como actua el viagra en las mujeres

a) Circulación colateral

Cuando se obstruye el flujo de sangre, ella necesita encontrar una manera alternativa para seguir fluyendo. Si hay una obstrucción adelante, la única manera es volver y buscar otras venas.

La vena porta es bien calibrosa y soporta grandes flujos de sangre. Lo mismo no ocurre con las venas del resto del sistema digestivo. Cuando la sangre que debería ser drenada por la vena porta comienza a volver en gran número por venas colaterales, estas se dilatan formando varices.

El paciente con cirrosis suele tener las venas abdominales bien nítidas, porque reciben grandes volúmenes de sangre que vienen desde la vena porta bloqueada. Pero estas venas dilatadas no aparecen solamente en los vasos más superficiales en la piel; también aparecen en los órganos, especialmente en el estómago, intestino y esófago, lo que lleva a la formación de varices en estos órganos.

b) Hemorragia digestiva

La presencia de varices en el estómago y en el esófago es un factor de riesgo para hemorragias. Los vasos sanguíneos de estos órganos no están preparados para recibir un flujo tan grande ni una presión sanguínea elevada y pueden romperse espontáneamente.

Las hemorragias digestivas de las varices esofágicas suelen ser dramáticas, con pérdidas masivas de sangre a través de vómitos. El paciente vomita sangre viva y en gran cantidad.

c) Esplenomegalia (bazo agrandado)

El aumento de la presión de la sangre en el bazo lleva al agrandamiento de su tamaño, haciéndolo fácilmente palpable al examen físico. Llamamos esplenomegalia a este agrandamiento del bazo. La sospecha de cirrosis ocurre, frecuentemente, cuando al examen físico detectamos un bazo aumentado de tamaño.

d) Anemia, trombocitopenia (plaquetas bajas) y leucopenia (leucocitos bajos)

El bazo tiene como una de sus funciones eliminar las células de la sangre que ya están viejas. Cada vez que la sangre pasa a través del bazo, miles de células son removidas para que exista espacio para la llegada de nuevos glóbulos rojos, plaquetas y leucocitos recién producidos. En la hipertensión portal, la sangre que debería salir desde bazo hasta el hígado se congestiona y permanece más tiempo dentro del propio bazo, que termina eliminando más células sanguíneas que se necesita.

Este fenómeno se llama hiperesplenismo (espleno = bazo), lo que significa un funcionamiento exagerado del bazo. Por lo tanto, el paciente con cirrosis y hiperesplenismo puede presentar hemorragia, anemia y un contaje bajo de leucocitos y/o plaquetas (Lee: HEMOGRAMA – Valores Normales).

Ascitis es la acumulación de agua dentro de la cavidad abdominal. La ascitis en la cirrosis es causada por la hipertensión porta y por la disminución de la concentración de albúmina en la sangre (vamos a hablar sobre albúmina más adelante). En la cirrosis, puede haber una acumulación de más de 10 litros de líquido ascítico en la cavidad peritoneal, lo que hace que el paciente quede con un abdomen muy voluminoso.

Una de las complicaciones de la ascitis es la peritonitis, que se produce cuando el líquido dentro de la barriga se infecta por las bacterias de los intestinos. Es una situación grave; si no es identificada y tratada en el tiempo cierto puede evolucionar con sepsis.

Además de la acumulación de líquido dentro del abdomen, el paciente cirrótico puede presentar retención de líquidos en las piernas y en los pulmones.

a) Encefalopatía hepática

El hígado es el órgano responsable del metabolismo de muchas sustancias tóxicas. Cuando este deja de funcionar, la acumulación de toxinas produce cambios en el sistema nervioso, que van desde pequeños cambios mentales, somnolencia, desorientación o coma, en casos más avanzados.

b) Ictericia

El hígado cirrótico no puede eliminar la bilirrubina producida, que pasa a acumularse en el torrente sanguíneo. El exceso de bilirrubina se deposita en la piel, dejando el paciente con la piel y los ojos con una coloración amarillenta. Este fenómeno se llama ictericia.

Además de la piel amarillenta, la ictericia de la cirrosis también suele causar orina oscura y heces claras.

La orina oscura se produce porque el exceso de bilirrubina en la sangre es filtrado por los riñones, lo que deja la orina con una coloración similar al mate o Coca-Cola (Lee: COLOR DE LA ORINA (Orina naranja, verde, azul, roja…)).

En personas sanas, el color oscuro de las heces es dado por la presencia de bilirrubina. Como en la cirrosis el drenaje de la bilirrubina para el intestino se encuentra afectado, las heces comienzan a salir cada vez más claras, pudiendo quedarse casi blancas.

c) Carencia de proteínas

El hígado es responsable de producir varias proteínas, incluyendo la albúmina. La falta de albúmina causa desnutrición y es uno de los factores que lleva a la formación de edemas y ascitis.

Otra proteína producida en el hígado es la vitamina K, que está relacionada con la coagulación de la sangre. Los pacientes con cirrosis avanzada presentan trastornos de coagulación y mayor facilidad de tener sangrados.

Los cuadros de hemorragia digestiva causados por ruptura de várices esofágicas suelen ser graves, ya que los pacientes, además de perder gran volumen de sangre, todavía tienen dificultad para detener el sangrado, ya que, además de las plaquetas bajas, también presentan deficiencia de los factores de coagulación.

d) Ginecomastia

El mal funcionamiento del hígado también cambia el equilibrio de las hormonas sexuales. El aumento de estrógeno causa la aparición de senos y pérdida de pelo corporal en los pacientes masculinos.

e) Otros síntomas

Todavía hay varios otros signos y síntomas relacionados con la cirrosis, entre ellos:

Síndrome hepatorrenal: insuficiencia renal aguda que ocurre en la cirrosis avanzada y generalmente indica un caso terminal. El paciente que desarrolla síndrome hepatorrenal tiene una supervivencia muy corta y el único tratamiento es el trasplante de hígado.

precio de viagra en chile

¿Podemos utilizar en casa las semillas de la papaya en casa para ayudar en el tratamiento de la úlcera?. Si tomamos en cuenta la seguridad del consumo de las semillas de papaya, vale la pena intentarlo. Se puede elaborar un té del modo siguiente: hervir un litro de agua, ya que haya hervido el agua, añadir 8 cdas. soperas de polvo de semillas deshidratas y molidas de semillas de papaya, apagar, tapar y dejar reposar por 10 minutos. Colar y consumirlo dividido en tres tomas a lo largo del día.

En otro estudio realizado en el Departamento Farmacología y Toxicología, de la Facultad de Ciencias Farmacológicas de la Universidad de Nigeria, se utilizó el fruto integral de papaya verde para el tratamiento de las úlceras pépticas.

A dos grupos de ratas les fueron provocadas úlceras gástricas mediante indometacina y alcohol, respectivamente. Posteriormente fueron tratadas con un extracto elaborado con la papaya verde. En ambos grupos se demostró una reducción significativa de las lesiones ulcerosas. Los autores del estudio utilizaron dos tipos de extractos de papaya verde: uno elaborado en agua y otro elaborado con alcohol. Al compara los efectos de ambos extractos encontraron que el extracto acuoso era más efectivo para tratar las úlceras inducidas por alcohol, mientras que el extracto elaborado con alcohol era más efectivo para combatir las úlceras producidas por la indometacina.

La investigación de la toxicidad de ambos extractos demostró que son muy seguros.

Los autores señalaron algunos de los principios activos presentes en el fruto de la papaya verde como carbohidratos, terpenoides, flavoniodes, saponinas, sustancias esteroidales y alcaloides (15).

¿ Cómo podemos hacer uso de la papaya verde para combatir las úlceras? Muy sencillo: experimente con el siguiente jugo: en un vaso de jugo de zanahoria licuar una rebanada de papaya verde integral ( con cáscara y con semillas). Tome este jugo dos veces por día.

PLÁTANO TABASCO VERDE

Existen varios estudios realizados con animales que han demostrado el efecto anti ulcerosos del plátano tabasco verde, denominado banano en otros países.

Estos estudios han confirmado el efecto terapéutico de este producto vegetal en úlceras inducidas con aspirina o indometacina, han dilucidado los mecanismos de acción y también identificaron el principio activo principal presente en el banano verde.

Los resultados obtenidos han llevado a algunos autores a señalar que este producto vegetal actúa de una manera diferente a la de los fármacos anti ulcerosos, pues promueve el crecimiento de las células de la mucosa gástrica y de esa manera promueve una rápida reparación de las lesiones provocadas por los factores ulcerosos.

El banano verde actúa de varias formas:

– incrementa la regeneración celular en las paredes delestómago,

– incrementa notablemente la secreción del moco protector,

– incrementa la resistencia de la mucosa gástrica frente a factores ulcerativos como los antiinflamatorios no esteroideos y otros,

– contiene una sustancia que fortalece la formación de los glóbulos rojos, lo cual también favorece los procesos de regeneración de las lesiones ulcerativas,

– los animales tratados con el banano verde presentaban una mucosa gástrica más abundante que los no tratados,

– la sustancia identificada como la responsable de la regeneración de la mucosa gástrica es un flavonoide llamado leucocianidina, el cual ya ha sido generado sintéticamente.

Los diversos estudios sobre el tema no han reportado se efectos secundarios nocivos (16, 17, 18).

¿ CÓMO PODEMOS UTILIZAR EL BANANO VERDE PARA FORTALECER LA MUCOSA GÁSTRICA?.

La manera más práctica es preparando harina de banano verde. Es necesario conseguir plátanos tabasco verdes. Los debe cortar en rebanadas delgadas y dejarlas secar. Después, molerlo para obtener una harina de plátano tabasco verde. Para consumirlo diluir en una taza de agua tibia 1 cda. sop. de la harina obtenida, tomar esa dosis tres veces por día.

1. Lic. Carmen Chemes de Fuentes, Enf. Patricia D ́Elia, CATEDRA ENFERMERIA QUIRURGICA,: ULCERA GASTRODUODENAL.(http://www.fm.unt.edu.ar/carreras/webenfermeria/documentos/Quirurgica_Modulo_05_ulcera_gastroduodenal.pdf).

2.Revista de Gastroenterología del Perú – Volumen 15, Nº1 1995, Mecanismos Celulares y Moleculares de la Mucosa Gástrica: La Injuria a la Mucosa y la acción protectora de los antiácidos.

3. Las protaglandinas son sustancias semejantes a las hormonas, pero que son producidas localmente y tienen una vida más breve. Regulan en gran medida las funciones celulares de defensa y las reacciones de inflamación y antiinflamatorias de nuestros tejidos.

4.Heinerman John, Enciclopedia de Frutas Vegetales y Hierbas, Prentice Hall, EEUU:, 1998.

5. Calif Med. 1949 January; 70(1): 10–15,RAPID HEALING OF PEPTIC ULCERS IN PATIENTS RECEIVING FRESH CABBAGE JUICE, GARNETT CHENEY.

6. Calif Med. 1956 Jan;84(1):39-42.Vitamin U therapy of peptic ulcer; experience at San Quentin Prison. CHENEY G, WAXLER SH, MILLER IJ.).

7. Pharm Biol. 2010 Jul;48(7):786-93, Gastric antiulcer, antisecretory and cytoprotective properties of celery (Apium graveolens) in rats, Al-Howiriny T, Alsheikh A, Alqasoumi S, Al-Yahya M, ElTahir K, Rafatullah S.

9. Molecules. 2009 Mar 3;14(3):979-1012. Flavonoids with gastroprotective activity.

Mota KS, Dias GE, Pinto ME, Luiz-Ferreira A, Souza-Brito AR, Hiruma-Lima CA, Barbosa-Filho JM, Batista LM.)

10. J Pharm Bioallied Sci. 2011 Jul;3(3):361-7,Role of phenolic compounds in peptic ulcer: An overview. Sumbul S, Ahmad MA, Mohd A, Mohd A).

como funciona el viagra para mujeres

c) Carencia de proteínas

El hígado es responsable de producir varias proteínas, incluyendo la albúmina. La falta de albúmina causa desnutrición y es uno de los factores que lleva a la formación de edemas y ascitis.

Otra proteína producida en el hígado es la vitamina K, que está relacionada con la coagulación de la sangre. Los pacientes con cirrosis avanzada presentan trastornos de coagulación y mayor facilidad de tener sangrados.

Los cuadros de hemorragia digestiva causados por ruptura de várices esofágicas suelen ser graves, ya que los pacientes, además de perder gran volumen de sangre, todavía tienen dificultad para detener el sangrado, ya que, además de las plaquetas bajas, también presentan deficiencia de los factores de coagulación.

d) Ginecomastia

El mal funcionamiento del hígado también cambia el equilibrio de las hormonas sexuales. El aumento de estrógeno causa la aparición de senos y pérdida de pelo corporal en los pacientes masculinos.

e) Otros síntomas

Todavía hay varios otros signos y síntomas relacionados con la cirrosis, entre ellos:

Síndrome hepatorrenal: insuficiencia renal aguda que ocurre en la cirrosis avanzada y generalmente indica un caso terminal. El paciente que desarrolla síndrome hepatorrenal tiene una supervivencia muy corta y el único tratamiento es el trasplante de hígado.

Eritema palmar: palmas de las manos rojizas.

Hipocratismo digital: uñas más anguladas, dando el aspecto de baquetas a los dedos.

Nefropatía por IgA: algunos pacientes con cirrosis pueden presentar una enfermedad renal causada por la acumulación de anticuerpos en los riñones.

Cáncer del hígado: pacientes con cirrosis están bajo mayor riesgo de desarrollar cáncer de hígado, especialmente si la cirrosis ha sido causada por el alcohol o la hepatitis viral.

La cirrosis en etapas tempranas puede ser asintomática. En las etapas finales, la mayoría de los signos y síntomas descritos anteriormente están presentes.

La severidad de la cirrosis es generalmente descrita por la escala de Child-Pugh que se basa en parámetros clínicos y de laboratorio.

Según estos resultados, los pacientes son clasificados en 3 clases: A, B y C, siendo esta última la más grave. Pacientes clasificados como Child C tiene una tasa de mortalidad de más del 60% en los próximos dos años.

También existe la clasificación MELD, basada en la severidad de los exámenes de sangre.

Tanto el Child como el MELD son modos de estandarizar la severidad de la cirrosis, sirviendo también como base para la lista de trasplante hepático que, hasta el momento, es el único tratamiento efectivo para la cirrosis.

El único tratamiento eficaz de la cirrosis es el trasplante de hígado, que solamente se indica en casos seleccionados.

Mientras el paciente espera para un trasplante, el tratamiento se realiza con el fin de controlar los síntomas y complicaciones. Ejemplos: para la ascitis y los edemas, pueden utilizarse diuréticos como espironolactona y furosemida. Para las varices del esófago, el tratamiento se realiza a través de endoscopia digestiva. Laxantes, como la lactulosa, ayudan a controlar la encefalopatía hepática.

Es importante que el paciente evite el consumo de alcohol y otros medicamentos nefrotóxicos.

Este artículo también está disponible en Português

El hígado es uno de los órganos más importantes de tu cuerpo. También es el más grande: es casi del tamaño de un balón de fútbol americano. Se ubica tras la parte inferior derecha de las costillas, donde queda protegido de las lesiones.

El hígado funciona como la planta de procesamiento químico del cuerpo. Sus funciones son:

  • Convertir los nutrientes en sustancias químicas y proteínas que el cuerpo necesita para estar sano.
  • Almacenar los nutrientes de los alimentos que comes.
  • Metabolizar los medicamentos y el alcohol.
  • Eliminar los desechos de la sangre.
  • Producir las enzimas y la bilis que ayudan a digerir los alimentos.
  • Producir las proteínas que necesita el sistema inmunitario para ayudar a tu cuerpo a resistir las infecciones.

Para las personas VIH+, el hígado tiene una importancia vital, puesto que éste procesa muchos de los medicamentos utilizados para tratar el VIH. Lamentablemente, los medicamentos anti-VIH pueden provocar hepatotoxicidad (daño hepático), lo que puede evitar que el hígado funcione adecuadamente.

Además, las personas VIH+ pueden sufrir daño hepático o su hígado puede verse sobrecargado debido a:

  • Otros medicamentos de venta con receta médica, medicamentos de venta sin receta médica como el acetaminofeno (Tylenol), el uso frecuente de antibióticos o la exposición a sustancias químicas
  • Infecciones oportunistas (IO) relacionadas con el SIDA como el MAC (complejo Mycobacterium avium), la TB (tuberculosis), el CMV (citomegalovirus) o la criptosporidiosis
  • Hepatitis (inflamación del hígado) causada habitualmente por la infección con un virus, como la hepatitis A, B o C
  • Abuso de alcohol o drogas

Algunos problemas hepáticos ocurren sólo durante el embarazo o afectan a las mujeres más que a los hombres. Éstos son:

  • Cálculos biliares
  • Cirrosis biliar (daño en el conducto biliar)
  • Enfermedades hepáticas autoinmunes
  • Enfermedad de hígado graso no alcohólico
  • Adenomas hepáticos (tumores en el hígado)

Además, las mujeres tienden a desarrollar enfermedades hepáticas relacionadas con el alcohol, en particular cirrosis (cicatrices en el hígado) y hepatitis, después de un período más corto que los hombres.

Los anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas) pueden provocar un aumento en los adenomas hepáticos (tumores en el hígado) y las mujeres que tengan antecedentes significativos de estos tumores benignos (no cancerosos) no deben usarlos.

Los medicamentos anti-VIH de la clase de los inhibidores nucleósidos de la transcriptasa reversa (INTR) pueden tener efectos secundarios negativos que pueden llevar a problemas hepáticos. Uno de ellos es la toxicidad mitocondrial.

el viagra de los pobres

  • Parálisis del lado izquierdo del cuerpo.
  • Problemas en la visión.
  • Comportamiento inquisitivo, acelerado.
  • Pérdida de memoria.

Se han desarrollado algunas formas de saber cuándo una persona va a sufrir un ictus. Entre ellas, se encuentra, por ejemplo, la escala Cincinnati, que consiste en tres comprobaciones:

  • Asimetría facial: Se hace sonreír al paciente para comprobar si ambos lados de la cara se mueven de forma simétrica. En caso anormal, un lado mostraría deficiencias para moverse.
  • Fuerza en los brazos: Se indica al paciente que estire los brazos durante 10 segundos. En caso anormal, uno de los brazos no se mueve o cae respecto al otro.
  • Lenguaje: Se indica al paciente que hable. En caso anormal, arrastra las palabras, tiene problemas para hablar o no habla.

Si alguna de estas tres comprobaciones obtiene el resultado anormal, cabe la posibilidad de que el paciente vaya a sufrir un ictus.

La Sociedad Española de Neurología recomienda una serie de hábitos saludables para evitar sufrir un ictus:

  • Llevar una dieta rica y saludable: Esta dieta también tiene que tratar de evitar el colesterol LDL, lo que se consigue reduciendo las grasas saturadas. Además, así se evitan problemas de obesidad: una persona debe mantener su índice de masa corporal por debajo de 25 para reducir el riesgo de ictus.
  • Realizar ejercicio de forma habitual y moderada: Los problemas derivados de una vida sedentaria pueden provocar otros problemas que a su vez causen un ictus.
  • No fumar: Además, la exposición pasiva al tabaco también aumenta la probabilidad de sufrir un ictus.
  • Moderar el consumo de alcohol: El consumo de alcohol no debe superar los 60 gramos al día, pero esto no significa que haya que evitarlo a toda costa: aquellas personas con un consumo leve (menos de 12 gramos al día) o moderado (entre 12 y 24 gramos al día) de alcohol tienen menos probabilidades de sufrir un ictus que aquellas personas que no lo consumen.
  • Llevar un control de la tensión arterial de forma regular: Para ello se pueden llevar controles sobre la tensión arterial. En aquellas personas que no hayan sufrido un ictus anteriormente la tensión arterial debería ser inferior a 140/90, y para diabéticos o personas que ya hayan sufrido un ictus, inferior a 130/80.

Los problemas de los vasos sanguíneos cerebrales pueden ser de dos tipos:

Los vasos están obstruidos dentro. Los coágulos causantes del problema se denomiman trombos cerebrales o embolismo cerebral. Causado por una obstrucción del vaso sanguíneo. Este problema se suele producir por el desarrollo de depósitos de grasa en los muros del vaso, lo que se denomina ateroesclerosis. Los depósitos de grasa provocan dos obstrucciones:

  • Trombosis: un coágulo que se desarrolla en el mismo vaso sanguíneo cerebral.
  • Embolismo: el coágulo se desarrolla en otra parte del cuerpo, generalmente en las grandes arterias de la parte superior del pecho y el cuello o el corazón. Una porción del coágulo se desprende y viaja por el flujo sanguíneo hasta que encuentra un vaso que es más pequeño y lo bloquea.

Los ictus isquémicos son los más frecuentes de todos los ictus, comprendiendo un 80 por ciento del total. En España se estiman de 150 a 200 casos anuales por cada 100.000 habitantes. Los dos tipos de ictus isquémicos más frecuentes son:

  • Ataque isquémico transitorio (AIT): Presenta unos síntomas similares a los de un infarto, pero es más corto y no muestra las consecuencias propias de un infarto. El AIT es un episodio de déficit neurológico de corta duración que en la mayoría de los casos dura menos de dos horas. Entre el 7 y el 40 por ciento de los pacientes que sufren un AIT, poco después sufren un ictus isquémico.
  • Infarto cerebral: Deja una lesión cerebral permanente.

Según su extensión y localización, los ictus isquémicos pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Ictus isquémico total: Es de gran tamaño y afecta a la arteria cerebral media o la arteria cerebral anterior. Provoca disfunción cerebral superior, hemianopsia homónima y déficit motor y/o sensitivo homolateral.
  • Ictus de Circulación Posterior: Afecta a los pares craneales que provocan déficit motor y sensitivo contralateral. Provoca patología oculomotora, disfunción cerebelosa sin déficit de vías largas ipsilaterales y hemianopsia homónima aislada.
  • Ictus Lacunares: Provocan hemisíndromes motor puro, sensitivo puro, sensistivo motor, hemiparesia atáxica y disartria.

El vaso se rompe, lo que provoca que la sangre irrumpa en el cerebro. Al entrar la sangre comprime el tejido cerebral. Existen dos subtipos de este tipo de ictus, la hemorragia intercerebral y la subaracnoidea. Sucede cuando se rompe un vaso sanguíneo débil. Existen dos tipos de estos vasos débiles que provocan ictus hemorrágicos: los aneurismas y las malformaciones arteriovenosas.

  • Aneurisma: es una región inflada o debilitada de un vaso sanguíneo. Si no se trata el problema crece hasta que el vaso se rompe.
  • Malformación arteriovenosa: es un grupo de vasos sanguíneos formados de manera anormal. Cualquiera de estos se puede romper.
  • Ataques isquémicos transitorios: las condiciones indicativas de un ictus isquémicos se presentan durante un pequeño periodo de tiempo, y se resuelve por sí solo a través de mecanismos normales. Es un indicativo potente de un ictus, por lo que cuando se produce, hay que tomar medidas para evitar un ataque más serio.

Las hemorragias cerebrales suponen el 15 por ciento de todos los ictus y presentan una tasa de mortalidad del 45 por ciento. Afectan de 10 a 30 personas por cada 100.000 al año, y la recuperación de los supervivientes no es rápida: solo un 10 por ciento de ellos podrá ser independiente al cabo de un mes, y el 20 por ciento lo será a los seis meses.

Las hemorragias subaracnoideas, por otra parte, son menos frecuentes, registrando sólo el cinco por ciento de todos los ictus. Se dan de siete a 10 casos por cada 100.000 personas cada año, y es más común entre la gente entre 50 y 60 años, especialmente las mujeres. La tasa de mortalidad se encuentra en un 51 por ciento.

Habitualmente, el médico puede diagnosticar un ictus por medio de la historia de los hechos y de la exploración física. Esta última contribuye a que el médico pueda determinar dónde se localiza la lesión cerebral. También se suelen realizar pruebas de imagen como una tomografía computadorizada (TC) o una resonancia magnética (RM) para confirmar el diagnóstico, aunque dichas pruebas sólo detectan el ictus cuando han transcurrido unos días del mismo. Una TC o una RM son también eficaces para determinar si un ictus ha sido causado por una hemorragia o por un tumor cerebral. El médico puede realizar una angiografía en el caso poco probable de que se plantee la posibilidad de una intervención quirúrgica.

El médico trata de establecer la causa exacta del ictus, puesto que es especialmente importante determinar si éste se ha producido por un coágulo (embolia) que se alojó en el cerebro o por la obstrucción de un vaso sanguíneo debido a una aterosclerosis (aterotrombosis).

En efecto, si la causa es un coágulo o una embolia es muy probable que ocurra otro ictus, a menos que se corrija el problema subyacente. Por ejemplo, si se están formando coágulos en el corazón debido a una frecuencia cardíaca irregular, ésta debe tratarse a fin de prevenir la formación de nuevos coágulos que pudieran causar otro ictus. En esta situación, el médico suele realizar un electrocardiograma (para detectar una arritmia) y también puede recomendar otras pruebas de estudio del corazón. Éstas pueden ser: una monitorización Holter, que consiste en la realización de un electrocardiograma continuo durante 24 horas, y una ecocardiografía, que valora las cavidades y las válvulas del corazón.

Aunque las demás pruebas de laboratorio son de poca utilidad, se hacen igualmente para confirmar que el ictus no fue causado por una carencia de glóbulos rojos (anemia), un exceso de glóbulos rojos (policitemia), un cáncer de los glóbulos blancos (leucemia) o una infección. En alguna ocasión se necesita una punción lumbar después de un ictus. De hecho, esta prueba se lleva a cabo solamente si el médico está seguro de que el cerebro no está sujeto a demasiada presión y ello generalmente requiere una TC o una RM. La punción lumbar es necesaria para comprobar si existe una infección cerebral, para medir la presión del líquido cefalorraquídeo o para determinar si la causa del ictus ha sido una hemorragia.

El tratamiento es distinto si el ictus es debido al bloqueo de un arteria o a causa de la ruptura de un vaso En todo caso, hay algunos pasos que hay que seguir para mejorar la supervivencia:

  • Reconocer rápidamente los signos y síntomas del ictus, anotando cuando ocurren por primera vez.
  • Activar con rapidez los servicios de emergencia.
  • Transporte rápido de emergencia y prenotificación al hospital. La mejor forma de llegar al hospital es mediante estos servicios, puesto que advertirán cuanto antes al servicio de urgencia del hospital.
  • Llevar a los pacientes a una Unidad de Ictus, centros médicos especializados en el tratamiento de esta enfermedad. Hay varios tipos (agudos, de estancia completa, para rehabilitación).
  • Comenzar el cuidado y la evaluación del paciente durante el transporte al hospital: En cuanto el paciente sufra un ictus, los servicios médicos responsables deben tener en cuenta determinados aspectos del paciente como una adecuada oxigenación, así como controles de alimentación, presión arterial, glucemia, fiebre u otras complicaciones.
  • Recibir el diagnóstico y el tratamiento rápidamente en el hospital para que esté bajo vigilancia intensiva.
  • En ocasiones se debe recurrir a la cirugía para eliminar el coágulo que bloquea las arterias del cerebro.
  • Cuando el ictus ya haya pasado, el tratamiento depende de las incapacidades que le hayan quedado al paciente.

El ictus es la segunda causa de muerte más frecuente en España, y la primera en el caso de las mujeres, como recoge el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares (Geecv) de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Cada año se producen de 110.000 a 120.000 muertes en España, lo que se traduce en una muerte por ictus cada 14 minutos.

Los ictus comprenden el 70 por ciento de los ingresos en neurología en nuestro país, y en los últimos 15 años el número de pacientes ha crecido en un 40 por ciento. Se prevé que esta cifra vaya aún más en aumento con el paso de los años debido al envejecimiento de la población.

Los ictus isquémicos se clasifican de la siguiente manera según su etiología:

  • Ictus aterotrombótico: La obstrucción del flujo sanguíneo se produce por la alteración en las paredes vasculares de las arterias cerebrales.
  • Ictus embólico: Se produce por la migración de un émbolo desde una región circulatoria extracerebral hasta una arteria cerebral.
  • Ictus hemodinámico: Surge tras la aparición de una hipoxia global en el cerebro, provocando infartos en las regiones peor perfundidas.
  • Ictus lacunar: Se produce por la obstrucción de las ramas arteriales perforantes.

John Howard/Digital Vision/Thinkstock

El consumo de alcohol es un hábito extendido a lo largo y ancho del mundo. A pesar de los conocidos riesgos para la salud, existe en todas las sociedades y culturas. En algunos países la importación, destilado y venta de productos alcohólicos está fuertemente regulada por el gobierno, incluso hay algunas religiones prohíben el consumo a sus devotos. Pero en general, en todas partes del mundo, las bebidas alcohólicas son relativamente populares.

Pese a su popularidad, muchas cosas del alcohol no son del todo conocidas. Hoy te contaremos algunas curiosidades de las bebidas alcohólicas que debes saber.

Recientemente se descubrieron jarrones y vasijas de hace más de 10.000 años utilizados para dejar fermentar frutas y obtener bebidas.

Los astrónomos descubrieron una enorme nube de metanol, también conocido como alcohol de madera, a unos 6.500 años luz de distancia.

Casi todas las frutas tienen al menos una pequeña proporción de alcohol en su composición química.

Una jarra de cerveza, una copa de vino o shot de vodka tienen aproximadamente la misma cantidad de alcohol.

Por ello se requiere que el propio afectado sea un buen observador de su síntoma. Si no es así, algunos pacientes alarman y confunden a su familia, se asustan ellos mismos e incluso provocan que algunos médicos soliciten demasiados estudios. La localización es importante, así como la duración, la hora de inicio, los factores que lo activan o lo desactivan así como el tipo de dolor (ardoroso, cólico, retortijón, punzante, opresivo, entre otros), sus irradiaciones y los síntomas acompañantes (fiebre, nausea, distensión, gases, estreñimiento o diarrea). Durante la exploración física el médico detecta mejor la localización y puede integrar un diagnóstico.


El hígado un órgano poco inervado, cuyas terminaciones nerviosas cubren a la cápsula hepática. Una hepatitis aguda que expande la cápsula produce dolor, al igual que un tumor que rompe la cápsula.

Las hepatitis crónicas (por virus B o C, por ejemplo) no producen dolor. Otras causas dolor, que por su cercanía se confunde con un origen en el hígado incluye: colecistitis, colitis, gastritis, cólico ureteral (por piedras en el uretero o el riñón).

Molestia ocasionada por un esfuerzo más o menos prolongado o por una enfermedad que limita la fuerza o la energía en la ejecución de tareas físicas.

Falta o decaimiento de fuerzas caracterizado por apatía, fatiga física o ausencia de iniciativa.

Extremada debilidad muscular que impide los movimientos del enfermo.

La cirrosis o la hepatitis pueden explicar cualquiera de las variantes del cansancio y generalmente se relacionan con incremento de transaminasas (enzimas hepáticas). A mayor elevación de enzimas mayor propensión al cansancio.

La siguiente lista incluye una serie de síntomas que pueden o no explicarse por daño al hígado.

Los siguientes síntomas son altamente sospechosos de daño hepático.

Es un trastorno que incluye síntomas y signos neurológicos y psiquiátricos.

Datos Neurológicos:
1.Desorientación
2.Temblor en “aleteo” en las manos
3.Trastorno en la marcha
4.Movimientos anormales

Datos Psiquiátricos:
1.Conductas incoherentes
2.Irritabilidad
3.Agresividad
4.Insomnio

Finalmente, algunos de los signos detectados por el médico incluyen los siguientes hallazgos de exploración física:

Finalmente, les presentamos algunas imágenes características que el médico busca en la exploración física y le ayuda a realizar un mejor diagnóstico.


Nuestro hígado "habla" a través de ciertos síntomas y dado que éstos pueden ser inespecíficos o específicos conviene familiarizarse con ellos.

El ritual médico de la consulta es una excelente oportunidad para que el paciente interactúe con el médico y saque “el mejor jugo posible” de los minutos que se le dedican.

Solo a través de la descripción ordenada y detallada de los síntomas, así como de la cuidadosa exploración física se puede alcanzar un buen diagnóstico.

Referencias Bibliográficas

  1. Argente. Álvarez: Semiología Médica.Fisiopatología, Semiotecnia y Propedeútica. México: Editorial Panamericana Editores; 2005.
  2. García-Conde J, Merino SJ, González MJ. Patología general. España: Mc Graw-Hill Interamericana Editores; 2004.
  3. Harrisson, F.A. Principios de medicina Interna.17ed. México: Mc Graw- Gill; 2008.
  4. McPhee SJ. Lingappa VR. Ganong WF. Lange JD. Fisiopatología médica. 4a.ed. México: Editorial El Manual Moderno; 2003.
  5. Nicoll Diana, McPhee SJ, et al. Manual de pruebas diagnósticas.4a. ed.México: Editorial El Manual Moderno; 2004.
  6. Ruiz Reyes, G. Fundamentos de interpretación clínica de los exámenes de laboratorio. México: ed. Médica Panamericana; 2006.
  7. Santín G. Atlas de Anatomía Radiológica. 5a EdiciónMéxico: McGraw-Hill,Interamericana Editores/Facultad de Medicina, UNAM; 2004.

Material Didáctico:

Dra. Fernanda García Alvarado.
Comité Editorial Amhigos del Hígado

La enfermedad del hígado inflamado es una patología que debemos conocer mejor. Aparece cuando este órgano indispensable se ve afectado por una infección y aumenta de tamaño, causando síntomas que conviene conocer.

El hígado cumple ciertas funciones, de las más básicas y más esenciales de nuestro cuerpo. Sintetiza las vitaminas, elimina las toxinas, filtra la sangre, elimina las sustancias nocivas, regula los niveles de aminoácidos y de grasas, etc. Estas tareas son muy importantes y garantizan el buen funcionamiento del organismo, para ofrecer una buena calidad de vida. Pero, a veces, a fuerza de efectuar todos estos procedimientos, ciertos elementos alteran su correcto funcionamiento.

Algunos virus o bacterias pueden hinchar el hígado. Algunas veces, una mala alimentación, los excesos de grasas o de alcohol, una comida demasiado industrial o la ingesta excesiva de medicamentos puede causar una hepatomegalía. Es importante tener cuidado con la salud y, para ello, más vale conocer los síntomas asociados a esta enfermedad.

Durante los primeros días de la inflamación que afecta al hígado, se pueden sufrir los mismos síntomas que los de una gripe. Un cansancio agudo, subida de fiebre, dolores musculares, náuseas, etc. Pero a medida que el tiempo pasa, el estado empeora y no se sabe cómo actuar.

Cuando se está afectado por una inflamación, es normal sentir que el vientre está más hinchado y más duro de lo habitual. Se siente un dolor en el abdomen, y cada vez que se come, se siente una sensación desagradable de pesadez. Las náuseas acompañan a estos síntomas y la digestión puede ser lenta.

Cuando se sufre una inflamación del hígado, suele ocurrir que las heces cambian de color. Suelen ser más claras, más blancas. Esto es debido a que existe una inflamación de origen viral. También es frecuente que la orina adquiera un tono más oscuro.

Se puede sentir un gusto metálico o amargo en la boca. Puede ser difícil percibir el gusto normal de los alimentos y se puede sentir una sensación desagradable en el paladar, que corta completamente el apetito. El mal aliento, la pérdida de apetito y la boca seca son igualmente síntomas muy frecuentes.

Además del cansancio, es normal sentir un fuerte dolor a nivel de las costillas. Se trata de una sensación que se puede describir como tener una placa caliente en el interior del abdomen. Algo desagradable que hace que se pierdan las ganas de mantenerse activo, y provoca cansancio y somnolencia.

Uno de los síntomas que enseguida pone sobre aviso es el cambio de color de la piel y de los ojos, que se vuelven amarillos. Esto se llama ictericia, y es un síntoma claro de que el hígado está enfermo, razón para acudir enseguida al médico.

Estos son los síntomas de una infección de hígado. Si estás sintiendo algo de esto, ¡corre a tu médico! De esta forma podrán solucionar el problema y volver a un estado de salud perfecto. ¡No lo dejes pasar!

como se pide el viagra en las farmacias

Los pacientes con daño hepático suelen presentan una variedad de síntomas generales e inespecíficos, como náuseas, pérdida de apetito, pérdida de peso y desaliento. En los casos de hepatitis aguda, el paciente también puede tener fiebre, que además contribuye a la aparición de este malestar.

Un sabor amargo en la boca es un síntoma popularmente atribuido a problemas del hígado, pero una quejas muy inespecífico, que puede ser desencadenada por muchas otras causas, tales como reflujo, gastritis, lesiones de los dientes, encías lesiones, infecciones en la faringe o las amígdalas, la deshidratación, prolongado ayuno, medicamentos, cigarrillos… Si el paciente no presenta ningún otro síntoma, es poco probable que la sensación de boca amarga sea un signo de un problema hepático pertinente.

Los síntomas del hígado # 2 fatiga

Un síntoma frecuente en cualquier tipo de enfermedad hepática es fatiga o cansancio. Esto afecta a los pacientes con hepatitis, cirrosis y esteatosis hepática. El más avanzado es el daño al hígado, se siente más pérdida del apetito del paciente.

Los síntomas del hígado # 3-ascitis

Ascitis es el nombre dado a la acumulación de líquido dentro de la cavidad abdominal, conocida popularmente como barrigas. La ascitis es un síntoma típico de la cirrosis hepática y a menudo ocurre cuando el paciente presenta hipertensión portal.

Aparte de la cirrosis, la esquistosomiasis es una enfermedad que tiende a afectar al hígado y causar hipertensión portal y ascitis.

La ascitis surge porque la presión arterial es alta y contenida en las venas del tracto gastrointestinal causa un desplazamiento del agua de los vasos sanguíneos, llevando a la acumulación de líquido dentro de la cavidad abdominal. Es como si los vasos sanguíneos empezaran a sonar agua.

La ascitis es una manifestación típica de la enfermedad hepática, pero también puede ocurrir en enfermedades de otros órganos, tales como insuficiencia cardíaca descompensada y en el síndrome nefrótico.

Síntomas # 4 circulación colateral hígado

Circulación colateral y ascitis en la cirrosis

Cuando hay una obstrucción al flujo de sangre a través de la vena porta, el cuerpo necesita para encontrar otra manera de sangre retorno al corazón. Si está cerrado el camino natural, necesitas encontrar un desvío; Eso es lo que hace el cuerpo. La sangre pasa a volver en gran número por las venas colaterales, que en las personas sanas se filtran sólo pequeños volúmenes de sangre.

La desviación de gran cantidad de sangre a las venas provoca lateral que se dilatan, consiguiendo bastante evidente para el examen del abdomen. En la foto al lado, está el ejemplo de un paciente con ascitis y exuberante circulación colateral, dos muestras típicas de la hipertensión portal.

Los síntomas del hígado # 5 – digestiva hemorragia

La obstrucción de la vena porta provoca un aumento de presión a través del sistema venoso del aparato digestivo, incluyendo las venas del estómago y del esófago. Este aumento en la presión causa venas varicosas en estos órganos, facilitando la aparición de hemorragias.

La hemorragia digestiva por hemorragias esofágicas es una manifestación típica de la cirrosis hepática en etapas avanzadas. El paciente presenta repentinamente hemorrágica marco vómito y puede hacerle perder una gran cantidad de sangre en estos episodios.

El aumento de la presión en el sistema digestivo también afecta a las venas de los intestinos y el recto, causando un incremento en la incidencia de hemorroides y sangrado anal.

Los síntomas del hígado # 6-encefalopatía

La encefalopatía es el nombre dado a una disfunción de las funciones básicas del cerebro. La encefalopatía hepática, como su nombre lo indica, es el cambio en la función cerebral que se produce en pacientes con insuficiencia hepática.

Uno de los objetivos del sistema portal hepático es todo sustancia digerida y absorbida en el tracto digestivo debe pasar a través del hígado antes de dirigirse al resto de la circulación sanguínea. Algunas sustancias que comemos, especialmente proteínas animales, son tóxicas y necesitan ser metabolizadas por el hígado antes de que puedan ser utilizadas por el cuerpo. En casos de hipertensión portal, la sangre sigue su camino a través de las venas y lado que varias sustancias tóxicas terminan no ser metabolizada por el hígado antes de que se propaguen a través del cuerpo.

Más allá del marco de la hipertensión portal, insuficiencia hepática aguda, como hepatitis severa, puede causar una falla de la función hepática aguda, causando a la misma falta la capacidad de neutralizar las sustancias tóxicas.

La encefalopatía hepática es el resultado de la acción de estas toxinas en el cerebro. Dependiendo del grado de insuficiencia hepática o hipertensión portal paciente puede presentar desde marcos de luz, con letargia, irritabilidad y dificultad para concentrarse, encefalopatía severa incluso, con una reducción en el nivel de conciencia y coma.

Los síntomas # 7 del hígado ictericia

La ictericia es el nombre dado a la coloración amarillenta de la piel, ojos y membranas mucosas, que se presenta debido a la acumulación de bilirrubina en la sangre.

La bilirrubina es una sustancia producida en el bazo de la destrucción de glóbulos rojos viejos. Uno de los roles del hígado es capturar esta bilirrubina de la sangre, metabolizá todo y lo excretan hacia el tracto biliar y los intestinos, le eliminó de las heces.

Cuando el hígado está enfermo, se pierde la capacidad de metabolizar o eliminar la bilirrubina que se produce constantemente por el bazo. En esta situación hay acumulación de bilirrubina en la sangre y la deposición de exceso en la piel, que causa el aspecto amarillento de las mismas. La ictericia es a menudo asociada con picazón, porque la bilirrubina depositada en la piel causa irritación de las terminaciones nerviosas.

Otras dos señales ocurren generalmente junto con ictericia: limpiar las heces (acolia fecal) y orina muy oscura. La bilirrubina es responsable del color marrón de las heces. Si por alguna razón que la bilirrubina no es ser excretada en los intestinos, las heces ya no tendrán su coloración habitual, mucho más evidente. Ya la orina oscura, color arcilla o matan, se produce por la filtración de la bilirrubina circulante excesiva en la sangre por los riñones, que termina por ser excretada en la orina.

Muchas enfermedades del hígado pueden causar ictericia, los más comunes son la hepatitis y cirrosis. La ictericia puede ocurrir también en enfermedades de los conductos biliares, infecciones como la malaria o la leptospirosis, en los casos de hemólisis (destrucción de glóbulos rojos) o por reacción adversa a un medicamento.

Por lo tanto, la historia reveló la ictericia es un signo típico de la enfermedad hepática, pero no es un signo de problemas hepáticos.

Los síntomas del hígado 8 # manchas púrpura en la piel

El paciente con enfermedad hepática puede presentar una mayor facilidad en el desarrollo de equimosis (manchas de color púrpuras en la piel) y sangrado después del trauma de poca intensidad. Esto es porque el hígado es responsable de la producción de proteínas que participan en el sistema de coagulación de la sangre. Los pacientes con enfermedad hepática pueden tener deficiencia, la coagulación de la muestra hemorragias más fácilmente.

Además de la deficiencia de factores de coagulación, pueden ocurrir en cualquier situación de mal funcionamiento del hígado, los pacientes con cirrosis e hipertensión portal a menudo también cuentan con un número bajo de plaquetas, que es otro factor que contribuye a una mayor dificultad en la coagulación de sangre.

Los síntomas del hígado # 9-ginecomastia

La ginecomastia es el nombre dado al desarrollo de mamas en los hombres. Los pacientes masculinos con cirrosis a menudo muestran ginecomastia. Las causas no son todavía conocidas, pero se cree que es debido a la elevación de la concentración de estrógeno en la sangre, que se produce por el aumento de la producción y reduciendo el metabolismo de esta hormona femenina por el hígado.

3. Limpieza de Riñones Capítulo 5

Si la presencia de cálculos biliares en el hígado o cualquier otra situación ha dado lugar al desarrollo de arena en los riñones o en la vejiga, puede que también necesites limpiar tus riñones. Los riñones son muy delicados, órganos filtradores de sangre que se congestionan fácilmente por una digestión pobre, estrés o por un estilo de vida irregular. La principal causa de congestión en los riñones son piedras en los riñones. Sin embargo, la mayoría de cristal/piedras de los riñones, son demasiado pequeños para ser reconocidos mediante los instrumentos de diagnóstico modernos tales como los rayos X.

La siguientes hierbas, cuando se toman diariamente durante un período de 20-30 días, pueden ayudar a disolver y eliminar todo tipo de piedras de riñón, incluyendo piedras de ácido úrico, de ácido oxálico, de fosfatos y de aminoácidos. Si tienes un historial de piedras en los riñones, puede que necesites repetir esta limpieza unas cuantas veces en intervalos de 6 semanas.

1.-Raiz seca de hortensia arborescente ( Hydrangea arborescens), eupatorio rojo (Eupatorium purpurea) y raiz de altea (Althea oficinalis)

2.-Perejil fresco; el perejil seco no tiene efecto.

3.-Tintura de vara de oro ( eliminar en caso de alergia, alternativa: hierbas de vara de oro)

4.-Cápsulas de gengibre ( 1 cápsula con las comidas 3x día)

5.-Cápsulas de gayuba ( 1 cápsula con el desayuno, 2 cápsulas con la cena)

7.- Comprimidos de óxido de magnesio ( 1 cápsula diaria)

Toma 1 oz de cada una de las primeras 3 hierbas y 2 oz de cada una de las restantes y mézclalas cuidadosamente. Guárdalas en un bote hermético. Antes de irte a dormir pon en remojo 3 cucharadas colmadas de la mezcla en 2 tazas de agua (taza de té), tápalo y déjalo así toda la noche. A la mañana siguiente haz arrancar un hervor a la mezcla, luego cuélala. En caso de que hubieras olvidado poner en remojo la mezcla por la noche, por la mañana lleva la mezcla a ebullición y déjala reposar durante 5-10 minutos antes de colarla.

Bebe unos pocos sorbos de vez en cuando en 6-8 veces a lo largo del día. No es necesario tomar la infusión caliente o templada, pero no la pongas en el refrigerador. No añadas azúcar ni edulcorantes. Después de haber comido deja pasar al menos 1 hora antes de tomar el siguiente sorbo.

Repite este procedimiento durante 20 días. Si sientes malestar o rigidez en el área baja de tu espalda, es debido a que los cristales de sal de las piedras del riñón pasan a través de los conductos de la uretra del sistema urinario. Cualquier olor o color fuerte de la orina al comienzo y durante la limpieza, indica una mejor liberación de toxinas de los riñones. Aunque normalmente, la liberación es gradual y no cambia significativamente el color o la textura de la orina. Importante: Durante la limpieza, ayuda a los riñones bebiendo cantidades extra de agua, un mínimo de 6-8 vasos por día.

A ser posible, durante la limpieza evita el consumo de productos de origen animal, lácteos, té, café, alcohol, bebidas carbonatadas, chocolate y cualquier comida o bebida que contenga conservantes, edulcorantes artificiales, colorantes, etc. Además de beber esta infusión cada día, también puedes mordisquear una pequeña porción de piel de limón de cultivo biológico en la parte izquierda de tu boca y una pequeña porción de zanahoria en el lado derecho unas 30-40 veces cada una. Esto estimula la función de los riñones. Asegúrate de hacerlo en ciclos de al menos % hora entre uno y otro.

Si estás haciendo limpiezas de hígado, asegúrate de hacer una limpieza de riñón después de cada 3 limpiezas de hígado.

¿Pueden padecer cirrosis los perros?

  • Dolor regional.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Fractura y dolor de huesos.
  • Jaquecas.
  • Debilidad.
  • Fiebre y resfriados.

Tratamientos en Todo el Cuerpo (Integrales)
Entre los tratamientos integrales se pueden incluir:

Tratamientos Locales (Por regiones)
Entre los tratamientos locales se pueden incluir:

Para estar protegido debes recibir las tres dosis de la vacuna en el establecimiento de salud.

Si sospechas que has estado en riesgo de contraer hepatitis B, acude al establecimiento de salud para hacerte la prueba y recibir tratamiento gratuito.

  • Al tener relaciones sexuales sin preservativo con una persona infectada.
  • Personal de salud
  • Personal de las fuerzas armadas, policiales y bomberos
  • Personas con hemofilia
  • Personas con VIH
  • Personas privadas de la libertad
  • Trabajadoras sexuales
  • Hombres que tiene sexo con hombres
  • Usa preservativo en todas las relaciones sexuales.
  • No compartas objetos de uso personal, material de pedicura y manicure, aguas, jeringas ni material para confeccionar tatuajes o piercings.
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Tono amarillento de la piel o los ojos (ictericia)
  • Dolor muscular o de articulaciones
  • La congestión del hígado es causada por la sobrecarga tóxica y se produce cuando este es incapaz de desintoxicar el torrente sanguíneo con eficacia.

    Cuando el hígado está congestionado, las toxinas circulan por el torrente sanguíneo y pueden llegar al cerebro, sistema nervioso u otros órganos.

    Ante una sobrecarga, el hígado intenta expulsar las toxinas de exceso y estas van a parar a los riñones, causando congestión adicional.

    Los factores más importantes involucrados en el tratamiento de todas las enfermedades del organismo humano son el hígado y la congestión de la vesícula biliar. De hecho, los médicos han encontrado que en todas las enfermedades graves, en particular el cáncer, el hígado estaba en condiciones extremadamente pobres.

    ¿Qué factores predisponen a la congestión del hígado?

    • Exceso de alcohol, carbohidratos refinados, cafeína, hidrogenados
    • Grasas y aceite.
    • Intoxicación alimentaria.
    • Toxinas ambientales.
    • Estreñimiento crónico.
    • Candidiasis crónica /Disbiosis intestinal

    • La SOCIEDAD, como también se dijo, ha creado grupos asistenciales que ejercitan la solidaridad en ayuda de los adictos. Además, en uso del derecho de legítima defensa, se puede exigir la prohibición de fumar en los lugares públicos y de acceso general: el derecho que tienen los fumadores de arruinar su salud, cede ante el derecho de los vecinos, de respirar aire puro.

    • Finalmente los GOBIERNOS deben también asumir su cuota de responsabilidad, incluso considerando los amplios beneficios fiscales que les representa el hábito de fumar, debido a los impuestos y gabelas que pesan sobre el tabaco. La consideración del interés público ha movido a que en ciertos países se prohiba la venta de tabaco a los menores de edad y la propaganda directa de tales productos, salvo en publicaciones especializadas. En otros, se obliga a los productores a incluir referencias concretas sobre la toxicidad del producto: con ello, al tiempo que se respeta el libre albedrío, no se coarta la libre empresa, y también se suministra el esclarecimiento debido sobre los riesgos que los fumadores corren.

    TABACO Y TERCER MUNDO: Los expertos de la Organización Mundial de la Salud han publicado nuevas estadísticas relativas a la incidencia patológica creciente en las personas adictas al tabaco. Han llegado a la trágica conclusión de señalar, que mientras en los países desarrollados y muy industrializados se observa una tendencia decreciente en el número de fumadores y una disminución paralela del cáncer del pulmón y de las cardiopatías, esta situación se ha revertido en los países subdesarrollados.

    Son citados especialmente los casos de China y de la India, los dos países más poblados del planeta, en los que entre un tercio y un cuarto de la población se muestra adicta al tabaco, también en ellos se ha visto que su consumo se constituye para los jóvenes entre 18 y 20 años en la primera de las causas de muerte. Frente a esta escalada incontrolada del tabaquismo en los países en desarrollo, ¡os expertos de la OMS han llegado a la conclusión de que se puede predecir con certidumbre una epidemia de cáncer de pulmón.

    La epidemia a la que hacemos referencia, siempre según los especialistas, es imputable a lo que ellos califican como “campaña de promoción tabáquica a la vez tan hábil como brutal” y que ha cambiado el modo de vivir en el Tercer Mundo.

    ALCOHOLISMO: Es la ingestión de alcohol en forma excesiva y prolongada. La incorporación de esta sustancia al organismo es nociva porque atenta en forma directa contra la salud física y el equilibrio mental.

    • Los efectos inmediatos del alcohol, ingerido en forma abusiva, afectan tanto a la parte somática como psíquica, y generalmente van acompañados con actos de conducta antisocial.

    • Su efecto mediato, —el más grave, tal vez—, consiste en la dependencia que provoca en el consumidor, generando una necesidad extrema de seguir bebiendo alcohol incluso en contra de su voluntad.

    EL alcoholismo es responsable de una disminución de la esperanza de vida. El consumo de alcohol va en aumento constante en el mundo.

    Una elevada ingestión de alcohol afecta, sobre todo, al sistema nervioso, pues el alcohol tiene afinidad con las grasas (el sistema nervioso es un tejido muy lipídico). Su expresión clínica es el estado de embriaguez que evoluciono en tres fases: fase de excitación psicomotriz y de desinhibición; fase de descoordinación de movimientos (marcha titubeante), de incoherencia verbal y de agresividad después; finalmente, fase de coma (para alcoholemias iguales a 5 g/l), que puede ocasionar la muerte.

    La embriaguez suele ser causa de actos de delincuencia, de accidentes de circulación, etc. La conducción de un vehículo con más de 0,8 g de alcohol por litro de sangre constituye, en muchos países, un delito. Además, la degradación del alcohol interfiere con la de otros medicamentos: la asociación alcohol-tranquilizantes puede set responsable de comas graves.

    Alcoholismo crónico. Afecta principalmente al hígado y el cerebro. El alcohol produce una destrucción progresiva del hígado, la cirrosis, que, por otra parte, favorece el cáncer de hígado. El alcohol altera la personalidad, hace que los sujetos se vuelvan agresivos, paranoicos, y provoca temblores y parálisis de las extremidades (polineuritis). Por otra parte, si se deja de beber de repente, sobreviene un síndrome de abstinencia llamado delirium tremens, verdadera crisis de agitación aguda que puede llegar a provocar la muerte por deshidratación o el suicidio.

    Finalmente, el alcohol favorece los cánceres de garganta y de esófago, en asociación con el tabaco, el desvío de las reservas del organismo, que provoca desnutrición, y la disminución de la resistencia a ciertas infecciones, en particular la tuberculosis. Además, el alcohol provoca con frecuencia malformaciones fetales si es consumido por la mujer durante el embarazo.

    Los mayores consumidores de alcohol son los países industrializados, pero su consumo, bajo cualquier forma (cerveza, vino, licores), traducido en alcohol puro, está en retroceso. A lo largo del decenio 1980-1990, se redujo en un 15 % en la Comunidad europea (en particular en los mayores consumidores, Francia e Italia) y en un 8,5 % en E.U.A. Por el contrario, la taso de crecimiento es muy elevada en los países en vías de desarrollo (con un aumento del 26 % en América latina).

    EFECTOS DEL ALCOHOLISMO: La absorción del alcohol es rápida y se incorpora de inmediato al torrente circulatorio que irriga a todo el organismo, sin dejar célula que escape a sus efectos. Bebido en forma moderada, no ocasiona daños graves, pero de ninguna manera resulta beneficioso para la salud, como sostienen sus propagandistas, puesto que en definitiva incorpora al organismo una sustancia extraña al proceso alimenticio normal.

    • El alcohol afecta en modo particular al ESTÓMAGO: su acción irritante y cáustica perturba la función digestiva, ocasionando en numerosos casos cuadros de gastritis e incluso de úlceras gástricas o duodenales.

    • El HÍGADO es otro de ¡os órganos más afectados. El exceso de alcohol daña sus células, alterando sus funciones, y en muchos casos llega a provocar estados agudos de “cirrosis”, grave afección hepática, de evolución lenta pero fatal.

    • El alcohol también ataca en forma directa a las CÉLULAS NERVIOSAS produciendo alteraciones psíquicas expresadas por el mal humor, ansiedad, insomnio, y en casos extremos, trastornos mentales.

    CAUSAS DEL ALCOHOLISMO: Aunque las nefastas consecuencias del alcoholismo son conocidas desde antaño, recién en las últimas décadas la sociedad ha tomado cabal conciencia de la necesidad de presentarle batalla en todos los frentes, buscando, ante todo, las causas que lo provocan.

    • LJna de ellas es el acostumbramiento en forma inconsciente. El uso repetido del alcohol, aún en forma moderada, conduce a la formación del hábito de beber que de a poco puede convertirse en necesidad. Importa el uso restringido del alcohol por parte de los jóvenes, para prevenir con ello que incurran en mayores excesos.

    • Para muchos, el alcohol es sinónimo de alegría, y como tal, pareciera ser el elemento central de cualquier reunión o festejo. Con el tiempo, puede llegar a convertirse en el compañero indispensable de todo momento.

    • Muchas veces se pretende combatir la soledad o la depresión anímica, recurriendo al alcohol como forma de evasión de los problemas, o como búsqueda de compañía. Por ello, una de las maneras más eficientes de prevenir el alcoholismo consiste en la inteligente utilización del tiempo libre.

    • Parte importante de la responsabilidad recae sobre industriales y comerciantes, que atendiendo sólo a sus intereses económicos, destinan ingentes sumas de dinero haciendo la apología del alcohol. La publicidad en cines, radio, periódicos y televisión, compiten para convencer al público sobre las bondades de la bebida y sus supuestos efectos como sinónimo de felicidad, de éxito en los negocios, fuente de inspiración y mil otros mitos. En verdad, ninguna propaganda aconseja el abuso del alcohol, pero a fuer de sinceros deberían también advertir sobre los riesgos a que se exponen los consumidores.

    DEFENSA CONTRA EL ALCOHOLISMO: En épocas pasadas, el alcoholismo era calificado de “vicio social”, y se intentaba combatirlo apelando a los valores morales del bebedor, y a los resortes de su voluntad. Hoy se sabe que el alcoholismo ES UNA ENFERMEDAD. Es una enfermedad grave, pero CURABLE, por los actuales recursos médicos.

    La lucha contra el alcoholismo debe darse:

    • Ante todo, en la FAMILIA y en la ESCUELA. Los niños y jóvenes deben ser informados sobre la verdadera imagen del hábito de la bebida, distinta por cierto de la que ven en los afiches de la calle o en la televisión. Complementariamente, deben ser animados a dar contenido a sus vidas, mediante la ocupación de su tiempo, evitando con ello el ocio y la vagancia, antesalas de muchas desviaciones.

    • La COMUNIDAD debe también asumir un rol de fundamental importancia. En casi todos los países del mundo, —el nuestro incluí-do—, existen numerosas asociaciones y ligas antialcohólicas que combaten este flagelo. Una de las más conocida es la asociación de Alcohólicos Anónimos, integrada por antiguos adictos que han logrado liberarse de sus redes y están por ello capacitados para ayudar a otros. La terapia se realiza mediante la integración de grupos de pacientes que en forma solidaria intercambian sus experiencias y se brindan apoyo mutuo, con resultados altamente positivos.

    • También al ESTADO cabe gran parte de la responsabilidad en esta campaña, aún cuando es bien sabido que las bebidas alcohólicas constituyen una importantísima rama de la industria, de la que viven millares de familias, y de la que se obtienen importantes ingresos. Teniendo en cuenta que lo condenable no es el USO sino el ABUSO, en ello debe centrarse la acción pública. Ante todo, debería contarse con una legislación realista que impida el acceso de menores de edad al comercio del alcohol en cualquiera de sus formas. Además, deberían implementarse campañas de esclarecimiento sobre el problema, contrarrestando así la publicidad de los medios de comunicación.

    DROGADICCIÓN: El consumo de drogas, naturales o sintéticas, es uno de los problemas sociales más graves del siglo XX. Desde tiempo inmemorial, el hombre utilizó ciertos productos brindados por la naturaleza para combatir el dolor o recuperar la salud. Con el desarrollo de la ciencia, dejó de utilizar muchos elementos naturales, para ingerir sustancias químicas cada vez más potentes.

    Hoy en día, el consumo de medicamentos en gran escala es una característica de las sociedades más avanzadas. Analgésicos y antidepresivos están al alcance hasta de los niños y se ingieren al menor síntoma de malestar. Miles de personas toman cada noche sedantes para conciliar el sueño, y al día siguiente ingieren estimulantes para mantenerse despejados… Según estadísticas fidedignas, en los Estados Unidos, más de 50 millones de personas utilizan hipnóticos y estimulantes en forma habitual, y un 70% de estudiantes recurren a estimulantes para mantenerse intelectualmente activos.

    De esta manera, drogas medicinales que deberían ser de uso excepcional y bajo prescripción facultativa, se han convertido en elementos de rutina, utilizados a toda hora para disfrutar de minutos de tranquilidad o de euforia, o más simplemente, por costumbre.

    El uso abusivo de tales fármacos, puede llegar a producir la DROGADICCIÓN, definida por la Organización Mundial de la Salud, como “el estado de intoxicación producido por el uso abusivo de drogas”. Esta intoxicación también llamada toxicomanía y además, narcosis, es debida a la incorporación al organismo de múltiples sustancias como estupefacientes, alcaloides, sicofármacos y drogas.

    DROGAS: SE DEFINE como “droga” toda sustancio capaz de modificar el estado síquico de un individuo. La noción de drogo está íntimamente ligada a las de habituación (necesidad de aumentar la cantidad para producir los mismos efectos) y dependencia (necesidad de procurarse el producto ya que, en su defecto, sobreviene un síndrome de abstinencia). Bite último criterio marca la diferencia entre las drogas llamadas “blandas” y las llamadas “duras”. (Ver: Todo Sobre Drogas )

    Las drogas blandas. Son derivados de Cannabis sativa indica, planta de la que se luma la flor (marihuana) o la tesina (hachís).

    La causa de la enfermedad del hígado graso no alcohólico no está claro. Ciertos factores tienden a aumentar el riesgo, pero en algunos casos, no se presentan factores de riesgo. Sin embargo, el desarrollo de grasa en el hígado por enfermedad hepática no alcohólica tiende a darse en familias. También se presenta con mayor frecuencia en personas que son de mediana edad y con sobrepeso u obesidad. Estas personas a menudo tienen niveles altos de colesterol o triglicéridos y diabetes o prediabetes (resistencia a la insulina), también.

    • Medicamentos
    • Hepatitis viral
    • Enfermedad hepática autoinmune o heredada
    • La pérdida rápida de peso
    • Desnutrición

    Estudios recientes muestran que un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado y otros cambios en el intestino puede estar asociado con la enfermedad de hígado graso no alcohólico. Algunos investigadores sospechan ahora que esto puede desempeñar un papel en la progresión de la enfermedad hepática no alcohólica y a la esteatohepatisis no alcohólica.

    Aunque es muy raro, la grasa se acumula en el hígado de la madre durante el embarazo, poniendo tanto a la madre como al feto en riesgo grave. Cualquiera de los dos puede desarrollar insuficiencia hepática, insuficiencia renal, infección grave, o hemorragia. Nadie entiende plenamente su causa, pero las hormonas pueden jugar un papel.

    Una vez que se confirma el diagnóstico, el bebé tiene que nacer lo más rápido posible. Aunque la madre puede necesitar cuidados intensivos durante varios días, la función hepática a menudo retorna a la normalidad en pocas semanas.

    Acumular grasa en el hígado es a menudo silencioso, no produce síntomas, sobre todo al principio. Si la enfermedad avanza – que es por lo general durante un período de años, o incluso décadas – puede causar problemas como:

    • Fatiga
    • Pérdida de peso o pérdida del apetito
    • Debilidad
    • Náusea
    • Confusión, juicio dañado, o dificultad para concentrarse

    Estos síntomas también pueden estar presentes:

    • Dolor en el centro o la parte superior derecha del abdomen
    • Agrandamiento del hígado
    • Irregular decoloración oscura de la piel, generalmente en el cuello o la zona de la axila

    Con la enfermedad hepática alcohólica, los síntomas pueden empeorar después de períodos de consumo excesivo de alcohol. Con el hígado graso por enfermedad hepática no alcohólica, el proceso de la enfermedad puede detenerse o revertirse, o puede empeorar. Si hay la cirrosis, el hígado pierde su capacidad de funcionamiento. Esto puede causar signos y síntomas tales como:

    • Retención de líquidos
    • Pérdida de masa muscular
    • Hemorragia interna
    • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos)
    • Insuficiencia hepática

    A menudo, el diagnóstico de un hígado graso se presenta durante un chequeo de rutina. El médico puede notar que el hígado se agranda ligeramente o ver signos de grasa en el hígado en un análisis de sangre. O bien, el médico puede sospechar un problema después de tomar un historial de salud o hacer un examen físico.

    1. Análisis de sangre. Durante las pruebas de sangre de rutina, elevaciones de ciertas enzimas hepáticas pueden aparecer. Estos podrían incluir la alanina aminotransferasa o aspartato aminotransferasa.
    2. Estudios de imagen. Un hígado graso también puede aparecer en los estudios por imágenes, como una ecografía abdominal.
    3. Biopsia hepática. La única manera de confirmar el diagnóstico de grasa en el hígado es con una biopsia del hígado. Esto se hace generalmente una vez que otras causas han sido descartadas. Después de aplicación de anestesia local, el médico inserta una aguja a través de la piel para eliminar un pequeño trozo de hígado. Esto se examina bajo un microscopio para detectar signos de grasa, inflamación y células hepáticas dañadas. Si la inflamación o el daño no está presente, el diagnóstico es simplemente un hígado graso.

    La enfermedad del hígado inflamado es una patología que debemos conocer mejor. Aparece cuando este órgano indispensable se ve afectado por una infección y aumenta de tamaño, causando síntomas que conviene conocer.

    El hígado cumple ciertas funciones, de las más básicas y más esenciales de nuestro cuerpo. Sintetiza las vitaminas, elimina las toxinas, filtra la sangre, elimina las sustancias nocivas, regula los niveles de aminoácidos y de grasas, etc. Estas tareas son muy importantes y garantizan el buen funcionamiento del organismo, para ofrecer una buena calidad de vida. Pero, a veces, a fuerza de efectuar todos estos procedimientos, ciertos elementos alteran su correcto funcionamiento.

    Algunos virus o bacterias pueden hinchar el hígado. Algunas veces, una mala alimentación, los excesos de grasas o de alcohol, una comida demasiado industrial o la ingesta excesiva de medicamentos puede causar una hepatomegalía. Es importante tener cuidado con la salud y, para ello, más vale conocer los síntomas asociados a esta enfermedad.

    Durante los primeros días de la inflamación que afecta al hígado, se pueden sufrir los mismos síntomas que los de una gripe. Un cansancio agudo, subida de fiebre, dolores musculares, náuseas, etc. Pero a medida que el tiempo pasa, el estado empeora y no se sabe cómo actuar.

    Cuando se está afectado por una inflamación, es normal sentir que el vientre está más hinchado y más duro de lo habitual. Se siente un dolor en el abdomen, y cada vez que se come, se siente una sensación desagradable de pesadez. Las náuseas acompañan a estos síntomas y la digestión puede ser lenta.

    Cuando se sufre una inflamación del hígado, suele ocurrir que las heces cambian de color. Suelen ser más claras, más blancas. Esto es debido a que existe una inflamación de origen viral. También es frecuente que la orina adquiera un tono más oscuro.

    Se puede sentir un gusto metálico o amargo en la boca. Puede ser difícil percibir el gusto normal de los alimentos y se puede sentir una sensación desagradable en el paladar, que corta completamente el apetito. El mal aliento, la pérdida de apetito y la boca seca son igualmente síntomas muy frecuentes.

    Además del cansancio, es normal sentir un fuerte dolor a nivel de las costillas. Se trata de una sensación que se puede describir como tener una placa caliente en el interior del abdomen. Algo desagradable que hace que se pierdan las ganas de mantenerse activo, y provoca cansancio y somnolencia.

    Uno de los síntomas que enseguida pone sobre aviso es el cambio de color de la piel y de los ojos, que se vuelven amarillos. Esto se llama ictericia, y es un síntoma claro de que el hígado está enfermo, razón para acudir enseguida al médico.

    Estos son los síntomas de una infección de hígado. Si estás sintiendo algo de esto, ¡corre a tu médico! De esta forma podrán solucionar el problema y volver a un estado de salud perfecto. ¡No lo dejes pasar!

    El hígado se encuentra entre los órganos más preciados para el ser humano. Dicho órgano se encarga de llevar a cabo determinadas funciones imprescindibles para el cuerpo, como son la desintoxicación de sustancias, la síntesis de hormonas y la reserva del glucógeno.

    El hígado está situado en la zona derecha del abdomen, bajo el diafragma.

    Situación del hígado en el cuerpo

    Presenta un color marrón tirando a rojo. El hígado de una persona adulta promedia pesa cerca de 1 kilo y medio y su morfología es triangular y es el órgano perteneciente al sistema endocrino de mayor tamaño.

    Para llevar a cabo una vida plena y sana es necesario mantener nuestro hígado en perfectas condiciones pues interviene en numerosas funciones en nuestro organismo.

    La mayoría de las causas son peligrosas para la salud y pueden provocar grandes problemas si no se diagnostican y se tratan a su debido tiempo. Principalmente, el dolor de hígado puede ser debido a diferentes motivos:

    Hepatitis. Todas las formas de Hepatitis (A B C) provocan dolor de la zona hepática y la ictericia (coloración amarillenta de la piel por un aumento de la bilirrubina) más información sobre la icteria

    Cáncer de Hígado. Es una de las causas mas letales y no suele diagnosticarse hasta las etapas finales.

    Hígado Graso. Se produce un aumento de tamaño en el órgano provocado por una acumulación excesiva de grasa. Esto puede causar disfunción hepática.

    Ingesta de alcohol excesiva

    Cirrosis. Se produce un tejido anormal, denominado cicatricial, al sustituir las células tras su muerte. más información sobre la cirrosis

    Susancias tóxicas para nuestro cuerpo.

    En ocasiones el dolor de hígado es confundido con molestias de otros órganos situados en la zona abdominal. Si nota un fuerte daño en la parte superior derecha del vientre y un malestar general de la zona hay muchas posibilidades de que el órgano dañado sea el hígado.

    Para identificar los síntomas del dolor del hígado debemos estar seguros de su posición. Se sufre un fuerte daño en la zona superior derecha del vientre, bajo el torax.

    Dependiendo el grado de lesión de este órgano experimentaremos un dolor más o menos fuerte. Dicha aflición puede extenderse hasta la zona de la espalda.

    Otros indicios que debemos tener en cuenta son:

    -La tonalidad de la piel se torna un poco más amarilla.

    -Experimentar dolores al toser y dificultad para respirar.

    Las enfermedades benignas sólo se trataran en caso de gran tamaño, hemorragias o en caso que el paciente sienta un intenso dolor abdominal, dado que la mayoría de ellas presentan un riesgo muy escaso de malignizar, que se podrá controlar con seguimiento.

    La posibilidad de tratamiento quirúrgico viene determinada por el tipo de lesión, su situación en el hígado y su relación con los vasos. El equipo especializado de IQL, con alta experiencia en cirugía del hígado, valoraran cada caso a nivel individual para ofrecer la mejor combinación de tratamiento, tanto con cirugía como con quimioterapia o radiología intervencionista si fuera necesario.

    Según el tipo de lesión y su localización, los pacientes podrán beneficiarse de técnicas mínimamente invasivas como la laparoscópica. Así, a través de pequeñas incisiones se puede extirpar la lesión en el hígado, reduciendo la hemorragia y mejorando el dolor postoperatorio, con una más rápida reincorporación a la rutina diaria del paciente.

    En ocasiones la complejidad de la enfermedad o las condiciones del paciente no permiten utilizar la laparoscópica. En estos casos deberá llevarse a cabo la cirugía abierta a través de una incisión en el abdomen por debajo de las costillas.

    En cirugía hepática o del hígado, el paciente normalmente saldrá de quirófano con drenajes permiten a los cirujanos descartar hemorragias, infecciones o fugas de bilis. Así, permanecerá ingresado en la unidad de cuidados intensivos (UCI), al menos las primeras 24-48h.

    En algunos casos, la localización o el tipo de lesión del hígado hacen imposible su resección. En estos casos, se puede utilizar radiología intervencionista, mediante la cual se realizaran punciones percutáneas de dichas lesiones para realizar radiofrecuencia o microondas y conseguir un control local de la enfermedad, que puede permanecer estable durante un largo tiempo.

    En el Instituto Quirúrgico Lacy IQL los pacientes son evaluados por un equipo multidisciplinario conformado por cirujanos, oncólogos médicos y radioterápicos, radiólogos y patólogos

    que permitirán tomar la decisión más acertada de forma individualizada.

    Los Triglicéridos son el principal tipo de grasa que se encuentra en la sangre, ya que están encargados de dar energía al cuerpo, sin embargo, sería incorrecto pensar que entre más elevados estén los triglicéridos, mayor energía tendrá el organismo, ya que el exceso de triglicéridos se transforma en un enemigo silencioso que puede conducir al paciente hacia la adquisición de graves enfermedades.

    La Hipertrigliceridemia o niveles altos de triglicéridos (mayor de 150 mg/dl) no necesariamente genera síntomas perceptibles en el cuerpo, sino que, la mayoría de las veces, estos síntomas aparecen cuando la elevación ya ocasiona una enfermedad importante en el organismo, ya sea una enfermedad cardiovascular, un ACV o accidente cerebrovascular, problemas en el hígado, páncreas o el bazo, entre otros.

    Los triglicéridos provienen de los alimentos grasos y también se producen en el Hígado.

    Los triglicéridos no se elevan únicamente por la ingesta de grasas, ya que también son producidos en el hígado, el cual transforma cualquier exceso de caloría proveniente de azúcares y harinas en triglicéridos, para posteriormente distribuirlos al cuerpo por medio de la circulación sanguínea.

    Generalmente los pacientes descubren que poseen altos niveles de triglicéridos cuando se practican exámenes de sangre de chequeo general o Perfil Lipídico en un laboratorio, en los que encuentran elevado valores de VLDL-Colesterol y Triglicéridos en sangre, más que por percibir sensaciones extrañas en su cuerpo, algún tipo de malestar general o síntomas de triglicéridos altos.

    En la gran mayoría de los casos para que un síntoma por triglicéridos altos aparezca, han de haber pasado muchos meses o incluso años de evolución del desbalance de estas grasas en el organismo. Estos síntomas reflejarán las características de la enfermedad que ya han de haber desarrollado los triglicéridos elevados durante el tiempo. Por tales razones se dice que los triglicéridos altos no producen síntomas sino que generan enfermedades, las cuales sí manifiestan síntomas en el organismo. En este sentido podríamos interpretar que cuando los triglicéridos han afectado a algún órgano importante, es cuando se comienzan a observar los signos y síntomas propios de la enfermedad o daño ocurrido en el organismo.

    Sin embargo, algunas personas podrían llegar a experimentar o percibir leves síntomas por tener niveles de Triglicéridos altos, incluso antes de que se desarrolle una enfermedad. Estos síntomas se hacen más evidentes cuando los triglicéridos están considerablemente elevados (mayor a 500 mg/dl) y/o han permanecido altos por mucho tiempo.

    Los síntomas de triglicéridos altos manifestados más frecuentemente por parte de estos pacientes son:

    • Desarrollo de acné.
    • Aumento de la vellosidad del cuerpo.
    • Elevadas ganas o ansiedad por ingerir dulces.
    • Dolores musculares crónicos o duraderos en el tiempo, acompañados con debilidad y cansancio (Fibromialgias).
    • Aumento de la caída del cabello junto con cuero cabelludo graso.
    • Aumento de la grasa abdominal.
    • Apneas de sueño.
    • Mareos.
    • Constantes dolores de cabeza.
    • Insomnio.
    • Retención de líquidos.
    • Cambios de humor asociados a irritación.
    • También existen algunos pocos casos de pacientes que experimentan fiebre, pérdida de apetito, náuseas, entre otros síntomas.

    IMPORTANTE: Todos estos síntomas son inespecíficos de Triglicéridos Altos, es decir, estos síntomas pueden también presentarse debido a otras enfermedades.

    Cuando los síntomas que presenta el cuerpo de un paciente con triglicéridos elevados son debidos a las enfermedades generadas por esta alteración, podríamos decir que estamos en presencia de Consecuencias de la elevación de los Triglicéridos.

    Existen órganos que se ven claramente afectados cuando los triglicéridos permanecen elevados por mucho tiempo en un paciente. A continuación nombraremos los daños que generan los triglicéridos elevados en estos órganos:

    • Páncreas: Los altos niveles de triglicéridos, generalmente por encima de 1000 mg/dl, pueden afectar a este importante órgano produciendo en él lo que llamamos Pancreatitis (Inflamación del páncreas), la cual se caracteriza por generar los siguientes síntomas:
      – Fiebre.
      – Dolores abdominales de fuerte intensidad.
      – Vómitos repetidos.
    • Aumento del tamaño del Hígado: Los triglicéridos elevados también se asocian con el desarrollo de Esteatosis Hepática o Hígado Graso, entidad clínica en la cual el hígado se rodea y se compone de grasa en su interior, situación que con el paso del tiempo lesiona al hígado e impide que funcione correctamente, ocasionando una fibrosis (endurecimiento del tejido) del mismo hasta convertirse en un órgano no funcional. Ocasionando los siguientes síntomas inespecíficos:
      – Dolor en el costado derecho del abdomen.
      – Sensación de llenura ante comidas ligeras.
      – Pérdida de apetito.
      – Entre otros.
    • Xantomas o depósitos de grasa bajo la Piel: Estas lesiones cutáneas se observan como nódulos o placas de grasa bajo la piel con una característica coloración amarilla. Se observan comúnmente alrededor del área de los ojos, en los pies, manos y área de los codos.
    • Aumento del tamaño del Bazo: la inflamación del bazo se denomina Esplenomegalia, cuando se inflama conjuntamente con el hígado se llama Hepatoesplenomegalia. Se caracteriza por presentar en el paciente:
      – Un dolor agudo en la zona superior izquierda del abdomen.
      – Hipo.
      – Pérdida de apetito.
      – Fatiga.
      – Entre otros.

    Respecto a estas enfermedades consecuencia de triglicéridos altos, no se puede afirmar que su manifestación sea solamente debido a la elevación de triglicéridos.
    En la gran mayoría de los pacientes con enfermedades crónicas como la diabetes o el sobrepeso, o en individuos con niveles bajos de Colesterol HDL (Colesterol “bueno”) y niveles altos de Colesterol LDL (Colesterol “malo”), suelen encontrarse niveles altos de triglicéridos. Por ende, los daños por Hipertrigliceridemia mencionados, como la Pancreatitis, El Hígado graso, La Esplenomegalia y lo Xantomas, pueden ser producto de los triglicéridos altos o como también de los daños desgastantes que ocasionan al cuerpo los altos niveles de glicemia en un paciente diabético o el desbalance de grasas y sedentarismo de un paciente obeso.

    Tener el colesterol elevado es una gran pista para evaluar los niveles de triglicéridos en un paciente, ya que se ha observado con mucha correlación que los niveles de colesterol altos sugieren con alta probabilidad que un paciente también pueda tener un aumento de los triglicéridos. Es por ello que bajar los niveles de Colesterol también ayuda a disminuir los niveles de Triglicéridos, y viceversa.

    En líneas generales, los niveles elevados de Triglicéridos en sangre se asocian con un aumento de las probabilidades de desarrollo de trastornos Cardiovasculares y Accidentes Cerebrovasculares. Por ende, la evaluación y control de los triglicéridos en sangre es de vital importancia en pacientes que padezcan de trastornos en el funcionamiento mecánico del corazón, tales como arritmias o malformaciones adquiridas en la anatomía de este importante músculo. Igualmente es indispensable monitorear los triglicéridos en pacientes con predisposición genética a trastornos lipídicos como la Hipercolesterolemia familiar.

    Lo importante en estos casos es tomar la iniciativa de disminuir los niveles de Triglicéridos en sangre, para así reducir el riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares. En este sentido se recomienda: disminuir los niveles de Colesterol LDL bajando el consumo de alimentos grasos y frituras, y equilibrar los niveles de triglicéridos en sangre ajustando la ingesta de carbohidratos, dulces refinados y harinas, como lo recomendamos en nuestro artículo Cómo bajar los triglicéridos altos.

    Con este artículo espero haber aclarado las dudas sobre Síntomas de triglicéridos altos y Triglicéridos altos consecuencias.

    Al Servicio de nuestros lectores, me despido…

    Lic. María Gabriela Díaz L.

    IMPORTANTE: Si le ha resultado útil esta información, si tiene alguna pregunta sobre triglicéridos altos síntomas, triglicéridos síntomas o cualquier asunto referente al análisis de laboratorio puede dejar su comentario debajo del artículo haciendo click aquí.


    Tinte amarillento de los tejidos y mucosas por aumento de la bilirrubina en la sangre.
    Ileo meconial.

    prolongada, que en los enfermos ancianos puede complicarse con una enfermedad tubular aguda.

    .
    BILIRRUBINEMIA n. Exceso del pigmento biliar, bilirrubina en la sangre.

    o la forma mortal fulminante.

    Se manifiesta usualmente por

    .
    Ideal. Modelo de perfecciЁ®n. Que sЁ®lo existe en la imaginaciЁ®n.
    IdЁ¦ntico. Que son iguales y pueden hasta confundirse. Es un barbarismo que se emplea por parecido, pues no existe nada exactamente igual a otro.

    Inicialmente se consideraba que la CBP afectaba a todos los enfermos del mismo modo, produciendo prurito (picor) intenso e

    .
    La mortalidad oscila entre el 5 y el 50%.

    ); la orina es oscura y las heces se de­coloran.

    Después de una comida abundante o grasosa puede presentarse un dolor tipo cólico en el costado derecho del abdomen, que se acompaña de mareo y vómito, lo que será el primer indicio de inflamación de la vesícula biliar, padecimiento que se presenta con mayor frecuencia en las mujeres.

    El termino colecistitis se refiere a la obstrucción e inflamación de la vesícula biliar y su vía de excreción (conducto cístico), problema que en 90% de los casos es causado por la presencia de cálculos (piedras) biliares, los cuales obstruyen las sustancias de desecho hacia el intestino. El principal factor de desarrollo de cálculos biliares es el colesterol, sustancia grasa que se metaboliza (se desdobla) en el hígado y que cumple funciones importantes, como colaborar en el óptimo funcionamiento de las hormonas sexuales.

    Otras causas de colecistitis incluyen consumo de alcohol, tumores en la vesícula biliar (en raras ocasiones), o enfermedades en el órgano, como infecciones bacterianas debido a la concentración de bilis (sustancia generada por el hígado que colabora en la eliminación de toxinas y digestión de grasas), que causa irritación y presión en la vesícula.

    Se a doença é leve ou grave, não interessa, o paciente deve parar de ingerir bebidas alcoólicas. Para ajudar a prevenir a doença do fígado, o limite é no máximo de uma bebida por dia para mulheres e duas para homens

    Para quem está acima do peso, o importante é perder algum peso. Poderá melhorar a saúde do fígado e até mesmo curar alguns tipos de doença hepática em estágio inicial. O exercício regular é ótimo se o peso é ou não um problema. É importante uma dieta equilibrada, com muitos grãos saudáveis, frutas, vegetais e proteínas magras. Deve conter alimentos ricos em fibras evitando alimentos com alto teor de gordura, como alimentos fritos e sal.

    Para um problema grave como insuficiência hepática, o transplante de fígado pode salvar vidas.

    Pessoas com problemas no fígado, devem consultar o médico antes de tomar qualquer medicamento, suplemento ou vitamina.

    Pessoas com problemas no fígado devem fazer check-ups regularmente, para que o médico realizando exames e testes possa controlar o estado clínico geral. Siga o tratamento recomendado para condições como pressão alta e diabetes que podem piorar os problemas do fígado. Verifique com o médico sobre a necessidade de vacinas, em especial as das hepatites para proteger seu fígado.

    Fonte: Recopilação e condensação de diversas informações da literatura médica em publicações cientificas disponíveis em fontes abertas da internet.

    IMPORTANTE: Os artigos se encontram em ordem cronológica. O avanço do conhecimento nas pesquisas pode tornar obsoleta qualquer colocação em poucos meses. Encontrando colocações diversas que possam ser consideradas controversas sempre considerar a informação mais atual, com data de publicação mais recente.

    Carlos Varaldo e o Grupo Otimismo declaram não possuir conflitos de interesse com eventuais patrocinadores das diversas atividades.

    Aviso legal: As informações deste texto são meramente informativas e não podem ser consideradas nem utilizadas como indicação medica.
    É permitida a utilização das informações contidas nesta mensagem desde que citada a fonte:
    WWW.HEPATO.COM

    O Grupo Otimismo é afiliado da AIGA – ALIANÇA INDEPENDENTE DOS GRUPOS DE APOIO

    El hígado es un órgano esencial de nuestro cuerpo. Es el más grande y en él residen un sinfín de funciones básicas imprescindibles para nuestra salud y el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por eso es importante que conozcas cualquier síntoma que te indique la existencia de algún problema en el hígado.

    Hemos de recordar que el hígado tiene básicamente tres funciones: depurar la sangre eliminando toxinas y células que ya no son útiles; ayudar a sintetizar los glúcidos y los lípidos, permitiéndonos además evitar hemorragias; y una función de almacenamiento, porque gracias al hígado almacenamos vitamina A, D, K y E, básicas para obtener energía.

    Es el primer síntoma y el más evidente de un problema en el hígado. Nos podemos sentir mal después de comer o incluso tener pesadez en la tripa, náuseas, mareos… así como la aparición de vómitos.

    Pero no debes alarmarte, en ocasiones pueden deberse a muchas otras cosas y no precisamente a un problema hepático. Pero si es un hecho repetitivo, no dudes en acudir a tu médico.

    El dolor del hígado se sitúa en la parte superior del abdomen, justo debajo de las costillas, pudiendo alcanzar también la espalda, y haber incluso hinchazón abdominal. Es posible que sientas ardor e incluso fiebre, pero ante cualquier síntoma acude a tu médico. Puede deberse a una inflamación o a un cólico biliar.

    La ictericia se presenta como una decoloración de la piel, un tono amarillento muy característico en nuestro rostro y cuerpo. Esto se debe a un exceso de bilirrubina (bilis) en el organismo y en la sangre, por un problema en nuestro hígado. Son uno de los síntomas iniciales, asociado sobre todo a una hepatitis contagiosa.

    Cuando padecemos un problema en el hígado es común sentirnos cansados, agotados y sin mucho apetito. En ocasiones podemos asociarlos a otras cosas y no le damos importancia, ya que es habitual tener uno o más días de debilidad. Pero cuando son continuados y es habitual este estado de inapetencia y agotamiento, hemos de consultar al médico.

    En ocasiones, suele aparecer un dolor en el abdomen, nos sentimos hinchados, pesados y muy cansados. Ante estos estados debemos cuidar mucho nuestra temperatura, si tenemos fiebre es sinónimo de inflamación e infección. No lo descuides.

    Controla tus deposiciones cuando vayas al baño. Si estas presentan un color claro puede que se debe a un problema del hígado. Es posible también que sufras de colon irritable, asociado a su vez a posibles problemas hepáticos.

    Esto se debe a la acumulación de bilis bajo la piel. El cuerpo nos pica y nos sentimos incómodos ya que la sangre reacciona ante toda esa acumulación de toxinas que el hígado a dejado de depurar.

    Un síntoma también menos usual, pero asociado también a un problema hepático. Sangrar muy a menudo por la nariz, o que nos salgan moraduras sin saber cómo, está relacionado con una deficiencia de proteínas debido a un mal funcionamiento del hígado. Hay que tenerlo en cuenta.

    *Todos los síntomas aquí detallados se deben a un problema en el hígado, pero será tu médico quien determine si se debe a la enfermedad del hígado graso, a una inflamación a una hepatitis..etc, ya que los cuadros descriptivos suelen ser muy similares y solo las pruebas médicas, nos dirán qué tipo de enfermedad hepática padecemos.

    Unos hábitos correctos de vida y alimentación, pueden ayudarnos a prevenir muchas enfermedades asociadas al hígado. Sabiendo esto, es recomendable que sigas lo siguientes consejos:

    • Consume frutas y verduras diariamente, en especial los que nos ayudan a limpiar el hígado: manzanas, el kiwi, las uvas, cerezas, espinacas, alcachofas, espárragos y rábanos…
    • Evita los alimentos fritos, congelados y grandes ingestas de proteínas y carbohidratos.
    • Evita las bebidas con gas azucaradas y el alcohol.
    • Consume antioxidantes: naranjas, limones, arándanos, tomates…
    • Cuida el consumo de medicamentos, son grandes enemigos del hígado.

    Imagen principal cortesía de © wikiHow.com

    La espirulina: un alimento sorprendente que seguramente no conoces

    7 consejos prácticos para reducir el estrés

    ¿Sabías que el hígado es el órgano más grande dentro del cuerpo humano?

    También es uno de los más importantes, debido a la cantidad de funciones que desempeña, como la transformación de los alimentos en energía, la eliminación del alcohol y las toxinas de la sangre, la producción de la bilis, un líquido amarillo verdoso que ayuda a la digestión, y ayudar a mantener el equilibrio de glucosa, proteínas, grasas, colesterol, hormonas y vitaminas en el cuerpo.

    ¿Quieres saber más sobre las enfermedades que pueden aparecer asociadas a él?

    Existen muchos tipos de enfermedades hepáticas:

    tome viagra soy mujer

    CIRROSIS HEPÁTICA>>

    La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas.
    Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica. Según la OMS, mueren 200, 000 personas anualmente a causa de la cirrosis hepática.

    Las principales causas de cirrosis en los países desarrollados son:

    Fases de la Cirrosis:

    En la evolución de la enfermedad, podemos distinguir dos fases: cirrosis compensada y descompensada. Esta diferenciación tiene en cuenta que los pacientes hayan o no desarrollado las complicaciones propias de la enfermedad.

    Las complicaciones paradigmáticas que definen la cirrosis descompensada son:

    • Acitis: acúmulo de líquido libre intraabdominal con características de transudado. Este transudado además puede infectarse (peritonitis bacteriana espontánea ), habitualmente a causa de la translocación bacteriana (paso al torrente sanguíneo de las bacterias que conforman la flora intestinal)

    • Hemorragia digestiva por varices esofágicas.
    • Ictericia: tinte amarillento de la piel y las mucosas a consecuencia del acúmulo de bilirrubina.

    La cirrosis descompensada, sin embargo, predice habitualmente una importante disminución de la supervivencia, y un mal pronóstico a corto plazo. En el desarrollo de estas complicaciones intervienen básicamente dos factores patogénicos:
    • La hipertensión portal (aumento de la tensión normal de la vena porta)
      La insuficiencia hepatocelular.

    Además de las complicaciones descritas, pueden aparecer otras muchas, entre las cuales destaca el riesgo aumentado que tienen los pacientes con cirrosis hepática de desarrollar un hepatocarcinoma.

    Prevención: Las cosas más importantes que puede hacer una persona para prevenir la cirrosis son: Evitar el consumo de alcohol, Moderar el consumo de sal de mesa (cloruro de sodio)
    Consultar a un médico por si existe una enfermedad hepática crónica silente que pueda llegar a producir cirrosis, Si un paciente sabe que tiene alguna enfermedad hepática, debe consultar periódicamente con su médico por si es una enfermedad tratable, cuya progresión se pueda evitar (enfermedad alcohólica o hepatitis B o C, por ejemplo), Vacunación en el caso de la hepatitis B, entre otras.

    Tratamiento: La cirrosis como tal carece de tratamiento médico específico dado que es, en general, irreversible. Se pueden tratar algunas de las enfermedades que la producen y evitar o retardar la evolución de una cirrosis en estado inicial a las fases avanzadas.
    También tienen tratamiento algunas de las complicaciones de la cirrosis tales como las hemorragias digestivas, la ascitis y la encefalopatía hepática, que siempre deben ser indicados por un médico.
    El tratamiento definitivo de la cirrosis es el trasplante hepático. Se realiza sólamente en los pacientes en que se estima una supervivencia menor de dos años, a consecuencia de la cirrosis, y en los que no existe contraindicación para realizarlo por otros motivos

    HIGADO GRASO Ó ESTEATOSIS>>

    El hígado graso o esteatosis es una enfermedad del hígado caracterizada por acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas. Los síntomas del hígado graso suelen ser fatiga crónica, dolor en la parte superior derecha del abdomen, malestar general y sensación de pesadez después de las comidas aunque también es cierto que hay muchos pacientes sin ningún síntoma.
    El hígado graso (esteatosis) suele estar también un poco agrandado aunque no suele producir dolor. El problema es que si no tratamos esta enfermedad (esteatosis) algunos casos pueden terminar en una cirrosis irreversible.

    Es conveniente evitar o al menos no abusar, de medicamentos como antiinflamatorios, analgésicos o anticonceptivos.
    Hemos de plantearnos una actividad física, a ser posible diaria ya que favorece la pérdida de peso y el equilibrio metabólico.
    Si vemos que nuestro sistema nervioso es causante de nuestro desequilibrio quizá ya es la hora de replantearnos horarios y prioridades en nuestra vida. Dedicar unos minutos a respirar tranquila pero profundamente es uno de los remedios más baratos y eficaces de reducir el estrés y oxigenarnos.
    Un gran remedio para el hígado graso o esteatosis son las envolturas frías. Envolver el abdomen y cintura con un paño mojado en agua fría y luego escurrido. Lo cubriremos con una toalla y lo dejamos toda la noche. La persona nunca debe sentir frío sino deberíamos retirarla.

    En todo caso el visitar al médico al comenzar los síntomas es escencial, el te dara un tratamiento acorde a tu persona.

    ENFERMEDAD Ó SINDROME DE GILBERT>>

    El síndrome de Gilbert es una alteración hereditaria multifactorial asociada a un elevado nivel de bilirrubina (hiperbilirrubinemia no conjugada) en sangre y por lo general no presenta síntomas, aunque una leve ictericia puede aparecer en condiciones de esfuerzo excesivo, estrés, insomnio, cirugías, ayuno, cuando hay infecciones o tras la ingesta de algunos medicamentos como el paracetamol, ya que la concentración de bilirrubina en la sangre aumenta en estas situaciones. El síndrome cursa fatiga y depresión.

    Por lo general, no se necesita tratamiento y la atención debe centrarse en la condición subyacente que produce la ictericia. Algunos medicamentos útiles para aliviar la sintomatología pueden ser: fenorvavital, Levatione y Levatione Plus, GLUTATIÓN (antioxidante más poderoso y mejor protector del hígado), yerba de San Juan y cardo lechero. Así como la terapia solar, se ha demostrado que ayuda a combatir la ictericia.

    El tener, una buena alimentacion y hacer ejercicio regularmente (bicicletas, natación y caminatasasí como es recomendable clases de yoga) puede ayudar a prevenir, este mal, el cual puede aparecer y desaparece en toda la vida pero no presenta complicaciones de riesgo.

    HEMOCROMATOSIS>>

    Enfermedad hereditaria que afecta al metabolismo del hierro, provocando un acúmulo excesivo e incorrecto de este metal en los órganos y sistemas del organismo. No se debe confundir con la Hemosiderosis ( afección caracterizada por el exceso de hemosiderina en los tejidos, que no llega a producir daño orgánico). Cuando el depósito de hierro es tal que ocasiona perjuicio a los órganos en los que se acumula (especialmente el hígado ), se habla de hemocromatosis.

    En concentraciones fisiológicas, el hierro es un elemento vital para el organismo gracias a su capacidad de recibir y ceder electrones. Sin embargo, cuando se encuentra en grandes cantidades pierde esta función y genera radicales libres, causantes del daño orgánico presente en la enfermedad.

    ENFERMEDAD DE WILSON Ó DEGENERACIÓN HEPATOLENTICULAR>>

    La enfermedad de Wilson es un trastorno hereditario poco frecuente que hace que el cuerpo retenga cobre. Normalmente, el hígado libera el cobre que no necesita en la bilis, un líquido digestivo. En la enfermedad de Wilson eso no ocurre. El cobre se acumula en el hígado y daña el tejido hepático. Con el tiempo, el daño hace que el hígado libere el cobre directamente hacia el torrente sanguíneo. La sangre traslada el cobre por todo el cuerpo. El exceso de cobre puede dañar los riñones, el hígado, el cerebro y los ojos.

    Por lo general, la acumulación de cobre comienza después del nacimiento. Los síntomas suelen comenzar entre los 6 y los 20 años, pero pueden comenzar también a partir de los 40. El signo más característico es la presencia de un anillo color café alrededor de la córnea del ojo.
    Si tiene la enfermedad de Wilson, deberá tomar medicinas y seguir una dieta con bajo contenido de cobre durante el resto de su vida.

    Con una detección temprana y un tratamiento adecuado, las personas con enfermedad de Wilson pueden gozar de una salud normal.

    El hígado es un órgano grande, ubicado a la derecha de la cavidad abdominal, responsable de varias funciones vitales en nuestro cuerpo. El hígado puede ser afectado por varias diversas enfermedades, entre las causas mas comunes del hígado inflamado incluyen hepatitis, cirrosis, y el cáncer. Muchas de las enfermedades del hígado tienen síntomas en común, porque a pesar de tener distintos orígenes, terminan cometiendo las mismas funciones del hígado.

    En este texto abordaremos los 12 síntomas más comunes que pueden presentar los pacientes con problemas del hígado inflamado. Este artículo trata los síntomas del hígado en general, si deseas más detalles sobre problemas específicos del hígado, lee a continuación:

    En los casos de enfermedad hepática severa, especialmente en la cirrosis, el hígado se somete a un proceso de fibrosis (cicatrización y endurecimiento del tejido del hígado) que puede causar la obstrucción de la vena porta, impidiendo la llegada de la sangre por este florero grande. La sangre de los órganos digestivos necesitan ir a través de la vena aorta y por el hígado antes de continuar su camino hacia el corazón. Si se bloquea la vena aorta, habrá una gran sangre congestión y aumento de la presión en la vena aorta, como en todas las venas del tracto gastrointestinal. Este cuadro se llama hipertensión y es responsable de varios de los signos y síntomas que se explicará más abajo.

    Los pacientes con daño hepático suelen presentan una variedad de síntomas generales e inespecíficos, como náuseas, pérdida de apetito, pérdida de peso y desaliento. En los casos de hepatitis aguda, el paciente también puede tener fiebre, que además contribuye a la aparición de este malestar.

    Un sabor amargo en la boca es un síntoma popularmente atribuido a problemas del hígado, pero una quejas muy inespecífico, que puede ser desencadenada por muchas otras causas, tales como reflujo, gastritis, lesiones de los dientes, encías lesiones, infecciones en la faringe o las amígdalas, la deshidratación, prolongado ayuno, medicamentos, cigarrillos… Si el paciente no presenta ningún otro síntoma, es poco probable que la sensación de boca amarga sea un signo de un problema hepático pertinente.

    Los síntomas del hígado # 2 fatiga

    Un síntoma frecuente en cualquier tipo de enfermedad hepática es fatiga o cansancio. Esto afecta a los pacientes con hepatitis, cirrosis y esteatosis hepática. El más avanzado es el daño al hígado, se siente más pérdida del apetito del paciente.

    Los síntomas del hígado # 3-ascitis

    Ascitis es el nombre dado a la acumulación de líquido dentro de la cavidad abdominal, conocida popularmente como barrigas. La ascitis es un síntoma típico de la cirrosis hepática y a menudo ocurre cuando el paciente presenta hipertensión portal.

    Aparte de la cirrosis, la esquistosomiasis es una enfermedad que tiende a afectar al hígado y causar hipertensión portal y ascitis.

    La ascitis surge porque la presión arterial es alta y contenida en las venas del tracto gastrointestinal causa un desplazamiento del agua de los vasos sanguíneos, llevando a la acumulación de líquido dentro de la cavidad abdominal. Es como si los vasos sanguíneos empezaran a sonar agua.

    La ascitis es una manifestación típica de la enfermedad hepática, pero también puede ocurrir en enfermedades de otros órganos, tales como insuficiencia cardíaca descompensada y en el síndrome nefrótico.

    Síntomas # 4 circulación colateral hígado

    Circulación colateral y ascitis en la cirrosis

    Cuando hay una obstrucción al flujo de sangre a través de la vena porta, el cuerpo necesita para encontrar otra manera de sangre retorno al corazón. Si está cerrado el camino natural, necesitas encontrar un desvío; Eso es lo que hace el cuerpo. La sangre pasa a volver en gran número por las venas colaterales, que en las personas sanas se filtran sólo pequeños volúmenes de sangre.

    Sensibilidad a los alimentos – esto es a menudo relacionados con intestino permeable y puede ser la causa subyacente del aumento de toxinas en el cuerpo. Estos remedios para el colon irritable le serán de ayuda para tratar el colon

    Los síntomas típicos de enfermedad hepática avanzada

    Los círculos negros debajo de los ojos, los ojos hinchados

    Manchas marrones en la piel

    Palmas inflamados y las plantas de los pies

    Hinchazón en las piernas y los tobillos.

    Color de las heces Pale, o heces con sangre o de color alquitrán.

    Quién está en riesgo?

    Tradicionalmente las personas con el siguiente están en la categoría de “en riesgo” y si muestra algún síntoma mencionados anteriormente junto con

    estar en esta categoría, que deben ser probados.

    Más recientemente estos solían ser pensado como algo relacionado, pero no causal razones de hígado graso. La evidencia científica es mucho más fuerte ahora y apunta a un camino común que explica por qué estos aparecen juntos. La mala alimentación que conducen a sindrome del colon irritable permitiendo que las toxinas con fugas en el cuerpo, que luego invaden el hígado

    Aparte de que el cerebro y el corazón, el hígado es el órgano más importante en el cuerpo responsable de ver más de 500 reacciones metabólicas. Mantenerla sana es importante para la salud general y el hígado graso es un excelente indicador de problemas graves.

    Las dietas bajas en azúcar y otros hidratos de carbono son la clave en esta batalla. También creemos que los suplementos para reducir la cándida acumulación de biofilm y recorrer un largo camino en la mejora de la salud del colon que por en grande es el principal factor que contribuye y una vía para que las toxinas que entran en el cuerpo y así no despertar problemas de sindrome del colon irritable.

    La cirrosis hepática es una enfermedad crónica del hígado, consistente en la muerte progresiva del tejido hepático normal y su sustitución por tejido fibroso, lo que lleva a:

    • incapacidad del hígado para ejercer sus funciones de detoxificación del organismo (insuficiencia hepática).
    • fenómenos de sangrado (coagulopatía).
    • aumento de presión en la vena porta, que causa acumulación de líquido en el abdomen (ascitis) y dilatación peligrosa de las venas del esófago (varices esofágicas), que si se rompen pueden producir una hemorragia digestiva severa.
    • alteraciones del cerebro, con somnolencia y desorientación debidos a la circulación de amoníaco en sangre (encefalopatía hepática).

    1. Alcohol. La mayor parte de los casos de cirrosis se debe al alcoholismo.

    2. Otras causas:
    - infecciones crónicas por virus (hepatitis)
    - defectos de las vías biliares (obstrucción biliar)
    - fibrosis quística
    - aumentos en la absorción de hierro o de cobre, que se depositarán en el hígado.

    • Muchos pacientes permanecen sin síntomas durante años, lo que retrasa el diagnóstico.
    • "Síndrome constitucional": Falta de apetito, cansancio y adelgazamiento.
    • Náuseas y vómitos. Los vómitos pueden ser de sangre cuando existen varices esofágicas y/o alteraciones de la coagulación de la sangre.
    • Ictericia (Tinte amarillo de la piel y las mucosas debido al exceso de bilirrubina circulante).
    • Hinchazón abdominal, cuando se produce ascitis.
    • Alteraciones menstruales en la mujer.
    • Impotencia y desarrollo de mamas en el hombre.
    • "Arañas vasculares": Vasos sanguíneos rojos en la piel, haciendo figuras parecidas a arañas.

    Examen físico. Se palpa un hígado duro, en ocasiones aumentado de tamaño (hepatomegalia) y en otros casos de pequeño tamaño. Si hay hipertensión portal se encontrará líquido en el abdomen (ascitis) y un bazo aumentado de tamaño.

    Análisis de sangre. Los glóbulos rojos están disminuídos en la sangre (anemia), y existen alteraciones de la coagulación y disminución de la albúmina en sangre. Pueden elevarse la bilirrubina y los enzimas del hígado (transaminasas), y cuando existe encefalopatía, se suele demostrar amoníaco en sangre. La cirrosis puede alterar muchas otras pruebas analíticas.

    Estudios radiográficos. Aunque una radiografía simple de abdomen puede mostrar una silueta hepática alterada, la prueba más específica será una ecografía abdominal, que mostrará además la desestructuración del hígado, y el bazo grande que suele coexistir. Una radiografía con contraste puede demostrar las varices esofágicas. Estos procedimientos son indoloros.

    Si existen varices esofágicas, se visualizarán por medio de la endoscopia.

    Biopsia hepática. Puede ser necesaria para llegar al diagnóstico definitivo de la cirrosis, ya que demuestra la arquitectura alterada del hígado. Es un procedimiento que puede resultar muy incómodo.

    • Sangrado por varices esofágicas.
    • Fenómenos de sangrado a otros niveles.
    • Episodios de ascitis (hinchazón abdominal por acumulación de líquido).
    • Confusión mental y coma.

    - Abstención absoluta de alcohol.

    - Dieta sin sal, con suplementos de vitaminas del grupo B y con abundantes proteínas (salvo si existe encefalopatía).

    2. Tratamiento de las complicaciones:

    - ASCITIS. Se trata con restricción de sodio (dieta sin sal), fármacos diuréticos, y a veces es necesaria la extracción de líquido de la cavidad peritoneal a través de la pared abdominal.

    - VARICES ESOFAGICAS. Se tratan mediante la esclerosis de las venas dilatadas del esófago con una sustancia química, impidiendo así que se rompan y sangren, o colocando unas bandas elásticas. También se pueden tratar con cirugía.

    - TENDENCIA AL SANGRADO. Se trata con inyecciones de vitamina K o con transfusiones de sangre.

    - ENCEFALOPATIA. Para evitar que las bacterias del intestino fabriquen más amoníaco a partir de las proteínas de la dieta, se restringen las proteínas de la dieta, se dan antibióticos por boca que maten localmente las bacterias del intestino. Se debe evitar el estreñimiento con laxantes suaves (lactulosa).

    Es mucho mejor cuando se abandona el alcohol completamente, antes de que la enfermedad se haga severa. La cirrosis avanzada tiene mal pronóstico, con un 50 % de supervivencia a los 2 años.

    La enfermedad del hígado graso no alcohólica es una enfermedad que afecta el hígado, de carácter progresivo y que se inicia con la acumulación de grasa en el hígado sin consumo excesivo de alcohol.

    Antes de iniciar, Quiero que sepas que como tú, existen miles y miles de personas en este momento haciéndose la misma pregunta, Me duele la pansa, ¿tendre Gastritis?

    Pero ignoramos lo que es la Gastritis, sus causas y síntomas. Y por ende, a cualquier dolor le llamamos Gastritis.

    Es una condición en la cual el revestimiento del estómago (también conocido como la mucosa) está inflamada. El revestimiento del estómago contiene células que producen ácido y enzimas que ayudan en la digestión de los alimentos. Cuando el revestimiento del estómago se inflama, produce menos ácido, enzimas y mucosa, ocasionando molestias.

    Cura tu Gastritis de manera natural y sin gastar más en químicos que empeoran tu salud. En los próximos minutos vas a descubrir el método más efectivo y hasta ahora guardado CELOSAMENTE por los gastroenterólogos más prestigiosos del mundo. Haz Clic Aquí Para Leer Mas…

    Lo primero que tenemos que entender es que la Gastritis no es una enfermedad como muchos lo pensamos. La Gastritis es un término que se le da a la inflamación del revestimiento del estómago.

    El revestimiento es un capa de mucosa que protege al estómago de los ácidos que produce el organismo para iniciar el proceso de digestión. Sin esta capa de “gel” el ácido desintegraría al estómago. (Wow. Imagínate lo que pasaría si de un segundo a otro se desapareciera éste “gel”). Debajo del revestimiento (“la capa protectora”) se encuentra otra capa, la submucosa. Una vez que el revestimiento ha sido gastado, lesionado, comprometido, el ácido gástrico llega a tener contacto con la segunda capa (la submucosa) y cuando logra tener contacto con ella, ésta se inflama y es a lo que le llamamos ‘‘GASTRITIS’’.

    Bueno, ya entendimos que la Gastritis es una inflamación y no una enfermedad. Esta inflamación, o la Gastritis, es un aviso. Es la forma en que el cuerpo nos advierte que algo está gastando el revestimiento y que debemos averiguar ¿qué és? y como remediarlo antes de que algo severo suceda.

    De no atender este aviso. El revestimiento y la submucosa permitirán el paso del ácido gástrico hacia la capa del estómago. Una vez que esto sucede, el ácido romperá el estómago causando un llaga. Esta llaga es llamada, Úlcera. Una herida en el estómago. Pero eso no es lo único, al no atenderse puede causar daños severos e incluso cáncer estomacal.

    Aguda: Se le llama Gastritis Aguda cuando la inflamación es repentina. Los síntomas son más pronunciados, y es fácil de aliviar con un buen plan de tratamiento medico.

    Crónica: Es aquella en la cual la inflamación dura un tiempo prolongado. (meses o años) En la mayoría de los casos, la persona afectada, puede controlar los síntomas pero por lo general la inflamación sigue ahí.

    Existen varios subtipos de Gastritis bajo la categoría de la Gastritis Crónica:

    Erosiva: Se le llama Gastritis Erosiva cuando se presentan erosiones superficiales (dentro del estómago). No tan mala como la úlcera.

    Atrófica: Es cuando la mucosa se ha dañado o perdido en su totalidad. (es la última fase de la Gastritis Crónica). Es decir, es cuando la capa protectora se ha gastado en su totalidad. Se cree que la Gastritis Atrófica es cancerosa.

    Para información sobre las causas, síntomas y remedios; te invito a que visites las páginas adecuadas a la información que te interese leer. Gracias por leer hasta aquí.

    Si conoces a alguien que se pueda beneficiar de esta información, hazle un favor, COMPARTE LA PAGINA Y PULSA LIKE.

    INFÓRMATE AQUÍ!

    HAS CLIC EN LOS ICONOS DE ABAJO PARA COMENZAR

    Aquí están algunas paginas que tal vez te puedan dar un poco mas información acerca de este tema:

    National Digestive Diseases Information Clearinghouse

    The Cleveland Clinic Information Center
    http://www.clevelandclinic.org/

    si buscas Información general visita la pagina de abajo:

    Recuerda que ninguna información en la Internet debe remplazar un diagnostico medico

    Si conoces alguien que se pueda beneficiar de la información de esta pagina, hazle un favor, COMPARTE LA PAGINA Y HAZLE LIKE

    Para descartar gastritis recomendable hacerse la prueba de la bacteria helicobacter pylori

    No se si tengo gastritis ne los últimos días he comido desordenadamente y aveces simplemente no he comido el punto es que ahora me levanto y se forman gases además me arde el estomago y me duele la columna

    Repito mucho con UN olor muy feo y SE me inflama el estomago mucho y igualmente me salen Aires con UN olor muy feo sera gastritis?

    A lo que generalmente serian los síntomas, no Raul pero no descartes la posibilidad.

    Amigo Runeiry Denao, Recuerda que los dolores de estomago o de cabeza son solo avisos de que algo esta mal. Muchos causantes. Pero por lo que me dices, creo que uno de los causantes puede ser estrés. Si vives una vida estresada, te recomiendo que aprendas a controlar el estrés. No descartes la visita al doctor, solo un diagnostico puede determinar el origen de tu dolor.

    Ana Marina, Lo primero que tienes que hacer es comer, pero una comida balanceada y sin irritantes. Y que mejor que ir al doctor y hacerte un diagnostico de gastritis o de reflujo.

    Muchas gracias Haiti Mariana, son los comentarios como este que me mantienen ayudando y dando informacion

    Hola Jessika, Lo mas recomendable es visitar al doctor, ya que el sangrado estomacal puede ser grave.

    hola soy jessika le escribo por que mi mama tiene gastriti y no se la trato a tiempo y todo lo q come lo bomita y tiene tambien inflamado el estomago y los bomitos aveces son con sangre que puedo hacer

    EXCELENTE INFORMACIÓN!! USTED ES UN ÁNGEL DEL CIELO!! SABES QUE YO TENGO TODOS ESTOS SÍNTOMAS DE HACE 2 AÑOS Y TODO EMOZO POR TOMAR MUCHO MEDICAMENTO PARA COMBATIR UNA INFECCIÓN A LAS VÍAS URINARIAS QUE TENA Y ESO ME DAÑO EL ESTOMAGO!! ¿YO NO SABIA NADA DE ESTO? PENSÉ QUE ERA MI HÍGADO?? ME HAS SALVADO LA VIDA!! SIGA ADELANTE Y NO IMPORTA LAS CRÍTICAS, LO IMPORTANTE ES QUE USTED ESTÁ SALVANDO LE LA VIDA A MUCHAS PERSONAS CÓMO YO!! GRACIAS DE TODO CORAZÓN Y QUE DIOS ALTÍSIMO TE BENDIGA SIEMPRE!! AHORA SI VOY A SOMETERME A UN TRATAMIENTO MÉDICO!! UN ABRAZO GRANDE DESDE ECUADOR.