tome varias cervezas y solo eh tenido una pequeña dolencia en el lado derecho creen que pueda repercutir en algo peor? Es que eh escuchado que incluso alguien puede morir por hacer algo como lo que yo hice

Querido Alejandro, si realmente crees que algo te puede suceder, eso te sucederá, lo más importante aquí no es lo que yo te cuente, ni lo que leas de otros, lo más importante es que tu cuerpo es el vestido que tienes que llevar a diario, es tu templo, y si realmente no lo cuidas como se merece, poco vas a poder hacer por los demás y por el mundo, todo s somos responsables de lo que nos hacemos y de lo que ocurre a nuestro alrededor, emanamos energía con una frecuencia vibratoria que nos implica a nosotros y al resto, lo que te hagas, recibes, luego no podemos exigir a otros que hagan cosas para beneficio común, si nosotros mismos no lo hacemos. Puedes leer todo lo relativo a las bebidas y su consecuencia en; https://ana1654.wordpress.com/2012/06/06/el-alcohol/
Un abrazo muy fuerte y mucha luz y energía para ti.

dale al cardo mariano y al zumo de limon,yo no tomaba 8 pastillas,pero tomaba 16 cervezas diarias, y el cardo mariano y la abstinencia me bajaron las transaminasas a valores normales

hola se que tomar muchas pastillas puede dañarte el hígado, yo debido a una enfermedad tengo que tomar 8 por día son drogas fuertes durante 2 meses y después 4 por día durante otros 4 meses. Me voy a curar con el tratamiento, pero mi hígado me preocupa que se afecte. Que puedo hacer para protegerlo hace 7 días empece el tratamiento creo estar a tiempo para prevenir. Gracias me gustaría saber su respuesta.

Hola Flor, el higado es el organo maravilloso que nos demuestra todos los estados de ánimo que tenemos, hay personas que sin tomar nada intoxicante, se intoxican con sus negativos sentimientos, rabia, odio, enfado, etc. y otras personas que sin embargo toman muchos medicamentos o mala alimentación no lo sufren tanto. Lo importante es tomarse la vida con serenidad, aceptar muchas cosas que uno no puede cambiar, reir, escuchar musica que nos haga sentirnos bien, todo esto estimula nuestro higado para que funcione bien, de todas formas te remito a otro articulo interesante que tengo en mi blog.https://ana1654.wordpress.com/2012/03/17/como-desintoxicar-de-forma-natural-el-higado/ sobre todo no preocuparte y tratar de disfrutar de las cosas buenas que tengas y agradecerlas continuamente, es energía en movimiento. Un abrazo de luz y energia para ti.

Buenas Tardes, tengo un problema con la salud de mi padrey tengo la fe en Dios y en que ustedes me puedan ayudar…!
Hace 7 años fue diagnosticado con Cancer en el Higado, fue operado, pero años mas tarde le detectaron metastasis, estuvo con quimioterapia y tratamientos naturales y el proceso se habia detenido, pero ahora se le han formado Varices esofagicas y sufrio una hemorragia en diciembre pasado, se le ligaron algunas varices para prevenir que esto volviera a suceder, pero desde entonces lo ha atacado la anemia, por lo que se fortalecio con unas dosis de Hierro para aumentar la hemoglobina.. luego presento edemas porque tenia la Albumina baja, por lo que se le puso esta proteina y los edemas pararon… pero recien estuvo al borde de sufrir una encefalopatia, lo cual se esta controlando con medicamentos para evitar la produccion de amoniaco en la sangre.
Como ven es un caso muy complicado, pero quisiera saber como puedo ayudar a sanar su Higado a travez de la nutricion.
Les agradezco de antemano toda la ayuda que me brinden..Dios les bendiga!!

Alexa querida, en principio te recomiendo el correo de los expertos, yo solo me limito a poner la información, mientras escribes a estas personas y ellas te responden, es bueno tomar el jugo de Aloe Vera para las varices esofágicas, yo misma tenía una clienta y se lo recomendé, para el resto, mandale el correo que me enviaste al Licenciado Nutricional Dr.Miguel Alvarado Saldaá, te mando su pagina y su correo, seguro que el te puede dar más indicaciones. Yo te mando un abrazo de luz y energía y os tendré en mis oraciones.
correo del Dr. miguelleopoldo@yahoo.com y su pagina web. http://www.nutriologiaortomolecular.org/Curriculos/Miguel_Alvarado.htm

Muchas Gracias Ana. asi lo hare, espero encuentre mas luz y angeles como tu en el camino.
Un abrazo…

buenas tardes,tengo hepatitis c desde el año 2000 actualmente tenrgo 37 años,me gustaria saber si puedo empezar a hacer triatlon,el virus sigue positivo soy de genotipo 1a y la ultima analitica me salieron las transaminasas un poco altas unos 4 o 5 puntos de los parametros normales.ah y a ver si me pueden pasar alguna dieta para purificar el higado.muchas gracias

Hola Moises, te dejo a continuación lo que opinan los experto sobre lo que me preguntas:

“Muchos no se dan cuenta de lo importante que es el movimiento del líquido linfático para mantener más sanas a las personas infectadas con el virus de la hepatitis C y que la actividad física es la mejor manera de promover el flujo linfático. Independientemente de las preocupaciones de salud de una persona específica, los expertos parecen proclamar universalmente que el ejercicio es la solución para casi todo. Esto es especialmente cierto cuando se trata de luchar contra el virus de la hepatitis C. Si bien hay varias razones por las que el ejercicio es beneficioso para las personas con este tipo de hepatitis, su función de fomentar el movimiento en el sistema linfático, es a menudo pasada por alto. La mayoría de la gente tiene una comprensión general de lo que es el sistema cardiovascular y cómo funciona. Este no es el caso del sistema linfático. A pesar de su importancia para nuestra salud, la mayoría de nosotros tenemos poco o ningún conocimiento de él, sobre todo cómo es, qué hace y cómo se relaciona con la hepatitis C.
El sistema linfático está formado por los vasos linfáticos, ganglios y órganos para la circulación de los fluídos linfáticos. Si bien ayuda a mantener el equilibrio entre líquidos y grasas y transporta nutrientes al sistema circulatorio, su función más importante es apoyar la función inmune.
Los vasos sanguíneos y vasos linfáticos van, a menudo, unos junto a los otros. Sinembargo, la sangre y la circulación del líquido linfático a través de sus respectivos canales es muy diferente. La sangre corre por las venas, ya que es bombeada por el corazón. A diferencia del sistema cardiovascular, el sistema linfático no tiene bomba.
El líquido linfático depende de las contracciones del músculo esquelético para desplazarse por los vasos linfáticos. Así, la actividad física es la mejor manera de transportar los desechos celulares, los agentes patógenos, células cancerosas y las toxinas a distancia para su eliminación. Sin movimiento adecuado, las células se ahogan en sus propios productos de desecho y se mueren de hambre por falta de nutrientes, una situación que sólo podría empeorar la hepatitis C crónica. Esto es especialmente problemático para aquellos que llevan una vida relativamente inactiva, tales como los que se sientan al volante durante todo el día o permanecen delante de una pantalla de ordenador muchas horas. Por el contrario, el ejercicio vigoroso hace aumentar el flujo linfático de 15 a 30 veces más que la inactividad
Para aquellas personas que tienen que convivir con la infección de la hepatitis C, uno de los objetivos es ayudar al proceso de liberación de la carga tóxica del hígado y ayudar a la circulación del líquido linfático es una pequeña forma de lograr ese objetivo”. O sea a hacer ejercicio y mover el esqueleto ( los que puedan )

De todas formas si te sientes muy cansado a veces, descansa y tomátelo con calma, pero el ejercicio tambien te ayudara a bajar las transaminasas, procura no exigir demasiado a la vida, ni ser demasiado controlador, eso genera muchos problemas de salud.
Como Sanergísta te diré que el higado nos dice que nos resistimos al cambios, inconscientemente hay miedo, colera, enojo, el higado es la sede del enojo y la rabia con ello se genera más bilis y se consigue más enojo y rabia.
El Gran Jacques Martel nos cuenta en su libro sobre las patologías:
La hepatitis es una infección del hígado causada o bien por un virus, por bacterias, por el alcohol o por medicamentos, y afecta totalmente el cuerpo. Los síntomas son la debilidad, la ictericia, la pérdida de apetito, las nauseas, la fiebre y el malestar abdominal. El hígado es el “dador de vida”, limpiando la sangre de sus venenos y excesos, y conservando nuestro estado emocional (la sangre) en un justo equilibrio. El hígado es el lugar en donde puedo acumular emociones intoxicantes y excesivo odio. Es la sede de la ira. Las palabras o enfermedades acabando por “itis”, como hepatitis, indican irritación, ira. La hepatitis puede estar vinculada con mis relaciones personales o con una situación difícil. Este conjunto de emociones negativas trae debilidad y desesperación y causa ira, culpabilidad y conflictos de prioridades. Cuando “me quemo la sangre” por nada, esto me lleva a vivir mucha ira, rencor, rabia e incluso odio que puede llevar a la violencia contra uno – mismo, o contra los demás. La hepatitis viral A tiene su origen en un rencor que puedo tener frente al mismo alimento o frente a un problema de connotación alimenticia. La hepatitis viral B manifiesta un rencor vivido con algo o alguien que me ha sido impuesto. Es como si hubiese estado proyectado dentro de una situación que rechazaba. Por ejemplo, me pueden haber obligado a participar a un concurso de danza. La hepatitis viral C se produce después de un gran rencor en relación con lo desconocido. Por ejemplo,¿ Quienes son mis padres? ¿Dónde nací? Puedo sentir mucha resistencia frente a nuevas situaciones en mi vida que me llevan a aportar cambios. Puedo desear engancharme a mis prejuicios y a mis ideas preconcebidas. Aprovecho el tiempo de reposo que debo tomar para hacer el balance sobre mi vida. Me libero de los prejuicios, iras que entretenía en mí.

Como nutricionista te aconsejo lo siguiente:

Dieta y hepatitis C
Revisado: 21 de junio de 2005

Los pacientes con hepatitis C suelen sentir que no pueden controlar muchas cosas sobre su enfermedad. Pero sí que pueden controlar qué y cuánto comen y beben. Una buena alimentación también forma parte del plan de salud y bienestar de los pacientes con hepatitis C. Una alimentación sana proporciona energía al organismo; así trabaja mejor. También ayuda a aliviar algunos de los síntomas de la enfermedad, como el malestar y al fatiga

En general, la dieta más apropiada para el paciente con hepatitis C es la que incluye una alimentación variada, sana y equilibrada. Las recomendaciones son las siguientes:

El alcohol puede producir una lesión hepática grave en las personas con hepatitis. El alcohol es un tóxico (“veneno”) directo contra el hígado. Impide la absorción de ciertas vitaminas que el organismo necesita para funcionar correctamente. El alcohol también hace menos efectivas las medicaciones contra la hepatitis C.

Evitar las dietas estrictas y los atracones

Si el objetivo es perder peso, hay formas saludables de reducir la cantidad de calorías que se ingieren cada día. El ejercicio es otra parte importante del plan para perder peso y también ayuda a aliviar algunos de los efectos secundarios desagradables del tratamiento de la hepatitis C.

Si el objetivo es aumentar de peso, la variedad en la alimentación es la clave. Se pueden comer más tentempiés entre las comidas y más calorías cada día.

Hay que evitar los supresores del apetito de venta sin receta y los medicamentos fitoterápicos para perder peso, ya que suelen lesionar el hígado.

El aprendizaje de unos buenos hábitos vitales requiere tiempo y práctica. Vale la pena informarse de las recomendaciones alimentarias para una dieta sana, variada y equilibrada que hacen las autoridades sanitarias.

Leer las etiquetas de los alimentos envasados también ayuda a aprender su contenido en nutrientes esenciales.

Comer una alimentación variada

viagra cialis hay levitra

Las mitocondrias están en el interior de las células y producen energía al metabolizar los azúcares y los lípidos. Al mismo tiempo, se crea ácido láctico como producto de desecho. Normalmente, el cuerpo procesa el ácido láctico y lo elimina.

La toxicidad mitocondrial daña las mitocondrias y, por lo tanto, el ácido láctico no se procesa. Esto hace que suban los niveles de ácido láctico. Si éstos se elevan demasiado, se produce una afección muy poco frecuente pero grave que se llama acidosis láctica.

La acidosis láctica puede originar problemas hepáticos, como la acumulación de grasa en el hígado y en sus alrededores y la inflamación de éste. Esta afección es más común en mujeres VIH+ que en hombres, en especial aquéllas embarazadas u obesas.

Una de las mejores formas para saber si tienes daño hepático son análisis de sangre especiales llamados pruebas de la función hepática (LFT, liver function test). Las LFT miden los niveles de algunas enzimas hepáticas en el torrente sanguíneo. Niveles enzimáticos altos pueden indicar un daño hepático causado por medicamentos, alcohol, hepatitis o drogas ilícitas. Las LFT habitualmente forman parte de los análisis de sangre rutinarios para personas con VIH. Las LFT más comunes son:

  • ALT o SGPT (alanina transaminasa)
  • AST o SGOT (aspartato transaminasa)
  • Bilirrubina
  • Fosfotasa alcalina

Los síntomas del daño hepático o de las enfermedades hepáticas incluyen:

  • Dolor
  • Aumento de tamaño del hígado
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Orina oscura
  • Deposiciones (heces, materia fecal) de color arcilloso
  • Ictericia (color amarillo de la piel, ojos y membranas mucosas)

Si tienes estos síntomas, debes llamar al médico.

En la mayoría de los casos, el hígado tiene la capacidad especial de repararse a sí mismo. Lamentablemente, también puede sufrir un daño permanente.

Si los medicamentos anti-VIH son los causantes del daño hepático, se pueden cambiar por otros medicamentos. Esta opción puede no servirles a todos. Es importante equilibrar la necesidad de medicamentos anti-VIH con su potencial de causar daño hepático.

Hay muchas cosas que puedes hacer para evitar que tu hígado sufra daños, ayudar a que éste sane y apoyar su función.

  • El exceso de alcohol puede causar cirrosis.
  • Muchos medicamentos anti-VIH y otros no se deben combinar con el alcohol.
  • Evita el alcohol totalmente si estás coinfectada con hepatitis.
  • Usar algunas drogas (como el éxtasis) puede afectar tu hígado.
  • Muchas personas VIH+ se coinfectan con el virus de la hepatitis C (VHC). Si lo estás, asegúrate de que tu médico controle ambas infecciones y te proporcione una atención y tratamiento adecuados. Si no lo estás, evita el contacto con sangre o agujas infectadas para reducir el riesgo de que adquieras el VHC. (En la actualidad no existe ninguna vacuna disponible contra la hepatitis C).
  • Preocúpate de alcanzar y mantener un peso saludable mediante la dieta y el ejercicio.
  • Come muchas frutas y verduras, en especial, aquéllas de hojas verde oscuro y, frutas y verduras de colores naranja y rojo.
  • Bebe mucho líquido, en especial agua.
  • Evita los productos lácteos con alto contenido de grasas, los aceites vegetales procesados (con grasas hidrogenadas), los alimentos muy fritos y las carnes grasosas.
  • Toma un multivitamínico con antioxidantes.
  • Si tienes una enfermedad hepática, n tomes altas dosis de vitamina A o carotenoides (betacaroteno).
  • Evita los altos niveles de hierro.
  • Las terapias con hierbas, como el cardo lechero (silimarina), se han usado ampliamente para tratar el hígado. Algunas hierbas son tóxicas para el hígado y otras interactúan con los medicamentos anti-VIH. Es importante que le cuentes a tu médico si usas alguna hierba o suplemento.

Cuando tu hígado se daña, éste no puede cumplir adecuadamente con todas sus importantes funciones. Dado que es posible que no haya síntomas evidentes de daño hepático, es importante que controles el estado de tu hígado con visitas de control regulares y pruebas de laboratorio. Colabora con tu médico para determinar los medicamentos anti-VIH que funcionen mejor para ti y tu hígado. Además, una buena nutrición y un estilo de vida sano te permitirán apoyar a este esforzado órgano.

La hepatitis es la inflamación del hígado que causa el daño y la destrucción de las células del hígado.

La hepatitis puede clasificarse en dos grupos:

  • Hepatitis aguda.
  • Hepatitis crónica.

Se han identificado seis tipos principales del virus de la hepatitis, incluidos los siguientes:

  • La hepatitis A
    Este tipo de hepatitis se propaga normalmente por el contacto oral-fecal o a través de alimentos y del agua contaminados con heces, y también puede propagarse a través de la infección transmitida por la sangre (lo cual es poco común). A continuación se enumera una lista de las formas de transmisión de la hepatitis A:
    • Consumir alimentos hechos por alguien que tocó heces infectadas.
    • Beber agua que está contaminada con heces infectadas (un problema en los países en vías de desarrollo donde la eliminación de las aguas residuales es deficiente).
    • Tocar las heces de una persona infectada, lo cual podría ocurrir al lavarse mal las manos.
    • Podrían producirse brotes en guarderías grandes, especialmente cuando hay niños que usan pañales.
    • Los residentes de las reservaciones indias americanas o pueblos nativos de Alaska donde la hepatitis A puede ser más común.
    • Contacto sexual con una persona infectada Se ha desarrollado una vacuna contra la hepatitis A, y se encuentra disponible en la actualidad.
  • La hepatitis B
    La hepatitis B tiene una amplia variedad de presentaciones clínica. Puede ser leve, sin síntomas o puede causar hepatitis crónica, y en algunos casos, puede producir insuficiencia hepática grave y causar la muerte. La transmisión del virus de la hepatitis B se produce a través de la exposición a sangre y fluidos corporales, como la sangre, el semen, las secreciones vaginales o la saliva. Los bebés también pueden desarrollar la enfermedad si nacen de madres que tienen el virus. Los niños infectados les transmiten frecuentemente el virus a otros niños, si existe contacto frecuente o si los niños tienen muchos rasguños o cortes en la piel. A continuación se describe el tipo de personas en riesgo de desarrollar la hepatitis B:
    • Los niños nacidos de madres que tienen hepatitis B (la enfermedad puede presentarse hasta cinco años después del nacimiento).
    • Los niños nacidos de madres que han inmigrado de un país donde la hepatitis B está ampliamente extendida, como el sudeste de Asia y China.
    • Las personas que viven en instituciones de cuidados a largo plazo o que tienen discapacidades.
    • Las personas que viven en un hogar donde otro miembro está infectado con el virus.
    • Las personas que tienen trastornos de la coagulación de la sangre, como la hemofilia.
    • Las personas que necesitan diálisis por insuficiencia renal.
    • Las personas que participan en actividades de alto riesgo, como el uso de drogas por vía intravenosa (su sigla en inglés es IV) y, o el contacto homosexual o heterosexual sin protección.
    • Las personas cuyo empleo requiere el contacto con la sangre humana.
    • Las personas que recibieron transfusiones de sangre o productos de la sangre antes de los años 90 tempranos.
    Existe una vacuna contra la hepatitis B y ahora es ampliamente utilizada para la inmunización rutinaria durante la infancia. En la actualidad, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) recomiendan que la vacunación universal para bebés contra la hepatitis B comience en el nacimiento, excepto raras circunstancias.
  • La hepatitis C
    Los síntomas de la hepatitis C normalmente son leves y graduales. Los niños a menudo no muestran ningún síntoma. La transmisión de la hepatitis C se produce principalmente por contacto con sangre infectada, pero también puede ocurrir por contacto sexual o por el contagio de una madre infectada a su bebé. Aunque al principio los síntomas de la hepatitis C son leves, en la mayor parte de las personas infectadas puede producir enfermedad crónica del hígado. Según los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, su sigla en inglés es CDC), la hepatitis C es el indicador principal para el transplante de hígado. En algunos casos de hepatitis C, la forma de transmisión no puede identificarse. Además, las personas que sufren enfermedad del hígado ocasionada por el alcohol también tienden a desarrollar la hepatitis C.

    Según los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), en Estados Unidos en 2006:

    • un tercio de los estadounidenses estarán expuestos a la hepatitis A.
    • hubo casi 46.000 nuevas infecciones de hepatitis B.
    • hubo 19.000 nuevas infecciones de hepatitis C.

    ¿Qué es la hepatitis aguda?

    ¿Qué es la hepatitis crónica?

    La hepatitis aguda es muy común en Estados Unidos:

    Causas:
    Las causas comunes de la hepatitis aguda pueden incluir:

    • Infección con un virus (hepatitis vírica A, B, C, D o E).
    • Sobredosis de medicamentos (como el acetaminofeno o acetaminofén).
    • Exposición a productos químicos (comolos que se usan para el lavado en seco).

    Síntomas:
    La hepatitis aguda generalmente comienza con síntomas semejantes a los de la gripa. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la hepatitis aguda. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

    • Ictericia.
    • Náusea.
    • Vómitos.
    • Pérdida del apetito.
    • Fiebre.
    • Aumento de la sensibilidad en la parte superior derecha del abdomen.
    • Músculos adoloridos.
    • Dolor en las articulaciones.
    • Ronchas rojas en la piel que produce comezón.

    Los síntomas de la hepatitis aguda pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

    Diagnóstico:
    Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos de diagnóstico para la hepatitis aguda pueden incluir los siguientes:

    • Exámenes de laboratorio específicos.
    • Exámenes de la función del hígado.

    Tratamiento:
    El tratamiento específico de la hepatitis aguda será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

    • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
    • Qué tan avanzada está la enfermedad
    • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
    • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
    • Su opinión o preferencia.

    El tratamiento varía, según el tipo de hepatitis aguda (la viral en comparación con la no viral). La hepatitis aguda grave puede requerir hospitalización.

Una TC crea una imagen tridimensional muy sensible de su cuerpo. Recibirá una inyección que contiene una pequeña cantidad de contraste radiológico. La cámara especial puede detectar cómo resulta captado el contraste por los diferentes órganos del cuerpo, produciendo una imagen que ayuda a su médico a conocer cómo están funcionando su hígado y su bazo.

La CPRE es un procedimiento que ayuda a su médico a determinar si su disfunción hepática se debe a bloqueo del conducto biliar común, el tubo que transporta la bilis del hígado a la vesícula biliar. En la CPRE se usa un endoscopio, un tubo largo, flexible e iluminado, que permite a su médico ver dentro del estómago e inyectar contrastes, que hacen que los conductos biliares sean visibles en una radiografía. Combinando estas técnicas – endoscopia y radiografía – su médico puede determinar si existe bloqueo de los conductos. Esto puede ser la causa de su disfunción hepática.

¿Cuáles son los síntomas del daño al hígado?

El daño en el hígado puede ser un problema grave y debe informar a su médico inmediatamente si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Ictericia: coloración amarilla de la piel, la parte blanca de los ojos, las membranas mucosas (áreas húmedas alrededor de los ojos y la boca) debida a niveles elevados de bilirrubina en el líquido extracelular
  • Cansancio intenso
  • Fiebre
  • Dolor abdominal, náuseas y vómitos intensos
  • Sangrado que no se detiene después de unos minutos
  • Cualquier hinchazón inusual de los pies y las piernas o aumento de peso de más de 1,5 a 2,5 kg en una semana.

¿Cuál es el tratamiento para el daño al hígado?

No existe tratamiento para el daño al hígado una vez que se produce. El planteamiento principal es suspender cualquier medicamento que sea procese a través del hígado. Su médico puede prescribir también medicamentos que ayuden a reducir los síntomas de daño hepático. Por ejemplo, es posible que se le recete un diurético para reducir la acumulación de líquidos o la hinchazón al hacer que orine el líquido extra. Un diurético usado con frecuencia es la furosemida (Lasix®).

¿Qué más puedo hacer acerca del daño al hígado?

Existen varias sustancias que debe evitar si su hígado no está funcionando adecuadamente. Las siguientes sustanc
ias se procesan en el hígado y pueden producir más esfuerzo o daño.

  • Alcohol
  • Paracetamol (Tylenol ® y componente de Nyquil ®, Percocet ®, Excedrin ®, Darvocet ® y Vicodin ®)
  • Medicamentos que han producido disfunción hepática en el pasado
  • Medicamentos para tratar los niveles elevados de colesterol en la sangre, como atorvastatina (Lipitor®) o simvastatina (Zocor®).

Hable con su médico antes de cambiar ningún medicamento.

El hígado graso es una enfermedad en la que el hígado aumenta el contenido de grasas (triglicéridos y colesterol). Esto puede hacer que el hígado aumente de tamaño y tome una coloración amarillenta, llegando en algunos casos a la cirrosis hepática. Frecuentemente se asocia a sobrepeso, malos hábitos alimentarios y falta de actividad física. El consumo de alcohol es una causa frecuente de hígado graso.

El hígado graso no genera síntomas en la gran mayoría de las personas. Algunas personas refieren tener malestar o dolor leve en el hipocondrio derecho, que es la zona hacia la derecha y arriba del abdomen. Hay algunos cambios físicos que pueden verse en las personas con hígado graso, como una coloración negruzca de la piel en los pliegues del cuello y axilas (llamado acantosis nigricans).

El hígado graso es uno de los trastornos metabólicos más frecuentes, afectando aproximadamente al 20% de la población adulta. Hasta un 70% de las personas que sufren de obesidad pueden tener hígado graso.

La causa del hígado graso se desconoce. Se sabe que se asocia muy frecuentemente a un trastorno metabólico llamado síndrome metabólico o resistencia a la insulina. Esta alteración metabólica se asocia a su vez a hábitos poco sanos de alimentación y de actividad física. Una de las causas frecuentes de hígado graso es el consumo de alcohol.

El hígado graso no es una enfermedad hereditaria, sin embargo existe una cierta asociación familiar, ya que hay cierta predisposición genética a desarrollarla y también debido a que frecuentemente en una familia se comparten hábitos de alimentación que pueden favorecer el desarrollo de hígado graso.

El tratamiento del hígado graso consiste fundamentalmente en la modificación de hábitos de alimentación con una dieta que disminuya el consumo de hidratos de carbono (azúcares, masas, papas, pastas, pan, maíz) y de grasas. Junto con una alimentación más sana, es clave aumentar la actividad física. Los medicamentos no son parte del tratamiento habitual del hígado graso, pero en determinados casos, el uso de vitamina E o pioglitazona puede tener un rol en su terapia.

La actividad física es una las formas más efectivas de revertir el daño que se produce en el hígado debido a esta condición. Se debe realizar ejercicio físico con una progresión gradual, idealmente aeróbico, regular (3 a 4 veces por semana) y con un control médico previo que evalúe la seguridad cardiovascular del inicio de un plan de ejercicio.

La alimentación sana es uno de los dos pilares del tratamiento del hígado graso. Esta alimentación consiste en la disminución drástica o eliminación de los azúcares refinados, disminución de carbohidratos como pan, pastas, papas, arroz, maíz, disminución de grasas de origen animal, y por otro lado en el aumento de verduras, pescados, frutos secos y yogurt. La dieta mediterránea es probablemente una de las más sanas para evitar el hígado graso y al mismo tiempo disminuir el riesgo cardiovascular. Si bien no existe una dieta para el hígado graso propiamente tal, estas medidas generales son de extremada importancia en su tratamiento.

El consumo de alcohol, incluso en pequeñas cantidades, puede agravar el daño hepático en una persona con hígado graso. Por esta razón se recomienda su suspensión completa en las personas afectadas por esta enfermedad. Su suspensión tiene el beneficio adicional de disminuir las calorías que ingresan al organismo, ayudando a bajar de peso, dado que las bebidas alcohólicas son una fuente considerable de calorías.

Una de las características del hígado graso es su reversibilidad. Las personas que logran hacer un cambio en sus hábitos, bajando de peso y aumentando actividad física, pueden mejorarse completamente de de esta enfermedad.

El hígado graso no causado por alcohol puede dividirse en hígado graso simple cuando hay acumulación de grasa sin inflamación y en esteatohepatitis no alcohólica, cuando se acompaña de inflamación y daño. La forma de diferenciar estas dos entidades es mediante exámenes de sangre (aminotransferasas) y en algunos casos mediante la biopsia hepática.

El hígado graso evoluciona sin síntomas habitualmente por varios años, incluso décadas. Algunas personas pueden llegar a desarrollar consecuencias más graves de la enfermedad, llegando a producirse daño progresivo del hígado (fibrosis), llegando a la cirrosis hepática o el cáncer del hígado (carcinoma hepatocelular). Cuando se llegan a estas complicaciones, una de las opciones planteables es el trasplante hepático. Aparte de las complicaciones hepáticas propiamente tales, las personas con hígado graso tiene un riesgo aumentado de tener enfermedades cardiovasculares como infarto al corazón o trombosis cerebral y diabetes mellitus.

Si a Ud. le han dicho que tiene hígado graso, esteatosis hepática, esteatohepatitis no alcohólica o grasa en hígado y quiere entender los aspectos generales de esta enfermedad, este es el lugar para comenzar. El hígado graso es una de.

La hepatitis C es una enfermedad que puede tener consecuencias serias para el hígado. Aquí se ofrecen respuestas para preguntas frecuentes sobre esta enfermedad.

Si Ud. tiene cirrosis o alguna enfermedad hepática, le interesarán estos consejos sobre la alimentación, dieta y nutrición.

La evolución de los enfermos con cirrosis avanzada se ve complicada por una serie de síntomas que son independientes de la causa de la enfermedad, es decir, que aparecen por igual en pacientes con cirrosis de origen alcohólico o por virus de la hepatitis C. Estos efectos son producidos por la alteración severa de la función del hígado e indican que el órgano está fallando.

Las complicaciones más frecuentes son las varices, el aumento del tamaño del bazo, la ascitis, la encefalopatía hepática, la peritonitis bacteriana o el cáncer de hígado.

  • Las varices esofágicas son dilataciones de las venas del esófago. La alteración del tejido hepático obstruye los vasos y aumenta la presión. Si se rompen pueden sangrar dando lugar a una hemorragia digestiva que puede llegar a ser muy grave. Esta puede manifestarse por vómitos de sangre o eliminación de sangre por las heces. Los vómitos pueden ser de sangre roja fresca, si las varices son grandes y el sangrado importante. Si se sangra menos cantidad, la sangre se digiere en el estómago, los vómitos son de color negro, y se denominan 'en posos de café' por el aspecto que presentan. Cuando la sangre se elimina por las heces también puede hacerlo de dos formas: si el sangrado es abundante el paciente puede tener deposiciones de color rojo; si es de menor cuantía la sangre se digiere, en parte, en el estómago y las heces se tiñen de color negro, dando lugar a lo que conocemos por 'melenas'.

El tratamiento de las varices se puede hacer de diferentes formas, muchas de ellas simultáneas. Cuando el paciente está sangrando se suele realizar una endoscopia digestiva (se mete un tubo flexible por la boca, con una cámara de video que permite ver las lesiones que existen). A través del tubo se pueden realizar algunos tratamientos como la esclerosis de las varices (inyección de una sustancia química que cicatriza el vaso). También se pueden anudar las venas, con unas bandas elásticas, para evitar que sigan sangrando. El principal problema de este tratamiento es que a veces el sangrado es tan grande que no se puede ver exactamente por dónde fluye. En algunas ocasiones, los enfermos tienen que ser intervenidos.

También existen medicamentos que ayudan a reducir la tensión de las venas y, con ello, el riesgo de sangrado. El principal problema es que estos medicamentos bajan la tensión y algunos pacientes se marean al tener tensiones muy bajas. Los fármacos usados con más frecuencia son el propranolol (Sumial®) y el dinitrato de isosorbida (Uniket®), aunque hay otros muchos.

  • Sangrado a otros niveles. En los pacientes cirróticos el hígado no produce suficiente cantidad de sustancias que actúan en la coagulación de la sangre por lo que, si existe una herida, por pequeña que sea, ésta puede sangrar sin que los mecanismos de control sean eficaces como para que se produzca el taponamiento. Es frecuente que los pacientes sangren por las encías o por la nariz, o que tengan hematomas ante pequeños golpes.
  • Se suele dar vitamina K por vía oral o inyectada para intentar mejorar la coagulación de la sangre. Es muy importante que los pacientes eviten los cortes o los golpes importantes y todas las situaciones que les expongan a un alto riesgo de producirse una herida. Es preferible el afeitado con máquina eléctrica, por ejemplo, antes que las cuchillas de afeitar.

    • Episodios de ascitis. La acumulación de líquido en la cavidad abdominal se denomina ascitis. El paciente puede notar aumento del perímetro abdominal (como si se hinchara) e incluso puede ganar peso. En ocasiones esto se acompaña de aparición de edemas (hinchazón) de las piernas.

    Los síntomas del hígado # 3-ascitis

    Ascitis es el nombre dado a la acumulación de líquido dentro de la cavidad abdominal, conocida popularmente como barrigas. La ascitis es un síntoma típico de la cirrosis hepática y a menudo ocurre cuando el paciente presenta hipertensión portal.

    Aparte de la cirrosis, la esquistosomiasis es una enfermedad que tiende a afectar al hígado y causar hipertensión portal y ascitis.

    La ascitis surge porque la presión arterial es alta y contenida en las venas del tracto gastrointestinal causa un desplazamiento del agua de los vasos sanguíneos, llevando a la acumulación de líquido dentro de la cavidad abdominal. Es como si los vasos sanguíneos empezaran a sonar agua.

    La ascitis es una manifestación típica de la enfermedad hepática, pero también puede ocurrir en enfermedades de otros órganos, tales como insuficiencia cardíaca descompensada y en el síndrome nefrótico.

    Síntomas # 4 circulación colateral hígado

    Circulación colateral y ascitis en la cirrosis

    Cuando hay una obstrucción al flujo de sangre a través de la vena porta, el cuerpo necesita para encontrar otra manera de sangre retorno al corazón. Si está cerrado el camino natural, necesitas encontrar un desvío; Eso es lo que hace el cuerpo. La sangre pasa a volver en gran número por las venas colaterales, que en las personas sanas se filtran sólo pequeños volúmenes de sangre.

    La desviación de gran cantidad de sangre a las venas provoca lateral que se dilatan, consiguiendo bastante evidente para el examen del abdomen. En la foto al lado, está el ejemplo de un paciente con ascitis y exuberante circulación colateral, dos muestras típicas de la hipertensión portal.

    Los síntomas del hígado # 5 – digestiva hemorragia

    La obstrucción de la vena porta provoca un aumento de presión a través del sistema venoso del aparato digestivo, incluyendo las venas del estómago y del esófago. Este aumento en la presión causa venas varicosas en estos órganos, facilitando la aparición de hemorragias.

    La hemorragia digestiva por hemorragias esofágicas es una manifestación típica de la cirrosis hepática en etapas avanzadas. El paciente presenta repentinamente hemorrágica marco vómito y puede hacerle perder una gran cantidad de sangre en estos episodios.

    El aumento de la presión en el sistema digestivo también afecta a las venas de los intestinos y el recto, causando un incremento en la incidencia de hemorroides y sangrado anal.

    Los síntomas del hígado # 6-encefalopatía

    La encefalopatía es el nombre dado a una disfunción de las funciones básicas del cerebro. La encefalopatía hepática, como su nombre lo indica, es el cambio en la función cerebral que se produce en pacientes con insuficiencia hepática.

    Uno de los objetivos del sistema portal hepático es todo sustancia digerida y absorbida en el tracto digestivo debe pasar a través del hígado antes de dirigirse al resto de la circulación sanguínea. Algunas sustancias que comemos, especialmente proteínas animales, son tóxicas y necesitan ser metabolizadas por el hígado antes de que puedan ser utilizadas por el cuerpo. En casos de hipertensión portal, la sangre sigue su camino a través de las venas y lado que varias sustancias tóxicas terminan no ser metabolizada por el hígado antes de que se propaguen a través del cuerpo.

    Más allá del marco de la hipertensión portal, insuficiencia hepática aguda, como hepatitis severa, puede causar una falla de la función hepática aguda, causando a la misma falta la capacidad de neutralizar las sustancias tóxicas.

    La encefalopatía hepática es el resultado de la acción de estas toxinas en el cerebro. Dependiendo del grado de insuficiencia hepática o hipertensión portal paciente puede presentar desde marcos de luz, con letargia, irritabilidad y dificultad para concentrarse, encefalopatía severa incluso, con una reducción en el nivel de conciencia y coma.

    Los síntomas # 7 del hígado ictericia

    La ictericia es el nombre dado a la coloración amarillenta de la piel, ojos y membranas mucosas, que se presenta debido a la acumulación de bilirrubina en la sangre.

    La bilirrubina es una sustancia producida en el bazo de la destrucción de glóbulos rojos viejos. Uno de los roles del hígado es capturar esta bilirrubina de la sangre, metabolizá todo y lo excretan hacia el tracto biliar y los intestinos, le eliminó de las heces.

    Cuando el hígado está enfermo, se pierde la capacidad de metabolizar o eliminar la bilirrubina que se produce constantemente por el bazo. En esta situación hay acumulación de bilirrubina en la sangre y la deposición de exceso en la piel, que causa el aspecto amarillento de las mismas. La ictericia es a menudo asociada con picazón, porque la bilirrubina depositada en la piel causa irritación de las terminaciones nerviosas.

    Otras dos señales ocurren generalmente junto con ictericia: limpiar las heces (acolia fecal) y orina muy oscura. La bilirrubina es responsable del color marrón de las heces. Si por alguna razón que la bilirrubina no es ser excretada en los intestinos, las heces ya no tendrán su coloración habitual, mucho más evidente. Ya la orina oscura, color arcilla o matan, se produce por la filtración de la bilirrubina circulante excesiva en la sangre por los riñones, que termina por ser excretada en la orina.

    Muchas enfermedades del hígado pueden causar ictericia, los más comunes son la hepatitis y cirrosis. La ictericia puede ocurrir también en enfermedades de los conductos biliares, infecciones como la malaria o la leptospirosis, en los casos de hemólisis (destrucción de glóbulos rojos) o por reacción adversa a un medicamento.

    Por lo tanto, la historia reveló la ictericia es un signo típico de la enfermedad hepática, pero no es un signo de problemas hepáticos.

    Los síntomas del hígado 8 # manchas púrpura en la piel

    El paciente con enfermedad hepática puede presentar una mayor facilidad en el desarrollo de equimosis (manchas de color púrpuras en la piel) y sangrado después del trauma de poca intensidad. Esto es porque el hígado es responsable de la producción de proteínas que participan en el sistema de coagulación de la sangre. Los pacientes con enfermedad hepática pueden tener deficiencia, la coagulación de la muestra hemorragias más fácilmente.

    Además de la deficiencia de factores de coagulación, pueden ocurrir en cualquier situación de mal funcionamiento del hígado, los pacientes con cirrosis e hipertensión portal a menudo también cuentan con un número bajo de plaquetas, que es otro factor que contribuye a una mayor dificultad en la coagulación de sangre.

    Los síntomas del hígado # 9-ginecomastia

    La ginecomastia es el nombre dado al desarrollo de mamas en los hombres. Los pacientes masculinos con cirrosis a menudo muestran ginecomastia. Las causas no son todavía conocidas, pero se cree que es debido a la elevación de la concentración de estrógeno en la sangre, que se produce por el aumento de la producción y reduciendo el metabolismo de esta hormona femenina por el hígado.

    Otro factor importante para la aparición de la ginecomastia es el uso habitual de la espironolactona diurético, indicado para el tratamiento de la ascitis en pacientes con cirrosis. Uno de los efectos secundarios más comunes de la espironolactona son la ginecomastia, que puede ocurrir incluso cuando se utiliza en pacientes sin enfermedad hepática.

    Síntomas del hígado # 10 – Teleangiectasias

    Los teleangiectasias, también llamados arañas vasculares, son las lesiones vasculares compuestas de una arteriola central rodeada por muchos pequeños vasos. Los teleangiectasias más a menudo se encuentran en el tronco, cara y brazos.

    El origen de las arañas vasculares no se revela completamente, se cree, sin embargo, que estas lesiones resultantes de cambios en el metabolismo de las hormonas sexuales, especialmente estrógenos.

    Las teleangiectasias son muy comunes en la cirrosis, pero también puede ser vistas durante el embarazo o en personas sanas. En estos dos casos las lesiones tienden a ser pequeñas y en menos de tres. En la cirrosis, la más avanzada está la enfermedad, mayor es el tamaño y el número de arañas vasculares presentes.

    El hígado es un órgano muy importante del cuerpo, hace un trabajo increíble procesando todo lo que comes y bebes. El hígado transforma la comida en energía para que el cuerpo trabaje adecuadamente. Limpia la sangre y ayuda a luchar contera algunas infecciones. Es por eso que el hígado es un órgano crucial para llevar una vida normal.

    Distintos factores pueden afectar la salud del hígado. Algunos vírus y químicos son algunas causas de que pueda dañarse, desarrollando daño hepático o falla del hígado, los cuales precisan de tratamiento profesional inmediatamente.

    Hay dos tipos de falla hepática: