cada cuando tomar el bactrim

Es posible que el médico solicite exámenes de laboratorio como:

Tratamiento

El médico discutirá los posibles tratamientos con la persona, dependiendo de la causa de la enfermedad hepática y puede recomendar una dieta alta en calorías en caso de que la persona esté perdiendo peso. Se puede dar adenina (Hepadif, Pleon), y en la hepatitis vírica, lisozima. La persona misma puede tomar las siguientes medidas:

  • Consumir la mayoría de las calorías temprano en el día
  • Descansar, sobre todo cuando se sientan los síntomas

Grupos de apoyo

Hay grupos de apoyo para personas que sufren todos los tipos de hepatitis, los cuales pueden ayudar al paciente a conocer lo último en tratamientos y a enfrentar mejor el hecho de tener la enfermedad.

El pronóstico depende de muchos factores, incluyendo la causa de la hepatitis y el hecho de que la persona tenga o no enfermedades o afecciones adicionales que puedan complicar el tratamiento o la recuperación. Muchas personas se recuperan completamente. Sin embargo, al hígado le puede tomar meses para sanar.

Ochenta por ciento de aquellas personas con hepatitis C pasan a tener enfermedad hepática crónica y, posiblemente, insuficiencia hepática (cirrosis) o cáncer del hígado. La hepatitis C es la razón número uno para recibir un trasplante de hígado en los Estados Unidos.

Complicaciones

Se puede presentar daño hepático permanente, insuficiencia hepática o cáncer del hígado. Otras complicaciones incluyen peritonitis bacteriana espontánea (cuando el líquido en el abdomen se infecta) y várices esofágicas que pueden sangrar en forma considerable.

Situaciones que requieren asistencia médica

La persona debe llamar al número local de emergencias (061) si:

  • Tiene síntomas relacionados con acetaminofén u otros medicamentos: puede necesitar que se le haga un lavado del estómago
  • Vomita sangre
  • Presenta heces con sangre o negras
  • Está confundida o delira

La persona debe llamar al médico si:

  • Tiene cualquier síntoma de hepatitis o cree que se ha expuesto a las hepatitis A, B o C.
  • No puede retener alimento debido al vómito excesivo. Es posible que la persona necesite recibir nutrición por vía intravenosa (a través de una vena).
  • Ha viajado a Asia, África, América del Sur o Centroamérica.

Las siguientes vacunas contra la hepatitis están disponibles:

  • La vacuna contra la hepatitis A está disponible para las personas en los grupos de alto riesgo, como trabajadores de guarderías y residencias de ancianos, trabajadores en laboratorios y aquellas personas que viajan a lugares del mundo donde la hepatitis es común. También se recomienda la vacuna de rutina en la infancia contra la hepatitis A.
  • La vacuna contra la hepatitis B ahora se le aplica a todos los bebés y niños no vacunados antes de los 18 meses. La vacuna está disponible para los adultos en riesgo alto, como los profesionales de la salud, usuarios de drogas intravenosas y aquéllos con comportamientos sexuales arriesgados.

Una inyección de inmunoglobulina también puede prevenir la infección e incluso sirve después de haber estado expuesto:

  • Puede administrarse poco después de haber tenido contacto cercano (como besar o compartir utensilios) con alguien a quien se le diagnosticó hepatitis A en las últimas dos semanas.
  • Debe administrarse de inmediato, junto con la vacuna contra la hepatitis B, a un bebé nacido de una madre con hepatitis B.

  • Evitar el contacto con sangre o hemoderivados. Se deben tomar precauciones si esto es parte del trabajo.
  • Evitar el contacto sexual con una persona infectada con hepatitis o con una historia médica desconocida. Se debe practicar el sexo seguro en todo momento.
  • Lavarse las manos después de ir al baño y antes de manipular alimentos.
  • Evitar compartir platos, utensilios o baños con alguien que tiene hepatitis A.
  • NO compartir cuchillas de afeitar, agujas o cepillos de dientes.
  • Al viajar a áreas endémicas, no comer alimentos crudos o parcialmente cocidos. Tomar agua envasada.
  • No inyectarse drogas psicoactivas por vía intravenosa. Si la persona ya es un usuaria de este tipo de drogas, nunca debe compartir agujas y debe buscar ayuda de un programa de intercambio de agujas o de tratamiento para drogas.
  • Ser cauteloso al hacerse colocar tatuajes o perforaciones (piercings ).
  • No tomar alcohol al mismo tiempo que está tomando acetaminofeno. Si la persona ya tiene hepatitis, no debe utilizar ninguno de los dos para evitar daño adicional al hígado.

Cuándo hacerse una prueba para hepatitis:

  • Se debe hacer una prueba para hepatitis B o C si se tuvo contacto sexual o se compartieron agujas con alguien que puede haber tenido uno de estos virus.
  • Esto se debe hacer incluso si la persona no tiene síntomas.

Referencias

Rocca LG. Management of patients with hepatitis C in a community setting: diagnosis, discussions and decisions to treat. Ann Fam Med. 2004; 2(2): 116-124.

Lin KW. Hepatitis B. Am Fam Physician. 2004; 69(1): 75-82.

Zimmerman RK. Recommended childhood and adolescent immunization schedule. Am Fam Physician. 2003; 67(1): 188,190, 195-196.

Tomado de Amibiasis, CDC, Atlanta, 1999.

Conclusiones y Recomendaciones del grupo de expertos sobre amibiasis, OMS/OPS, Abril de 1997.

1.OMS. Amoebiasis - an expert consultation. Weekly Epidemiological Record No.14. Ginebra, Abril 1997.

2.Ravdin J. Amebiasis. Clinical Infectious Diseases 1995, 20:1453-1466.

3.Reed S.L. and Ravdin J. Amebiasis. En Blaser M., Smith P. and Ravdin J.(editores) Infections of the Gastrointestinal Tract. Raven Press, New York, 1995.

resistencia al bactrim

Muy raramente los quistes requieren tratamiento quirúrgico, y esto ocurre fundamentalmente cuando los quistes son muy grandes y han presentado algún tipo de complicación (rotura, hemorragia, infección. ). Existen diversas técnicas quirúrgicas que se pueden utilizar en función de cada caso concreto (tratamiento percutáneo, fenestración, resección hepática o, excepcionalmente, trasplante hepático).

1. Los quistes hepáticos son lesiones benignas con contenido líquido localizadas en el hígado y que se suelen detectar de forma casual.

2. La mayor parte de las veces son quistes simples de pequeño tamaño y no requieren seguimiento ni tratamiento.

3. En ciertas situaciones más raras estos quistes pueden ser múltiples, de mayor tamaño, de origen parasitario, hereditarios o de otro origen, lo que puede requerir un seguimiento más estrecho, la realización de otras pruebas diagnósticas y eventualmente un tratamiento médico-quirúrgico.

Servicio de Aparato Digestivo. Hospital del Sureste. Arganda del Rey, Madrid

El hígado desempeña una función muy importante en nuestro organismo. Por esta razón, conviene cuidar y llevar una vida sana y equilibrada para que no se deteriore. Entre las funciones más comunes del hígado destacan la regulación de las sustancias que compone la sangre, elaboración de los nutrientes y metabolizar los fármacos con el fin de que el cuerpo pueda ingerirlos sin problemas. Estas son solo algunas de las funciones del hígado, puesto que se ha demostrado que el hígado llega a cumplir más de 500 funciones en nuestro organismo. Una de las amenazas más comunes que sufre este órgano tan vital es el conocido como hígado graso. En el artículo de hoy os analizaremos el hígado graso: síntomas, causas y tratamientos. No obstante, también veremos qué es el hígado graso, los síntomas del hígado graso, las causas del hígado grado y los tratamientos para el hígado graso.

Conocido científicamente como esteatosis hepática, el hígado graso hace referencia al aspecto del hígado que se muestra moteado y blando. Puede parecer que el principal motivo de que se origine el hígado graso sea por una acumulación de grasas en el hígado, pero lo cierto es que este problema se debe a que se acumulan los triglicéridos. Aunque en los siguientes apartados veremos más en detalle las causas de este problema, podemos ir adelantando que una de las principales causas se debe a tomar alcohol, azúcar o grases en grandes proporciones.

Es importante detectar los síntomas de este problema, puesto que si no se interrumpe a tiempo puede ocasionar daños en nuestro hígado que afecten a nuestro cuerpo. Tanto es así que después de un largo período padeciendo este problema, es posible que aparezca fibrosis en el hígado y, como resultado, un 20% de cirrosis hepática y 2% de cáncer en esta misma zona. De hecho, en Estados Unidos, se ha convertido en el segundo motivo por el que se producen los trasplantes de hígado y está previsto que a largo plazo, se convierta en la primera causa.

Pero no hay por qué alarmarse porque existen diversos tratamientos que eliminan y limpian el hígado para que pueda seguir desempeñando su función. Por tanto, si empiezas a experimentar los síntomas que te contamos a continuación, lo mejor es que acudas a un médico especialista para que analice tu caso y elija el tratamiento más adecuado.

Los síntomas del hígado graso son bastante comunes entre otros problemas, pero el conjunto de síntomas nos da la clave de que una persona tiene el hígado graso o no. Para ello, si uno se encuentra mal, lo mejor es que analice qué es lo que ha cambiado de su cuerpo y acuda a un especialista para que le dé el tratamiento que se ajuste a su caso en especial. Entre los síntomas del hígado graso destacan los siguientes: dolor en el abdomen, coloración en el cuello y axilas, sentimiento generalizado de malestar, cansancio y fatiga crónica, pérdida de peso, sistema inmunológico débil, sentimiento de pesadez e incluso ictericia. Este último síntoma hace referencia al cambio del tono de piel a un color más amarillento, pero ocurre más frecuentemente en aquellos casos de hepatitis.

Recordamos que estos síntomas también son propios de otras dolencias, por lo que es mejor no preocuparse hasta que no hayan pasado unas semanas y continúen las mismas molestias que te impidan llevar una vida normal.

Aunque una de las principales causas del hígado graso sea por problemas con el alcohol, ésta no es la única causa que produce este problema. Como ya hemos comentado anteriormente, un consumo excesivo de azúcares y grasas también son una de las causas que provocan el hígado graso. Pero, ¿por qué con estos productos? La principal razón es porque el hígado cumple la función de metabolizar estas sustancias, por lo que, en el caso del alcohol, el tejido graso empieza a almacenarse alrededor y, con ello, poco a poco va contaminando al hígado, volviéndolo cada vez más débil a las toxinas que tiene que filtrar.

No obstante, a continuación os dejamos causas más concretas sobre este tipo de enfermedad. Por ejemplo, la obesidad y los trastornos metabólicos de familia también pueden ocasionar el hígado graso.

Asimismo, a la edad de 50 uno puede empezar a acumular más grasas en el hígado por unos malos hábitos alimenticios, por lo que se recomienda seguir una dieta equilibrada, como la mediterránea.

Por otro lado, abusar continuadamente de una serie de medicamentos también puede ser la principal causa del hígado graso en una persona. Entre los medicamentos que más se abusan encontramos los analgésicos, aspirina, antiinflamatorios, entre otros.

Además, hemos de tener muy en cuenta el consumo de triglicéridos, ya que si no se cuida el consumo de colesterol malo, puede acarrear grandes problemas acumulando un exceso de grasa en el largo plazo.

Y por último, la diabetes de tipo dos también puede provocar este exceso de grasa.

Existen diversos tratamientos para evitar el avance de este problema hepático. El primer tratamiento para el hígado graso consiste en hacer ejercicio de manera continuada cada semana, ya que de esta manera el organismo consigue depurarse y, además, se reduce el peso de manera notable, así conseguiremos reducir el nivel de grasa en el cuerpo.

Otro de los tratamientos más eficaces para el hígado graso se basa en eliminar el consumo de azúcares y alcohol y, además, combinarlo con actividad física con el fin de desintoxicar el hígado.

En el caso de las personas mayores, se recomienda llevar una dieta rica en vitamina E, puesto que esta vitamina es un antioxidante que limpia de manera natural el hígado.

No obstante, también existen tratamientos farmacológicos que ayudan a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, pero estos medicamentos necesitan complementarse con una dieta libre de alcoholes y azúcares o una serie de ejercicios diarios.

No hay de qué preocuparse. Si no te gustan los tratamientos con fármacos, aquí te dejamos una serie de remedios naturales para el hígado graso.


La lecitina de soja es un alimento muy adecuado para eliminar la bilis por medio del hígado consiguiendo que sea más fluida. Asimismo, las hojas de boldo también permiten estimular el hígado para que active sus funciones. Para conseguir los mejores resultados posibles mezcla 10 gramos de estas hojas por cada litro de agua y tómalo después de las comidas. Por otro lado, el rábano también tiene propiedades para reducir el hígado graso. Para ello, lava, pela y tritura el rábano mezclándolo en un vaso de agua, fíltralo y conseguirás un zumo que debes tomar cada dos días, es decir, día sí y día no.
Asimismo, el cardo mariano también nos permite acabar con el hígado graso. Tan solo mezcla dos cucharadas en una taza de agua caliente, como si se tratara de una infusión. Toma una taza de cardo mariano a diario y notarás los beneficios pronto. Este remedio también se puede aplicar mediante ensaladas. Añade las hojas de cardo mariano sin espinas en una ensalada y tómalo cada dos días.
Aunque constituyan remedios naturales para el hígado graso obtenidos a partir de productos naturales, acude en primer lugar al médico y consulta las distintas consecuencias que puede tener este tipo de tratamientos en tu organismo.

Las transaminasas en el hígado graso cumplen un papel fundamental. ¿Qué son las transaminasas? Para resumir, las transaminasas son enzimas que se encuentran en las células del hígado y que cumplen sus mismas funciones.


El incremento de transaminasas en el organismo produce un mal funcionamiento del hígado, por lo que no es capaz de filtrar correctamente y, por tanto, se producen enfermedades como puede ser el hígado graso o esteatosis hepáticas. La acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en estas células produce lo que conocemos como hígado graso.


En definitiva, si queremos evitar tener el hígado graso, debemos mantener las transaminasas controladas. Si quieres conocer más sobre las transaminasas, visita el artículo que dejamos al final de este contenido.

Como ya hemos comentado, el hígado graso puede deberse a diferentes factores: bien sea por una mala alimentación o por el consumo excesivo de alcohol. Ahora bien, ¿qué es la enfermedad del hígado graso no alcohólico? La diferencia versa en la fuente que produce el hígado graso, es decir, se debe a la acumulación de grasas pero que no deriva del consumo excesivo de alcohol. Por tanto, aquellas personas que padezcan esta enfermedad no guardan ninguna relación con el alcohol ni en el presente ni en el pasado.


¿A qué se debe entonces esta enfermedad? La enfermedad del hígado graso entonces tiene su origen en otro factor: la obesidad. En líneas generales, el hígado graso derivado de la obesidad no presenta ningún síntoma. No obstante, existe una enfermedad más grave que puede ocasionar insuficiencia hepática e incluso cáncer: la esteatohepatitis no alcohólica.


Aunque la obesidad sea una de las fuentes principales que ocasionan esta enfermedad, debemos aclarar que la diabetes, la prediabetes, una enfermedad en los intestinos, el colesterol alto, los triglicéridos elevados, una dieta inadecuada y la elevada tensión de las arterias también pueden ser el origen de esta patología.

Ahora que ya hemos visto los factores que se dan por motivos ajenos al alcohol, nos toca ver qué es la enfermedad del hígado graso por alcohol. Como su propio nombre dice, el alcohol es el principal causante de la enfermedad del hígado graso. Cabe destacar que el alcohol no afecta de igual manera en cantidades abundantes que en cantidades moderadas, por lo que nos referimos al consumo excesivo y repetido de alcohol.


Cuando consumimos alcohol en exceso, el hígado debe trabajar para conseguir eliminar el alcohol del cuerpo. No obstante, el proceso en el que el hígado descompone el alcohol se producen una serie de sustancias perjudiciales para nuestro organismo, que afectan principalmente a las células hepáticas mediante la inflamación y atacando a las defensas del organismo. El hígado graso por alcohol constituye uno de los primeros escalones de esta enfermedad. A medida que este consumo siga aumentando podremos llegar a padecer hepatitis alcohólica e incluso cirrosis.


Seguro que ahora te lo pensarás dos veces antes de tomar mucho alcohol los fin de semanas con los amigos. Para que no entres en pánico, cabe destacar que el consumo moderado en función de qué sustancias se consuman, llega a aportarnos factores beneficiosos para nuestro organismo, por lo que tampoco elimines por completo el consumo de alcohol, como una copa de vino, que se ha demostrado que es bueno para nuestro organismo.

Ahora bien, ¿hay algún colectivo más propenso a padecer esta enfermedad? ¿Quién puede sufrir la enfermedad del hígado graso? Aunque cualquier persona pueda llegar a pasar por esta enfermedad si no cuida su alimentación y su ritmo de vida, sí que es cierto que hay ciertos colectivos que son más sensibles a este tipo de situaciones.


Como ya hemos mencionado, las personas que presenten obesidad, hipertensión arterial o diabetes son más propensos a padecer hígado graso no alcohólico. En estos casos, lo mejor es acudir a su médico especialista en nutrición para que determine el tratamiento a llevar a cabo. Además, puedes presentarle los distintos remedios naturales para el hígado graso para que así valore todas las medidas a tomar. Existen más colectivos con este tipo de enfermedades, como por ejemplo, aquellos pacientes que toman medicamentos habitualmente (corticoides), las personas que son capaces de reducir su peso rápidamente, pacientes con hepatitis C, con colesterol y triglicéridos altos, etc.

Por otro lado, los jóvenes también suelen presentar estos problemas. No obstante, la mayor parte de la población que los padece se debe a hígado graso por exceso de alcohol. Como todos sabemos, cada vez los jóvenes empiezan a consumir alcohol antes de tiempo y en cantidades muy abundantes. Una buena concienciación del menor puede suponer menos problemas en el futuro.

También existen diversos tratamientos naturales (con cardo mariano, jengibre y pomelo) que funcionan como desintoxicantes de todas las sustancias tóxicas que pueda tener nuestro cuerpo.

También te pueden interesar los siguientes artículos:

se puede tomar bactrim y paracetamol


El alcoholico pierde el control de la bebida originando reacciones y comportamientos negativos, por lo que se le considera un enfermo que pone en riesgo su salud física y mental así como su relación familiar y social. Muchos alcoholicos que son incapaces de dejar de beber piensan que son moralmente débiles o que quizá tienen un desequilibrio mental. Cuando el alcoholismo se ha presentado no existe perversidad moral acerca de estar enfermo.

La enfermedad del alcoholismo mata 2.3 millones de personas por año.


En esta etapa, la libre voluntad no se encuentra presente, el que sufre ha perdido ante el alcohol el poder de decidir, lo importante es enfrentar los hechos de la propia enfermedad y aprovechar la ayuda que está disponible con el firme deseo de recuperarse. El criterio de Alcoholicos Anónimos es que los alcoholicos son personas enfermas que pueden recuperarse si siguen un sencillo programa que ha demostrado tener éxito para más de dos millones de hombres y mujeres. La experiencia demuestra que el programa de Alcoholicos Anónimos funcionará para todos los alcoholicos que son sinceros en sus esfuerzos por dejar de beber y que, por lo general, no funcionará para aquellos que no tienen la certeza absoluta de que quieran hacerlo.

La enfermedad del alcoholismo no respeta la edad, ni el sexo, credo, raza, condición económica, profesión o educación. Escoge sus víctimas al azar. Nuestra experiencia parece indicar que cualquier persona puede ser un alcoholico. Y sin duda, cualquier persona que desea dejar de beber es bienvenida en Alcoholicos Anónomos.

El alcoholismo es una dependencia con características de adicción a las bebidas alcoholicas. Se caracteriza la constante necesidad de ingerir sustancias alcoholicas. Así como por la pérdida del autocontrol, dependencia física y síndrome de abstinencia.


El alcoholismo supone un serio riesgo para la salud que a menudo conduce a la muerte como consecuencia de afecciones de tipo hepática, hemorragias internas, intoxicación alcohólica, accidentes o suicidio.


El alcoholismo no está fijado por la cantidad ingerida en un periodo determinado de tiempo: personas afectadas por esta enfermedad pueden seguir patrones muy diferentes de comportamiento, existiendo tanto alcoholicos que consumen a diario, como alcoholicos que beben semanalmente, mensualmente, o sin una periodicidad fija. Si bien el proceso degenerativo tiende a acortar los plazos entre cada ingesta.


El consumo excesivo y prolongado de esta sustancia va obligando al organismo a requerir cantidades crecientes para sentir los mismos efectos, a esto se le llama "tolerancia aumentada" y desencadena un mecanismo adaptativo del cuerpo hasta que llega a un límite en el que se invierte la supuesta resistencia y entonces “asimila menos” por eso tolerar más alcochol es en si un gran riesgo.

Veamos en el siguiente esquema los que no puede ocasionar la enfermedad del alcoholismo,

y a diario, se ven cada día mas en las calles de nuestra ciudad, imagenes como esta.

CONSECUENCIAS EN NIÑOS DE PADRES ALCOHOLICOS

Alrededor de 7 millones de niños americanos tienen padres alcohólicos. Los psiquiatras de niños y adolescentes saben que estos niños tienen un riesgo mayor para desarrollar problemas emocionales que los hijos(as) de padres que no son alcohólicos. El alcoholismo corre en familias, y los niños de padres alcohólicos tienen cuatro veces mayor probabilidad de ser alcoholicos que otros niños.

Un niño de este tipo de familia puede tener varios problemas:

Sentimientos de culpa: El niño(a) puede sentirse que es el causante del uso de alcohol por parte de su padre o madre.
Angustia o ansiedad: Puede sentirse continuamente preocupado por la situación del hogar. Puede temer que el padre (madre) alcohólico(a) se enferme, se lesione o surjan peleas o violencia entre sus padres.
Verguenza: Los padres pueden dar el mensaje de que hay un secreto terrible en el hogar. Un niño(a) avergonzado(a) no invita a sus amigos a la casa y teme pedir ayuda a alguien.
Incapacidad para mantener relaciones interpersonales: Debido a su decepción por el alcoholismo de su padre (madre) muchas veces desconfía de los demás.
Confusión: Muchas veces la conducta del padres (madre) Alcohólica cambia repentinamente de cariñoso a irritable, independientemente de la conducta del niño(a). La rutina familiar diaria, tan importante para organizar su vida, queda alterada al cambiar constantemente los horarios de sueño, comida y otras actividades.
Enojo: El niño puede sentir enojo contra el padre (madre) bebedor y molestia con el progenitor no alcohólico por no prestarle apoyo y protección
Depresión: El niño se siente solo y desesperado en su empeño por cambiar la situación.

Aunque el niño trata de mantener en secreto el alcoholismo de sus padres, los maestros, familiares y otros adultos se dan cuenta de que algo anda mal. Los psiquiatras de niños y adolescentes sugieren que la siguiente conducta en los niños puede ser indicativa de problemas de alcohol en el hogar: Pobre aprovechamiento académico, fuga del hogar o de la escuela. - Pocos o ningunos amigos, se aisla de sus compañeros de clases. - Conducta delincuente como robo, vandalismo, violencia. - Quejas físicas frecuentes, como dolor de estómago o cabeza. Abuso de droga o alcohol. - Agresión dirigida hacia otros niños.

Algunos niños de padres alcohólicos tienden a asumir el rol de "padres responsables" en la familia y entre los amigos. Tienden a manejar el alcoholismo de sus padres actuando de forma controlada, dedicándose a sus estudios con intensidad, alcanzando un aprovechamiento superior durante sus años escolares, mientras se aislan emocionalmente de sus padres y compañeros. Sus problemas emocionales saldrán a la luz cuando lleguen a la adultez.

Estos niños(as) se pueden beneficiar de ayuda de grupos como Al-Anon y Alateen. Ellos pueden asistir a sus sesiones aún cuando sus padres no estén recibiendo ayuda. La ayuda profesional temprana es muy importante para prevenir problemas mas serios incluyendo alcoholismo en los niños. El psiquiatra de niños y adolescentes puede ayudarles a resolver sus problemas y a entender que no son responsables por el abuso de alcohol de sus padres.

El programa de tratamiento puede incluir terapia de grupo con otros jóvenes. Esto reduce el aislamiento que se imponen por ser hijos de alcohólicos. El psiquiatra de niños y adolescentes trabajará con frecuencia con el grupo familiar sobre todo cuando el progenitor alcohólico deje de beber. Así se pueden fomentar relaciones más sanas entre los miembros de la familia.

El hábito de fumar mata a más de 440,000 ciudadanos americanos cada año, más que el total combinado de muertes por alcohol, uso ilegal de drogas, homicidios, suicidios, accidentes automovilísticos y SIDA. Entre 1964 y el 2004, más de 12 millones de americanos murieron prematuramente por el tabaquismo y es casi seguro que, de los fumadores actuales en los Estados Unidos, otros 25 millones morirán de enfermedades relacionadas con el hábito de fumar.

El hábito de fumar perjudica a casi todos los órganos del cuerpo. Ha sido definitivamente vinculado a las cataratas y la neumonía (pulmonía) y ocasiona la tercera parte de las muertes relacionadas con cualquier tipo de cáncer. En general, el índice de muerte por cáncer se duplica en los fumadores y llega a ser hasta cuatro veces más en los fumadores empedernidos. El cáncer de pulmón encabeza la lista de los tipos de cáncer causados por el tabaco. El uso de cigarrillos está asociado con el 90 por ciento de todos los casos de cáncer pulmonar, el cáncer que más muertes causa tanto entre hombres como mujeres. El hábito de fumar también está asociado con el cáncer de la boca, faringe, laringe, esófago, estómago, páncreas, cérvix, riñones, uretra, vejiga y leucemia mieloide aguda.

Además del cáncer, el uso de cigarrillos causa enfermedades pulmonares como la bronquitis crónica y el enfisema y también se sabe que empeora los síntomas del asma en adultos y niños. Más del 90 por ciento de todas las muertes por enfermedades de obstrucción pulmonar crónica son atribuibles al hábito de fumar. Ha sido bien documentado que fumar aumenta sustancialmente el riesgo de enfermedades del corazón, incluyendo ataques al cerebro y al corazón, risma. El hábito de fumar cigarrillos también causa enfermedad coronaria, la principal causa de muerte en los Estados Unidos; los fumadores de cigarrillos tienen de dos a cuatro veces más probabilidad de desarrollar enfermedad coronaria en comparación con las personas que no fuman.

También, puede ser sumamente tóxico estar expuesto a dosis altas de nicotina como las que se encuentran en algunos sprays de insecticidas, que pueden causar vómito, temblores, convulsiones y muerte. De hecho, una gota de nicotina pura puede matar a una persona. Se han reportado envenenamientos por nicotina resultantes de la ingestión accidental de insecticidas por adultos o la ingestión de productos de tabaco por niños y mascotas. La muerte generalmente ocurre a los pocos minutos por insuficiencia respiratoria causada por parálisis.

Aunque a menudo pensamos que las consecuencias médicas son el resultado del uso directo de productos de tabaco, la inhalación pasiva del humo del cigarro también aumenta el riesgo de contraer muchas enfermedades. El humo ambiental del tabaco es la mayor fuente de contaminantes del aire de interiores. Se estima que la inhalación pasiva del humo de cigarrillos causa aproximadamente 3,000 muertes por cáncer pulmonar entre personas que no fuman y contribuye a más de 35,000 muertes relacionadas con enfermedades cardiovasculares. El estar expuesto al humo de tabaco en el hogar también es un factor de riesgo que contribuye a nuevos y más severos casos de asma infantil. Además, los cigarrillos que se caen o se botan son la principal causa de fatalidades por incendios residenciales, causando más de 1,000 muertes cada año.

Las mujeres son más propensas a sufrir daño en el hígado producido por el alcohol que los hombres.

Como su nombre lo indica, la causa de la enfermedad del hígado inducida por el alcohol es el consumo masivo de alcohol y, aunque puede prevenirse, es una enfermedad muy común.

Existen tres tipos principales de enfermedades del hígado inducidas por el alcohol:

  • Hígado graso
    El hígado graso es la acumulación excesiva de grasa en las células del hígado.
    El hígado graso es el más común de los trastornos del hígado inducidos por el alcohol. El hígado se agranda y provoca molestias del abdomen superior, en el lado derecho.
  • Hepatitis alcohólica
    La hepatitis alcohólica es una inflamación aguda del hígado, que viene acompañada de destrucción de las células del hígado y cicatrización. Entre los síntomas podemos mencionar fiebre, ictericia, un recuento elevado de glóbulos blancos, un hígado agrandado que duele al presionar y vasos sanguíneos en forma de araña en la piel.
  • Cirrosis alcohólica
    La cirrosis alcohólica es la destrucción del tejido normal del hígado que deja tejido cicatrizante inerte. Entre los síntomas se incluyen los mencionados para la hepatitis alcohólica además de hipertensión portal, bazo agrandado, ascitis, insuficiencia renal, confusión o cáncer de hígado.

Los síntomas dependen de cuánto y por cuánto tiempo la persona ha estado bebiendo alcohol. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la enfermedad del hígado inducida por el alcohol. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Aumento de tamaño del hígado.
  • Fiebre.
  • Ictericia: color amarillo de la piel y de los ojos.
  • Recuento elevado de glóbulos blancos.
  • Venas en forma de araña en la piel.
  • Hipertensión portal.
  • Bazo agrandado.
  • Ascitis: acumulación de fluido en la cavidad abdominal.
  • Insuficiencia renal.
  • Confusión.

Los síntomas de la enfermedad del hígado inducida por el alcohol pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la enfermedad del hígado inducida por el alcohol pueden incluir los siguientes:

bactrim para las infecciones urinarias

  • El consumo excesivo de alcohol hace que el hígado no pueda eliminarlo correctamente y puede producir una inflamación del mismo
  • Una infección por cualquiera de los virus de la hepatitis, hepatitis A, B, C, D, E, siempre causa la inflamación hepática
  • Otras infecciones virales, como la mononucleosis infecciosa, por citomegalovirus o bacterianas también pueden ser causantes del hígado inflamado
  • Una intoxicación producida por medicamentos desencadenará, también, en la inflamación hepática
  • Otros causantes pueden ser la enfermedad de Niemann-Pick, la cirrosis biliarprimaria, el Síndrome de Reye, la sarcoidosis o la colangitis esclerosante
  • El hígado graso es otra de la anomalías que, si no se trata, también puede derivar en una inflamación del mismo
  • Por último, cabe destacar que la aparición de una metástasis de tumores o la leucemia tambien pueden provocar la hepatomegalia

Durante los primeros días de la inflamación hepática es muy probable que no notes ningún síntoma ni rareza en tu cuerpo relacionado con el hígado. Sin embargo, conforme avanza el tiempo se hacen cada vez más evidentes. En general, los primeros síntomas suelen ser muy similares a los que presenta una gripe común, malestar, décimas de fiebre, dolor muscular y náuseas.

  • A medida que pasa el tiempo los síntomas aumentan y se intensifican. La hepatomegalia suele provocar ictericia, que es cuando la piel adquiere un tono amarillento (los ojos también pueden tornarse amarillos). Los vómitos y la diarrea son otros de los síntomas más comunes del hígado inflamado.
  • Al tratarse de una inflamación, es muy probable que también notes la parte del abdomen ligeramente más hinchada al principio y, conforme avanzan los días, aumente de tamaño. Asimismo, el dolor abdominal es otra de las consecuencias de esta condición.
  • El color de las heces es otro de los factores que debes tener en cuenta si sospechas que tu hígado está inflamado, pues esta anomalía hace que se vuelvan más claras, incluso blancas. Esto sucede, sobre todo, cuando el causante de la inflamación es uno de los virus de la hepatitis. Recuerda que la hepatitis es la inflamación del hígado a causa de una infección vírica o bacteriana. En relación con esto, la orina puede tornarse de un color más oscuro del normal, tener un constante sabor amargo en la boca y mal aliento.

Estos son los síntomas más comunes del hígado inflamado pero, en función del causante, es posible que no aparezcan todos o que, incluso, no se muestre ninguno. Por ello es importante realizarse exámenes anuales en caso de contar con alguno de los factores de riesgo, como padecer alguna de las enfermedades expuestas de manera crónica, el alcoholismo o tomar un exceso de medicamentos.

Ahora que ya conocemos los síntomas del hígado inflamado es importante que, si padeces esta condición, apostemos por incluir remedios naturales que nos ayudarán a desinflamar esta zona del cuerpo y conseguir que mejore nuestra salud. A continuación vamos a descubrirte los remedios caseros que te ayudarán a conseguir bajar la hinchazón de esta zona del cuerpo:

Es una de las infusiones que mejor funcionan para tratar el hígado inflamado ya que se trata de una planta muy depurativa que ayuda a que el cuerpo elimine el exceso de toxinas acumuladas y, también, se aminore la presencia de retención de líquidos.

También es otra de las mejores plantas medicinales para reducir la hinchazón del hígado ya que se trata de un remedio casero con un alcaloide que consigue mejorar el funcionamiento de la vesícula biliar y, por tanto, favorece la expulsión de toxinas gracias a que se incrementa la producción de bilis.

El tamarindo es un ingrediente perfecto para depurar el cuerpo ya que consigue mejorar el funcionamiento de la vesícula biliar y, por tanto, consigue bajar la inflamación que pueda padecer el hígado. Además, cuenta con propiedades protectoras que garantizarán la salud al hígado. La mejora manera de aprovechar estas propiedades es elaborando una infusión de tamarindo y tomarla 2 o 3 veces al día.

El limón es una fruta repleta de propiedades digestivas y diuréticas que conseguirán fomentar la depuración del cuerpo de forma natural y, por tanto, bajar la hinchazón. Puedes preparar un zumo que cuente con la mitad de agua y la mitad de limón y tomarlo cada mañana en ayunas.

En este otro artículo de unCOMO te damos más remedios caseros para el hígado inflamado.

Si notas presente algunos de los síntomas expuestos deberás acudir a tu médico inmediatamente para que realice las pruebas pertinentes y confirme o descarte la inflamación hepática. Recuerda que muchos de los causantes son enfermedades graves, de manera que quizás hayas contraído alguna y todavía no lo sepas.

Para detectar la hepatomegalia el médico primero palpará la zona de debajo de las costillas, pues si la inflamación es severa lo notará de inmediato, luego realizará una radiografía abdominal para observar si se ha producido un agrandamiento del hígado o no. En caso de haber indicios de ellos, puede hacer una ecografía abdominal para confirmarlo.

Si se confirma, las siguientes pruebas serán una tomogradía computarizada del abdomen para averiguar la causa que ha provocado la inflamación, pruebas de la función hepática a fin de evaluar el funcionamiento del hígado, y una resonancia magnética del abdomen para confirmar los resultados de la tomografía.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son los síntomas del hígado inflamado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

El hígado es uno de los órganos más vitales del cuerpo. Este órgano es responsable de algunas funciones, como la desintoxicación, el almacenamiento de glucógeno y la producción de hormonas. El hígado se encuentra en el lado derecho de la cavidad abdominal y es de color marrón rojizo. El peso promedio del hígado de un adulto es alrededor de 1,5 kilogramos. Es el mayor órgano glandular en el cuerpo humano y se encuentra a la derecha del estómago, justo debajo del diafragma. Mantener el hígado sano es muy necesario para una vida saludable. Por lo tanto, no es prudente hacer caso omiso de los síntomas asociados con ese órgano.

Dolor de hígado a menudo se confunde con otros tipos de dolor en el abdomen. Por lo general, se experimenta como un dolor leve en la parte superior derecha del abdomen. En algunos casos, podría ser acompañado con dolor de espalda y / o dolor abdominal. La ubicación del dolor también puede variar ligeramente de un paciente a otro. Sin embargo, es difícil distinguir el dolor de hígado de otros tipos de dolor abdominal. La gente tiende a ignorar este síntoma (a menos que sea demasiado grave) y esto puede conducir a más complicaciones. Por lo tanto, es muy necesario identificar y tratar el dolor tan pronto que sea posible. Algunos de los síntomas del dolor de hígado son los siguientes:

  • Uno de los factores más importantes en la identificación de este dolor es la ubicación. El dolor se experimenta principalmente en el lado superior derecho del abdomen, debajo de la caja torácica.
  • Por lo general, el dolor de hígado se siente como un dolor leve, pero para algunas personas, podría ser como un dolor agudo. Puede ir acompañado de dolor de espalda o dolor en el hombro, en algunos casos.
  • Otros síntomas incluyen erupciones, picazón, manchas marrones en la piel. Algunos pacientes pueden presentar coloración amarillenta de la piel y de los ojos.
  • Sudoración excesiva, mal olor corporal y mal aliento se encuentran entre los síntomas de dolor de hígado. La persona afectada también puede tener las plantas de los pies y las palmas de las manos rojas, inflamadas y con picazón.

Aparte de lo dicho anteriormente, hay varios otros síntomas que pueden estar asociados con este tipo de dolor. Tales síntomas adicionales pueden variar según el caso.

  • La dificultad para respirar
  • El dolor al respirar o toser
  • La decoloración de la orina y de las heces
  • La fatiga y el dolor articular
  • La inflamación de los testículos
  • Las náuseas y / o diarrea
  • La distensión abdominal
  • La pérdida de peso inexplicable

Es muy raro que una persona con dolor de hígado pueda tener todos los síntomas anteriores. En caso de síntomas graves como taquicardia, fiebre alta, vómito con sangre, dolor hepático severo y alucinaciones, la atención médica inmediata debe ser proporcionada a la persona afectada.

El dolor de hígado puede ocurrir debido a varias razones. La mayoría de las causas son graves y potencialmente mortales, si no se diagnostican y se tratan a tiempo. Una de las causas más comunes es la hepatitis. Todas las formas de hepatitis B, hepatitis A y C son causantes del dolor en el hígado y la ictericia. Otra condición médica asociada con este dolor es cáncer de hígado el que se identifica en sus últimas etapas. En este caso, el dolor puede ir acompañado de fatiga, pérdida de apetito y pérdida de peso. El hígado graso (esteatosis) es una condición, en la que el hígado se aumenta debido a la acumulación de grasa. También puede causar disfunción hepática. Otras causas de dolor de hígado incluyen cirrosis, el consumo de alcohol, agrandamiento del bazo y el hígado, la sobrecarga de tóxicos y otras enfermedades del hígado. Cualquiera que sea la causa, el diagnóstico precoz y el tratamiento es necesario para evitar mayores complicaciones, que pueden ser mortales a veces. El tratamiento del dolor de hígado puede variar dependiendo de las causas. Por lo general, para determinar la causa exacta se realizan los análisis de orina y de sangre.

Esto es sólo un resumen breve acerca de los síntomas de dolor del hígado, cualquier síntoma asociado a él debe ser diagnosticado y tratado tan pronto como sea posible.

Algo de grasa en el hígado es normal. Pero si la grasa en el hígado representa más del 5% al 10% del peso de tu hígado, puedes tener enfermedad hepática alcohólica o no alcohólica. En algunos casos, estas enfermedades pueden llevar a complicaciones graves. Está atento a la siguiente guía que te ayudarán a entender los síntomas, causas y tratamientos para el hígado

Más de 15 millones de personas en simplemente Estados Unidos abusan del alcohol. Casi todos ellos – el 90% -100% – desarrollan grasa en el hígado.

El hígado graso puede ocurrir después de beber cantidades moderadas o grandes de alcohol. Incluso puede ocurrir después de un corto período de consumo excesivo de alcohol (hepatopatía alcohólica aguda).

La genética o herencia (lo que se transmite de padres a hijos) juega un papel en el desarrollo de grasa en el hígado por la enfermedad hepática alcohólica de dos maneras: Puede influir en la cantidad de alcohol que se consume y su probabilidad de desarrollar alcoholismo. Y también, puede afectar los niveles de enzimas hepáticas implicadas en la descomposición (metabolismo) de alcohol.

Otros factores que pueden influir en la probabilidad de desarrollar la enfermedad de hígado graso alcohólico incluyen:

  • Hepatitis C (que puede conducir a la inflamación del hígado)
  • Una sobrecarga de hierro
  • Obesidad
  • Dieta

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es ahora la causa más común de enfermedad hepática crónica en muchas partes del mundo, como por ejemplo en Estados Unidos. Algunas personas con exceso de grasa en el hígado simplemente tienen lo que se llama un hígado graso. Aunque esto no es normal, no es grave si no conduce a la inflamación o daño.

Otros tienen lo que se llama esteatohepatisis no alcohólica. Aunque es similar a la enfermedad hepática alcohólica, las personas con este tipo de enfermedad del hígado graso beben poco o nada de alcohol. La esteatohepatisis no alcohólica puede conducir a daño hepático permanente. El hígado puede agrandarse y con el tiempo las células hepáticas pueden ser reemplazadas por tejido cicatricial. Esto se llama cirrosis. El hígado no puede funcionar bien y puede que desarrolles insuficiencia hepática, cáncer de hígado y muerte relacionada con el hígado. La esteatohepatisis no alcohólica es una de las principales causas de cirrosis.

Ambos tipos de enfermedad hepática no alcohólica son cada vez más comunes. Hasta un 20% de los adultos pueden tener hígado graso o esteatohepatisis no alcohólica. Y más de 6 millones de niños tienen una de estas condiciones, que son más comunes en los niños asiáticos e hispanos. La evidencia reciente indica que la esteatohepatisis no alcohólica aumenta el riesgo de enfermedades del corazón en los niños que tienen sobrepeso o son obesos.

Un informe reciente de la revista Immunology señala que el alcohol deteriora la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones virales. Y estudios sobre la fertilidad sugieren que incluso beber poco hace que las mujeres sean menos propensas a concebir, mientras que el consumo excesivo en los hombres puede reducir la calidad y la cantidad del esperma.

Por qué el alcohol tiene este efecto negativo en tantos aspectos de nuestra salud podría deberse a acetaldehído: la sustancia que se produce en el cuerpo cuando el alcohol se descompone.

El acetaldehído es tóxico y se ha demostrado que daña el ADN.

El doctor KJ Patel, del laboratorio de biología molecular en el Instituto de Investigación Médica de Cambridge, realizó recientemente un estudio sobre los efectos tóxicos del alcohol en ratones.

Su investigación indica que una sola dosis alta de alcohol durante el embarazo puede ser suficiente para causar daños permanentes en el genoma de un bebé.El síndrome fetal del alcohol, dice, "puede hacer que nazcan niños con daños graves, con la anomalías en la cabeza y la cara y trastornos mentales".

El alcohol es un agente cancerígeno comprobado, dice Patel.

"Las células cancerígenas no existen si no hay una alteración en el ADN. Cuando bebemos, el acetaldehído corrompe el ADN de la vida y puede llevarnos por el camino d el cáncer.

"Uno de los defectos genéticos más comunes en el hombre es la incapacidad para contrarrestar la toxicidad del alcohol".

El Dr. Nick Sheron, quien dirige la unidad hepática en el Hospital General de Southampton, dice que los mecanismos por los que el alcohol hace daño no son tan claros.

"La toxicidad del alcohol es compleja, pero sí sabemos que tiene una relación directa con la dosis".

En lo que se refiere a la enfermedad hepática alcohólica, cuanto mayor es el consumo de alcohol por semana mayor es el daño al hígado, y esto aumenta de forma exponencial en las personas que beban de seis a ocho botellas de vino más en ese período, por ejemplo.

En los últimos 20 a 30 años, dice el doctor Sheron, las muertes por enfermedades del hígado se han incrementado en un 500%, y un 85% de ellas fueron debidas al alcohol.

Sólo en los últimos años el aumento de desaceleró.

"El alcohol tiene un mayor impacto que el tabaquismo en la salud porque el alcohol mata a una edad más joven. La edad promedio de muerte para una persona con enfermedad hepática alcohólica es de 40 años".

El alcohol es, sin duda, un problema de salud pública también.

A principios de este año, las cifras del servicio de salud público británico, el NHS, señalaron que los ingresos hospitalarios relacionados con el alcohol alcanzaron niveles récord en 2010. Más de un millón de personas fueron ingresadas en el año 2009-10, en comparación con 945.500 en 2008-09 y 510.800 en 2002-03. Casi dos de cada tres de esos casos eran hombres.

Al mismo tiempo, la organización Alcohol Concern predijo que el número de ingresos llegaría al millón y medio en 2015, y que le costarían al NHS unos (US$5.700 millones al año.

El año pasado, un estudio en la prestigiosa revista The Lancet concluyó que el alcohol es más dañino que la heroína o el crack si se consideran los peligros en general para el individuo y la sociedad.

El estudio, realizado por el Comité Científico Independiente sobre Drogas, también señaló que el alcohol es tres veces más dañino que la cocaína o el tabaco, debido a que es tan ampliamente consumido.

Entonces, ¿cuánto alcohol es demasiado? ¿Cuánto podemos beber de manera segura?

Las directrices del gobierno británico – que se están revisando actualmente- dicen que las mujeres no deben beber más de dos a tres unidades de alcohol por día y el hombre de tres a cuatro unidades al día.

Sin embargo, Paul Wallace, médico de cabecera y principal asesor médico de la asociación Drinkaware, dice que la gente no sabe el contenido de alcohol de un vaso de vino.

"La mayoría no se dan cuenta de lo que está bebiendo y pueden deslizarse muy fácilmente más allá de los límites aceptables".

Katherine Brown, jefa de investigación en el Instituto de Estudios sobre el Alcohol, dice que las directrices actuales y la forma en la que se comunican pueden darle al público información engañosa.

"Tenemos que tener mucho cuidado al sugerir que existe un nivel ‘seguro’ de ingesta de alcohol. De hecho, tenemos que explicar que hay riesgos asociados con el consumo de alcohol, y que mientras menos se bebe menor es el riesgo de desarrollar problemas de salud.

Wallace quiere que el gobierno mida los niveles máximos tolerables de alcohol en unidades por semana, en lugar de por día: no más de 21 unidades a la semana para los hombres y 14 unidades para las mujeres.

"A la gente le gusta tomar una copa, pero tienen que aceptar que hay una relación riesgo-beneficio".

Te explicamos qué es el alcoholismo y cuáles son las características principales de esta enfermedad. Causas, consecuencias, tratamiento.

Cada año mueren 3,3 millones de personas relacionadas a su consumo.

El alcoholismo es una enfermedad que genera la necesidad del consumo de alcohol. Es considerada una adicción puesto que genera dependencia. Por otra parte es una enfermedad crónica; esto significa que no es curable. El alcohol produce en las personas ansiedad. Esta está mediada por la necesidad o deseo del consumo del alcohol.

Se trata de una enfermedad considerada como crónica, progresiva y degenerativa. Se considera que el alcoholismo es una de las enfermedades que ha cobrado mayor fuerza durante el siglo XX. Por tanto se puede decir que una enfermedad social o, más bien, que muestra las debilidades o problemas de la época actual tales como: estrés, depresión, ansiedad, angustia por la falta de inserción en determinado grupo social, laboral, etc.

Si bien está reconocido como un problema que afecta en cualquier edad, se considera que resulta ser más adictiva durante la adolescencia. Por otra parte indistintamente de la edad en la que la persona tenga los primeros síntomas de alcoholismo, arrastrará estos por el resto de su vida dado que es una enfermedad basada en la abstinencia pero sin una cura definitiva.

No se ha podido establecer una causa común. Sin embargo existe una predisposición genética que estadísticamente afecta a personas cuyos padres o hermanos han sido o son alcohólicos.

Por otra parte, se le atribuyen características relacionadas con costumbres sociales y emocionales. Es decir que interviene en factores tanto sociales como anímicos-emocionales que pueden llevar a una persona a la predisposición por la adicción al alcohol. En relación a esto se puede asociar el alcoholismo como una necesidad de aliviar una ansiedad, depresión, estrés, etc.

Según varios estudios, en el 80% de los casos se considera a las personas alcohólicas como pacientes psiquiátricos.

Existe una incapacidad por parte de la persona alcohólica para limitar el consumo de alcohol, independientemente del contexto en que se encuentre. La pérdida de control se presenta por el exceso del consumo, la disminución de los sentidos visuales y auditivos, acompañado de una lentificación de las reacciones o reflejos.

bactrim trimetoprima y sulfametoxazol para que sirve

2. Balance fosfocálcico generalmente normal.

3. Disminución de la masa ósea en los diversos métodos de medición.

4. Adelgazamiento y rarefacción de las trabéculas óseas, adelgazamiento de las corticales
en la biopsia ósea de la cresta ilíaca.

Se dirige hacia la prevención de pérdida adicional de la masa ósea o a un incremento en
la densidad de la misma.

1. Fluoruro de sodio; vitamina D o 25 OH-colecalciferol; torocalcitonina y fósforo
(osteoporosis de "alto nivel de remodelado"):

El calcio oral (1 a 1.5 gramos de calcio elemental al día) disminuye la resorción ósea.

2. Prevención de la osteoporosis posmenopáusicas: estrógenos:

La administración de estrógenos en la posmenopausia disminuye el ritmo de resorción
ósea, pero no aumenta la masa ósea y con el tiempo suele disminuir.

4. El flúor aumenta la formación de hueso nuevo.

5. Tratamiento de la causa en las osteoporosis secundarias.

ARTRITIS (INFLAMACION DE LAS ARTICULACIONES)

a. También conocida como enfermedad articular degenerativa o artritis de
uso-y-desgaste.

b. Representan la mayoría de las formas de artritis:

c. Las articulaciones más afectadas son aquellas que soportan el peso corporal (caderas,
rodillas, y espina dorsal).

d. Los cartílagos que protegen los caras articulares (en los extremos de los huesos) se
degenerán debido a la debilidad de las estructuras de apoyo, tales como los tendones,
ligamentos, y músculos.

1) Dolor articular.
2) Entumecimento de las articulaciones.

a. Representa el tipo de artritis más severa debido a conlleva a estados de invalidez.

b. Puede afectar cualquier edad, pero generalmente comienza entre las edades de veinte
a cuarenta-y-cinco año, y afecta tres veces más a la mujer que al hombre.

c. Cuando afecta la gente joven, se llama artritis reumatoide juvenil.

d. Causa una enfermedad generalizada que afecta todo el cuerpo.

1) El síntoma principal es inflamación de las articulaciones.

2) El dolor es severo y puede persistir por un período de tiempo mayor en
comparación con la osteoartritis.

f. Muchos expertos en el campo de la medicina interna afirman que esto es una
enfermedad autoinmune que resulta de la incapacidad del sistema inmunológico para
poder combatir este disturbio.

3. Gota (artritis de tipo gota):

a. Condición muy dolorosa que comunmente ataca los hombres de edad media, aunque
puede aparecer en las mujeres después de la menopausia.

b. Representa el tipo de artritis más fácil de diagnosticar y tratar y es la mejor que se
conoce.

c. Afecta comumente las articulaciones de los pies, especialmente el dedo gordo del pie.

d. Ocurre cuando una gran cantidad de ácido úrico se encuentra presente.

e. Un defecto hereditario en la química corporal puede ser también un factor causal para
algunos casos de gota.

4. Espondilitis anquilosítica:

a. También conocida como espondilitis reumatoide.

b. Es una enfermedad inflamatoria de la espina dorsal.

c. Afecta particularmente a los varones en su adolescencia tardía o joven adudto.

d. Síntoma inicial: Dolor en la espalda baja y piernas.

e. Sin tratamiento, la espina se vuelve progresivamente más infexible hasta alcanzar un
estado de rigidez.

– Daño hepatopcelular no especifico de enfermedad hepática

BASES BIOLOGICAS DE LAS PRUEBAS DE FUNCION HEPATICA.

La AST y la ALT son enzimas hepáticas abundantes que catalizan la transferencia del grupo amino para formar los metabolitos hepáticos del piruvato y del oxloacetato. El ALT se encuentra en el citosol del hígado, mientras que las dos isoenzimas de AST se localizan en el citosol y la mitocondria respectivamente, Las dos tanto el AST y el ALT liberan al torrente sanguíneo cuando existe daño o muerte en los hepatocitos. EL AST también se expresa abundantemente en diversos tejidos no hepáticos incluyendo el corazón, musculo esquelético y sangre, El ALT se encuentra en concentraciones bajas en tejidos que no son el hígado, por lo que frecuentemente se considera especifico para el daño hepatocelular. Sin embarho, esta especificidad no es absoluta debido a que el ALT serico puede ocurrir en condiciones como enfermedades miopaticas. Ademas el ALT serico tiene variaciones diurnas, puede variar de dia en dia, y puede ser afectado por el ejercicio. Sin embargo tanto la elevación absoluta como la tasa de elevación del AST y ALT pueden proporcionar información importante respecto a la etiología de la enfermedad hepática.

La bilirrubina es producto normal de la degradación del heme que se excreta del cuerpo predominantemente por secreción de bilis. La bilirubbina es insoluble en agua y requiere conjugación (glucuronidacion). Billing y Schmid demostraron que la bilirrubina no conjugada era la forma indirecta mientras que la forma directa era la combinación de la bilirrubina mono y di-glucoronido (bilirrubina conjugada), la terminología de bilirrubina directa e indirecta continúan siendo virtualmente sinónimo de bilirrubina conjugada y no conjugada, respectivamente.

Para secretar la bilirrubina en la bilis, la bilirrubina no conjugada debe ser tomada en el hepatocito y conjugada en la forma glucuronido en el retículo endoplasmico por la enzima UDP-glucuroniltransferasa (Bilirrubina UGT) y la bilirrubina glucoronido soluble en agua pueda ser secretada a través de la membrana canalicular hacia la bilis.

La enzima UDP-glucuroniltransferasa que conjuga la bilirrubina, es expresada después del nacimiento. Sin embargo una vez que la expresión de la enzima ocurre, esta continua expresándose de manera elevada y activa incluso en enfermedades hepáticas severas y cirrosis. La disminución de la expresión de esta enzima es uno de los defectos que causan síndrome de Gilbert, una hiperbilirrubinemia no conjugada benigna que ocurre en el 5% de la población normal. La hiperbilirrubinemia no conjugada también puede resultar de hemolisis (aumento en la destruccion del heme) o en causas genéticas raras como el síndrome de Crigler-Najjar. Después de periodo neonatal, la mayoría de las condiciones hepáticas que resultan en hiperbilirrubinemia conjugada son causadas ya sea por obstrucción del flujo biliar, colestasis intrahepatica, hepatitis, o cirrosis, que resulta en alteración de la secreción de la bilirrubina intracelular hacia la bilis. Debido a que la expresión de la UDP-glucuroniltransferasa y la conjugación de la bilirrubina típicamente están bien preservadas, estos estados fisiopatológicos usualmente resultan en hiperbilirrubinemia conjugada. Cuando la hiperbilirrubinemia conjugada ocurre, grandes cantidades de bilurribina pueden excretarse por la orina.

La fosfatasa alcalina familia de enzimas que son zinc metaloezimas están presentes en casi todos los tejidos. En hígado, la enzima puede ser inmunolocalizada en las microvellosidades de los canalículos biliares. En situaciones normales, la fosfatasa alcalina es causada por el hígado u las isoenzimas del hueso, con las enzimas del intestino contribuyen cerca el 20% de la actividad total. Durante el embarazo normal, la actividad de la fosfatasa alcalina empieza a elevarse al final del tercer trimestre (debido a las isoenzimas de la placenta) alcanzando niveles de hasta el doble de su valor, y pueden permanecer elevados hasta varias semanas después del parto. Los niveles de fosfatasa alcalina sérica pueden elevarse en enfermedades colestasicas e infiltrativas del hígado y por enfermedades que causen obstrucción del sistema biliar, asi como en enfermedades del hueso, asi como numerosos medicamentos y numerosos tumores de origen hepático y no hepático. Por lo que es importante determinar si la fosfatasa alcalina normal es de origen hepatobiliar o no hepático.

Estudios séricos de la actividad 5´-nucleotidas o gama-glutamiltransferasa pueden usarse para confirmar el diagnostico de origen hepático en el contexto de elevación de fosfatasa. La fosfatasa alcalina 5´-nucleotidasa actua en el grupo de fosfato en la posición 5´de la pentosa. Esta presente en numerosos tejidos, pero los niveles séricos se vuelven significativamente altos solo en enfermedades hepáticas. Los niveles mas elevados se han hallado en condiciones colestasicas, pero también pueden ocurrir elevaciones en hepatitis, cirrosis y otras condiciones hepatocelulares. La gluucproteina gama glutamiltrasferasa se localiza en la membrana de las células con elevada actividad secretora y absortiva. Es abundante en hígado, riñon, páncreas, intestino, próstata pero no en hueso, por lo que niveles sus niveles séricos pueden ser utilies clínicamente para determinar si la elevación de la fosfatasa alcalina es hepática o de origen oseo. Los niveles séricos también se pueden elevar después del consumo de alcohol (presumiblemente por la inducción enzimática) y en casi todos los tipos de enfermedad hepática. La elevación de esta enzima es menos útil para determinar la causa de enfermedad hepática.

ENFOQUE INICIAL PARA LA EVALUACION EN PRUEBAS DE FUNCION HEPATICA ALTERADAS.

Cuando al pacientes se ha identificado la elevación asintomática ede una o mas PFH, el medico debe decidir cual deberá ser la evaluación inicial, si se encuentra clinicamente indicada.

En un estudio de 19 877 reclutas de la Fuerza Aerea de EU, presuntamente sanos, 99 (0.5%) se confirmo elevación de ALT de estos 99 individuos, solo el 12% tenia causas identificbles (4 virus de hepatitis B [VHB], 4 con virus de hepatitis C [VHC] 2 hepatitis autoinmune. 1 colelitiasis, 1 infeccion gastrointestinal)

En un estudio de Escandinavia de 151 pacientes que se refirieron por elevación de los niveles de aminotranferasa de leve a moderada (42 a 300 u/l) se les dio seguimiento por 6 meses y posteriormente se sometieron a biopsia hepática, las cuasas identificables de enfermedad hepática fueron mas comunes. La VHC crónica fue diagnostucado en 15.3% de los pacientes, enfermedad hepatca presumiblemente por alcohol en 8%, hepatitis autoinmue, hepatitis, cirrois biliar primaria (CBP) en 1.3% cada uno, deficiencia de alfa 1 antitripsina 0.7% y estetohepatitis y/o esteatosis en 42% (El estudio se realizo antes de la disponibilidad de la prueba serológica de VHC, por lo que el grupo de VHC puede estar subestimado). Ademas 36 (24%) de los apcientes tuvieron hepatitis crónica de origen desconocido, 11 tuvieron fibrosis, cirrosos criptogenica fue diagnosticada en solo 1 (0.7% de los pacientes)

Un estudio de 92 donadores de sangre asintomáticos con elevación de los niveles séricos de ALT que fueron seguidos por 6 meses revelaron que la elevación de ALT fue persistente o recurrente en dos tercios de los apcientes (28% persistente, 36% intermitente) y ocurrio solo levacion asilada en 33% de los apcientes. No hubo una causa identificable de levacion de ALT en 22 de los 92 pacientes. A pesar de que varios pudieron haber tnido VHC, ya que no se encontrab disponibvle dicha prueba cuando se realizo este estudio.

La decisión de observar a un apciente asintomático de manera cercana y repetir las PFH, versus proceder con evaluaciones adicionales debe ser hecho en el contexto del escenario clínico.

EVALUACION DE LOS NIVELES DE ALT Y AST ANORMALES.

Existen numerosas causas del incremente de los niveles de AST y ALT tanto en los pacientes sintomáticos como asintomáticos.

La información de la historia clínica y el examen físico son esenciales para la evaluación y determinar si el daño hepático es agudo o crónico, la etiología suibyacente y las enfermedades sisetmicas asociadas. La elevación tanto de AST y ALT raramente puede ser por causas no hepáticas y a pesar de que ALT se considera “especifica de hígado”, esto no siempres es verdad.

La elevación de aminotranfersas por arriba de 5 veces lo normal puede ser visto en numerosas enfermedad crónicas del hígado asi como en procesos agudos. La elevación de las transaminasas usulamente implica daño y muerte celular hepática, que puede estar o no estar asociado a colestasis.

El paciente debe ser evaluado inicialmente por las causas mas comunes de daño hepático (tabla 2) y el conocimiento de la prevalencia de causas especificas de enfermedades hepáticas pueden ser útiles para guiar el estudio diagnostico. Sin embargo en pacientes que previamente habían presentado anormalidades en los estudios de PFH, la probabilidad de que tengan cualquier cualquier tipo de enfermedad hepática es mucho mas alta que la población en general con estudios de PFH normales. Si la evaluación inicial no es esclarecedora y si el pacientes se encuentra asintomático, la opción de manejo apropiado incluye evaluaciones diagnosticas iniciales vs cambios en los estilos de vida con PFh seriadas y monitorización clínica estrecha.

La enfermedad de Cori es una patología genética de carácter metabólico que produce una acumulación anormal y patológica de glucógeno (almacenamiento de glucosa) a nivel hepático, muscular y/o cardiaco (Gershen, Prayson y Prayson, 2015).

Esta patología también conocida con el nombre de glucogenosis tipo III o enfermedad de Cori-Forbes, es una patología poco frecuente en la población general que, tiene un amplio espectro clínico (The Association for Glycogen Storage Disease UK, 2016).

En cuanto a los signos y síntomas característicos de la enfermedad de cori, los más frecuentes están relacionados con la hipoglucemia, la debilidad muscular, el retraso generalizado del crecimiento o la hepatomegalia (Morales Vila, 2010).

Por otro lado, a nivel etiológico esta enfermedad es producto de una alteración genética de carácter autosómico recesivo, debido fundamentalmente a una mutación genética localizada en el cromosoma 1, en la ubicación 1q21 (Ibarra-Lúzar, Ferández Bravo, Villelabeitia-Jaureguizar, Arjona-Carmona y Bermejo-Fernández, 2006).

Además de la sospecha clínica, en el diagnóstico de la enfermedad de cori son esenciales las pruebas de laboratorio, como la biopsia hepática, las técnicas himnunohistoquímica, entre otras pruebas bioquímicas (Cosme, Moltalvo, Sánchez, Ojeda, Zapata, Bujanda, Gutiérrez y Arenas, 2005).

Finalmente, el tratamiento se basa en el control de las consecuencias médicas. Lo más habitual es la planificación dietética para el mantenimiento de los niveles de glucosa en el organismo (Duke University Health System, 2013).

La enfermedad de Cori o glucogeneosis tipo III, es una patología genética causada por una acumulación anormal de glucosa (azúcares) en diferentes órganos del cuerpo, a través un complejo denominado glucógeno (Genetics Home Reference, 2016).

Así, la enfermedad de Cori se clasifica dentro de un grupo e trastornos metabólicos denominados en su conjunto como glucogénesis.

A pesar de que se han identificado numerosos subtipos de glucogénesis, todas ellas se deben a un trastorno en el metabolismo del glucógeno (Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010).

El glucógeno es un compuesto bioquímico que está presenten en nuestro organismo y, cuya función esencial es la reserva energética. Específicamente, es la forma en la que se almacena la glucosa en diferentes órganos, especialmente en los músculos y el hígado, además de otro tipo de tejidos ricos en glucógeno como los cardiacos (Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010).

Además, las funciones específicas de este compuesto pueden variar en función el tejido en el que se encuentre ubicado Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010):

– Hígado: la glucosa accede a través del torrente sanguíneo a las células hepáticas. Así, tras la ingesta de alimento se almacena en forma de glucógeno en
diferentes áreas hepáticas.

En este sentido, cuando el nivel de azúcares en sangre se reduce, el glucógeno almacenado libera glucosa hacia el torrente sanguíneo y así el resto de órganos reciben el aporte necesario para su funcionamiento eficiente.

Músculos esqueléticos: en el caso de la estructura muscular, el glucógeno se emplea a nivel local para obtener la energía necesaria durante los esfuerzos físicos.

Por tanto, para que nuestro organismo tenga la capacidad de trasformar el glucógeno en glucosa para obtener sustrato energético, es fundamental que intervengan diferentes enzimas, como las hexicinasas (Labrune, Trioche Ebershweiler, Mollet Boudjemline, Hurbert Buron y Gajdos, 2010).

Así, en el caso de la enfermedad de Cori, las características de su curso clínico se derivan de la presencia de alteraciones tanto en el almacenamiento como en la degradación del glucógeno, afectando así mismo a las enzimas que intervienen en este proceso.

Concretamente, la glucogénesis tipo II o enfermedad de Cori, fue descrita inicialmente por Sanapper y Van Creveld, en el año 1928. Sin embargo, no fue hasta 1956, cuando Illingworth y su grupo de trabajo, describieron el defecto enzimático que da origen a esta patología (Cosme, Montalvo, Sánchez, Ojeda, Torrado, Zapata, Bujanda, Gutiérrez y Arenas, 2005).

La cirrosis puede ocurrir en cualquier situación donde hay agresión prolongada al hígado. El consumo excesivo de alcohol y las hepatitis virales crónicas son las causas principales, pero no son las únicas.

A continuación, vamos a hablar brevemente de las principales causas de la cirrosis hepática.

a) Cirrosis alcohólica

La cirrosis alcohólica es una causa común y prevenible de la cirrosis. El consumo diario y prolongado de alcohol puede llevar al desarrollo de daños permanentes al hígado.

El consumo diario de aproximadamente 3 vasos de cerveza o 2 copas de vino ya es un volumen suficiente como para causar daño hepático, especialmente en las mujeres, que son más susceptibles a daños hepáticos por el alcohol.

El consumo regular de alcohol conduce a la estenosis hepática, también conocida como hígado graso, que puede evolucionar a la hepatitis alcohólica y, finalmente, a la cirrosis e insuficiencia hepática.

b) Hepatitis virales

Las hepatitis virales crónicas, especialmente las hepatitis B y C, son causas comunes de lesiones en el hígado, que pueden llevar a la cirrosis después de años de enfermedad activa. A menudo, el paciente no sospecha incluso ni siquiera desconfía ser portador de estos virus; solamente acaba descubriendo muchos años después, cuando los síntomas de la cirrosis comienzan a manifestarse.

Explicamos detalladamente las hepatitis B y C en los siguientes artículos:

c) Hepatitis autoinmune

La hepatitis autoinmune es una forma de lesión hepática en la que nuestro cuerpo comienza inadecuadamente produciendo anticuerpos contra las células del propio hígado, como si este fuera un atacante, un cuerpo extraño que no pertenece a nosotros.

Explicamos el concepto de enfermedad autoinmune en el siguiente artículo: ENFERMEDAD AUTOINMUNE – Causas y Síntomas.

d) Esteatosis hepática no alcohólica

El consumo excesivo de alcohol es una de las causas más comunes de esteatosis hepática, pero no es la única. Obesidad, diabetes, malnutrición y algunos medicamentos también pueden causar esteatosis, que en grados más avanzados puede evolucionar a la esteatohepatitis y, posteriormente, a la cirrosis.

Explicamos la esteatosis hepática en el siguiente artículo: HÍGADO GRASO – Esteatosis Hepática.

e) Cirrosis biliar primaria

La cirrosis biliar primaria, que también es una enfermedad de origen autoinmune, es una forma de lesión hepática en la que el proceso se inicia por la destrucción de las vías biliares.

f) Otras enfermedades que pueden causar cirrosis

  • Hemocromatosis.
  • Enfermedad de Wilson.
  • Deficiencia de alfa-1 antitripsina.
  • Fibrosis cística.
  • Colangitis esclerosante primaria
  • Hepatitis por drogas o medicamentos.

Para una mejor comprensión, podemos dividir los síntomas de la cirrosis entre los causados por insuficiencia hepática y aquellos causados por hipertensión portal.

¿Qué es hipertensión portal?

Toda la sangre desde el sistema digestivo (estómago, intestinos, páncreas…) y del bazo pasa obligatoriamente por el hígado antes de dirigirse al resto del cuerpo. Todas las venas de estos órganos fluyen en una sola gran vena llamada circulación portal o vena porta.

La existencia de la circulación portal asegura que todas las sustancias absorbidas por el tracto gastrointestinal pasen primero por el hígado antes de caer en la circulación sistémica. Esto significa que todas las sustancias que son digeridas y absorbidas por el sistema digestivo sean llevadas al hígado para ser metabolizadas antes de dirigirse al resto del cuerpo.

El paciente cirrótico tiene un hígado lleno de fibrosis, que puede causar la obstrucción de la llegada de al hígado por la circulación portal. Generalmente, cuánto más extensa es la cirrosis, mayor es la obstrucción a la sangre que viene a través de la vena porta. Cuando la sangre viene desde los órganos abdominales, encuentra un obstáculo al su flujo, la presión en la vena porta aumenta y da inicio a un proceso denominado hipertensión portal.

a) Circulación colateral

Cuando se obstruye el flujo de sangre, ella necesita encontrar una manera alternativa para seguir fluyendo. Si hay una obstrucción adelante, la única manera es volver y buscar otras venas.

La vena porta es bien calibrosa y soporta grandes flujos de sangre. Lo mismo no ocurre con las venas del resto del sistema digestivo. Cuando la sangre que debería ser drenada por la vena porta comienza a volver en gran número por venas colaterales, estas se dilatan formando varices.

El paciente con cirrosis suele tener las venas abdominales bien nítidas, porque reciben grandes volúmenes de sangre que vienen desde la vena porta bloqueada. Pero estas venas dilatadas no aparecen solamente en los vasos más superficiales en la piel; también aparecen en los órganos, especialmente en el estómago, intestino y esófago, lo que lleva a la formación de varices en estos órganos.

b) Hemorragia digestiva

La presencia de varices en el estómago y en el esófago es un factor de riesgo para hemorragias. Los vasos sanguíneos de estos órganos no están preparados para recibir un flujo tan grande ni una presión sanguínea elevada y pueden romperse espontáneamente.

Las hemorragias digestivas de las varices esofágicas suelen ser dramáticas, con pérdidas masivas de sangre a través de vómitos. El paciente vomita sangre viva y en gran cantidad.

c) Esplenomegalia (bazo agrandado)

El aumento de la presión de la sangre en el bazo lleva al agrandamiento de su tamaño, haciéndolo fácilmente palpable al examen físico. Llamamos esplenomegalia a este agrandamiento del bazo. La sospecha de cirrosis ocurre, frecuentemente, cuando al examen físico detectamos un bazo aumentado de tamaño.

Etapa 0: hígado normal
Etapa 1: fibrosis leve, ampliación del portal hepático como resultado de la fibrosis.
Etapa 2: fibrosis moderada, los tejidos fibrosos han salido de la zona hepática y forman puentes entre las áreas del portal.
Etapa 3: fibrosis severa, puentes fibrosos se forman entre las áreas del portal en el hígados y las venas del centro.
Etapa 4: cirrosis.

La fibrosis hepática se sospecha si los pacientes han conocido la enfermedad hepática crónica (por ejemplo, la hepatitis C crónica viral y la hepatitis B, enfermedad hepática alcohólica) o si los resultados de las pruebas de función hepática son anormales; en tales casos, se realizan pruebas para comprobar si hay fibrosis y, si está presente la fibrosis, para determinar su gravedad (etapa).

El conocimiento del estado de fibrosis puede guiar las decisiones médicas.

Las pruebas usadas para el estudio de fibrosis incluyen pruebas no invasivas de imagen, análisis de sangre, biopsia hepática, y nuevas pruebas que evalúan la rigidez del hígado.

Pruebas de imagen no invasivas – incluyen la ecografía convencional, TC y RM, deben incluir vistas en sección transversal. Estas pruebas pueden detectar indicios de cirrosis y la hipertensión portal, como esplenomegalia y varices. Sin embargo, no son sensibles para la fibrosis moderada o incluso avanzada si la esplenomegalia y varices están ausentes.

Las nuevas tecnologías pueden aumentar la precisión de la ecografía y la resonancia magnética para detectar la fibrosis o cirrosis temprana; que incluyen la Elastografía por resonancia magnética, y las imágenes impulso de fuerza de radiación acústica.

Para estas pruebas, vibraciones acústicas se aplican al abdomen con una sonda. La rapidez que transmiten estas vibraciones a través del tejido del hígado mide una indicación de la rigidez del hígado.

La biopsia hepática sigue siendo el estándar de oro para el diagnóstico de la fibrosis hepática y para el diagnóstico de la enfermedad hepática subyacente que causa la fibrosis.

Sin embargo, la biopsia hepática es invasiva, lo que resulta en un riesgo de 10 a 20% de complicaciones menores (por ejemplo, dolor después del procedimiento) y un riesgo de 0,5 a 1% de complicaciones graves (por ejemplo, sangrado significativo).

Los análisis de sangre incluyen paneles disponibles en el mercado que combinan marcadores indirectos (por ejemplo, bilirrubina sérica) y marcadores directos de la función hepática.

Los marcadores directos son sustancias que intervienen en la patogénesis de la deposición de la matriz extracelular o citoquinas que inducen la deposición de matriz extracelular.

Estos paneles son los más utilizados para distinguir entre 2 niveles de fibrosis: ausente a mínimo vs moderada a grave; no distinguen con precisión entre los grados de moderada a severa.

Por lo tanto, si se sospecha de fibrosis, un enfoque es comenzar con uno de estos paneles y luego hacer la biopsia hepática sólo si el panel indica que la fibrosis es de moderada a severa.

Debido a que la fibrosis representa una respuesta al daño hepático, el tratamiento primario debe centrarse en la causa (la eliminación de la base de la lesión del hígado).

Dicho tratamiento puede incluir la eliminación de virus de la hepatitis B o el virus de la hepatitis C en la hepatitis viral crónica, la abstención de alcohol en la enfermedad hepática alcohólica, la eliminación de metales pesados como el hierro en la hemocromatosis o cobre en la enfermedad de Wilson, y descompresión de los conductos biliares en la obstrucción biliar.

Tales tratamientos pueden detener la progresión de la fibrosis y, en algunos pacientes, también revertir algunos de los cambios fibróticos.

Los tratamientos para revertir la fibrosis son generalmente demasiado tóxicos para su uso a largo plazo (por ejemplo, corticosteroides, penicilamina) o no tienen una eficacia probada (por ejemplo, colchicina).

Otros tratamientos antifibróticos están bajo estudio. El uso simultáneo de múltiples fármacos antifibróticos en el tiempo puede resultar más beneficioso.

Dentro de los principales síntomas de un problema de hígado están: problemas digestivos constantes, abdomen inflamado, nauseas, estreñimiento, coloración amarillenta de piel y ojos, entre otros síntomas que sin duda, podrán ser señal de algún problema hepático.

Desarrollar problemas en el hígado puede tener diversos orígenes, ya sea que sea por llevar una mala alimentación, herencia familiar, abuso en la ingesta de alcohol, problemas metabólicos, entre otras posibles causas, pero sin duda, el organismo tiene una forma de mostrar que algo no funciona bien, y esto es como los síntomas.

Como ya es sabido, el hígado es uno de los órganos más indispensables para el organismo. Tiene múltiples funciones dentro de él, dentro de las principales están depurar el cuerpo, interviene en el metabolismo, almacena vitaminas, funciones vitales e indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

Para poder diagnosticar un problema de hígado, lo primero que el especialista nota y observa son los síntomas que se están presentando. Manifestarlos, es la forma en que el cuerpo expresa que algo no funciona bien dentro de él, es importante conocer estos síntomas.

Aquí, se enumeran 9 de algunos de los síntomas más comunes de un problema de hígado:

La ictericia es una condición del organismo en que la piel y las partes blancas de los ojos, tienen un color amarillento. La causa de la ictericia es el exceso de bilirrubina (sustancia química de color amarillo que contiene la hemoglobina, la sustancia que es la encargada de transportar oxígeno a los glóbulos rojos). La ictericia se puede presentar a cualquier edad, su origen principalmente es la causa de un problema de hígado, relacionándose con la hepatitis y cirrosis. También puede haber otras razones por las que se presenta, ya sea por padecer enfermedades de la sangre, síndromes genéticos, etc. si observas un cambio de coloración en tu piel u ojos, y si ésta es amarilla acude de inmediato al médico, para conocer la causa que la está originando.

Aunque a veces es difícil detectar si duele o no el hígado, una de los síntomas más característicos de que hay una alteración hepática es que se sufra de un abdomen hinchado, y esto comienza con dolor situado justo debajo de las costillas, pudiendo a veces también doler la espalda. Si es muy recurrente esta hinchazón o distensión, puede deber a la ascitis (es una acumulación de fluido causada por la fuga de sustancias del hígado e intestinos) y que se acompaña de hipertensión, y alteración en la respiración. Sin embargo, para poder descartar que se trate de realmente un problema hepático, es necesario acudir al médico.

Si se presentan náuseas, mareos, vómito, dolor abdominal, son síntomas claros de que algo no funciona bien, y esto puede estar directamente relacionado con algún problema de hígado, sin duda, para poder descartar esto con toda seguridad, es necesario que si persisten los síntomas, será necesario un examen físico, de sangre o según lo sugiera el médico. Ya que a veces lo síntomas que se han mencionado, puede estar relacionado con la hepatitis A.

Si inesperadamente se ha ido perdiendo el apetito, esto puede relacionarse con algún problema de hígado, por ello, es uno de los síntomas que no debe ser tomado a la ligera, no es nada normal perder el apetito de un día a otro, puede haber detrás alguna razón más seria por lo que esto ocurre. Este síntoma puede estar acompañado, por pérdida de peso.

Otro de los síntomas de un posible problema de hígado, es experimentar el cansancio o fatiga crónica, es decir que aunque se descanse o se trate de comer bien, se siga teniendo mucho cansancio, y que además haya debilidad. Comúnmente, no se le da la importancia debida, ya que se relaciona con la carga de trabajo, o actividades que se han realizado, pero puede tratarse de un problema de hígado.

Si se han notado cambio en la frecuencia de las deposiciones o bien, éstas son claras, significa que hay un problema de hígado, y por ello, no sólo se debe observar con qué frecuencia sucede, sino que además se debe acudir con el especialista lo antes posible, a veces este síntoma se relaciona mucho con el síndrome de colon irritable, pero también puede estar asociado con problemas hepáticos.

El cosquilleo, picazón o irritación en la piel, es uno de los síntomas asociados con un problema de hígado, además éste síntoma se relaciona con toda una serie de afecciones, pero en el caso de un problema hepático, el prurito puede ser originado por una sustancia química en la bilis, que se acumula en el flujo sanguíneo, resultado de una excesiva presencia de toxinas en el cuerpo, y que el hígado no puede depurar, y esto, se manifiesta con picazón en toda la piel del cuerpo.

La excesiva temperatura corporal, puede ser un síntoma relacionado con un problema de hígado, y se manifiesta ya sea con sudoración o fuerte transpiración, malestar en general, sin duda, el organismo por medio de este síntoma, manifiesta claramente que hay presencia de una infección o inflamación, por ello, no debe faltarse por alto esto, no auto-medicarse. Si se observa que hay cambios frecuentes en la temperatura corporal, hay que acudir con el médico, quien tras un examen exhaustivo, conocerá cual es la causa.

Esto significa que hay poca glucosa, una forma de azúcar, en la sangre. Ante un problema de hígado, los niveles de azúcar en la sangre son inestables. Esto puede ser causa, de un hígado que está irritado, este nivel bajo de glucosa, puede manifestarse con dolores de cabeza, jaquecas, mareos, fatiga, o ansiedad por estar ingiriendo alimentos ricos en azúcar.

Ver también:

Aunque se conozcan los síntomas relacionados con un problema de hígado. Es necesario, acudir con el médico o especialista en cuestión, para poder recibir la atención, orientación y oportuno diagnóstico y tratamiento.

Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de NAFLD incluyen:

La falla aguda del hígado suele desarrollarse repentinamente. La persona experimenta problemas en el funcionamiento de su hígado en cuestión de semanas o incluso días. Suele suceder sin la aparición de síntomas previos. Las causas más comunes se dan por envenenamiento por hongos, por un virus o por una sobredosis de droga.

La falla crónica del hígado se desarrolla gradualmente. Pueden pasar meses o años antes de que notes algún síntoma.La falla crónica del hígado sucede a causa de la cirrosis después de un largo periodo de alcoholismo. Otras causas de esta condición son:

La falla en el hígado puede ser difícil de diagnosticar pues los signos iniciales son los mismos que surgen en otras enfermedades. Estos son algunos de ellos:

Cuando la falla en el hígado progresa, los síntomas se vuelven más severos:

-Moretones repentinos o sangrado.

La falla del hígado es una emergencia médica, así que si tienes algunos de estos síntomas, busca ayuda de un profesional inmediátamente. En muchas ocasiones, la falla del hígado puede revertirse. Sin embargo, en algunos casos se necesita de un transplante.

No siempre se puede prevenir la falla del hígado, pero sí se pueden reducir los riesgos.

Aquí te dejamos algunos tips para cuidar de tu hígado:

1. Sigue las instrucciones de tus medicamentos: Si los tomas, presta atención a la dosis que te manda el doctor y no tomes demasiados. Si ya has tenido problemas con tu hígado, consulta siempre a tu médico antes de consumir medicinas.

2. Infórmale a tu doctor sobre tus medicamentos: La cuestión es que incluso los medicamentos que no necesitan preescripción o los naturistas pueden interferir y causar problemas en tu hígado.

3. Lava tus manos adecuadamente: Hay gérmenes que son peligrosos y se esparcen a través de las manos.

4. Asegúrate de usar protección durante las relaciones sexuales.

5. No comas hongos silvestres.

6. Ten cuidado con los aerosoles, cuando los uses, asegúrate de que estás en un área ventilada o usa una máscara.

7. El abuso del alcohol puede causar daño en el hígado y muchas veces, es irreversible.

Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.

Hígado inflamado es un término comúnmente utilizado para un hígado que ha crecido hasta un tamaño anormal. También se puede llamar hígado agrandado. El término médico es hepatomegalia. Un hígado hinchado no se considera una enfermedad, pero es más bien un síntoma de algún trastorno subyacente como cirrosis, hepatitis, enfermedad hepática grasa o cáncer.

Por lo general, no hay hinchazón de los síntomas del hígado hasta que la enfermedad o condición que causa hinchazón llega a una etapa grave. Para entonces, probablemente ha habido daño hepático significativo. Si los síntomas se ignoran o no se tratan en este punto, la insuficiencia hepática podría eventualmente convertirse en una realidad. La insuficiencia hepática es fatal sin un trasplante de hígado.

Si experimenta cualquiera de los síntomas descritos a continuación, informe a su médico de inmediato. Sólo él o ella está capacitado para hacer un diagnóstico. La información presentada aquí tiene como único propósito darle un conocimiento básico e introductorio de los síntomas de inflamación del hígado para que pueda discutirlos con su médico.

Una vez más, si el hígado está sólo ligeramente hinchado, es probable que no haya síntomas en absoluto. Pero si el hígado está muy hinchado, pueden aparecer varios síntomas que apuntan a problemas en el hígado.

♦ La ictericia es la más prominente de éstos. La ictericia ocurre debido a una acumulación anormal de un pigmento biliar conocido como bilirrubina en la sangre. Esta acumulación de bilirrubina hace que la piel y los blancos de los ojos parezcan amarillos.

♦ Los sentidos de la vista y el olfato pueden ser aumentados cuando usted tiene un hígado hinchado. Los olores que nunca le molestaron antes pueden ser repentinamente desagradables, incluso ofensivos. Los pacientes con problemas hepáticos suelen reportar reacciones especialmente fuertes a ciertos olores químicos como productos de limpieza para el hogar e insecticidas.

♦ Otro síntoma del hígado inflamado que normalmente no ocurre con otras enfermedades es una sensibilidad angustiante a la luz. Esto se conoce como fotofobia. Cabe señalar que a diferencia de muchas otras fobias, la fotofobia no es un miedo a la luz, así como es una reacción física a la luz que perjudica a los ojos. La fotofobia puede ser un síntoma de otros problemas, pero cuando se combina con otros signos de hinchazón del hígado, a menudo ayuda a confirmar un diagnóstico.

♦ Alguien con inflamción del hígado también es probable que experimente sentimientos ocasionales, incluso frecuentes de plenitud en la parte inferior del estómago y las zonas abdominales superiores. Esto puede suceder a pesar de que el paciente come muy poco, y de hecho, tiene una inusual falta de interés en la comida y la alimentación. Un apetito reducido es un signo común de hinchazón del hígado.

♦ Los músculos dolorosos y las articulaciones son también típicos. Alguien que está envejeciendo fácilmente podría confundir estos síntomas con la aparición de la artritis.

Es probable que haya cambios notables en los movimientos intestinales. Cuando tiene hinchazón del hígado, puede experimentar episodios de diarrea o estreñimiento. El color de su orina también probablemente cambiará, llegando a ser oscuro o nublado.

Si usted tiene una tos persistente a pesar de que no tiene síntomas de una infección respiratoria o alergias, podría ser un síntoma de inflamación del hígado. Sin embargo, tenga en cuenta que si está tomando un medicamento para la presión arterial, puede tener una tos leve pero persistente como efecto secundario. La fatiga y una sensación de cansancio constante son también síntomas de hinchazón del hígado. A veces pueden acompañarse de náuseas, vómitos y una fiebre ocasional.

Ciertos trastornos o afecciones hepáticas se consideran signos de inflamación. Incluyen:

♦ Colestasis, una condición que ocurre cuando la bilis que fluye del hígado está obstruida,
Hipertensión portal o presión arterial alta en la vena porta, que transporta la sangre entre los intestinos y el hígado,
Ascitis, que es una acumulación de líquidos en la zona abdominal, y
La encefalopatía hepática, que causa la reducción de la función cerebral debido a una acumulación de sustancias tóxicas en el cuerpo que normalmente son eliminados por el hígado.

Si usted tiene un hígado inflamado que está en las primeras etapas, la única manera de saberlo es a través de pruebas. Su médico puede sugerir pruebas de función hepática que pueden detectar la inflamación del hígado mucho antes de que aparezcan síntomas físicos. Estas pruebas pueden ser una valiosa herramienta para asegurar que su hígado es saludable y una señal de que necesita hacer algunos cambios en su estilo de vida o recibir tratamiento si fuere el caso.

Si este artículo te ha sido de provecho, compártelo por favor en tus redes sociales. Igualmente, si tienes alguna observación o recomendación sobre el tema de Los Síntomas De Un Hígado Inflamado, puedes hacérnoslo saber desde la sección comentarios.

Hígado graso SymptomsDifferent etapas de la enfermedad de hígado graso pueden mostrar algunos síntomas que van de leves a severos. Cubierta aparece a continuación encontrará más información acerca de la misma.

La hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano. Es responsable de controlar y mantener una buena tasa de metabolismo en el cuerpo. Diversas funciones del hígado incluyen la ruptura de las grasas, proteínas y carbohidratos en la comida. Además de estos, el hígado actúa como un agente de desintoxicación en nuestro cuerpo ayudando a deshacerse de los residuos tóxicos. El hígado es un órgano elástico e incluso después de que pierde algunas de sus células, debido a las enfermedades, que funciona en su mejor momento. Sin embargo, la enfermedad de hígado graso puede causar daños permanentes en el hígado, si no se controla por un largo tiempo.

El hígado graso es generalmente de dos tipos de alcohol y sin alcohol. Esto se debe a que esta enfermedad está causada mayormente por el alcoholismo. Cuando hay una acumulación de una gran cantidad de grasa en el hígado, sin ningún tipo de inflamación, es calledsteatosis. Sin embargo, cuando el hígado graso se acompaña de inflamación o las células del hígado están dañadas, es calledsteatohepatitis. Si thesteatohepatitisis no causada por el consumo de alcohol, se le llama orsteatohepatitis hígado graso no alcohólico.

La diabetes, la obesidad y el consumo incontrolado de alcohol se citan como las razones principales para la mayoría de los casos de hígado graso en y alrededor de los EE.UU.. Trastornos hereditarios del metabolismo, la incapacidad de resistir la insulina y los niveles altos de triglicéridos en la sangre también son algunas de las causas de hígado graso.

En las etapas iniciales, la enfermedad pasa desapercibida y esto aumenta las complicaciones a medida que evoluciona más en un problema importante. Varios síntomas comúnmente observados de enfermedades del hígado graso son:

Pérdida de peso irregular

Lapsus de memoria y el olvido

Dolor debajo de la caja torácica

El problema con el hígado graso es que casi no hay síntomas en las etapas iniciales de esta enfermedad. Una vez que el problema de la grasa dolencia hepática viene a la luz, es obligatorio tomar las precauciones necesarias. El diagnóstico consiste en ir por los análisis de sangre, TAC (tomografía axial computarizada), MRI (imágenes por resonancia magnética) y la biopsia hepática. Los análisis de sangre ayudan a los expertos médicos para determinar las posibles causas de hígado graso en el período inicial de la enfermedad. Por ejemplo, a través de un análisis de sangre se puede comprobar si la persona está sufriendo de cualquier tipo de inflamación en el hígado. Esto ayuda a reducir el riesgo de enfermedad de hígado graso severo y otros problemas relacionados, como encontrar los síntomas de la cirrosis hepática.

La colangiohepatitis no es otra cosa que una inflamación de las vías biliares o tejidos circundantes, que provocan su obstrucción y paso de ácidos biliares al torrente sanguíneo (lo que daría una hiperbilirrubinemia que desembocaría en la coloración amarillenta de las mucosas corporales).

Es causada por infecciones bacterianas intestinales que “ascienden” por las vías biliares provocando su irritación (colangitis) e incluso hepatitis secundaria (colangiohepatitis), fibrosis del hígado por culpa de la inflamación e hipertensión venosa (portal) por la fibrosis del tejido (recordemos que como “filtro” que es, por hígado pasan importantes venas orgánicas), aunque se pueden dar formas autoinmunes donde el la irritación se da por la infiltración de células del sistema defensivo del propio organismo.

Su tratamiento se basa en localizar la causa primaria y tratarla (si es infecciosa antibióticos, en formas autoinmunes o combinación de ambas pueden ayudar ciertos antiinflamatorios corticoesteroides), y minimizar sus consecuencias usando moduladores de la secrección biliar, antifibróticos y ciertos aminoácidos que ayuden a su regeneración.

Y por supuesto, cerciorarse que el gato se alimenta adecuadamente para que secundariamente no se produzca una lipidosis…

los gatos son animales "equilibrados"; unos más que otros

Por supuesto estas no son las únicas enfermedades hepáticas que se dan en los felinos. Hepatitis autoinmunes o idiopáticas, tumorales, tóxicas, etc. también se dan en nuestros gatos, pero la incidencia es mucho más puntual.

Metabolizar los alimentos, propiedades digestivas

Ictericia o color amarillento de la piel y del blanco del ojo

Los tumores son masas de tejido anormales que se forman cuando las células comienzan a reproducirse con una frecuencia anormalmente elevada. En el hígado, se pueden desarrollar tumores no cancerosos (benignos) y tumores cancerosos (malignos).

Los tumores no cancerosos (benignos) son bastante comunes y normalmente no producen síntomas. A menudo, no se diagnostican hasta que se realiza una ecografía, tomografía computarizada (su sigla en inglés es CT) o un examen de imágenes por resonancia magnética (su sigla en inglés es MRI). Existen varios tipos de tumores del hígado benignos, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Adenoma hepatocelular
    Este tumor benigno suele desarrollarse con mayor frecuencia en las mujeres en edad fértil. La mayoría de estos tumores no son detectados. A veces, un adenoma se rompe y sangra dentro de la cavidad abdominal; en cuyo caso, es necesario someterse a una cirugía. Muy raramente un adenoma puede volverse canceroso.
  • Hemangioma
    Este tipo de tumor benigno es una masa de vasos sanguíneos anormales. Hasta un cinco por ciento de los adultos tiene pequeños hemangiomas hepáticos que no causan síntomas. Normalmente no requieren tratamiento. A veces, los bebés con hemangiomas hepáticos grandes requieren cirugía para prevenir posibles problemas de coagulación e insuficiencia cardiaca.

Los tumores cancerosos (malignos) del hígado se originan en el hígado (cáncer primario del hígado) o bien, se propagan a partir de cánceres localizados en otras partes del cuerpo (cáncer metastásico del hígado). La mayoría de los tumores cancerosos del hígado son metastásicos.

También llamado carcinoma hepatocelular, es la forma más común de cáncer primario del hígado. La infección crónica con hepatitis B y C aumenta el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer. Entre otras causas, se incluyen las sustancias cancerígenas (que causan cáncer), el alcoholismo y la cirrosis del hígado crónica.

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de un hepatoma. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor abdominal.
  • Pérdida de peso.
  • Náusea.
  • Vómito.
  • Masa de gran tamaño que se puede palpar en la parte superior derecha del abdomen.
  • Fiebre.
  • Ictericia - color amarillo de la piel y de los ojos.

Los síntomas de un hepatoma pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos de diagnóstico para un hepatoma del hígado pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de la función del hígado - serie de exámenes de sangre especiales que pueden determinar si el hígado funciona correctamente.
  • Ecografía (También llamada sonografía.) - técnica de diagnóstico de imágenes que usa ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos. Las ecografías se usan para visualizar los órganos internos del abdomen como hígado, bazo y riñones, y para evaluar el flujo sanguíneo a través de varios vasos.
  • Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT.) - este procedimiento de diagnóstico por imagen utiliza una combinación de tecnologías de rayos X y computadoras para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido graso y los órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que los rayos X regulares.
  • Arteriografía hepática - serie de rayos x tomados después de inyectar una sustancia en la arteria hepática.
  • Biopsia del hígado - procedimiento en el que se toman muestras de tejido del hígado (con aguja o durante una operación) para examinarlas con un microscopio.

El tratamiento específico del hepatoma será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Cirugía
    En algunos casos, la cirujía se puede utilizar para extirpar tejido canceroso del hígado. Sin embargo, el tumor debe ser pequeño y limitado.
  • Radioterapia
    La radioterapia utiliza rayos de alta energía para matar o reducir las células cancerosas.
  • Quimioterapia
    La quimioterapia usa drogas anticancerosas para eliminar las células cancerosas.
  • Transplante de hígado

Entre los otros cánceres del hígado primarios menos comunes, se incluyen los siguientes:

  • Colangiocarcinoma - un cáncer que se origina en el revestimiento de los canales biliares en el hígado o en los conductos biliares.
  • Hepatoblastoma - un cáncer en los bebés y niños, que a veces causa la liberación de hormonas que provoca una pubertad precoz.
  • Angiosarcoma - un cáncer raro que se origina en los vasos sanguíneos del hígado.

Cuando un médico diagnostica un cáncer del hígado, el siguiente paso consiste en determinar el alcance de la diseminación de las células cancerosas (un proceso llamado estadificación). El Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) define las siguientes etapas para el cáncer primario del hígado:

El cáncer se encuentra en un solo lugar y puede ser extirpado completamente mediante cirugía.

El cáncer se encuentra en un solo lugar, pero no puede ser extirpado en su totalidad.

El cáncer se diseminó por todo el hígado y otras partes del cuerpo.

El cáncer reaparece después de haber sido tratado.

Se trata del cáncer que se propaga a partir de otras zonas del cuerpo hacia el hígado y suele originarse en los pulmones, las mamas, el colon, el páncreas y el estómago. La leucemia y otros cánceres de la sangre a veces también se propagan hacia el hígado.

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del cáncer del hígado metastásico. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Pérdida de peso.
  • Poco apetito.
  • Hígado agrandado, duro y adolorido.
  • Fiebre.
  • Bazo agrandado.
  • Ascitis - acumulación de fluido en la cavidad abdominal.
  • Ictericia - color amarillo de la piel y de los ojos.
  • Confusión.
  • Somnolencia.

Los síntomas del cáncer del hígado metastásico pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos de diagnóstico para el cáncer del hígado metastásico pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de la función del hígado - serie de exámenes de sangre especiales que pueden determinar si el hígado funciona correctamente.
  • Ecografía abdominal (También llamada sonografía) - técnica de diagnóstico de imágenes que usa ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos. Las ecografías se usan para visualizar los órganos internos del abdomen como hígado, bazo y riñones, y para evaluar el flujo sanguíneo a través de varios vasos.
  • Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT) - este procedimiento de diagnóstico por imagen utiliza una combinación de tecnologías de rayos X y computadoras para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido graso y los órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que los rayos X regulares.
  • Imágenes por resonancia magnética (su sigla en inglés es MRI) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y estructuras internas del cuerpo.
  • Biopsia del hígado - procedimiento en el que se toman muestras de tejido del hígado (con aguja o durante una operación) para examinarlas con un microscopio.

que es el medicamento bactrim

Por otra parte, el etanol provoca graves alteraciones tanto fisiológicas como morfológicas en el organismo del bebedor y constituye un factor de riesgo severo de enfermedades estomatológicas como son el cáncer bucal, las periodontopatías, y en otras enfermedades médicas tales como la hepatitis alcohólica, la cirrosis hepática, el cáncer hepático, así como otras muchas enfermedades que afectan al riñón, al sistema cardiovascular y al sistema inmune, entre otros.

1. Guibert Reyes W, Gutiérrez Díaz I, Martínez Gómez C. Comportamiento ante el alcohol de los estudiantes en las etapas de la adolescencia Rev Cubana Med Gen Integr [citado 17 junio 2011]; 2005;21(1-2). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252005000100006&lng=es&nrm=iso&tlng=es

2. González Menéndez R. Significación médico social y ético-humanística de las drogas Rev Cubana Salud Pública. 2007;33(1).

3. ————. Tabaco y alcohol. Las drogas bajo la piel de cordero. (Editorial) Rev Cubana Med Gen Integr. 2007;23(3).

4. García Gutiérrez E, Lima Mompó G, Aldana Vilas L, Casanova Carrillo, Feliciano Álvarez V. Alcoholismo y sociedad, tendencias actuales. Rev Cubana Med Militar. [citado 17 junio 2011]; 2004;33(3). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0138 -65572004000300007&lng=es&nrm=iso&tlng=es

5. Cabero Álvarez A. Implicaciones socio familiares de la dependencia a alcohol y drogas. Cuad Psiq Comunitaria. 2001;1(1):3749.

6. Oliveira DP, Areco KN, Silveira Filho D. Alcohol y alcoholismo entre adolescentes de la Red Estatal de Enseñanza de Cuiabá, Mato Grosso. Revista de Saúde Pública. 2005;39(4):585-92.

7. Rodríguez Sánchez I, Castillo Ledo I, Torres Lugo DJ, Jiménez Y, Zunita Pacheco D. Alcoholismo y adolescencia. Tendencias actuales. Psiquiatría 2007. [citado 21 junio 2008]. Disponible en: http://www.paidopsiquiatria.com/numero8/art5.pdf

8. Ringold S, Glass RM. Alcohol, abuse and alcoholism. JAMA. 2006;295:2100-11.

9. Robledo de Dios T. Alcohol: tercer factor de riesgo en países desarrollados. Atención Primaria Publicación Oficial de la Sociedad Española de Medicina de la Familia y Comunitaria 2006;38(06):313-15.

10. Simonovis N, Piras R, Delgado P, Pulido P, Llatas I. Salud y alcoholismo en la población del municipio Barute: un estudio epidemiológico. AVFT. 2007;26(1)25-30.

11. Arvers P. Alcohol y problemas relacionados con el alcohol en Francia. Trastornos adictivos. Órgano Oficial de la Sociedad española de Toxicomanías. 2005;7(2):59-68.

12. González Menéndez R. Cómo liberarse de los hábitos tóxicos. Guía para conocer y vencer los hábitos provocados por el café, el tabaco y el alcohol. Rev Cubana Med Gen Integr [serie en la Internet ]. 1995 Jun [citado 2012 Mar 24]; 11(3): 253-284. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21251995000300007&lng=es

13. Méndez JM. Enfoque actual de la adolescente por el ginecólogo. En: Sánchez B, editora. Ginecología Infanto Juvenil. Caracas: Editorial Ateproca; 1997. p. 41-7.

14. Paniagua Repetto H, García Calatayud S, Castellano Barca G, Sarrallé Serrano R, Redondo Figuero C. Consumo de tabaco, alcohol y drogas no legales entre adolescentes y relación con los hábitos de vida y el entorno. Anales de Pediatría 2001;55(02):12128.

15. Garcés Martínez L, Lorente Pomar AB, Morilla Valero C, Vicedo Sánchez VM. Alcoholismo en sociedad. Rev Integral de Enferm. [citado 17 junio 2008]; 2001:59. Disponible en: http://www.enfervalencia.org/ei/anteriores/master02.htm

16. Ruiz Juan F, Ruiz Risueño J . Variables predictoras de consumo de alcohol entre adolescentes españoles. Anales de Psicología 2011;27(2). Disponible en: http://revistas.um.es/analesps/article /view/122971

17. Crews FT, Braun CHJ, Hoplight B. Binge ethanol consumption causes differential brain damage in young adolescent rats compared with adult rats. Alcoholism. Clin Exp Res. 2000;24:1712-23.

18. Obernier JA, Bouldin TW, Crews FT. Binge ethanol exposure in adult rats causes necrotic cell death. Alcoholism. Clin Exp Res. 2002;26:547-57.

19. Bolet Astoviza M, Socarrás Suárez MM. El alcoholismo, consecuencias y prevención. Rev Cubana Invest Bioméd. [serie en Internet]. 2003 Mar [citado 2011 Jul 05]; 22(1): Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864 -03002003000100004&lng=es

20. Figueredo Ruiz E, Carretero Peláez MA, Cerero La Piedra R, Esparza Gómez G, Moreno López LA. Efectos del consumo de alcohol etílico en la cavidad oral: Relación con el cáncer oral. MED Oral. 2004;9(1):29.

21. González Menéndez R, Ochoa Soto R. Complicaciones somáticas en el alcoholismo. En: Compilación de artículos acerca del alcoholismo y su prevención. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1988. p. 27-34.

22. Vamvakas S, Teschner M, Bahner U. Alcohol abuse: potential role in electrolyte disturbances and kidney diseases. Clin Nephol. 1998;49(4):205-13.

23. Pino Hernández B, Rosales Álvarez JM, Cruz Font JD, Leal Ochoa H. Periodontopatías en pacientes alcohólicos. Correo Científico Médico de Holguín. 2008;12(2):1-8.

24. Tezal M, Grossi Sara G, Ho AW, Genco Robert J. The effect of alcohol consumption on periodontal disease. J Periodontol. 2001;72(2):183-89. DOI 10.1902/jop.2001.72.2.183

25. Hornecker E, Muuss T, Ehrenreich H, Mausberg RF. A pilot study on the oral conditions of severely alcohol addicted persons. J Contemp Dent Pract. 2003;4(2):51-9.

26. Novacek G, Plachetzky V, Potzi R, Lentner S, Slaviccek R, Gangl A, et al. Dental and periodontal disease in patients with cirrhosis: role of etiology of liver disease. J Hepatol. 1995;22(5):576-82.

27. Khocht A, Janal M, Schleifer S, Keller S. The influence of gingival margin recession on loss of clinical attachment in alcohol-dependent patients without medical disorders. J Periodontol. 2003;74(4):485-93.

28. Tezal M, Grossi SG, Ho AW, Genco RJ. Alcohol consumption and periodontal disease. The third national health and nutrition examination survey. J Clin Periodontol. 2004;31(7):484-8.

29. Torrungruang K, Tamsailom S, Rojanasomsith K, Sutdhibhisal S, Nisapakultorn K, Vanichjakvong O, et al. Risk indicators of disease in older Thai adults. J Periodontol. 2005;76(4):558-65.

30. Messingham KAN, Faunce DE, Kovacs EJ. Alcohol, injury, and cellular immunity. Alcohol. 2002;28(3):137-49.

Lamentablemente, es una etapa muy avanzada y difícir de salir de ella, aunque no imposible. El alcohólico puede rehabilitarse si el deterioro el deterioro físico, mental y social no son my graves. El alcohólico bebe desde por la mañana. Comienzan las intoxicaciones de alcohol prolongadas y baja la tolerancia. Requiere menos cantidad para intoxicarse. Se observa un marcado deterioro físico y mental. Sufre alucinaciones. Además, el enfermo alcohólico se aisla completamente.

El tratamiento del alcohólico consiste en la confrontación con la realidad, i.e, reconocer el problema del alcoholismo y aceptar la necesidad de ayuda. Es vital la asistencia psicológica, incluyendo la consejería, programas de rehabilitación y la consejería vocacional. La asistencia médica incluye la corrección de problemas de salud crónicos y medicación. Se puede prescribir drogas con el fin de reducir la incomodidad y nerviosidad durante la renuncia al alcohol.
Lo ideal es nunca comenzar. Para para prevenir el abuso del alcohol se recomienda un proceso de educación, que incuya literatura y seminarios. Además, es importante la modificación del comportamiento. Involúcrase en actividades recreativas y deportivas y consuma bebidas no alcohólicas en fiestas. Finalmente, serí bueno ser miembro activo de su comunidad en los esfuerzos para prevenir los problemas de alcoholismo, incluyendo aquellos educativos.

El tabaco y el humo contienen la droga adictiva conocida como nicotina, y una gran cantidad de otros químicos tóxicos y carcinogénicos. La nicotina es un tóxico muy peligroso que con frecuencia se emplea en insecticidas. Reprsenta una droga potente de tipo psicoactiva que afecta el cerebro y altera el humor y el comportamiento.
El humo del tabaco contiene brea, así como otro tóxicos, tales como el monoxido de carbono, formaldehido y benzeno. Cuando el humo se inhala, la nicotina llega al cerebro en cuestiones de segundos, donde actúa como un receptor altamente sensitivo que desencadeda una variedad de respuestas a traves de todo el cuerpo. En primera instancia, aumenta la frecuencia cardíaca y respiratoria. Ocurre una vasoconstricción de los vasos sanguíneos, la circulación periférica se reduce y aumenta la presión arterial. Los fumadores principiante pueden experimenmtar mareo, naúsea y dolor de cabeza. Luego de varios minutos, el fumador puede sentirse deprimido e irritable y tiene el deseo de fumar de nuevo. Ocurre la addición cuando continúa el uso del cigarrillo.
La nicotina puede trabajar como un estimulante o sedante, dependiendo de las circunatancia del fumador. Como un estimulante, la nicotina puede inducir en el fumado un efecto de percepción energética. Por el otro lado, pueda aumentar las ondas alfa en el cerebro y estimular la libreración de endorfinas, produciendo sentimientos de relajación.
El problema principal es el efecto a largo plazo del tabaquismo (véase Tabla 5-1). El fumar representa la causa principal conocida para el cáncer pulmonar y se encuentra vinculado con otros tipos de cáncer. Los fumadores poseen el riesgo de sufrir un ataque cardíaco durante la edad de 30 a 40 años en comparación con los no fumadores. En tre mayor sea la dosis del humo, mayor será el riesgo para una condción crónica incapacitante y degerativa.
Los fumadores de cigarros y de pipa poseen menores tasas de mortalidad que los fumadores de cigarrillo común, pero aún estan en alto riesgo. Posiblememte esto se deba a que los fumadores de cigarros y pipa comunmente inhalan menos humo, de manera que esto disminuye el riesgo. No obstante, el humo del cigarro y pipa pueden contener mayores tóxicos que el cigarrillo. Los fumadores de cigarros y pipas poseen una alto riesgo para el cácer en la región bucal, garganta y laringe en comparación con los fumadores de cigarrillo. Los fumadores de pipa poseen particularmente un alto riesgo de cáncer en los labios.
Todos los fumadores ocasionan la contaminación del aire. El fumador contamina el aire con el humo que éste exhala y con aquel que se produce directamente de la combustión que se produce en el extremo del cigarrillo, cigarro o pipa. La combinacin de estos dos formas contaminates del cigarrillo se conice como humo de "segunda mano". El humo que priviene directamente del cigarrillo es más peligroso que el humo que exhala el fumador debido a que contiene mayores concentraciiones de los 13 corcinógeno. En adición contiene nicotina, brea y monoxido de carbono. El monoxido de carbono se combina con la hemoglobina, lo cual reduce el transporte de oxígeno a través del sistema circulatorio. El enfisema, hipertensión y la bronquitis crónica hansido asociadas con grades dosis de cadmio (un carcinógeno).
El tabaco que se mastica contiene alrededor de siete veces más de nicotina que los cigarrillos. Debido a que este tabaco permaneces en la boca durante un periodo de tiempo prolongado, se absobe más nicotina. Esta forma de tabaco también contiene una mayor concentración de carcinógeno s en comparación con los cigarrillos.
Existe una tendencia sumamente peligrosa de complementar el fumar cigarrillos con alcohol, marijuana y otras drogas peligrosas.
A las personas no fumadoras que respiran el humo de "segunda mano" se les da el nombre de fumadores "pasivos" o "involuntarios". Esta población también puede sufrir una gran variedad de condiciones peligrosas. Las enfermedades que puede producir el humo del cigarrillo en el fumador pasivo incluyen el Cáncer pulmonar, condiciones cardíacas y otros disturbios
La EPA ("Environmental Protection Agency" o la Agencia Protectora Ambiental) publicó los resultados de un estudio concerniente a los efectos pulmonares del fumador pasivo (United States Environmental Protection Agency. Office of Research and Development. "Respiratory Health Effects of Passive Smoking: Lung Cancer and Other Disorders". Washington, D.C., December, 1992. Págs. 1-1 a 1-15). Es estudio reveló que la exposición al humo ambiental del tabaco representa un peligro potencial para la salud en adultos y niños. En los adultos, la exposición al humo ambiental del tabaco representa un carcinógeno pulmonar humano, responsable de aproximadamente 3,000 muertes por cáncer pulmonar anualmente en los Estados Unidos por parte de los no fumadores. Por otro lado, para los niños, la exposición al humo del tabaco se encuentra causalmente asociado con:
un aumento para el riesgo de infecciones en las vías respiratorias superiores, tales como bronquitis y neumonía. En adición, incremenmta la frecuencia de acumulación de líquido en el oído medio, síntomas de irritación en las vías respiratorias superiores, y una reducción pequeña, pero significante, en la función pulmonar. La exposición al humo del tabaco representa un factor de riesgo para la aparición de nuevos casos de asma en niños que no hayan previamente evidenciado síntomas.
Las personas que no fuman y que viven junto a fumadores tienen de 20-30 por ciento de mayor riesgo para morir de enfermedades del corazón en comparación con otras personas que no fuman (Raeburn, Paul. "Riesgoso al Corazón del Ajeno el Humo del Cigarrillo". The Association Press). Según el bioestadístico e investigador Stanton Glantz (Universidad de California, San Francisco) el fumar pasiva-mente causa 32,000 muertes por ataques cardíacos anualmente en Estados Unidos.

Los Efectos Detrimentales para la Salud de los Fumadores

  • Representa una de las primeras causas de muerte prevenibles
  • Representa uno de los principales comportamientos de riesgo que puede poricar cáncer en el pulmón, esófago, riñon, páncreas, cavidad oral, laringe, vegiga urinaria y leucemia.
  • Aumenta el riesgo para una ataque al corazón y para las enfermedes de las arterias coronarias.
  • Incrementa el riesgo de la aterosclerosis
  • El fumar representa un a;to riesgo para adquirir una diabletes tipo II (que surge en la edad adulta).
  • Eleva el riesgo para la úlceras estomacales.
  • Aumenta el riesgo de condiciones pulmonares, tales como asma, bronquitis y enfisema.
  • Para las embrazadas fumadoras, incrementa el riesgo de muerte infantir u otras complicaciones del futuro neonato.
  • Aumenta la suceptibilidad de enfermarse com mayor frecuencia en comparación con los no fumadores.
  • Cada cigarrillo que se fuma le resta un (1) minuto de vida al fumador.
  • Disminuye el colesterol bueno (HDL).

Delineamientos/Recomendaciones para dejar el Vicio del Tabaquismo

Efectos dañinos del tabaquismo. El tabaco es uno de los principales factores de riesgo para diversas enfermedades y la muerte prematura. Además, el tabaco es una de las drogas que crean mayor dependencia. Sabemos que el fumar causa cáncer de los pulmones. También aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, infarto y enfisema. Los cigarrillos, los cigarros, la pipa, el rapé y el tabaco de mascar matan a más de 400,000 personas en Norteamérica cada año. En el tabaco se han encontrado más de 3,000 componentes químicos. Los más importantes por sus efectos son:

  • Nicotina: Representa el constituyente principal que convierte el tabaco en droga.
  • Alquitranes: Constituyen los agentes cancerígenos del tabaco.
  • Monoxido de carbono: Provoca trastornos nerviosos y circulatorios.
Estas sustancias, de forma directa o indirecta, pueden llegar a producir una serie de trastornos, tales como:
  • Cancer del pulmón: La persona que fuma 20 cigarrillos al día, posee 19 veces mayor probabilidad de contraer dicha condición en comparación con los no fumadores.
  • Bronquitis: El 95% de los bronquíticos son fumadores.
  • Infarto al miocardio (corazón): Los fumadores poseen alrededor de 6 veces más probabilidades de contraer dicha condición en comparación con los no fumadores.
  • Ulcera gastro-duodenal: Esto se debe a que el humo de los cigarrillos altera el equilibrio entre las secreciones ácida y alcalina del estomago.
  • Aumento en la presión arterial.
  • Disminución en el impulso sexual.
  • Disminución de la visión y los reflejos.
El tabaquismo produce también los siguientes efectos perjudiciales a la salud:
  • Recuperación lenta: Los fumadores tardan más en recuperarse después de una lesión o cirugía, porque sus heridas y huesos sanan más lentamente. También están más propensos a las complicaciones después de una operación, como la neumonía (por la debilidad de sus pulmones), debiendo quedarse más tiempo en el hospital.
  • Problemas de los ojos: Fumar duplica el riesgo de cataratas, la causa principal de ceguera en todo el mundo. Las cataratas nublan el lente del ojo, siendo necesaria una operación para restablecer la vista.
  • Dificultad de retención de la orina: Se ha demostrado que fumar tabaco aumenta el riesgo de un problema médico particularmente molesto llamado "incontinencia".
  • Dolor de espalda: Al reducir el suministro de oxígeno y nutrientes a los discos que amortiguan la columna, fumar cigarrillos puede deteriorar esos discos (y cuadruplicar el riesgo de tener dolores de espalda. La tos del fumador puede en realidad producir un ataque de dolor de espalda.
  • Arrugas profundas: Los fumadores parecen ser mayores de la edad que tienen. Un estudio reciente ha confirmado que fumar cigarrillos efectivamente acelera el arrugamiento de la piel.
  • Menor eficacia de los medicamentos: Fumar puede interferir con la acción de una gran variedad de medicamentos (incluso de vitamina C) reduciendo su eficacia.
  • Cáncer de la sangre: Fumar aumenta el riesgo del cáncer de los pulmones, de la boca, garganta, laringe, pecho, vegiga, páncreas, hígado, riñones y útero. Estudios recientes revelan, también que el fumar ocasiona leucemia (cáncer de los glóbulos blancos).
  • Presión arterial: Para la mayoría de las personas, la presión arterial aumenta en reacción a la ligera ansiedad que les produce el hacerla medir. En cambio, en el caso de los fumadores, la presión baja (temporeramente) cuando se la miden. Por lo tanto, las lecturas de la presión en los fumadores subestiman los verdaderos niveles que, en realidad, tienden a ser altos.
  • Dolor de pecho: Fumar cigarrillos no sólo constituye el mayor y único factor de riesgo para las enfermedades de corazón, sino que nuevos resultados sugieren que también puede insensibilizar el sistema nervioso, siendo más dificil darse cuenta del dolor de pecho, o angina, una señal de alarma importante de una enfermedad cardíaca.
  • Contracción de las arterias: Las hormonas sexuales en las mujeres normalmente las protegen contra las enfermedades cardíacas antes de la menopausa. Pero, cuando usan tabaco esta gran ventaja "se esfuma". En un estudio reciente se ha descubierto que las mujeres que fuman están sujetas a un alto riesgo de espasmos de las coronarias, o sea, contracción de las arterias del corazón. Si no se trata, este espasmo puede producir un ataque cardíaco (o incluso la muerte).
Las Recompensas de Abandnar el Hábito del Tabaquismo

Nunca es tarde para dejar de fumar. Los beneficios del abandono del hábito de fumar son evidentes desde el momento en que una persona deja dicho vicio. Cuando el fumador dicide alejarse de este peligro hábito, se reducen los riegos para contraer enfermedades del corazón, infartos/ataque cardíacos, bronquitis, enfisema y diversos tipos de cáncer. Puede ser algo dificil los primeros días de no fumar. Ciertamente, aparecen varios síntomas, tales como nerviosismo, fuerte deseo de tabaco, más apetito y más tos que de costumbre.Trate de no frustarse, y piense en los beneficios que se están produciendo en su organismo. Veamos algunos de estos beneficios:

  • Veinte minutos después de la última bocanada, la presión arterial comenzará a bajar hacia un nivel normal, y la circulación en las manos y los pies mejorará.
  • Ocho horas más tarde, el nivel de oxígeno en la sangre habrá subido de vuelta a lo normal, el del anhídrido carbónico habrá bajado.
  • Dentro de las doce horas después de haber fumado el último cigarrillo, su cuerpo comienza a curarse a sí mismo. Los niveles de monoxido de carbono y nicotina en el sistema declinarán rápidamente y el corazón y los pulmones empezarán a reparar los daños causados por el humo de los cigarrillos.
  • En pocos días usted va a advertir cambios notables en su cuerpo. Sus sentidos del olfato y del gusto retornarán. La tos de fumador desaparecerá. El sistema digestivo volverá a la normalidad. Lo que es más importante, usted se sentirá verdaderamente vivo, despejado, lleno de fuerza y energía. Podrá subir una cuesta o las escaleras sin resollar o marearse y se hallará libre del desorden, el mal olor, la inconveniencia, el gasto y la dependencia de los cigarrillos. Un día después comenzará a reducirse el riesgo de un ataque cardíaco.A los tres días de haber dejado de fumar, la respiración será más fácil. El organismo estará desintoxicado de nicotina. El gusto y el olfato serán más afinados.
  • Al mes de una vida libre de tabaco, el ex-fumador se sentirá con más energía.
  • Beneficios a largo plazo. Ahora que ha dejado de fumar, usted ha añadido un número de días saludables y productivos a cada año de su vida. Lo que es aún más importante, usted ha aumentado sobremanera las posibilidades de vivir una larga vida. ha reducido de manera significativa los riesgos de morir a causa de enfermedades del corazón, ataques cardíacos, bronquitis crónica, enfisema y cáncer. Diez años después, el riesgo de morir de cáncer del pulmón será prácticamente igual al de una persona que nunca ha fumado.
  • Síntomas de restablecimiento: Al comenzar a sanearse su cuerpo, es posible que en vez de sentirse mejor, usted se sienta peor. Estos síntomas de privación son en realidad señales de su restablecimiento. Inmediatamente después de dejar el hábito, muchos ex-fumadores experimentan "síntomas de restablecimiento", tales como el aumento temporal del peso corporal causado por la retención de líquidos, irregularidad en los latidos cardíacos y la irritación de las encías o la lengua. Además, es posible que se sienta un poco nervioso o de un humor peor que lo acostumbrado. Se debe comprender que estos efectos son pasajeros y que señalan el comienzo de una vida más saludable para usted. Sencillamente, dejar de fumar es la mejor medicina preventiva.
Guías para Abandonar el Hábito de Fumar

A continuación diez maneras para dejar de fumar ahora mismo:

  • Haga una lista de los motivos por los cuales quiere dejar de fumar, para fortalecer su decisión de abandonar el hábito.
  • Fíjese cuándo y por qué busca un cigarrillo. Trate depensar en otras cosas que podría hacer en su lugar. Esto le ayudará a resistir la tentación de fumar.
  • Hable con su médico sobre la posibilidad de un parche de nicotina: Una alternativa más reciente utilizada como método para dejar de fumar es suministrar nicotina, ya sea a través de goma de mascar o de parchos transcutáneos. Estos productos disminuyen la urgencia que sienten los fumadores cuando los niveles de nicotina en la sangre bajan.
  • Escoja una fecha para dejar de fumar definitivamente.
  • Pida a sus colegas, amigas y familiares que imiten su decisión ese día.
  • Haga todos los esfuerzos por superar los primeros días, que son siempre los más dificiles.
  • Mantenga su boca ocupada con chicle sin azúcar y bocadillos saludables.
  • Manténgase alejado de lugares que lo tienen reservado para fumar.
  • Haga ejercicios estra para mantenerse tranquilo y evita aumentar de peso.
  • Cómprese un regalo con todo el dinero que ya no gastan cigarrillos.
Desde otro enfoque, se describe un método sistemáticp para abandonar el cigarrillo. Cuando se tiene la intensión de dejar de fumar:
  • Busque a alguien que también quiera hacerlo:
  • Apuéstese a un amigo o amiga que uted puede dejar de fumar para la fecha elegida. Todos los días separe una cantidad de dinero igual a la que gasta en cigarrillos, y páguela como multa a quien tomó la apuesta si usted fuma. Invite a su cónyuge o a un amigo a que deje de fumar al mismo tiempo.
  • Cambie de marcas: Compre una marca que no le guste. Dos semanas antes de la fecha clave, cambie a una marca que tenga bajo contenido de alquitrán. Esto le ayudará a reducir la dependencia física que tiene de los cigarrillos.
  • Fume menos cigarrillos: Fume la mitad de cada cigarrillo. Cada día postergue por una hora el momento de encender el primer cigarrillo.Decida fumar solamente durante las horas pares o impares. Tome la decisión de antemano cuántos cigarrillos va a fumar al día. Por cada cigarrillo extra que fume, done un dólar a alguna institución de caridad. No fume inmediátamente al sentir deseos. Espere unos minutos y durante ese tiempo, haga algo diferente de lo que estaba haciendo o, inicie un conversación con alguien.. No compre cigarrillos por caja. Espere a que se le termine una cajetilla antes de comprar otra. No lleve cigarrillos con usted en la casa o en el trabajo. Póngalos donde sean difíciles de alcanzar. Finaslmente, fume solamente bajo circunstancias que resulten un poco desagradables. Por ejemplo: si le gusta fumar en compañia, fume solo. Para romper con el hábito automático, tome nota de cada cigarrillo que fuma, usando la otra mano o poniédolos en un lugar desusado o en bolsillo diferente.
En los próximos párrfos se discutirá un diseño de un programa para dejar de fumar en cuatro semanas. Este plan es indicativo cuando se está a punto de dejar de fumar:
  • Primera semana: Haga una lista de las razones positivas por las cuales desea alejare definitivamente del vicio de fumar hábito. Lea dicha lista diariamente. Envuelva su cajetilla de cigarrillos en un papel sujetado con una goma. Cada vez que fume, anote la hora del día, lo que está haciendo, cómo se siente, y qué importancia tiene para usted ese cigarrillo, en la escala del 1 al 5. Envuelva nuevamente los cigarrillos.
  • Segunda semana: Continúe leyendo a diarios su lista de razónes y añada otras si es posible. No lleve fósforos y mantenga los cigarrillos lejos de su alcance. Todos los días trate de fumar menos cigarrillos, eliminando los más o los menos importantes (según funcione para usted).
  • Tercera semana: Continúe las instrucciones de la segunda semana. No compre una nueva cajetilla hasta que termine la que está usando, ni compre nunca los cigarrillos por caja. Cambie de marca dos veces durante la semana, cada vez escogiendo una marca más baja en alquitrán y nicotina Alguna vez durante la semana trate de dejar de fumar por 48 horas.
  • Cuarta semana: Siga con lo anterior. Aumente su actividad física. Evite situaciones que usted asocia con el fumar. Halle algo que sustituya a los cigarrillos. Cada vez que le den ganas de fumar, haga ejercicios de respiración profunda (véase Capítulo 4).
Inmediátamente después de dejar de fumar, evita la tentación, forme nuesvos hábitos y celebre el progreso. Cuando las ganas lo vuelvan loco:
  • Tenga sustitutos a mano para llevarse a la boca: Por ejemplo: zanahorias, pepinillos encurtados, nueces, manzanas, apio, goma de mascar sin azúcar, entre otros.
  • Respire profundamente diez veces, la última vez aguantando la respiración mientras prende un fósforo. Hágase de cuenta que es un cigarrillo, y aplástelo en un cenicero.
  • Si es posible, dese un baño o una ducha.
  • Aprenda a relajarse rápida y profundamente: Afloje los músculos mientras visualiza una situación agradable y serena y escápese de la realidad por un momento. Concéntrese nada más que en esa imagen serena.
  • Prenda una varita de incienso o una vela en vez de un cigarrillo.
  • No tolere el pensamiento de que "uno no le va hacer daño".
La Cafeína y la Salud

En la actualidad, la cafeína representa la droga más codiciada por las personas. La cafeína es un estimulante, es decir, estimula el sistema nervioso central, lo cual induce inquietud/nerviosismo, demora de la fatiga y un alto estado de alerta mental. Posiblemente esto sea una de las razones porqué muchas persona ingieren café al levantarse por la mañana. Ya sea en el café, té, en las gaseosas de colas (refrescos carbonatados), en la cocoa, o nueces de cola (vease Tabla 6-3) esta sustancia es consumida en grandes cantidades. Muchos medicamentos de contador (no prescritos) contienen cafeína (vease Tabla 6-4). En Puerto Rico, el consumo de esta droga es mayor debido a la forma en que se confecciona nuestro café, el cual se prepara mucho más concentrado (particularmente si es expreso) al comparase con otros países (ejemplo: Estados Unidos continentales). Consencuentemente, la gente ha adquirido una adicción a esta sustancia. Para poder saber si se posee una adicción a la cafeína, simplemente no consuma nada de cafeína por uno o dos días y registre si aparecen los siguientes síntomas: dolores de cabeza, nerviosismo, náuseas u otros que experimente. De esto ser positivo, es decir, de aparecer uno o más de éstos síntomas luego de haber dejado de ingerir cafeína, es muy probable que usted sea adicto a esta sustancia. Desde una
perspectiva global, la cafeína aumenta la frecuencia cardíaca, secreciones digestivas, frecuencia respiratoria, tasa metabólica (metabolismo en reposo o cantidad de energía que require el cuerpo para mantener funcionando los órganos del cuerpo durante el reposo), y el volumen de orina que el
organismo elimina (lo que se conoce como diuresis). Pero no todo es mala noticia. Por ejemplo, el consumo de café luego de una comida coopera en el proceso digestivo de los alimentos. Además,
el consumo de cafeína puede ayudar a respirar mejor los asmáticos. En adicción, todavía no se ha evidenciado científicamente que la cafeína sea considerada como un factor de riesgo principal para las enfermedades del corazón. Más aún, no existe una relación científica convincente entre el consumo de cafeína y el cancer. Aún se investiga si el cancer de la vejiga puede ser ocasionado por la cafeína. No obstante, siempre existen riesgos para que se afecte negativamente la salud al
consumir cafeína diariamente. Los posibles efectos fisiológicos perjudiciales (alternaciones en las funciones normales de los órganos que constituyen el cuerpo humano) agudos (a corto plazo o inmediátos) y crónicos (a largo plazo) de esta sustancia serán descritos a continuación.

Los Efectos Negativos de la Cafeína al Organismo

Existen varios peligros asociados con la ingesta regular de cafeína. En los próximos párrafos habra de ser descrito el efecto dañino de la cafeína sobre el cuerpo humano durante los siguientes estados: 1) en el momento en que uno ingiere cafeína (efecto agudo), y 2) cuando dicho consumo es constante y regular, lo cual puede originar a largo plazo (efecto crónico) ciertas condiciones patológicas (enfermedades). Es importante aclarar que estos efectos varían de persona en persona
(variabilidad biológica), y que muchos de estas consecuencias aún se encuentran bajo investigación, particularmente los efectos crónicos.

Contenido de Cafeína en el Café, Té, Cocoa y Varias Bebidas Carbonatadas

E l abuso de alcohol y tabaco en adolescentes y jóvenes, unido a la precocidad en las relaciones sexuales ha hecho que su repercusión en el embarazo, conocida desde hace más de tres décadas, sea hoy mucho más importante que en tiempos pasados. Aunque muchos de los efectos de estas drogas, legalmente permitidas, pero no por eso menos dañinas para la salud, son conocidos por la ciudadanía, sus efectos sobre el feto y recién nacido normalmente se olvidan con más facilidad. La exposición a drogas tanto lícitas (alcohol y tabaco) como ilícitas (cocaína, narcóticos y opiáceos) es una de las principales causas previsibles de alteración en el desarrollo de los lactantes por causas ambientales. El objetivo de este artículo es resumir la afectación fetal por el tabaco y alcohol, ya que cuanto más se conozcan sus efectos dañinos sobre el recién nacido más sensibilizados estaremos para prevenir esos daños.

El alcohol es mucho más lesivo para el recién nacido que el tabaco, por ello nuestra dedicación a los efectos nocivos del alcohol será el grueso del presente artículo, haciendo posteriormente una breve referencia a los efectos del tabaco, finalizando con un comentario resumen en el que intentaremos reflejar las principales ideas comentadas en el presente texto.


EFECTOS DEL ALCOHOL SOBRE EL RECIEN NACIDO

En 1967 Lemoine y colaboradores describieron las anomalías observadas en hijos de madres alcohólicas; posteriormente, en 1973, Jones, Smith y colaboradores las denominaron síndrome alcohólico fetal (SAF). Las principales características observadas en los niños con SAF son las siguientes: En el 50 a 80% hubo retraso del crecimiento intrauterino, microcefalia, apertura palpebral estrecha, nariz corta y respingona, mandíbula hipoplásica y labio superior fino. También se ha asociado a cardiopatías congénitas, anomalías en extremidades y en la columna vertebral.

2 - Efectos sobre el cerebro.

El efecto del alcohol sobre el cerebro fetal en formación es mucho más nocivo que el efecto sobre el cerebro del adulto. Al perturbarse el cerebro durante un período crítico del desarrollo, se produce una malformación básica en el mismo, al impedirse que las funciones del cerebro sigan sus programas de desarrollo normales. Se puede producir retraso mental en el 80-90% de los niños, observándose en esos niños atrofia cerebral y disminución de las circunvoluciones cerebrales. También pueden presentar problemas del comportamiento diversos, como irritabilidad en el lactante, hiperactividad en el niño y transtornos psicosociales en el adulto. En estudios experimentales en ratas, se ha observado que las que habían sufrido administración de alcohol durante su período fetal no respondían al condicionamiento operante como las ratas que no habían estado bajo el efecto del alcohol.

3- Cantidad de alcohol necesaria para producir las anomalías.

Los efectos teratógenos del alcohol muestran una relación estrecha con la cronología de la ingestión y con el volumen de la misma. La exposición al alcohol en el primer trimestre tiene relación con las anomalías somáticas a nivel de la cara y de las órbitas oculares, durante el segundo y tercer trimestre con el retraso del crecimiento, microcefalia, por disminución del crecimiento cerebral y alteraciones neuroconductuales. A pesar de que las anomalías congénitas producidas por el alcohol sólo se relacionan con consumos intensos del mismo, no existe un volumen seguro por debajo del cual se puede garantizar la ausencia de repercusión en el feto. Este volumen seguro podría ser diferente para unas y otras mujeres. Se considera que con la ingesta diaria de 90 ml de etanol, el 40% de los fetos sufre SAF, entre 60 y 90 ml ocurre en el 20% y entre 30 y 60, en el 10%. Para tener una relación de los ml de etanol con bebidas habitaulmente consumidas hay que tener en cuenta que 23 ml de etanol equivale a 360 de cerveza, a 100-150 de vino y a 45 de licor.


EFECTO DEL TABACO SOBRE EL RECIEN NACIDO

El efecto de la exposición a cigarrillos sobre el feto en desarrollo parece ser subestimado, al menos en la opinión pública.

Según diversos estudios, la mayoría de las mujeres tienen dificultades para abstenerse del consumo del tabaco durante todo el embarazo y rara vez lo logran. La incidencia de tabaquismo en el embarazo es muy elevada; según cifras de EEUU, el 30% de los niños nacen de madres fumadoras y durante el período neonatal, la mitad de los niños están expuestos en su domicilio al humo del tabaco. La nicotina y otros elementos inhalados del humo del tabaco tienen efectos nocivos sobre el feto en desarrollo, en especial sobre el crecimiento fetal, habiéndose notificado mayor número de complicaciones perinatales en madres fumadoras: aborto espontáneo, desprendimiento prematuro de placenta, placenta previa y bajo peso al nacimiento (los niños nacidos de madres fumadoras pesan, un promedio, de 200 gramos menos).

Pero no sólo afecta al crecimiento del organismo, también se han observado efectos nocivos sobre el crecimiento del cerebro. A nivel cerebral se han visto alteraciones en los neurotransmisores cerebrales, aunque la investigación sobre estos aspectos está comenzando en este momento, por lo que en un futuro se conocerán mejor los efectos de la nicotina sobre la estructura del cerebro y su funcionalidad.

Se ha demostrado, asimismo, que el tabaquismo se acompaña de un aumento síndrome de muerte súbita del lactante (muertes inexplicadas de niños entre 1 y 6 meses de vida y en los que, los estudios realizados tras la muerte, no logran averiguar la causa de la misma). El aumento de la incidencia se debe tanto al tabaquismo en el embarazo como al tabaquismo en la lactancia. El profesor Gilbert-Barness, en una serie de recomendaciones para prevenir la muerte súbita del lactante, uno de los consejos, dice lo siguiente: no se debe fumar durante el embarazo y ni se debe consentir que se fume en casa después del nacimiento del niño.

El alcohol es la causa externa evitable más importante de retraso mental en el niño y el tabaco es la causa evitable más importante de problemas durante el embarazo, abortos y partos prematuros.

Las mujeres que deciden tener un hijo deben conocer que deben evitar el consumo de bebidas alcohólicas ya que su consumo puede ocasionar retraso mental y defectos congénitos. Aunque su efecto no es tan importante como el del alcohol deben conocer los perjuicios que el tabaco puede causar a nivel del crecimiento del recién nacido, así como su papel en la mayor incidencia en la muerte súbita del lactante en los primeros meses de vida.

Es un deber de los responsables de la salud tratar de evitar todas las posibles causas previsibles de retraso mental, como son el alcohol y tabaco tomados durante el embarazo, con campañas publicitarias e información adecuadas a la población en general y más concretamente a las mujeres embarazadas y a las jóvenes en edad de procrear.

  • Bell GL, Lau K. Problemas perinatales y neonatales por abuso de sustancias. Clin Pediatr Nort America 1995, 2:247-266.
  • Byrd RS, Howard CR. Childrenґs passive and prenatal exposure to cigarrette smoke. Pediatr Annals 1995: 24(12): 644-645
  • Cruz M, Bosch J. Síndromes Pediatricos. Barcelona, Espaxs Publicaciones Médicas1998, 534-535
  • Eyler FD, Behnke M. Desarrollo temprano en lactantes con exposición a drogas. Clin Perinatol 1999; 1: 105-149
  • Gilbert-Barness E, Barness LA. Causa de muerte súbita: їsíndrome o algo más?. Contemporary Pediatrics 1992; 2:295
  • Jones KL, Smith DW, UllelandCN y cols. Pattern of malformation in offspring of chronic alcoholic mothers. The Lancet 1973, 1267-1271.
  • Lemoine P, Harrousseau H, Borteyru JP y cols. Les infants des parents alcoholiques: anomalies observées. A propos de 127 cas. Arch Fr Pediatr 1967; 25: 830-832.
  • Malanga CJ, Kosofsky BE. Mecanismos de acción de las drogas sobre el cerebro fetal en desarrollo. Clin Perinatol 1999; 1: 17-36.
  • Mitchell EA. Ford RP, Steward AW. Habito de fumar y síndrome de muerte súbita del lactante. Pediatrics (ed Esp) 1993;35:266-269.
Dr. Xabier Hernandorena (Hospital de Baiona) y
Dr. Pedro Gorrotxategi (Centro de Salud de Beraun)

Artículo publicado en Addictus núm. 1,
marzo-abril de 1994.
ISSN 1405-6569

Dr. José Antonio Elizondo López

Desde tiempos inmemoriales, cuando el hombre nómada trocó la lanza de cazador por el arado que lo convirtió en sedentario, la raza humana descubrió que la fermentación de un buen número de los vegetales que cosechaba producía una sustancia agradable al paladar y agradable a la mente, a la que le dio la denominación de alcohol. Y este alcohol fue domesticado por el hombre y lo introdujo en sus casas, en sus costumbres, en sus ritos y en sus comidas. Y he aquí que este alcohol empezó a atrapar las mentes de algunos —que no de todos— que lo consumían y dio lugar a la destrucción de sus familias, de sus cosechas, de su prestigio y de sus vidas. A partir de entonces, la humanidad se ha tornado ambivalente ante el alcohol, al que por un lado aprecia como esa sustancia maravillosa que lo relaja, desinhibe y le permite olvidar sus penas, y por otro lo considera ese terrible fantasma que destruye familias, provoca crímenes y mata a la gente. Pero realmente, qué es el alcoholismo.

Empecemos por la definición y después haremos un pormenorizado análisis de esta definición para que el lector pueda comprender integralmente el fenómeno y no le quede ninguna duda.

Lo que dice la OMS
Ahora, desmenuzaremos y analizaremos exhaustivamente esta definición.

El alcoholismo es una enfermedad crónica, de desarrollo insidioso y evolución progresiva, que se caracteriza por la incapacidad de la persona para controlar su manera de beber, lo que da lugar a que en la mayor parte de las ocasiones el afectado lo haga en forma excesiva y desarrolle problemas en su salud, su familia, su trabajo y en su relación con la sociedad en general. Esta pérdida de control es consecuencia de una dependencia psíquica y física al alcohol que el individuo ha desarrollado por consumirlo en forma frecuente y excesiva durante cierto tiempo y por una predisposición, genéticamente determinada, para la adicción a sustancias.

El alcoholismo antes que nada es una enfermedad: el comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (oms) en el año de 1953 le dio esta categoría, pues reúne los requisitos de un padecimiento humano que puede ser identificado, diferenciado de otros, diagnosticado, pronosticado, tratado, rehabilitado y prevenido dentro de los principios fundamentales del modelo médico.

Apellidos del alcoholismo
Ya fundamentado el porqué el alcoholismo es una enfermedad, pasaremos a abordar su carácter de crónica. No es válido hablar, como se consigna en algunos textos, de Alcoholismo Agudo y Alcoholismo Crónico. No existe el alcoholismo agudo y hablar de alcoholismo crónico es un pleonasmo, pues la sola mención del término alcoholismo lleva implícita su carácter de trastorno crónico. El mal llamado Alcoholismo Agudo se refiere a la intoxicación etílica aguda o borrachera y es importante no confundir estos términos.

El borracho
La borrachera es una intoxicación por consumo excesivo de alcohol. Es cuando una persona llega al estado de ebriedad. Es un cuadro agudo, es decir, una complicación transitoria que tiene unas horas de duración, después de las cuales la persona se restablece completamente.

• La SOCIEDAD, como también se dijo, ha creado grupos asistenciales que ejercitan la solidaridad en ayuda de los adictos. Además, en uso del derecho de legítima defensa, se puede exigir la prohibición de fumar en los lugares públicos y de acceso general: el derecho que tienen los fumadores de arruinar su salud, cede ante el derecho de los vecinos, de respirar aire puro.

• Finalmente los GOBIERNOS deben también asumir su cuota de responsabilidad, incluso considerando los amplios beneficios fiscales que les representa el hábito de fumar, debido a los impuestos y gabelas que pesan sobre el tabaco. La consideración del interés público ha movido a que en ciertos países se prohiba la venta de tabaco a los menores de edad y la propaganda directa de tales productos, salvo en publicaciones especializadas. En otros, se obliga a los productores a incluir referencias concretas sobre la toxicidad del producto: con ello, al tiempo que se respeta el libre albedrío, no se coarta la libre empresa, y también se suministra el esclarecimiento debido sobre los riesgos que los fumadores corren.

TABACO Y TERCER MUNDO: Los expertos de la Organización Mundial de la Salud han publicado nuevas estadísticas relativas a la incidencia patológica creciente en las personas adictas al tabaco. Han llegado a la trágica conclusión de señalar, que mientras en los países desarrollados y muy industrializados se observa una tendencia decreciente en el número de fumadores y una disminución paralela del cáncer del pulmón y de las cardiopatías, esta situación se ha revertido en los países subdesarrollados.

Son citados especialmente los casos de China y de la India, los dos países más poblados del planeta, en los que entre un tercio y un cuarto de la población se muestra adicta al tabaco, también en ellos se ha visto que su consumo se constituye para los jóvenes entre 18 y 20 años en la primera de las causas de muerte. Frente a esta escalada incontrolada del tabaquismo en los países en desarrollo, ¡os expertos de la OMS han llegado a la conclusión de que se puede predecir con certidumbre una epidemia de cáncer de pulmón.

La epidemia a la que hacemos referencia, siempre según los especialistas, es imputable a lo que ellos califican como “campaña de promoción tabáquica a la vez tan hábil como brutal” y que ha cambiado el modo de vivir en el Tercer Mundo.

ALCOHOLISMO: Es la ingestión de alcohol en forma excesiva y prolongada. La incorporación de esta sustancia al organismo es nociva porque atenta en forma directa contra la salud física y el equilibrio mental.

• Los efectos inmediatos del alcohol, ingerido en forma abusiva, afectan tanto a la parte somática como psíquica, y generalmente van acompañados con actos de conducta antisocial.

• Su efecto mediato, —el más grave, tal vez—, consiste en la dependencia que provoca en el consumidor, generando una necesidad extrema de seguir bebiendo alcohol incluso en contra de su voluntad.

EL alcoholismo es responsable de una disminución de la esperanza de vida. El consumo de alcohol va en aumento constante en el mundo.

Una elevada ingestión de alcohol afecta, sobre todo, al sistema nervioso, pues el alcohol tiene afinidad con las grasas (el sistema nervioso es un tejido muy lipídico). Su expresión clínica es el estado de embriaguez que evoluciono en tres fases: fase de excitación psicomotriz y de desinhibición; fase de descoordinación de movimientos (marcha titubeante), de incoherencia verbal y de agresividad después; finalmente, fase de coma (para alcoholemias iguales a 5 g/l), que puede ocasionar la muerte.

La embriaguez suele ser causa de actos de delincuencia, de accidentes de circulación, etc. La conducción de un vehículo con más de 0,8 g de alcohol por litro de sangre constituye, en muchos países, un delito. Además, la degradación del alcohol interfiere con la de otros medicamentos: la asociación alcohol-tranquilizantes puede set responsable de comas graves.

Alcoholismo crónico. Afecta principalmente al hígado y el cerebro. El alcohol produce una destrucción progresiva del hígado, la cirrosis, que, por otra parte, favorece el cáncer de hígado. El alcohol altera la personalidad, hace que los sujetos se vuelvan agresivos, paranoicos, y provoca temblores y parálisis de las extremidades (polineuritis). Por otra parte, si se deja de beber de repente, sobreviene un síndrome de abstinencia llamado delirium tremens, verdadera crisis de agitación aguda que puede llegar a provocar la muerte por deshidratación o el suicidio.

Finalmente, el alcohol favorece los cánceres de garganta y de esófago, en asociación con el tabaco, el desvío de las reservas del organismo, que provoca desnutrición, y la disminución de la resistencia a ciertas infecciones, en particular la tuberculosis. Además, el alcohol provoca con frecuencia malformaciones fetales si es consumido por la mujer durante el embarazo.

Los mayores consumidores de alcohol son los países industrializados, pero su consumo, bajo cualquier forma (cerveza, vino, licores), traducido en alcohol puro, está en retroceso. A lo largo del decenio 1980-1990, se redujo en un 15 % en la Comunidad europea (en particular en los mayores consumidores, Francia e Italia) y en un 8,5 % en E.U.A. Por el contrario, la taso de crecimiento es muy elevada en los países en vías de desarrollo (con un aumento del 26 % en América latina).

EFECTOS DEL ALCOHOLISMO: La absorción del alcohol es rápida y se incorpora de inmediato al torrente circulatorio que irriga a todo el organismo, sin dejar célula que escape a sus efectos. Bebido en forma moderada, no ocasiona daños graves, pero de ninguna manera resulta beneficioso para la salud, como sostienen sus propagandistas, puesto que en definitiva incorpora al organismo una sustancia extraña al proceso alimenticio normal.

• El alcohol afecta en modo particular al ESTÓMAGO: su acción irritante y cáustica perturba la función digestiva, ocasionando en numerosos casos cuadros de gastritis e incluso de úlceras gástricas o duodenales.

• El HÍGADO es otro de ¡os órganos más afectados. El exceso de alcohol daña sus células, alterando sus funciones, y en muchos casos llega a provocar estados agudos de “cirrosis”, grave afección hepática, de evolución lenta pero fatal.

• El alcohol también ataca en forma directa a las CÉLULAS NERVIOSAS produciendo alteraciones psíquicas expresadas por el mal humor, ansiedad, insomnio, y en casos extremos, trastornos mentales.

CAUSAS DEL ALCOHOLISMO: Aunque las nefastas consecuencias del alcoholismo son conocidas desde antaño, recién en las últimas décadas la sociedad ha tomado cabal conciencia de la necesidad de presentarle batalla en todos los frentes, buscando, ante todo, las causas que lo provocan.

• LJna de ellas es el acostumbramiento en forma inconsciente. El uso repetido del alcohol, aún en forma moderada, conduce a la formación del hábito de beber que de a poco puede convertirse en necesidad. Importa el uso restringido del alcohol por parte de los jóvenes, para prevenir con ello que incurran en mayores excesos.

• Para muchos, el alcohol es sinónimo de alegría, y como tal, pareciera ser el elemento central de cualquier reunión o festejo. Con el tiempo, puede llegar a convertirse en el compañero indispensable de todo momento.

• Muchas veces se pretende combatir la soledad o la depresión anímica, recurriendo al alcohol como forma de evasión de los problemas, o como búsqueda de compañía. Por ello, una de las maneras más eficientes de prevenir el alcoholismo consiste en la inteligente utilización del tiempo libre.

• Parte importante de la responsabilidad recae sobre industriales y comerciantes, que atendiendo sólo a sus intereses económicos, destinan ingentes sumas de dinero haciendo la apología del alcohol. La publicidad en cines, radio, periódicos y televisión, compiten para convencer al público sobre las bondades de la bebida y sus supuestos efectos como sinónimo de felicidad, de éxito en los negocios, fuente de inspiración y mil otros mitos. En verdad, ninguna propaganda aconseja el abuso del alcohol, pero a fuer de sinceros deberían también advertir sobre los riesgos a que se exponen los consumidores.

DEFENSA CONTRA EL ALCOHOLISMO: En épocas pasadas, el alcoholismo era calificado de “vicio social”, y se intentaba combatirlo apelando a los valores morales del bebedor, y a los resortes de su voluntad. Hoy se sabe que el alcoholismo ES UNA ENFERMEDAD. Es una enfermedad grave, pero CURABLE, por los actuales recursos médicos.

La lucha contra el alcoholismo debe darse:

• Ante todo, en la FAMILIA y en la ESCUELA. Los niños y jóvenes deben ser informados sobre la verdadera imagen del hábito de la bebida, distinta por cierto de la que ven en los afiches de la calle o en la televisión. Complementariamente, deben ser animados a dar contenido a sus vidas, mediante la ocupación de su tiempo, evitando con ello el ocio y la vagancia, antesalas de muchas desviaciones.

• La COMUNIDAD debe también asumir un rol de fundamental importancia. En casi todos los países del mundo, —el nuestro incluí-do—, existen numerosas asociaciones y ligas antialcohólicas que combaten este flagelo. Una de las más conocida es la asociación de Alcohólicos Anónimos, integrada por antiguos adictos que han logrado liberarse de sus redes y están por ello capacitados para ayudar a otros. La terapia se realiza mediante la integración de grupos de pacientes que en forma solidaria intercambian sus experiencias y se brindan apoyo mutuo, con resultados altamente positivos.

• También al ESTADO cabe gran parte de la responsabilidad en esta campaña, aún cuando es bien sabido que las bebidas alcohólicas constituyen una importantísima rama de la industria, de la que viven millares de familias, y de la que se obtienen importantes ingresos. Teniendo en cuenta que lo condenable no es el USO sino el ABUSO, en ello debe centrarse la acción pública. Ante todo, debería contarse con una legislación realista que impida el acceso de menores de edad al comercio del alcohol en cualquiera de sus formas. Además, deberían implementarse campañas de esclarecimiento sobre el problema, contrarrestando así la publicidad de los medios de comunicación.

DROGADICCIÓN: El consumo de drogas, naturales o sintéticas, es uno de los problemas sociales más graves del siglo XX. Desde tiempo inmemorial, el hombre utilizó ciertos productos brindados por la naturaleza para combatir el dolor o recuperar la salud. Con el desarrollo de la ciencia, dejó de utilizar muchos elementos naturales, para ingerir sustancias químicas cada vez más potentes.

Hoy en día, el consumo de medicamentos en gran escala es una característica de las sociedades más avanzadas. Analgésicos y antidepresivos están al alcance hasta de los niños y se ingieren al menor síntoma de malestar. Miles de personas toman cada noche sedantes para conciliar el sueño, y al día siguiente ingieren estimulantes para mantenerse despejados… Según estadísticas fidedignas, en los Estados Unidos, más de 50 millones de personas utilizan hipnóticos y estimulantes en forma habitual, y un 70% de estudiantes recurren a estimulantes para mantenerse intelectualmente activos.

De esta manera, drogas medicinales que deberían ser de uso excepcional y bajo prescripción facultativa, se han convertido en elementos de rutina, utilizados a toda hora para disfrutar de minutos de tranquilidad o de euforia, o más simplemente, por costumbre.

El uso abusivo de tales fármacos, puede llegar a producir la DROGADICCIÓN, definida por la Organización Mundial de la Salud, como “el estado de intoxicación producido por el uso abusivo de drogas”. Esta intoxicación también llamada toxicomanía y además, narcosis, es debida a la incorporación al organismo de múltiples sustancias como estupefacientes, alcaloides, sicofármacos y drogas.

DROGAS: SE DEFINE como “droga” toda sustancio capaz de modificar el estado síquico de un individuo. La noción de drogo está íntimamente ligada a las de habituación (necesidad de aumentar la cantidad para producir los mismos efectos) y dependencia (necesidad de procurarse el producto ya que, en su defecto, sobreviene un síndrome de abstinencia). Bite último criterio marca la diferencia entre las drogas llamadas “blandas” y las llamadas “duras”. (Ver: Todo Sobre Drogas )

Las drogas blandas. Son derivados de Cannabis sativa indica, planta de la que se luma la flor (marihuana) o la tesina (hachís).