3 ejemplos actos voluntarios

La bilirrubina en sangre un poco alta, de forma generada, además de ir al hígado y almacenarse en la vesícula para formar parte de la bilis, se encarga de dar color a las heces y a los hematomas.

Pero… ¿qué significa tener la bilirrubina alta? Suele ser señal de un problema en el hígado, la vesícula o el páncreas. Además su síntoma más común es la ictericia es decir, el color amarillento en la piel o en los ojos.

La hiperbilirubinemia se relaciona con la forma en la que viaja la bilirrubina por el torrente sanguíneo.

Dependiendo de cómo lo haga, disolviéndose o no con el agua, podemos distinguir tres tipos de bilirrubina:

También llamada no conjugada. Este pigmento no se disuelve en el agua y viaja hasta el hígado. Es aquí donde se transforma en soluble y se elimina junto a las excreciones. Un nivel de bilirrubina indirecta normal tiene que rondar entre los 0.2 a 1.2 mg/dL.

Surge en el hígado a partir de la bilirrubina indirecta y también recibe el nombre de conjugada. Este tipo sí se disuelve en el agua y se une a la bilis, junto a la cual terminará eliminandose. Un nivel normal de bilirrubina directa ronda entre el 0 y 0.3 mg/dL.

Este tipo se compone de los dos anteriores, la indirecta y la directa. Por norma general, suele referirse a esta cuando se habla de la bilirrubina sin especificaciones. La bilirrubina total tiene que tener unos niveles de 0.3 a 1.9 mg/dL para considerarse como valores normales. Un nivel superior a 2.5 mg/dL suele producir ictericia.

Teniendo en cuenta que hay dos tipos de bilirrubina, podemos encontrar diferentes causas para el aumento de este pigmento según se vea afectada la bilirrubina directa o la bilirrubina indirecta.

Las más comunes son las siguientes que citamos a continuación.

Al tener como destino el hígado, es común que se relacione con otro tipo de enfermedades, como las arteriales o las que tienen que ver con la descomposición de las células.

Algunas de las causas más comunes son las siguientes:

SI los glóbulos rojos se destruyen antes de tiempo, sin cumplir la función por la que han sido designados, nos encontramos con la bilirrubina alta y un exceso del colesterol “malo”. Si quieres saber más sobre los hematíes y la anemia, pincha aquí para descubrir sus causas y síntomas.

Este trastorno es heredado, y consiste en una deficiencia de enzimas en el hígado para procesar la bilirrubina. También puede surgir en periodos de estrés o mala salud en adultos y niños.

Esta enfermedad, también hereditaria, es un tipo de ictericia que causa daños cerebrales a los recién nacidos durante el embarazo.

La bilirrubina directa ya se forma en el hígado, por lo que las causas de su aumento se relacionan con problemas hepáticos, así como enfermedades en la vesícula o en el páncreas.

El hígado se inflama al no eliminarse las toxinas de forma adecuada y daña a las células, que se degradan convirtiéndose en bilirrubina antes de tiempo.

Esta obstrucción se produce por algunos tipos de tumores, como el cáncer de páncreas, o los cálculos biliares y evita que pueda eliminarse la bilirrubina correctamente.

No suele ser común los casos de bilirrubina alta por cirrosis, ya que sólo aparece tarde. Aun así, puede causar un daño importante. La cirrosis surge normalmente por un exceso de consumo de alcohol que provoca que las células del hígado se sustituyan con tejido cicatricial.

Esta enfermedad es heredada, así que debe diagnosticarse en la infancia. Consiste en un cambio de color en el hígado por la acumulación de pigmentos. Su principal síntoma es la ictericia. Si quieres saber más causas de bilirrubina alta pincha aquí para ver este vídeo.

Aunque la bilirrubina alta se produce por diversos motivos, y primero hay que encontrar la causa, hay ciertos síntomas comunes que pueden ser señal de este aumento de bilirrubina. Aun así, es importante hacer un análisis de sangre para comprobar los niveles de este pigmento.

También hay que tener en cuenta que es normal que los recién nacidos tengan la bilirrubina alta, pero que es conveniente un buen examen y control, ya que puede ser muy grave si no se trata en estos casos.

Los síntomas más comunes, sin tener en cuenta la causa, son los siguientes:

  • Color oscuro de la orina
  • Heces pálidas
  • Cambio del tono en la piel o los ojos (ictericia)

La bilirrubina alta suele producirse por un problema del hígado por lo que, si además de los síntomas anteriores, presentas alguno de los siguientes, es aconsejable acudir al médico inmediatamente por sus consecuencias:

  • Problemas de digestión
  • Hinchazón del abdomen
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Mal aliento
  • Lengua con manchas
  • Dificultad para concentrarse

  • Problemas de memoria
  • Fiebre
  • Sudoración
  • Urticaria
  • Dolor de cabeza frecuente
  • Fatiga
  • Problemas para tolerar el alcohol

Al ser otra de las causas más comunes por los que aumentan los niveles de bilirrubina, también es importante destacar los síntomas que indican problemas en la vesícula:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Vómitos
  • Problemas de digestión
  • Náuseas
  • Dolor abdominal que puede desplazarse al hombro derecho

La pancreatitis también suele relacionarse con la bilirrubina alta, por lo que hay que saber sus sus síntomas más comunes:

  • Dolor abdominal superior que puede irradiarse a la espalda y ser peor tras comer
  • Dolor en la zona baja del abdomen
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sensibilidad extrema al tocar el abdomen

En general, un tratamiento para la bilirrubina alta debe tratar la resistencia del hígado, ya que suele producirse por algún trastorno hepático, aunque todo depende de qué haya causado el aumento del pigmento.

Por ejemplo, una obstrucción se solucionará por vía quirúrgica. La hiperbilirrubinemia también suele tratarse con medicamentos como la colestiramina. Aun así, hay una serie de consejos o remedios caseros que puedes seguir fácilmente para bajar la bilirrubina:

La hidratación es imprescindible para que el hígado pueda eliminar correctamente todas las toxinas. Tienes que beber al menos dos litros al día.

Además de hidratar, estas hierbas ayudan al hígado a cumplir su función. Puedes probar con infusiones de diente de león, alcachofa, verbena o cardo mariano.

Vegetales como la alcachofa, el brócoli y las espinacas, así como frutas como el pomelo y el limón, son muy buenas para depurarnos por dentro. Puedes probar a consumirlos en forma de zumos depurativos.

El exceso del alcohol afecta notablemente al hígado y, además, es una de las causas más comunes por las que surge el hígado graso.

Las grasas saturadas, el azúcar o la harina procesada fomentan la obstrucción de las vías y no ayudan a eliminar toxinas. También evita los embutidos, los huevos y los lácteos y derivados.

Un mínimo de veinte minutos diarios de ejercicio es bueno para la salud en general, pero también ayuda a controlar los niveles de bilirrubina.

cuales son los actos que grava el iva

Finalmente, les presentamos algunas imágenes características que el médico busca en la exploración física y le ayuda a realizar un mejor diagnóstico.


Nuestro hígado "habla" a través de ciertos síntomas y dado que éstos pueden ser inespecíficos o específicos conviene familiarizarse con ellos.

El ritual médico de la consulta es una excelente oportunidad para que el paciente interactúe con el médico y saque “el mejor jugo posible” de los minutos que se le dedican.

Solo a través de la descripción ordenada y detallada de los síntomas, así como de la cuidadosa exploración física se puede alcanzar un buen diagnóstico.

Referencias Bibliográficas

  1. Argente. Álvarez: Semiología Médica.Fisiopatología, Semiotecnia y Propedeútica. México: Editorial Panamericana Editores; 2005.
  2. García-Conde J, Merino SJ, González MJ. Patología general. España: Mc Graw-Hill Interamericana Editores; 2004.
  3. Harrisson, F.A. Principios de medicina Interna.17ed. México: Mc Graw- Gill; 2008.
  4. McPhee SJ. Lingappa VR. Ganong WF. Lange JD. Fisiopatología médica. 4a.ed. México: Editorial El Manual Moderno; 2003.
  5. Nicoll Diana, McPhee SJ, et al. Manual de pruebas diagnósticas.4a. ed.México: Editorial El Manual Moderno; 2004.
  6. Ruiz Reyes, G. Fundamentos de interpretación clínica de los exámenes de laboratorio. México: ed. Médica Panamericana; 2006.
  7. Santín G. Atlas de Anatomía Radiológica. 5a EdiciónMéxico: McGraw-Hill,Interamericana Editores/Facultad de Medicina, UNAM; 2004.

Material Didáctico:

Dra. Fernanda García Alvarado.
Comité Editorial Amhigos del Hígado

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo por su actividad metabólica. Tiene funciones destacadas como la síntesis de proteínas plasmáticas, desintoxicación, almacenaje de vitaminas, y glucógeno y secreción de bilis. También es el encargado de eliminar de la sangre sustancias que puedan resultar nocivas. Cuando sufre una lesión trata de repararse a sí mismo. En el proceso, se forma tejido cicatricial que sustituye al sano y evita que el hígado funcione correctamente. La cirrosis hepática, es justamente la cicatrización del hígado causada por el daño continuo de esta víscera a largo plazo.

La cirrosis hepática es una enfermedad crónica e irreversible que origina fibrosis y nódulos entre las células del hígado, lo que provoca cambios en su estructura y en sus funciones, ya que se bloquea la circulación de la sangre.

Existen varios factores que desencadenan una cirrosis hepática, pero el más común es el alcoholismo crónico. Ingerir alcohol en exceso puede hacer que el hígado se inflame, lo que con el tiempo puede conducir al desarrollo de la patología descrita.

La hepatitis viral crónica también origina cirrosis hepática. A los pacientes con hepatitis C se les hincha el hígado y con el paso del tiempo esa inflamación conduce a la patología. Se estima que una de cada cuatro personas con hepatitis C crónica sufre el trastorno. La hepatitis B y la hepatitis crónica D también pueden ocasionarla.

Otra causa de cirrosis hepática es el hígado graso no alcohólico. Esto ocurre cuando los lípidos se acumulan en el hígado (y no se consume alcohol) lo que provoca que el órgano aumente su tamaño. Los individuos con hígado graso no alcohólico casi siempre padecen otras enfermedades como la diabetes, la obesidad, el colesterol alto, problemas con la arteria coronaria y obesidad.

La enfermedad de la vías biliares es otro generador, pues evita que la bilis fluya hacia el intestino delgado. La bilis se acumula en el hígado y hace que se inflame. Entre las patologías de la vía biliar más comunes se encuentran la colangitis esclerosante primaria y la cirrosis biliar primaria.

Ciertas condiciones genéticas pueden conducir a la cirrosis hepática. Entre ellas están la enfermedad de Wilson, la hemocromatosis, la enfermedad de almacenamiento de glucógeno, la alfa-1 antitripsina y la hepatitis autoinmune.

Al inicio de la cirrosis hepática los pacientes no suelen experimentar síntomas, sino mientras ésta va avanzando. Es entonces cuando se presentan señales como debilidad y fatiga, pérdida de apetito, adelgazamiento, náuseas, vómitos, dolor e hinchazón abdominal.

También es posible notar como los vasos sanguíneos adquieren forma de araña en la superficie de la piel.

En estadio avanzado se comienzan a padecer síntomas más graves y a desencadenarse otras patologías como edemas, ascitis, hipertensión portal (aumento de presión sanguínea en la vena porta, la cual conecta los intestinos y el bazo con el hígado), moretones y hemorragias frecuentes. Igualmente, aparecen varices esofágicas y gastropatía, esplenomegalia, cálculos biliares, sensibilidad a los medicamentos y encefalopatía hepática.

La ictericia es un signo característico de los pacientes con cirrosis hepática avanzada. Esto ocurre cuando el hígado enfermo no elimina suficiente bilirrubina de la sangre, lo que hace que la piel y el blanco de los ojos tomen un color amarillento, así como un oscurecimiento de la orina.

La diabetes tipo 2 es otra patología asociada, pues se genera una resistencia a la insulina, lo que acaba provocando un exceso de glucosa en la sangre.

En los casos más severos, la cirrosis hepática conduce a un cáncer de hígado.

Lo principal para detectar la cirrosis hepática es analizar el historial del paciente y verificar si hay factores de riesgo presentes. Posteriormente se confirma a través de exámenes físicos, pruebas de sangre e imágenes radiográficas.

Durante el examen abdominal, el hígado puede sentirse duro o agrandado con acumulación de líquido en la cavidad abdominal.

El médico puede observar el hígado directamente haciendo una laparoscopia, es decir introduciendo un instrumento que tiene una cámara que transmite imágenes a un monitor.

La cirrosis hepática no tiene cura, pues el daño en el hígado es irreversible. El tratamiento se enfoca en evitar o controlar las complicaciones derivadas.

Entre las medidas a tomar destaca la reducción del consumo de alcohol. De igual manera, es fundamental evitar la aparición de otras enfermedades, para poder combatir más fácilmente las infecciones que pudieran presentarse. Es necesario que los cirróticos se vacunen contra las hepatitis A y B, la gripe y la neumonía neumocócica.

La alimentación es vital. La dieta del paciente con cirrosis hepática debe ser rica en frutas, verduras y cereales. Pueden requerir suplementos vitamínicos (vitaminas A, D y K). También recomiendan bajar el consumo de sal para evitar la retención de líquidos. También se debe restringir la ingesta de proteínas para no desarrollar una encefalopatía hepática.

La encefalopatía es un término general que significa enfermedad, daño o mal funcionamiento cerebral. Puede presentar un amplio espectro de síntomas, que van desde leves, como la pérdida de memoria o sutiles cambios de personalidad, a graves, tales como demencia, convulsiones, estado de coma o la muerte. En general, la encefalopatía se manifiesta por un estado mental alterado que a veces se acompaña de manifestaciones físicas, por ejemplo, la mala coordinación de los movimientos de las extremidades.

El término encefalopatía, en la mayoría de los casos, está precedido por varios términos que describen la razón, causa, o condiciones especiales del paciente. Por ejemplo, la encefalopatía anóxica significa daño cerebral por falta de oxígeno, y la encefalopatía hepática significa un mal funcionamiento cerebral debido a una enfermedad del hígado. En total, existen más de 150 términos diferentes en la literatura médica que modifican o preceden a la “encefalopatía”.

Las causas de la encefalopatía son numerosas y variadas, se incluyen infecciones, problemas metabólicos, toxinas, medicamentos, cambios fisiológicos, traumatismos, entre otras. De ahí que a menudo sea considerada como una complicación de un problema principal, como cirrosis hepática, insuficiencia renal, o anoxia.

El tratamiento temprano de muchos tipos de encefalopatía puede eliminar, reducir o detener los síntomas de la enfermedad. En muchas ocasiones, se puede prevenir evitando las causas primarias.

Las causas de la encefalopatía son numerosas y variadas, pero algunas de las principales incluyen:

  • Infecciones (bacterias, virus, parásitos)
  • Anoxia (falta de oxígeno en el cerebro, incluyendo causas traumáticas)
  • Alcoholismo (toxicidad del alcohol)
  • Condiciones hepáticas (por ejemplo, insuficiencia hepática o cáncer de hígado)
  • Trastornos renales (insuficiencia renal)
  • Enfermedades metabólicas (hiper o hipocalcemia, hipo o hipernatremia o hipo o hiperglucemia)
  • Tumores cerebrales
  • Algunos tipos de productos químicos tóxicos (mercurio, plomo, o amoníaco)
  • Alteraciones en la presión dentro del cerebro (a menudo asociadas con sangrado, tumores o abscesos)
  • Mala alimentación (ingesta inadecuada de vitamina B1)

Algunos medicamentos pueden causar encefalopatía, por ejemplo, el síndrome de la encefalopatía posterior reversible puede ocurrir debido al uso de medicamentos como el tacrolimus y ciclosporina. Este síndrome se manifiesta con síntomas de dolor de cabeza, confusión y convulsiones.

Aunque la encefalopatía puede presentarse acompañada de varios síntomas, al menos uno está presente en todos los casos. Se trata de un estado mental alterado. Este estado mental puede ser sutil y desarrollarse lentamente durante años o puede ser profundamente obvio y desarrollarse rápidamente, por ejemplo, la anoxia cerebral lleva al coma o la muerte en unos pocos minutos. A menudo, los signos de alteración del estado mental pueden manifestarse como falta de atención, falta de juicio o la mala coordinación de los movimientos.

actos por 24 de marzo 2013

bueno desde algunos meses mi abuela esta con los pieses hinchados y la hemos llevado al clinica y los doctores me dices k no tiene nada kisierea saber k podria tener ps

hola mi mama es operada del corazón y le a dado 2 infartos uno primero y por eso la operaron hace un año le dio uno muy fuerte y 3 infartos leves que estuvo al borde de la muerte y se le hizo una edema pulmonar pero ahora se encuentra bien pero se le hinchan cada 2 semanas las piernas y le produce a su vez un latido muy fuerte en el hígado ella esta tomando diuréticos pero no le hacen nada y también le prohibieron tomar eso es normal la hincha son de las piernas y lo del latido en el hígado por favor responda me gracias

hola hace dos dias se me inchanun poco los pies y pues presento cansancio en las piernas q creen q pueda ser esto les agradezco su rponta respuesta..

Por favor nesecito ayuda urgentemente
Tengo la pierna hinchada y rojiza me recetaron hielo y diclofenac pero ahora me dieron nuevamente una pastilla de Bactrim cada 12 horas y nose estoy muy asustado por lo que pueda tener porfavor deme su punto de vista

hola me cai en el baño hace un mes y medio y la pierna en el golpe se me hincha y esta mas o menos entre oscuro y ya me tome radiografia y no tengo nada y no tengo glucosa que sera

Hola estoy buscando urgentemente una orientación, mi mamá tiene problemas cardiacos desde el 2007 y hasta la fecha sigue tomando los mismos medicamentos, a principios de enero del 2013 comenzo con hinchazon en sus piernas, no quiso ir con su cardiologo ni quiere tomar mas medicamentos por lo que me pidio llevarla con un acupulturista, el cuál tomo la decisión de drenar las piernas, comenzaron a deshincharse le tomo 1 semana y media, sin embargo ahora presenta desde mas de 5 dias leve hinchazon y enrojecimiento de la pantorilla a los pies, las 2 piernas, me preocupa porque no quiero que esto avance nuevamente no quiere ir con su cardiologo, por lo que estoy buscando otro de la misma especialidad o un angiologo, mi pregunta es: Con que especialista es más indicado llevarla?

temgo hace unas horas mi pierna izquierda (parte inferior) notablente inchada y tirante, me cuesta caminar y ha tomado un color rojo. a que puede deberse?

Que alguien me ayude desde el mes de Febrero se comenzaron a hinchar mis pies tremendamente fui al medico y me realice examenes de orina, sangre, ecografia a mis venas, y examen especial en la sangre para ver el grosor de la misma y todo OK el cardiologo me receto unas partillas que las tome por 15 días todo bien hasta que las deje de tomar vuelvo a lo mismo.
Por otro lado desde que me sucedio esto y comence a tomar las partillas despues de un mes no puedo contralar ligero temblor en las manos y en las PIERNAS en las ultimas e perdido las fuerzas no se que hacer ayundeme porfavor (tengo 46 años)

hola tengo una sobrina de 8 años i ase un año que se le enpeso a inchar su pierna i le duele i ya le isieron analises de sangre i el medico no encuentra el porque se le incha alguien me podria decir de unm medico especialista q me pueda dar razon

Hola tengo 66 años de edad, desde hace 6-7 meses me salen enlas piernas ( de la rodilla al tobillo) burbujas de agua y luego se revientan y sale agua,, estan inchadas y arden mucho, ademas existe un color rosa, por mas que subo las piesrnas no cede lo inchado y por el contrario no para de salir como agua por cada una de las heridas que dejan esas llagas.. soy hipertenso, algunas veces siento presion en el pecho del lado del corazon. me agito con facilidad. gracias..

Hola Quiero compartir mi experiencia pues he sufrido mucho con mis piernas hinchazón, dolor, Varices incluso una se me reventó y tuve tremenda hemorragia he conocido un dispositivo llamado Plantilla Varices Kp11 en Youtube lo he comprado y lo llevo puesto dos semanas y mis piernas vuelven a ser como antes..Es Muy importante.

hola tengo mi pierna muy inflamada y una vena en mi rodilla y me molesta es de lado izquierdo ayuden me por favor

Hola Maria Elena.. Por favor no tengas miedo y ve al médico pues sin analíticas no se puede hacer una valoración. Si tu problema es por dificultad de la circulación de retorno. Cuando tengas el diagnóstico visita en Youtube Plantilla Activa Kp11.
Es un producto que conozco y lo puedo recomendar pues mi experiencia personal lo demuestra.

hola yo tengo la sensacion de fiebre en la pierna dercha me gustaria saber el motivo gracias

Visita a un médico para saber de que se trata pues hay muchos síntomas que se parecen y no tienen nada que ver entre si..No vivas con esa duda Ve al médico.

hola solo queria decir que en estos dias he sentido mi mitad derecho del cuerdop ligeramente hinchado. perosiento un poco de adormecimiento en los dedosde la mano y una hinchazon ligera en la pierna derecha pero el pie no.gracias

hola tengo 30 años. hace un año empecé con problemas de ansiedad he subido de peso y tomo alprazolam, pero hace una semana empecé a notar que se me hincho la pierna izquierda de la rodilla hacia abajo. me dule casi nada. pero no hago ejercicio por miedo a la taquicardia por los ataques de panico que me dan. que me recomiendan?

Hola, el dia 18 de septiembre de 2013 a mi madre se le reventó una vena o vasito que tiene muy cerca a la canilla de la pierna derecha, quisiera saber si me podrían ayudar que puedo utilizar para que esto no vuelva a suceder. Ella hace como 2 años le dio un pre-infarto quisiera saber si esto podría afectar nuevamente su corazón pues ella sufre de constantes picadas, pulsaciones e hinchazón de su pierna por favor ayudenme.

Hola mi madre tiene 83 años y tiene las dos piernas hinchadísimas desde hace 3 años, una más que la otra, y el hinchazón le llega a la rodilla. Ha tomado diuréticos pero le hacen hacer mucho pipi y como anda mal de la cabeza, se lo hace encima, por lo que ya dejó de tomarlos. Hace unos días se hizo un cardiograma y le salió bien, ¿queda entonces descartado que tenga problemas de corazón? ¿qué puede ser entonces? Gracias

hola siempre se sentido desde niña que se me hinchaban las piernas,un tiempo deje de comer mucha sal y se me desincharon,luego otra vez como con sal y se se hinchan nuevamentem, me parece la derecha mas que la izquierda no se si tendra algo que ver pero ahora no se me desichan tanto, es decir siguen hinchadas todos los dias,que me aconsejan, gracias.

hola. mi abuelo en estas ultimas tres semanas se le han estado hinchando las piernas. con decirle que hasta le sale como agua.. y en ocasiones le duele que podrá ser. y la verdad ya esta muy deprimido.. que nos aconseja. le agradezco de antemano

Hola..He sufrido mucho por mis piernas el dolor y la hinchazón casi no me permitían caminar, seguí todas las recomendaciones médicas desde tomar medicamentos, medias, masajes, poner las piernas en alto..y nada..he encontrado un producto llamado Plantilla Activa KP11 y de verdad estoy encantada me hubiera encantado conocerlo Mucho antes.

Hola, Tengo una valvula,Me operaron hace un ano.Pero tengo las piernas inchadas y me canso al caminar.
Estoy sobre peso,sera el peso,Estoy tomando walfarina,metropol y el medico me mando diuretico pero me dan calambres.

hola mi abuela tiene las pierna inchadas y conpmo ampolla se les rebeto y pierde likido es malo esto.gracias

Hola tengo un familiar que tiene las manos pies y barriga hinchadas casi no puede caminar y se toca mucho la barriga y cuando camina a cada rato se sienta y le dificulta en pararse se va como de lado y no quire casi comer espero me ayuden a ver q puedo hacer

Hola mi nombre es Raquel, mi esposo sufre de hinchozon e su pierna derecha de la rodilla para abajo le duele y le salio una erupcion como sarpullido de la rodilla para abajo, ya fue al dr y le dieron una pastilla creo que se llama Waferin, cada dos semanas le checan la sangre, pero a mi ya me está dando miedo que le pueda pasar algo.El dia primero de junio estubo en el hospital,

Hola buena tardes desde enero se me hinchan mis pies ne dan comezon me dan pulsadas tengo una operacion de corazon hace 30 anos pero ya hago cualquier.cosa y me canso ya me hicieron un examen d un eco venoso y sali bien y otro para descartar.trombosis pulmonar y sali bien pero mis pies siguen hinchados un dia una esta.mas.inchada k la otra o aveces las dos estan iguales me dan ligero piquetes a la altura del cirazon x favor digame que es neesito saber tengo 44 años. Peso 75 kilos y mido 1.59 mi correo es elsa_guzgar@hitmail.con

Hola, desde los 15 años tengo las piernas hinchadas constantemente sobre todo de rodillas para abajo,ahora tengo 22.Me levanto con las piernas ya hinchadas y los tobillos ni se me aprecian.
Estoy en mi peso y sana de todo.Me han realizado ya 2 ecografías de varices(y no tengo ninguna) y linfogammagrafía para ver el estado de mi sistema linfático y dicen los médicos que está correcto.
Alguna idea o hipótesis de qué puede ser?
La sensación de pesadez e hinchazón cada día es mayor y me cuesta más andar.
Espero respuesta,gracias y un saludo.

buenos dias, hace 3 meses mi mamá presenta las piernas, pies, dedos de los pies hinchados, en el transcurso del día se le hinchan mas, le duelen las piernas, las siente demasiado pesadas, ya en la tarde se le ponen rojas y siente demasiado dolor y le arden como estar quemadas, le médico sólo le dió diuréticos pero yo veo que el problema sigue cada vez mas fuerte, por favor ayudeme que puedo hacer por ella ya que ella vive conmigo. gracias.

añadiendo mas datos al comentario anterior, la edad de mi señora madre es de 80 años, es hipertensa, no diabética e insuficiencia cardiaca.

Hola Tengo 65 años soy mujer, desde hace 15 años se me hinchan las piernas pero era solo en verano Santiago de Chile, desde hace 5 años es permanente durante todo el año, he visto doctores. vascular periférico y solo me han recomendado medias especiales y las piernas en alto, los Dopler no han dado mayor información. mi mayor problema actualmente es una sensación de ardor en ambas piernas, como si tuviera la piel quemada que me molesta incluso el roce de la sabana, la piel muy reseca las uñas de los pies muy opacas, y de color amarillento como hongos, Mis enfermedades de base son Artritis y Parkinson las 2 en tratamiento medicamentoso. He buscado información y en ninguna pagina he encontrado el sintoma de la sensación de la piel quemada. Gracias a quien pueda darme información

hola tengo 35 años yse me inchamucho eltobillo izquierdo y me aguito mucho mi corazon y en dos semanas e aumentado 6 kilos aque se debe

buenas tardes, mi pierna izquierda se hincha de la rodilla hacia abajo y me pesa, ya me hicieron una ecodopler de venas y salio bien. que otra causa puede tener, a que especialista debo consultar? muchas gracias

los actos humanos los criterios de la conducta humana

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITÉCNICA DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL CARRERA: T.S.U. ENFERMERIA CIRROSIS HEPATICA AUTOR: Maryuri Avila. C.I: 23.782.207 Tutora Metodológica. Zeila Avila C.I 5.781.526 Betijoque, Venezuela 2012 REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR.

10934 Palabras | 44 Páginas

REQUISITOS DE AUTOCUIDADO EN PACIENTE CON CIRROSIS HEPÁTICA AGUA El sodio debe restringirse a 500 - 1000 mg/día cuando exista peligro de ascitis y edema. De lo contrario, puede administrarse hasta 2500 mg/día, por lo que debe haber restricción de líquidos si hay hiponatremia. Trastorno hidroelectrolítico definido como una concentración de sodio en sangre por debajo de 135 mmol/L. En este estado de descompensación del enfermo, el tratamiento dietético está encaminado a restringir la sal (sodio).

Dieta Para un Paciente con Cirrosis Hepática Compensada En los pacientes compensados, la dieta será según las recomendaciones para sujetos saludables. La dieta del paciente se particularizará de acuerdo con su evaluación nutricional y sus necesidades energéticas. El aporte de glúcidos, grasas y proteínas será adecuado en una proporción aproximada de: Glúcidos: 60 - 65 % Grasas: 20 - 25 % Proteínas:10-15%. Se recomienda que la ingestión energética debe ser suficiente para proporcionar la.

 Caso clínico no. 2 STDA REMITIDO/ CIRROSIS HEPÁTICA. HOSPITAL GENERAL ZONA 8 Córdoba. P.S.S.Q.C: Lucero López García EXPEDIENTE 403 AFILIACIÓN: 67986807541M19680R EDAD: 45 AÑOS SEXO: MASCULINO FECHA DE INGRESO: 26/ NOVIEMBRE/ 2014 SERVICIO: GASTROENTEROLOGÍA.

La cirrosis hepática La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático (tejido que forma el hígado) como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas. Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica. Anatomía patológica La anormalidad principal de la cirrosis hepática es la presencia de fibrosis, que consiste en el depósito.

  • Nauseas.
  • Deposiciones descoloridas y blanquecinas.
  • Fiebre.

  • Puede durar desde algunos minutos hasta varias horas.
  • Suele aparecer luego de una comida rica en grasas (huevo, quesos maduros, chocolate, snacks, etc.).
  • Empeora con la tos o movimientos.

Autor: Eelco F.M. Wijdicks.
Fuente: N Engl J Med 2016; 375:1660-1670

Una revisión de los elementos de la patogenia, la clínica y el tratamiento de primera y segunda línea en casos con encefalopatía hepática.

La presencia de encefalopatía hepática mínima, evaluada mediante la frecuencia crítica de parpadeo, predice la supervivencia del paciente con cirrosis hepática.

Un estudio disponible online y que saldrá publicado en noviembre en Gastroenterology, efectuado en el Hospital Universitario Valme, de Sevilla, en colaboración con el Valle de Hebrón, de Barcelona, el Instituto de Investigación Sanitaria de Valencia, el Hospital General Universitario de Alicante y el Hospital Clínico Universitario de Valencia, evalúa el impacto de la encefalopatía hepática mínima en la supervivencia a largo plazo de pacientes con cirrosis hepática. Continue Reading »

Probióticos en las enfermedades hepáticas.(descarga pdf)
Autores: Soriano G y cols. Fuente: Nutr Hosp. 2013;28(3):558-563.

En las enfermedades hepáticas, especialmente en la cirrosis y la esteatohepatitis no alcohólica, las alteraciones en la microbiota intestinal y en los mecanismos de respuesta inflamatoria desempeñan un papel importante en la progresión de la enfermedad y el desarrollo de complicaciones. Los probióticos, debido a su capacidad para modular la flora intestinal, la permeabilidad intestinal y la res-puesta inmunológica, pueden ser eficaces en el tratamiento de las enfermedades hepáticas y en la prevención de las
complicaciones de la cirrosis. En este artículo se reseñan los resultados del uso de los probióticos en el tratamiento de la encefalopatía hepática mínima y en la prevención de episodios de encefalopatía aguda, así como en el tratamiento de la esteatohepatitis no alcohólica y la prevención de infecciones bacterianas en los pacientes con
trasplante hepático.

Investigadores españoles detectan la encefalopatía hepática mínima a partir de resonancia magnética cerebral

El estudio concluye que existen alteraciones microestructurales de la sustancia blanca asociadas a la EHM.

Investigadores del Instituto de Investigación del Clínico (Incliva), dirigidos por la doctora Carmina Montoliu, han diseñado un método para detectar la encefalopatía hepática mínima o deterioro cognitivo a través de la resonancia cerebral. El hallazgo ha sido publicado en GUT.

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, la investigación ha sido codirigida por el doctor Vicente Felipo, del Centro de Investigación Príncipe Felipe, y se ha realizado en colaboración con el Hospital Clínico Universitario, el Hospital Arnau de Vilanova, ambos de Valencia, la Universidad Jaume I de Castellón y la Fundación ERESA.

La encefalopatía hepática mínima (EHM) es la fase inicial de la encefalopatía hepática y sus síntomas no son evidentes, por lo que es necesario realizar estudios específicos para detectarla. En España la padecen, en algún grado, unas 200.000 personas y más de 12.000 fallecen cada año como consecuencia de las afecciones hepáticas.

Según la doctora Montoliu, durante la primera fase hay un leve deterioro cognitivo, déficit de atención, alteraciones en la personalidad, la actividad y la coordinación motoras, que van progresando y que finalmente afectan a la calidad de vida y a la capacidad para realizar tareas cotidianas. Por ello, es importante detectar la enfermedad en sus estadios iniciales para poder prevenirla, “ya que si no se diagnostica a tiempo, cuando los síntomas ya son muy evidentes éstos pueden conducir al coma y a la muerte”. Actualmente, la detección de la encefalopatía hepática mínima se realiza mediante tests psicométricos, que requieren bastante tiempo.

La doctora Montoliu y sus colaboradores han detectado, mediante resonancia magnética cerebral, que los pacientes con EHM tienen afectada la sustancia blanca cerebral. Utilizando una técnica denominada tensor de difusión, han analizado la integridad de los tractos neuronales del cerebro, las conexiones nerviosas intracerebrales, que constituyen la sustancia blanca cerebral, y los resultados permiten concluir que existen alteraciones microestructurales de la sustancia blanca cerebral asociadas a la EHM que reflejarían la presencia de una integridad estructural reducida.

“La sustancia o materia blanca es una parte del sistema nervioso central compuesto por fibras nerviosas, que son como conexiones eléctricas que comunican las neuronas entre sí y los centros nerviosos con todos los órganos del cuerpo. Podemos decir que en los pacientes con EHM fallan estas conexiones”, ha explicado la Dra. Montoliu.

Elevada prevalencia

La encefalopatía hepática se produce cuando el hígado deja de realizar su función y, como consecuencia, las toxinas se acumulan, llegan al cerebro y alteran la función cerebral, provocando daños como alteraciones en la personalidad, la función cognitiva, la actividad y coordinación motoras y el nivel de conciencia.

Entre un 33 y un 50% de los pacientes con cirrosis hepática sin síntomas evidentes de encefalopatía hepática clínica presentan encefalopatía hepática mínima. La encefalopatía hepática mínima es la fase incipiente de la encefalopatía hepática, que puede conducir al coma hepático y a la muerte, salvo trasplante.
Fuente: Jano Online

  • Obesidad
  • Consumo de tabaco
  • Edad avanzada
  • Trauma
  • Enfermedad vascular subyacente
  • Tromboembolismo venoso

Puede reducir su riesgo de isquemia haciendo lo siguiente:

  • Tener una dieta saludable
  • Mantener un peso saludable
  • Dejar de fumar
  • Hacer ejercicio de forma regular

  • de alcohol a largo plazo el abuso

Otras causas de cirrosis pueden ser:

  • La hepatitis B
  • Medicamentos
  • El metabolismo de (hierro y cobre hemocromatosis y Enfermedad de Wilson)

  • Palidez o color de las heces de color arcilla
  • Debilidad
  • amarilla de la piel y / o los ojos (ictericia)

  • El exceso de tejido mamario
  • palmas de las manos rojas
  • venas dilatadas en la pared abdominal
  • piel y ojos amarillentos (ictericia)

  • La anemia

  • Ultrasonido del abdomen

Todos los pacientes con cirrosis pueden beneficiarse de ciertos cambios en el estilo de vida, incluyendo:

  • Deja de tomar alcohol.
  • Limitar la sal en su dieta.
  • Una dieta nutritiva.

Otras opciones de tratamiento disponibles para las complicaciones de la cirrosis:

Buenas noches,tengo una duda ya que estoy preocupada ya que desde ayer empece con picazon en todo el cuerpo de una manera desesperante, hoy desperte y tenia la caras, manos y brazos muy hinchados y rojo debido a que mi piel estaba dando mucho,durante el dia seguia con estas partes hinchadas pero no con picazon,ahora por la noche se han incrementado los salpullidos y ronchas en el cuerpo,tambien dandome cuenta de que tengo las piernas y pies muy hinchados y mi cuerpo lleno de ronchas, no se que me pasara…

Karen: Debes consultar al médico sin demora, porque tiene que examinarte un profesional para ver de que se trata y seguramente vas a necesitar tratamiento. No sigas dejando pasar el tiempo y consulta.

Hola buenas noches mi problemas es que desde hace 3 meses me empezo una comeson en la piernas luego a en los brazos después me di cuenta que me comenzaron a salir unos granitos en la cara torso y pubis, los de la cara me duelen los del cuerpo me dan comezón antes de salír y una especie de toques eléctricos no tienen nada dentro solo son rojos ya tome tetraciclina dicloxacilina ciprofloxacino dexametazona inyectada pomada de miconazol clioquinol hidrocortisona y por ahorita estoy tomando eritromicina y nada me funciona lo que me preocupa que ya se contagio mi hijo de 5 años y a mi ex y a mi novio dato hace 4 meses rescate a una perrita que estaba muy sucia y con garrapatas que puedo hacer por favor estoy desesperada gracias

roxana: Cuando al final del comentario dices que poco antes de que comenzara la comezon y las erupciones en la piel habías rescatado una perrita de la calle pensé que podía tratarse de sarna ya que es muy contagiosa, pero supongo que el médico lo habría diagnosticado fácilmente con una simple observación.
Evidentemente no es consecuencia de un problema interno, como cuando ocurre como consecuencia de enfermedades del hígado, porque de acuerdo a tu relato se han contagiado otras personas que están en contacto contigo, por lo tanto es sarna o un problema similar y en ese caso todos deben recibir el mismo tratamiento, el cual no tiene nada que ver con todos los tratamientos que recibiste anteriormente.
Si el médico no sabe lo que es puede tomar una muestra de las lesiones y enviarla al laboratorio para analizar, el resultado del estudio dirá exactamente cual es el problema y de esa forma podrá indicarte el tratamiento correcto para solucionarlo.

Quiero saber si tengo problema del higado ya que me empieza una ronchita y me pica y después se me inflama como un golpe inflamado y me pica

Hola hace unas semanas que llega la noche y me pica el cuerpo cuando me termino de bañar, si transpiro o si me acuesto sin remera, me pican mucho los brazos y espalda

Hola, lo que me sucede a mi es que en 2 meses he tenido 2 episodios de que me comienzan a picar las palmas de las manos y me da un malestar abdominal pero no es dolor de estomago es una sensacion rara por la zona del estomago acompañado de nauseas sin vomito, mi duda es que en el articulo hablan de la picazon en todo el cuerpo y a mi me sucede solo en las mano. estos episodios me duran como 30 minutos y despues van desapareciendo.

Solange: En el artículo dice que la picazón causada por los problemas hepáticos puede ocurrir en grandes áreas de la piel o en todo el cuerpo. No tengo forma de saber si esa picazón en las manos que aparece acompañada de nauseas y sensación rara en el estómago tiene alguna relación con el hígado, porque también puede deberse a otras causas, incluso a problemas circulatorios o neurológicos y es necesario que consultes a un médico porque deberá examinarte para decirte cual es la causa de ese malestar.

Hola,buen día;sucede que siempre en.las mañanas que me ducho e incluso en el día si llueve,mis manos se enrojecen y rasquiña mientras están húmedas,me podrían indicar que produce ese síntoma y que debo.hacer o tratar? Gracias

Hola buenos Días!! Me intereso mucho lo su articulo ya que mi esposo desde hace mas o menos un mes que padece esas comezones dice que le comienzan asi con los pies como calientes, no es de todos los dias hace 15 dias fue al doctor y le dijeron que era alguna alergia le dieron crema y no le funciono, despues fue con otro doctor y le dijeron que es sarna le dieron una crema y dijeron que esa enfermedad es muy contagiosa, dure 15 dias durmiendo con el y esa supuesta enfermedad y nunca se me pego ni a mi ni a mis hijos, a los 6 dias despues de la primer puesta de la crema le volvieron pero en esta ocacion nada le sirvio y sola se le quitaron, ayer acabe de ver tu articulo y me parecio super interesante gracias;mi esposo es super delgado y no engorda con nada el en una ocacion fue al doctor por otra enfermedad y el le dijo pues si quiere engordar coma hamburguesas, y demas puras cosas grasosas mi esposo con sus ganas de engordar ha venido haciendo esto, ademas se toma una cervesa o hasta 3 al dia lo que antes no lo hacia pero no toma nada de agua la verdad si estoy preocupada que vaya a ser algo mas grabe.. Gracias y si usted pudiese darme mas informacion acerca de como saber si es por el hígado gracias y Dios lo bendiga!!

silvia: Si bien las enfermedades del hígado causan comezón en la piel, también debo decirte que la mayoría de los problemas en la piel no están relacionadas con el hígado. De acuerdo a tu comentario deduzco que los médicos que visitó no tienen idea de lo que le ocurre a tu esposo y cada uno le indicó una crema diferente de acuerdo a lo que supuso que era.
Pienso que debería consultar a otro médico, hablarle de la comezón pero también decirle que no puede subir de peso, porque el médico tendría que indicarle pruebas de sangre y orina para saber como está el ácido úrico, el colesterol, saber si el hígado y riñones funcionan bien, etc, todos esos datos se los pueden proporcionar estas simples pruebas.
Puede tener alergia y si el médico considera que es eso seguramente le va a mandar medicación por vía oral, también puede ser alguna eccema que requiera ser tratada con otro tipo de cremas, o sea, que puede ser alergia o una afección en la piel que no está relacionada con problemas internos, pero para descartar esa posibilidad le tienen que hacer los análisis correspondientes.

sergii: Te dejo un enlace a este tema: Dermatitis en las manos, aunque los síntomas no sean exactamente iguales a los que se decriben en ese artículo puedes encontrar algunas sugerencias de las causas y las soluciones para esos problemas.

hola soy operada de la vesicula hace 2 años y el medico cirujano especialista en vesicula e higado me dijo que tengo grasa en el higado hace un año, pero hace 2 meses estoy presentando diarrea muy a menudo no se si por los alimentos, mucho sueño, dolor en el abdomen y comezon en manos pies y cabeza por las noches, hinchazon en el estomago, ansiedad y hasta cambio de temperamento tanto asi que hasta me como las uñas y nunca lo hacia

hola desde hace varios años y esporadicamente mi hijo de 12 años presenta los mismos sintomas por las noches, es una situacion muy desesperante, me recomendaron darle ketotifeno en jarabe. da resultado un par de horas despues de tomarle sus ronchas, comezon y calor empiezan a desaparecer.

jaqeline: Podría ser una urticaria ocasionada por el calor de la cama, en ese caso también le aparecerían problemas en la piel cuando está al sol, realiza ejercicios o se encuentra cerca de una fuente de calor (aire acondicionado, estufa, etc). Otra causa puede ser la reacción a algo que se encuentra en esa habitación o en la propia cama, ya sea el material de almohadas, colchón, etc.
Tanto en la alergia como en la urticaria el mejor remedio es encontrar que es lo que causa el problema para tratar de eliminarlo, de lo contrario deberá recurrir siempre a los antihistamínicos para aliviar temporalmente la picazón, los cuales no es una solución sino un paliativo.

beba: Consulta con un especialista como el hepatólogo o gastroenterólogo porque esos síntomas pueden ser ocasionados por el hígado graso y seguramente te van a indicar una dieta especial y un tratamiento.

hola soy sabrina desde hace varios meses tengo una picazon en todo mi cuerpo, mas que todo en las noches y se me producen como picaduras de sancudo hinchados, antes de eso me dio el virus de la chicunguya pense que era eso,pero aun siento la picazon, quisiera saber porque esta enfermedad gracias.

Hola hace un mes que me hicieron legrado y hace una semana que empece con comezones pero ahora son intensas me dan mucha comezon y si me rasco me duele, tengo comezon en la panza axila y brazo por favor si sabe que será o porque motivo vendria se lo agradeceria

izabel: Me gustaría poder ayudarte pero no tengo idea de cual puede ser la causa y es necesario que consultes con un médico, porque tiene que observarte para saber si la comezón es producto de una alergia o de algún problema en la piel, o si se debe a algún problema interno, como por ejemplo una infección, un mal funcionamiento del hígado o de los riñones.
Como verás pueden haber varios problemas que ocasionan comezón y por eso te aconsejo que consultes al médico en cuanto puedas.

Recientemente empeze a escuchar/ver, videos en el sitio web de YOUTUBE sobre las reacciones del GLUTEN EN EL CUERPO. TRASTORNOS RELACIONADOS CON EL GLUTEN, AUTOINMUNE, ALERGIAS, NO ALERGIAS. URGENTE QUE REACCIONEN, PARA LA MAYORIA DE LOS QUE HACEN COMENTARIOS AQUI, POR FAVOR PASEN EL MENSAJE PODRIAN SALVAR VIDAS, ESCUCHEN LOS VIDEOS TITULADOS, 01/04 EL GLUTEN Y SUS ORIGENES -DR. OSCAR SANDE. en todos los casos, el GLUTEN, O CUALQUIER ALIMENTO QUE CONTENGA GLUTEN, COMO LOS CACAHUATES, TAMBIEN LOS LACTEOS, ESTAN PRODUCIENDO ESTOS PROBLEMAS. OBSERVEN, LEAN BIEN, EN LOS PRODUCTOS, EL TRIGO MODERNO TIENE MODIFICACIONES GENETICAS QUE HACEN DIFICIL DE DIGERIR EL GLUTEN, CAUSANDO PROBLEMAS A CASI 50% DE LA POBLACION MUNDIAL. YO DEJE DE COMER PAN, TORTILLAS, CACAHUATES, LACTEOS, Y ESTOY TOMANDO JUGO DE REMOLACHA CON JUGO DE LIMON, (1 remolacha grande y zumo de 2 limones, endulzar si gusta, con miel),para tratar el higado graso. OTRA POSIBLIDAD DEPENDIENDO DE SU METABOLISMO ES QUE HAY UNA SOBREPOBLACION DE LA FLORA DEL HONGO CANDIDA, QUE HABRRIA QUE TRATAR, BUSQUEN INFORMACION EN YOUTUBE ESCUCHANDO AL ESPECIALISTA EN METABOLISMO Y SOBRE PESO, FRANK SUAREZ, FUNDADOR DE CLINICAS NATURAL SLIM. Y POR FAVOR PASEN EL MENSAJE, CUANDO PIENSAS EN AYUDAR A OTROS SIEMPRE QUE DESCUBRAS LA SOLUCION, LA VIDA DE RECOMPENSA AYUDANDOTE EN TUS PROBLEMAS.

Hola hace dos meses me viene picando el cuerpo en especial la panZa, brazos y piernas y por la noche muchísimo y me dijeron que era sarna me dieron una crema peregrina y la use por cuatro semanas y no se me fue, otro medico me dijo que era del hígado tome pastillas y no se me fue no se que es?

lautaro: Para que un médico pueda decirte que la picazón en la piel se debe a problemas en el hígado primero debe indicarte una serie de estudios para comprobar si realmente hay un problema hepático y en caso de haberlo poder determinar cual es (porque pueden ser varios). Además de inmediato te derivan a un hepatólogo o gastroenterólogo para realizar el tratamiento que corresponda, porque lo urgente es tratar el hígado enfermo ya que luego la piel mejorará por si sola.
Si no te hicieron pruebas de sangre ni estudios de ningún tipo es imposible saber si la picazón de la piel se debe a problemas en el hígado, te dejo un enlace a este tema: Picazón en el cuerpo, para que leas sobre otras posibles causas y consulta a un dermatólogo (especialista en piel) porque es necesario que un profesional especializado te examine ya que no existe ninguna otra forma de saber a que se debe la picazón.

Soy Martha tengo el dengue y ahora me ha dado una picazon en todo mi cuerpo que ya no aguanto que puedo hacer Ayudeme

martha: El Dengue puede ocasionar picazón intensa en la piel pero debes consultar con el médico para que te examine y te recete un medicamento para tomar o algo para aplicar en la piel que calme esa picazón. No tomes nada por tu cuenta, sólo el médico puede decirte que es lo más adecuado en tu caso.

Hace unas semanas me empezó a dar picazón por todo el cuerpo, cuando me rasco se enrocha rápido, me he dado cuenta que no es dermatologo, porque aumenta cuando como algo de grasas, tomó unas pastillas que me dan resultado temporal dexametasona y cetricet, ahora he empezado a sentir adormecimiento en los brazos y piernas, algo de lo que pueda preocuparme.

Max: No es para preocuparse pero si para ocuparse, por eso te aconsejo que consultes al médico porque no existe ninguna otra forma de saber si la picazón en el cuerpo es síntoma de un problema hepático o se trata, por ejemplo, de una alergia. Tampoco se puede saber si la picazón está relacionada con el adormecimiento en las piernas y brazos o son dos problemas diferentes. Se que a nadie le agrada consultar al médico pero es necesario que lo hagas para poder quedarte tranquilo.

Buenas tardes tengo un hijo de 37 años con higado graso y hepatitis C con 20 años de alcoholismo y drogas…estuvo internado y no es nada facil que me digan que es irreversible lo que tiene…pero bueno hoy mi pregunta es si le sale manchas rojas porque hoy amanecio asi en la cara y la cabeza ya que es pelado esta muy a la vista las manchas….
Y tambien tiene mucha picazon.espero su respuesta ya que vivo investigando porque soy consiente que no tiene cura la hepatitis C porque es cronico…..gracias

Delia Rosa: La hepatitis C puede ocasionar sarpullidos, erupciones y mucha picazón, pero suele ser una picazón generalizada en varias partes del cuerpo, por lo tanto no sabría decirte si las manchas rojas en la cara y la cabeza están relacionadas con sus problemas hepáticos o de deben a otras causas, por ejemplo a una reacción alérgica. Es muy importante que tu hijo consulte al médico para que lo examine, porque dada su condición de salud debe consultar para poder determinar el origen de esas manchas rojas y recibir el tratamiento adecuado para solucionarlo. Si investigaste sobre la Hepatitis C seguramente sabes que él no puede tomar nada por su cuenta ya sean medicamentos o remedios naturales, por eso es necesario que consulte.

Buenas noches mi hijo tiene ahorita esos sintomas esta muy inquieto porque le pica por el pecho por dentro

eliud: Las enfermedades del hígado pueden causar picazón en la piel y ocasionar sarpullidos, erupciones o ronchas, pero la picazón es “por fuera”, si a tu hijo le pica el pecho por dentro debe consultar al médico para saber si se trata de un problema en los bronquios o tal vez en el corazón. Esto no significa que tu hijo padece problemas cardíacos o en los bronquios, sólo te lo menciono como ejemplos de que la sensación de picazón o de hormigueo dentro del pecho requiere consultar con un médico.

Marta busca información de la candidiasis intestinal y mira sus síntomas, los médicos no suelen tener en cuenta esta enfermedad. Un saludo

A mi me pica por dentro la espalda y la barbilla y un poco masa abajo de la barbilla esa parte que va antes del cuello y todo es por dentro también a veces toso mucho y no dejo de toser además de que estornudo demasiadas veces al día.

Lucia: La sensación de picazón que describes puede tratarse de alergia a alguna sustancia que respiras y que te produce inflamación en la garganta y los bronquios, por ejemplo emanaciones de productos de limpieza, insecticidas, aerosoles, humo, polvo, polen de las plantas, etc.
Esto no significa que esa sea la causa del problema, sólo se trata de una posibilidad pero puede deberse a varias cosas y te recomiendo que consultes a un médico porque es necesario que te examine para identificar la causa concreta.

actos del habla constatativos

Síndrome autosomico dominante producido por un pleiotropismo.se debe a la mutación en el gen ELLA 1, que codifica una proteína fosfatasa.

§ Alteraciones en el desarrollo coclear y del oído externo,

§ Quistes y fistulas en el cuello

§ Displasia renal y malformaciones del túbulo colectar renal.

SINDROME DEL TUNEL CARPIANO.

Es un cuadro del nervio mediano a su paso por el ligamento del carpo (muñeca), ya que bajo el ligamento pasan la mayor parte de los tendones flexores de la muñeca y dedos, así como el nervio mediano, encargado de la enervación sensitiva de la cara palmar de los tres primeros dedos y de la intervención motora de los músculos cortos del pulgar. La inflamación de alguna estructura local procede de algún problema del espacio y el nervio resulta comprimido.

o Dolor (en la noche) en la cara palmar de la muñeca que se irradia por los tres primeros dedos.

o Parestesias(hormigueos y acorchamiento)

o Atrofia de los músculos cortos del pulgar

o enfermedades reumáticas

o malas posturas en el trabajo o al dormir

· Ajustes en cada puesto de trabajo

· Prevención de los movimientos y posturas perjudiciales

· Tratamiento quirúrgico de liberación

· Descompresión del nervio mediano

SINDROME DEL MAULLIDO DE GATO O CRI DU CHAT.

Produce una delección terminal o intersticial del brazo corto dl cromosoma 5. El nombre lo recibe del llanto de los niños que sufren este trastorno, parecido al maullido de gato.

Orejas de implantación baja

Mandíbula pequeña y hundida

Pulgar aducido hacia el interior

Un solo pliegue en la palma de la mano

Orejas de implantación baja

Bajo peso al nacimiento y crecimiento lento

Un cariotipo (análisis cromosómico) debe mostrar que falta una porción del brazo corto del cromosoma 5, de lo contrario, un tipo mas detallado de prueba genética (análisis de FISH) puede revelar si falla una pequeña parte de dicho cromosoma.

SINDROME LINFOPROLIFERATIVO AUTOINMUNITARIO.

Es un trastorno autosomico dominante poco frecuente que se caracteriza por una linfoadepatia masiva y esplenomegalia, sobre todo en la niñez. Se producen fenómenos autoinmunitarios como:

Ø Alteración apoptosis (muerte celular natural en la que aparecen repentinamente aperturas en las membranas mitocondriales que provoca la salida de la misma) de los linfocitos.

Ø Inactivación de las proteasas intracelulares

Ø Provoca deficiencias en las señales de apoptosis y una expansión masiva de los linfocitos T inmaduros.

También conocido como trisomia 18, es un desorden cromosómico genético causado por un error en la división de la célula resultando en el tercer cromosoma adicional 18. Fue descubierto por el doctor Juan Edward. El índice de supervivencia de los niños que tienen el síndrome es extremadamente bajo.

§ Anomalías cardiacas y renales

§ Pies inferiores del eje de balancín

§ Deficiencia del crecimiento

§ Forma anormal del cráneo y características faciales.

No hay tratamiento específico y sabido para este síndrome. Los síntomas causados son tratados conforme se presenten hasta un cierto grado.

Por ejemplo algunos niños que presentan el síndrome pueden tener problema y dificultad de corazón en ganar peso, una dieta alimenticia perfecta puede ser conveniente.

Se produce por la disminución de la capacidad de excretar bilirrubina por el hepatocito (célula hepática). La birrubina surge de la desgracion de la hemoglobina de los glóbulos rojos.

La bilirrubina en sangre un poco alta, de forma generada, además de ir al hígado y almacenarse en la vesícula para formar parte de la bilis, se encarga de dar color a las heces y a los hematomas.

Pero… ¿qué significa tener la bilirrubina alta? Suele ser señal de un problema en el hígado, la vesícula o el páncreas. Además su síntoma más común es la ictericia es decir, el color amarillento en la piel o en los ojos.

La hiperbilirubinemia se relaciona con la forma en la que viaja la bilirrubina por el torrente sanguíneo.

Dependiendo de cómo lo haga, disolviéndose o no con el agua, podemos distinguir tres tipos de bilirrubina:

También llamada no conjugada. Este pigmento no se disuelve en el agua y viaja hasta el hígado. Es aquí donde se transforma en soluble y se elimina junto a las excreciones. Un nivel de bilirrubina indirecta normal tiene que rondar entre los 0.2 a 1.2 mg/dL.

Surge en el hígado a partir de la bilirrubina indirecta y también recibe el nombre de conjugada. Este tipo sí se disuelve en el agua y se une a la bilis, junto a la cual terminará eliminandose. Un nivel normal de bilirrubina directa ronda entre el 0 y 0.3 mg/dL.

Este tipo se compone de los dos anteriores, la indirecta y la directa. Por norma general, suele referirse a esta cuando se habla de la bilirrubina sin especificaciones. La bilirrubina total tiene que tener unos niveles de 0.3 a 1.9 mg/dL para considerarse como valores normales. Un nivel superior a 2.5 mg/dL suele producir ictericia.

Teniendo en cuenta que hay dos tipos de bilirrubina, podemos encontrar diferentes causas para el aumento de este pigmento según se vea afectada la bilirrubina directa o la bilirrubina indirecta.

Las más comunes son las siguientes que citamos a continuación.

Al tener como destino el hígado, es común que se relacione con otro tipo de enfermedades, como las arteriales o las que tienen que ver con la descomposición de las células.

Algunas de las causas más comunes son las siguientes:

SI los glóbulos rojos se destruyen antes de tiempo, sin cumplir la función por la que han sido designados, nos encontramos con la bilirrubina alta y un exceso del colesterol “malo”. Si quieres saber más sobre los hematíes y la anemia, pincha aquí para descubrir sus causas y síntomas.

Este trastorno es heredado, y consiste en una deficiencia de enzimas en el hígado para procesar la bilirrubina. También puede surgir en periodos de estrés o mala salud en adultos y niños.

Esta enfermedad, también hereditaria, es un tipo de ictericia que causa daños cerebrales a los recién nacidos durante el embarazo.

La bilirrubina directa ya se forma en el hígado, por lo que las causas de su aumento se relacionan con problemas hepáticos, así como enfermedades en la vesícula o en el páncreas.

El hígado se inflama al no eliminarse las toxinas de forma adecuada y daña a las células, que se degradan convirtiéndose en bilirrubina antes de tiempo.

Esta obstrucción se produce por algunos tipos de tumores, como el cáncer de páncreas, o los cálculos biliares y evita que pueda eliminarse la bilirrubina correctamente.

No suele ser común los casos de bilirrubina alta por cirrosis, ya que sólo aparece tarde. Aun así, puede causar un daño importante. La cirrosis surge normalmente por un exceso de consumo de alcohol que provoca que las células del hígado se sustituyan con tejido cicatricial.

Esta enfermedad es heredada, así que debe diagnosticarse en la infancia. Consiste en un cambio de color en el hígado por la acumulación de pigmentos. Su principal síntoma es la ictericia. Si quieres saber más causas de bilirrubina alta pincha aquí para ver este vídeo.

Aunque la bilirrubina alta se produce por diversos motivos, y primero hay que encontrar la causa, hay ciertos síntomas comunes que pueden ser señal de este aumento de bilirrubina. Aun así, es importante hacer un análisis de sangre para comprobar los niveles de este pigmento.

También hay que tener en cuenta que es normal que los recién nacidos tengan la bilirrubina alta, pero que es conveniente un buen examen y control, ya que puede ser muy grave si no se trata en estos casos.

Los síntomas más comunes, sin tener en cuenta la causa, son los siguientes:

  • Color oscuro de la orina
  • Heces pálidas
  • Cambio del tono en la piel o los ojos (ictericia)

La bilirrubina alta suele producirse por un problema del hígado por lo que, si además de los síntomas anteriores, presentas alguno de los siguientes, es aconsejable acudir al médico inmediatamente por sus consecuencias:

  • Problemas de digestión
  • Hinchazón del abdomen
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Mal aliento
  • Lengua con manchas
  • Dificultad para concentrarse

  • Problemas de memoria
  • Fiebre
  • Sudoración
  • Urticaria
  • Dolor de cabeza frecuente
  • Fatiga
  • Problemas para tolerar el alcohol

Al ser otra de las causas más comunes por los que aumentan los niveles de bilirrubina, también es importante destacar los síntomas que indican problemas en la vesícula:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Vómitos
  • Problemas de digestión
  • Náuseas
  • Dolor abdominal que puede desplazarse al hombro derecho

La pancreatitis también suele relacionarse con la bilirrubina alta, por lo que hay que saber sus sus síntomas más comunes:

  • Dolor abdominal superior que puede irradiarse a la espalda y ser peor tras comer
  • Dolor en la zona baja del abdomen
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sensibilidad extrema al tocar el abdomen

En general, un tratamiento para la bilirrubina alta debe tratar la resistencia del hígado, ya que suele producirse por algún trastorno hepático, aunque todo depende de qué haya causado el aumento del pigmento.

Por ejemplo, una obstrucción se solucionará por vía quirúrgica. La hiperbilirrubinemia también suele tratarse con medicamentos como la colestiramina. Aun así, hay una serie de consejos o remedios caseros que puedes seguir fácilmente para bajar la bilirrubina:

La hidratación es imprescindible para que el hígado pueda eliminar correctamente todas las toxinas. Tienes que beber al menos dos litros al día.

Además de hidratar, estas hierbas ayudan al hígado a cumplir su función. Puedes probar con infusiones de diente de león, alcachofa, verbena o cardo mariano.

Vegetales como la alcachofa, el brócoli y las espinacas, así como frutas como el pomelo y el limón, son muy buenas para depurarnos por dentro. Puedes probar a consumirlos en forma de zumos depurativos.

El exceso del alcohol afecta notablemente al hígado y, además, es una de las causas más comunes por las que surge el hígado graso.

Las grasas saturadas, el azúcar o la harina procesada fomentan la obstrucción de las vías y no ayudan a eliminar toxinas. También evita los embutidos, los huevos y los lácteos y derivados.

Un mínimo de veinte minutos diarios de ejercicio es bueno para la salud en general, pero también ayuda a controlar los niveles de bilirrubina.

El hígado tiene una cierta capacidad de autorrepararse. Este proceso se da a través de la generación de nuevas células hepáticas que sustituyen a las que se encuentran dañadas. Sin embargo, si el hígado es forzado en exceso puede producirse una cicatrización crónica de los tejidos; cuando la esteatosis evoluciona hasta este punto hablamos de cirrosis hepática.

Cuando las grasas se acumulan en exceso en el hígado, el funcionamiento de este órgano se ve alterado; esto hace que nuestro cuerpo no pueda eliminar correctamente las sustancias de desecho que se introducen en nuestro organismo, en especial a través de aquello que comemos y bebemos.

El abuso y la dependencia del alcohol son las causas más habituales de la esteatosis hepática, puesto que el consumo excesivo de esta sustancia provoca lesiones en el hígado. Cuando éste es el principal factor causal en la aparición de la enfermedad se utilizan los términos “esteatosis hepática alcohólica” e “hígado graso alcohólico”.

Algunos de los factores de riesgo más relevantes para la aparición del hígado graso son la obesidad, las dietas ricas en azúcares y grasas (que pueden provocar diabetes tipo 2 e hiperlipidemia) y tener una edad avanzada; la mayoría de casos se dan entre los 40 y los 60 años. La herencia genética y el consumo de aspirina o esteroides también se asocia a este trastorno.

Por lo general los casos de hígado graso se clasifican en función de si su causa es el consumo excesivo de alcohol u otra distinta. No obstante, también existe una variante especial que merece la pena mencionar: la esteatosis hepática aguda del embarazo.

La esteatosis hepática no alcohólica se asocia generalmente con trastornos en la descomposición de grasas; esto hace que se acumulen en el hígado. El criterio básico que se utiliza para diagnosticar esta variante del hígado graso es que al menos un 10% del tejido de este órgano esté compuesto por lípidos.

El alcoholismo daña las células del hígado e interfiere en su funcionamiento; esto incluye la descomposición de lípidos. Si una vez detectada la esteatosis hepática alcohólica el consumo de alcohol se mantiene es muy probable que el trastorno evolucione hasta pasar a ser una cirrosis; en cambio, tras unos dos meses de abstinencia la esteatosis remite.

Este tipo de esteatosis hepática es una complicación poco frecuente que aparece en el tercer trimestre de gestación. Los síntomas tienden a desaparecer después del parto, e incluyen una sensación de malestar general, dolores en la parte alta del vientre, náuseas y vómitos y la ictericia, que consiste en la coloración amarillenta de la piel y de las mucosas.

El término hígado graso se refiere a una enfermedad del hígado caracterizada por acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas (hepatocitos). El alcohol es una causa frecuente de hígado graso, y es un factor que siempre debe considerarse en un paciente con hígado graso. En este artículo nos referiremos a la esteatosis hepática no asociada al consumo de alcohol. La acumulación de grasa en los hepatocitos puede llevar a inflamación hepática, con la posibilidad de desarrollar fibrosis y finalmente terminar en el daño hepático crónico (o cirrosis).

La obesidad y el sobrepeso son las causas más importantes de hígado graso.

El hígado graso se conoce de varias formas:

  • Hígado graso: Término general. Cuando no es por alcohol es conocida como hígado graso no alcohólico, en inglés NAFLD (non-alcoholic fatty liver disease).
  • Esteatosis hepática: Acumulación de grasa en el hígado, sinónimo de hígado graso.
  • Esteatohepatitis no alcohólica: Cuando la acumulación de grasa en el hígado también es acompañada por un proceso inflamatorio. En inglés se conoce como NASH (non-alcoholic steatohepatitis).
  • Esteatohepatitis metabólica: También se ha propuesto llamar a esta enfermedad esteatohepatitis metabólica (metabolic steatohepatitis; MESH).

Un paso crítico en el tratamiento del hígado graso es un cambio en los hábitos de alimentación, reduciendo las comidas calóricas y los excesos de grasa. La causa de la acumulación de grasa en el hígado no se conocen con certeza, pero hay algunos mecanismos que han demostrado ser muy importantes en el desarrollo de la enfermedad:

  • Resistencia a la insulina.
  • El estrés oxidativo.
  • Liberación de citokinas.

El hallazgo de hígado graso es extremadamente frecuente. Esta enfermedad está asociada con los siguientes factores de riesgo:

  • Obesidad y sobrepeso.
  • Sedentarismo.
  • Diabetes.
  • Hipercolesterolemia.
  • Hipertrigiceridemia.

Sin embargo, cada vez es más común encontrar personas con hígado graso sin estos factores de riesgo. No todas las personas con hígado graso desarrollan complicaciones o daño hepático crónico.

En Chile, un estudio realizado por el Departamento de Gastroenterología de la Universidad Católica de Chile muestra que la prevalencia de hígado graso en la población general de Santiago es del 23%.

El hígado graso es habitualmente asintomático, y se descubre sólo después de una ecografía (o ultrasonido) abdominal que muestra el hígado con aumento de ecogenicidad (“brillante”). La otra manera de llegar al diagnóstico es a través del hallazgo de aminotransferasas (transaminasas) elevadas en un análisis de sangre rutinario o por cualquier otra razón. Algunas personas se quejan de dolor leve a moderado abdominal en el hipocondrio derecho (la zona donde se encuentra el hígado). Sólo un pequeño porcentaje de los pacientes desarrollan síntomas de insuficiencia hepática con elevación de bilirrubina o síntomas como ascitis o encefalopatía hepática.

Una parte fundamental del tratamiento consiste en un cambio de hábitos alimenticios, dejando comidas calóricas y exceso de grasas

El diagnóstico de hígado graso se basa en los hallazgos de la biopsia hepática. Esta muestra acumulación de grasa en los hepatocitos, y también puede haber diversos grados de inflamación y fibrosis.

Aunque la biopsia hepática es el único examen que certifica el diagnóstico y es un procedimiento de bajo riesgo, no todas las personas con sospecha de hígado graso son sometidas a este procedimiento. Es común hacer el diagnóstico presuntivo de hígado graso en alguien con imágenes sugerentes (ecografía, tomografía computada o resonancia magnética). La biopsia hepática es, sin embargo, la única prueba que distingue entre “esteatosis simple” (acumulación de grasa) y “esteatohepatitis “(grasa asociada a inflamación y fibrosis).

Algunas personas con hígado graso tienen adicionalmente elevación de las transaminasas o aminotransferasas en la sangre (SGOT y SGPT, también conocidas como ALT y AST). En estos casos es importante descartar otras causas de inflamación hepática, como la infección por virus de hepatitis B y hepatitis C, la hemocromatosis y la hepatitis autoinmune, entre otros.

La mayoría de las personas con hígado graso no desarrollará una enfermedad con consecuencias graves. Aproximadamente el 20% de los sujetos puede tener algún grado de fibrosis hepática en la biopsia, que puede progresar a etapas más avanzadas de la enfermedad, como cirrosis y cáncer hepático. El hígado graso es probablemente la causa más común de cirrosis criptogénica (cirrosis, sin causa aparente).

El tratamiento del hígado graso consiste fundamentalmente en la normalización del peso y aumentar la actividad física. La obesidad y el sobrepeso, principales factores de riesgo son modificables mediante cambios en el estilo de vida. Otras recomendaciones incluyen evitar el alcohol y los medicamentos innecesarios.

En los pacientes que se encuentran en etapas más avanzadas de la enfermedad (inflamación o fibrosis hepática importante), algunos medicamentos pueden ayudar, como antioxidantes (vitamina E) o agentes sensibilizadores a la insulina. El uso de pioglitazona, que ha demostrado beneficios normalizando las aminotransferasas y la histología hepática, sigue siendo algo controversial.

1. ¿Qué es el hígado graso? El hígado graso es una enfermedad en la que el hígado aumenta el contenido de grasas (triglicéridos y colesterol). Esto puede hacer que el hígado aumente de tamaño y tome una coloración amarillenta, llegando.

Si Ud. tiene cirrosis o alguna enfermedad hepática, le interesarán estos consejos sobre la alimentación, dieta y nutrición.

Las transaminasas o aminotransferasas son exámenes que indican inflamación hepática. Este examen está alterado casi por definición en todas las hepatitis.

El ataque de hígado es un problema digestivo que poco y nada tiene que ver con el hígado aunque seguramente esto resulte difícil de creer

  • Parálisis del lado izquierdo del cuerpo.
  • Problemas en la visión.
  • Comportamiento inquisitivo, acelerado.
  • Pérdida de memoria.

Se han desarrollado algunas formas de saber cuándo una persona va a sufrir un ictus. Entre ellas, se encuentra, por ejemplo, la escala Cincinnati, que consiste en tres comprobaciones:

  • Asimetría facial: Se hace sonreír al paciente para comprobar si ambos lados de la cara se mueven de forma simétrica. En caso anormal, un lado mostraría deficiencias para moverse.
  • Fuerza en los brazos: Se indica al paciente que estire los brazos durante 10 segundos. En caso anormal, uno de los brazos no se mueve o cae respecto al otro.
  • Lenguaje: Se indica al paciente que hable. En caso anormal, arrastra las palabras, tiene problemas para hablar o no habla.

Si alguna de estas tres comprobaciones obtiene el resultado anormal, cabe la posibilidad de que el paciente vaya a sufrir un ictus.

La Sociedad Española de Neurología recomienda una serie de hábitos saludables para evitar sufrir un ictus:

  • Llevar una dieta rica y saludable: Esta dieta también tiene que tratar de evitar el colesterol LDL, lo que se consigue reduciendo las grasas saturadas. Además, así se evitan problemas de obesidad: una persona debe mantener su índice de masa corporal por debajo de 25 para reducir el riesgo de ictus.
  • Realizar ejercicio de forma habitual y moderada: Los problemas derivados de una vida sedentaria pueden provocar otros problemas que a su vez causen un ictus.
  • No fumar: Además, la exposición pasiva al tabaco también aumenta la probabilidad de sufrir un ictus.
  • Moderar el consumo de alcohol: El consumo de alcohol no debe superar los 60 gramos al día, pero esto no significa que haya que evitarlo a toda costa: aquellas personas con un consumo leve (menos de 12 gramos al día) o moderado (entre 12 y 24 gramos al día) de alcohol tienen menos probabilidades de sufrir un ictus que aquellas personas que no lo consumen.
  • Llevar un control de la tensión arterial de forma regular: Para ello se pueden llevar controles sobre la tensión arterial. En aquellas personas que no hayan sufrido un ictus anteriormente la tensión arterial debería ser inferior a 140/90, y para diabéticos o personas que ya hayan sufrido un ictus, inferior a 130/80.

Los problemas de los vasos sanguíneos cerebrales pueden ser de dos tipos:

Los vasos están obstruidos dentro. Los coágulos causantes del problema se denomiman trombos cerebrales o embolismo cerebral. Causado por una obstrucción del vaso sanguíneo. Este problema se suele producir por el desarrollo de depósitos de grasa en los muros del vaso, lo que se denomina ateroesclerosis. Los depósitos de grasa provocan dos obstrucciones:

  • Trombosis: un coágulo que se desarrolla en el mismo vaso sanguíneo cerebral.
  • Embolismo: el coágulo se desarrolla en otra parte del cuerpo, generalmente en las grandes arterias de la parte superior del pecho y el cuello o el corazón. Una porción del coágulo se desprende y viaja por el flujo sanguíneo hasta que encuentra un vaso que es más pequeño y lo bloquea.

Los ictus isquémicos son los más frecuentes de todos los ictus, comprendiendo un 80 por ciento del total. En España se estiman de 150 a 200 casos anuales por cada 100.000 habitantes. Los dos tipos de ictus isquémicos más frecuentes son:

  • Ataque isquémico transitorio (AIT): Presenta unos síntomas similares a los de un infarto, pero es más corto y no muestra las consecuencias propias de un infarto. El AIT es un episodio de déficit neurológico de corta duración que en la mayoría de los casos dura menos de dos horas. Entre el 7 y el 40 por ciento de los pacientes que sufren un AIT, poco después sufren un ictus isquémico.
  • Infarto cerebral: Deja una lesión cerebral permanente.

Según su extensión y localización, los ictus isquémicos pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Ictus isquémico total: Es de gran tamaño y afecta a la arteria cerebral media o la arteria cerebral anterior. Provoca disfunción cerebral superior, hemianopsia homónima y déficit motor y/o sensitivo homolateral.
  • Ictus de Circulación Posterior: Afecta a los pares craneales que provocan déficit motor y sensitivo contralateral. Provoca patología oculomotora, disfunción cerebelosa sin déficit de vías largas ipsilaterales y hemianopsia homónima aislada.
  • Ictus Lacunares: Provocan hemisíndromes motor puro, sensitivo puro, sensistivo motor, hemiparesia atáxica y disartria.

El vaso se rompe, lo que provoca que la sangre irrumpa en el cerebro. Al entrar la sangre comprime el tejido cerebral. Existen dos subtipos de este tipo de ictus, la hemorragia intercerebral y la subaracnoidea. Sucede cuando se rompe un vaso sanguíneo débil. Existen dos tipos de estos vasos débiles que provocan ictus hemorrágicos: los aneurismas y las malformaciones arteriovenosas.

  • Aneurisma: es una región inflada o debilitada de un vaso sanguíneo. Si no se trata el problema crece hasta que el vaso se rompe.
  • Malformación arteriovenosa: es un grupo de vasos sanguíneos formados de manera anormal. Cualquiera de estos se puede romper.
  • Ataques isquémicos transitorios: las condiciones indicativas de un ictus isquémicos se presentan durante un pequeño periodo de tiempo, y se resuelve por sí solo a través de mecanismos normales. Es un indicativo potente de un ictus, por lo que cuando se produce, hay que tomar medidas para evitar un ataque más serio.

Las hemorragias cerebrales suponen el 15 por ciento de todos los ictus y presentan una tasa de mortalidad del 45 por ciento. Afectan de 10 a 30 personas por cada 100.000 al año, y la recuperación de los supervivientes no es rápida: solo un 10 por ciento de ellos podrá ser independiente al cabo de un mes, y el 20 por ciento lo será a los seis meses.

Las hemorragias subaracnoideas, por otra parte, son menos frecuentes, registrando sólo el cinco por ciento de todos los ictus. Se dan de siete a 10 casos por cada 100.000 personas cada año, y es más común entre la gente entre 50 y 60 años, especialmente las mujeres. La tasa de mortalidad se encuentra en un 51 por ciento.

Habitualmente, el médico puede diagnosticar un ictus por medio de la historia de los hechos y de la exploración física. Esta última contribuye a que el médico pueda determinar dónde se localiza la lesión cerebral. También se suelen realizar pruebas de imagen como una tomografía computadorizada (TC) o una resonancia magnética (RM) para confirmar el diagnóstico, aunque dichas pruebas sólo detectan el ictus cuando han transcurrido unos días del mismo. Una TC o una RM son también eficaces para determinar si un ictus ha sido causado por una hemorragia o por un tumor cerebral. El médico puede realizar una angiografía en el caso poco probable de que se plantee la posibilidad de una intervención quirúrgica.

El médico trata de establecer la causa exacta del ictus, puesto que es especialmente importante determinar si éste se ha producido por un coágulo (embolia) que se alojó en el cerebro o por la obstrucción de un vaso sanguíneo debido a una aterosclerosis (aterotrombosis).

En efecto, si la causa es un coágulo o una embolia es muy probable que ocurra otro ictus, a menos que se corrija el problema subyacente. Por ejemplo, si se están formando coágulos en el corazón debido a una frecuencia cardíaca irregular, ésta debe tratarse a fin de prevenir la formación de nuevos coágulos que pudieran causar otro ictus. En esta situación, el médico suele realizar un electrocardiograma (para detectar una arritmia) y también puede recomendar otras pruebas de estudio del corazón. Éstas pueden ser: una monitorización Holter, que consiste en la realización de un electrocardiograma continuo durante 24 horas, y una ecocardiografía, que valora las cavidades y las válvulas del corazón.

Aunque las demás pruebas de laboratorio son de poca utilidad, se hacen igualmente para confirmar que el ictus no fue causado por una carencia de glóbulos rojos (anemia), un exceso de glóbulos rojos (policitemia), un cáncer de los glóbulos blancos (leucemia) o una infección. En alguna ocasión se necesita una punción lumbar después de un ictus. De hecho, esta prueba se lleva a cabo solamente si el médico está seguro de que el cerebro no está sujeto a demasiada presión y ello generalmente requiere una TC o una RM. La punción lumbar es necesaria para comprobar si existe una infección cerebral, para medir la presión del líquido cefalorraquídeo o para determinar si la causa del ictus ha sido una hemorragia.

El tratamiento es distinto si el ictus es debido al bloqueo de un arteria o a causa de la ruptura de un vaso En todo caso, hay algunos pasos que hay que seguir para mejorar la supervivencia:

  • Reconocer rápidamente los signos y síntomas del ictus, anotando cuando ocurren por primera vez.
  • Activar con rapidez los servicios de emergencia.
  • Transporte rápido de emergencia y prenotificación al hospital. La mejor forma de llegar al hospital es mediante estos servicios, puesto que advertirán cuanto antes al servicio de urgencia del hospital.
  • Llevar a los pacientes a una Unidad de Ictus, centros médicos especializados en el tratamiento de esta enfermedad. Hay varios tipos (agudos, de estancia completa, para rehabilitación).
  • Comenzar el cuidado y la evaluación del paciente durante el transporte al hospital: En cuanto el paciente sufra un ictus, los servicios médicos responsables deben tener en cuenta determinados aspectos del paciente como una adecuada oxigenación, así como controles de alimentación, presión arterial, glucemia, fiebre u otras complicaciones.
  • Recibir el diagnóstico y el tratamiento rápidamente en el hospital para que esté bajo vigilancia intensiva.
  • En ocasiones se debe recurrir a la cirugía para eliminar el coágulo que bloquea las arterias del cerebro.
  • Cuando el ictus ya haya pasado, el tratamiento depende de las incapacidades que le hayan quedado al paciente.

El ictus es la segunda causa de muerte más frecuente en España, y la primera en el caso de las mujeres, como recoge el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares (Geecv) de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Cada año se producen de 110.000 a 120.000 muertes en España, lo que se traduce en una muerte por ictus cada 14 minutos.

Los ictus comprenden el 70 por ciento de los ingresos en neurología en nuestro país, y en los últimos 15 años el número de pacientes ha crecido en un 40 por ciento. Se prevé que esta cifra vaya aún más en aumento con el paso de los años debido al envejecimiento de la población.

Los ictus isquémicos se clasifican de la siguiente manera según su etiología:

  • Ictus aterotrombótico: La obstrucción del flujo sanguíneo se produce por la alteración en las paredes vasculares de las arterias cerebrales.
  • Ictus embólico: Se produce por la migración de un émbolo desde una región circulatoria extracerebral hasta una arteria cerebral.
  • Ictus hemodinámico: Surge tras la aparición de una hipoxia global en el cerebro, provocando infartos en las regiones peor perfundidas.
  • Ictus lacunar: Se produce por la obstrucción de las ramas arteriales perforantes.

John Howard/Digital Vision/Thinkstock

El consumo de alcohol es un hábito extendido a lo largo y ancho del mundo. A pesar de los conocidos riesgos para la salud, existe en todas las sociedades y culturas. En algunos países la importación, destilado y venta de productos alcohólicos está fuertemente regulada por el gobierno, incluso hay algunas religiones prohíben el consumo a sus devotos. Pero en general, en todas partes del mundo, las bebidas alcohólicas son relativamente populares.

Pese a su popularidad, muchas cosas del alcohol no son del todo conocidas. Hoy te contaremos algunas curiosidades de las bebidas alcohólicas que debes saber.

Recientemente se descubrieron jarrones y vasijas de hace más de 10.000 años utilizados para dejar fermentar frutas y obtener bebidas.

Los astrónomos descubrieron una enorme nube de metanol, también conocido como alcohol de madera, a unos 6.500 años luz de distancia.

Casi todas las frutas tienen al menos una pequeña proporción de alcohol en su composición química.

Una jarra de cerveza, una copa de vino o shot de vodka tienen aproximadamente la misma cantidad de alcohol.

Diferentes investigaciones señalan que es una enfermedad con una frecuencia más elevada en personas con ascendencia judía, especialmente en el norte de África, llegando a situarse aproximadamente en caso por 5.400 personas (Genetics Home Reference, 2016).

Además, con relación a otros rasgos demográficos, como el sexo, no se ha identificado una frecuencia más elevada asociada al sexo femenino o masculino (National Organization for Rare Disroders, 2016).

Por otro lado, en cuanto a los subtipos de la enfermedad de cori, la forma más común es la IIIa, llegando a representar un 85% de total de casos. Este tipo suele ir seguido de la forma IIIb, que representan a un 15% de los afectados por esta patología (Genetics Home Reference, 2016).

El curso clínico de la enfermedad de cori suele ser variable, en función de las áreas que se encuentren más afectadas. Sin embargo, en buena parte de los casos, suelen ser evidentes durante la etapa infantil.

Generalmente, los signos y síntomas más frecuentes están relacionados con (Genetics Home Reference, 2016; Morales Vila, 2010; National Organizatión for Rare Disorders, 2016):

Con el término hipoglucemia hacemos referencia a la presencia de niveles bajos de azúcar en sangre, es decir, a un nivel deficiente de glucosa.

Normalmente, el nivel debe situarse por debajo de los 70mg/dl para considerarse anormal o patológico.

Así, esta condición médica puede dar lugar al desarrollo de otras complicaciones como (National Institutes of Health, 2014):

– Alteración del ritmo y frecuencia cardiaca.

– Reducción o incremento del apetito.

– Alteración de la capacidad visual, como visión borrosa o doble.

– Cambios humor: irritabilidad, agresividad, ansiedad etc.

– Dificultad para conciliar el sueño.

– Cansancio, debilidad y fatiga generalizada.

– Sensaciones de hormigueo y entumecimiento.

– Mareo y pérdida de consciencia.

En este caso, con el término hiperlipidemia hacemos referencia a la presencia de niveles elevados de lípidos, es decir, grasas en el torrente sanguíneo.

Normalmente, se asocia a factores genéticos que provocan un incremento de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

A nivel específico, este trastorno puede dar lugar al desarrollo de otro tipo de complicaciones médicas, relacionadas fundamentalmente con (National
Institutes of Health, 2014):

– Molestias cardiacas, angina de pecho y otras alteraciones relacionadas con el corazón.

– Sensación punzante y de calambre en las extremidades inferiores.

– Problemas relacionados con la cicatrización de heridas superficiales.

– Síntomas relacionados con los accidentes cerebrovasculares: debilidad o parálisis muscular, problemas de lenguaje, etc.

Una de las primeras señales indicadoras de esta patología es la presencia de una marcada debilidad muscular.

El tono muscular se presenta anormalmente reducido, dificultando por tanto la ejecución de todo tipo de actividades y actos motores.

La presencia recurrente de hipotonía y otras alteraciones relacionadas con la función motora, desemboca en el desarrollo de miopatías.

Con el término miopatía hacemos referencia a un amplio conjunto de enfermedades musculares que se caracterizan por la presencia de inflacoco mación muscular crónica y debilidad.

Por lo tanto, las complicaciones médicas relacionadas con las miopatías incluyen (National Institute of Neurological Disorders and Stroke, 2011):

– Debilidad muscular progresiva, comenzando desde las estructuras proximales, es decir, los músculos más próximos al tronco.

– Daño tisular en las fibras musculares.

– Cansancio y fatiga relacionada con actos motores: caminar, respirar, tragar, etc.

– Dolor muscular recurrente.

– Incremento de la sensibilidad cutánea.

– Dificultad para caminar, mantener la postura, hablar, tragar, etc.

Por un lado, con el término hepatomegalia hacemos referencia a la presencia de un hígado anormalmente grande.

El tratamiento consiste en detener el consumo de alcohol lo antes posible por completo. Dependiendo del grado de afectación del hígado se puede presentar una mejoría de los síntomas o que los mismos continúen si se presentó la cirrosis hepática. Hay que tener en cuenta que el alcoholismo es una enfermedad y se requiere el apoyo de la familia, equipo de salud y grupos de apoyo para combatirlo. No es fácil dejar de beber para una persona que ha consumido por muchos años, pero es posible si se lo propone y cuenta con el apoyo necesario.

Existen infinidad de sustancias que son metabolizadas por el hígado que pueden desembocar en una hepatitis tóxica. Los medicamentos integran esa lista, ya sea por el tipo o por la cantidad excesiva de su consumo, pueden desencadenar una hepatitis tóxica.

Existen algunas patologías que requieren la toma de medicamentos que afectan negativamente el hígado razón por la cual se debe valorar su correcta administración. Dichos medicamentos requieren un control de la funcionalidad del hígado cada cierto tiempo para prevenir la aparición de complicaciones no deseadas por el tratamiento iniciado.

Por otra parte para prevenir la hepatitis tóxica por fármacos se debe evitar la auto medicación, sólo se deberán consumir los medicamentos en las cantidades indicadas por los profesionales de la salud. El consumo de más comprimidos de los indicados lleva a que el hígado tenga una mayor cantidad de sustancias para metabolizar aumentando el riesgo de padecer hepatitis tóxico con el consumo de algunos medicamentos. Hay que aclarar que la mayoría de los medicamentos son completamente seguros en las dosis indicadas por los profesionales médicos.

Finalmente existen las hepatitis infecciosas, las más conocidas, que son causadas por la afectación de virus sobre el tejido hepático. Existen algunos virus como el virus de hepatitis A, B, C, D y E que producen afectación directa del hígado. En cambio existen algunos virus que pueden afectar otros órganos y tejidos, incluyendo al hígado dentro de sus probabilidades.

La hepatitis A, se produce por el contagio del virus de hepatitis A a través de heces y sangre contaminada. Está muy difundida por la facilidad de contagio por el contacto con aguas contaminadas, la inadecuada manipulación de alimentos y el contacto sexual.

Los síntomas de la hepatitis A suelen ser leves, incluyo imperceptibles para algunas personas. Se presenta un cuadro de diarrea, con malestar general, escasa fiebre, cansancio y disminución del apetito. El médico podrá solicitar algunos exámenes de sangre para confirmar la presencia del virus, no existe un tratamiento específico, sino que se buscará controlar los síntomas.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los pacientes se curan si secuelas en 3 meses, pero puede extenderse unos meses más el periodo de convalecencia. Se recomienda reposo, una alimentación balanceada y además de adecuadas medidas de higiene. En las personas mayores o con otras enfermedades la hepatitis A puede ser más grave que para las personas previamente sanas.

La hepatitis B y C son consideradas enfermedades de transmisión sexual, es decir, que los fluidos sexuales con los grandes contaminantes además de la sangre. Otra forma de transmisión es a través de la placenta a su bebé en las madres embarazadas.

En general la hepatitis B no produce síntomas por un largo periodo de tiempo o solamente durante unas pocas semanas. En general el cuerpo es capaz de responder frente a la agresión del virus B y logra eliminar el virus completamente del organismo. Existe un porcentaje menor del 10% de personas que padecen de hepatitis B crónica a lo largo de toda su vida.

Existen medicamentos para la hepatitis crónica que no se utilizan para las agudas, solamente indicándose por parte de los profesionales de la salud aquellos para controlar los molestos síntomas como náuseas, vómitos y picazón generalizada.

La hepatitis C tiene una menor tasa de curación y en general se hace crónica en muchos pacientes. Se suelen utilizar medicamentos para controlar la hepatitis C por el riesgo aumentado de padecer cirrosis y cáncer de hígado.

El virus de la hepatitis D se presenta sólo en pacientes que tienen la hepatitis B a través del contagio por sangre contaminada.

La hepatitis E se transmite a través de materias fecales y sangre contaminada pero es muy poco frecuente en la actualidad.

La prevención de la hepatitis se debe basar en algunos pilares como el abandono del consumo de alcohol, no tomar medicación por cuenta propia, seguir las pautas de sexo seguro, lavar correctamente los alimentos que se van a consumir y mantener una correcta higiene de manos.

Es importante destacar que actualmente existen vacunas para prevenir la hepatitis A y B que son muy eficaces, evitando el contagio del virus por parte del cuerpo.

Hepatitis autoinmune

Hepatitis B

Hepatitis C

Hepatitis crónicas

Doctor Jorge Daruich hablando sobre la Hepatitis A,B, C y virales

En Demedicina os contamos ahora qué son las Transaminasas, la diferencia entre las AST y las ALT, y cuáles son los distintos problemas de salud que pueden llevar a una elevación de las transaminasas.

Tener las transaminasas altas es un problema de salud bastante habitual. Sin embargo, para muchas personas que se ven afectadas aún no se ha detectado. De hecho, en una gran cantidad de casos nos enteramos de ella de manera accidental, cuando se realizan análisis por otros motivos, como puede ser un estudio preoperatorio, chequeos previos a donaciones sanguíneas o revisiones médicas de rutina.

estructura de una transaminasa

La elevación de las transaminasas en un analisis comúnmente se refiere a las “alanina transaminasas” (ALT) y al aspartato transaminasa (AST), ambas se establecen como un posible indicador de daño a nivel hepático, utilizándose también otros términos como transaminasemia o transaminitis.

El centro de bioquímica del cuerpo es el hígado, todo un laboratorio donde se sintetizan y descomponen los aminoácidos, almacenándose la energía.

Las concentraciones de estas en el suero (la porción no celular de la sangre) son normalmente bajos, sin embargo, si el hígado está dañado, la membrana celular de los hepatocitos se vuelve más permeable y algunas de las enzimas se fugan al flujo sanguíneo y se miden comúnmente como alanina transaminasa (ALT) y aspartato transaminasa (AST)

Estos niveles fueron anteriormente llamados “suero de glutamato-piruvato transaminasa (SGPT) y el suero de glutamato-oxalacetato transaminasa (SGOT).

En general, cualquier daño en el hígado será responsable de estas medianas elevaciones de las transaminasas, que son generalmente llamadas enzimas hepáticas. Aunque por supuesto no son las únicas enzimas en el hígado y el diagnóstico requiere la síntesis de muchos elementos de información, incluida la historia del paciente, la exploración física y posiblemente, imágenes u otros exámenes de laboratorio.

Pero muy altas elevaciones de las transaminasas sugieren grave daño al hígado, tales como hepatitis viral, lesión hepática por falta de flujo sanguíneo o lesiones por drogas y toxinas. La mayoría de los procesos de la enfermedad causa un aumento de ALT superior a la AST. Mientras que el AST doble o triple en los niveles de ALT, son coherentes con la hepatopatía alcohólica.

Los niveles elevados determinan sensibilidad para la lesión hepática, lo que significa que es probable que se presente si hay un daño, sin embargo también pueden ser elevados en otras condiciones.

ALT comúnmente no se encuentran fuera del hígado y la AST es más frecuente encontrarla en el hígado, pero también aparecen en cantidades significativas en el corazón y el músculo esquelético. De hecho, la medición de estas son utilizadas para el diagnóstico de un ataque al corazón, aunque nuevas enzimas y proteínas son más específicas para determinar un daño cardíaco y han sustituido en gran medida este uso.

actos del habla segun austin

El consumo de alcohol puede producir daño cerebral irreversible y demencia además de ser responsable de la muerte de uno de cada siete hombres y una de cada trece mujeres en Europa, lo que lo convierte en el segundo factor de riesgo de muerte tras el tabaco.

Con motivo del Día sin Alcohol, que se celebra el 15 de noviembre, Socidrogalcohol ha alertado de los graves efectos que puede tener esta sustancia sobre el cerebro.

El consumo excesivo y crónico de alcohol puede llegar a dañar gravemente el cerebro y tomar varias consumiciones en poco tiempo y con frecuencia puede producir daños irreversibles en él, aseguran los expertos.

Por ello, los daños cerebrales producidos por el alcohol serán uno de los temas del Año Europeo del Cerebro convocado para 2014 por el European Brain Council.

No en vano, se añade desde la citada Asociación, el consumo abusivo de alcohol provoca, además de sesenta enfermedades orgánicas, entre ellas cáncer, deterioro cognitivo, agravamiento de trastornos mentales e irreversible daño cerebral, según las últimas investigaciones.

El coordinador del Centro de Adicciones San Juan de Dios de Palencia, el doctor Antonio Terán, ha añadido que el alcohol induce una serie de trastornos mentales entre los que se encuentran episodios psicóticos transitorios, presentes hasta en un 25 % de los pacientes con dependencia del alcohol, y alucinosis alcohólica.

Otros daños cerebrales provocados por el alcohol son el Síndrome de Korsakoff (confusión, alteración de la memoria para hechos recientes o nueva información, tendencia a rellenar las lagunas de la memoria con confabulaciones), Síndrome de Wernicke (encefalopatía caracterizada por confusión, perdida de la coordinación de movimientos, ataxia (dificultad para mantener el equilibrio), parálisis en músculos oculares, o Síndrome Amnésico.

Según Terán, el alcohol no solo induce sino que también acompaña otros problemas mentales como los trastornos depresivos, de ansiedad, de personalidad o de la alimentación, una situación que dificulta el diagnóstico y tratamiento de ambos “complicando la evolución y el pronóstico final”.

El asesor médico de la Federación de Alcohólicos Rehabilitados de España (FARE), Francisco Pascual, ha denunciado la “insuficiente percepción social de los riesgos” y ha asegurado que el alcohol “está presente en cuatro de cada diez homicidios, comporta una enorme carga financiera y es causa de baja laboral en hasta un 20 % de los casos.

Además, ha recordado que el alcohol no sólo hace daño al bebedor sino también a su entorno con los consecuentes problemas familiares, exclusión social e impacto económico en las familias.

Según estos expertos en España se ha adelantado la edad de inicio de consumo de alcohol, se está incrementando la incorporación de mujeres y cada vez aumenta más el policonsumo de drogas que incluye en la mayoría de los casos el alcohol.

Ante esta situación, los especialistas abogan por informar y educar a la sociedad sobre qué es un consumo de alcohol de riesgo y por crear un Comité de prevención del alcoholismo.

Una función importante de su hígado es la eliminación de las toxinas de la sangre, y el alcohol es una toxina. El Manual Merck de profesionales de la salud, dice el daño al hígado de abuso crónico de alcohol puede incluir el hígado graso, hepatitis alcohólica y finalmente cirrosis. Entre otras complicaciones de la cirrosis, la coagulación sanguínea inadecuada puede producir si su hígado se convierte en gravemente enfermo. Esto puede aumentar su riesgo de sangrado gastrointestinal o hemorragia grave debido a un traumatismo. El daño hepático de la enfermedad causada por el abuso del alcohol puede conducir eventualmente a una insuficiencia hepática.

Gastritis, un problema común entre los consumidores de alcohol, es la inflamación del revestimiento del estómago. La pancreatitis es la inflamación del páncreas, una glándula que produce enzimas digestivas y hormonas, como la insulina, que regula el azúcar en la sangre. La pancreatitis aguda puede ocurrir en cuestión de horas o hasta 2 días después de consumir alcohol, y la inflamación puede llegar a ser crónica. La National Digestive Diseases Information Clearinghouse dice el abuso de alcohol es la causa más frecuente de la pancreatitis crónica. El páncreas puede cicatrizar y calcificada, en algunos casos requieren cirugía para aliviar el dolor o tratar otras complicaciones. Si suficientes células productoras de insulina están dañadas, la diabetes puede desarrollar.

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo dice el abuso de alcohol es un factor de riesgo importante para el cáncer oral, así como cánceres de la faringe, la laringe y el esófago. También aumenta el riesgo de otros cánceres, incluyendo los de estómago, colon, recto, hígado, de mama y de ovarios. El abuso de alcohol, especialmente cuando se asoció con el consumo de tabaco, es un factor de riesgo importante para 1 tipo de cáncer de esófago llamado carcinoma de células escamosas. Aproximadamente 8.000 casos de carcinoma de células escamosas del esófago producen anualmente en los EE.UU. Es más común entre los hombres afroamericanos.

El abuso de alcohol puede causar cardiomiopatía, una condición en la cual el corazón se convierte en paredes agrandados y el músculo delgado y débil. Esto puede conducir a arritmias y la insuficiencia cardíaca. El Cuaderno de Practica General dice el alcohol también puede causar presión arterial elevada, incluso en personas que no tienen otros factores de riesgo para la hipertensión; el efecto se ve dentro de unos días de consumo excesivo de alcohol. El alcohol también exacerba otros factores de riesgo para la hipertensión, como la obesidad y el uso de píldoras anticonceptivas. Si dejas de beber, el efecto sobre la presión arterial generalmente desaparece en unos pocos días.

Desnutrición y las deficiencias de vitaminas a menudo acompañan el abuso del alcohol. El abuso crónico de alcohol interfiere con la absorción de tiamina, por lo que es un factor de riesgo para la encefalopatía € ™ s Wernickeâ. Los síntomas, incluyendo confusión, falta de coordinación y temblores, pueden presentarse repentinamente. El Manual Merck de profesionales de la salud dice que, sin el tratamiento oportuno, la enfermedad es mortal en hasta un 20 por ciento de los casos. De los que sobreviven sin tratamiento, el 80 por ciento desarrolla la psicosis de Korsakoff. La deficiencia de tiamina puede causar neuropatía periférica, que es el daño a los nervios que transportan mensajes desde el cerebro y la médula espinal con el resto de su cuerpo. Los síntomas incluyen entumecimiento, hormigueo, sensación de quemazón, debilidad, pérdida de masa muscular y parálisis.

Efectos sobre el Sistema Nervioso Central

El alcohol es quizás la droga con mayor número de mecanismos de acción sobre el sistema nervioso central y la que más diversos y graves trastornos mentales produce, cuando no los agrava en aquellos que abusan y dependen de él de forma secundaria a una enfermedad mental previa.

Entre las enfermedades mentales que el alcohol provoca destacan:

  • Delirium tremens.
  • Demencia.
  • Trastorno amnésico.
  • Trastorno psicótico.
  • Trastorno afectivo.
  • Trastorno por ansiedad.

Es una encefalitis aguda producida por la respuesta del "cerebro" a la supresión brusca del etanol a la que el paciente alcohólico es dependiente, aparece durante la semana siguiente a la reducción o supresión de la ingesta de alcohol. Este trastorno es una urgencia médica que puede llevar a la muerte, pues un delirium tremens no tratado tiene una mortalidad del 20%. Por lo general son pacientes de más de 30 años, pues suele ser habitual una historia previa de muchos años de consumo de alcohol. Se produce una marcada alteración de la conciencia, con reducción de la capacidad de mantener la atención, junto a diversas alteraciones cognoscitivas (memoria, orientación temporo-espacial, lenguaje) y en ocasiones perceptivas (sobre todo visuales, pero también táctiles o auditivas). También es frecuente la existencia de enfermedad médica asociada.

La demencia se puede producir tanto por los efectos neurotóxicos del alcohol como por los frecuentes problemas de malnutrición, traumatismos craneoencefálicos y afectación de otros órganos como el hígado, páncreas y riñones.

Se caracteriza por un deterioro de la capacidad para aprender nueva información o recordar la aprendida, junto a otras alteraciones cognoscitivas como alteraciones del lenguaje, del reconocimiento o identificación de objetos y de la capacidad de llevar a cabo actividades motoras. Todos estos trastornos llevan a un deterioro significativo de la actividad laboral o social

Trastorno amnésico persistente

También conocido como síndrome de Korsakoff, se caracteriza por una alteración en la memoria a corto plazo causada por el consumo prolongado de grandes cantidades de alcohol. Esta motivado por un déficit de tiamina. Es con frecuencia consecuencia de un episodio agudo de encefalopatía de Wernicke, trastorno que se caracteriza por confusión, anomalías del movimiento de los ojos y otros signos neurológicos que precisan de un tratamiento con dosis altas de vitaminas del grupo B para evitar una evolución a síndrome de Korsakoff.

Trastorno psicótico inducido por el alcohol

Se caracteriza por alucinaciones, por lo general auditivas, que suelen tener un contenido amenazante. Su duración suele ser corta pero hay, con frecuencia, convicción delirante que hace al sujeto perder el sentido de la realidad. Las pruebas de que los síntomas están relacionados con el alcohol se basan en que no estaban presentes antes del consumo o la abstinencia, persisten un tiempo corto (no más de un mes) y no tienen una marcada gravedad.

Trastorno afectivo inducido por el consumo de alcohol

Este trastorno puede cursar con síntomas depresivos, maniacos (entendiendo como tales una alegría desbordante que hace al sujeto tener un comportamiento inapropiado) o cuadros mixtos.

Para poder diagnosticar un cuadro de depresión habrá que valorar que el sujeto tiene un estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, con disminución acusada del interés para casi todas las actividades, trastornos del sueño y de la psicomotricidad, fatiga, sentimientos de inutilidad, baja capacidad para pensar, concentrarse o decidir, e ideas de muerte.

El riesgo de padecer depresión es 3 veces mayor en los varones que abusan de alcohol que en los que no abusan.

En las mujeres este riesgo es 4 veces mayor.

Por otra parte, un 34% de la totalidad de pacientes deprimidos abusan del alcohol. Esta comorbilidad entre depresión y los diagnósticos de abuso o dependencia de alcohol distorsiona el cuadro diagnóstico, interfiere con el cumplimiento del tratamiento y aumenta el riesgo de conducta suicida o violenta.

En el lado opuesto el cuadro maníaco se diagnosticará en base a una autoestima grandiosa, con poca necesidad de dormir, verborrea, pensamiento acelerado, distraibilidad y aumento de la actividad, incluyendo algunas actividades peligrosas.

En los cuadros mixtos se producen una mezcla de síntomas de ambos trastornos.

En el siguiente artículo veremos como afecta el consumo de alcohol al hígado y que consecuencias tiene para este órgano tan importante para la salud.

Hay adicciones que no suelen provocar alarma social ya que están vistas como algo normal, cotidiano. El consumo de alcohol y el tabaquismo son las más importantes así como el consumo de tranquilizantes (por prescripción propia).

El hecho de que el alcohol sea barato, de fácil adquisición y que no tienes que esconderte para tomarlo hace que esta adicción sea muy habitual.

1) Sangrado debajo de la placa aterosclerótica que ocasiona el desplazamiento de dicha placa.

2) La hemorragia se forma como consecuencia de una lesión aterosclerótica que daña la pared arterial subyacente.

c. Desprendimiento de un fragmento grande de una placa aterosclerótica:

Se puede bloquear una arteria de menor diametro.

d. Acumulación de placas de grasa dentro de la pared interna de las arterias coronarias.

3. Espasmo de las arterias coronarias.

E. Factores de Riesgo Para una Enfermedad del Corazón:

1. Factores de riesgo que no pueden ser modificados:

a. Herencia/factores genéticos:

La tendencia es que aparencen en los géneros familiares.

1) Los hombres poseen un mayor riesgo que las mujeres:

No obstante, los ataques del corazón siguen siendo la primera causa de muerte entre las féminas.

La mayoría de las víctimas de ataque cardíacos son de de 65 años o más.

2. Factores de riesgo que pueden ser modificables:

a. Fumar cigarrillos: Los fumadores poseen dos veces mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco en comparación de los no fumadores.

b. Alta presión arterial: Esto es una carga adicional al corazón.

c. Altos niveles de colesterol sanguíneo: Una alta concentración de colesterol en la sangre puede inducir a su acumulación en las paredes arteriales.

3. Otros factores de riesgo, los cuales también pueden ser
modificados:

a. Diabetes sacarina: Esta condición afecta los niveles del colesterol y triglicéridos en la sangre.

1) Efectos/complicaciones perjudiciales:

a) Afecta negativamente la presión arterial y el colesterol.
b) Puede ocasionar diabetes sacarina.
c) Representa una carga adicional al corazón.

Las persona sedentarias (inactivas) poseen el doble del riesgo para confrontarse a un ataque cardíaco en comparación con la gente activa.

Particularmentes es perjudicial el distrés (estrés negativo) de tipo crónico (que ocurre con frecuencia).

1. Presión incómoda, sentido de llenura, de apretón o dolor en el centro del pecho que puede durar dos minutos o más.

2. El dolor puede radiar hacia ambos hombros, cuello, mandíbula inferior o ambos brazos.

3. Cualquiera o todos de los siguientes síntomas: Mareo, sudoración, náusea o respiración dificultosa.

4. No todos estos signos y síntomas ocurren en cada tipo de ataque cardíaco: Muchas de las víctimas podrán negar el estar sufriendo un ataque cardíaco.

Una apoplejía es una enfermedad cerebrovascular que afecta el suministro de sangre del
cerebro.

a. Una apoplejía ocurre cuando una arteria cerebral estalla al ser obstruída por un
coágulo de sangre, deteniendo el suministro de oxígeno hacia el cerebro. Sin oxígeno,
los tejidos cerebrales mueren en pocos minutos y las partes del cuerpo controladas
por las células no funcionan correctamente.

b. Desarrollo de la apoplejía:

Una apoplejía puede surgir de súbito, pero es la consecuencia de la acumulación de
grasa dentro de los conductos sanguíneos.

2. Factores patológicos/de riesgo:

a. La presión alta y la aterosclerosis:

Aumentan aumentan los riesgos de que se produzca una apoplejía.

a. La apoplejía puede afectar los sentidos, el habla, el comportamiento, el procesamiento
de ideas y la memoria, o causar parálisis, estado de coma o la muerte.

b. El resultado de una apoplejía produce la pérdida de sensación o función del cuerpo,
pero un área determinada del cuerpo puede recibir el choque. Por ejemplo, la mano y
la pierna derecha pueden quedar paralizadas, pero la mano y la pierna izquierda puede
funcionar normalmente. Esto se debe a que una apoplejía daña una lado (hemisferio)
del cerebro; cada lado del cerebro controla las funciones en el lado opuesto del cuerpo.

1. Examen físico y neurológico:

  • Letargo
  • Demencia
  • Convulsiones
  • Temblores
  • Espasmos musculares y mialgia
  • Respiración de Cheyne-Stokes, un patrón de respiración alterada visto en casos de daño cerebral y el coma
  • Coma

A menudo, la gravedad y el tipo de síntomas están relacionados con la seriedad y la causa de la enfermedad o el daño cerebral. Por ejemplo, el daño hepático inducido por el alcohol (cirrosis alcohólica) puede dar lugar a temblores involuntarios en las manos (asterixis), mientras que la anoxia severa (falta de oxígeno) puede resultar en coma sin movimiento.

Otros síntomas pueden no ser tan graves y ser más localizados, como la parálisis de los nervios craneales, que resulta del daño a uno de los 12 nervios craneales que salen del cerebro; o ser muy sutiles y provocados por lesiones repetidas en el tejido cerebral, como la encefalopatía traumática crónica. Esta es causada por lesiones y contusiones sufridas frecuentemente por los jugadores de fútbol y otras personas que practican deportes de contacto. Puede causar lentos cambios con el tiempo, que no se diagnostican fácilmente, y conducir a la depresión crónica u otros cambios de personalidad con consecuencias para la vida.

Incluso los bebés y los niños pueden sufrir encefalopatía, así como los neonatos en el período prenatal si, por cualquier causa, se ve afectado el flujo sanguíneo del cerebro durante su desarrollo. La encefalitis de Rasmussen es una enfermedad rara observada en los niños, que posiblemente se deba al desarrollo de auto-anticuerpos, y que en caso de no ser tratada puede provocar serias convulsiones. Otra variante poco común de encefalopatía, que generalmente se desarrolla en personas más jóvenes, de 4 a 20 años aproximadamente, es el síndrome MELAS, por sus siglas en inglés, y se caracteriza por episodios tipo ictus, encefalopatía mitocondrial, y acidosis láctica, debido a la presencia de ADN defectuoso en las mitocondrias del paciente. Estos orgánulos son responsables de la conversión de energía dentro de las células.

El diagnóstico de la encefalopatía suele hacerse mediante pruebas clínicas realizadas durante el examen físico, como las pruebas de estado mental, pruebas de memoria y pruebas de coordinación, para documentar un estado mental alterado.

Por lo general, el diagnóstico se produce cuando el estado mental alterado acompaña otro diagnóstico primario como la enfermedad hepática crónica, insuficiencia renal, anoxia, o muchos otros diagnósticos.

En consecuencia, los médicos pueden utilizar varias pruebas diferentes al mismo tiempo para diagnosticar tanto la condición primaria, como la propia encefalopatía. Este enfoque para el diagnóstico es realizado por la mayoría de los médicos, debido a que muchos consideran que la encefalopatía es una complicación que se produce por un problema de salud subyacente. A continuación se listan algunas de las pruebas más utilizadas durante los exámenes de diagnóstico de las posibles causas primarias:

  • Recuento sanguíneo completo (infecciones o pérdida de sangre)
  • La presión arterial (presión arterial alta o baja)
  • Pruebas metabólicas (niveles sanguíneos de electrolitos, glucosa, lactato, amoniaco, oxígeno y enzimas hepáticas)
  • Medicamentos o niveles de toxinas (alcohol, cocaína, anfetaminas, entre otros)
  • Análisis de sangre y otros fluidos corporales (infecciones de muchos tipos)
  • La creatinina (función renal)
  • TC y MRI (edema cerebral, anomalías anatómicas o infecciones)
  • Ecografía Doppler (flujo anormal de la sangre a los tejidos o abscesos)
  • Encefalograma (daño cerebral o patrones anormales de ondas cerebrales)
  • El análisis de autoanticuerpos (demencia causada por anticuerpos que destruyen las neuronas)
  • Revisión de los medicamentos de la persona, ya que algunos medicamentos, por ejemplo, la ciclosporina, pueden ser responsables de los síntomas.

Se aclara que esta lista no es exhaustiva, y no todos los ensayos anteriores se deben hacer para llegar a un diagnóstico, generalmente el médico ordena pruebas específicas de acuerdo a los síntomas y la historia del paciente.

El tratamiento de la encefalopatía varía con la causa primaria de los síntomas y, en consecuencia, no todos los casos de encefalopatía se tratan de la misma forma.

A continuación se muestran algunos de los tratamientos recibidos de acuerdo a las condiciones primarias que presenta el paciente:

  • Anoxia a corto plazo (por lo general menos de dos minutos): la oxigenoterapia.
  • Anoxia a largo plazo: la rehabilitación.
  • Toxicidad del alcohol a corto plazo: líquidos intravenosos o ningún tratamiento.
  • El abuso crónico de alcohol (cirrosis o insuficiencia hepática crónica): lactulosa oral, dieta baja en proteínas, antibióticos.
  • Encefalopatía urémica (debido a la insuficiencia renal): corregir la causa fisiológica subyacente, diálisis, transplante de riñón.
  • Encefalopatía diabética: la administración de glucosa o la eliminación de la glucosa en sangre para tratar la hipoglucemia.
  • Encefalopatía hipo-o hipertensiva: medicamentos para aumentar o reducir la presión arterial.

La clave para el tratamiento de cualquier encefalopatía es entender la causa básica y por lo tanto diseñar un esquema de tratamiento para reducir o eliminar la causa.

Existe un tipo de encefalopatía que es difícil o imposible de tratar, la encefalopatía estática, un daño cerebral o estado mental alterado que es permanente. La mejor forma de proceder en estos casos es evitar más daños y ejecutar la rehabilitación para permitir que el individuo actúe a su nivel funcional más alto posible.

Las complicaciones de la encefalopatía pueden variar de ninguna a profundas alteraciones mentales que conducen a la muerte. Además, muchos investigadores consideran que la encefalopatía por sí sola es una complicación que surge de un problema de salud primario.

  • Encefalopatía hepática(edema cerebral con herniación, coma, muerte)
  • Encefalopatía metabólica(irritabilidad, letargo, depresión, temblores, en ocasiones el coma o la muerte)
  • Encefalopatía urémica(letargo, alucinaciones, estupor, espasmos musculares, convulsiones, muerte)
  • Encefalopatía de Hashimoto (confusión, intolerancia al calor, demencia)
  • Encefalopatía de Wernicke(confusión mental, pérdida de memoria, disminución de la capacidad para mover los ojos)
  • Encefalopatía límbica(pérdidas de memoria, sobre todo en la memoria a largo plazo, comportamiento variable, emocional y agitado, convulsiones, dificultad para controlar las extremidades, fatiga y problemas de visión)
  • Encefalopatía glicina(progresiva falta de energía, dificultades en la alimentación, un tono muscular débil, movimientos espasmódicos anormales y problemas con la respiración potencialmente mortales)
  • Encefalopatía hipertensiva (hipertensión severa, inflamación aguda del riñón o nefritis, y la disfunción cerebral)
  • Encefalopatía isquémica hipóxica(pérdida de la memoria, descontrol de los movimientos y aumentos en la frecuencia cardíaca)
  • Encefalopatía estática(parálisis cerebral, problemas de aprendizaje, retraso mental, autismo, retrasos del habla, déficit de atención, problemas de audición y la visión)
  • Encefalopatía espongiforme transmisible(deterioro de la función cerebral, incluyendo cambios en la memoria, cambios de personalidad y problemas de movimiento que empeoran con el tiempo)
  • Encefalopatía neonatal(reflejos frenados, tono muscular deficiente, mala alimentación, convulsiones y dificultad para respirar)

El pronóstico para un paciente con encefalopatía depende de las causas iniciales y, en general, la cantidad de tiempo que se necesita para invertir, detener o inhibir las causas. En consecuencia, el pronóstico varía de un paciente a otro y oscila entre la recuperación completa a un mal pronóstico, que a menudo conduce a un daño cerebral permanente o la muerte.

Este pronóstico muy variable está ejemplificado por los pacientes que reciben la encefalopatía de hipoglucemia. Si los pacientes con hipoglucemia son tratados ante los primeros signos de encefalopatía, por ejemplo, irritabilidad y confusión leve, la mayoría de ellos se recupera completamente. Los retrasos de horas o días en la corrección de la hipoglucemia pueden provocar convulsiones o coma, así como una recuperación parcial. Un largo retraso o múltiples retrasos en el tratamiento pueden llevar a un mal pronóstico, con graves daños cerebrales, el coma o la muerte.

Aunque los síntomas y el marco de tiempo varían ampliamente de paciente a paciente y de acuerdo con las causas iniciales de la encefalopatía, el pronóstico de cada caso por lo general sigue el patrón descrito anteriormente en el ejemplo hipoglucémico y depende de la extensión y la rapidez con la que se trata la causa subyacente.

Muchos de los casos de encefalopatía pueden prevenirse. La clave para la prevención es detener o limitar la probabilidad de desarrollar cualquiera de las causas que la provocan. Cuando una persona desarrolla una encefalopatía, mientras más rápido se trate la causa subyacente, más probable será evitar una encefalopatía severa.

  • Encefalopatía diabética: Siga su plan prescrito de tratamiento para la diabetes, incluyendo las mediciones de glucosa.
  • Encefalopatía hepática: Evite la intoxicación por alcohol, sobredosis de drogas y las inyecciones intravenosas de drogas ilegales.
  • Encefalopatía anóxica: Evite la asfixia con alimentos. Evite comportamientos peligrosos que puedan conducir a traumatismos cervicales y en la cabeza. Evite la exposición al monóxido de carbono.
  • Encefalopatía hipertensiva: Controle su presión arterial, tome los medicamentos antihipertensivos como se indica y no detenga el tratamiento ni lo cambie sin consultar a un médico.
  • Encefalopatía infecciosa: Evite el contacto físico con las personas que están infectadas con microorganismos que pueden causar encefalopatía, tales como N. meningitidis o Shigella.
  • Encefalopatía urémica: No evite la diálisis programada si ese fuera su caso. Tome todos los medicamentos según las indicaciones y obtenga evaluaciones frecuentes de su estado mental.

Los métodos para la prevención de la encefalopatía son casi tan numerosos como las causas subyacentes, sin embargo, algunos casos de encefalopatía no se pueden prevenir, como la congénita o la encefalopatía traumática accidental.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Encefalopatía. La guía completa”.
Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer: Las causas, síntomas, diagnóstico, tratamientos, complicaciones y prevención de cada uno de los tipos de encefalopatías.

El hígado graso no alcohólico o esteatosis hepática se asocia a los trastornos metabólicos. La inflamación del hígado, unida a los depósitos de grasa en este órgano, ocasiona una enfermedad silenciosa que da síntomas sólo en las etapas avanzadas.

Según explica a Infosalus el doctor Manuel Romero, experto de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) y jefe de servicio de Aparato Digestivo del Hospital Nuestra Señora de Valme (Sevilla), en el hígado se producen y almacenan productos intermedios (lípidos, azúcares y proteínas) básicos para la mayoría de funciones vitales y es un órgano que participa también en la desintoxicación del organismo.

Los trastornos metabólicos condicionan la enfermedad hepática. Pacientes diabéticos (7% población), obesos (15%-20% población) y con alteraciones en el metabolismo lipídico tienen más riesgo de sufrir enfermedad hepática aunque también existe un pequeño grupo de pacientes que no tienen estos factores y que tampoco toman alcohol y que sin embargo pueden llegar a desarrollar la enfermedad.

Según explica el doctor Romero, cuando a un exceso de grasa existente en el hígado se une la inflamación de este órgano se produce la enfermedad, lo que se denomina esteatosis hepática o hígado graso no alcohólico. "La sola existencia de grasa no supone que exista enfermedad, tiene que existir también inflamación", aclara el facultativo.

La prevalencia del hígado graso en la población está entorno al 20%-30%, lo que supone que 1 de cada 5 españoles lo padece. El hígado graso es muy frecuente ya que se diagnostica de forma rápida y sencilla con una prueba diagnóstica de ecografía en la que el hígado aparece brillante. Sin embargo, sólo en el 10% de estas personas el hígado graso presenta además inflamación y por tanto enfermedad.

Romero llama la atención ante el hecho de que al ser un porcentaje reducido el de personas con hígado graso que presentan inflamación, la dolencia se considera poco habitual cuando en realidad la enfermedad se da en un 2% de la población general. La detección de la inflamación es complicada ya que requiere una biopsia hepática que supone una intervención invasiva para el paciente.

"Este 2% de la población que padece esteatosis hepática está en riesgo de desarrollar cáncer, cirrosis y necesitar un trasplante de hígado", alerta Romero, que apunta que en las listas estadounidenses que recogen las principales causas por las que se requiere un trasplante de hígado, el hígado graso con inflamación ya se encuentra como causa principal.

"Hay que crear concienciación sin generar alarmismo ya que la mayoría de pacientes no padece la enfermedad pero hay que detectar los casos en los que existe el trastorno. Para ello población, médicos, políticos y medios deben ser conscientes de que es una enfermedad hepática que está desplazando a la hepatitis C, pues ésta se está consiguiendo controlar", apunta Romero, catedrático de Medicina de la Universidad de Sevilla.

El desarrollo de esteatosis hepática se ha asociado además a tres aspectos clave:

- El componente genético: se ha asociado una mutación en el gen de la adiponutrina a la predisposición a padecer el trastorno.